Ashtanga Yoga, la práctica y sus principios para sanar

Ashtanga Yoga, una técnica que fortalece la salud, acompáñenos a conocer toda la información de esta técnica de Yoga, sepa cuáles son sus beneficios, cuáles son las posturas más comunes, cómo se realiza esta práctica de Yoga, conozca sobre su historia y mucho más, aquí.

ASHTANGA YOGA

Qué es el Ashtanga Yoga?

Como muchos de nosotros conocemos el Yoga es una práctica ancestral que es utilizada para lograr el equilibrio necesario entre el cuerpo y la mente y en la actualidad se ha ido ganando espacios importantes dentro de la sociedad, especialmente en aquellos grupos, que se encuentran y comparten en espacios comunes esta ancestral técnica para mejorar su salud, los cuales crecen a diario.

La Yoga podemos señalar que actualmente es reconocida por sus méritos propios ganados en el tiempo, por lo que es una práctica que se ha hecho popular.

El Ashtanga Yoga es una disciplina tradicional y rigurosa que nos presenta una secuencia fija de posturas que se revisa con cada práctica para avanzar lentamente hacia el conocimiento de la serie primaria de Ashtanga yoga.

El término sánscrito «Ashtanga Yoga» proviene del trabajo de los Yoga Sutras de Patanjali, un antiguo tratado que describe el proceso del yoga. “Ashtanga Yoga” significa los ocho (ashta) miembros o ramas (anga) de la práctica del yoga. Una de estas ramas es el perfeccionamiento de las «asanas» o posturas corporales.

ASHTANGA YOGA

La tradición de Ashtanga yoga fue desarrollada principalmente en Mysore, India por K. Pattabhi Jois bajo la égida de su gurú T. Krishnamacharya. Según esta tradición, las asanas se enseñan primero con el fin de fortalecer y predisponer el cuerpo a los otros componentes del yoga.

Las clases a menudo se practican por la mañana y las mismas son llamadas por lo yogui como «Mysore», que es una práctica personal guiada por un maestro certificado, es en realidad el nombre de la ciudad en donde se dio origen a la masificación de la práctica.

Quienes practican el Ashtanga Yoga tienen referencias muy positivas sobre las virtudes y beneficios, adicionalmente existe evidencia científica que respaldan este tipo de comentarios con referencia a la técnica del Ashtanga Yoga.

Dentro de las mejorías más nombradas por lo practicantes de esta técnica curativa se encuentran las mejoras del cuerpo y de nuestra salud, ya que ayuda a aliviar el dolor de la artritis, a reducir el dolor lumbar y a evitar el estrés.

ASHTANGA YOGA

Una de las particularidades de la práctica del Yoga es que existen diferentes tipos y técnicas por lo que podemos seleccionar la que más se ajuste a nuestras necesidades, una de ellas es por supuesto el Ashtanga Yoga, la cual es una de las técnicas de Yoga que más exige físicamente.

También es una de las que más se fundamenta y centra en el plano espiritual y en esa necesaria e inseparable relación que existe entre el cuerpo y la mente, pero también una de los más interesantes propuestas para quien busque una opción dinámica.

El ashtanga yoga tiene una característica que lo diferencia de otras técnicas de yoga conocidas, se trata de la predefinición de los asanas, esto es de mucha importancia ya que permite la continuidad y fluidez de la práctica, así se pasa de una postura a la otra, sin dificultades, ni interrupciones.

Otra de las características a resaltar en este tipo de práctica es la respiración, los cierres energéticos, los cuales se logran con las contracciones musculares y la focalización de las miradas, todo ello en conjunto permite incrementar la concentración y canalizar la energía.

ASHTANGA YOGA

Beneficios

Ahora vamos a comentarles sobre los beneficios del Ashtanga Yoga, lo cual es una de las razones de peso por la cual esta técnica tiene sus seguidores.

El Ashtanga Yoga es una modalidad que amerita un nivel alto de concentración por parte de los practicantes, esta simple condicionante, no solo busca que la práctica se realice de manera fluida y continua, sino que también tiene  precisamente el beneficio de fortalecer y aumentar el control y los niveles de concentración de las personas que practican Ashtanga Yoga.

