Risoterapia, sus beneficios mentales y emocionales

La risoterapia es técnica que permite de una manera divertida ayudar a nuestro organismo de gozar de buena salud y mejorar las condiciones mentales y emocionales. Conozca todo sobre la risoterapia, qué es?, como se realiza el tratamiento?, cuáles son los beneficios y mucho más, aquí.

RISOTERAPIA

Qué es la risoterapia?

La risoterapia es una técnica psicoterapéutica que tiene como finalidad, promover todos los beneficios que se generan a través del buen humor, cuando las personas se encuentran con un animo en positivo, las  condiciones mentales mejoran, por lo tanto, emocionalmente se encontrarán más estables. La risoterapia utiliza como vehículo sanador la risa.

La risoterapia en la mayoría de las ocasiones es llevada a cabo mediante la conformación de grupos, en donde la risa es la base fundamental del encuentro, sin embargo, no es una limitante. La risoterapia puede ser practicada en solitario con la dirección del técnico, la idea es reír.  El objetivo fundamental de este tipo de terapia es que las personas que participen en ella, al concluir la misma salgan con sentimientos de alegría, optimismo, buena actitud y regalando una sonrisa.

Debemos reconocer que es muy difícil, no responder con una sonrisa, a una persona que se dirige a nosotros con una sonrisa esbozada en su cara, esta técnica psicoterapéutica, no es reconocida como una terapia, debido a que la misma no cura ningún tipo de patología especifica de manera directa.

Sin embargo, se ha demostrado que los efectos y hormonas que se liberan en nuestro organismo cuando nos reímos, genera beneficios emocionales y por ende psicológicos, que coadyuvan con la recuperación de estados de salud y también actúan de una manera preventiva. Las personas que ríen son más saludables.

La risa es una respuesta voluntaria de nuestro organismo, que tiene origen en alguna situación, palabra, expresión, cuento o chiste, entre otro factor o situación que nos parezca gracioso. No hay forma de guardarnos una risa cuando algo la provoca y siempre después de una buena carcajada nos sentimos mejor física y mentalmente. Pero ¿cuál es la razón de esa sensación de bienestar que nos queda después que nos reímos?.

RISOTERAPIA

Nuestro cuerpo obtiene con la risa un bienestar psicológico, porque cuando nos reímos, estamos de buen humor, de manera casi que instantánea cuando nos reímos dejamos de pensar en los problemas, no nos encontramos bajo tensión y la situación que puede tenernos bajo un estado de estrés, al menos momentáneamente, desaparece, por lo tanto, es reír se convierte en un beneficio.

No obstante, esta no es la única razón, también existe un fundamento orgánico, que respalda el beneficio de la risa. Cuando nos reímos se liberan una serie de hormonas, entre las que se encuentran la endorfina, dopamina, serotonina y oxitocina.

La endorfina es una hormona que puede incluso hacer que dejemos de sentir dolor físico, la Dopamina es una hormona estimulante, es la que nos hace sentir enamorados. La serótina por su parte nos hace tener esa sensación de seguridad en nosotros mismos, por lo tanto, cuando se produce una liberación en nuestro organismo de serotonina, podemos llegar a sentirnos importantes. La Oxitocina es la hormona que contribuye a generar los vínculos afectivos y emocionales.

Fundamentado entonces en lo anteriormente dicho, la risoterapia tiene un efecto  físico y psicológico, obteniéndose de ella, un estado emocional que nos permite afrontar las enfermedades e incluso recibimos un beneficio inconsciente ante las distintas patologías que podamos presentar.

RISOTERAPIA

Actualmente existen “clínicas de risoterapia”, en estas clínicas no solo se realizan sesiones de risoterapia, sino que se hace investigación científica de la técnica, en las que ha quedado demostrado, como el cerebro a pocos segundos de haber comenzado la persona a reír, en la zona del cortex, se comienzan a liberar impulsos eléctricos negativos.

Adicionalmente están los beneficios físicos, cuando nos reímos movilizamos músculos de nuestra cara, que no movemos realizando otro tipo de expresiones, oxigenamos nuestra sangre, porque nuestros  pulmones reciben más aíre, hacemos más fuerte a nuestro corazón, baja la presión arterial porque dilatamos los vasos sanguíneos al reír, entre otros beneficios asociados a la risa. Por lo tanto, los beneficios recibidos son múltiples y sin contraindicaciones.

Historia

Desde tiempos remotos y sin tener ninguna base científica, las personas estaban convencidas de que la risa tenía una influencia positiva sobre el cuerpo. Las personas de manera natural y empírica reconocían que reír les proporcionaba un estado de ánimo favorable, que además ayudaba a mejorar los estados alterados del cuerpo.

Dentro de la filosofía taoísta se hace referencia que la salud de la persona es directamente proporcional a la cantidad de veces que ríe durante el día, es decir, mientras más ríe es más saludable. Aristóteles hace milenios, describió a la risa, como un ejercicio que definitivamente hacia bien para la salud.

