Osteopatía, un tratamiento beneficioso para el tejido muscular y óseo

Te presentamos en este post la osteopatía, esta terapia que ha probado ser efectiva para tratar las dolencias de manera poco invasiva. Entérate cómo funciona, su historia, los tipos y sus beneficios.

Osteopatía

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es la la terapia alternativa que, basándose en la estructura y los problemas mecánicos del organismo, busca identificar y sanar la posible causa principal que genera  dolor.

Se fundamenta en los conocimientos de fisiología, biomecánica y anatomía del cuerpo que permiten conocer su reacción, en virtud de que éste funciona como una unidad conectada mediante las diferentes estructuras como los huesos, los músculos, el sistema visceral, etc.

Se le considera un método terapéutico de medicina alternativa, puesto que no se tiene evidencia científica contundente en cuanto a su efectividad para el alivio de las afecciones de las articulaciones y del tejido muscular.

Osteopatía

Su nombre se deriva del término griego antiguo ὀστέον que significa “hueso” y πάθεια, referido a “patía” que se traduce como “sensible a” o “que responde a”​

La acción de la osteopatía se centra en el tratamiento del dolor musculo-esquelético, estando restringida a ciertos dolores específicos. Se recomienda leer El Sindrome de Apert, sobre afecciones congénitas.

Realmente dentro de esta terapia de la osteopatía se contemplan varias técnicas manuales no invasivas según el problema físico tratado en la búsqueda de la recuperación del equilibrio orgánico.

El método se fundamenta en los masajes y la manipulación de las articulaciones y se sustenta de la teoría que señala que el cuerpo es capaz de generar sus propios remedios para curar las enfermedades y acepta el método terapéutico y de diagnóstico de la medicina científica.

Osteopatía

El objetivo fundamental de la terapia es restaurar el equilibrio al cuerpo, y mejorar la calidad de vida de los pacientes, para lo cual se busca su relajación durante las sesiones que, por lo general, se efectúan en un ambiente agradable. En ¿Qué es la Fascitis? se nos presentan información referente a una patología muscular.

 Historia

La osteopatía data del siglo XIX cuando fue desarrollada por el médico cirujano estadounidense Andrew Taylor Still, quien dio a conocer las interrelaciones que hay entre el sistema músculo-esquelético y los otros sistemas orgánicos.

Así también señaló la relación que había entre la movilidad y la libertad de esos distintos sistemas y la salud del hombre. Still dio inicio a sus primeras prácticas osteopáticas entre los años 1870 y 1874, después de haber logrado la sanación de un niño con disentería, trata. Luego, curó a otros 17 pacientes más.

Andrew Taylor Still

Más tarde, el 22 de junio de 1874 sentó las bases de una nueva medicina que denominó la osteopatía.

Para ello, postuló la hipótesis de que la fascia, que es la membrana fibrosa de tejido conectivo que envuelve y sostiene todo el cuerpo con todos sus órganos, tendones y ligamentos, glándulas, nervios, huesos, articulaciones, vísceras, etc., podría ser considerada el tejido más importante del cuerpo, en virtud de la función que cumple.

Señaló, también, que, por esa misma razón, pudiera ser la causa de muchas patologías en los casos en que pudiera restringir la circulación de los fluidos como la linfa, líquido cefalorraquídeo e incluso la sangre a esos sitios de intercambio en los que las células reciben las sustancias que les permiten realizar sus funciones y garantizar la vida.

Esta ideología planteada por Still se sustentó en la existencia de lo que se llamó una “continuidad miofascial”.

En 1892 a fin de consolidar su metodología, creó la American School of Osteopathy in Kirksville, Missouri, en la que se difundían todas sus  enseñanzas.

Sus trabajos fueron continuados por otros investigadores de la disciplina, tales como V. Frymann, W. G. Sutherland, H. Magoun y J. Littlejohn, cuyas investigaciones fortalecieron la osteopatía como método terapéutico.

Osteopatía

 Tratamientos de osteopatía

La aplicación de la osteopatía para el tratamiento de diversas afecciones entre las que destacan las asociadas al sistema musculo-esquelético, que son las más frecuentes en las consultas de atención primaria y urgencias hospitalarias.

Se ha tratado con osteopatía los esguinces cervicales y de tobillo, artritis, dorsalgias, lumbalgias, omalgias o dolores de hombro, cervicalgias, tendinitis y afecciones osteomusculares comunes.

