≡ Menu

Para qué sirve la Sertralina y sus efectos positivos

La Sertralina es un medicamento de la categoría de los antidepresivos, que se indica para aquellas personas que sufren de trastornos asociados con estados de ánimo alterados debido al padecimiento recurrente de obsesiones, conductas asociadas a los ataques de pánico o ansiedad; que suelen ser tratadas mediante el consumo inhibidores selectivos. Conoce adecuadamente y de manera informativa este fármaco, que debe ser administrado bajo estricta vigilancia médica. Evite la Automedicación.

Sertralina

¿Qué es la Sertralina?

La Sertralina es un fármaco antidepresivo que estimula químicamente la actividad del sistema nervioso de los seres humanos, con la finalidad de controlar la incidencia de estados depresivos o de ansiedad. Forma parte de lo que se conoce como inhibidores selectivos de la recaptación de Serotonina, que es una sustancia natural del cerebro.

La serotonina es un neurotransmisor, es decir una bio molécula, que permite la transmisión entre las neuronas presentes en el organismo; este se sintetiza en función de la transformación que realiza del aminoácido triptófano, esencial para la nutrición de los seres humanos y la regulación de muchos de los procesos fisiológicos en el cuerpo.

Entonces la Sertralina actúa como inhibidor o controlador sobre la forma en que actúa la serotonina, para inactivar los neurotransmisores hacia la célula presináptica, aumentando la cantidad de serotonina en los casos necesarios para que se pueda unir a un determinado receptor.

En sí, este es un proceso que permite el control de ciertos trastornos patológicos presentados en algunos pacientes, por los cuales sufren de ansiedad, depresión o cambios frecuentes de personalidad; y para lo cual muchos médicos indican como tratamiento ciertas dosis diarias de Sertralina.

Sertralina

¿Para qué sirve la Sertralina?

La Sertralina es empleada para el tratamiento de varias patologías que son sufridas por los pacientes en general, entre las cuales se pueden citar: conductas obsesivas compulsivas, ataques frecuentes de pánico, conductas de estrés postraumático, ansiedad de tipo social, miedos y muchos otros síntomas que están asociados con el sistema nervioso de los seres humanos.

Un ejemplo mediante el cual se puede indicar el uso de la Sertralina se observa en los síntomas de trastornos pre-menstruales que pueden presentarse en una mujer, ante los cuales asume ciertos estados de ánimo, como irritabilidad, sensibilidad o distensión abdominal. Los cuales pueden ser controlados mediante la ingesta de la Sertralina.

Esto se debe a que es un medicamento antidepresivo, cuyo mecanismo de acción se basa en ser un inhibidor de la forma como se administra la función de la serotonina, que es una sustancia natural del cerebro y que actúa como neurotransmisor dentro del cuerpo humano. Para ello la Sertralina básicamente aumenta su cantidad, con la finalidad de mantener el equilibrio mental de la persona.

Marcas Comerciales

Como ya sabemos, la Sertralina es un antidepresivo capaz de elevar las concentraciones de serotonina que están presentes a nivel del cerebro. Cuando una persona sufre estados depresivos o de pánico, generalmente disminuyen sus niveles de serotonina, que son precisamente los que transmiten los impulsos nerviosos. Por consiguiente, el uso de la Sertralina puede aliviar muchos de estos síntomas patológicos en los pacientes.

Ahora bien, se puede encontrar el fármaco Sertralina dentro del mercado comercial identificado con nombres como los que les indicamos a continuación: Altisben, Aremis, Aserin, Besitran, y muchos otros; además de algunas presentaciones de forma genérica, lo importante es su composición química a base de Sertralina, que se adquiere en forma de tabletas y concentrados líquidos de toma por vía oral y que puede ser de 50 o 100 mg.

Generalmente la dosis es aplicada por el médico tratante en función del tipo de trastorno presentado, con ingestas diarias; de igual manera se administra en niños, pero siempre mayores de seis años.

Efectos Positivos del fármaco

Este es un psicofármaco que al ser consumido ejerce su acción sobre el sistema nervioso, inhibiendo de manera selectiva la recaptación de la serotonina, lo que permite aumentar su disponibilidad como neurotransmisora, con lo cual se mitigan los síntomas consecuentes de algunos trastornos mentales.