La presencia de los bufones en la Edad Media, en diversas actividades, especialmente en las horas de las comidas y los banquetes, se debía al beneficio que se obtenía de ellos a través de la risa, hoy en día sabemos que la risa mejora la digestión. Debemos reconocer que el hombre tras la observación y las pruebas de ensayo y error, lograba obtener información para su beneficio, en los momentos que la hilaridad ocasionada por el bufón no estaba presente, la sobremesa era menos disfrutada por los comensales.

RISOTERAPIA

Para el siglo XVI ya existían médicos que recomendaban la risa como un tratamiento efectivo y ejercicio, que ayudaba a recuperar la salud de las personas enfermas. Más tarde, fueron muchos los expertos que, como Richard Mulcaster y Robert Burton, comenzaron a recomendar la risa como ejercicio o como método terapéutico.

Para el siglo XX  el médico neurólogo austriaco Sigmund Freud, reconocido como el padre del psicoanálisis, se refería a la risa como una acción con poder para liberar del organismo la energía negativa. La técnica de la risoterapia comenzó a utilizarse hace ya mucho como un procedimiento alternativo y complementario de otras terapias dirigidas a mejorar la salud de las personas, obteniéndose extraordinarios resultados.

Sin embargo, aún cuando en la historia se referían a la risa como una acción con resultados positivos para la salud, quien comienza y entrega fundamentos científicos e incluso crea una clínica de risoterapia es Norman Cousins, un periodista americano que con base en su propia experiencia, logro demostrar que con la risa lograba tener lapsos de tiempo sin dolor. Padecía de una afección de salud crónica, en la que sentiría dolor permanentemente, no mejoraría y sus médicos le recomendaron reír.

No podemos dejar de resaltar la experiencia del Doctor Hunter Doherty, cuya vida y experiencia fue llevada a la pantalla grande en la película llamada  “Patch” Adams. Este médico estadounidense, esta convencido de que la risa es sanadora.

RISOTERAPIA

Dentro de su propuesta médica insistía en la necesidad de establecer un vínculo, que es de suma importancia que el médico a través de la risa, de su lenguaje corporal logrará no solo la risa en sus pacientes, sino ese enlace emocional, esa necesaria empatía entre médico y paciente para favorecer los procesos de sanación.

Podemos entonces identificar que la risa desde tiempo ancestrales ha sido reconocida como una opción, que tiene resultados positivos en las personas. Actualmente la risoterapia esta implementada como una técnica para promover la salud, a través de la risa.

Risa, sus tipos

Como hemos visto hasta ahora, la risa es una manera de expresar sentimientos de alegría y bienestar, es en realidad una respuesta psicofisiológica a un estimulo. Cuando definimos a la risa desde el punto de vista fisiológico, podemos definirla como una serie de movimientos que promueven la contracción del diafragma, se produce la liberación de aire que conducen a la vibración de nuestras cuerdas vocales.

Las variadas vocalizaciones que surgen de la risa son silábicas, frecuentes y repetidas, las cuales involucran a la faringe, al velo del paladar y a cavidades fonadoras, haciendo de la risa algo muy personal. Podemos reírnos parecido a alguien, pero nunca igual. Adicionalmente la risa promueve el movimiento de los músculos faciales, porque viene acompañada de una o varias expresiones.

Dependiendo de la intensidad y persistencia de la risa, la misma puede venir acompañada de lágrimas. En la risa se encuentran involucrados más de 300 músculos, los músculos faciales, los abdominales, los del cuello, los de los hombros, los músculos de la espalda, entre otros. A este grupo de respuestas fisiológicas causadas por la risa, hay que agregarle los procesos neurofisiológicos, como la respiración y la circulación.

Conociendo como funciona externa, interna y emocionalmente la risa, debemos suponer que existen criterios para clasificarla en varios tipos de risa. Existe la risa espontánea y la risa ensayada, la primera es la que fluye de manera natural, en donde tras un estimulo se expresa y está siempre asociada a la diversión, al buen humor y a la alegría. Por su parte, la risa ensayada es expresada de manera voluntaria, sin la necesidad de que la misma sea provocada por un estimulo externo o atraída por un recuerdo que promueva la risa, este tipo de risa es totalmente controlada.

Otro tipo de risa es la estimulada, es la risa que surge en respuesta a una estimulación física, como las cosquillas. La risa inducida, este tipo de risa es en respuesta a una estimulación orgánica, producida por fármacos o psicotrópicos. También se reconoce un tipo de risa patológica, la cual surge como resultado de una lesión en el sistema nervioso central. Estos daños pueden ser producidos por daños transitorios o permanentes en la parte neurológica del paciente, por lo que a risa no es voluntaria, ni controlada.

Cómo se realiza el tratamiento de Risoterapia?

A pesar de existir diferentes tipos de risa, la risoterapia está fundamentada en generar risa sin importar si la misma es voluntaria o ensayada, está científicamente demostrado que el cuerpo no diferencia entre ambas y genera por lo tanto, el mismo beneficio, tanto a nivel psicológico, como fisiológico. Por lo tanto, desde la risoterapia no importa si la risa inicial es ensayada, a medida que se avanza en el ejercicio, a través de diferentes técnicas, la persona termina riendo de manera espontánea.

