Conoce la Proctitis, que la ocasiona y como prevenirla

La proctitis, es un padecimiento producido por la inflamación de las paredes musculares ubicadas en la parte inferior del intestino grueso donde se ubica el ano,  la misma causa diarrea con secreciones de mucosa y sangre. Te invitamos a leer éste articulo para conocer un poco más sobre esta enfermedad.

PROCTITIS

¿Qué es la proctitis?

La proctitis es la inflamación de la mucosa ubicada en el recubrimiento de la zona rectal el cual se conecta con el colon y es a través de éste conducto por donde pasan las heces al salir del cuerpo.

Este padecimiento puede causar molestias y dolor en la zona rectal, diarrea, sangrado y secreción de mucosas rectales, también la sensación de necesidad de evacuar continuamente.

La proctitis es frecuente en personas que sufren de inflamación intestinal, como por ejemplo la enfermedad de Crohn la cual se produce por la inflamación del tubo digestivo que  produce dolor abdominal y diarrea o aquellos personas que sufren de colitis ulcerosa que es también provocada por una inflamación en el tubo digestivo con presencia de úlcera o llagas. Las enfermedades generadas de la transmisión sexual y el tratamiento de radioterapia para algunos tipos de cáncer,  también puede generar un efecto secundario provocando el padecimiento de la  proctitis.

La proctitis puede presentarse de forma aguda y los síntomas  presentados son de corta duración y con el administración de la medicación adecuada se recupera satisfactoriamente, pero también se puede presentar de manera crónica en cuyo caso el paciente se verá afectado con los síntomas durante un periodo más prolongado.

PROCTITIS

Causas

La proctitis, pueden presentarse  por diferentes circunstancias,  a continuación le señalamos  algunas de las causas que generan éste padecimiento:

  • Enfermedades intestinales inflamatorias: Aproximadamente el 35% de las personas que padecen de enfermedades intestinales como por ejemplo:  la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa,  pueden afectar a la zona del  recto por lo que el paciente pueden padecer de proctitis.
  • Infecciones de transmisión sexual: Las personas que sufren infecciones de trasmisión sexual como la gonorrea, la sífilis, el herpes genital y la clamidia, son más propensas a padecer de proctitis, igualmente aquellas personas que tienen relaciones sexuales vía anal.
  • Por traumas ano-rectal: Las mismas se  generan por la práctica agresivas del sexo o juego anal,  o por la colocación de elementos químicos como enemas que son sustancias líquidas que se inyectan al intestino por el ano.
  • Infecciones: Infecciones relacionadas o producidas por los alimentos como por ejemplo la salmonela, el shigelosis que es una infección causada por una espora que no permiten fermentar la lactosa y que pueden causar diarrea,  o por el norovirus que es la causante de la gastroenteritis, éstas patologías pueden desencadenar en una proctitis.
  • Antibióticos: Algunos antibióticos pueden atacar a las bacterias que puedan estar presentes en el sistema digestivo, sin embargo hay evidencias que en algunos pacientes éstos antibióticos pueden afectar también a las bacterias favorables que se encuentran en el intestino y causar daño, permitiendo que la bacteria Clostridium difficile  se reproduzca   y cause  diarreas  y afectaciones en el revestimiento interno del intestino grueso provocando una  proctitis.
  • Radioterapia: El tratamiento con radioterapia para el cáncer en las zonas pélvicas, como por ejemplo  en el área del recto o de la próstata, pueden causar inflamación del recto, ha éste padecimiento se le denomina proctitis por radiación, se presenta en el tratamiento de la radioterapia y puede durar unos meses más después de terminado el tratamiento que lo originó.
  • Proctitis por desviación: En estos casos se presenta la proctitis luego de someter al paciente a una cirugía de colon  procedimiento en el cual la vía del recorrido natural de las heces se separa del recto  hacia una nueva abertura a través de un procedimiento quirúrgico llamado colostomía, en el  cual  se realiza una abertura en la pared abdominal, lo que permite sacar  al extremo el intestino y es reubicado en  una bolsa que es colocada en el abdomen.
  • Proctitis provocada por alimentos proteicos: Este padecimiento se produce sólo  en los infantes lactantes  que toman proteína a través de la leche de vaca o formulas de leche a base de soya, estas formulas provocan una alteración de la flora bacteriana y produce en el infante la  diarrea, provocando una inflamación del tubo rectal y desencadenando la proctitis.
  • Proctitis eosinofílica: Este padecimiento se produce en los niños menores de dos años, los cuales presentan una inflamación en  uno de los componentes  de los glóbulos blancos llamados eosinófilos, los cuales se acumulan en el estomago y en el intestino delgado y  produce la gastroenteritis lo que genera diarrea y provoca la proctitis.

