≡ Menu

Glucosamina: Origen, qué es, para que sirve y más

La glucosamina es un amino-azúcar de gran relevancia e indispensable para producir o sintetizar el cartílago, sustancia que actúa a manera de amortiguador para nuestras articulaciones, distribuyendo y soportando la presión a la que se someten los huesos y articulaciones en nuestra vida diaria. Conoce mucho más sobre esta curiosa sustancia en este artículo.

glucosamina

La información contenida en éste articulo no reemplaza las recomendaciones e indicaciones que le proporcione un médico. El uso de suplementos nutricionales no está sujeto a las mismas reglamentaciones que los fármacos de venta libre y sin receta, sin embargo se aconseja consultar con el medico tratante antes de iniciar su consumo.

Indice De Contenido

¿Qué es la glucosamina y para qué sirve?

La glucosamina es un amino monosacárido, que se encuentra de forma natural en el organismo y forma parte de los elementos que componen algunas moléculas importantes y valiosas, tales como: las glucoproteínas, los glicosaminoglicanos, el ácido hialurónico y el sulfato de heparano.

Podemos encontrarla en el exoesqueleto de crustáceos marinos, la pared celular de los hongos y en otros organismos. La aplicación de diferentes técnicas ha permitido extraerla y tenerla disponible para la venta en forma de suplementos, que se indican para restablecer y mantener la salud de las articulaciones, sobre todo cuando se padece enfermedades inflamatorias, tales como la osteoartritis.

glucosamina-1

Origen de la glucosamina

Esta molécula está presente en el cartílago humano y el de  otros organismos vivos, participando y promoviendo su formación y regeneración gracias su capacidad de estimular la producción de proteoglicanos (sustancia compuesta por azúcares y proteínas que constituyen uno de los componentes de los cartílagos) elementos que son esenciales para el mismo.

La glucosamina es clave en la salud de las articulaciones, pues interviene en gran medida en su protección y capacidad para moverse. Aunque ella está presente en el organismo de forma natural y el cuerpo tiene la capacidad de sintetizarla, el paso de la edad logra disminuir su producción.

Muchas afecciones como la osteoartritis disminuyen y debilitan las concentraciones de glucosamina, afectando severamente la resistencia y la salud de las articulaciones. En vista de lo importante de su presencia para el funcionamiento y resistencia de nuestros huesos y articulaciones, en la actualidad se indica el consumo de  suplementos nutricionales de esta sustancia. (Ver articulo: Lornoxicam)

glucosamina-3

Los suplementos a base de glucosamina suele derivarse de la quitina, molécula natural que se encuentra y es  extraída de la cáscara de varios crustáceos o moluscos. Sin embargo, actualmente se están perfeccionando técnicas que permitan extraerla y producirla de ciertas plantas.

La glucosamina fue identificada en el año 1876 por el Dr. Georg Ledderhose, sin embargo este galeno no define completamente  la estereoquimica de la misma, trabajo que realiza en 1939 Walter Haworth después de sus diferentes investigaciones.

Dr. Georg Ledderhose

Medico cirujano alemán, nacido el 15 de diciembre de 1855, en Bockenheim, Regierungsbezirk Wiesbaden.

El Dr. Georg Ledderhose realizó sus estudios en Estrasburgo recibiendo su doctorado médico en 1880. Trabajó en el hospital de Estrasburgo, desempeñándose como cirujano y en 1891 se pasa a ser profesor de cirugía en esta misma ciudad. Años posteriores trabajó en Munich, convirtiéndose en profesor honorario.

Ledderhose fue quien descubrió la sustancia llamada glucosamina en su constante trabajo de investigación con tejidos de cartílago en Estrasburgo, sin embargo no estableció la estereoquímica de la misma. Además describe por primera vez la fibromatosis plantar, en 1894, dolencia que luego sería nombrada como enfermedad de Ledderhose.

Falleció en Múnich, el 1 de febrero de 1925.

Nombres comerciales

Acenam

Arafisio

Cartisorb

Coderol

Droglican

Glufan

Gluniro

Hespercorbin

Xicil

También existen en el mercado presentaciones genéricas de glucosamina.

Presentaciones

Comprimidos

Capsulas

Crema

Ampollas

Indicaciones

La glucosamina se indica para:

Aliviar y combatir los síntomas de la artrosis leve a moderada y reducir la evolución de la enfermedad.

Acelerar la recuperación de atletas que han sufrido alguna herida articular.

Demuestra efectos beneficiosos en afecciones auto-inmunes como la artritis y la osteoartritis.

Mecanismo de acción

La glucosamina puede estimular la síntesis de:

  • Glicosaminoglicanos y proteoglicanos por medio de los condrocitos
  • Ácido hialurónico gracias a los sinoviocitos (células ubicadas en la superficie luminal de la membrana sinovial)

Ademas puede inhibir:

  • Producción los radicales superóxido.
  • Actividades de los enzimas lisosomales (sustancia encargada de digerir el material ubicado dentro y fuera de la célula).
  • La labor de la colagenasa y la fosfolipasa A2 (enzimas que destruyen el cartílago articular)

Aunque esta sustancia se ha empleado por varios años para tratar las afecciones de las articulaciones muy especialmente la osteoartritis, aun no se establece completa y claramente su mecanismo de acción.

Lo cierto es que su participación reduce el riesgo de fricciones molestas y peligrosas para las cabezas óseas que forman parte de las articulaciones, logrando preservar su integridad y participando de cierta forma en la prevención y el tratamiento de las dolencias y procesos artríticos. (Ver articulo: Acemetacina)

Dosis y método de uso

Generalmente la dosis de glucosamina que se recomienda es de 1.500 mg, cantidad que suele dividirse en tres porciones o dosis, para la artrosis. Sin embargo esto depende obviamente de la presentación del producto:

Vía oral:

  • Se emplea 1500 mg  al día o se toman 500 mg tres veces al día. Puede estar o no asociada con sulfato de condroitina de 400 mg, dos o tres veces por día. Este tratamiento puede tener una duración máxima de tres años.
  • También se puede administrar 750 mg de sulfato de glucosamina + 500 mg de extracto de raíz de cúrcuma, dos veces al día por seis semanas.

