La Aplasia Medular: grave enfermedad de la médula ósea

Conoce la aplasia medular, una enfermedad hematológica que afecta la producción de glóbulos rojos. Dejando consecuencias graves y perjudiciales para la salud de quien lo padece. Acá podrás reconocer sus síntomas, causas y tratamientos.

aplasia medular

¿Qué es la aplasia medular?

La aplasia medular es conocida como una enfermedad de origen hematológico, es decir; proviene desde la sangre. Tiende a atacar un tejido conocido como hematopoyético: el cual se encarga de formar la sangre de la médula ósea, disminución su producción, y por consecuencia reduce significativamente el tejido hematopoyético.

Esta acción deficiente, genera una ausencia de glóbulos rojos y glóbulos blancos, conocidos médicamente como hematíes, leucocitos y plaquetas. Una vez que empieza a causar estas deficiencias, el organismo queda expuesto a cualquier enfermedad infección o vulnerable ante cualquier bacteria que ingrese al cuerpo.

De todas las enfermedades hematológicas, la aplasia medular puede darse bajo dos tipos o circunstancias diferentes. Está la aplasia medular total y la aplasia medular parcial.

Aplasia medular total 

La aplasia medular total se presenta cuando nos encontramos ante una ausencia de las células que producen la médula ósea. Bajo ninguna circunstancia se llegan a producir los glóbulos rojos, glóbulos blancos y las plaquetas.

Esta ausencia de glóbulos trae como consecuencia fuertes cuadros de síndrome anémico y hemorrágico. Afectando seriamente la salud de quien padece esta enfermedad.

aplasia medular

Aplasia medular parcial 

Por otro lado tenemos la aplasia medular parcial, esta enfermedad suele afectar solo una o dos líneas celulares. Es decir; se presenta una deficiencia en la producción de los glóbulos rojos o al contrario: se presenta una disminución de glóbulos blancos y plaquetas.

En esta oportunidad, la aplasia medular parcial deja como consecuencias una debilidad en el sistema inmunológico, dejándolo expuesto y propenso a contraer cualquier infección, bacteria o virus que ingrese al cuerpo y afecte considerablemente la salud.

Síntomas

Ante la presencia de la enfermedad de la aplasia medular, la persona puede empezar a padecer una serie de síntomas. Estos tendrán cierto grado de intensidad, dado según los niveles de deficiencia. Muchos de estas señales se manifiestan de la siguiente manera:

  • Cansancio constante en la persona que padece la aplasia medular, siempre se sienta agotado
  • Debilidad para todo, acciones como caminatas y durar mucho rato de pie le causa este síntoma
  • Presencia de palidez en la piel, a causa de la ausencia de los glóbulos la piel reduce su pigmentación natural
  • Una constante sensación de mareo, sobre todo al levantarse de la cama o agacharse a tomar objetos
  • Presencia de palpitaciones constantes
  • Dolor de cabeza frecuentes sin motivo aparente

Existe otra serie de síntomas que se pueden presentar cuando la aplasia medular está muy avanzada y ha afectado considerablemente el organismo. Estas son las siguientes señales:

  • Aparecen hematomas por unos golpes mínimos; generando una marca morada como si fuera un enorme trauma.
  • Presencia de sangrado de encías o la nariz sin razón aparente
  • Se generan pequeñas hemorragias en otras partes del cuerpo, de manera espontánea. Cuando este síntoma se observa, el paciente se encuentra realmente delicado en cuanto a la enfermedad de aplasia medular.

Causas

Ahora que conoces en qué consiste la aplasia medular, y sus síntomas. Procederemos a exponer que a origina o que la causa. No es una enfermedad muy común, en cuanto a estadísticas se pueden dar entre 1 y 4 casos nuevos al año, entre cada millón de habitantes. Con una incidencia entre personas de 30 y 40 años de edad.

Con ciertos casos de aplasia medular  que se han presentado en personas mayores a los 60 años de edad. La aplasia medular puede presentarse entre hombre y mujeres, es una condición que no distingue género.