La Sertralina tiene una vida media de 22 a 36 horas dentro del organismo, lo cual permite que se considere como un efecto prolongado. Pero se debe tener en cuenta que el nivel de serotonina se eleva especialmente después de las 8 horas de haber consumido el medicamento, por lo que es necesario considerar este tiempo para poder saber cuándo tendrá efecto sobre el organismo del paciente.

Algunos facultativos indican dosis bajas de manera inicial, las cuales aumentan gradualmente, no más de una vez por semana; pero llevará algún tiempo comenzar a sentir el beneficio completo que le proporcionará al paciente el tratamiento con Sertralina.

Cabe destacar que para dejar de tomar este tipo de medicamento se debe ir rebajando su dosis de manera gradual, pues tiende a crear adicción y si se deja de tomar de forma brusca se pueden experimentar síntomas de abstinencia, como sudoración, náuseas, depresión, ansiedad, hormigueo, entumecimiento, somnolencia, entre otros.

Con base en lo anterior se recomienda a los pacientes que antes de suspender su tratamiento de Sertralina, lo consulten previamente con su médico, a fin de evitar daños irreparables a su salud.

Depresión 

La depresión es un estado de ánimo que se encuentra asociado con los sentimientos de la persona, caracterizada por la presencia de tristeza y melancolía, que puede ser experimentada por los seres humanos en algún momento de su vida; pero que para algunas personas se vuelve recurrente, convirtiéndose en una patología.

Cuando esta condición de ánimo para una persona se transforma en sentimientos severos, drásticos y prolongados, que lo llevan a vivir con tristeza o síntomas de melancolía que le impiden relacionarse con los otros seres humanos o afrontar el día a día de su vida, se considera que sufre una enfermedad denominada depresión.

En este caso puede requerir un tratamiento mediante la Sertralina, de manera que se aumente su producción de serotonina, con la finalidad de que su sistema nervioso pueda manejar adecuadamente los niveles de esta sustancia en su cerebro.

TOC (Trastorno obsesivo-compulsivo) 

Este es otro de los trastornos que afectan a los seres humanos y que se caracteriza por que el paciente maneja frecuentemente un estado de ansiedad, se sobresalta sin razón, vive preocupado, tiene conductas repetitivas o recurrentes, realizando la misma acción una y otra vez; en general vive lleno de inquietud.

Muchas personas pueden padecer este tipo de problema sin darse cuenta, manifestando un cuidado extremo en su aseo personal, evitando el contacto con otras personas y lavándose constantemente las manos. Lo que indica que es un acto realizado frecuentemente por la persona, pues siente miedo a contaminarse con los gérmenes.

Pero se debe saber distinguir lo que se considera como ser perfeccionista o cuidadoso y lo que significa tener un trastorno obsesivo compulsivo; pues este tipo de patología comienza a ser manifestada cuando afecta la calidad de vida de la persona y su salud mental, siendo necesario consultar a un profesional para que le indique su posible tratamiento con Sertralina.

Sertralina

Trastorno de Pánico 

El pánico es un trastorno que suele estar acompañado por la ansiedad; la persona que sufre de este sentimiento o condición mental se caracteriza por ser afectada de manera recurrente con episodios de pánico que se le presentan de manera inesperada, los cuales no logra dominar, y además puede sentir miedo.

Las personas durante un trastorno de pánico pueden enfrentar alteraciones físicas, como taquicardias, mareos, falta de aire e incluso la sensación de sentir mariposas en su estómago; motivo por el cual es posible que necesiten se medicadas con un fármaco antidepresivo como Sertralina.

Ansiedad 

La ansiedad es una condición mediante la cual una persona puede sentir una profunda inquietud, aún sin causa aparente, por lo cual se mantiene excitada; debido a que es una patología que se maneja a nivel mental.

Este sentimiento puede hacer que un ser humano viva con una inseguridad extrema, estando siempre susceptible a una angustia continua que puede ser causada por alguna enfermedad o simplemente ser considerada una neurosis, en cuyo caso deberá ser tratada médicamente por un Psicólogo clínico o un psiquiatra.

Efectos Secundarios

La Sertralina es un medicamento que contiene componentes químicos que ocasionan una serie de reacciones dentro del organismo, como parte de su mecanismo de acción, luego de las cuales suele ser excretado mediante las heces y la orina en igualdad de proporción.