Vía tópica (Cutanea):

  • Se coloca directamente en la piel una crema de aproximadamente 30 mg/gramo elaborada con sulfato de glucosamina, sulfato de condroitina, alcanfor y aceite de menta, esta aplicación se se realiza por ocho semanas.

Intramuscular:

  • Inyectar dos veces a la semana 400 miligramos de sulfato de glucosamina, por seis semanas.
En la actualidad existen en el mercado suplementos que presentan diferentes tipos de glucosamina, que suelen tener ciertas similitudes, pero que pueden no tener los mismos efectos, razón por la que es de mucha importancia leer las etiquetas de los suplementos que deseamos adquirir.

Muchos de los estudios  presentados indican que tanto la biodisponibilidad como la efectividad dependen del tipo de glucosamina con la que se suplementa el individuo, siendo todas muy diferentes. Estos productos pueden contener:

Clorhidrato de glucosamina con un 83%

Sulfato de glucosamina con un 65%

N-Acetil glucosamina con un 75%

Sin embargo la forma de glucosamina utilizada, no suele varia notablemente la posología.

Tipos de glucosamina

Algunos de los tipos de glucosamina que encontramos en los suplementos son:

Glucosamina sulfato

Es la mas empleada, se hidroliza en el intestino es decir reacciona químicamente con la molécula de agua y se divide para formar glucosamina libre, mostrando una biodisponibilidad intestinal de un 90% y una presencia hasta seis veces mayor en el plasma que los otros tipos de glucosamina.

Los estudios y ensayos donde se ha empleado sulfato de glucosamina, suelen tener resultados mucho mas favorables y positivos que con los demás tipos.

 Glucosamina clorhidrato (HCl)

Es una molécula de glucosamina unida a ácido clorhídrico, es el tipo mas empleado en los suplementos para la salud de las articulaciones, sin embargo a pesar de ser la de mayor pureza, pues tiene mayor cantidad de glucosamina por unidad de peso, no tiene mayor efectividad que el sulfato de glucosamina. Tiene una biodisponibilidad intestinal del 26%.

Glucosamina acetilada o N-acetil-glucosamina

Su nivel de absorción es inferior al de otras formas de glucosamina, pues se metaboliza de manera distinta, esta no es absorbida casi intacta, si no que puede ser procesada o digerida por las bacterias intestinales y absorbida por otros tejidos del aparato gastrointestinal, mucho antes de que llegue al cartílago.

Sales de sulfato de glucosamina

Esta forma es muy poco común y se considera una de las mejores pues permitiría realizar una sola toma al día, en vez de las tres que usualmente recomiendan.

Efectos secundarios y reacciones adversas

Cuando la glucosamina se ingiere de la manera apropiada las reacciones adversas o efectos secundarios son bastante leves, sin embargo pueden ser observadas en algunas personas más sensibles a la sustancia, entre estas tenemos:

Frecuentes

Náuseas

Pirosis gástrica o acidez

Malestar abdominal

Diarrea

Estreñimiento

Raros

Reacciones alérgica

Cefalea

Somnolencia

Contraindicaciones

La  glucosamina es un producto que se extrae de ciertos crustáceos, por lo tanto está contraindicada si es hipersensible o alérgico a los mismos.

No tome este producto si está en etapa de gestación (embarazada) o lactancia, pues no existen datos que permitan afirmar que sea segura su ingesta, por lo tanto evítela.

Evite su uso en caso de diabetes tipo 2 o síndrome metabólico.

Interacciones farmacológicas

La glucosamina puede interferir en el efecto de algunos fármacos, por lo tanto comunique a su médico si está en tratamiento con otros productos y cuáles son, ya sean con o sin receta, productos naturales o suplementos. Algunos de estos medicamentos son:

Medicamentos hipoglucemiantes (glimepirida, gliburida, insulina, pioglitazona, rosiglitazona, clorpropamida, glipizida, tolbutamida, etc): ya que la glucosamina promueve resistencia a la insulina y aumenta el nivel de azúcar en la sangre en individuos con diabetes, razón por la que se debe evaluar si es una terapia apropiada y en caso necesario el médico debe ajustar  las dosis.

Warfarina (Coumadin): es un medicamento anticoagulante que evita la formación de trombos y émbolos, y que de alguna forma puede aumentar o potenciar su efecto si se asocia con la glucosamina.

Doxorubicina, tenipósido, etoposida y otros medicamentos anti-cancerosos: estos pueden ver afectada su efectividad debido a las propiedades de la glucosamina.

Precauciones y advertencias

Antes de tomar glucosamina debe tomar algunas precauciones para evitar complicaciones:

  • No se recomienda en individuos con diabetes tipo 2 o síndrome metabólico.
  • Indique si toma anti-coagulantes o medicamentos contra el cáncer.
  • No todos los suplementos de esta sustancia son igual de efectivos, ya que esto varía dependiendo del tipo de glucosamina utilizado. Lea muy bien el frasco antes de su uso.
  • Si sufre de diabetes, enfermedad hepática, glaucoma o hipertensión intraocular consulte antes a su médico.
  • El uso de glucosamina es seguro siempre y cuando se utilice de la manera indicada y correctamente.
  • Puede demorar hasta un mes antes de notar algún efecto o mejoría.

Embarazo y lactancia

No existe mucha información sobre la ingesta de glucosamina durante el embarazo y la lactancia, por esta razón no se aconseja tomarla en estas etapas.

