Todo sobre la Anemia, conocida enfermedad de la sangre

La anemia es una enfermedad generada por la reducción de los glóbulos rojos o hemoglobina en la sangre, esta condición  implica que la irrigación del oxígeno al cuerpo humano sea ineficiente, lo que provoca un debilitamiento y cansancio a la persona  que la padece. A continuación, te invitamos a indagar más sobre este interesante tema.

ANEMIA

¿Qué es la anemia?

La anemia es un padecimiento, en el cual el organismo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos, éstos son una células sanguíneas que se generan en la médula ósea, la falta adecuada de los glóbulos rojos provoca la anemia el cual hace sentir a la persona cansada y débil.

La hemoglobina es un componente de los glóbulos rojos compuesta por proteína rica en hierro por esta razón se produce el pigmento rojo, el objetivo de la hemoglobina es tomar el oxígeno producido por los pulmones y llevarlos a los tejidos del cuerpo y al mismo tiempo absorber dióxido de carbono que es llevado nuevamente a los pulmones para su expulsión, cuando hay una disminución de éste elemento se produce la anemia.

Un hombre tiene el padecimiento de la anemia cuando los valores están ubicados en menos de 13 gramos de hemoglobina por decilitro de sangre, en la mujer se presenta cuando éstos valores están ubicados en 12 gramos de hemoglobina por decilitro de sangre.

Las probabilidades de sufrir el padecimiento de la anemia es superior en las mujeres con respecto a los hombres, esta situación obedece ya que las mujeres presentan menstruaciones y allí se produce una pérdida de sangre el cual hace bajar los niveles de la hemoglobina.

ANEMIA

Tipos

Prevalecen algunas formas diferentes de anemia, las mismas pueden ser temporales o prolongadas, también pueden ser catalogadas como leves o graves. A continuación vamos a presentar algunos tipos de anemia:

Anemia aplásica

Este tipo de anemia se presenta cuando hay una patología en el cual el organismo a través de la médula ósea no produce células sanguíneas nuevas, los síntomas presentados son la fatiga, el incremento de infecciones corporales y los sangrados de manera descontrolada.

Esta enfermedad esta catalogada como extraña,  también en la condición leve o grave, la misma puede presentarse a cualquier edad, igualmente puede aparecerse de forma repentina o progresivamente y empeorar con el paso del tiempo, este padecimiento puede durar poco tiempo o puede volverse crónica inclusive puede provocar la muerte.

Con este padecimiento la médula ósea o como también se le conoce como célula madre que es la encargada  de producir en las células sanguíneas los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas, se encuentra dañada y se ve imposibilitada en producir  periódicamente nuevas células sanguíneas, por esta situación la médula ósea se encuentra vacía,  a esta condición se le denomina aplásica y si contiene pocas células sanguíneas  se le denomina hipoplásica.

ANEMIA

La anemia aplásica se presenta cuando el sistema inmunitario arremete contra la médula ósea y por consiguiente se ve afectada la elaboración de las células sanguíneas, esta situación se presenta cuando el cuerpo humano está en contacto con:

Tratamientos de radiación y quimioterapia: Cuando el paciente que sufre de cáncer se somete a estos tratamientos la terapia busca matar a las células cancerosas, pero también perjudica a las células sanas incluyendo a las células ubicadas en la médula ósea. En éste caso la anemia aplásica es un consecuencia secundaria y transitoria del tratamiento  del cáncer.

Exposición a elementos químicos tóxicos: Los elementos químicos como los pesticidas, cadmio, plaguicidas, plomo, benceno, entre otros, están relacionados con la aparición de la anemia aplásica. Este padecimiento se mejora con manejo adecuado de las sustancias o evitando la exposición frecuente con las sustancias tóxicas.

Medicamentos: Algunos medicamentos pueden desencadenar la aparición de la anemia aplásica como por ejemplo los utilizado para controlar la artritis reumatoide, infecciones como la hepatitis, sedantes y tranquilizantes.

Trastornos autoinmunitarios: Se presentan cuando el sistema inmunitario ataca a las células sanas y las destruye, en esta situación puede verse afectado las células de la médula ósea.

