Seretide: Todo lo que necesitas acerca de este fármaco

El seretide es un medicamento recetado para el tratamiento de los síntomas del asma. En el artículo de hoy, nos dedicaremos a realizar un recorrido acerca de todo sobre este fármaco. Se le recuerda que este blog es de tipo informativo, por favor no se automedique.

seretide

¿Qué es el Seretide?

El seretide es un medicamento broncodilatador; el mismo se trata de una sustancia que actúa sobre los bronquios, que son los responsables de conducir el aire hacia los pulmones. Al presentarse dificultades respiratorias, ellos se contraen impidiendo la entrada de oxígeno, el fármaco tiene el objetivo de volver a abrirlos.

Este fármaco está conformado por dos compuestos químicos principales: la fluticasona y el salmeterol. La sustancia central para este medicamento es el salmeterol, que debido a sus propiedades dilatadoras de los bronquios, permite el paso de aire. Mientras que la fluticasona se encarga de la reducción de la inflamación.

La combinación de ambas sustancias en este medicamento, está orientada a un tratamiento de mantenimiento y no como un fármaco que alivia los síntomas repentinos. Dicho en otras palabras, es un medicamento para prevenir síntomas de problemas respiratorios.

Una vez que el medicamento entra en contacto con el organismo la fluticasona funcionará para inhibir aquellas células responsables de la inflamación (mastocitos, eosinófilos, basófilos, linfocitos, macrófagos y neutrófilos).

seretide

Por otro lado, el salmeterol produce un efecto relajante en las vías respiratorias, para que de esta forma la dilatación de los bronquios suceda lo más rápido posible. Dicha sustancia posee una larga duración en el organismo, con un promedio de doce horas.

En líneas generales el seretide es un inhalador, es decir, un instrumento en donde el medicamento se propaga únicamente por la vía oral a través de la aspiración del mismo hacia los pulmones. Su permanencia en el organismo es de doce horas y es absorbido principalmente por el hígado.

¿Para qué sirve?

Como ya se mencionó, el seretide es un medicamento destinado para las afecciones en las vías respiratorias, de manera que los médicos lo recetan para enfermedades crónicas como el asma en adultos y adolescentes mayores de los doce años y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPCO) en adultos mayores de los 18 años.

En primera instancia, el asma es una enfermedad en la que se ve afectado todo el sistema respiratorio (pulmones, bronquios, boca, fosas nasales, faringe, laringe y traquea) que se desarrolla durante la infancia y puede persistir hasta la adultez. Los síntomas que se presentan son:

  • Hinchazón de las fosas nasales. Este síntoma no presenta una regularidad establecida, el mismo se desata de manera imprevista y está acompañado por sibilancias, sonidos similares a silbidos cuando se intenta inhalar.
  • A causa del síntoma anterior, se produce una dificultad respiratoria.
  • Contracción en el área torácica del cuerpo, conllevando a una tos seca o flemática.

seretide

Por su parte, la EPCO es una afección que ocurre en los pulmones, caracterizada por una obstrucción en las vías respiratorias ocasionada por secreción de mucosa (la aparición de flema), esta se prolonga hasta volverse irreversible. Por lo general, esta enfermedad se ha observado con mayor frecuencia en personas que consumen tabaco.

El uso de este medicamento debe ser de carácter diario, ya que es la única forma de garantizar que los efectos del mismo actúen de manera eficiente en el organismo de la persona.

El propósito de seretide es impedir que se produzca la falta de aliento y las sibilancias frecuentes en el asma. No obstante, el mismo no debe emplearse al momento de un ataque repentino de alguna de estas dos circunstancias.

En caso de presentar alguno de los mencionados ataques, es preciso que lleve consigo un medicamento de respaldo indicado para el alivio de los espasmos en los bronquios, como por ejemplo el Salbutamol.

Advertencias y precauciones de uso del Seretide

Al igual que cualquier otro fármaco, el seretide contiene una serie de advertencias y precauciones que la persona debe tener en cuenta antes de consumirlo, esto se debe a que causarían efectos contrarios a los establecidos para su función.

