Magnetoterapia, técnica utilizada para la rehabilitación

La magnetoterapia es un técnica empleada en el ámbito de la rehabilitación que consiste en utilizar campos magnéticos (como imanes, por ejemplo) en el cuerpo para así, generar cambios en los tejidos del mismo. En el presente artículo nos dedicaremos a realizar una explicación detallada acerca de este método de la medicina alternativa.

magnetoterapia

¿Qué es la magnetoterapia?

La magnetoterapia es una técnica en la que se aplican los campos magnéticos de imanes o generados a partir de bobinas eléctricas en el organismo de la persona, para de esta manera, generar cambios en varios de los tejidos del cuerpo. Igualmente, este método es conocido bajo los nombres de terapia de imanes, magnoterapia e imanoterapia.

El fundamento central de esta terapia consiste en que la utilización de dichos campos magnéticos en el organismo de la persona sirve como un medio para aumentar la circulación sanguínea del tejido que se está trabajando o que se encuentra lesionado. En este sentido, bajo esta técnica de rehabilitación se reduce el nivel de inflamación y se alivian síntomas como: dolor muscular y la hinchazón de la zona.

El funcionamiento de esta técnica se logra debido a que los campos magnéticos empleados son capaces de atraer sustancias en la sangre como la deoxihemoglobina (hemoglobina que no puede transportar el oxígeno) provocando así una mejora en la circulación de la misma.

La creación de los campos eléctricos se realiza a partir de la aplicación de bobinas por las que pasan las corrientes eléctricas, de esta forma, las ondas eléctricas que son producidas por estos materiales son captadas por el organismo del cuerpo humano, sin la necesidad de aplicar directamente la corriente eléctrica.

El origen de este método de crear corrientes magnéticas sobre el organismo fue implementado con el objetivo de desarrollar un tratamiento efectivo para reparar un hueso fracturado. Por lo general, a esto método se le conoce como campo magnético pulsado.

Desde la perspectiva de la física esta técnica se puede explicar a partir de dos leyes: La ley de Ampere que explica el funcionamiento de la frecuencia y de la intensidad de la onda, y la ley de Faraday que argumenta que los campos magnéticos tienen la habilidad de provocar campos eléctricos en cualquier materia.

A pesar de esto, la OMS (Organización Mundial de la Salud) hasta los momentos reconoce a los campos magnéticos pulsados y lo hace como un electroestimulador, alegando que la interacción primordial de los campos magnéticos es la inducción de Faraday de campos eléctricos y corrientes relacionadas a los tejidos.

Historia

Existen múltiples fuentes en donde se pueden contemplar los efectos de los imanes en la terapia. Inicialmente podemos hablar sobre Magnes, un pastor griego que usaba una roca de magneto para jugar dado que se dio cuenta que la misma era capaz de atraer materiales de diversos metales.

magnetoterapia

Asimismo, en el continente asiático existe una ciudad nombrada Magnes, la cual es rica en el mineral conocido como Magnetita (material principal para el funcionamiento de las brújulas). A partir de este momento médicos como Paracelsus en el siglo XVI, emplearon barras magnéticas para tratamientos diferenciales entre los polos positivos y negativos. Después, el médico Messner en el siglo XVIII, realizó la magnetoterapia con eficacia la primera vez y le atribuyó el nombre, magnetismo animal.

Durante el siglo XIX diversos investigadores en el campo de la física realizaron estudios acerca de los campos magnéticos y sus usos en las áreas industriales y por su puesto médicas. Luego de esto, en el siglo XX los doctores Barnothy y Davis, fueron los responsables de desarrollar los efectos de los campos magnéticos en el organismo del cuerpo humano.

En la actualidad, se conocen el uso de los imanes bajo el nombre de otras teorías que unifican la magnetoterapia con los puntos acupuntura, siendo los últimos áreas de estimulación de los campos magnéticos generados por los imanes, administrándolos en parejas o pares en diferentes puntos del cuerpo.

¿Para qué se utiliza?

La magnetoterapia es una técnica en la cual se le ha buscado una utilidad rehabilitadora dentro del área de la fisioterapia, esto se debe a que la misma ha mostrado ser efectiva en el tratamiento de las afecciones músculo-esqueléticas.

magnetoterapia

En un principio, este método solo era utilizado para contribuir en el tratamiento de la regeneración del tejido óseo. No obstante, con el paso de los años se ha podido corroborar los efectos positivos que tiene la magnetoterapia en la regeneración, puesto que se producen cambios en los tejidos del organismo del cuerpo humano.

En la actualidad, los fisioterapeutas recurren a los métodos de los campos magnéticos de baja frecuencia y alta intensidad, dado que garantizan unos implementos terapéuticos útiles para el tratamiento de enfermedades que afectan al sistema nervioso, circulatorio, aparato locomotor e incluso trastornos en la piel.