Infecciones virales: Estas infecciones pueden afectar a la médula ósea, los virus relacionados con este padecimiento son los de la Hepatitis, VIH o Sida, entre otros.

Embarazo: En el embarazo se presentan cambios hormonales, el sistema inmunitario se puede ver afectado, afectando la médula ósea. El cuerpo vuelve a su situación normal al término del embarazo.

ANEMIA

Anemia de células falciformes 

Este padecimiento es hereditario y se presenta cuando no hay suficientes glóbulos rojos sanos para transportar el oxígeno a todo el organismo.

Las células de los glóbulos rojos normalmente son de forma redondeadas y flexibles, las estructuras de las células falciformes son en forma de media luna, las mismas son duras, pegajosas y deformes, esta condición hacen que se queden atrapadas en los pequeños vasos sanguíneos, lo que genera un bloqueo en la irrigación sanguínea y del oxígeno en el cuerpo humano.

En esta situación tanto la madre como el padre tienen que ser portadores del gen, para que el hijo se vea afectado, sí uno de los padres tiene el gen, el hijo tendrá en su cuerpo  hemoglobina normales como hemoglobina con células falciformes. Es este último caso generalmente no se presentan síntomas, sin embargo ese hijo puede transmitir en el futuro el padecimiento a sus hijos.

Este padecimiento no tiene cura ya que es genético, los tratamientos ayudan a aliviar los dolores y previenen las complicaciones o afecciones derivadas de ésta enfermedad.

Los signos que puede tener un paciente con anemia de células falciformes, son los siguientes:

Anemia crónica: Esta situación se presenta porque las células falciformes son muy frágiles y se rompen fácilmente y ésto provoca que mueran las células, dejando al cuerpo humano con menos cantidad de glóbulos rojos, regularmente un glóbulo rojo tiene una vida de 120 días  antes de que sean reemplazados con más producción desde la médula osea, pero las células falciformes tienen una vida promedio de 10 a 20 días, esto trae como consecuencia que no hay una producción de glóbulos rojos adecuada para llevar oxígeno al cuerpo y se produce la anemia.

Dolor constante: Esta crisis de dolor se presentan cuando los glóbulos rojos falciformes obstruyen el flujo en los vasos sanguíneos ubicados en el pecho, el abdomen y las articulaciones superiores o inferiores, inclusive esta situación puede presentar dolores en los huesos.

El dolor presentado puede tener una duración de horas o semanas, pero también pueden haber crisis de dolor que requerirá la hospitalización del paciente, cuando los daños por la obstrucción de los vasos sanguíneos afectan a los huesos y articulaciones, es cuando  se presentan el dolor crónico.

Infecciones frecuentes: Las células falciformes pueden afectar del vaso que es órgano perteneciente al sistema linfático por lo que es el encargado de combatir las infecciones y mantener el equilibrio de los líquidos ubicados en el organismo, por lo que el paciente que padezca de esta enfermedad estará más propenso a sufrir de infecciones.

Afecta el crecimiento y la pubertad: Ya que los glóbulos rojos proporcionan oxígeno y los nutrientes que se requieren para el crecimiento, la escasez de éstos,  hará que el proceso de desarrollo sea más pausado y tardío, esta situación también influye en el inicio del proceso de la pubertad en los jóvenes adolescentes.

Problemas de la visión: Debido a que las células falciformes bloquean los vasos sanguíneos que procuran el oxígeno a los ojos, esta situación perjudica a la retina, que es el encargado de procesar las imágenes visuales, por lo que desencadena en problemas o en  la pérdida de la visión.

Accidente cerebrovascular: Debido a que las células falciformes bloquean los vasos sanguíneos evitando la irrigación del oxigeno, se pueden presentar parálisis unilateral en la cara, en los miembros inferiores o superiores, problemas para caminar y hablar o fuertes dolores de cabeza, si observa estos signos llame inmediatamente al número de emergencias o traslade el paciente al centro de atención médica.

Anemia por deficiencia de hierro 

Esta patología se presenta cuando hay una falta de hierro en las células sanguíneas, en este padecimiento los glóbulos rojos no están sanos ya que la  médula ósea no produce suficiente hemoglobina por lo tanto la transportación del oxígeno al cuerpo es deficiente, ante esta situación el cuerpo se siente cansado y se presenta dificultad para respirar.