Asma

Hasta el momento no existes datos suficiente que relaciones crisis asmáticas con la ingesta de glucosamina, sin embargo las personas que sufren de esta afección deben tener extrema precaución con los productos que incluyen glucosamina.

Diabetes

El sulfato de glucosamina puede incrementar las concentraciones de azúcar en la sangre en pacientes diabéticos. Sin embargo, controlando minuciosamente los mismos se puede ingerir de forma segura la glucosamina.

Glaucoma

Esta sustancia causa el aumento de la presión dentro de los ojos, esto agrava el glaucoma.

Colesterol alto

La glucosamina podría incrementar los niveles de insulina, situación que puede aumentar los niveles de colesterol, se recomienda ser precavido y controlar estos niveles periódicamente. (Ver articulo: Meloxicam)

Presión arterial alta

Si está en tratamiento con glucosamina y tiene los niveles de colesterol alto, debe tener la precaución de controlar su presión arterial.

Alergias a los mariscos

Si padece de alergia a los crustáceos, como langosta, cangrejo, etc., evite tomar glucosamina que sea extraída de este tipo de fuente. Aunque muchos informes indican que el causante de la hipersensibilidad seria la carne de este tipo, es necesario ser precavido.

Cirugía

Interrumpa el consumo de glucosamina dos semanas previos a una cirugía programada, ya que puede interferir en el control de los niveles de azúcar presentes en la sangre durante y después de la realización de la misma.

Sobredosis de glucosamina

Ingerir cantidades muy elevadas de glucosamina, es decir por encima de la dosis diaria recomendada puede ocasionar malestares y problemas digestivos, que se manifiestan con síntomas como diarrea o heces blandas y náuseas. No se recomienda tomarla con la comida, pero si con el estomago lleno y con abundante liquido.

Propiedades y efectividad de la glucosamina

Aunque inicialmente el uso de la glucosamina género en los expertos un poco de escepticismo en cuanto a su beneficio clínico, muchos estudios han demostrado que esta sustancia puede ser muy útil cuando se trata de la salud de las articulaciones, demostrando en muchos casos que sola o asociada a otros compuestos puede generar beneficios tales como:

  • Disminución de las molestias y el dolor en las articulaciones en individuos con osteoartritis.
  • Reduce la inflamación articular en pacientes con osteoartritis.
  • Se aprecia progreso y mejoría en la movilidad de la articulación afectada por el proceso inflamatorio.
  • Mejoría apreciable en los tejidos.
  • Ralentiza el desarrollo y progreso de la osteoartritis.
  • Su uso permite reducir las dosis de medicamentos antiinflamatorios comúnmente empleados para tratar  la enfermedad en desarrollo.

Sin embargo, la gran mayoría de los profesionales prefieren mantener una terapia farmacológica y administrar la glucosamina como apoyo o refuerzo de la misma.

Glucosamina y sulfato de condroitina

La glucosamina y el condroitín sulfato son dos compuestos que naturales que componen los tejidos conectivos del cuerpo, los más conocidos son los cartílagos y que generalmente protegen y cubren los extremos de los huesos.

Es decir ambos elementos están presentes de manera natural en el cartílago articular; por lo que al ser administrados con la dieta diaria, ayudan y refuerzan este tejido, permitiéndose conservar líquido, evitando su desgaste debido a la edad o ciertas afecciones.

¿Dónde se encuentran estos compuestos?

Actualmente la glucosamina se obtiene de los tejidos que forman el caparazón de los mariscos (crustáceos y moluscos), tales como: los cangrejos, las langostas y las conchas de camarón. En cambio, el sulfato de condroitina lo puedes encontrar en el cartílago animal, por ejemplo el cartílago  de tiburón.

Ya sea que se administren de manera individual o en conjunto, estos dos compuestos se prescriben y administran comúnmente como el complemento alimenticio  para la salud del cartílago.

Indicaciones

La glucosamina y el sulfato de condroitina se prescriben generalmente como un suplemento para mejorar la salud del cartílago, el tejido elástico y resistente que recubre y brinda protección en los extremos de los huesos, los mismos que forman parte de la articulación, de cualquier trauma, lesión o desgaste. Generalmente se prescriben por las siguientes razones:

-Tratamiento de la osteoartritis

-Adelgazamiento cartilaginoso debido a la práctica deportiva.

-Lesiones, traumas y daños que afectaron el cartílago y por lo tanto necesita reparación.

-Prevenir la artrosis.

Propiedades y efectividad de la glucosamina y el sulfato de condroitina

Los estudios realizados señalan que el consumo regular de estos suplementos aporta muchos beneficios a la salud del cartílago, pudiendo incluso promover la reparación del cartílago dañado.

Sin embargo otros estudios realizados para comprobar su aporte a otras afecciones no han reportado ningún beneficio representativo y apreciable. Esto se centra sobre todo en los beneficios para la reducción del dolor, dejando algunas dudas en esta área sobre la utilidad real de los productos a base de sulfato de condroitina y glucosamina.

Sulfato de glucosamina

El sulfato de glucosamina puede mejorar la producción y reparación del cartílago. Esta molécula puede colaborar en la protección del cartílago articular,  limitando su rotura y estimulando la síntesis de mucha más cantidad de cartílago. El clorhidrato de glucosamina, es otro tipo de glucosamina y se considera igualmente eficaz.

Sulfato de condroitina

El sulfato de condroitina es uno de los componentes de una proteína que se encarga de otorgar elasticidad al cartílago, aportando además otros beneficios, tales como:

  • Tiene efecto antiinflamatorio para las articulaciones, reduciendo la hinchazón de las mismas.
  • Disminuye el dolor articular.
  • Evita y detiene la destrucción del cartílago.
  • Estimula el crecimiento y restauración del cartílago, lo que brinda una mejora notable para las articulaciones.