Ha proporcionado resultados satisfactorios en la sanación de otitis, vértigos, problemas circulatorios, migrañas, perturbaciones digestivas y endocrinas, lesiones traumatológicas, afecciones urológicas y ginecológicas.

Osteopatía

En el campo de la pediatría se han podido obtener igualmente resultados positivos en recién nacidos y niños, en quienes se trataron estreñimiento, parálisis braquiales, irritabilidad, tortícolis, esguinces, plagiocefalias, cólico del lactante, escoliosis, alteraciones del sueño, etc.

Se distinguen sustancialmente tres tratamientos en osteopatía; a saber: la osteopatía estructural, la craneal y la visceral. A continuación, se presenta en qué consiste cada una de ellas, así las técnicas desarrolladas para mitigar las distintas dolencias que se presentan en el día a día.

Osteopatía estructural

Mediante esta terapia se atienden los trastornos del sistema músculo-esquelético. Se hace el estudio clínico de cada uno de los componentes del movimiento corporal como son los huesos,  músculos y articulaciones, así como de los movimientos complejos.

Igualmente, se analizan los tejidos blandos, como son los tendones, la fascia o ligamentos. A partir de la información recopilada se procede a prescribir el tratamiento osteopático para corregir las alteraciones de este sistema.

Para mayor eficacia y efectividad, se subdivide el sistema  músculo-esquelético en tren superior y tren inferior de manera de poder alcanzar el correcto aprendizaje.

Osteopatía

 Osteopatía craneal

Se fundamenta en el tratamiento de la estructura ósea del cráneo. Se contempla en el mismo su vinculación con el sistema nervioso central y las perturbaciones que se generan de su desequilibrio como errores posturales, vértigo y migrañas, por ejemplo.

Forman parte de la estructura craneal lo concerniente a la mandíbula, ya que interviene en muchas distorsiones que se suscitan en la función otorrinolaringológica.

Se estudia y trata con osteopatía la movilidad de los huesos del cráneo, enfocándose en el desarrollo de los mismos en bebés, niños y los trastornos que se presentan en la edad adulta.

Osteopatía

Osteopatía visceral

Esta osteopatía está asociada a los órganos vitales como el estómago, hígado, aparato reproductor, aparato urogenital, páncreas, riñón, etc.

Se hace el estudio de cada uno a fin de determinar su funcionamiento, sus deficiencias y poder establecer el tratamiento correctivo de las posibles disfunciones.

Técnicas osteopáticas

Para lograr los resultados deseados con cada paciente se requiere que el osteópata, luego de efectuar su estudio y su diagnóstico, determine la técnica más apropiada para el tratamiento del paciente.

Son diversas las técnicas que puede emplear el osteópata, pero entre las más usuales se encuentran las siguientes:

Técnica de liberación miofascial

Es una técnica muy efectiva que consiste en “soltar” la fascia, que, como sabemos, es la membrana que envuelve todos los tejidos blandos. En ocasiones, por diversos motivos, la fascia se adhiere a los tejidos impidiendo la movilidad y ocasionando dolor.

El especialista buscará con la terapia lograr que se “suelte” y libere al paciente de esta perturbación.

Osteopatía

Técnica de la energía muscular

La aplicación de esta técnica permite aprovechar las contracciones voluntarias de los músculos del paciente orientándolos en una dirección específica y proporcionándole cierta intensidad al movimiento, el cual será confrontado por la resistencia que hará el terapeuta para lograr la reacción del músculo o articulación tratado.

El osteópata la aplica para fortalecer musculatura debilitada, reducir edemas, recuperar la movilidad de una articulación o en músculos acortados o espásticos.

Técnica de Jones de ‘puntos sensibles’ y ‘puntos gatillo’

Para aplicar esta técnica se requiere que el osteópata identifique la ubicación precisa de esos puntos sensibles o puntos gatillos, que es donde se está generando la anomalía.

Por lo general, los puntos sensibles son aquellos que provocan dolor al tocarlos por la sensibilidad que se genera en el área afectada. El especialista efectúa la auscultación tocando repetidamente la zona afectada.

Los puntos gatillos, por su parte, causan un dolor que se refleja en otro lugar distinto al sitio presionado. Se requiere una gran experticia del osteópata de esta técnica para poder localizar en forma exacta estos puntos.