Este padecimiento se puede subsanar con la ingesta de suplementos alimenticios o vitaminas que posean el mineral de hierro, ésta patología es llamada también anemia ferropénica,  en sus inicios puede ser intrascendente y pasar inadvertida aun con exámenes clínicos de sangre, pero en la medida en que el cuerpo se va desarrollando y necesita más energía para realizar las actividades, esta situación se le exige al cuerpo más oxigeno y el cuerpo al verse incapaz empeora drásticamente y los padecimientos que conlleva la enfermedad se ponen de manifiesto.

Anemia por deficiencia de vitaminas

La anemia por deficiencia de vitaminas se presenta cuando el cuerpo tiene deficiencias ya que no hay una ingesta de los  alimentos que contengan las propiedades nutritivas adecuadas o  también se puede presentar por que el cuerpo tiene dificultades para la absorción de los nutrientes,  a continuación se mencionan las vitaminas que se relacionan con anemia:

  • Vitamina B-12, los componentes nutritivos relacionados con esta vitamina se ubican en el pescado, la carne, aves, los huevos, la leche y los productos lácteos. La deficiencia de la vitamina B-12, puede generarse por la deficiencia de un elemento llamado factor intrínseco, una proteína necesaria para la absorción intestinal y la metabolización de la vitamina B-12, las personas con padecimientos en el sistema endocrino como la tiroides o la diabetes pueden presentar este padecimiento.
  • Vitamina C, los componentes nutritivos relacionados con esta vitamina, se ubican en las frutas como  mango,  papaya, piña,  fresas, moras, frambuesas, melón , frutas cítricas como naranja, limón, kiwi,  entre otros y en las verduras se puede ubicar en el brócoli, pimientos, espinaca, repollo, nabos, papa, tomate, entre otros. La deficiencia de la vitamina C, se puede generar porque el cuerpo tiene algún componente que no le permite su adecuada absorción, el tabaquismo, algunas enfermedades crónicas inmunosupresoras como la artritis, la esclerosis múltiple y el lupus y el cáncer, afecta la capacidad  para que el cuerpo pueda  absorber la vitamina C.
  • Folato: Estos alimentos son fuente vitaminas relacionadas con el ácido fólico o vitamina B-9 y se encuentran en los alimentos de verduras de hojas verdes, también se encuentran en el pan, los cereales, la harina de maíz y de trigo y la pasta.

Todos éstos componente además de proporcionar proteínas al organismo, ayuda a la absorción del hierro por la médula ósea y las células sanguíneas.

Luego de la evaluación médica, el médico tratante establecerá si además de la ingesta de alimentos que contribuyan a la absorción de hierro, recetará suplementos multivitamínicos para corregir el padecimiento o si el tratamiento médico estará relacionado con los padecimientos que lo originaron como por ejemplo la falta de absorción de los nutrientes necesarios a través del sistema digestivo.

Talasemia

La talasemia es un padecimiento sanguíneo hereditario, el cual se presenta por la disminución de hemoglobina, lo que no permite que los glóbulos rojos transporten el oxígeno al cuerpo humano. Si la talasemia es leve, posiblemente no se requiera un tratamiento especial, sin embargo si es grave el paciente podría requerir transfusiones de sangre de manera periódica.

La talasemia es causada por una mutación en el ácido desoxirribonucleico ADN que es una proteína que se ubica en el núcleo de las células y es el que marca los principios genéticos de los seres vivos, así como en las células que generan la hemoglobina, éste padecimiento se transmite de padres a hijos.

En la mutación de las células sanguíneas, se produce una alteración en las cadenas de producción de la hemoglobina, estas cadenas se denominan alfa y  beta y cuando éstas se ven afectadas se produce la alfatalasemia o la betatalasemia.

En el padecimiento denominado Alfatalasemia, se ven comprometidos cuatro genes de la cadena de la hemoglobina dos por cada padre, si se presenta la esta herencia, se establecerá que:

  • Un gen mutado: No tendrá  signos de talasemia, pero es portador de la afección y los hijos la pueden heredar.
  • Dos genes mutados: Los signos y síntomas de la talasemia son leves.
  • Tres genes mutados: Los signos y síntomas de la talasemia serán considerados como de moderados a graves.
  • Cuatro genes mutados: Esta situación es infrecuente y cuando se manifiesta por lo general  se presenta la muerte fetal, si nace las posibilidades de muerte son inmediatas después del nacimiento y si logran sobrevivir requerirán transfusión de sangre toda su vida.