Dosis y modo de uso

Las dosis diarias de la glucosamina y el sulfato de condroitina, que generalmente se recomiendan son las siguientes:

  1. Pacientes con peso <45 kg: 1000 miligramos de sulfato de glucosamina y 800 miligramos de sulfato de condroitina
  2. Pacientes con peso> 45 kg: 1500 miligramos de sulfato de glucosamina y 1200 miligramos de sulfato de condroitina

Aquellos individuos que pesan más de 90 kg pueden requerir una dosis más alta de glucosamina y sulfato de condroitina, razón por la cual deben conversarlo con su médico tratante y recibir las dosis apropiadas. Estos complementos alimenticios generalmente se comercializan por separado o en fórmulas combinadas, siendo estas mucho más cómodas y prácticas para la gran mayoría de los pacientes que las dosis por separado. Normalmente se encuentran en el mercado  en forma de cápsulas y no necesitan una receta médica para adquirirlas.

Efectos secundarios

Los suplementos nutricionales de glucosamina y sulfato de condroitina, suelen ser bastante seguros, siempre y cuando se consuman de la manera correcta. Por lo general los efectos adversos y no deseados son de origen gastrointestinal, por ejemplo:

Malestar gástrico

Acidez estomacal

Náusea

Diarrea.

Si se ingiere la capsula de glucosamina y sulfato de condroitina con el estómago lleno, la aparición de los efectos secundarios anteriores  disminuye significativamente. Actualmente no se han reportado otros efectos secundarios relevantes, aunque los estudios de seguridad a largo plazo continúan.

Contraindicaciones

Este producto no de ser utilizado por los siguientes grupos de pacientes, a menos que estén bajo estricta supervisión médica:

-Pacientes diabéticos: emplearlo bajo supervisión médica pues en algunos casos aumenta la resistencia a la insulina.

-Pacientes alérgicos a los crustáceos: es importante que consulte a su médico tratante antes de iniciar el tratamiento con suplementos de sulfato de glucosamina, como medida de prevención, pues el sulfato de glucosamina se obtiene de la quitina que es un carbohidrato y generalmente las alergias son causadas por las moléculas de proteínas. Sin embargo consulte a su medico.

-Niños, mujeres embarazadas o en etapa de lactancia: deben evitarlo, pues la información referente a la seguridad del uso de este medicamento en estos grupos no es suficiente para determinar los riesgos de su uso.

-Individuos que toman antiplaquetarios y/o anticoagulantes: evite tomar sulfato de condroitina, pues este compuesto puede contribuir a un sangrado accidental.

-Personas que presenten efectos adversos inusuales o efectos secundarios a la glucosamina y / o suplementos de sulfato de condroitina: suspenda su uso inmediatamente y comunique esta situación a su médico.

Interacciones farmacológicas

Es importante ser precavido durante la ingesta simultánea de glucosamina y sulfato de condroitina con fármacos como warfarina (Coumadin), fármaco anticoagulante muy utilizado en la prevención de la trombosis venosa

Precauciones y advertencias

Antes de tomar glucosamina y sulfato de condroitina debe saber:

Es necesario consultar a un médico antes de iniciar el uso del  suplemento nutricional a base de sulfato de condroitina y glucosamina, sobre todo si implica un cambio en su dieta y una terapia con medicamentos al mismo tiempo.

Las personas afectadas por la osteoartritis son aquellas que pueden beneficiarse de la administración de un suplemento integrado por sulfato de condroitina y la glucosamina, en otros casos la eficacia y beneficios del producto no están garantizados.

Si presenta alergia o hipersensibilidad a las sulfonamidas, comience ingiriendo dosis pequeñas de condroitina y manténgase alerta en caso de percibir la aparición de algunos efectos secundarios, entre los que pueden figurar: diarrea o estreñimiento.

Glucosamina y vitamina

En los últimos años esta sustancia ha beneficiado ampliamente a mucho pacientes, se afirma que en muchos casos, impidió el progreso del deterioro causado por la osteoartrosis, favoreciendo incluso la reconstrucción del cartílago. Los suplementos naturales suelen incluir una combinación de la glucosamina con sulfato de condroitina mayormente.

Sin embargo también puede combinarse con otras sustancias que resultan igualmente beneficiosas para nuestro organismo, como lo son el calcio y la vitamina C, mejorando mucho más la calidad de este producto.

La vitamina C o ácido ascórbico tiene un rol muy importante en la formación del colágeno de manera natural en el organismo, además de colaborar con el mantenimiento del funcionamiento normal del cartílago. El calcio es uno de los componentes de la estructura ósea y su papel en el mantenimiento de una función muscular normal es crucial e importante.

Suplementos con estas combinaciones suelen ser opciones adecuadas y muy buscadas por aquellas personas que desean mantener una función esquelética lo más saludable posible, y además tener un estilo de vida siempre activo.

Glucosamina + sulfato de condroitina + vitamina C

Estos tres componentes son fundamentales en la salud de la musculatura y las articulaciones, colaborando en el alivio del malestar y la tensión, facilitando el movimiento y permitiendo una mejor absorción de los impactos.

Presentación

Generalmente se presenta en forma de cápsulas y de comprimidos.

Indicaciones

Se prescribe para prevenir y tratar los síntomas causados por la osteoartritis, tales como el dolor, la inflamación y la rigidez de aquellas articulaciones afectadas.

Contraindicaciones de la glucosamina + sulfato de condroitina + vitamina C

Evite el uso de este suplemento en caso de:

  • Hipersensibilidad o alergia a los componentes del producto.
  • Estar embarazada o en etapa de lactancia.
  • Insuficiencia renal severa.
  • Fenilcetonúricos (acumulación de un aminoácido llamado fenilalanina, causado por un defecto de nacimiento).

Interacciones

-Utilizarse con precaución en individuos tratados con warfarina.