Osteopatía

Al pulsar el punto en cuestión, se debe movilizar la articulación para tratar de ubicar cual es el ángulo en el que ya el paciente no sienta dolor. Al lograr la posición correcta, ésta se debe mantener y hacer presión por espacio de 90 segundos.

Esta técnica se recomienda para casos de contractura y las llamadas sobrecargas musculares severas.

Técnica de trust 

Probablemente esta técnica es la más usual entre las prácticas osteopáticas. Coloquialmente se le conoce como la técnica de “crujir o colocar los huesos”.

Consiste en hacer un movimiento rápido e indoloro de una articulación para normalizarla. Se debe colocar al paciente en la postura de puesta en tensión, dependiendo de sus limitaciones articulares. Luego, utilizando brazos o piernas como especie de palancas se les aplica un movimiento brusco y rápido.

Es una técnica que proporciona muy buenos resultados, no obstante, la pericia del osteópata es primordial para lograr los efectos deseados, no solo para aislar la porción que se está tratando, sino también para tener el debido control en la amplitud y la fuerza que se debe aplicar.

Osteopatía

¿Para qué sirve la osteopatía?

Entiendo el cuerpo humano como un todo, la terapia de la osteopatía es recomendada para una gran cantidad de patologías y alteraciones orgánicas que aquejan al ser humano.

Algunas de ellas pueden ser:

  • En trastornos osteo-articulares y músculo-esqueléticos entre los que comúnmente se cuenta las contracturas, tendinitis, esguinces, problemas por dismetría estructural, que son los casos en los miembros tienen distinta longitud.
  • En el área de las afecciones genito-urinarias, que incluyen perturbaciones como la cistitis, trastornos menopáusicos, incontinencia, amenorrea y dismenorrea.
  • En dolencias del sistema digestivo, que pueden ser gases, gastritis, meteorismo, colon irritable, estreñimiento, hernia de hiato.
  • Puede contribuir a la mejoría de dolencias en el sistema respiratorio como por ejemplo: bronquitis, asma, tos.
  • Ayuda en perturbaciones neuronales tales como migrañas, neuralgia trigeminal, cefaleas de diversa índole.
  • En el campo de la pediatría la osteopatía puede ser de mucho beneficio para aliviar los trastornos y molestias de los bebés y niños.
  • Puede brindar alivio en los trastornos postoperatorios.
  • Ayuda a mejorar la ansiedad, el estrés, las alteraciones del sueño, la fatiga, los vértigos, cansancio generalizado, etc.
  • En el área de obstetricia, puede ser de mucho beneficio para las mujeres.

Osteopatía

 Beneficios de la osteopatía

Son innumerables los beneficios que aporta la osteopatía. El principal beneficio a destacar es que es una metodología poco invasiva, por lo que ocasiona daños colaterales asegurando el alivio del dolor sin necesidad de tratamientos médicos intrusivos.

En la práctica de la medicina osteopática se ha establecido como prioridad la mínima intervención corporal directa en la búsqueda de erradicar la dolencia en cuestión.

Para lograrla se analiza el posible origen y se estudia la evolución del mal, de tal manera que, con esta información, el especialista puede efectuar el debido tratamiento de la afección, eliminando la causa que la origina, sin aplicar técnicas agresivas o tan invasivas, como lo pueden ser fármacos, aparatología fisioterapéutica, entre otros.

Se trata de una terapia que puede aplicarse a personas de cualquier edad, sexo, condición física y salud. Con ello, además promueve la capacidad de autocuración del cuerpo. En este aspecto, por supuesto, la osteopatía se diferencia de las directrices y patrones de actuación de las terapias normalizadas.

Osteopatía

Tal forma de procedimental se sustenta en la facultad demostrada que tiene el cuerpo humano de regenerarse, de auto sanarse, de adaptarse a los mecanismos lesionales y a las agresiones externas.

Esto se ha evidenciado en que el cuerpo humano es capaz por sí mismo de cicatrizar sus heridas, cerrar ulceras, curar cuadros gripales expulsando los agentes infecciosos, soldar fracturas, tapar elementos extraños con tejido fibrótico.

La osteopatía simplemente contribuye con sus técnicas a mantener la condición de salud, al promover la restauración de la movilidad general del cuerpo, así como su equilibrio, elasticidad y coordinación.

