Vinyasa yoga, un estilo en la actualidad con beneficios

Vinyasa yoga, a través de la lectura de este artículo podrá conocer sobre los beneficios de este estilo de yoga, cómo se realiza la práctica del mismo, cuáles son las posturas más utilizadas y cómo se realizan, los principios en los que se fundamente el Vinyasa Yoga, sobre su historia y mucho más.

VINYASA YOGA

Qué es el Vinyasa yoga?

A partir de este momento comenzaremos a conocer todo sobre el vinyasa yoga, muchas personas consideran que todas las modalidades del Yoga son iguales y se trata de una serie de movimientos pausados, en los que se realizan técnicas de meditación, hasta equivocadamente piensan que ni se suda cuando se realizan las posturas del Yoga.

Nada más lejos de la realidad, las diferentes técnicas del yoga, tienen semejanzas y tienen grandes diferencias, además de ser modalidades llenas de dinamismo, en la que a medida que se evoluciona en la aplicación de las técnicas, también se va aumentando el grado de dificultad en la ejecución de estas.

Una de las modalidades de Yoga que están llenas de dinamismo es precisamente el Vinyasa Yoga, el cual se realiza a través del encadenamiento o secuencia de una serie de movimientos, que se ejecutan acompañados de las técnicas de respiración.

Cuando analizamos  la palabra Vinyasa, reconocemos en ella un origen sánscrito en donde Vi significa la posición del cuerpo con referencia a un contexto y el resto de la palabra Nyasa se refiere a uno de los estados de meditación que adopta un nivel de concentración determinado que se mantiene en un punto y posteriormente se libera. Por lo tanto, el Vinyasa Yoga promueve el  movimiento.

VINYASA YOGA

La técnica del Vinyasa Yoga buscan precisamente activar el cuerpo mediante la unión de movimiento y la respiración, es fundamental la unión de ambos ya que sin la respiración adecuada, no se logra completar con éxito la rutina de posturas que se desarrollan en la práctica. Dentro de la características que podemos resaltar del Vinyasa Yoga se encuentra como hemos señalado la unión de los asanas y la respiración,  para los que no conocen el término aclaramos que asana, son las posturas que se realizan en el Yoga.

Otra de las características del Vinyasa Yoga es la concentración la cual será utilizada para controlar la respiración y engranar el movimiento con la misma. Es importante lograr ese equilibrio entre lo físico y lo mental para poder obtener el mayor provecho de los beneficios del Vinyasa Yoga, pero no podemos olvidar que hay asanas que necesitaran de nuestra concentración y energía, porque son posturas muy dinámicas.

Dentro de las posturas más utilizadas o más populares en las prácticas del Vinyasa Yoga, se encuentran la postura del gato, son de las posturas que se utilizan cuando nos iniciamos en la práctica de Vinyasa Yoga, porque tiene baja dificultad.

Otra de este estilo es la postura del saludo al sol, la cual es en realidad una serie de posturas, la cual nos ayudará mucho a aprender a concentrarnos y respirar de manera adecuada. La postura de la rana, nos ayudará a aumentar la flexibilidad y también a mejorar la postura del cuerpo. Complementando la información debemos indicar la postura del guerrero, con la que iniciaremos la expansión del pecho y la tonificación de las piernas.

VINYASA YOGA

Es de suma importancia que nos documentemos muy bien y si podemos realizar una retiro de Yoga, en el que nos enseñen los fundamentos básicos, nos ayudará muchísimo en nuestros inicios y así podremos ir  viendo la evolución en la medida en que ejecutamos y practicamos esa unión necesaria que debemos realizar entre la ejecución de las posturas y la respiración, básico en el Vinyasa Yoga.

Beneficios

Existen diversos beneficios cuando realizamos la práctica del Vinyasa Yoga, los mismos pueden ser incluso potenciados y dirigidos a las necesidades de los yoguis practicantes, el Vinyasa Yoga contribuye con la tonificación, debido a que el Vinyasa Yoga se encuentra lleno de ejercicios dinámicos, nos permite desarrollar la fortaleza muscular y por ello mejoramos la tonificación muscular.

La actividad y dinámica implícita en la realización de los asanas, en armonía con la respiración promueve la quema de calorías y grasa, por lo tanto, uno de los beneficios que se pueden obtener con el Vinyasa Yoga es alcanzar un peso saludable.