-Ciertos antineoplásicos pueden ser potenciados la vitamina C, ya que aumenta la absorción de sales de aluminio y de hierro.

-La vitamina C puede influenciar algunos exámenes de laboratorio, ya que grandes dosis de la misma generan:

  • Falsos niveles altos de glucosa, bilirrubina y creatinina plasmática
  • Falsos-negativos en las pruebas de sangre oculta en las  heces.

Efectos secundarios

El producto puede causar algunos efectos adversos gastrointestinales bastante leves.

Advertencias y precauciones

Existen algunos aspectos importantes que debe conocer antes de comenzar un tratamiento con este producto combinado:

La glucosamina incrementa la resistencia a la insulina, por lo que debe mantener controlada constantemente la glucemia, sobre todo en pacientes obesos o diabéticos de tipo II.

No se recomienda en mujeres embarazadas, amamantando y pacientes pediátricos, ya que no existe información suficiente sobre la seguridad de uso del producto en estos grupos de pacientes.

No ingiera más de la dosis que se recomienda, esto evita la aparición de efectos adversos no deseados.

Glucosamina y colágeno marino

El colágeno es una proteína muy abundante en el reino animal y representa un 35% del total de proteínas del cuerpo, su función es dar firmeza a las células y mantener la integridad de algunos tejidos, siendo de mucha importancia para la piel, los músculos, ligamentos, tendones y articulaciones, manteniéndolos en buen estado de salud. Uno de sus objetivos es colaborar con la resistencia de los tejidos, de forma que puedan soportar el estiramiento y los impactos, reduciendo la fricción.

Existen diversos grupos o tipos de colágeno, se estima que son 28 tipos diferentes y existe una estrecha relación entre ellos, aunque varíen en las funciones que realizan. Cuando se refieren a colágeno tipo II, III, IV, V, etc., se está indicando el tipos de colágeno que es a nivel genético y como puedes observar su nomenclatura se establece en números romanos, siendo los más estudiados los de tipo I, II, III, IV y V. En algunos tejidos del organismo se pueden identificar varios tipos de colágeno

Colágeno hidrolizado

El colágeno hidrolizado es mejor asimilado por el organismo, generalmente son de origen porcino-bovino, es decir de vacas y cerdos, además también está el de origen marino, que procede del pescado y que está teniendo una gran aceptación en muchos países.

Generalmente para separar el colágeno de su fuente se realiza un proceso de extracción, sin embargo estas fibras de colágeno son moléculas grandes difíciles de asimilar para el organismo. Por lo tanto se somete a un proceso de hidrólisis, que no es otra cosa que descomponer esta sustancia por acción del agua.

Las grandes moléculas se cortan en unidades mucho más pequeñas y el resultado es el colágeno hidrolizado, que puede ser absorbido con facilidad por nuestro organismo.

El consumo continuo de esta forma de colágeno contribuye al alivio de la sintomatología de ciertas enfermedades caracterizadas por la degradación de los tejidos con mucha presencia de colágeno, como la artrosis y la osteoporosis.

La glucosamina, es un aminosacárido presente en algunos crustáceos (cangrejos, langostas y camarones) que estimula la creación y reparación de los cartílagos, sustancia que cubre las superficies óseas de  las articulaciones.

Este compuesto promueve la producción de sustancias que se requieren para la reparación de las articulaciones, la regeneración del cartílago y del líquido sinovial, manteniendo el buen funcionamiento de los mismos. Tiene también acción antiinflamatoria, permitiendo la disminución progresiva y lenta del dolor, por lo que es una terapia que ofrece beneficios a largo plazo.

Los productos que han unido estos dos compuestos Colágeno + Glucosamina, aporta los beneficios de ambos en una sola capsula, tratando de adaptarse a los requerimientos de las personas que necesitan sanar y proteger sus articulaciones, ya sea porque realizan actividades físicas y deportivas o porque el paso de la edad y el deterioro de los tejidos se lo exige.

Recordemos que el colágeno representa un tercio de las proteínas que componen las articulaciones, los tendones, los ligamentos y los huesos, además de estar presente en el líquido sinovial que envuelve el tejido conectivo otorgando flexibilidad y facilidad a la hora de realizar un movimiento. Compuestos como el colágeno y la glucosamina asociados favorecen el buen desempeño del fluido de las articulaciones.

Existen actualmente algunos complementos alimenticios que ademas de presentar colágeno hidrolizado y glucosamina, también posee entre sus ingredientes elementos que permiten el buen funcionamiento de huesos y músculos, la formación de colágeno por parte del propio organismo y la disminución  del cansancio y la fatiga. Entre estos tenemos:

Condroitina: es un elemento abundante en los tejidos conectivos del cuerpo, tales como: el cartílago, piel, vasos sanguíneos, ligamentos y tendones. En forma de suplemento aporta al cartílago resistencia a la compresión, traumas y uso, ademas de las propiedades mecánicas y elásticas.

Ácido hialurónico: presente en las articulaciones, cartílagos y la piel. Su principal función es actuar como lubricante en los cartílagos y  mantener la hidratación de la piel.

Silicio: es un oligoelemento vital e imprescindible para el cuerpo, presente en los tendones, cabellos, uñas, piel y articulaciones. Su ingesta promueve la producción de colágeno, brinda elasticidad a los tendones y mayor resistencia a los huesos.

Boswellia:  es una resina que se obtiene del árbol Boswellia Serrata, posee efectos antiinflamatorio por lo que se aconseja para disminuir el dolor y la inflamación en caso de padecimientos de las articulaciones tales como: la artritis, artrosis y osteoartritis.

Vitamina C o ácido ascorbico: tiene grande propiedades antioxidantes, ademas participa en la síntesis de colágeno interviniendo en la formación del mismo y brindando al organismo innumerables beneficios para los huesos, cartílagos y la piel. Es eficaz en la disminución del cansancio y la fatiga, contribuyendo con el funcionamiento del sistema nervioso.