Entonces cuando vamos a una sesión de risoterapia, es muy posible que al principio nuestra risa sea ensayada, simulada, pero el técnico en risoterapia a través de juegos, contacto visual, risas contagiosas, chistes, logre obtener de nosotros la risa espontánea. La risoterapia se realiza en centros especializados, llamados clínicas de la risa, pero también puede realizarse, a través de talleres, sesiones grupales, en donde además de ir a reírnos, somos educados en referencia al tema.

Como hemos podido notar a lo largo del artículo, la risoterapia es una técnica que ha estudiado de manera detallada no solo los beneficios de La risa, sino los necesarios ejercicios y técnicas que permitan lograr obtener los beneficios de la risa.  Iniciar con ejercicios de relajación para poder sacar el mejor provecho de la risa es parte del conjunto de herramientas que son utilizadas en una sesión de risoterapia.

También es importante conocer como hacer reír a las personas, pero sobre todo es promover el ánimo y la actitud positiva de las personas, para que sea un momento de verdadera diversión y beneficio físico, psíquico y emocional.

Para poder entonces alcanzar los objetivos múltiples que se buscan con la risoterapia, lo primero que se debe realizar son ejercicios que nos permitan liberar las tensiones corporales. Siguiendo un sistema de actividades que se articulan y promueven la risa, el técnico en risoterapia promoverá la expresión corporal, bailes, juegos, masajes, ejercicios de respiración, hasta alcanzar el objetivo.

También promoverá la risa espontánea y conducirá que la misma surja desde el corazón, una risa tan natural como cuando éramos niños.  En la medida que nos hacemos adultos la vida nos da menos risa y por eso dejamos de reír, sin embargo, la vida es definitivamente para disfrutarla y si bien debemos tener momentos serios, jamás deben superar los momentos de risa.

Beneficios de la Risoterapia

Los beneficios de la risoterapia son muchos, porque se encuentran involucrados en una buena carcajada la parte física, psicológica, fisiológica y emocional de la persona. Si bien la risoterapia, no es una terapia dirigida a algún tipo de enfermedad en particular, su beneficio es general.

Por lo tanto, a través de la risoterapia podemos disminuir los problemas asociados al estrés, cuando nos reímos debemos recordar que liberamos una serie de hormonas, que incluso son llamadas las hormonas de la felicidad. La presencia y liberación de este tipo de hormonas cuando nos reímos van a destruir por decirlo de la manera más contundente, a las hormonas que producen el estado anímico de encontrarnos estresados, en consecuencia al terminar de reírnos, sentiremos de manera inmediata la sensación de alivio y bienestar.

Cuando reímos de manera espontánea, sin darnos cuenta de ello incluso de forma involuntaria, cambiamos de humor, nos sentimos divertidos. Las endorfinas liberadas son analgésicas, por lo que no solo mejora nuestro humor, sino que si tenemos algún dolor, sentiremos alivio.

Mientras más nos reímos más sanos estaremos, es una regla del taoísmo, que ha sido comprobada, las personas que más sonríen tienen estados de salud plenos, su sistema inmunitario se fortalece, se hacen más resistentes a episodios virales, mejora su presión arterial, su corazón es más fuerte, su digestión más ligera, por lo tanto, su organismo estará en óptimas condiciones. Los médicos serán sus amigos, pero usted no será su paciente, que risa!!!.

Cuando la risa forma parte de nuestra vida no hay posibilidades de ser una persona negativa, es imposible. Si somos personas serias debemos asistir a sesiones de risoterapia, para aprender de nuevo a reírnos, recordemos que cuando niños reíamos más de 300 veces en un día, solo se nos olvido. Reír nos hace personas de pensamientos positivos, constructivos y nos sentiremos bien, satisfechos y felices.

Piensen en algo negativo y rían, háganlo como un ejercicio y comprobarán que es imposible, por lo tanto, debemos llenarnos de pensamientos positivos, de buenos recuerdos y se darán cuenta que su estado de ánimo cambiará para mejor.

Su relación con las personas mejorará de manera notable, nada más atractivo que una persona sonriente, quien se niega a una sonrisa. Las personas que sonríen son más accesibles, las personas mantienen una buena relación, con las personas que sonríen. Adicionalmente como al sonreír mejoran los procesos metabólicos, eliminamos toxinas y los procesos oxidativos que nos envejecen se ralentizan, por lo tanto nos mantendremos más tiempo jóvenes.

Cuando nos reímos liberamos endorfinas y por eso sentimos bienestar, al reírnos disminuyen los niveles de  cortisol y no nos estresamos, al reírnos disminuyen los niveles de adrenalina, por lo que no nos disgustamos.

Cuando reímos se relajan nuestros músculos por lo que no sentiremos tensión. Dejaremos de sentir dolor físico y emocional, disminuirán los riesgos de sufrir un accidente cerebrocardiovascular. Como podemos ver, reír solo trae beneficios, comencemos a reír y si se nos olvido, la risoterapia es la opción para recuperar, nuestra risa.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a leer los enlaces que recomendamos a continuación:

(Visited 3 times, 1 visits today)