Otro de los beneficios que se obtienen con el Vinyasa Yoga es la mejora en la coordinación, el equilibrio y los niveles de concentración. Cuando desarrollamos y avanzamos en la conjugación de la respiración y los movimientos, la práctica nos exige una gran coordinación lo que influye directamente en la capacidad de concentración. Adicionalmente nos ayuda con la ansiedad y los estados de estrés.

Historia del Vinyasa Yoga

Quizás ya deben estar enterados que el Yoga es una de las disciplinas que más se ha popularizado en las última década, en las diversas clases y modalidades, sin embargo, el Vinyasa Yoga es uno de los más solicitados. Conozcamos entonces un poco más de su historia,  ya que el conocer los orígenes nos permitirá comprender sobre su verdadera esencia.

VINYASA YOGA

Como ya hemos indicado las traducciones de Vinyasa en  sánscrito, podemos indicar que vinyasa significa sincronización de respiración y movimiento. Este «tipo» de yoga se habría desarrollado  a principios del siglo XX. Se deriva del Ashtanga yoga. Este último es extremadamente dinámico y codificado estilo de Yoga, por su parte el vinyasa no sigue una estricta sucesión de posturas ya identificadas. El vinyasa Yoga puede estar totalmente afiliado a las prácticas del yang: activo, en movimiento solar.

El término realmente tiene una variedad de significados, por lo que no es de extrañar que exista una tendencia a confundirnos un poco. Se trata de traer respiración y movimiento, pero también es una transición entre posturas y de la manera más simple, es reconocerlos como un tipo de yoga dinámico.

Sin embargo, el  origen y la base de la práctica son elementos muy importantes de conocer para llegar a ser un buen yogui, como mencionamos tiene su origen en el Ashtanga Yoga y una de las cualidades es la libertad para llevar a cabo cualquier secuencia de posturas, de modo que cada clase puede ser diferente de otra.  El origen de este sistema contiene una parte del misterio, se trata de un manuscrito desarrollado por el sabio Vamana Rishi que lleva el título de «Yoga Korunta».

Existen versiones del mismo pero se dice que el mismo fue redescubierto por Shrî Krishnamacharya y Shrî K. Pattabhi Jois en la biblioteca de Mysore, en la India. Otra versión es que la información fue transmitida oralmente del Guru Rama Mohan Brahmachari a Krishnamacharya y este luego la transmitió a Pattabhi Jois. Su enseñanza se basó en este texto que incluiría la descripción de una serie de asanas basadas en la respiración, técnicas avanzadas y un comentario sobre el Yoga Sutra de Vyasa.

VINYASA YOGA

La educación brindada por B.K.S. Iyengar y Pattabhi Jois es parte de la tradición iniciada por su maestro Sri Krishnamacharya en la década de 1930 en Mysore, cuando ambos eran jóvenes. Esta enseñanza, personalizada para cada alumno, marcó sus estilos al reflejar una forma dinámica de yoga postural adecuado para constituciones jóvenes.

Sri K. Pattabhi Jois desarrolló ashtanga vinyasa yoga a partir del manuscrito «Yoga Korunta» y lo enseñó en Mysore, India, hasta su muerte en 2009 a la edad de 93 años. Ha contribuido enormemente a la difusión del ashtanga vinyasa yoga en todo el mundo y especialmente en Occidente. Ahora su nieto Sharath dirige la escuela de Mysore y muchos de sus principales alumnos continúan enseñando.

Debido a su dinámica, ashtanga ha experimentado derivas considerándola solo como gimnasia, como Power-Yoga. Sin embargo, queda una escuela de yoga, profundamente arraigada en la tradición, una tradición no más antigua que Krishnamacharya a principios del siglo XX, que no puede reducirse al único ejercicio físico contenido en asana. Otros estudiantes se han separado de la tradición pura del ashtanga para crear su propio sistema, así llegó Vinyasa Yoga, que abandona la estructura de las seis series pero mantiene el principio de fluidez del vinyasa.

Podemos entonces resumir que el Vinyasa yoga tiene su origen en la India, fue una técnica creada por Sri Krishna Pattabhi Jois, para luego introducirse en Occidente a principios de los años 60. Pero el Vinyasa Yoga que se practica hoy en día tiene algunas variaciones al compararlo con el original, pero es como todo en el mundo evoluciona, cambia y se adapta.  También es conocido como “Vinyasa Flow Yoga”, en donde la  palabra Flow responde a la  fluidez de los movimientos y a la mejora de la condición física gracias a la flexión de las posturas.