Vitaminas B1, B2 y B6: participa en el metabolismo normal de proteínas como el colágeno, ademas de ayudar con la reducción del cansancio y la fatiga.

Magnesio: este importante elemento colabora en el mantenimiento de los huesos que están sanos o en condiciones normales, el buen funcionamiento de los músculos y a la producción de varias proteínas, entre las que se cuenta el colágeno. Ademas de intervenir en la salud del sistema nervioso y diminuir el cansancio y la fatiga.

Dosis y modo de uso

La dosis diaria efectiva de colágeno para individuos con problemas articulares es de 10 gramos al día. Sin embargo en productos combinados es importante que consulte a su medico.

Glucosamina + Meloxicam

Este producto combina el sulfato de glucosamina, que permite cubrir las deficiencias de esta sustancia en el organismo y el meloxicam, antiinflamatorio no esteroide que forma parte de la familia de las enolcarboxamidas y tiene la propiedad de bloquear o inhibir las prostaglandinas, encargadas de facilitar el proceso inflamatorio.

Marca comercial

DOLO GLUCOCARTIFLEX

Indicaciones

Se emplea para el tratamiento de los síntomas a corto plazo de :

  • Artrosis primaria y secundaria de pequeñas y grandes articulaciones
  • Osteocondrosis
  • Espondilosis
  • Condromalacia de la rótula
  • Periartritis escápulohumeral
  • Algunas formas de reumatismos extra articulares

Dosis y modo de uso

Se consume un sobre al día, durante el desayuno. La terapia es de corto plazo, por lo que su duración será establecida por el médico tratante de acuerdo con el objetivo terapéutico individual que se establece para cada individuo.

Preparación: vaciar el contenido del sobre en un vaso con 200 cc. de agua y agitar hasta que el polvo se disuelva.

Contraindicaciones

  1. Hipersensibilidad o alergia a los ingredientes de la fórmula
  2. Etapa de gestación (embarazo) o lactancia
  3. Fenilcetonuria
  4. Insuficiencia renal severa
  5. Úlcera gastrointestinal o duodenal que se encuentre activa.

Interacciones

En el caso del meloxicam encontramos que no debe ser asociado con:

  • Ácido acetilsalicílico (aspirina) o en asociación con otros AINE´s porque aumenta el riesgo de efectos no deseadas gastrointestinales y reacciones de hipersensibilidad.
  • Anticoagulantes orales (ticlopidina, heparina, trombolíticos, etc) incrementan la posibilidad de la aparición de hemorragias.
  • Este fármaco aumenta de forma ligera la absorción de litio, razón por la que debe controlar los nivelse de este elemento en la sangre, mientras consuma meloxicam.
  • Metotrexato, pues se acentúa su nivel de toxicidad hematológica.
  • Diuréticos, ya que el tratamiento con antiinflamatorios no esteroides generalmente se asocia con una posible insuficiencia renal aguda si el paciente esta deshidratado. Por lo tanto se recomienda controlar la función renal antes de iniciar el uso de este fármaco.
  • Los medicamentos antihipertensivos tales como betabloqueantes, vasodilatadores, inhibidores de la CEA, etc, ya que afecta su acción.
  • Colestiramina: promueve la rápida eliminación del meloxicam pues se une a él en el tracto gastrointestinal.

Glucosamina Vegetariana

El consumo de glucosamina es importante y esencial para conservar el buen estado de salud del cartílago que recubre las articulaciones del cuerpo. Existen muy pocas fuentes de glucosamina entre los alimentos, razón por la cual el uso de un suplemento cuando el propio organismo no puede fabricar la cantidad suficiente de glucosamina natural es necesario y  útil para el bienestar articular.

Mayormente la materia prima base de los suplementos de glucosamina es el marisco, la concha de ciertos crustáceos para ser preciso. Sin embargo, en la actualidad existe la llamada glucosamina hidroclorhídrica (HCI) que se elabora a partir de fuentes vegetales y que se transforma en glucosamina a través de un proceso de fermentación.

Este tipo de producto es  apropiado para aquellos pacientes que sean vegetarianos y veganos o para los individuos alérgicos al marisco. Es empleado por el cuerpo de igual forma que la glucosamina de origen animal (bovino-porcina o marina), por lo que se puede beneficiarse de todas las virtudes y propiedades que aporta la glucosamina en esta forma de origen vegetal muy práctica y eficaz.

¿Cómo se obtiene la Glucosamina Vegetal?

Este tipo de glucosamina se elabora a partir del maíz que inicialmente es transformado en dextrosa, que luego se fermenta y posteriormente comienza la fase de extracción. Se aplica un proceso de hidrólisis ácida para obtener el producto terminado que es una Glucosamina Vegetal de alta pureza, concentrada al 98%, cualidad que la diferencia de otros productos.

Presentación

Capsulas de 500 miligramos y 750 miligramos.

La glucosamina en los alimentos

La glucosamina es un compuesto importante para la formación de colágeno, razón por la que su uso esta tan popularizado actualmente. Sin embargo es importante saber, que no existen muchos alimentos donde esté presente y por lo tanto el uso de suplementos a base de glucosamina es hasta el momento lo ideal para suplir esta carencia.

Este elemento es empleado para combatir los síntomas de la osteoartritis, y es efectiva para proteger todos los músculos y articulaciones del cuerpo. Aunque la lista es bastante corta, a continuación te presentamos los alimentos que tienen entre sus componentes la glucosamina:

Crustáceos

Es la principal fuente de este elemento, muchos suplementos que contienen glucosamina se elaboran extrayendo este elemento de los exoesqueletos de los crustáceos, por ejemplo se emplea la capa exterior del camarón, los langostinos, la langosta o el cangrejo, que presentan trazas de glucosamina en sus colas y conchas, siendo además comestibles.