Como los asanas son predeterminados y se realizan de manera continua, el ashtanga yoga contribuye también con el fortalecimiento del sistema cardiovascular, tal cual como si estuviéramos realizando una práctica de runner, solo que no estamos forzando ni ejerciendo presión sobre nuestras articulaciones inferiores, con rodillas y tobillos.

Otro de los beneficios comprobados con la práctica de ashtanga yoga es que los niveles de estrés disminuyen, debido a que la concentración que debemos mantener al momento de la ejecución, nos permite abstraernos de los problemas cotidianos y de todo aquello que nos genera ansiedad, permitiendo a nuestro organismo disminuir las concentraciones de las hormonas y enzimas dañinas para nuestro organismo.

8 partes del Ashtanga Yoga

Como hemos indicado anteriormente el Ashtanga Yoga busca el control de las actividades de la mente y para alcanzar ese objetivo, el ashtanga yoga se constituye de ocho partes, lo que es reconocido como el  «óctuple camino».

Como debemos saber a los practicantes de Yoga en general se les llama Yoguis, así que los ocho pasos del Ashtanga Yoga les permite a los yoguis controlar la dinámica de la mente, purificar su cuerpo y con la práctica y el compromiso en la disciplina poder alcanzar lo que se conoce como el estado yoga, que es un estado de iluminación y paz.

Es de suma importancia conocer que la Yoga no se limita a la práctica de los asanas, sino la integralidad y la búsqueda de la perfección para poder alcanzar ese nivel de liberación que nos permitirá alcanzar el estado de iluminación.

Ahora conozcamos cada uno de los pasos que conforman el Ashtanga Yoga iniciando por el Yamas, cada uno de los pasos está compuesto por un grupo de asanas.

ASHTANGA YOGA

Este se refiere a los códigos morales o conductas que permiten que los seres humanos puedan vivir en perfecta armonía con ellos mismos y por supuesto con su entorno. Dentro de los Yamas hay cinco asanas que son los Ahimsa, Satya, Asteya, Brahmacharya y Aparigraha.

El Yama  o  iama se refiere a las prohibiciones, se encuentra referido en el libro más antiguo que existe en la escrituras indias, estamos hablando de aproximadamente del siglo 2 antes de Cristo, específicamente en el Rig-veda.

Es importante conocer un poco sobre lo que significa cada uno de ellos en la cultura histórica, con la finalidad de poder comprender de donde surge y cuál es el sentido que tiene y la razón de su existencia e incorporación, ya que ello es lo que nos ayudará precisamente a alcanzar los niveles de espiritualidad necesarios, para poder lograr el equilibrio cuerpo – mente.

Yama es el dios y juez de los muertos, gobernante del inframundo en el hinduismo. Se dice que fue el primero en experimentar la muerte. En el budismo, es un dharmapala. Yama es probablemente originalmente un antiguo dios de la luna indoeuropeo. Este origen explica el diálogo entre Yami que significa igual o gemelo, sol femenino y Yama su gemelo luna masculina en el Rig-Veda.

ASHTANGA YOGA

Yama se presenta como el «único mortal» porque muere cada mes antes de renacer después de tres días. Es también por eso que se dice «el primer muerto», el que mostró el camino a los siguientes, porque descendió a los infiernos.

Es el señor de la muerte en el hinduismo, se le describe popularmente como el juez de los muertos que se encuentra a las puertas del inframundo, sopesa sus buenas y malas acciones y decide su destino.

Al morir, sus sirvientes, llamados «las deidades de Yama», toman el alma y la llevan al reino de Yama. Yama es el hijo de Vivasvat y Saranyû, una de las hijas de Tvashtri. A veces se considera que Yama es el hermano de Manu. Tiene muchas esposas, las diez hijas de Daksha, Dhûmornâ, una forma de Shrî, Hemamâlâ, Susdhilâ, Vijayâ y especialmente su hermana gemela Yamî, su shakti, quien después de su muerte se convierte en la diosa Yamunâ.