De esta manera, antes de que el individuo comience el tratamiento con este medicamento, deberá informar a su médico si padece cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Problemas asociados al corazón, como alteraciones en su pulso o si ha sufrido infartos con anterioridad.
  • Actividad excesiva en la tiroides (glándula ubicada en la sección baja de la garganta).
  • Tensión arterial elevada.
  • Diabetes. El uso de seretide puede aumentar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Bajos niveles de potasio en la sangre.
  • Infecciones en los pulmones o alguna enfermedad asociada con ellos, como la tuberculosis.

Contraindicaciones

Existen situaciones en las cuales no se recomienda que se consuma un medicamento, dado que las sustancias químicas de su composición causarían efectos letales sobre el organismo de la persona que lo ingiera.

En este sentido, el seretide al ser un medicamento por inhalación solo posee una contraindicación: el mismo no debe ser consumido si la persona presenta alergia o una alta sensibilidad a cualquiera de sus dos componentes principales (fluticasona y salmeterol).

Los síntomas que se presentan al momento de tener una reacción alérgica por este medicamento son:

  • Hinchazón en varias zonas de la cara, como: los labios, cachetes y la parte interna de la boca.
  • picazón en áreas de las extremidades
  • Dificultad para respirar.

No obstante, vale acotar que si el individuo ha padecido de alguna enfermedad en donde se vieran afectados los órganos del hígado o el riñón, el uso de este fármaco está prohibido. Dado que el funcionamiento de ambas partes estaría reducido y sus labores de absorción (hígado) y desecho (riñón) sobre el medicamento, se alterarían.

Embarazo y lactancia

Si se encuentra en período de embarazo, lactancia o si tiene planes de quedar en dicho estado, lo más recomendable es que antes de consumir este medicamento,consulte con su médico acerca de los riesgos y beneficios que tendría el seretide sobre su organismo y el embrión.

El uso de este medicamento en el organismo de una mujer embarazada solo debe hacerse si el mismo presenta más beneficios que riesgos. Además, la dosis recomendada para una mujer en este estado debe contener una menor cantidad de fluticasona, debido a sus propiedades anestésicas.

En cuanto a la lactancia, se han realizado estudios con animales en donde se ha encontrado que ambos componentes químicos del medicamento se expulsan por la leche materna, no obstante, en las investigaciones con madres no se han encontrado estos resultados.

A pesar de esto, no es aconsejable el uso del seretide durante el período de lactancia, si la madre ya se encuentra consumiéndolo lo apropiado sería detener tanto el tratamiento como la lactancia hacia el bebé.

Uso con otros medicamentos

La combinación de medicamentos en muchas circunstancias tiende a ser perjudicial, ya que pueden generar efectos nocivos para la persona. Al juntar tratamientos es importante verificar que los componentes que los conforman pueden interactuar entre sí, de esta manera se evitan efectos adversos.

En el caso de seretide, en muchas circunstancias no es viable que se combine con otros medicamentos, ya que suele recetarse por separado. Es importante que le informe a su médico si se encuentra consumiendo alguno de los siguientes fármacos:

  • Beta-bloqueadores, estos medicamentos son recetados para el tratamiento de tensiones arteriales elevadas o alguna afección cardíaca, por ejemplo, se encuentra: Atenolol, Propranolol y Sotalol.
  • Medicamentos para el tratamiento de infecciones, tales como: Ketoconazol, Itraconazol y Eritromicina. También se incluyen los fármacos para pacientes con SIDA, como: Ritonavir y Cobicistat. Se debe tener en cuenta que:
    • Este tipo de medicamento aumenta las cantidades de fluticasona o salmeterol en el organismo de la persona.
    • El uso combinado de los mismos conllevaría a alteraciones en el corazón, como el aumento de los latidos. También aumenta la probabilidad de alterar los efectos secundarios del seretide, haciendo que sean más prolongados.
  • Corticosteroides (orales o por vía intravenosa), utilizados también para el tratamiento del asma y afecciones alérgicas. El riesgo que presenta ingerir este medicamento junto con el seretide es su efecto en las glándulas suprarrenales, encargadas de la liberación de hormonas.
  • Cualquier fármaco que esté destinado al tratamiento de la alta tensión, es decir, los medicamentos diuréticos que estimulan la descarga de orina.
  • Otros broncodilatadores. En este caso, el médico será el responsable de indicarle cuál de ellos afectaría de manera negativa el tratamiento inicial del seretide.
  • Fármacos para el tratamiento de asma que contengan como compuesto químico principal la xantina.