Sin embargo la mayoría de los comensales desechan estas partes de los crustáceos, ya que son muy difíciles de masticar y digerir. Sin embargo la opción de molerlos y mezclarlo con algunos platillos como las cremas, sopas y salsa para pastas permite aprovechar al máximo estos elementos que son la fuente por excelencia de dicho compuesto natural. Aprovechar los cartílagos, después de consumir la carne es lo ideal.

Menudencias

Cuando se habla de menudencias, se refieren a las orejas, el hocico y las articulaciones de los animales, estas partes contienen glucosamina producida por el cartílago. Sin embargo es común que el consumo de estos alimentos sea muy bajo, porque no es costumbre de muchas personas llevarlos a su mesa, sin embargo son una fuente elevada de glucosamina.

El compuesto también se puede encontrar en piezas de carnes más comunes o en algunos embutidos. Se recomienda aprovechar estas menudencias de cartílago en recetas de sopas, guisos y estofados, siendo una manera más atractiva de consumirlas.

Otros alimentos

Generalmente todos aquellos alimentos que posean cartílagos o huesos, son fuentes de gran cantidad de glucosamina que puede aportar a su organismo. Por lo tanto si requiere consumir glucosamina o si desea hacerlo para mantener la buena salud de sus articulaciones, huesos y músculos no deje de lado las sopas de pata de vaca, cochino, pollo o conejo, ya que esta pueden brindarle esa dosis extra del compuesto que su cuerpo necesita.

También se puede obtener glucosamina de la médula ósea de los animales, que además también presenta otros nutrientes y en los cuellos de gallina o pollo donde puedes encontrarla también en cantidades elevadas.

¿Engorda la glucosamina ?

Muchos estudios indican que dependiendo de la forma en que se consume la glucosamina puede engordar. Como se ha mencionado anteriormente el compuesto puede causar resistencia a la insulina, lo que quiere decir que puede causar diabetes si no es tratada a tiempo y si su ingesta es descontrolada y por mucho tiempo. (Ver articulo: Naproxeno)

La resistencia a la insulina generalmente afecta el peso, es decir puede causar pérdida o aumento del mismo, dependiendo de la reacción del  organismo de cada individuo. Lo ideal es consumir el suplemento supervisado por un médico especialista, evitando así la aparición de diversos efectos colaterales que incluyen hipersensibilidad o alergias.

La buena alimentación siempre será muy importante ya que juega un papel principal en la activación del funcionamiento de los compuestos naturales en nuestro organismo, así como el desempeño del cuerpo como tal.

La glucosamina permite además frenar las señales del envejecimiento gracias a la carga de antioxidantes. Este compuesto además de activar la producción y mejoramiento de los cartílagos, es excelente para la regeneración celular, estimulando la eliminación de células muertas que afectan y en muchos casos afean nuestro aspecto, por esta razón mucha gente insiste en que puede otorgarnos una piel con apariencia mas juvenil.

La osteoartritis

Con el paso del tiempo y el constante uso, el cartílago no se encuentra en condiciones óptimas ya que pierde la capacidad de recuperación y regeneración, esto genera dolor e inflamación, síntomas de una afección conocida como osteoartritis.

Muchos de los pacientes que la padecen están convencidos de que esta afección solo puede empeorar. Sin embargo esto no es cierto para muchos especialistas, pues gran parte de los síntomas y manifestaciones asociados a esta dolencia pueden mejorar de forma lenta, con la implementación de una terapia completa que abarque desde una rutina de ejercicio, terapia física y la administración por vía oral de antiinflamatorios o en su defecto corticosteroides.

Aunque hay que resaltar que este modelo de terapia solo  tiene como objetivo aliviar el dolor y la inflamación causados por el trastorno a corto plazo, pero con la presencia desafortunada y molesta de ciertos efectos secundarios, por ejemplo: problemas gastrointestinales o irritación local.

Aunado a esto existen algunos tipos de cirugía que pueden tratar síntomas de la osteoartritis, pero no influyen en la raíz del trastorno o problema.

Hasta hace poco tiempo la opción de administrar suplementos de vitaminas y minerales indicados para mantener la salud de las articulaciones, no era de gran relevancia y se ha pasado por alto. Sin embargo, un gran porcentaje de casos demuestra que ser tratados con suplementos como la glucosamina presenta mejoras representativas en cuanto al alivio del dolor y la movilidad.

Esto sin embargo aún genera escepticismo en gran cantidad de médico, quizás por la cantidad limitada de estudios e información. Pero lo que es imnegable es que  para mantener las propiedades del cartílago, una persona necesita una dieta rica en nutrientes y una gran cantidad de glicosaminoglicanos, sulfato de condroitina y proteoglicanos, de lo contrario el cartílago se degenera más fácilmente,

La investigación, centrada en la prevención de la osteoartritis, parece indicar el uso de sulfato de glucosamina para proteger y recomponer los proteoglicanos en el cartílago. Esta sustancia es de hecho muy necesaria e importante para regular la formación de cartílago y apoyar su metabolismo, favoreciendo una mayor producción de colágeno y proteoglicanos.

Con el estrés y con los años, entrenamientos intensos y constante uso, el cuerpo se vuelve más susceptibles a la aparición de la osteoartritis, aun sin notarlo. Recordar que no somos máquinas, e incluso así algunas piezas se desgastarían, entonces es mejor no esperar a que surja el problema y luego tratarlo, en todo caso es mucho mejor prevenirlo y cuidarlo.

La dosis óptima de glucosamina depende exclusivamente del peso, pero se puede recomendar entre 1000 mg y 2000 mg al día. La mayoría de las personas no notarán una mejora drástica antes de 4 semanas de suplementación continua en las dosis apropiadas.