PROCTITIS

Síntomas

Los síntomas del padecimiento de la proctitis pueden variar según las causa que lo provocaron, sin embargo aquí le vamos a indicar cuales son los más comunes:

  • Sensación de ir al baño a defecar constantemente y la misma sensación continua después que la persona haya ido al baño a éste padecimiento se le denomina tenesmo.
  • Defecación con sangre o presencia de sangre en los excrementos.
  • Calambres o dolores contantes y agudos en el abdomen, el recto o en el ano.
  • Dolor en el recto y en los intestinos durante la evacuación.
  • Defecación con pus o moco.
  • Defecación acuosas o diarrea.
  • Presencia de verrugas, anales, hemorroides o fistulas las mismas se  relaciona con una fisura o abertura anormal en el canal de glándula anal, las cuales se pueden presentar por contusiones o  golpes en la zona del ano, cirugías, inflamaciones constantes o pueden ser  de origen congénito.
  • Presencia de la estenosis rectal, que se presenta cuando hay un estrechamiento en el  orificio anal causado por la pérdida de la elasticidad del conducto anal, lo que genera una difícil dilatación para realizar la defecación, esta situación puede generar en  una inflamación del conducto rectal.
  • Estreñimiento provocado por la alteración del intestino, el cual provoca un endurecimiento de los excrementos provocando que se expulsión sea difícil.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en la zona de la ingle, los cuales se ubican en la entrepierna, en la  parte superior  donde los  muslos se unen la parte baja del abdomen, esta situación genera que la zona abdominal se inflame provocando también una inflamación del conducto rectal lo que genera una proctitis.

PROCTITIS

Diagnóstico

El médico gastroenterólogo  que es el especialista en es estudio y enfermedades del esófago, estómago, hígado, páncreas, intestino delgado, colon y recto; establecerá el diagnóstico indagando  sobre los síntomas del paciente, le abrirá un historial médica,  en el cual se establecerán los antecedentes de la persona, así como sus actividades sexuales, en este sentido se procederá de la siguiente manera:

  • Se efectuará  un examen físico a fin de determinar si hay signos de lesiones o inflamación en el recto.
  • Le solicitará una prueba de laboratorio para el análisis de sangre, heces y cultivo rectal a fin de determinar si hay alguna infección en la zona rectal.
  • Se realizará un examen exhaustivo a través de un endoscopio rectal,  éste es un tubo flexible, delgado y con iluminación,con el propósito de observar las paredes del tubo gastrointestinal.
  • También puede solicitar una biopsia a fin de realizar un estudio histopatológico  por medio de éste procedimiento se puede observar a través de un examen microscópico el tejido el tubo rectal, del intestino o del colon,  a fin de descartar o confirmar la patología de proctitis.
  • Realizar  un estudio  a través de una tomografía para  confirmar o descartar la proctitis.
  • De acuerdo a la información recabada en la historia médica,  también se puede solicitar un examen para localizar infecciones de transmisión sexual, por lo tanto, se realizaran pruebas serológicas, a fin de verificar si hay presencia de anticuerpo en la sangre  relacionadas con el  sífilis, igualmente se tomaran muestras de las mucosidades del recto y del conducto de la vejiga o uretra.

El diagnóstico para este padecimiento tiene que ser exhaustivo ya que sus síntomas pueden ser similares a otras patologías, por lo que es imprescindible, establecer el diagnóstico,  para establecer el tratamiento apropiado.

Tratamiento

El tratamiento médico para el padecimiento de la proctitis va depender de las causas que originaron la inflamación, a continuación se señalan los tratamientos a efectuar:

Proctitis causada por infección, en este caso el médico tratante establecerá el siguiente tratamiento:

  • Antibióticos: Si la proctitis es producto de una infección por alguna bacteria, se recomendará el antibiótico doxiciclina como Doxteric o Vibramycin.
  • Antivirales: Si la proctitis se originó por una infección viral, como el virus del herpes de transmisión sexual, la medicación será de antivirales como Aciclovir Sitavig o Zovirax.

Proctitis causada por la aplicación de radioterapia: Se deberá establecer si es un caso leve, de ser así,  no se requerirá de un tratamiento farmacológico. Si presenta sangrado en las heces y dolor penetrante, se establecerá el siguiente tratamiento:

  • Medicación: Se suministrará medicamentos en forma de píldoras, supositorios  o enemas, el mismo tendrá como objetivo controlar la inflamación y minimizar o erradicar el sangrado, los medicamentos recomendados serán: sucralfato como el Carafate; mesalamina en la presentación de Asacol HD, Canasa;  sulfazalina en Azulfidina,  Metronidazol o Flagyl.

Ablandadores de heces y dilatación: para reducir los síntomas relacionados con el estreñimiento, los mismos  ayudan con la disolución de obstrucción en el intestino.

Destrucción del tejido dañado: En este procedimiento se utiliza la técnica de ablación que es el retiro  del tejido anormal que provoca la proctitis y por el cual se produce  el sangramiento, la técnica utilizada para éstos casos  es la coagulación con plasma de argón este método electroquirúrgico se realiza a través del pase de una corriente eléctrica de alta frecuencia, a través del gas de argón ionizado directamente al tejido, el otro proceso de destrucción del tejido dañado es por medio de la electrocoagulación que también es una electrocirugía,  en el cual se utiliza una corriente eléctrica que pasa por un electrodo, el cual ubica  el tejido dañado, con la finalidad de cauterizarlo   y destruirlo.