Pero mientras se encuentra dentro del organismo, puede ocasionar efectos secundarios que podrían no ser los esperados por muchas personas, entre los cuales les podemos mencionar:

  • Posibles náuseas, diarreas, estreñimiento o vómitos.
  • Mucha dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido.
  • Presencia de boca seca, acidez, pérdida de apetito.
  • Alteraciones en el peso.
  • Mareos, debilidad y cansancio excesivo.
  • Dolor de cabeza, malestar general.
  • Nerviosismo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo.
  • Cambios en el deseo o capacidad sexual.
  • Posible sudoración excesiva, con cambios repentinos de la temperatura corporal.

Se recomienda que ante cualquiera de estos síntomas, que pueden presentarse de forma leve o grave, se consulte inmediatamente a su médico tratante, para que sea él quien le diagnostique adecuadamente su condición.

El uso de la Sertralina puede ocasionar algunos síntomas que se consideran graves, como es el caso de alergias, urticarias, hinchazón, convulsiones, sangrados o dificultades al respirar, los cuales pueden ser un síntoma de que el paciente es alérgico a alguno de los componentes de la Sertralina, por lo cual debe consultar con su médico, para que le suspenda y sustituya este medicamento por otro alternativo.

Contraindicaciones en Embarazo y Lactancia

La mayoría de los medicamentos que salen al mercado son estudiados en laboratorios, empleando para ello animales, con el fin de comprobar cuáles pueden ser sus efectos sobre la condición física de una mujer embarazada al consumirlos y las consecuencias que estos productos ocasionan sobre el feto o en el lactante.

Lo antes expuesto se fundamente en el hecho de que muchos de los fármacos consumidos por la mujer embarazada son absorbidos por el feto en la placenta o excretados mediante la leche, cuando se encuentra esta mujer durante su período de lactancia.

En cuanto a la restricciones de uso que se establecen para la Sertralina durante el embrazo y la lactancia, se considera que el medicamento solo ha arrojado algunas alteraciones sobre el feto luego de su consumo en grandes dosis; pero este estudio no ha sido aplicado con mujeres embarazadas directamente.

Especialistas en la materia han indicado que durante el embarazo puede ser necesario realizar este tratamiento a fin de que la mujer no sufra condiciones depresivas que puedan alterar el desarrollo normal de su gestación y ocasionar partos prematuros, con fetos de bajo peso y otra serie de trastornos.

Por consiguiente, los antidepresivos representan una opción durante el embarazo, donde se deberá eligir conscientemente una manera mediante la cual se equilibre el riesgo en función del beneficio. Es decir, se puede tratar a la mujer embarazada con pequeñas dosis que le permitan evitar cuadros depresivos, pero sin que puedan afectar a su bebé en gestación.

En lo que respecta al consumo de la Sertralina durante la lactancia materna, se ha establecido que la cantidad del producto que pasa al bebé durante el amamantamiento es casi indetectable o insignificante. Lo que se ha determinado mediante estudios plasmáticos realizados con los recién nacidos.

Por lo cual se establece que hasta el momento no se han observado repercusiones patológicas ni dificultades en los bebés, cuyas madres consumen Sertralina, a mediano ni largo plazo. Incluso se considera que este es un producto que ocasiona menos efectos secundarios que otros tipos de antidepresivos.

Precauciones con el uso de la Sertralina

En general la recomendación es para todas aquellas personas a quienes se les indica el consumo de la Sertralina como medicamento antidepresivo, para el control de cualquier síntoma patológico que esté presentando a nivel de su sistema nervioso; que antes de iniciar el consumo del fármaco, lea detenidamente el prospecto adjunto, especialmente en cuanto a las advertencias.

Especialmente por ser la Sertralina un medicamento adictivo que debe ser suministrado bajo estricta vigilancia médica, en virtud de que puede ocasionar alteraciones a nivel emotivo, llevando incluso a que las personas puedan desarrollar tendencias suicidas; por lo cual se advierte a los pacientes, que consuman el producto en las dosis estrictamente indicadas.

Por otro lado, una vez que sea necesario suspender la administración de la Sertralina, esto debe ser realizado de manera gradual, para evitar trastornos ocasionados como consecuencia de posibles síntomas de abstinencia.

Si el contenido del presente artículo ha sido de utilidad, le invitamos cordialmente a permanecer en nuestro blog, para que pueda leer los siguientes temas sugeridos: