Reiki, medicina alternativa a través de imposición de manos

Te invitamos a conocer todo sobre el Reiki, una terapia de autosanación que se fundamenta en la energía vital. Conozca de que se trata, cómo se realizan las sesiones de esta terapia, sus beneficios y más!

REIKI

Qué es el Reiki?

El Reiki es una terapia de sanación que se fundamenta en la sensibilidad y el crecimiento interior, que procura el alivio de una serie de enfermedades, a través de la autosanación, por la trasmisión de energía, la cual fluye por la imposición de las manos. Esta es una práctica que tiene su origen en la cultura japonesa.

No existe hasta el momento una base científica que respalde el Reiki como una terapia de sanación, no obstante, los resultados y experiencias son favorecedoras y por ello, la práctica del Reiki ha ido ganando popularidad.

El Reiki tiene un fundamento espiritual, el ser humano es un ser de luz, es un ser de energía vital, la que se trasmite a través de las manos. En oportunidades esta terapia es clasificada como magia, existen muchos escépticos por dudar del misticismo y espiritualidad que envuelve la práctica y otros solo lo aceptan como una terapia de relajación y canalizadora para la meditación.

Es evidente que con una base espiritual propia tan sólida, exista una confrontación con la ciencia, sin embargo, a pesar de ello la terapia de Reiki esta siendo aceptada por los especialistas de la medicina convencional. El Reiki reconoce la existencia de una energía vital del Universo que se encuentra esparcida en todas partes, incluidos por supuesto nosotros como seres humanos.

REIKI

Cuando esa energía se logra canalizar a través de nosotros, se logra adquirir un equilibrio interno, en donde se fortalece el sistema inmunitario, logrando experimentar vitalidad y bienestar. Cuando esta energía por alguna razón es obstaculizada y deja de fluir, nos debilitamos y se inician procesos de deterioro orgánico y emocional, dando paso a las enfermedades.

Como todos somos almacenadores de esta energía vital, podemos trasmitirla a otras personas y ayudar a desbloquear, lo que no permite que la energía vital de esa persona fluya, reactivando de esta manera la autosanación, como respuesta de nuestro sistema inmunitario.

Por lo tanto, es importante señalar que el Reiki, es una terapia que permite activar el flujo de energía vital. El poder sanador se encuentra en cada uno de nosotros. Las manos de un maestro son capaces de desbloquear la energía vital en las personas y ayudar a equilibrarla para el beneficio y la autosanación de la persona.

Por qué se dice que el Reiki es un terapia de sanación que cura las enfermedades, precisamente porque las personas que han logrado activar su energía vital, han mejorado  y han superado una serie de patologías que los afectaban, entre las que se encuentran el estrés, depresión,  ansiedad, cefaleas, e incluso enfermedades crónicas.

REIKI

Existe una tendencia que crece a nivel mundial, la cual es una fusión complementaria entre la medicina convencional y la medicina alternativa, en donde el Reiki ha dado buenos resultados. Es cierto que todas las investigaciones que se han realizado no permiten demostrar la presencia de una energía vital, sin embargo, los resultados señalan lo contrario y los pacientes que se han recuperado, exigen recibir la terapia del Reiki. El Reiki es el camino de la autosanación.

Historia

Para que se encuentren más sorprendidos la terapia del Reiki no es una práctica milenaria. Esta práctica de la imposición de manos para provocar el desbloqueo de la energía vital de las personas. Se hace conocida en el siglo XX, sin embargo, es tan antigua como la historia del ser humano.

La colocación de manos en las personas  e incluso en los animales, con la finalidad de mejorar los síntomas de una enfermedad, es una práctica intuitiva e instintiva en el ser humano. Los hacemos incluso de manera inconsciente, cuando sentimos un dolor o una molestia en alguna parte de nuestro cuerpo, lo primero que hacemos es colocar nuestras manos en el sitio donde sentimos la incomodidad o dolor.

Cuando nuestras madres colocan sus manos para aliviar un dolor, es reconfortante y la sensación de bienestar es una respuesta común. Nuestras manos son capaces de trasmitir calor y calma. Los registros históricos tibetanos, señalan que la práctica de imposición de manos data de hace milenios, siendo conocidas y trasmitidas hacia otras regiones del mundo.

