Biomagnetismo, terapia complementaria con imanes

La medicina alternativa nace e la necesidad de búsqueda de métodos diferentes a la medicina curativa haciendo uso de fármacos. Uno de estos métodos bastantes recientes ha sido el Biomagnetismo, una terapia que hace uso de imanes para sanar a los pacientes y en este artículo hablaremos de ello.

Biomagnetismo

¿Qué es el biomagnetismo?

Podemos definir al Biomagnetismo como una práctica de la medicina alternativa la cual hace uso de campos magnéticos estáticos. Aquellas personas que practican esta alternativa aseguran que someter ciertas partes del cuerpo a campos magnéticos estáticos producidos por imanes tiene efectos positivos para la salud. Se debe destacar que estas afirmaciones tanto físicas como biológicas aun no han sido demostradas.

Esta terapia es orientada a que se establezca una interacción con la hemoglobina, la principal proteína transportadora de oxigeno en nuestro organismo. A pesar de que la hemoglobina, es débilmente magnética cuando se encuentra oxigenada o bien paramagnética cuando se encuentra desoxigenada, los imanes que se usan en el Biomagnetismo son demasiado débiles en magnitud para tener poder tener algún efecto medible en el flujo sanguíneo

Historia

Todo lo referente al Biomagnetismo inicia con la invención del Par Biomagnético el cual fue presentado al mundo en el año 1988. Este instrumento es el resultado de las investigaciones lideradas por el doctor mexicano Isaac Goiz Durán quien estudió Fisioterapia y Medicina haciendo una especialización en Terapia Energética.

La primera experiencia del doctor Goiz con el Par Biomagnético fue con el tratamiento de un paciente con VIH. Para este caso aplicó dos imanes cuya polaridad era contraria en zonas específicas del cuerpo del paciente. Estableció sesiones de tan sólo 15 minutos y tan sólo en 8 días describió una mejora considerable del paciente.

Biomagnetismo

El doctor Goiz nombraría al Par Biomagnético como “Par Timo-Recto”. Luego de este paciente con VIH tratado con Biomagnetismo iniciaría como tal esta terapia alternativa.  Hoy en día se conocen pares biomagnéticos que son capaces de estabilizar tanto el pH en los tejidos como destruir agentes patógenos que son los responsables de las enfermedades.

¿Para que se utiliza el biomagnetismo?

Como ya habíamos mencionado, el biomagnetismo es una terapia alternativa la cual se basa en identificar el origen de las patologías provocadas por virus, bacterias, hongos y parásitos. Dichas enfermedades son a su vez las responsables de disfunciones glandulares.

De acuerdo a especialistas en la materia, los microorganismos patógenos que captamos durante nuestra vida en conjunto con el sedentarismo y el estrés alteran el pH de nuestro organismo siendo una de las principales causas de enfermedad.

A pesar de los beneficios que ofrece esta terapia, el biomagnetismo no es recomendado para mujeres embarazadas, sobre todo en aquellas que se encuentren en los primeros meses de gestación. De igual manera, no se indica esta terapia en pacientes con cáncer que estén bajo tratamiento con quimioterapia. Esta situación se debe a que la quimioterapia afecta el campo magnético de cuerpo y esto no permitiría ni el diagnóstico ni el tratamiento de la enfermedad.

En casos de pacientes con cáncer, lo que se aconseja es que el paciente enfermo reciba la terapia biomagnética antes de que inicia el tratamiento con quimioterapia o en tal caso someterse a biomagnetismo al menos un año después de culminar con la quimioterapia. Es importante mencionar que aquellos pacientes que posean un marcapaso no se podrán aplicar los imanes en la zona donde se encuentre el marcapasos.

¿Cómo funciona?

El biomagnetismo actúa sobre 300 puntos magnéticos que se encuentran distribuidos en el cuerpo. El paciente debe estar acostado en una camilla, por su parte el terapeuta va haciendo mención del punto por donde se aplicaran los imanes. Cuando una zona del cuerpo posee un pH desbalanceado, el lado derecho del cuerpo se encogerá. En este caso el terapeuta pondrá en ese lugar desbalanceado de pH un imán cargado positivamente y otro cargado negativamente y se dejaran actuar.

Una recomendación que hacen los terapistas es que el paciente debe asistir abrigado a la terapia, debe de estar además bien hidratado y alimentado. Estas últimas recomendaciones son imprescindibles puesto que el organismo debe estar bien hidratado para aprovechar los beneficios de la terapia.

En lo que respecta a las sesiones de Biomagnetismo, estas tienen una duración  cercana a una hora y la frecuencia dependerá en gran medida de las sesiones que se necesiten para obtener resultados. Por lo general, entre sesiones existe un lapso de tiempo de una a dos semanas pero todo va a depender de las necesidades del paciente. Se han documentado casos en concreto donde sólo se aplico una terapia y el paciente sanó..

Tipos de imanes que se utilizan para el biomagnetismo

Como ya mencionamos, el Biomagnetismo hace uso de campos magnéticos con el empleo de imanes estáticos permanentes en ciertas zonas del cuerpo. Dentro de los imanes más usados en esta terapia encontramos pulseras y joyas magnéticas, correas magnéticas que se pueden usar en las muñecas, tobillos y rodillas, plantillas para zapatos, mantas magnéticas entre otras herramientas que se incluyen suplementos magnéticos.

Beneficios del Biomagnetismo

Uno de los principales beneficios que otorga el biomagnetismo es que puede curar importantes enfermedades sin traer consigo efectos secundarios. De igual manera, no se emplean fármacos para potenciar estos tratamientos. En base a declaraciones de expertos en la materia, esta terapia es capaz de determinar el origen de la enfermedad. Esto quiere decir que establece cuáles son aquellos microorganismos patógenos que producen la enfermedad. Es de esta manera como también se puede orientar una terapia sumamente efectiva con el Biomagnetismo.

Otro de los beneficios que no podemos dejar de  destacar del Biomagnetismo es que es una terapia compatible con otras terapias alternativas. Existen estudios que demuestran que el biomagnetismo y los tratamientos alopáticos tradicionales no ejercen ninguna interacción contraproducente en el organismo. Por otro lado, el biomagnetismo produce una corrección sobre las distorsiones energéticas que se encuentran en nuestro organismo.

Las terapias con biomagnetismo han demostrado que el polo positivo fortalece los procesos biológicos del cuerpo. Esto quiere decir que es provechoso para tratar problemas como desgarros musculares, fracturas y esguinces. Se ha demostrado que a partir de la segunda sesión el paciente puede apreciar cambios positivos en su organismo.

En la actualidad existe mucha controversia en torno a la efectividad del Biomagnetismo, con el pasar del tiempo los beneficios de esta terapia han sido menos puestos en dudas y además complementados con otras terapias alternativas.

En este artículo pudimos conocer acerca del Biomagnetismo, una terapia alternativa que emplea imanes con el fin de rectificar los campos magnéticos de nuestro cuerpo y además nivelar los niveles de pH del mismo. Estos imanes emplean el agua que se encuentra en nuestro organismo para lograr así sus efectos benéficos, es por ello estar bien alimentado e hidratado a la hora de asistir a estas terapias cuyos efectos siguen en tela de duda en la actualidad. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • Descubre la Aniridia ¿Conocías esta afección de la ausencia del iris?.
  • La Hiposmia: Trastorno de perdida parcial del olfato.
  • Dislexia: todo del trastorno de aprendizaje para leer.
  • Sobre del Hipotiroidismo: síntomas, causas y tratamientos.
(Visited 128 times, 1 visits today)