Dentro de las prohibiciones Ahimsa significa la renuncia a cualquier tipo de violencia, Satya se encuentra asociado a no mentir, siempre se defiende y se dice la verdad. Asteya es no robaras, se debe ser honrado, Brahmacharya el control y uso de la energía, no se puede desperdiciar y por último Aparigraha es no apegarse, se debe vivir con desapego.

El segundo de las ocho partes que vamos a comentar es el Niyamas, se trata de los códigos de conductas que limpian la relación que debemos establecer con nosotros mismos. Este también se compone de cinco características conductuales que son el Saucha, Santosha, Tapas, Svadyaya y Ishvara Pranidhana.

En la medida que los yoguis avanzan en el camino del equilibrio, va descubriendo cualidades y características que no imaginaban que podían formar parte de su vida, así que a medida que conoce y practica el ashtanga yoga va aprendiendo a controlar posibles defectos y se va convirtiendo en una inspiración para otros.

El Saucha se encuentra relacionado con la limpieza del cuerpo, la mente y la palabra, es decir con la higiene del yogui. Por lo tanto, nos impulsa a cuidarnos de manera integral, aprendemos y debemos procurar alimentarnos bien, a mantener un estado de ánimo que muestre la armonía y la tranquilidad espiritual.

Con esta práctica aprendemos a liberar espacio a lo interno que permita el ingreso de nuevas oportunidades y nuestro espíritu se encuentra preparado para recibirlas y darles la bienvenida.

El Santosha está relacionado con el gozo de la vida, nos prepara y enseña a disfrutar de todos los aspectos, por lo que se encuentra relacionado con la alegría, este niyama como son llamadas las practicas positivas, nos prepara para aprender a disfrutar de lo que tenemos, lo que vivimos, de nuestras experiencias.

Se fundamenta en el homenaje que le rendimos a la vida, porque a través de nuestras experiencias crecemos y debemos aprender  a ser felices con lo que tenemos.

La tercera parte es Tapas el cual se encuentra relacionado con la vida Vivir de manera austera y disciplinada, nos habla de la consistencia como ser. Este se trabaja con mucha determinación y perseverancia, es la energía que motiva y la que nos permite alcanzar los objetivos que nos planteamos.

La cuarta es el Svadhyaya que va dirigido al autoconocimiento, es la introspección, con el nos llevan por el camino de la concentración, nos enseñan a mantenernos conscientes de nuestros pensamientos y de las emociones en todo momento. Debemos aprender a observarnos con amor, no debemos hacernos juicios de valor, debemos conectarnos con lo que queremos.

Por último dentro del Niyama se encuentra el Ishvara pranidhana: que es la práctica de la devoción, este principio nos invita a no tener ego, porque el ego nos hace egoístas, nos magnífica y oculta nuestro verdadero Ser. Como podemos observar los Niyamas son intenciones positivas, que nos guían a ser mejores personas.

El Tercero de las ocho partes es Asana, se trata de la práctica física del ashtanga yoga, es cuando ejercitamos el cuerpo, con las posturas que se adoptan nos ayudamos y concentramos con la respiración, lo que nos permite obtener equilibrio, fuerza, movilidad, elasticidad, entre otros.

Al practicar el asana nos hacemos fuertes de manera integral, no  solo físicamente, podemos reconocer en el Asana como el tronco desde donde van surgiendo las demás ramas.

La cuarta parte de las ocho es Pranayama, con ella vamos a aprender a respirar, todos damos por sentado que respiramos bien, como es un acto involuntario, es decir,  simplemente respiramos lo damos por hecho que lo hacemos bien, sin embargo, la mayoría de las personas no sabemos respirar.

Aprenderemos en esta práctica todo lo relacionado con el control y la expansión de la energía vital o prana, la cual se trabaja con la respiración, a través de ella variando la intensidad, se realizan ejercicios que pueden ser relajantes, estimulantes o estabilizadores.

Especialmente hoy en día con todo lo que ha sucedido en la pandemia del COVID-19 hemos aprendido a valorar el aire, a reconocer la importancia del oxigeno y reconocemos que es la respiración el mecanismo que oxigena el cuerpo y nuestros pulmones son responsables del intercambio de aire entre el cuerpo y el aire exterior. Por ello la práctica Pranayama puede cambiar la vida.