También promueve la síntesis y producción de ácido hialurónico sinovial, que interviene en la calidad de la amortiguación y lubricación en el líquido sinovial.

Osteoartritis o artrosis de las manos

La presencia de un número variado de articulaciones en la mano, garantiza su movilidad y la estabilidad de los huesos:

A nivel del carpo, se encuentran la articulación radiocarpiana, las articulaciones intercarpianas y las articulaciones carpo-metacarpianas

A nivel del metacarpo, las articulaciones metacarpofalángicas, uniendo la cabeza de cada metacarpo en el extremo de cada falange.

A nivel de la falange, las articulaciones que unen las diversas falanges, tales como las articulaciones interfalángicas proximales (IFP) y las articulaciones interfalángicas distales (IFD).

¿Que es la artrosis de las manos?

La artrosis en las manos es una dolencia inflamatoria crónica, se conocen el deterioro progresivo e inevitable del cartílago de las articulaciones de los dedos de la mano. Es una enfermedad degenerativa y frecuente en:

  • Personas de edad avanzada
  • Mujeres
  • Víctimas de lesiones o traumas en las manos
  • Individuos obesos en el pasado.

Las zonas más comunes donde se presenta la artrosis en las manos son: la muñeca, la articulación carpo-metacarpiana del pulgar, las articulaciones interfalángicas proximales y las articulaciones interfalángicas distales. Para esta enfermedad actualmente solo existen tratamientos sintomáticos.

Los síntomas y signos más comunes de esta enfermedad de la mano incluyen:

  • Rigidez articular
  • Dolor e hinchazón
  • Movilidad articular reducida
  • Nódulos de Heberden.

La artrosis, también conocida como osteoartritis, es la variedad más común de artritis que afecta al ser humano. En medicina, artritis indica la presencia de los procesos inflamatorios, que comprometen una o más articulaciones.

En la artritis específicamente, el proceso de inflamación se origina por el deterioro de la capa cartilaginosa que envuelve o cubre los huesos o superficies articulares involucradas en la articulación afectada.

Causas de la afección

La artrosis en las manos tiene como causa principal el proceso de degeneración que sufre el cartílago articular. Esta degeneración del cartílago implica un adelgazamiento constante y progresivo de la capa cartilaginosa, lo que permite que las partes óseas de las articulaciones rocen y se froten entre sí, esta anomalía causa inflamación.

Las articulaciones móviles del cuerpo están compuestas por diversos elementos anatómicos, que garantizan la realización de los movimientos y además protegen los componentes óseos que las forman de fenómenos de fricción y frotamiento. Esta función la tiene a su cargo principalmente las capas de cartílago que deben cubrir las extremidades óseas que conforman la articulación.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que predisponen la aparición de osteoartritis en las manos son bastante numerosos, siendo los más importantes: la edad avanzada, ser sexo femenino, antecedentes de lesiones en las articulaciones de la mano, la obesidad y algunos trabajos manual frecuentes.

Síntomas, signos y complicaciones.

Los síntomas propios de la artrosis de la mano son:

  • Rigidez de las articulaciones afectadas.
  • Dolor intenso sobre todo en la mañana al despertarse y se hace más agudo por algunos movimientos particulares que realiza a la mano.
  • Inflamación o hinchazón
  • Reducción considerable de la movilidad articular.

Existen otros síntomas que aparecen dependiendo de las articulaciones que estén afectadas por la osteoartritis. En el caso de que afecte las articulaciones interfalángicas distales, se produce una inflamación entre la segunda y tercera falanges, llamada nódulos de Heberden.

La artrosis que compromete las articulaciones interfalángicas proximales, causan protuberancias entre la primera y la segunda falanges, que reciben el nombre de nódulos de Bouchard.

El cuadro sintomático de la artrosis en las manos incluye manifestaciones clínicas genéricas, es decir que no dependen de las articulaciones de las manos involucradas y las manifestaciones clínicas específicas, que dependen específicamente de las articulaciones comprometidas por la inflamación.

Complicaciones causadas por la artrosis

Es de esperarse, que aquellas personas que padecen de artrosis en las manos presenten dificultades para sostener y manipular los objetos. Esto hace difícil y compromete de manera alarmante la capacidad de realizar muchas actividades propias de la vida diaria, labores simples y triviales terminan por convertirse en motivo de estrés, depresión y ansiedad para muchos pacientes.

Diagnóstico

Generalmentes el diagnostico de este tipo de enfermedad se realiza mediante un examen físico completo y una historia clínica minuciosa. Las pruebas de diagnóstico como imágenes rayos X, gammagrafía ósea, etc, se indican para situaciones en las que existe dudas o cuando se requiere profundizar sobre el deterioro del cartílago y la extensión del mismo.

Terapia para la artrosis

Actualmente la artrosis en las manos no tiene un tratamiento específico que la cure en su totalidad, solo existen tratamientos sintomáticos. Es decir no puede recuperarse totalmente de la artrosis en las manos, pero se puede aliviar los síntomas.

El objetivo de los tratamientos sintomáticos para la artrosis de la mano es principalmente:

  • Disminuir el dolor cuando se haga uso de las manos, es decir durante la flexión de los dedos, la muñeca, etc.
  • Tratar de restaurar  la movilidad articular perdida en los dedos.
  • La terapia para los síntomas de la artrosis de la mano puede ser:
  • Conservadora o no quirúrgica
  • Quirúrgica.

Dando siempre preferencia a los tratamientos sintomáticos conservadores, los médicos se reservan la opción de recurrir a la cirugía solo si las otras terapias no han producido ningún resultado o estos son insatisfactorios y el malestar, dolor, inflamación e incapacidad en el paciente siguen ganado terreno. (Ver articulo: Flurbiprofeno)

Dejar Comentario