Proctitis provocada por una patología inflamatoria de los intestinos: Si el padecimiento esta relacionado por una colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn,  el tratamiento tendrá como objetivo la disminución de la inflamación en la zona del recto y el procedimiento a seguir es el que a continuación se menciona:

  • Medicación para controlar la inflamación de las paredes del recto: Se recetará medicamentos antiflamatorios, vía oral o como supositorios o enemas vía rectal, entre ellos se pueden recetar mesalazina como Asacol Hd o Canasa; o corticoesteroides como Prednisona; budesonida como Entocort, Uceris, en pacientes con la enfermedad de Crohn, la inflamación puede ser controlada con medicamentos inmunosupresores con capacidad de eliminar la respuesta inmunológica aquí se ubican el azatioprina como Azasan o Imuran; o infliximab como Remicade.

Suplementos vitamínicos: El especialista podrá  recomendar vitaminas como la C y E, probióticos que son  unas bacterias favorables que contribuyen  a restablecer la flora intestinal como por ejemplo los yogures y  también recomendara ácidos grasos omega 3  que contribuyen con la desinflamación de la zona afectada.

Dieta: El médico indicará que se deberá evitar el consumo de irritantes como por ejemplo; las bebidas alcohólicas, alimentos picantes, el consumo de café, los derivados lácteos como el queso y alimentos con alto grado de fructuosa  que es el azúcar natural que se encuentra en algunos alimentos como por ejemplo la miel .

Tratamiento Quirúrgico: Sí el tratamiento con los medicamentos no es efectivo en la eliminación de los síntomas, el médico podrá recomendar el procedimiento quirúrgico para extirpar los tejidos dañados que pueda tener en el sistema digestivo y que están causando la proctitis.

Complicaciones

El padecimiento de la proctitis puede generar complicaciones si no se detecta y se trata adecuadamente, entre las inconvenientes que se pueden presentar están los que a continuación se mencionan:

  • Anemia: El sangrado crónico puede desencadenar en una anemia que es cuando los niveles normales de los glóbulos rojos descienden y  genera una reducción del flujo de oxígeno a los tejidos del cuerpo, lo que provocará que la persona se sienta fatigada, sufra de mareos, falta de aire, dolores de cabeza constantes e irritabilidad.
  • Úlceras: La inflamación constante de la zona rectal, puede generar la creación de llagas abiertas conocidas como úlceras, lo que complica la situación del paciente.
  • Fístulas: la generación de úlceras extendidas por la pared intestinal y en la zona rectal  puede provocar fístulas, la cual puede producirse donde se genere la lesión pudiendo ser en cualquier parte del intestino, la vejiga o la vagina y puede generar infecciones por el desecho de las heces en zonas no establecidas naturalmente.

¿Cómo prevenir la proctitis?

Las estadísticas indican que la mayor causa por la que esta padecimiento se presenta,  es por la práctica del sexo anal en condiciones inseguras, por lo que la prevención se puede iniciar evitando tener actividades sexuales de alto riesgo. A fin de prevenir la proctitis  se deberá debe utilizar condones  sobre todo si  la persona participa en actividades sexuales de alto riesgos,  como la se mencionan a continuación:

  • Tiene múltiples parejas con las cuales realiza las actividades sexuales o cambia de pareja frecuentemente.
  • Si tiene antecedentes de haber sufrido cualquier enfermedad de transmisión sexual.
  • Tener relaciones sexuales con una pareja con antecedentes de enfermedades de transmisión sexual.
  • No conocer el historial sexual de la pareja.
  • Uso indiscriminado del alcohol o drogas, estos elementos son incitantes de las prácticas sexuales inseguras, con personas desconocidas.
  • Poseer una pareja que sea consumidora de drogas por la vía intravenosa.
  • Si la pareja es bisexual u homosexual.
  • Si práctica el sexo anal con condón pero con juegos sexuales agresivos, por medio de esta práctica  también se puede contraer proctitis por traumatismo anal.

Pronóstico

El pronóstico de la cura de la proctitis en la mayoría de los casos desaparecen con el tratamiento médico. Esta enfermedad se produce mayoritariamente a causa de infecciones de transmisión sexual, en estos casos el antibiótico es el tratamiento a utilizar y son muy efectivos.

El padecimiento de la proctitis generado por otras circunstancias como por ejemplo: la radioterapia, la colitis ulcerosa o por la enfermedad de Crohn, el tratamiento pudiera ser a largo plazo, ya que la patología puede reaparecer si las causas que lo originan siguen presente, son crónicas o están ocultas lo que quiere decir que no han sido diagnosticadas ni tratadas.

Se presentan algunos casos en que los medicamentos no son efectivos, en éstos casos se sugiere el tratamiento quirúrgico y así evitar complicaciones futuras como la  anemia o la aparición de fistulas  y con ésta última afectación hay que tener mucho cuidado ya que las fistulas se pueden infectar con la materia fecal.

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos aquí planteados, en ningún momento establece opiniones médicas, en caso de duda consulte a su médico especialista.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 165 times, 1 visits today)