Conozcamos Las Características De Cada Una De Las Medicinas header image
≡ Menu

Clorazepato: Fármaco con efecto hipnótico y ansiolítico

El clorazepato es un medicamento indicado para el tratamiento de estados de ansiedad que estén vinculados con una enfermedad. En el artículo de hoy exploraremos a detalle todo lo referente a este fármaco. Se le recuerda que este blog es solo de tipo informativo, por favor no se automedique.

clorazepato

¿Qué es el Clorazepato?

El clorazepato es un medicamento derivado de la familia de las benzodiazepinas, que son fármacos con propiedades relajantes y sedantes en el organismo de la persona. De manera que los efectos del clorazepato, son los mismos.

No obstante, este también es considerado un fármaco con propiedades ansiolíticas. Lo cual se entiende como un tranquilizante de efecto menor que actúa sobre el sistema nervioso y está dirigido a reducir y eliminar los síntomas de la ansiedad.

El mecanismo de acción que ejerce este medicamento es el mismo que cualquier otro de la familia de las benzodiazepinas, una vez dentro del organismo sus efectos consisten en facilitar la acción del neurotransmisor ácido gammaaminobutírico (GABA).

Los neurotransmisores son sustancias químicas del cerebro que se liberan cuando las neuronas hacen contacto con otras, a dicho contacto se le conoce comúnmente como sinapsis. En dicha conexión sináptica se liberan las sustancias.

clorazepato

Estas sustancias no se propagan todas al mismo tiempo, sino que cada una de ellas tiene una situación determinada en donde es activada, un ejemplo puede ser la serotonina, la misma se ha observado que se propaga en situaciones en las cuales se produce felicidad o excitación.

Sin embargo, no todos los neurotransmisores están destinados a ser activadores del sistema nervioso. GABA es el neurotransmisor cuya función consiste en inhibir al mismo, es decir, reducir sus funciones de sobresalto y agitación.

De esta forma, las funciones de este medicamento en el sistema nervioso consisten en facilitar que el neurotransmisor GABA se despliegue con mayor rapidez, para poder apaciguar los síntomas de excitación y agitación que se generan en la ansiedad.

Adicional a esto, otra de las propiedades características de este fármaco es su efecto hipnótico. Este se entiende como la capacidad que posee el clorazepato para inducir el estado de sueño o somnolencia.

clorazepato

Asimismo, se ha comprobado que otro efecto que genera el uso de este medicamento es el de provocar alteraciones en la memoria, más específicamente, genera una dificultad para guardar nuevos recuerdos, así como para reproducir momentos ya almacenados.

¿Para qué sirve?

Como ya se ha mencionado, el medicamento está indicado para el tratamiento de los síntomas de la ansiedad en cualquiera de los trastornos psicológicos que se manifiestan, pero sin ser lo suficientemente grave como para una intervención psiquiátrica.

En este sentido, la ansiedad se entiende como un estado en el cual la persona se siente sobre exaltada por diversas situaciones que le generan estrés. Estas circunstancias varían de acuerdo a la persona, es decir, un factor estresante puede ocasionar un ataque de ansiedad a una persona pero a otra no necesariamente.

Los síntomas más frecuentes cuando se está produciendo un ataque o crisis ansiosa son: palpitaciones cardíacas muy aceleradas, dificultad para respirar, temblores, sentimiento de miedo o pánico a la situación estresante, sensación de ahogo, opresión del pecho, mareos, náuseas e incluso el desmayo.

Vale la pena acotar que el medicamento está recetado para todos aquellos trastornos en los cuales se vea involucrado un factor ansioso. La depresión por ansiedad es una de las afecciones en las que el uso de este fármaco está permitido.

Para aclarar los términos, la depresión es un trastorno psicológico que puede ser permanente o transitorio, durante el cual la persona presenta sentimientos de abatimiento, se encuentra decaída y sin ánimos de enfrentar la vida. Cuando este trastorno está asociado con la ansiedad, los sentimientos negativos están vinculados a problemas de angustia.

De igual manera, se incluyen los trastornos del comportamiento cuyo centro sea la ansiedad. Por lo general este trastorno se presenta más en niños y en adolescentes que en adultos. El mismo presenta cambios en el comportamiento o en las emociones, en los cuales adoptan actitudes desafiantes y ofensivas.

