El apio, una hortaliza con beneficios para la salud

Siempre nos han dicho que los vegetales son un alimento muy necesario puesto que posee vitaminas y minerales que fortalecerán nuestra salud. Unos de los vegetales más consumidos y reconocidos es el Apio, este aporta una gran cantidad de beneficios los cuales te invitamos a conocer en este artículo.

Apio

¿Qué es el apio?

Se puede definir al apio como un vegetal que posee peciolos largos  y bastante densos que se les conoce como pencas. Esta parte del Apio puede consumirse bien sea cruda en ensaladas, solas, asadas, cocidas en salsas y como condimento de sopas y estofados. Por otro lado, este vegetal también es usado como aromatizante.

Además de la penca, tanto las hojas como las semillas del apio pueden aprovecharse. En lo que respecta a la industria agroalimentaria, el apio se usa en diversas formas, deshidratado o un extracto de aceite de apio.

Componentes del Apio

Este vegetal es una importante fuente de vitaminas, sobre todo de la Vitamina A y C. Se estima que dos tallos de apio aportan cerca del 15% de la ingesta diaria recomendada (IDR) de la vitamina A como de la C. Es importante mencionar que el apio blanco no posee mucha vitamina A pero de la C sí.

La vitamina C es importante debido a su carácter antioxidante y protector contra diversos tipos de cáncer. No podemos dejar de mencionar que el apio posee además una cantidad considerable de ácido fólico, vitamina imprescindible durante el embarazo.

Apio

Descripción del apio

El apio se caracteriza por tener un sabor amargo y fuerte aroma, es con estas características que se justifica su uso como aromatizante. El apio posee un tallo hueco, cilíndrico, anguloso y con surcos de los cuales se inicia una roseta de hojas alternas de peciolos carnosos que son las pencas que comentamos previamente. Existen dos principales variedades que van en dependencia de su color, estas son el apio verde y el blanco.

Por lo general, la fecha de recolección del apio suele ser entre los meses de verano y mediados de los meses de otoño. Aunque es importante destacar, estas fechas dependen mucho de la variedad de apio y de las fechas de siembra y trasplante, otro factor que influye mucho en este proceso es el clima de lugar donde se haya sembrado el vegetal.

Este vegetal es bastante resistente a la acción del clima puesto que puede conservarse durante dos o tres meses en climas de bajas temperaturas y de una humedad relativa entre 90-95%.

En lo que respecta a la planta del apio, esta es herbácea y pertenece  a la misma familia que incumben al perejil, a la zanahoria y los nabos; esta familia es la de las Umbelíferas. Su tallo suele alargarse durante el segundo año de desarrollo, es en este proceso donde comienza a ramificarse y hacerse hueco y acanalado su tallo. Se estima que la altura promedio del tallo del apio es de 30 a 80 cm pero se sabe que puede alcanzar el metro de longitud.

Apio

La raíz del apio es bastante extensa y profunda, por su parte, las hojas brotan en forma de corona y se caracterizan por tener un gran tamaño y de los cuales se producen las pencas que son bastante aprovechados en la alimentación. Lo que hace que la penca sea el producto comestible del apio es que es gruesa y carnosa.

Una vez que su tallo se haya desarrollado es que comienzan a apreciarse sus flores que suelen ser blancas o moradas. En lo que respecta a los frutos que produce esta planta, estos son pequeños, redondeados y de color marrón, no son comestibles y se les considera como las semillas del apio.

Beneficios

Como pudimos ver hasta ahora, el apio es un vegetal que es bastante rico tanto en vitaminas A como C, tanto así que cubre una gran parte de la Ingesta Diaria Recomendada. Además de ello, el Apio posee una gran cantidad de beneficios como por ejemplo su poder diurético, efectivo para las indigestiones y así muchos otros problemas de la salud. A continuación profundizaremos un poco más sobre los beneficios del Apio.

Diurético

El apio es uno de los pocos vegetales que favorece la diuresis, es decir, la eliminación de líquidos y desechos que son retenidos por el organismo. Por otro lado, el apio es bastante eficaz para el tratamiento de cálculos biliares y renales. Su efecto diurético afecta al hígado, intestino y riñón, por ello se sabe que es útil para los cálculos en los órganos ya mencionados.

Apio

El consumo de apio incrementara la frecuencia de idas al baño para orinar, este hecho permite la depuración de sustancias tóxicas así como también evita la acumulación de líquidos y por ende el edema o hinchazón.

Digestión

Desde los inicios de la civilización, el apio ha sido utilizado para el tratamiento de la acidez estomacal. Además de este efecto, puede ser beneficioso para otros problemas estomacales y digestivos como los que mencionaremos a continuación:

  • Evita el estreñimiento gracias a la gran cantidad de fibra que aporta.
  • Es un estimulante de la secreción de saliva y de jugos gástricos, este hecho favorece a personas que padece de digestiones lentas.
  • Se  ha descubierto que este vegetal contribuye a mejorar el revestimiento del estómago por lo que podría prevenir las úlceras estomacales.

