¿Qué es la Fascitis? Descubre sobre esta inflamación

Los atletas suelen sufrir una gran cantidad de lesiones debido al esfuerzo físico que hacen para poder llevar a cabo sus actividades específicas en el deporte. La fascitis es una de las lesiones más comunes en esta población y en este artículo nos encargaremos de abordarla con detenimiento.

Fascitis

¿Qué es la fascitis?

Podemos definir la fascitis como una enfermedad que se crea por la inflamación de la fascia plantar, esta patología es conocida popularmente como fascitis plantar. La fascia plantar es el  tejido de carácter fibroso que rodea la musculatura interior del pie, esta va desde el talón hasta los dedos.

El fin de la fascia plantar es mantener el arco del pie al momento de caminar, entre otras funciones que podemos destacar de esta estructura anatómica es el absorber y devolver la energía que se produce al momento de la pisada que produce la persona al caminar, también protege los huesos de los dedos del pie en caso de que se produzca una gran flexión en ellos.

Son diversos los factores que pueden causar dolor en el talón, el más común es el dolor provocado por la propia fascitis aunque también puede ser por una bursitis que se origine en los huesos del pie. Para poder diferenciar estas dos entidades, debemos destacar que en el caso de la fascitis, destaca por ser una lesión muy dolorosa e incapacitante.

Este dolor suele volverse crónico y suele ser matutino, aparece por lo general al levantarse y dar los primeros pasos del día. Luego de un tiempo con esta molestia matutina, podría extenderse la duración del dolor a todo el día incomodando de gran manera las actividades diarias de la persona.

Considerando lo mencionado previamente, la fascitis tiene un gran impacto en la calidad de vida de aquel que llega a padecer de esta enfermedad puesto que el dolor no permite realizar actividad física alguna. Por otro lado, sus implicaciones pueden incluso repercutir en lo emocional puesto que muchas personas usan la actividad física para disminuir los niveles de ansiedad y una fascitis indica la suspensión de cualquier actividad física.

Causas

Antes de hablar de las causas de la fascitis, debemos comentar que la fascia plantar tiene forma de arco para así sostener el arco del pie y además permitir la absorción del impacto con el suelo. Es por ello que, en caso de una excesiva tensión en el pie o incluso estrés por un golpe podrían provocar que el arco de la fascia plantar se agrande y se desgarre provocando el dolor.

Los procesos de fascitis suelen curarse pero las personas que sufran estiramientos y desgarros de forma continua suelen producir la inflamación nuevamente de la fascia, por lo general son las tensiones y el abuso de la actividad física lo que provocan la fascitis.

Síntomas

El principal síntoma asociado a la fascitis es el dolor en la parte interna del talón, este dolor es causado por el estiramiento y posible desgarro de la fascia plantar, además, esta zona es la que se encarga de insertar la fascia plantar en la estructura del pie.

fascitis

Por lo general este dolor suele presentarse por las mañanas puesto que el cuerpo se mantuvo durante mucho tiempo sin movimiento y se produce una rigidez física normal, esto provoca un leve acortamiento de la fascia la cual debe volver a su lugar y esto provoca el dolor junto con la lesión propia de esta estructura.

Debemos destacar que además de dolor, se puede producir inflamación leve en la zona interna del talón así como enrojecimiento y sensibilidad en dicha zona. En caso de una persona que acostumbre a realizar actividad física esta molestia no se producirá sólo en la mañana sino que también se generara luego de la actividad física y esto llevara a la persona a detener dicha actividad por causa del dolor.

Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar la fascitis plantar es necesario que el médico analice la historia clínica del paciente y además realice una exploración física. Primeramente, el médico le preguntará al paciente cuanto ha sido el tiempo que lleva con el dolor y si reconoce el factor desencadenante del dolor.

Luego de indagar un poco, se procederá con el examen físico para poder apreciar cuales son los factores que incrementan el dolor en la fascia. Dentro de estos factores, el médico explora las alternativas como una musculatura posterior de la pierna acortada, pie plano o incluso asimetría en los miembros inferiores.

Para finalizar, el médico indicará una radiografía para ver si existe un espolón o una fractura para saber si estos dos no son los causantes del dolor. Una vez diagnosticada la fascitis, se procedería a hacer una ecografía con la finalidad de ver el estado de la fascia, esto permitirá al médico conocer si esta estructura está engrosada, desgarrada o bien si tiene una inserción no adecuada en el talón.

Tratamiento

El principal tratamiento que existe para la fascitis es el reposo para permitir que la fascia desinflame. Tomando como punto de partida el reposo, se procede a combinar antiinflamatorios con la fisioterapia para poder disminuir con mayor rapidez la inflamación de la fascia. Es importante mencionar que a penas la persona sufra dolor en el pie acuda al podólogo, esto se debe a que un tratamiento temprano va a garantizar una recuperación eficaz. El podólogo le indicará que use vendajes funcionales, ejercicios de estiramiento y plantillas podológicas a la medida.

Prevención de la fascitis

Los episodios de fascitis se pueden prevenir, la principal recomendación es es un calzado adecuado para la actividad física, por otro lado, se aconseja no hacer esfuerzos excesivos a la hora de la actividad física puesto que esto podría provocar un desgarro de la fascia y a su vez derivar en la fascitis.

Un factor que suele producir la fascitis es el sobre es el exceso de peso por lo que, realizar un plan nutricional ayudaría a reducir los riesgos de fascitis por sobrepeso. En caso de sufrir pie plano o asimetría de los miembros inferiores, el podólogo recomendará ejercicios de estiramiento para evitar la fascitis.

Complicaciones

La principal complicación asociada a la fascitis es el dolor crónico de talón que puede dificultar considerablemente las actividades regulares de las personas. Por otro lado, este dolor crónico de talón podría derivar a problemas en las rodillas, caderas e incluso la espalda debido a que por causa de este dolor se modifica la manera de caminar.

Como pudimos apreciar en este artículo, la fascitis es una inflamación de la fascia plantar provocada por lo general por un exceso de actividad física por parte de la persona, también se incluyen otros factores como pie plano y asimetría de los miembros inferiores. El principal tratamiento para esta enfermedad es el reposo en combinación con antiinflamatorios y fisioterapia con un profesional. Cualquier duda que presente, consulte a su médico. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • Celestone: Te explicamos todo lo que debes saber
  • Avamys: Toda la información necesaria de este fármaco
  • Fluidasa: Todo lo que debes saber de este medicamento
  • Dogmatil: Todo lo que no sabes sobre este fármaco
(Visited 4 times, 1 visits today)