Sri Tirumalai Krishnamacharya

Sri Tirumalai Krishnamacharya es una personalidad importante y un referente de la cultura India, considerado el padre fundador de las enseñanzas de Yoga en el occidente, nació en el año 1888 en el seno de una familia de filósofos y maestros espirituales. Buena parte de sus estudios los realizó en Varanasi, Benarés y Calcuta, todas en instituciones reconocidas de la filosofía tradicional India, durante su desarrollo obtuvo las más altas distinciones en todas las ramas de la Filosofía India.

No conforme con ello realizó una maestría del Yoga Hindú en los Himalayas y del Yoga Budista en Burma, siendo aún una localidad de la India para la el momento. También estudió Sufismo. Se desarrolló como maestro en la Universidad de Benarés y Calcuta y luego fue invitado por el Rey de Mysore para enseñar Filosofía India en la Universidad de Sánscrito de Mysore. Fue nombrado filósofo de la Casa Real. Fue reconocido por la manera como defendía o planteaba sus argumentos, en las discusiones filosóficas, porque utilizaba términos sencillos, pero muy convincentes.

Era políglota ya que dominaba 15 idiomas Indios, adicionalmente era astrólogo, músico, deportista y un extraordinario cocinero. Krishnamacharya empezó a enseñar Yoga a la Familia Real y a los residentes de Mysore, para el año 1.935 recibió a su primer alumno no indio, por lo que aprendió por si mismo inglés para enseñar también en ese idioma. Luego de vivir en Mysore se mudó a Madrás  en donde vivió y falleció en el año 1989.

Krishnamacharya nunca utilizó su posición para beneficio propio, siempre rechazó los obsequios que el Rey y las Casas Reales le ofrecían, cedió su herencia familiar a sus hermanos y vivió con el ingreso que tenía como inspector de una plantación de café, llevando arena y piedras para la construcción de proyectos, y practicando la Medicina Ayurveda. No aceptó los cargos distinguidos que le ofrecían las Casas Reales y los Monasterios para poder continuar su vida libre.

VINYASA YOGA

TKV Desikachar

T.K.V. Desikachar, nació el 21 de junio de 1938 en Mysore, es hijo de Sri Tirumalai Krishnamacharya, maestro de Yoga a quien le debemos la práctica moderna del Yoga. T.K.V Desikachar pudo recibir la educación directamente de uno de los mejores y estuvo con el hasta el día de su muerte. Sin embargo, T.K.V Desikachar había iniciado su carrera de ingeniería, pero inspirado por las enseñanzas de su padre, abandonó su carrera de ingeniería y se convirtió en alumno de su padre en 1960.

Es reconocido y respetado en todo el mundo como una autoridad en yoga, los estudios realizados al lado de su padre por más de treinta años; le permite que su modelo de enseñanza abarque un círculo más amplio de nociones sobre el yoga, evitando así centrarse en la única práctica postural, asana. Es el estudiante que más tiempo estuvo con Krishnamacharya por lo que comprende mejor que cualquiera la amplitud del trabajo de Krishnamacharya y su relevancia en la vida moderna de hoy en día, particularmente en el campo de la sanación o la terapia.

K Pattabhi Jois

Pattabhi Jois es uno de los maestros de yoga más influyentes del pasado siglo, Sri K. Pattabhi Jois, aún hoy en día es una figura de gran influencia en la práctica del Yoga. Desde muy corta edad se interesó por la práctica de yoga hasta convertirse en un erudito. Nació en  julio de 1915, en Kowshika,  su familia era Brahmán, es una alta casta dentro del hinduismo.

VINYASA YOGA

Su padre se encargo de iniciarlo en el sanscrito desde muy pequeño, así como en sus conocimientos de astrología, mantras, y los Vedas y rituales del hinduismo. Siendo un joven adolescente se sintió atraído por  el Ashtanga yoga luego de presenciar una demostración de esta práctica en la escuela.

En esa misma oportunidad conoció a Sri T. Krishnamacharya, quien, después de  realizar una evaluación lo seleccionó para que fuera uno de sus alumnos y transferirle sus conocimientos de yoga. Se dice que al principio realizaba las prácticas escondido de sus padres y para ello debía caminar más de 5 kilómetros en la mañana muy temprano.