Efectos Secundarios

Todo medicamento provoca una serie de efectos adversos o secundarios, aunque no todas las personas que lo consumen reportan su presencia o la gran mayoría no pasa por todos ellos. Los mismos tienden a desaparecer una vez que el organismo ya se ha adaptado a los componentes.

No obstante, si alguno de ellos persiste durante todo el lapso del tratamiento, consulte con su médico, dado que necesitaría una reducción de la dosis para evitar estos inconvenientes. De esta forma, el seretide presenta los siguientes efectos secundarios:

  • Dolor de cabeza que va disminuyendo con el uso del medicamento.
  • En pacientes con EPOC, se ha reportado que ocasiona refriados frecuentes.
  • Presencia de llagas en la zona de zoca o garganta. Este efecto puede ir o no acompañado por dolor en la lengua, pérdida de voz e irritación de garganta.
  • Inflamación y dolor de los músculos de las extremidades.
  • Calambres musculares.

Los efectos mencionados son los mas frecuentes en las personas bajo este tratamiento, sin embargo hay otros efectos que no suelen ser tan frecuentes pero que es importante mencionar:

  • Aumento de azúcar en la sangre. Si la persona padece de diabetes, deberá recurrir a su médico para nivelar la dosis a fin de contrarrestar este problema.
  • Cataratas, cuando el cristalino del ojo se vuelve opaco, dificultando la vista.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Temblores ocasionales y palpitaciones irregulares en el corazón, las mismas pueden ir desde muy rápidas a lentas.
  • Dolor en el pecho.
  • En el caso de los niños, se ha observado la presencia de ansiedad.
  • Dificultad en el sueño.
  • Erupción alérgica en la piel. La misma está referida a la aparición de manchas rojas inflamadas que causan picor.

En los pacientes que sufren de EPOC, se ha observado que los efectos secundarios del uso de este medicamento son diferentes, en este sentido, los mismos presentan:

  • Infección en el área de los pulmones, esta afección es conocida también como bronquitis. También se han reportado casos de neumonía (inflamación de los pulmones a causa de una infección bacteriana).
  • Escalofríos y fiebre.
  • La dificultad respiratoria tiende a empeorar.
  • Congestión en la nariz, mejillas y detrás de los ojos.
  • Bajos niveles de potasio en la sangre.

Además, hay efectos secundarios que son muy raros de ver, por lo que si se llegasen a presentar lo primordial es informarle de esto a su médico, puesto que el tratamiento no está rindiendo frutos. Dichos efectos son los siguientes:

  • Los síntomas tanto del asma como EPOC empeoran luego de administrar la dosis del seretide. Lo recomendable es que si esto sucede se detenga el uso del medicamento, de esta forma los síntomas disminuirán.
  • El uso prolongado de este medicamento retrasa la producción de hormonas en el organismo, por lo que se presentan las siguientes afecciones:
    • En el caso de niños y adolescentes, hay un retardo considerable en su crecimiento.
    • Aumento de peso.
    • Glaucoma (aumento en la producción de líquido en los ojos).
    • Síndrome de Cushing, esta afección se caracteriza por un cambio en la forma de la cara a un aspecto más redondo.
  • Cambios repentinos en el comportamiento que pueden ir desde la hiperactividad y faltas de atención a la irritabilidad. Este efecto se ha observado en niños.

Dosis y administración de Seretide

Deberá seguir con el plan creado por su médico o farmaceuta con respecto a la administración de este medicamento. Cualquier cambio en la dosificación del mismo debe reportarlo a cualquiera de ellos antes de hacer la modificación.

Es importante que utilice el seretide todos los días hasta que su tratamiento de por finalizado, así como no exceder con la dosis ya impuesta. No debe dejar de consumirlo o reducir la dosis sin antes hablarlo con su médico. La manera de administración es por vía oral, aspirando el medicamento hasta llegar a los pulmones.

Para adultos y niños mayores de los doce años, el seretide viene en tres versiones en cuanto a su contenido: Seretide 25/50 microgramos, de 25/125 microgramos y de 25/250 microgramos. En cualquiera de estas versiones la dosis recomendada es de dos inhalaciones, dos veces al día (en la mañana y en la noche).