¿Cómo funciona la magnetoterapia?

En la actualidad existen diferentes maneras en las cuales funciona la magnetoterapia, sin embargo, la mayoría de las sesiones de la técnica se basan en dos formas particulares, las cuales son:

  • Utilizando imanes: A esta manera de aplicar la magnetoterapia también se le otorga el nombre de imanoterapia y la misma se encuentra basada en la aplicación de imanes con una intensidad de hasta 500 – 1000 Gauss en el cuerpo humano.
  • Empleando máquinas: Este método de la terapia se basa en la utilización de instrumentos especializados para la misma, los cuales se escogen dependiendo del efecto que se busca para la persona a tratar. En este sentido, este medio se divide en dos maneras:
    • Magnetoterapia de alta frecuencia: En donde la intensidad de los campos magnéticos se encuentran más allá de los 100 hz y más de 100 gauss.
    • Magnetoterapia de Baja frecuencia: En estos casos, la intensidad de los campos magnéticos deben ser menor a los 100 hz y 100 gauss.

Luego de haber escogido el método a implementar para el tratamiento de las afecciones del paciente, los imanes o la máquina generadora de campos magnéticos se aplica en el cuerpo de manera natural, sin ser invasiva.

Los beneficios de la magnetoterapia en la rehabilitación

Los beneficios que trae consigo la técnica de la magnetoterapia son muy variados, dado que es un método concebido como tratamiento para las personas en rehabilitación, los efectos de la misma han resultado eficaces en su progreso. Entre ellos podemos hacer mención de los siguientes puntos.

Biológicos

Para conocer cuales son los beneficios de la magnetoterapia es necesario recordar los métodos mencionados anteriormente que se realizan en las sesiones, es decir, la magnetoterapia de baja o alta frecuencia. Según la técnica implementada, los efectos positivos en el organismo tienden a variar:

  • Baja Frecuencia: En el caso de una magnetoterapia de baja frecuencia ocurre una alta penetración en el organismo de la persona, por lo que los beneficios que trae consigo son la regeneración en los tejidos, la vasodilatación, entre otros.
  • Alta Frecuencia: Al utilizar este método de la magnetoterapia hay una poca penetración en el organismo de la persona, por lo que los beneficios que trae consigo en la disminución del dolor a nivel neurológico.

En los tejidos, órganos y distintos sistemas

  • Produce una relajación en todas las fibras musculares del cuerpo, tanto las lisas como las estriadas.
  • Provoca la vasodilatación que en consecuencia produce una regeneración en los tejidos.
  • Actúa como un antiinflamatorio, puesto que permite la llegada de los nutrientes a la parte afectada a causa de la incrementación de la circulación sanguínea.
  • Produce una regulación circulatoria, lo que conlleva a una vasodilatación en las arterias y favorece el retorno venoso.
  • El aumento parcial de la presión en el oxígeno lo que ocasiona que el mismo sea aportado en mayor medida a diferentes órganos y tejidos del cuerpo.
  • Incremento en la fijación de calcio en los huesos.
  • Así como produce un efecto antiinflamatorio también provoca un efecto analgésico que ayuda a regular el dolor.
  • Dado que el uso de esta técnica contribuye en la reducción de la tensión arterial y la vasodilatación trae como beneficio la producción de endorfinas que permite que la persona entre en un estado de relajación.

¿Para qué se recomienda?

Como ya se ha mencionado anteriormente, el uso de la magnetoterapia es vista como una técnica eficaz para el tratamiento de lesiones y como tratamiento complementario en la rehabilitación muscular en pacientes de fisioterapia.

Por lo que la misma se encuentra indicada para personas que hayan padecido o que padezcan de algún tipo de dolencia o lesión a nivel muscular, bien sea crónica o aguda, como por ejemplo, lesiones causadas por un accidente o herida deportiva.

Sin embargo, la misma no está indicada para todos los tipos de lesiones sino que se recomienda como un recurso útil en el caso en donde los síntomas de la afección sean muy intensos.

Contraindicaciones

Así como este método se ha encontrado beneficioso para aliviar y permitir un mejor estilo de vida para las personas, la realidad es que el mismo posee ciertas limitaciones en cuanto a las personas que la pueden recibir. Por lo que la magnetoterapia está contraindicada para:

  • Mujeres embarazadas.
  • Individuos con hemorragias activas.
  • Personas que poseen marcapasos.
  • Personas con problemas de tensión baja.
  • Individuos con infecciones producto de virus.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información brindada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Seretide y Berodual

(Visited 32 times, 1 visits today)