En el padecimiento denominado Betatalasemia, se ven comprometidos dos genes en la cadena de la formación de la hemoglobina beta  y se recibe uno por cada padre, sí se presenta esta herencia, se establecerá que:

  • Un gen mutado: El paciente tendrá signos y síntomas leves, a este padecimiento se le denomina talasemia menor.
  • Dos genes mutados: Los signos y  la sintomatología, serán considerados de moderados a graves, a éste padecimiento se le denomina talasemia mayor.

Los pacientes con  la patología de la talasemia,  pueden tener una sobrecarga de hierro, derivado de las transfusiones que pudieran recibir, si este es el caso el médico tratante tendrá que establecer el protocolo para proteger el corazón, el hígado y el sistema endocrino que son los encargados de la glándulas relacionadas con las hormonas.

Síntomas de la Anemia

Los síntomas de la anemia pueden variar según la tipología de la anemia, sin embargo tomando en consideración que  el factor común de ésta enfermedad es la deficiencia que tienen los glóbulos rojos en transportar adecuadamente el oxígeno a los tejidos del cuerpo, los síntomas son los siguientes:

  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Piel muy pálida y con rasgos amarillentos.
  • Latidos del corazón rápidos y de manera irregular.
  • Dificultad para respirar, lo que conlleva a mareos constantes.
  • Dolor en el pecho y en los miembros superiores e inferiores.
  • Hinchazón en las áreas de las manos y pies.
  • Frecuentes dolores de cabeza.
  • Fiebres e infecciones frecuentes.
  • Erupciones en la piel.
  • Pérdida de peso.
  • Confusión mental y etapas de olvido.
  • Síntomas de accidentes cerebrovasculares, este caso es especifico se presenta para la anemia de células falciforme,  ya que las formas y contextura de las células sanguíneas,  puede generar que queden  atascadas en los vasos sanguíneos lo que trae como consecuencia el bloqueo el flujo sanguíneo, así como la falta de oxigenación a las distintas partes del cuerpo.

Causas

Las causas principales de la patología de la anemia se debe a:

  • La pérdida de sangre a causa de hemorragias frecuentes,  esta  afectación  puede ser causada de una disminución en las plaquetas que afectan el proceso de coagulación y generan la patología de la anemia.
  • Falta de producción  en calidad y cantidad de glóbulos rojos, el cual puede ser originada  por una afectación en los riñones,  lo que puede  originar la anemia.
  • La pérdida de los glóbulos rojos, el cual puede deberse a una padecimientos denominado esferocitosis hereditaria que afecta a médula ósea  y  lo que genera es una producción de  glóbulos rojos muy débil.
  • La ingesta de algunos medicamentos puede afectar al sistema inmunitario haciendo creer que los glóbulos rojos son agentes dañinos, provocando la creación de anticuerpos que destruyen a la hemoglobina, los fármacos que pueden contribuir al daño de los glóbulos rojos son: algunos antibióticos, la penicilina y antinflamatorios no esteroideos.
  • La anemia también se puede generar por la falta alimentos o componentes multivitamínicos que estén involucrados con la vitamina B-12, minerales como el hierro, el ácido fólico y  otros nutrientes, los cuales son necesarios para la producción de glóbulos rojos, esta situación también puede ser generada por una afección en el sistema digestivo en el cual el estómago y los intestino no absorben adecuadamente dichos nutrientes.
  • Las enfermedades como el cáncer, colitis ulcerosa o artritis contribuyen a la aparición de la anemia.
  • El factor de la herencia implica posibilidades de sufrir de anemia de talasemia o de anemia de células falciformes.