Cuando este trastorno está ligado a la ansiedad, los signos que se han observado con mayor frecuencia en el comportamiento son: irritabilidad, hiperemotividad (reacciones muy vívidas y exageradas a cualquier emoción) y problemas en el área afectiva.

clorazepato

Dado que una de las propiedades de este medicamento es inducir el sueño, está recomendado para pacientes que padezcan de alteraciones en el mismo, como insomnio, ansiedad nocturna (estrés antes de dormir) y la ansiedad al despertar.

También el fármaco es indicado para personas mayores, pacientes que hayan tenido una intervención quirúrgica y mujeres menopáusicas que tengan ansiedad.

La ansiedad no solo se genera por alguna circunstancia presente que desencadene el estrés, las situaciones del pasado también conllevan a la aparición de ella, sobre todo en pacientes diagnosticados con estrés postraumático (una grave situación del pasado que generara miedo).

Advertencias y precauciones del uso del Clorazepato

Como cualquier otro medicamento, el clorazepato contiene una serie de advertencias y precauciones que la persona debe leer antes de consumirlo, esto se debe a que puede causar efectos adversos al organismo.

clorazepato

Al ser un medicamento recetado para tratar la ansiedad en trastornos psicológicos, los efectos que podría causar son diferentes a los comunes de otros fármacos. Igualmente, es preciso aclarar que estas advertencias no significan que no se debe ingerir el clorazepato, sino que la dosis debe ser lo más moderada posible y ajustada a su sistema.

Tolerancia

La tolerancia hace referencia al momento en que la persona deja de sentir los efectos del medicamento, puesto que el cuerpo se ha adaptado a sus componentes y deja de responder al mismo cuando la dosis sigue siendo la recetada desde su inicio.

En este sentido, el uso prolongado del clorazepato puede llegar a producir este síndrome, específicamente en los efectos hipnóticos, por lo que el individuo llegaría a un punto del tratamiento en el que este ya no le produciría sueño.

Dependencia

Este medicamento es considerado también como un tipo de droga, es por este motivo que se recomienda que el uso del mismo sea con dosis moderadas a bajas y por un lapso corto de tiempo, en vista de que el paciente puede desarrollar dependencia.

clorazepato

A pesar de que no todas las personas que consuman el medicamento sufrirán de este trastorno, el riesgo del mismo se incrementa cuando se sabe que el individuo posee antecedentes de uso de drogas, consumo excesivo de alcohol y el empleo de otros fármacos ansiolíticos e hipnóticos.

Cuando se presentan casos en donde ya se ha producido la dependencia física al medicamento, lo apropiado es retirarlo. Sin embargo, esto conlleva a una serie de síntomas como dolores musculares, ansiedad, tensión, intranquilidad, confusión e irritabilidad.

Si la dependencia al clorazepato ya está muy avanzada, el retiro abrupto del mismo ocasionaría síntomas agravados, tales como: despersonalización (cambios en la personalidad), sensibilidad auditiva, hormigueo y calambres en las extremidades, intolerancia a la luz, sonidos y contacto físico, alucinaciones o convulsiones.

Insomnio de rebote y ansiedad

Se ha observado que en ciertas situaciones cuando se retira el medicamento o el tratamiento ha finalizado, los síntomas de la ansiedad y el insomnio vuelven a aparecer, pero más acentuados. También pueden verse acompañados por otros signos, tales como: cambios en el humor, ansiedad o trastornos del sueño e intranquilidad.

Esta es una circunstancia que se suele ver a menudo cuando el medicamento es detenido de forma drástica. Por lo que se recomienda evitar esto, y en su lugar se aconseja reducir las dosis de manera regular. De este modo, se reduce la probabilidad de una nueva aparición.

Duración del tratamiento

Como se mencionó en el anterior apartado, la dosis y duración del tratamiento debe ser lo más corta posible. En el caso de insomnio, lo recomendable es que sea de máximo cuatro semanas, y de ocho a doce cuando se receta para la ansiedad.