Puede ser aplicada en trastornos y alteraciones orgánicas, como dolores de espalda y cintura, cuello y dolores articulares.

Contribuye a la mitigación de las molestias de la artrosis e interviene en la disminución de las perturbaciones digestivas como el estreñimiento y las úlceras, entre otras.

Mitiga los dolores de cabeza y migrañas, así como los vértigos y mareos. Igualmente ha probado ser efectiva en la mejoría de las disfunciones a nivel de la articulación mandibular.

En cuanto a las lesiones deportivas, se han podido sanar desgarros musculares, esguinces y luxaciones, así como se ha logrado reducir las molestias de los dolores postquirúrgicos. Reduce los trastornos de regurgitación en lactantes.

La osteopatía ha logrado atenuar los dolores en el embarazo y también ha disminuido las infecciones urinarias recurrentes. Además, mejora la incontinencia urinaria y los dolores de la ciática.

Permite la reducción de las cervicobraquialgias y, por otra parte, se han evidenciado sus efectos positivos sobre lordosis, escoliosis, cifosis que cursan con dolor.

Estimula los mecanismos de salud y defensa natural.

Está especialmente indicada en niños, en los cuales ayuda solventar situaciones patológicas como:

  • Estreñimiento y/o diarreas
  • Cólicos
  • Mala oclusión dental
  • Problemas de succión de leche materna
  • Problemas de vías respiratorias
  • Trastornos del sueño
  • Problemas de comportamiento y aprendizaje.

Contraindicaciones de la osteopatía

Hemos señalado que se trata de una terapia no invasiva, por lo que no se podría hablar de que se produzca efectos secundarios que pudieran contraindicar el tratamiento osteopático.

Esta terapia no puede ser considera como la gran solución para la sanación de las dolencias y mucho menos reemplazar tratamientos más establecidos como el remedio ideal para las dolencias del cuerpo humano.

Lo que es destacar es que el profesional de la osteopatía está al tanto de sus limitaciones y que, por el estudio clínico previo que realiza al paciente, conoce las lesiones que está en capacidad de tratar, de manera de ocasionar algún otro trastorno que se escapa de su rango de experticia.

Es por ello que todo buen osteópata al atender en su consulta al paciente siempre le pide que le informe cuál ha sido el diagnostico que le ha dado su médico de cabecera acerca del dolor que le aqueja y, a partir de allí, él efectuará sus pesquisas y sabrá cómo abordar el tratamiento.

¿Sabías que…

En Europa, la disciplina de la osteopatía se reconoció definitivamente en 1999 cuando en Bélgica se legalizó como profesión y como estudio?

Más tarde, a comienzos de 2002, Francia igualmente la legalizó?

En la Organización Mundial de la Salud (OMS) se hace referencia a la osteopatía como una medicina?

Son muchos los países en los que la osteopatía está reconocida y puede ser practicada en forma libre, como es el caso de Canadá, EE. UU., Suiza, Portugal, Australia, Nueva Zelanda, Suecia, y en Inglaterra según el Osteopaths Act del 1 de julio de 1993?

Otros países no han hecho el reconocimiento formal mediante una disposición legal, aun cuando es practicada sin restricción alguna?

En España aún no se le ha reglamentado debidamente, a pesar de que en el Parlamento Europeo se votó y aprobó el 29 de mayo de 1997 la resolución Lannoye y Collins que exhorta a los países miembros efectuar las gestiones necesarias para el reconocimiento de las medicinas no convencionales, entre ellas la osteopatía?

Existe la Guía de Osteopatía creada por la OMS que sirvió de fundamento para que se diera el pleno reconocimiento a esta metodología en todos los países de la Unión Europea y en el mundo?

En 2010 fue que los 29 países firmantes de la Declaración de Bolonia de 1999 comenzaron a modificar sus respectivas titulaciones universitarias a fin de adoptar esta terapia y lograr implementar en los estudios?

En Europa a través de la Federación Europea de los Osteópatas (E.F.O), se coordinan los trabajos que llevan a cabo las asociaciones profesionales tendientes al reconocimiento oficial de la osteopatía en las países de la UE que aún no lo han efectuado?

Además, la E.F.O. es la que establece los criterios para la práctica profesional?

Igualmente, creó e implantó el código ético profesional, así como los estándares mínimos de formación en la UE?

(Visited 2 times, 1 visits today)