Pattabhi Jois mostró un desarrollo y una evolución ante su gurú, su relación era cercana, estudio la teoría del yoga que se encontraban en los textos antiguos, por ello comprendió su filosofía y la práctica, por lo que aprendió cómo obtener los beneficios del yoga terapéutico y reconoció la capacidad de esta práctica en la cura de enfermedades.

Para el año 1948, con la intención de conocer más acerca del Ashtanga Yoga, K. Pattabhi Jois fundó su propio Centro de Investigación de Ashtanga Yoga, en Mysore. Aquí comenzaría a realizar  investigaciones científicas del yoga, en la que ayudaría y estudiaría las mejoras y curaciones de  varias personas, utilizando el fundamento de varias técnicas como el  Yoga Korunta, los Yoga Sutras de Patanjali, y otros textos sagrados. El primer contacto del Ashtanga Yoga de Pattabhi  Jois con el mundo occidental fue a través de uno de sus estudiantes extranjeros, el belga Andre van Lysebeth.

Cómo es la práctica?

Para la práctica de Vinyasa Yoga es importante que se reduzca nuestro espectro de atención, es necesario reducirlo, es por ello, que se hace parte importante en la práctica de esta disciplina del Yoga la meditación.  Al meditar estamos reduciendo el foco de atención porque la mente va difuminando los pensamientos y se concentra, realizando la necesaria conexión con el Yo interior.

A partir de ese momento nuestra capacidad para poner atención a una de las técnicas básicas del Vinyasa Yoga que es la unión de la respiración con los movimientos, que se realizan en las adopción de cada una de las posturas.

Es unión del movimiento y la respiración, con actitud contemplativa y consciente, nos permite realizar una dinámica, que conlleva a un estado de dinámica meditación, por lo que podemos también relacionar la práctica del Vinyasa Yoga con una meditación en acción, porque al estar conscientes de nuestra respiración, nos movemos guiados en pleno reconocimiento y concentrados. Este nuevo estado nos permite disfrutar plenamente de los distintos movimientos, los cuales como no tienen una rutina predeterminada, van fluyendo de manera natural y armónica.

La Práctica del Vinyasa Yoga nos ayuda a realizar movimientos de los que vamos a notar los estiramientos, torsiones, cierres y aperturas conectados con la respiración. Esto nos permite conocer nuestro cuerpo, identificar las limitaciones que podamos tener y cómo podemos ir superándolas. También nos ayuda a reconocer las virtudes y potencialidades, por lo que hacemos un encuentro con nosotros desde los físico y también con lo espiritual.

En la práctica de Vinyasa Yoga las secuencias de posturas son realmente retos para mejorar nuestro equilibrio, la fuerza, la flexibilidad. La fluidez con la que se realiza nos da la sensación de estar bailando y la música es tu respiración, este nivel de concentración consciente es muy satisfactorio, porque se realiza la conexión con nuestro interior.

4 elementos de una clase de Vinyasa yoga

Ya conocemos sobre la práctica del Vinyasa Yoga y cuáles son los retos y también los beneficios que nos ofrece esta modalidad del Yoga, ahora vamos a conocer sobre los cuatro elementos básicos de una clase de Vinyasa Yoga. Como ya sabemos el Vinyasa Yoga se conforma de una serie de posturas que se pueden realizar en series, sin que estas series sean predeterminadas y en una secuencia rígida, esto hace del Vinyasa Yoga, un ejercicio libre.

Estas posturas o asanas son dinámicas, vamos a dar a conocer cada una de las series, la primera es la inicial llamada Yoga Chikitsa, se trata de posturas con beneficios terapéuticos. Luego tenemos una serie intermedia, llamada Nadi Shodhana, se trata de posturas de purificación de los canales que permiten que la energía fluya y otras cuatro series avanzadas que son llamada con las letras A, B, C y D. Estas seis series están constituidas por 50 posturas.

Para iniciar siempre es bueno realizar posturas de estiramientos, sencillas y que permitan el calentamiento, así que son ideales los saludos al sol o posturas que se realicen estando de pie. Otros de los elementos son las enseñanzas personalizadas las cuales son llamadas Mysore, en este tipo de enseñanza el instructor o maestro toma en cuenta las características particulares de la persona, adaptando los movimientos a sus necesidades.