Hay circunstancias en las que el médico consideraría la extensión de su tratamiento. Esto puede deberse a que los síntomas de la ansiedad o el insomnio aún no han desaparecido por completo. En este caso, siempre se le debe hacer una nueva evaluación al paciente antes de determinar si es preciso o no prolongar el uso del clorazepato.

Antes de finalizar el tratamiento, el paciente sebe ser advertido de que las dosis serán cada vez menores a partir de unas dos semanas antes de concluirlo. Cuando el uso del medicamento se ha extendido, aunque las dosis sean reducidas, es posible que se produzca la dependencia.

Amnesia

El uso del clorazepato puede ocasionar amnesia anterógrada (incapacidad para almacenar nuevos recuerdos). Esto suele ocurrir varias horas luego de haber consumido la primera dosis. Es importante acotar que luego de esto la persona dormirá de forma ininterrumpida por al menos siete u ocho horas.

Reacciones psiquiátricas y paradójicas

El uso de este fármaco puede producir efectos como: nerviosismo, exaltación, conducta agresiva, alucinaciones, ira, pesadillas, comportamiento extraño e imprudente y en ocasiones dificultad para distinguir entre la realidad y lo imaginario (psicosis).

Si la persona experimenta alguno de los síntomas ya mencionados, se recomienda suspender el tratamiento. No obstante, estos efectos se presentan con mayor énfasis en niños y en personas mayores de 65 años.

Grupos especiales de pacientes

A pesar de que el fármaco está diseñado para el tratamiento de la depresión, no es recomendado que este sea el medicamento base. La justificación de esto radica en que solo se receta cuando la depresión tiene un componente ansioso, si no lo posee, el clorazepato no contribuye de manera positiva.

En el caso de pacientes mayores o que padezcan enfermedades en los riñones, las dosis a emplear deben ser más bajas que las recomendadas, para así no afectar a otros órganos del cuerpo.

En este mismo orden de ideas, para evitar un efecto de sedación en adultos de la tercera edad, la dosis empleada debe ser igual de baja y debe ir en aumento de manera progresiva si el médico lo encuentra conveniente.

En pacientes que padezcan o hayan padecido de insuficiencia renal (falla de los riñones a la hora de producir orina) la dosis debe ser ajustada con cierta regularidad. Esto es por motivos de la eliminación del medicamento del organismo, puesto que el mismo se expulsa por medio de los riñones.

De igual manera se aplica en pacientes que hayan padecido de enfermedades respiratorias, como el asma o la depresión (descenso de la actividad respiratoria), puesto que el medicamento podría generar que los síntomas se agravaran.

El uso de este medicamento debe ser vigilado en personas que hayan padecido de enfermedades asociadas en el hígado. Este es el encargado de procesar todos los componentes del fármaco, por lo que si su funcionamiento se ve impedido, los efectos no actuarán como se espera.

Únicamente el clorazepato está indicado para el tratamiento de la ansiedad y otros trastornos en los que la misma se vea implicada. Dicho medicamento no debe ser recetado para tratar trastornos psicóticos, aquellos que se caracterizan por confundir lo real con lo imaginario.

Este medicamento no se debe indicar para personas que presenten ansiedad por depresión, es decir, cuyo factor estresante sea la vida y estén en riesgo de cometer suicidio.

Contraindicaciones del Clorazepato

Existen ciertas circunstancias bajo las cuales no se recomienda que este medicamento sea empleado, ya que se ha observado que el mismo genera efectos nocivos en el organismo de la persona que lo consume en estos casos.

En primera instancia, el clorazepato no debe ser ingerido si la persona padece de alergia o hipersensibilidad a alguno de los componentes químicos del medicamento. Los síntomas generales son: inflamación de la cara (labios, boca y ojos), obstrucción de las vías respiratorias y pulso acelerado.

Si la persona padece enfermedades respiratorias cuyo estado sea muy grave, donde por ejemplo experimente crisis asmáticas con regularidad que impiden el paso de aire a los pulmones, no debería tomar bajo ninguna circunstancia este medicamento.

Debido a sus propiedades relajantes y sedantes en los músculos, el uso de este fármaco está contraindicado para aquellos individuos que sufran de espasmos musculares severos, es decir, contracción de los músculos del cuerpo.

