Minoxidil: Conozca todo acerca de este medicamento

El Minoxidil es el fármaco predilecto utilizado como tratamiento para estimular el crecimiento del cabello, evitar la pérdida y desacelerar la calvicie común, ya que es considerado un vasodilatador antihipertensivo, que favorece el tratamiento de este tipo de patología, que puede ser consecuencia de problemas de salud asociados con la hipertensión, o sencillamente como alopecia androgénica. El presente artículo se realiza solamente con fines informativos, por lo cual les recomendamos evitar en todo momento la automedicación.

Minoxidil

¿Qué es el Minoxidil?

El Minoxidil es un medicamento vasodilatador, por lo cual permite obtener un efecto de relajación de los músculos a nivel de los vasos sanguíneos, aumentando en consecuencia la circulación de la sangre; mientras que por otro lado es antihipertensivo, porque reduce la presión ocasionada por la sangre a nivel arterial.

Con base en lo anterior, este fármaco puede ser empleado habitualmente con la finalidad de proveer un tratamiento de la caída común del cabello, cuando esta es de forma moderada, y está especialmente asociada a problemas patológicos ocasionados por el padecimiento de la hipertensión.

Este producto administrado por vía oral se considera un medicamento antihipertensivo, mientras que si es empleado de forma tópica local, se considera como un tratamiento de la alopecia o calvicie. Sin embargo, al ser ingerido por un paciente puede ocasionar reacciones adversas debido a su potencia, motivo por el cual solo se emplea en casos graves de hipertensión.

¿Para qué sirve?

El Minoxidil cuenta con un mecanismo de acción mediante el cual realiza un efecto vasodilatador de forma directa sobre el organismo de los pacientes que lo emplean, más específicamente sobre el musculo liso de las arterias, con lo cual su resistencia a nivel periférico es menor, ocasionando con ello una disminución de su presión.

Es empleado para el tratamiento de enfermedades como la alopecia androgénica; considerada como un tipo de calvicie habitual dentro de la población masculina y que en algunos casos puede afectar también a la mujer. Este padecimiento generalmente está asociado a desajustes en la acción de las hormonas sobre ciertas áreas del cuero cabelludo, que genéticamente están predispuestas al padecimiento de este tipo de enfermedad.

Dicha enfermedad a su vez está caracterizada por una disminución de la actividad normal del folículo piloso, o parte de la piel que da crecimiento al cabello; la cual va perdiendo su función hasta que llega el momento en que el bulbo piloso sufre una atrofia total, y en consecuencia se presenta la pérdida del cabello.

El Minoxidil se emplea tópicamente para el tratamiento de esta patología y además ha demostrado ser uno de los pocos fármacos conocidos como eficaces para promover el crecimiento de cabello, a pesar de no conocerse a ciencia cierta cuál es su mecanismo de acción en este sentido.

Pero como se ha indicado, cuando es ingerido tiene un efecto antihipertensivo, mientras que aplicado de manera local se cree que aumenta el flujo sanguíneo a nivel capilar, estimulando con ello el folículo piloso y alterando posiblemente el metabolismo de las hormonas del cuero cabelludo.

Minoxidil

Marcas Comerciales

El Minoxidil cuenta con un principio activo que se basa principalmente en 50 mg del producto, combinado con otros excipientes como son el propilenglicol, etanol al 96% y agua purificada.

Por lo tanto, se encuentra conformando diversos tipos de Marcas Comerciales, que pueden encontrarse en el mercado en función de este tipo de componente, entre las cuales se pueden referir las siguientes: Rogaine, Loniten, Ext Extreme Hair Therapy, Propecia, Proscar, Avodart, Retin-A, Graftcyte, entre otras.

Todas ellas cuentan con sus respectivas presentaciones específicas, ya que en algunos casos se vende bajo estricta receta médica, especialmente los que son de consumo oral, mientras que otros son de venta libre, como es el caso del Rogaine, pues es un ungüento de uso tópico.

Minoxidil

Advertencias y Precauciones

Este fármaco debe ser empleado especialmente por parte de los hombres, debido a su elevada frecuencia de hipertricosis, que ocasiona el crecimiento anómalo de vello, que puede estimular aumento de la barba y el vello corporal en las personas, por lo cual no se recomienda generalmente su uso en las mujeres.