El quinto de las ocho partes es el Pratyahara esta práctica vienen siendo el control de los sentidos, aprendemos a neutralizar, desconectarnos de la información que recibimos del entorno y aprendemos a concentrarnos en el interior físico y mental. De manera consecutiva el sexto de las ocho partes se encuentra relacionado con la concentración y es llamado Dharana.

El concientizar nuestro interior puede llegar a hacernos conscientes de diferentes dolencias, no solo físicas las cuales van a interferir en el estado de armonía que buscamos, es por ello que se utilizan diferentes técnicas para fortalecer los estados de concentración.

El séptimo de las ocho partes es el Dhyana, que es la meditación, si bien venimos de mantener la concentración utilizando un punto focal, debemos aprender a mantener el flujo sin permitir las distracciones, mantener controlado nuestros pensamientos.

Por último la octava parte es el Samadhi, se trata del estado definitivo de realización o de conciencia, se alcanza cuando logramos el estado de meditación profunda, donde trascendemos del cuerpo físico.

Cómo se practica el Ashtanga Yoga

En referencia a la práctica de Ashtanga Yoga se dice que cualquier persona saludable podría practicar esta modalidad de Yoga, para los principiantes es importante indicar que el Ashtanga Yoga no es una modalidad sencilla, por lo que se recomienda que la misma sea guiada.

El Ashtanga Yoga es una técnica muy dinámica que nos hace trabajar como la realización de aeróbicos, es de suma importancia realizar la  conexión cuerpo – mente. El significado de Ashtanga es «8 pasos» y como hemos señalado con anterioridad la práctica de esta modalidad se conforma de ocho pasos diferentes, en donde se trabaja la conexión cuerpo – mente.

ASHTANGA YOGA

En la práctica los asanas se realizan en tres series diferentes, aunque se pueden construir sesiones en las que pueden variar el número incrementándola hasta seis.

La construcción y secuencia inicia con la desintoxicación y alineación del cuerpo, luego en la segunda se trabaja el sistema nervioso y en la tercera se trabaja la fuerza y estabilidad. En la medida que se avanza en la secuencia, incrementa la dificultad.

Es de suma importancia siempre tener la guía de un especialista yogui que nos guíe y corrija cada una de las posturas, para dominarlas y sacar de cada una de ellas el mejor provecho.

Por lo general en las practicas cada uno de los participantes lleva su ritmo, su nivel y su avance, no necesariamente todo el grupo domina el mismo asana, sino que se va evolucionando. Como indicamos, la finalidad del Ashtanga Yoga es trabajar la sanación desde la fuerza, la respiración, control del sistema nervioso.

En la ejecución y evolución de cada uno de los asanas, vamos obteniendo flexibilidad, tonicidad de los músculos, así como un mejor funcionamiento de los órganos. También en la medida en que fortalecemos lo físico vamos desarrollando el crecimiento espiritual.

Posturas

El Ashtanga Yoga se conforma de un conjunto de posturas que se encuentran organizadas en 6 grupos. En la práctica de esta modalidad de yoga, no importa el nivel en el que el yogui se encuentre, siempre iniciara por el grupo número uno de posturas.

A medida que se avanza, se van haciendo más difíciles las posturas. Dependiendo de la dedicación que sea entregada a la práctica los tiempos de alcanzar y avanzar serán menores. Esta es la belleza del yoga, reconocer el progreso, el cual se traduce en bienestar.

Es una secuencia de posturas, las mismas se conocen como vinyasa, las series se encuentran conformadas por las posturas de saludos al sol, posturas de pie, sentados, flexiones, entre otras.

El Ashtanga yoga se practica todos los días en la mañana, es lo que se recomienda, ya que nuestra mente esta descansada y con menos pensamientos que puedan interrumpir la fluidez armónica de los ejercicios o posturas.

Cuando se realiza la práctica diaria del Ashtanga Yoga, seremos capaces de identificar, nuestros días buenos y no tan buenos y poder trabajar en identificar que los condiciona y esto es un crecimiento.

Comentaremos sobre las posturas más comunes del Ashtanga Yoga, iniciando con la Postura del perro o Mukha Svanasana. Para realizar la misma se inicia desde una posición de cuatro puntos de apoyo, en la que colocaremos nuestras manos apoyadas en el suelo y abriremos nuestros dedos.