En el caso de niños entre los cuatro y doce años, solo se debe administrar la versión con menor cantidad de contenido, es decir, el seretide de 25/50 microgramos con una dosis igual para los adultos y niños de doce años en adelante.

Es importante recalcar que este medicamento no está recomendado para su aplicación en niños menores de los cuatro años, esto se debe a que no se conoce cómo podrían afectar los componentes principales activos en el desarrollo, ya sea motor o cognitivo, del infante.

Los síntomas de cualquiera de las dos afecciones respiratorias se ven controlados con el uso diario y prolongado de la dosis ya explicada. Si este es el caso, se puede disminuir a una sola aplicación dos veces al día, es decir, una en la mañana y otra en la noche.

En el caso de los pacientes asmáticos, es importante vigilar el progreso de mejoría con respecto a sus síntomas. Si nota alteraciones en los mismos, como la presencia más recuente de los pitos, dificultades respiratorias o ha debido usar con más regularidad el inhalador de rescate, no debe detener por sí solo el tratamiento con el seretide, el médico podrá recetarle otro fármaco de respaldo.

¿Cómo usar el Seretide?

Antes de comenzar con la manera apropiada de utilizar este medicamento, hay puntos válidos a mencionar acerca del mismo:

  • Al momento de emplearlo se debe hacer de acuerdo a las indicaciones explicadas por el médico farmaceuta, dado que su mal uso no dará los resultados esperados.
  • El medicamento se encuentra introducido en un cartucho a presión, hecho de plástico, con una boquilla en la cual se libera su contenido.
  • En la parte trasera del inhalador se encuentra ubicado un indicador de dosis, el mismo refleja el número de descargas restantes. Cada vez que presione el inhalador se producirá la liberación del medicamento y el contador restará dicha aplicación.
    • Es importante no dejar caer el inhalador, pues esto reduciría el conteo de las dosis.

Si el seretide es su primer inhalador, lo primero que debe hacer para su uso es la comprobación del mismo. Para esto, siga los próximos pasos:

  1. La boquilla del inhalador viene protegida por una tapa. La manera de retirar la misma es presionando a los lados de forma suave.
  2. Para asegurar el funcionamiento adecuado del medicamento, agitándolo suavemente, esto producirá un sonido de ”tick” indicando que se encuentra cargado el inhalador:
    • Cada vez que emplee el inhalador debe agitarse de esta forma, hasta que el marcador de dosis indique 120.
    • Si ha pasado un tiempo desde su último uso, presione el aplicador para liberar el medicamento en el aire, no lo ingiera directamente, puesto que corre el riesgo de ingerir en su mayoría el cumulo de aire o alguna suciedad.

Una vez que se haya terminado este proceso, ya está listo para ser empleado. En cada una de las aplicaciones del tratamiento se deben seguir los próximos pasos:

  1. La aplicación de la dosis debe hacerse de pie, lo más erguido posible.
  2. Remover la tapa protectora de la boquilla (como se explicó antes) y comprobar que tanto en la parte interna como externa se encuentre limpia.
  3. Agite el inhalador de cuatro a cinco veces para remover cualquier partícula extraña dentro de él y para que el contenido se mezcle de manera apropiada.
  4. La posición del seretide debe ser vertical. El dedo índice debe ir ubicado en la parte superior (aplicador) y el pulgar en la parte de abajo de la boquilla.
  5. Colocar la boquilla entre los dientes (sin morder) y cerrar los labios a su alrededor suavemente, para evitar que se escape el medicamento por los lados.
  6. Inhale aire por la boca lentamente y lo más que pueda. Luego de haber aspirado el aire, presione de manera firme el aplicador del medicamento en la parte superior para liberarlo. Seguido de esto, vuelva a inhalar aire hasta los pulmones, llevando todo el contenido medicinal.
  7. Retire el inhalador de su boca y contenga la respiración por unos segundos. Hacer esto promueve que el medicamento esté más tiempo en sus pulmones, garantizando la disminución de los síntomas respiratorios.
  8. En caso de que luego de la primera dosis le siga otra, el tiempo de espera entre ambas debe ser de al menos un minuto y medio. Luego siga los pasos del tres al siete.
  9. Al terminar cada dosis, debe enjuagarse al boca y cepillarse los dientes. Esto es un medida preventiva de la aparición de llagas en la boca y garganta, así como su irritación.
  10. Luego de cada uso, coloque la boquilla nuevamente para evitar cualquier entrada de suciedad o polvo. El protector de la boquilla al ponerse produce un ‘click” que indica que se ha cerrado bien, si no lo escucha, gírelo y pruebe de nuevo. No se debe emplear una fuerza excesiva.