Esto se debe a que la unión de este medicamento junto a otros que cumplan con estas propiedades, causaría un exceso de componentes en el organismo, lo que conllevaría a sufrir de espasmos más agudos e irreversibles.

Embarazo y lactancia

Si se encuentra embarazada, en período de lactancia o si posee planes de quedar pronto en este estado. Se recomienda hablar con su médico antes de iniciar el tratamiento para conocer los riesgos y beneficios que el medicamento aporta a su organismo y al embrión.

Hasta los momentos no se ha encontrado información en la que se refleje que su uso afecte de manera negativa a la madre o al feto. No obstante, el medicamento solo debe implementarse cuando los beneficios del mismo superan a los riesgos.

En cuanto a la lactancia, tampoco se han encontrado resultados que afirmen que los residuos del fármaco se expulsan por medio de la leche materna. Sin embargo, no es recomendable seguir amamantando bajo el tratamiento.

¿Cómo usar Clorazepato?

Es importante seguir con todas las indicaciones dadas por el médico para empezar el tratamiento de este medicamento. Las dosis vienen dadas de acuerdo a las evaluaciones que se realicen a la persona, para conocer si se encuentra en condiciones óptimas para recibir el medicamento.

Como ya se ha explicado, la duración de este tratamiento debe ser lo más corta posible para así evitar afecciones como la dependencia o tolerancia a la droga. En caso de extender el tratamiento, el médico será el que determine el tiempo.

Este medicamento se encuentra disponible en pastillas que pueden ser ingeridas con agua, otras bebidas y comida suave.

El clorazepato solo está indicado para adultos mayores de 18 años en adelante, el uso del mismo en niños menores de doce años no es recomendable en vista de que pueden presentar efectos secundarios que alteren su comportamiento (irritabilidad, cambios de humor y conducta desafiante).

En adultos, la dosis recomendada es de una pastilla (30 mg) al día, se pueden ingerir más si así lo indica el médico, pero no puede exceder la dosis de seis pastillas diarias, ya que se corre el riesgo de intoxicación por el medicamento.

En aquellos pacientes que padezcan enfermedades renales o afecciones en el hígado, las dosis deben ser a la mitad, es decir, media pastilla del medicamento (15 mg) así como el lapso de tratamiento deberá ser más corto que un adulto promedio.

La dosis que se ha recetado por el médico debe cumplirse tal cual ha sido dada y no tomar más de la cuenta, ya que la persona se pone en riesgo de sobredosis, lo cual puede afectar aún más su salud.

Cuando esto sucede los síntomas que se han observado son: dificultad respiratoria, aceleración del pulso cardíaco y luego un descenso del mismo, enrojecimiento de la cara, pérdida de la consciencia y por último, entrar al estado de coma.

Efectos secundarios

Así como cualquier otro fármaco, el clorazepato produce una serie de efectos secundarios al momento de consumirlo, sin embargo no todas las personas los padecen y los mismos tienden a desaparecer cuando el organismo se adapta a sus componentes. A continuación presentamos los efectos más frecuentes:

  • Somnolencia.
  • Mareos.
  • Sensación de cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Nerviosismo.
  • Confusión.
  • Resequedad en el área de los labios.
  • Visión borrosa o doble.
  • Escalofríos.
  • Entorpecimiento del habla.
  • Dificultad en el equilibrio.
  • Comezón en el cuerpo.

Si alguno de los síntomas ya mencionados persiste después de un tiempo en tratamiento, lo recomendable es hablar con su médico para retirar el medicamento y tratar el síntoma que sigue apareciendo.

¿Cómo conservar el Clorazepato?

Este medicamento debe ser almacenado en un lugar fuera del alcance de los niños y cuya temperatura sea ambiente. No se recomienda que el mismo sea guardado en el baño, debido a la humedad que hay en el mismo.

Una vez que el fármaco haya caducado no se debe ingerir nuevamente, por lo que se debe proceder a desecharlo. Evite hacerlo en botes de basura o por el drenaje, puesto que no es un medio favorable para su eliminación.

En muchas farmacias existen puntos de recolección de medicamentos ya expirados, lo mejor es entregarlo en dichos puestos y que entes profesionales se encarguen de su debido desecho.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información brindada haya sido de gran ayuda. Le invitamos a leer también: Fluoxetina y Sertralina