Generalmente se aconseja que se consulte con un especialista en la materia antes de comenzar a emplear este medicamento, especialmente en casos de tener heridas en el cuero cabelludo, problemas previos con los vasos sanguíneos o trastornos del corazón.

En caso de caer el producto en sus ojos, deberá lavarse con abundante agua de inmediato. Por otro lado, si se observa cualquier cambio de la apariencia normal de la piel del cuero cabelludo, deberá suspender su uso y consultar con su médico, recordando también que no debe exponerse al sol mientras se encuentre bajo tratamiento.

Niños y Adolescentes 

Estudios científicos realizados por un equipo de Francia, cuyos resultados fueron publicados en Pediatric Emergency Care, determinaron que el uso del Minoxidil en niños es peligroso, especialmente si es ingerido.

Por otro lado, no se recomienda tampoco su uso para el tratamiento de la alopecia o calvicie en niños ni adolescentes, en vista de que no se cuenta con pruebas o estudios en esta materia, que permitan contar con evidencias suficientes para garantizar el uso seguro del fármaco.

Embarazo, lactancia y fertilidad 

Este fármaco ha sido clasificado dentro la categoría C, relativo al riesgo durante el embarazo, por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos. Esto se debe a que estudios en reproducción animal, han demostrado un efecto adverso sobre el feto o no se ha establecido con seguridad su inocuidad.

Por supuesto, que esto es generalmente en caso de ser administrado por vía oral como control de la hipertensión, pero de igual manera al ser empleado de forma tópica es absorbido por el organismo, además no se ha establecido si es excretado por la leche materna.

También es posible que ocasione ciertas lesiones en la piel de la mujer embarazada, manifestándose en abrasiones o escoriaciones que aumentan su absorción y ocasionando posibles consecuencias a nivel del feto.

Pacientes mayores 

Minoxidil es un producto que no se recomienda a pacientes mayores de 65 años, en virtud de que su efectividad y posibles efectos secundarios en este tipo de población, no han podido ser establecidos con toda seguridad.

Por lo cual se recomienda siempre consultar previamente con el médico tratante y tener en cuenta que las presentaciones que son creadas con fines de tratamiento de la alopecia, indican claramente que son de uso cutáneo y no deben ser ingeridas.

Minoxidil

Duración del Efecto 

Como se ha indicado, el uso del Minoxidil con la finalidad de controlar la caída del cabello o para el crecimiento de la barba, es un medicamento de aplicación tópica y para obtener resultados es necesario emplearlo al menos durante tres meses aproximadamente.

El cabello cuenta con un proceso de vida necesario para convertirse al estado maduro, lo cual toma algunos meses, luego de los cuales se regenera por sí solo. De manera más clara, el cabello pasa por tres fases interesantes, a saber:

  • Anágena: es la primera etapa donde se presenta el crecimiento prolongado y puede llevar de tres a cinco meses.
  • Transición: la etapa donde el cabello prácticamente deja de crecer o se detiene el estímulo del folículo; una etapa que se toma de una a dos semanas.
  • Reposo: es una etapa que puede durar aproximadamente de cinco a seis semanas, siendo el período en que el cabello se cae de forma natural, con la finalidad de ceder lugar para que nazca otra hebra más gruesa y fuerte.

Todo este proceso se mantiene de manera cíclica, donde cae cabello y se da lugar a un nuevo folículo, del cual nacerá cabello más grueso. Por lo cual se recomienda emplear Minoxidil hasta que se llegue nuevamente a la etapa Anágena, de crecimiento prolongado.

Algunas de las Marcas Comerciales de uso Tópico del Minoxidil, advierten que en ocasiones durante el uso se presenta un efecto denominado Shedding, mediante el cual se acelera el proceso de vida del cabello, con lo cual se puede apreciar que se cae; pero es un efecto natural que debe ser considerado como parte de la fase de crecimiento y continuar empleado el producto, sin detener su uso.

En lo que respecta al uso del Minoxidil de forma Oral, esto deberá ser establecido previamente por el médico especialista en la materia, tanto en dosis como tiempo de tratamiento, ya que es un medicamento fuerte que generalmente se indica para el control hipertensivo, en casos bastante graves.