Anti estrés

El apio contiene una sustancia conocida como “Ptilida” y actúa como sedante. Es por ello que a las personas que padecen de nervios por exámenes o ponencias o bien aquellos que están pasando situaciones de mucha tensión nerviosa se les aconseja ingerir apio por su propiedad anti estrés y relajante.

Antipirético

Un estudio que fue realizado en ratones revelo que algunos extractos que posee el apio poseen un efecto antipirético. Ahora bien, un antipirético es aquel fármaco o sustancia que tiene como fin bajar la temperatura corporal. Considerando esto, el apio podría ser útil para bajar la temperatura corporal en caso de fiebre, es importante mencionar que aun no existe la certeza de ello.

Afrodisiaco

Algunas creencias aseveran que el Apio posee efectos afrodisíacos puesto que contiene tanto androsterona como androstenol, ambos son hormonas sexuales masculinas.

Propiedades antiinflamatorias

Los antioxidantes del apio también contribuyen con la disminución de los procesos infamativos, es por ello que se aconseja consumir apio para aliviar problemas como la gota o la artritis. Por otro lado, los flavonoides del apio ayudan a proteger y fortalecer a las articulaciones y al tejido conjuntivo de los músculos, es por ello que a las personas que padecen de artritis se les recomienda ingerir apio con frecuencia.

Mejoras en la salud cardiovascular

Los componentes del apio son bastante benéficos para la salud tanto del corazón como de la circulación sanguínea. Los responsables de estos efectos son la fibra que aporta, sus altos niveles de potasio y su buen aporte de vitamina K. A continuación puntualizaremos dichos efectos a nivel cardiovascular:

  • Su alto contenido en potasio ayuda en la regulación de la presión arterial.
  • Los altos niveles de fibra reducen los niveles de colesterol ya que la fibra se aloja en el intestino y esta limita la absorción del colesterol.
  • Al ser el apio una fuente importante de vitamina K, tiene efectos bastante benéficos para la coagulación. Es importante mencionar que la Vitamina  es un factor imprescindible en los procesos de coagulación.

¿Cómo utilizar el apio para aprovechar sus beneficios?

Siempre es bueno mantener una dieta bastante equilibrada donde se coman las raciones justas de proteínas, carbohidratos y vegetales. Dentro de los vegetales es preciso incorporar al apio en nuestra ingesta habitual. Es importante tener muy en claro que el apio al igual que cualquier alimento, no es un “Super alimento”, es por ello que su consumo debe ser comedido.

Esta recomendación se basa en aquellas dietas que impulsan a la ingesta única y exclusiva del apio para adelgazar. Realmente se verán resultados debido a que el Apio es una alimento bajo en calorías pero como comentamos, es importante tener una alimentación balanceada y lograr una disminución sana de nuestro peso corporal.  A continuación te presentaremos diversas formas en las que puedes incluir este vegetal en tu alimentación.

Jugo

Esta es una forma bastante novedosa de incluir al apio en nuestra dieta, gracias a su bajo aporte calórico y su alto contenido en agua, es bastante usual recomendar un jugo de apio como una merienda. También se recomienda preparar el juego en combinación con otros vegetales o bien con frutas para agregarle una mayor variedad a esta preparación.

Crudo

La mejor forma de ingerir cualquier vegetal es crudo en ensaladas. Esto se debe a que de esta forma se logran conservar en su totalidad todos los componentes como las vitaminas y minerales. Del apio puedes añadir a las ensaladas los tallos o sus hojas, su textura dura le dan un toque crocante a cualquier ensalada pero debemos estar atentos a su sabor fuerte y penetrante ya que si añadimos mucho de este vegetal a la ensalada, su sabor será muy invasivo.

Una recomendación personal es que prepares una ensalada con apio y complementes con yogurt o humus (crema de garbanzos). Estos dos sabores se complementan bastante bien y en una ensalada otorgaran un sabor sumamente agradable.

Sopas y cremas

Una forma bastante agradable de consumir el apio es en sopas o en cremas ya que tienen un sabor agradable y complementarán nuestras comidas. Es importante recalcar que al cocer este vegetal, va a perder una parte de sus minerales y de sus vitaminas. A pesar de ello, consumir sopas o cremas de apio aportaran una gran cantidad de beneficios propios de este vegetal.