Recientes estudios no han determinado la verdadera causa que produce la enfermedad de aplasia medular. Más si han determinado que algunos fármacos pueden contribuir en el organismo, causando la deficiencia de glóbulos. Entre muchos de los biológicamente comprobados tenemos:

  • Citostáticos
  • Cloranfenicol
  • Butazonas
  • Indometacina
  • Sales de oro
  • Anticonvulsivantes
  • Antipalúdicos
  • Acetazolamida
  • Antitiroideos
  • Antidepresivos
  • Penicilamina
  • Sulfonamida
  • Alopurinol
  • Ticlopidina

De igual manera existen otros agentes químicos que afectan al organismo, causando la enfermedad de aplasia medular. Estos agentes suelen ser derivados del benceno e hidrocarburos, cuyos componentes ingresan al cuerpo y producen la afección:

  • Tolueno
  • El xilol
  • Insecticidas
  • Lindane
  • Pentaclorofenol
  • Benzol
  • Pinturas
  • Barnices

De igual manera están entre estas causas, los virus de la inmunodeficiencia humana o enfermedades degenerativas que con el tiempo originan la aplasia medular. A continuación te mostraremos algunos de ellos:

  • Virus de la hepatitis A
  • Virus de la hepatitis B
  • Virus de la hepatitis C
  • Virus de Epstein Barr
  • Virus herpes humano tipo 6
  • Virus de la inmunodeficiencia humana
  • Enfermedad del timoma
  • Hiperplasia tímica
  • Fascitis eosinofílica
  • Artritis reumatoide
  • Lupus eritematoso

Casos clínicos aislados

Estamos ante algunas variantes y causales de le enfermedad de aplasia medular, sin embargo; como dato curioso, existen algunos casos clínicos aislados que acarrean consecuencias delicadas para quienes padecen de esta enfermedad.

Ya sabemos que puede ser una enfermedad de origen congénito o adquirido a través de agentes externos. Generando una seria deficiencia de los glóbulos rojos, blancos y las plaquetas en el organismo.

Provocando no solo los síntomas que se explicaron en líneas anteriores. La aplasia medular ha arrojado en algunos casos especiales, una condición de salud grave y degenerativa:

  • Anemia de Fanconi
  • Síndrome de Schwachmann Diamond: creando una falla de funciones en el páncreas, acompañado de displasia metafisaria y neutropenia hipoplásica
  • Aplasia por disqueratosis congénita
  • Idiopática
  • Hemoglobinuria paroxística nocturna

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que la persona empieza a padecer los síntomas, y considerar que está enfrentando la enfermedad de aplasia medular. Se recomienda acudir inmediatamente al médico, a fin de que sea realizada una serie de exámenes y sea atendida esta afección a tiempo.

Usualmente el doctor realizará un test o llenará un cuestionario donde a través de una serie de preguntas podrá determinar si está enfrentando un caso de aplasia medular. Luego ordenará una evaluación más avanzada.

Una evaluación que consiste en extraer una pequeña muestra de sangre, la cual será llevada a un laboratorio para ser sometida a un hemograma: un examen que solo lee o cuenta los hematíes, plaquetas y leucocitos. Es decir; los glóbulos rojos y glóbulos blancos.

En ciertos casos, estos valores suelen dar resultados muy negativos, ante esto el doctor procederá a ejecutar una biopsia de médula, a través de esta podrá determinar el grado de aplasia medular. Hasta donde ha avanzado y las alternativas presentes para llevar a cabo su tratamiento y cura inmediata.

Pronóstico

Gracias al avance médico y tecnológico, los pronósticos de cura para los pacientes que padecen de aplasia medular pueden llegar a ser positivos. Hace muchos años, ante la presencia de esta afección, la única cura tangible eran las aplicaciones de antibióticos las transfusiones de sangre. Pero los pronósticos de supervivencia se reducían a casi el 20%.