seretide

Es vital tomarse su tiempo al realizar los pasos descritos desde el punto cuatro al siete, dado que antes de usarlo en cada dosis la respiración lenta y profunda implica un papel importante para que todo el medicamento sea llevado a los pulmones.

Si es su primera vez utilizando un inhalador, es recomendable que la aplicación se haga frente a un espejo. Si nota que sale una especie de niebla o humo blanco a los lados significa que el medicamento se escapa. Por lo que debe empezar el proceso de nuevo, desde el punto tres.

Para los niños y personas con poca fuerza, una manera efectiva para el uso del inhalador, es emplearlo con ambas manos para presionar firme el aplicador. Dicho esto, ambos índices se posicionan en la parte superior y los pulgares en la parte baja de la boquilla.

Al momento en que el indicador del inhalador marque el número ”020” debe buscar un repuesto. Cuando el mismo indique que hay ”000” dosis ya no lo utilice, a pesar de que se sabe que quedan restos del medicamento, no son suficientes para valer por una dosis. Absténgase de modificar o retirar el indicador de dosis del cartucho.

seretide

¿Qué pasa si excedo la dosis?

La dosis indicada por el especialista se debe seguir al pie de la letra. Si ha excedido la misma, lo primordial es recurrir su médico o farmaceuta.

Ante estas circunstancias la persona presentará una serie de síntomas, el principal es que los latidos del corazón irán aumentando de manera progresiva. Adicional a esto, también puede presentar dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular y dolor en las articulaciones.

Si el exceso de la medicación se ha hecho durante un tiempo prolongado, se debe acudir al médico de forma urgente. El uso extra en la dosis del seretide produce alteraciones en las glándulas suprarrenales, por lo que la propagación de hormonas en el organismo puede que se vea reducida o en caso contrario, elevada.

Si interrumpo el tratamiento

El tratamiento de este medicamento se debe seguir durante el lapso de tiempo recomendado por el especialista, la detención abrupta del mismo conllevaría a efectos adversos asociados al empeoramiento de los síntomas del asma o EPOC.

seretide

Así como el exceso de la dosis altera la producción de hormonas en las glándulas suprarrenales, la interrupción del seretide genera insuficiencia suprarrenal, es decir, que la cantidad de hormonas producidas no serán las suficientes. Los síntomas que se manifiestan en esta situación son los siguientes:

  • Dolor estomacal.
  • Extremo cansancio, combinado con la pérdida del apetito y una sensación de malestar general.
  • Diarrea.
  • Pérdida de peso.
  • Somnolencia.
  • Niveles bajos de azúcar en la sangre.
  • Elevación en la presión arterial, lo que causa crisis convulsivas.

En los momentos en los cuales el cuerpo se encuentra en un período de estrés, tales como: fiebre, traumatismo, infección o cirugía; la insuficiencia suprarrenal tiende a empeorar, por lo que cualquiera de los signos ya mencionados aparecerían.

seretide

Conservación del medicamento

El seretide debe resguardarse en un lugar lejos del alcance de los niños, en donde la temperatura no sea superior a los 25 ºC.

Dentro del cartucho viene integrado un líquido a presión, allí recae la importancia de la temperatura, además de que no se debe exponer directamente al sol, por lo que si se lleva en salidas fuera de casa, se debe procurar protegerlo.

Una peculiaridad que conlleva no solo el seretide, sino también a cualquier medicamento de vía oral inhalada, es que el frío reduce la efectividad de sus efectos, por lo que también se debe evitar colocarlo en espacios donde pueda estar expuesto a este tipo de condición.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información brindada haya sido de ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Berodual y Teofilina

(Visited 329 times, 1 visits today)
  Asma