Las respiraciones, el nivel de concentración y la unión de la respiración con cada uno de los movimientos que se desarrollan en la clase, son los elementos que conforman la misma. A continuación comentaremos con un poco más de detalle de cada uno de los elementos que conforman la clase de Vinyasa Yoga.

Surya Namaskara A

El Surya Namaskara es la conocida posición del saludo al sol, la misma se realiza a través de un ciclo de poses, que deben ser repetidas varias veces. Después de cada repetición debemos tratar siempre de avanzar, mejorar, evolucionar. Esta es una de las secuencias que se deben desarrollar preferiblemente al comienzo de día, para energizarnos y enfrentar un nuevo día lleno de energía. También el Surya Namaskara, se recomienda cocar una secuencia en la que se podemos una serie para realizar el calentamiento del cuerpo.

A continuación vamos a realizar esta serie de Surya Namaskara A, nos vamos a colocar en frente de nuestra esterilla y vamos a inhalar realizando la postura de la Montaña o  Tadasana, Inhalamos en la pose Hasta Uttanasana, Exhalamos en la pose Uttanasana o en la postura de la cabeza a las rodillas. Inhalamos en la postura de Ardha Uttanasana, colocamos primero la pierna derecha y luego pierna izquierda en la parte posterior de la esterilla, exhalamos y hacemos plancha o Phalakasana, sostenemos la respiración y exhalamos en  Chaturanga Dandasana.

Inhalamos en la postura del perro o Urdhva Mukha Svanasana, exhalamos en Adho Mukha Svanasana, ahora respiramos una o más veces, mantengamos la concentración en nuestra respiración. Respiramos en la pose de Ardha Uttanasana, exhalamos en Uttanasana o postura de la cabeza a las rodillas, inhalamos en Hasta Uttanasana, exhalamos en la pose de Tadasana, con nuestras manos ubicadas en el corazón en oración.  Como podemos observar se trata de una serie de posturas dinámicas y fluidas que fortalecen, abren y relajan todo el cuerpo. En su desarrollo se sincroniza la respiración y el movimiento.

Surya Namaskara B

Surya Namaskara B es otra serie de posturas saludo las cuales se repiten varias veces, también tienen la finalidad de calentar todo el cuerpo. En esta serie se incluye una nueva postura, conocida como la silla o Utkatasana, es una postura poderosa que fortalece los cuádriceps y los músculos lumbares.  Nos colocamos frente a la esterilla de yoga y vamos a Inhalar y exhalar en la postura de La Montaña o Tadasana, seguidamente Inhalamos en la postura Utkatasana o postura de la silla y exhalamos en la postura de  Uttanasana o postura de la cabeza a las rodillas.

Respiramos en la pose de Ardha Uttanasana. Entramos en plancha o Phalakasana, sostenemos la respiración y luego exhalamos en Chaturanga Dandasana, inhalamos en Urdhva Mukha Svanasana y exhalamos en perro hacia abajo o Adho Mukha Svanasana. Inhalamos y movemos la pierna derecha hacia adelante en Guerrero I o Virabhadrasana I.

Entramos en plancha o Phalakasana, sostenemos la respiración y luego exhala en Chaturanga Dandasana. Inhale con la cabeza hacia arriba del perro o Urdhva Mukha Svanasana y exhalamos en perro hacia abajo o Adho Mukha Svanasana, Inhalamos y movemos la pierna izquierda hacia adelante en Guerrero I o Virabhadrasana I, entramos en plancha o Phalakasana, sostenemos la respiración y luego exhalamos en Chaturanga Dandasana.

Inhalamos con la cabeza hacia arriba en posición del perro o Urdhva Mukha Svanasana, exhalamos en posición perro con la cabeza hacia abajo o Adho Mukha Svanasana, respiramos conscientemente en pose de Ardha Uttanasana. Exhalamos en Uttanasana o en la postura de la cabeza a las rodillas, inhalamos en la postura Utkatasana o postura de la silla. Para finalizar la serie se exhala y se regresa a la pose de Tadasana. Esta serie de posturas podemos realizarlas las veces que deseemos, hasta sentir que nuestro cuerpo responde a los movimientos, sin olvidar realizar las respiraciones adecuadas en cada una de las posturas.

Vinyasas

Los Vinyasas son cada uno de los movimientos o posturas que se realizan de manera secuencial en las que existe la sincronización de la respiración y los movimientos. Todas las poses pueden vincularse por transiciones durante las cuales cada movimiento se sincroniza con una inhalación o una exhalación. Cada pose se mantiene durante varias respiraciones, generalmente cinco.