Vamos a separar nuestros pies a la altura de la cadera y alineados con nuestras manos. Haremos fuerza y nos apoyaremos en la punta de los pies y vamos a empujar suavemente la pelvis y vamos a estirar las piernas y los brazos. Estabilizamos y vamos a dar pasos con las manos. Culminamos  apoyando todo el pie y la cabeza colocada mirando hacia abajo.

Otra de las posturas es las del niño o Balasana, nos vamos a colocar de rodillas y suavemente nos sentamos sobre nuestros talones, vamos a inclinar la espalda hacia delante soltando el aire hasta que coloquemos nuestras frente en el suelo, con lo brazos estirados a los lados hacia atrás.

Por último comentaremos sobre la Postura de la cobra o Bhujangasana, nos acostamos boca abajo, con los brazos  ligeramente separados del cuerpo con las palmas apoyada en el suelo. Se suben pecho y espalda mientras se coordina con la respiración.

Historia del Ashtanga Yoga

Como bien sabemos el yoga es una práctica ancestral, sin embargo, el yoga moderno es atribuido a Krishnamacharya, se trata de un profesor de yoga de origen indio que vivió 101 años de edad. Este gran maestro tuvo tres estudiantes o discípulos, que siguieron sus pasos y se hicieron famosos con el desarrollo de técnicas del yoga, uno de ellos es Pattabhi Jois, BKS Iyengar a quien se le atribuye la autoría del ashtanga.

Pattabhi Jois se dedicó a ayudar a las personas por lo que fundó su propia escuela en el año 1948 en la India en la ciudad de Mysore, por supuesto se hizo famoso a nivel internacional por lo que muchos occidentales, acudían a sus clases para aprender sobre esta técnica del Ashtanga Yoga.

Fueron muchos las personas que fueron acreditadas por el propio Pattabhi, lo que garantiza la continuidad del legado, entre ellos su propio nieto, quien también se ha dedicado a guiar a las personas a través de la práctica de esta técnica de yoga tan exigente.

Pero esta es la historia si se quiere contemporánea del Ashtanga Yoga, pero podemos viajar un poco más en el tiempo, hasta llegar a Sri Vamana, un sabio de la antigüedad a quien se le atribuye la autoría y creación del Yoga Korunta, al traducir quiere decir grupo.

Lo que se conoce sobre esta técnica fue escrito en hojas de plátano o palmera,  de la cual ya no se tiene ni una parte del ejemplar escrito, sin embargo, se ha transmitido de manera oral.

Del mismo se describe  un tipo de hatha yoga en el cual se encuentran algunas de las series que se realizan en el Ashtanga Yoga, estas técnicas serían incorporadas por Krishnamacharya quien luego las transferiría a Pattabhi Jois a principios del siglo XX.

Pero fue Rama Mohan Bramachari el gurú de de Sri T. Krishnamacharya quien durante siete años le enseño las técnicas de asana y pranayama, uno de los consejos que le dio a Krishnamacharya, es que se mudara a la ciudad de Mysore, se estableciera en ella, formara una hermosa familia y enseñara todo lo que aprendió sobre yoga.

Sin embargo, Krishnamacharya antes de seguir el consejo de su gurú, complemento sus estudios de yoga con filosofía, religión, medicina ayurvédica y astrología profesiones que curso en distintas universidades de la India.

Luego de ello se estableció en Mysore y siguió el consejo de su maestro, sus clases y enseñanzas se hicieron famosas y recomendadas por todos aquellos que se acercaban al yogui, al punto que el propio Maharajá de Mysore se interesó y lo invitó a que se mudara al palacio para que su familia fuera enseñada por el yogui.

Con todos sus conocimientos en poco tiempo se convirtió en el consejero de confianza del Maharajá. Le fue solicitado por el propio Maharajá que sus enseñanzas tenían que ser divulgadas y debían llegar a la mayor cantidad de personas, por lo que llegó a apoyar los viajes de Krishnamacharya para transmitir sus conocimientos a través de conferencias y demostraciones prácticas por todo el país.