Efectos Secundarios del uso del Minoxidil

El Minoxidil es un fármaco que está provisto de componente químicos, los cuales ocasionan efectos dentro del organismo o fuera de él, en función de su uso. Es un dilatador de los canales de potasio, que prácticamente ensancha los vasos sanguíneos, permitiendo con ello la oxigenación de la sangre y un mejor aprovechamiento de los nutrientes, que favorecen a los folículos.

El producto generalmente es tolerado por el organismo y cuenta con contraindicaciones severas; sin embargo se debe advertir que durante su aplicación por vía tópica puede ocasionar alergia, irritación, enrojecimiento o picazón de la piel en el cuero cabelludo.

Mientras que en algunas otras partes del cuerpo donde suele ser aplicado, también ocasiona crecimiento del vello. Adicionalmente se destaca de manera importante, que es posible que ocasione Hirsutismo, un efecto considerado como el crecimiento de cabello en las mujeres siguiendo el patrón masculino, que suele desaparecer cuando se deja de consumir el producto.

Otro efecto secundario apreciable puede ser la descamación o sequedad del cuero cabelludo o piel, debido a que el Minoxidil generalmente cuenta con alcohol y propilenglicol entre sus solventes, que es un líquido aceitoso claro derivado del óxido de propileno.

Cuando se realiza el tratamiento por vía oral generalmente se presenta la retención de líquidos, posibles edemas en la piel o la aceleración del ritmo cardíaco, lo que es conocido como taquicardia, que debe ser tratada preventivamente con el facultativo, en base a otros medicamentos combinados con este.

Shampoos con Minoxidil

Para facilitar la utilización del Minoxidil en la caída del cabello, se han creado una serie de Shampoos, de los cuales existen varias alternativas el en mercado comercial. Algunos son combinados con otros ingredientes, como es el caso de la biotina, una vitamina presente en alimentos como los huevos, la leche o las bananas.

Otros fabricantes le agregan Saw Palmetto, una planta similar al palmo, que se produce en el sureste de los Estados Unidos y de cuya fruta se elaboran también cápsulas. Este tipo de componente sirve para bloquear algunas hormonas del cuerpo y destaca por ser anti inflamatoria.

En general los Shampoos a base de Minoxidil son realizados de manera combinada con una serie de ingredientes naturales, para que sus componentes penetren en la fibra capilar y promuevan el crecimiento del cabello. Se recomienda el uso de este tipo de producto, tanto para tratamiento como para mantenimiento, al menos una vez al día.

Resultados del Tratamiento

El tratamiento a base de Minoxidil, cuando es empleado de manera tópica sobre el cuero cabelludo, estimula su crecimiento sano, pues fortalece el folículo piloso. Mientras que por otro lado al emplearse a manera de Shampoo, no solo controla la caída del cabello, sino que elimina muchos de los hongos y bacterias que ocasionan enfermedades como la caspa.

Los estudios realizados con pacientes que estaban sometidos a tratamientos de la hipertensión mediante el uso de Minoxidil, según declaraciones de Charles A. Chidsey, profesor en la Universidad de Colorado; presentaron un crecimiento inesperado de su cabello, al igual que del vello corporal en general.

Por este motivo se inició el estudio de su uso como medicamento para el tratamiento y control de los problemas de alopecia, presentados generalmente por los hombres; con el paso de los años se han obtenido resultados positivos mediante su uso y muchas personas han sido testigos de los beneficios de su utilización, no solo como tratamiento, sino también como medida preventiva.

Además es un tratamiento para el control de la caída del cabello con eficacia comprobada dentro del mercado mundial, que puede ser adquirido sin necesidad de una prescripción médica en sus presentaciones de uso tópico, que no se deben ingerir.

Finalmente sugerimos que independientemente de todo esto, al emplear el Minoxidil debe estar atento ante cualquier tipo de reacción fuera de lo común, tanto en su cuero cabelludo como en la piel y ese caso suspenda de inmediato su uso, consultando oportunamente con un médico especializado en la materia.

Si el contenido del presente artículo ha sido de utilidad, les recomendamos la lectura de los siguientes temas:

(Visited 365 times, 1 visits today)