Motivado a que no todos los organismos reaccionan de la misma manera ante los antibióticos, las transfusiones de sangre debían ser con los donantes compatibles y en diversos casos el paciente que padecía de aplasia medular tenía en su historial clínico otra enfermedad que complicaba su condición.

En la actualidad todo esto ha cambiado significativamente, ante los momentos de aplicación de antibióticos, la ciencia ha trabajado arduo y ha creado una serie de componentes biológicos que al ingresar al organismo, ayudan favorablemente a resarcir el daño que deja la enfermedad de aplasia medular.

Abriéndose de igual manera las probabilidades de recibir un trasplante de médula ósea, un procedimiento quirúrgico que es usado en los casos más graves y terminan por darle un fin a la enfermedad de aplasia medular. Aumentando obviamente a un 75% las probabilidades de recuperación para quienes padecen la afección.

Tratamiento

Al detectar el doctor, mediante los exámenes de laboratorio, que efectivamente se encuentra frente a un paciente con la enfermedad de aplasia medular. Procederá a aplicar una serie de medicaciones vía intravenosa, la cual evitará la disminución de los glóbulos rojos.

Administrando de la misma forma antibióticos que evitarán la presencia de alguna bacteria o virus que pueda complicar su estado de salud. Uno de estos medicamentos apropiados son la globulina, antilinfocítica o antitimocítica, corticoides, ciclosporina A.

En los casos muy graves de aplasia medular el paciente será hospitalizado. Y ante la negativa de recuperación por la parte de los preparados, se pone a consideración el procedimiento quirúrgico donde se realiza un trasplante de médula ósea. Seguido de algo que clínicamente denominan factores de crecimiento hematopoyético.

Unos componentes biológicos que son administrados vía intravenoso para estimular la producción de las células a través de la médula ósea. El donador debe ser un hermano, o en su defecto una persona que haya salido positivo en un examen donde se estudia el grado de compatibilidad entre ambas médulas.

Otros tratamientos

En algunos casos, los doctores someten al paciente que padece de aplasia medular a unos medicamentos del tipo andrógenos. Estos poseen la cualidad de invadir al organismo con esteroides, ATG, CsA. Componentes que ayudan mucho a ciertos organismos a combatir la afección. Entre los más empleados o administrados tenemos:

  • Oximetolona
  • Danazol
  • Estanozonol
  • Metil testosterona
  • Noretandrolona
  • Fluoximesterona
  • Menadienona
  • Mesterolon
  • Micofenolato mofetilo
  • Ciclofosfamida
  • Sirolimus
  • Alemtuzumab
  • Daclizumab

Prevención

La mejor manera de prevenir la presencia de la aplasia medular. Es realizar de manera periódica evaluaciones o exámenes de laboratorios donde se estudie a fondo el conteo y estado de tus células sanguíneas. Acudiendo a centro especializados en el servicio de hematología y hemoterapia.

Sin importar tu estado de salud, los chequeos anuales deben ser considerados abiertamente. Además de estar pendiente del comportamiento de tu cuerpo, al empezar a observar que comienzas a mostrar alguno de los síntomas que explicamos en párrafos anteriores. Pasan tres semanas y no han desaparecido.

Pues debes considerar abiertamente acudir al médico de manera inmediata, la aplasia medular es una enfermedad que no se le puede dar largas. Ya que estadísticamente, las personas que han padecido esta afección, y no acuden a tiempo al centro asistencial, sus vidas han quedado en alto riesgo.

Por todo esto es posible que empieces a tomar en serio la salud de tu cuerpo. Así que procedemos a dejarte un interesante vídeo donde observaras desde otra perspectiva la enfermedad de aplasia medular, que la origina y su tratamiento.

Le sugerimos ingresar a los siguientes enlaces que serán de mucho interés:

  • Conoce todo sobre la Sulindaco y como actúa en el organismo
  • Cloruro de Benzalconio: acá tendrás un buena información sobre este medicamento
  • Terflunomida: un medicamento que resulta ser el más apropiado para tu padecimiento
(Visited 25 times, 1 visits today)