Complicaciones de la anemia

Esta enfermedad si no se trata de forma adecuada puede causar muchas complicaciones a la salud, entre las que se pueden mencionar:

  • Fatiga constante:  El paciente se sentirá cansado todo el día, no podrá realizar tareas cotidianas e inclusive la fatiga hará que se aísle socialmente.
  • Inconvenientes en el embarazo: Las mujeres embarazadas que tienen éste padecimiento, tienen mayores riesgos tener múltiples dificultades, como por ejemplo un parto prematuro, crecimiento fetal deficiente, bebe con bajo peso al nacer, entre otras complicaciones.
  • Complicaciones cardíacas: Por la deficiencias presentadas con la irrigación del oxígeno en el cuerpo, el corazón demandará más oxígeno, lo que puede ocasionar una arritmia que es un ritmo cardíaco irregular, lo que puede generar a largo plazo el crecimiento del músculo del corazón o una insuficiencia cardíaca que es cuando el corazón ya no tiene capacidad de bombear sangre con suficiente oxígeno a los tejidos del organismo.
  • La muerte: La patología de la anemia hereditarias como en las presentadas en  las células falciformes o la de la talasemia grave y otros padecimientos genéticos, si no son tratadas adecuadamente puede traer graves complicaciones, ya que perder sangre de manera abrupta puede ser mortal, a esta pérdida de sangre también se le puede agregar el bloqueo de las vías sanguíneas que por falta de oxígeno puede provocar un accidente cerebrovascular lo que puede desencadenar igualmente en la muerte del paciente.

¿Cómo prevenir la anemia?

La anemia pueden ser  prevenidas o   se puede  minimizar  los efectos colaterales que esta enfermedad provoca y brindar una mejor calidad de vida al paciente, inclusive puede  ser erradicadas totalmente si no se trata de una patología hereditaria, entre las medidas  que se pueden tomar están:

  • La ingesta de una dieta balanceada el cual contenga hierro, folato, vitamina B-12 y vitamina C.
  • Evitar la exposición en ambientes donde haya sustancias químicas tóxicas.
  • Realizar chequeos médicos anuales para verificar que el grado de la hemoglobina sea el adecuado o en caso contrario proceder al tratamiento médico para evitar complicaciones.
  • Si el padecimiento de la anemia es por factores genéticos, consultar a un especialista en el área de la genética para establecer las medidas preventivas y las opciones reproductivas para minimizar el riesgo de concebir a un hijo con los genes que marcan ésta patología, ya que se pueden extraer los óvulos ya fertilizados por la esperma en un laboratorio, se examinan los embriones y se implantan en el útero los que no poseen defectos genéticos.
  • Evitar el tabaquismo,  ya que la nicotina se adhiere a los tejidos del sistema digestivo e interfiere con la absorción de nutrientes, igualmente afecta a los pulmones lo que minimiza el grado de oxigenación que requiere el cuerpo,  que ya está afectado por el padecimiento de la anemia.

Diagnóstico y tratamiento

En el diagnóstico de la patología de la anemia,  el médico tratante deberá identifica los síntomas y proceder a realizar los exámenes correspondientes, entre los cuales se encuentran:

  • Valoración cardíaca, el cual deberá incluir  exámenes relacionados con la presión arterial.
  • Exámenes de sangre,  que involucre  niveles sanguíneos de hierro, vitamina B-12, ácido fólico, conteo sanguíneo completo que incluya: glóbulos rojos, glóbulos blancos, leucocitos, plaquetas, hemoglobina, hematocritos y reticulocitos.

Una vez analizados los resultados se procede al tratamiento, el cual deberá estar diseñado para minimizar o erradicar las causas por la que se presentó el padecimiento, entre ellas se podrán establecer:

  • El establecimiento de una dieta con los componentes nutricionales alto en hierro, vitamina B-12, ácido fólico.
  • Suplementos multivitamínicos que incluyan hierro, vitamina B-12, ácido fólico, así como otras vitaminas y minerales.
  • La aplicación de la eritropoyetina, un tratamiento farmacológico que refuerza a la médula ósea para que éste proporcione y promueva la producción de más células sanguíneas.
  • Corticoesteroides para inhabilitar al sistema inmunitario que no reconoce las células sanguíneas benignas.
  • Transfusiones de sangre.

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos aquí planteados, en ningún momento establece opiniones médicas, en caso de duda consulte a su médico especialista.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 9 times, 1 visits today)