REIKI

Cuando leemos la biblia, existe muchas referencias de la manera en como Jesús sanaba a las personas y lo hacía a través de la imposición de sus manos. Como podemos ver, la práctica de imposición de manos ha formado parte de la humanidad desde siempre.

En la historia del Reiki no podemos dejar de nombrar a Mikao Usui un practicante budista, que dedicó sus vida a conocer sobre la medicina oriental, el taoísmo, siempre estuvo muy atraído por los métodos de sanación practicadas por Buda Gautama filosofo y sabio fundador del budismo.

Los estudios de Mikao Usui y su entrega a la compresión de los métodos de sanación, llegaron a su punto máximo en el año 1920, cuando en un retiro que realizaba en las montañas Kurama de Kioto, logro la iluminación y la canalización de la energía universal, dando origen a lo que hoy conocemos como Reiki.

Mikao Usui decidió que debía enseñar lo aprendido y creó en la ciudad de Tokio la Escuela del Sistema de Sanación Reiki Usui. De esta manera comenzó a tener sus primeros aprendices y en el lugar se realizaban las prácticas de imposición de manos, para lograr la sanación de las personas. Mikao consebia el Reiki como un estilo de vida, en el que el equilibrio de las emociones y de las energías eran la clave para mantener una vida sana.

Tras el fallecimiento de Mikao en el año 1.926,  uno de sus aprendices fundó su propia escuela de Reiki, pero estaba mucho más identificado con la imposición de manos con fines curativos, estableciendo sus propias reglas, sin nunca perder la esencia del Reiki, enseñado por Mikao. Un aprendis de este método fue quien lo introdujo en los Estados Unidos, sin embargo, modificó un poco los fundamentos e historia del Reiki, para que fuera aceptado, recordemos que para la época aún habían tensiones por la Segunda Guerra Mundial.

De esta manera el reiki que conocemos en la cultura occidental se fundamenta en la imposición de manos, para lograr la sanación de las personas. Sin embargo, existen tendencias que se apegan a las enseñanzas originales de Mikao, otros realizan una fusión entre ambas y es por ello, que podemos pensar que existen varios tipos de reikin, no obstante, todos tienen el mismo origen y la misma esencia.

Cómo es la sesión de Reiki?

Para recibir una sesión de Reiki, lo principal es preparar un ambiente relajado en el cual se coloca una música suave, se ambienta el lugar con aromas de esencias y se coloca una camilla en la cual el paciente pueda recostarse cómodamente. El paciente se descalzará y permanecerá vestido durante toda la sesión. El maestro de Reiki impondrá sus manos en una serie de posiciones, para permitir que la energía fluya.

Como podemos identificar, el reiki es una terapia integral en donde se incluye de manera sutil otras terapias que apoyan y complementan, al reiki, como es la aromaterapia. El paciente sentirá una relajación, una sensación de bienestar y tranquilidad.

La terapia puede durar más de 40 minutos. Las reacciones ante la terapia son diversas, hay personas que llegan a relajarse tanto, que alcanzan un sueño profundo, otras señalan sentir cosquilleo en las zonas donde el maestro pasa las manos y otra serie de sensaciones. También hay personas que indican no tener ningún tipo de reacción, lo que no quiere decir que no exista un efecto positivo.

Hay personas que posterior a recibir las primeras terapias de Reiki, puedan llegar a tener síntomas desagradables, como mareos, dolor de cabeza, nauseas, dolor corporal. Es posible que tengan cambios de humor y se sientan enfadados.

Es una respuesta conocida como crisis de sanación. La misma es el resultado de la liberación de toxinas, nuestro cuerpo y nuestro ser se encuentra en busca de su equilibrio, dejar salir  sentimientos y patrones que son dañinos, provoca que  se presenten esos síntomas. Generalmente este tipo de crisis surge, cuando la persona ha recibido varias sesiones de Reiki y busca una limpieza profunda.  Esto es la evidencia más fehaciente de que el Reiki esta surtiendo efecto, en lugar de abandonar debemos tener fe en la sanación total.

Para que afecciones se recomienda?