Es así que dentro de sus alumnos podemos nombrar a grandes maestros como B.K.S. Iyengar, Sri K. Pattabhi Jois,  T.K.V. Desikachar  e Indra Devi.

Comentemos un poco sobre Sri K. Pattabhi Jois para conocer sobre su vida y la influencia sobre la técnica del Ashtanga Yoga, Pattabhi nació en el año 1.915 en el seno de una familia de casta sacerdotal. Su padre quien era sacerdote y astrólogo dedicaba tiempo en la enseñanza del sánscrito, astrología y mantras a su hijo Pattabhi quien solo tenía 5 años de edad.

Cuando tenía 12 años de edad tuvo la oportunidad de asistir a una demostración de asanas y conferencia de las que eran dictadas por el propio Krishnamacharya, de manera inmediata quedó atraído por la práctica y se convirtió en su discípulo y se mantuvo en bajo su guía durante 26 años.

ASHTANGA YOGA

Pattabhi Jois fue un alumno destacado de Krishnamacharya, tanto que el  maharajá de Mysore le otorgó la responsabilidad de ser el director del departamento de Yoga de la universidad sánscrita, tenía Pattabhi 22 años de edad.

Su vida de enseñanza y austera no le habían permitido tener una casa propia para su esposa y tres hijos, pero sus alumnos lo ayudaron a comprar una casa y en ellas fundo la escuela  Ashtanga Yoga Niyalam.

Una de las contribuciones de Pattabhi  fue la organización de los grupos de asanas, los cuales inicialmente se encontraban ordenados de manera aleatoria y Pattabhi los organizó de forma secuencial y lo denomino  Yoga Terapia, Purificación y Fortalecimiento.

Escribió un único libro, llamado el Yoga Mala, es un manual de unas 130 páginas en el que habla de los Yamas, Niyamas, Pranayama y las asanas, en el mismo describe cada una de las posturas de la primera serie del Ashtanga Yoga. Para el año 2002 Pattabhi Jois abrió una nueva shala en Gokulam, enseño yoga durante 72 años y falleció en mayo del año 2009.

El legado de Pattabhi Jois sigue vivo a través de su nieto Sharath Jois,  quien de pequeño fue un niño enfermizo que padeció de fiebres reumáticas, tuvo una fractura de una pierna, entre otras, sin embargo, con 14 años de edad había obtenido su titulo en electrónica.

Su abuelo desde muy pequeño a modo de juego le enseñaba sobre los asanas y cuando se hizo un chico de 19 años, su madre le pidió asistiera a su abuelo, ya que la cantidad de alumnos era mucha y necesitaba ayuda.

De esta manera Sharath Jois pasa a ser el asistente a dedicación exclusiva de su abuelo y en el año 2.007 se convierte en el director del KPJAYI y posteriormente en el sucesor para dar continuidad a la difusión del ashtanga yoga Paramguru.

Indio Patanyali

Patanjali es una palabra compuesta que se traduce, en Pata “caído del cielo”  y añjali es el gesto de plegaria en el que se unen las palmas de las manos. Se relaciona Indio Patañjali con el nombre de un personaje importante y determinante de la India, se dice que pudo haber vivido entre el siglo V y II antes de Cristo, existe aún mucha incertidumbre en la fecha de su existencia.

Para la época todas las tradiciones se trasmitían de manera oral de una generación a otra, por lo que parte de las mismas podían perderse o modificarse en el tiempo.

Patanjali fue el primero en codificar la enseñanza del Yoga antiguo  y desde allí radica su importancia, de no haber sido por él es muy probable que se hubiera perdido toda la información, es por Patanjali que se conoce sobre  el tratado «Yoga Darshana».

El Darshana es un profundo, penetrante y amplio estudio del Yoga, consistente en 196 sutras, los cuales aún hoy en día forman parte de los estudios más profundos e iluminadores de la mente humana. Nos indica como a través de su práctica podemos tener un gran poder sobre la mente y control sobre nuestras emociones.

Hemos llegado al final de este interesante tema en el que disfrutamos comentando sobre el Ashtanga Yoga, esperamos que la información haya sido de su agrado. Le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

(Visited 6 times, 6 visits today)