La práctica es acompañada del uso de bandha o cierre, así como el dominio de los puntos de la mirada llamados drishti: «ver», «ver». Por último, cabe destacar que la respiración es la clave del Vinyasa y debe ser el primer pilar de la práctica. El ejercicio de vinyasa provoca un aumento de la temperatura interna del cuerpo y por tanto la sudoración. Esta transpiración purifica el interior del cuerpo mediante la eliminación de toxinas.

Respiración Ujjayi

Ahora vamos a comentarles sobre la respiración Ujjayi, es una técnica de respiración que se concentra en la energía del cuerpo humano, con la finalidad de aumentarla y dirigirla, es también conocida como la respiración del guerrero. Este tipo de respiración en el Vinyasa Yoga permite a los yoguis relajarse y además energizarse.

Como sabemos la respiración es un proceso natural que en la mayoría de las personas pasa desapercibido, ya que es una acción mecánica de la que no tenemos necesariamente que estar conscientes. Precisamente con este tipo de respiración en el Vinyasa Yoga, se pretende  que los practicantes estén conscientes de la respiración y dedicarle tiempo a identificar y conocer el propio acto de respirar. Cuando no respiramos de manera correcta y consciente, nos perjudica tanto la salud física, como la mental, especialmente si realizamos ejercicios y no los combinamos.

El Vinyasa yoga como hemos podido ver a lo largo del artículo, le confiere mucha importancia a la coordinación de la respiración con la secuencia de las diferentes posturas, la respiración Ujjayi provee una serie de beneficios, que daremos a conocer a continuación.

La respiración Ujjayi nos permitirá aumentar, limpiar y llevar la energía a lo largo de la estructura energética de la garganta. El término como tal “Ujjayi” se refiere al sonido que se produce cuando contraemos la glotis e inhalamos y exhalamos, el roce o fricción del aire, produce un sonido, ese es el “Ujjayi”. Dentro de las características de este tipo de respiración podemos resaltar que la inspiración y la espiración se realizan a través de la nariz y se debe mantener la boca cerrada.

También la inhalación y la exhalación, deben tener la misma duración, se deben realizar con la misma fuerza y en calma. Esta técnica de respiración requiere de concentración, pero no es complicado de lograr. Este tipo de respiración se realiza de manera consciente y con alta concentración. Es una respiración energizante, que se convierte en calor, al unirla con los movimientos se genera una sudoración profusa que permite la eliminación de toxinas.

Para realizar la respiración Ujjayi respiramos profundamente haciendo que el diafragma empuje el estómago y los inflamos al inspirar. Del mismo modo, se debe contrae el abdomen para ejercer presión sobre el diafragma al expulsar el aire de los pulmones durante la exhalación. El trabajo se realiza desde la laringe con la glotis contraída, tanto en la inhalación como en la exhalación.

Para realizar este tipo de respiración podemos adoptar la posición de flor de loto, colocamos las manos en las rodillas, la espalda recta y los ojos cerrados. Comenzamos a respirar de manera consciente pero lentamente, inspiramos profundamente por la nariz y exhalamos lentamente por la boca, permitiendo que salga toda la tensión. Luego comenzamos a cerrar la boca durante la espiración manteniendo el mismo ritmo de la respiración y liberamos tensión del cuerpo.

Para realizar la respiración desde la laringe, vamos a colocar la lengua en la parte posterior de la boca, esto permitirá que bloquemos la glotis en la garganta, sabremos que lo estamos haciendo de la manera correcta cuando escuchemos un pequeño ruido o ronquido al exhalar. Este ruido debe venir de la garganta, no debe venir de nuestra nariz. Mantenemos la posición de la lengua y el bloqueo de la glotis durante la inhalación.

Contraemos la base pélvica y el estómago con la finalidad de generar más energía, realizamos la respiración desde el plexo solar. La respiración Ujjayi la podemos repetir durante 5 ciclos de inspiración y espiración. Luego nos relajamos y respiramos de forma natural durante 1 minuto.

Con esta información concluimos nuestro viaje a través del Vinyasa Yoga, esperamos que la misma haya sido de ayuda para la comprensión de esta técnica del Yoga. Le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

(Visited 7 times, 1 visits today)