Si estamos alineados con la información que venimos desarrollando en el artículo, no debe sorprenderse cuando le señale que el Reiki puede mejorar cualquier tipo de afección de salud. Pero ¿cómo es esto posible?, estamos hablando de energía vital, el reiki es capaz de mejorar nuestra salud física, mental, emocional y espiritual, por lo tanto,  si está dirigida a mejorar  a todos los aspectos señalados, es un tipo de sanación integral.

Cuando a través del reiki, se logra armonizar toda la energía, nuestras emociones vibran en positivo, por lo tanto, las dolencias físicas que hayan surgido, de las emociones y energías mal canalizadas comenzarán a desaparecer. Al sentirnos mejor físicamente comenzaremos a vibrar en estados emocionales positivos, por lo tanto nuestra mente, también se encontrará libre de estados perturbados.

El Reiki nos ayuda a disminuir los estados de estrés, armoniza y estabiliza la energía física, mental, emocional y espiritual, por lo tanto, se inician procesos en los que la persona comienza a sanar por dentro. Nuestro sistema inmunitario se robustece, por lo tanto, está en capacidad de enfrentar cualquier tipo de patógenos.

Al encontrar la salud mental, podemos pensar con mayor claridad, tomar decisiones acertadas, nos haremos personas exitosas, por lo tanto, aumentará nuestra autoestima. Todos los desequilibrios generados por lo emocional, como anorexia, bulimia, obesidad, entre muchos otros, pueden ser perfectamente controlados a través del Reiki.

Beneficios

Cuando nos encontramos en condiciones emocionales no equilibrada y nuestra vida se desarrolla guiada por sentimientos y situaciones negativas y la medicina convencional no nos ayuda, es momento de detenerse y buscar apoyo en la medicina alternativa. Cuando ese tipo de emociones se mantienen por mucho tiempo, en nuestro cuerpo comienzan a ocurrir cambios que derivan en enfermedades.

El reiki es como hemos visto una terapia alternativa integral, por lo que podemos obtener de su aplicación beneficios importantes que cambiarán nuestra vida. Debemos recordar que el creador de esta terapia sanadora, consebia el Reiki como un estilo de vida. Cuando se inicia el proceso sanador se aperturan nuestros chakras, esos centros energéticos que existen en nuestro cuerpo y los conecta con la energía cósmica universal.

La imposición de manos de los maestros del reiki, canalizaran nuestra energía y permitirán que nuestra propia energía fluya y pueda iniciar en nosotros la sanación. Los beneficios entonces serán en nuestras emociones, canalizando los buenos sentimientos, haciéndonos personas más positivas. Serán beneficios en lo físico porque podemos sanar de muchas enfermedades.

Encontraremos beneficio en lo mental, porque no tendremos afecciones que nos preocupen y en los espiritual, porque que se fortalece nuestra Fe.  Los beneficios que se obtienen de esta terapia alternativa nos permitirá obtener el beneficio de sanar todo nuestro ser.

Relación con las religiones

La relación espiritual es una parte del Reiki, este método de sanar a través de la imposición de las manos, está fuertemente sustentado en la credibilidad de creer en la existencia de una energía vital. Las religiones incluso sin saberlo o sin querer admitirlo han practicado el reiki.

 

Aún cuando su nombre en realidad significa energía universal y energía vital, fundamenta de alguna manera que todo cuanto hay en el mundo y en el universo, proviene de esa energía, por lo tanto, todos somos lo mismo,  todos somos iguales, todos tenemos un mismo origen. Este tipo de enfoque es un choque frontal con las religiones, debido a que si todos somos energía universal y vital, no hay un ser creador del cielo y de la tierra, es decir, Dios no existe.

Para el reiki el hombre es energía y al morir su energía se va, para las religiones el hombre tiene cuerpo y alma, por lo tanto, cuando el hombre muere su cuerpo va a la tierra y su alma a la vida eterna. Por esto y mucho más, la iglesia está en desacuerdo con el reiki, fundamentando que es una práctica que no tiene sustento científico y tampoco se apoya en la fe, por lo que consideran que corrompe la creencia en Dios.

Si este artículo ha sido de su satisfacción le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

 

(Visited 7 times, 1 visits today)