Del apio se pueden aprovechar la raíz para condimentar guisos que se combinen con otros vegetales como la zanahoria o el tomate ya que esta mezcla de sabores resulta agradable para el paladar y son tres vegetales bastante beneficiosos para nuestra salud. Además, el aroma que desprende esta hortaliza cuando esta cocido es bastante agradable y atrayente para las personas.

Contraindicaciones

A pesar de que el Apio es un vegetal con bastantes beneficios derivados de sus vitaminas, minerales y su considerable aporte de fibra, existen situaciones en las que se recomienda evitar el consumo de este vegetal. A continuación destacaremos en que situaciones o patologías no se aconseja el consumo de esta hortaliza.

  • No se recomienda consumir apio durante el embarazo debido a que contiene sustancias que podría provocar hemorragia postparto o bien que estimulan la menstruación. Ambas sustancias podría traer complicaciones a lo largo del embarazo.
  • Aquellas personas que tengan una dieta estricta para el control de la enfermedad del colon irritable, se aconseja consumir no más de ¼ de tallo.
  • Las personas que padecen de migrañas constantes, pueden consumir apio siempre y cuando lleven una dieta estricta la cual controle sus niveles de histamina. Se ha determinado que el apio y la histamina poseen un efecto potenciador de los episodios de migrañas.
  • No es recomendable consumir apio si se está bajo tratamiento con fármacos anticoagulantes ya que el apio posee furanocumarinas las cuales podrían potenciar los efectos anticoagulantes de estos fármacos.

¿Cómo cosechar apio?

Probablemente luego de haber leído sobre las propiedades del apio y de sus beneficios, te animes a cosechar tu propia planta de Apio. Para ayudarte con esta tarea, a continuación te guiaremos sobre cómo debe ser la siembra y los cuidados generales de esta planta.

Siembra

El apio se caracteriza por ser un cultivo de clima templado,  no suele ser muy tolerante con los climas fríos. Considerando esto, se recomienda sembrar esta planta durante los meses de primavera y el trasplantado a inicios del verano. Se estima que desde el momento de su plantación hasta su recolecta pasan 4 meses.

Primeramente, las semillas del apio se deben plantar en bandejas, posicionadas en hileras que tengan una distancia de 30 centímetros de separación. En caso de que quieras usar la planta pequeña ya con raíces, debes igual considerar os 30 centímetros de separación entre plantas para permitir su correcto desarrollo.

Preparar el suelo para la siembra del apio es importante, esta planta necesita de un suelo profundo, fértil y bastante húmedo. Es importante recalcar que no debe haber exceso de agua en la tierra al momento de sembrar la planta. Es por ello que se debe evitar la formación de barro en la tierra, esta situación podría pudrir la raíz de la planta.  Se recomienda hacer un compost maduro o bien abonar con estiércol la tierra para así obtener una siembra rica en nutrientes y minerales que son necesarios para una cosecha exitosa.

El riego

El apio se convertirá en una de las plantas que más riegues dentro de tu huerto, esto se debe a que al ser una planta bastante húmeda, requerirá de una humedad constante.  Se recomienda regar la planta como mínimo dos veces por semana.

Es importante destacar que durante su primera etapa de desarrollo, el riego debe ser abundante y constante, esto con el fin de que el crecimiento de nuestra planta pueda ser constante y sin problemas. Otro consejo que te damos es que debes regar el apio antes de que se seque la tierra, además, la cantidad de agua va a depender de la estación en la que estemos, esto quiere decir que durante el verano debemos regar un poco más nuestra planta.

Cuidados y poda

Esta planta no requiere del la irradiación excesiva del sol para su desarrollo, por ende se recomienda sembrarla en un lugar donde no le llegue mucho el sol. Esto no quiere decir que se le debe negar la luz del sol a nuestro apio, es importante que lleve un poco de sol para que pueda crecer.

Recolección de apio

La recolección de nuestro apio se debe realizar luego de 7 a 8 meses luego de que las semillas han germinado. Las plantas se deben desenterrar a medida que se van necesitando, los expertos recomiendan que se consuman lo más frescas posible.

En este artículo pudimos conocer sobre el apio un vegetal bastante verde y beneficioso para nuestra salud, destaca por ser rico en vitaminas, minerales y fibra. Dentro de los beneficios que se pueden destacar son mejoras en la salud cardiovascular, posee acción diurética ideal para excretar los tóxicos del organismo y mejora los procesos digestivos. Hay muchas formas de obtener sus beneficios pero la más recomendada es ingerirla cruda para aprovechar por completo sus componentes. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • La neuritis, todo sobre la inflamación de los nervios y sus tipos.
  • Osteitis deformante, una rara enfermedad que deforma los huesos.
  • La Nefritis, toda la información sobre la inflamación de los riñones.
  • Miastenia Gravis, causas y como tratar la fatiga muscular que genera.
(Visited 68 times, 1 visits today)