Vaginitis: Qué cuidados íntimos se usan para evitarla

La patología relacionada con la vaginitis, se caracteriza por la inflamación de la vagina, el cual puede ser generado por cambios hormonales, bacterias o agentes infecciosos. A continuación te invitamos a indagar sobre un padecimiento que casi todas las mujeres han sobrellevado.

VAGINITIS

¿Qué es la vaginitis?

La patología de la vaginitis también se le conoce como vulvovaginitis, es un padecimiento caracterizado por una inflamación o infección en la pared de la mucosa de la vagina y que también puede afectar a la vulva que es la parte externa de los genitales de la mujer, esta enfermedad viene acompañada por picazón, ardor, dolor,  secreción de mucosidad y un fuerte olor.

Esa condición generalmente ocurre por cambios hormonales que provocan un desequilibrio de los microorganismos de la flora vaginal cuya función es mantener el  equilibrio del pH que es el controla la acidez o  la alcalinidad de la zona,  y cuando se presenta un desequilibrio la zona es afectada hay una producción  mayor de  bacterias que  generan una  inflamación. Los cambios hormonales en el ciclo menstrual o la reducción de los estrógenos causados por el proceso de la menopausia puede causar la vaginitis.

La vaginitis también puede ser asintomática por lo que la paciente es portadora de la enfermedad pero no hay evidencias  del padecimiento en los síntomas, generalmente la patología va acompañada de una inflamación acompañada de dolor y  picazón en la zona, si la vaginitis se produjo a causa de la bacteria clamidia, la infección puede traspasar de la zona de la vagina y  llegar hasta  el sistema reproductivo el cual lo componen el útero, la trompa de falopio y a los ovarios.

La prevalencia de la vaginitis infecciosa o bacteriana se coloca dentro del  65%  de las enfermedades relacionadas con en la vagina. Las niñas, las  adolescentes y las  mujeres adultas tendrán una afectación de vaginitis por lo menos una vez  en su vida.

Causas

Las causas por las se presenta éste padecimiento son diversas y pueden variar dependiendo de la edad  y de la condición de la paciente, entre las causas destacan las siguientes:

Causas Generales:

  • La ingesta de antibióticos.
  • Diabetes.
  • Embarazo ya que hay un cambio hormonal que afecta la flora vaginal.
  • Algunos tratamientos para el cáncer provocan una baja en los niveles de estrógeno en estos casos la paciente pude presentar vaginitis.
  • La radioterapia en la zona pélvica como por ejemplo, en los ovarios o en el útero produce una descomposición de los tejidos y modifican la textura de las paredes vaginales lo que provoca el desarrollo de un cuadro inflamatorio que puede conducir a una vaginitis.
  • La ingesta de medicamentos con corticoides que se utilizan para casos de inflamación.
  • Las fisuras que pudieran presentarse en el intestino y las cuales pueden comunicarse con el tracto vaginal, lo que significa que la flora intestinal  se traslade  al tracto genital.
  • Las duchas vaginales.
  • Desodorantes o perfumes vaginales.
  • El uso de dispositivos intrauterinos para evitar embarazos, así como también los espermicidas, lubricantes, condones de látex y anillos anticonceptivos.
  • Uso de tampones y toallas sanitarias que no se cambian  en un periodo máximo de 4 horas.
  • Proliferación de parejas sexuales.
  • Mala higiene de la zona vaginal.
  • Blanqueadores y acondicionadores de ropa.
  • Telas de fibras sintéticas.

Vaginitis en las Niñas

La vaginitis que se presentan en las niñas generalmente se desarrolla por:

  • Una infección en el aparato digestivo que afecta la flora intestinal y que puede contaminar la zona de la vagina.
  • Higiene inadecuada de la zona perineal la cual comprende el  área que va desde el ano hasta el clítoris,  ya que se ejecuta el proceso de la limpieza después de defecar desde del ano hacia la vagina (la forma correcta es desde el ano hacia el cóccix).
  • No lavarse las manos antes y después de utilizar el baño y tocarse la vagina con las manos sucias.
  • El uso de sustancias químicas cuando se realiza la actividad de la higiene corporal, como la utilización de burbujas o jabones con alto contenido de pH,  estos elementos pueden causar la inflamación de las paredes de la vagina.
  • Cuerpos extraños alojados en la vagina como papel de baño, es un ambiente perfecto para provocar la vaginitis

VAGINITIS

Mujeres en edad reproductiva

Las mujeres ubicadas en la edad reproductiva entre los 11 años hasta los 55 son las más propensas a contraer vaginitis y en ese rango se localizan las siguientes variaciones:

  • Vaginitis bacteriana: Este padecimiento se presenta debido a una alteración que disminuye  la producción de la flora vaginal dando paso al crecimiento de otros microorganismos anaeróbicos como la prevotella, gardenerella vaginalis y la mobiluncus que no utilizan oxígeno para su crecimiento, sino que se nutren de la fermentación de la levadura  en la vagina, producto del cambio de pH  el mismo en  condiciones normales debe estar ubicado entre los niveles  en de la escala 4 a 5. La vaginitis bacteriana puede aumentar el riesgo de presentar enfermedades pelvianas, endometritis postparto o postaborto esta afectación esa relacionada con los tejido que normalmente recubre el útero y con la presencia de la  vaginitis puede crecer fuera del útero y en los casos de las embarazadas  puede desencadenar un  trabajo de parto prematuro.
  • Vaginitis Candiásica: Esta es una infección micótica que se produce por el hongo de la candidiasis, el mismo se aloja en las paredes de la vagina, este tipo de padecimiento es común en las mujeres postmenopáusicas. Aquellas  mujeres que reciben tratamiento de hormonas no están afectadas con éste tipo de vaginitis.
  • Vaginitis Tricomoniásica: Esta infección es causada por el parásito Trichomonas vaginalis, regularmente es asintomática, la  tricomoniasis  también los  lo pueden padecer  los hombres en el aparato genital masculino y se lo puede transmitir a la mujer o viceversa,  a través de la actividad sexual, el diagnóstico es a través de un análisis microscópico de las secreciones vaginales, esta considerada como una enfermedad de transmisión sexual.
  • Mujeres postmenopáusicas:  La vaginitis que se presenta en las mujeres postmenopáusicas o que tengan una extirpación quirúrgica de los ovarios, se genera a causa de los bajos niveles de estrógenos, esta situación   provoca una disminución de la mucosa vaginal, lo que causa irritación y sequedad de los tejidos vaginales y  causa una inflamación de la zona la cual puede desencadenar en una vaginitis.
  • Las mujeres que sufren de incontinencia o que estén postradas en una cama tienen mayor probabilidades de sufrir de vaginitis a causa de la irritación provocada por la orina o las heces. Las vaginitis bacteriana y la tricomoniásica no son frecuentes en mujeres en condición de postmenopáusicas.

VAGINITIS

Síntomas de la vaginitis

Se pueden identificar los síntomas de vaginitis que a continuación se mencionan:

Síntomas Generales:

  • Cambio del color del flujo vaginal.
  • Escozor e irritación vaginal.
  • Presencia del dolor durante el acto sexual.
  • Dolor al orinar.
  • Sangrado vaginal leve.
  • Sensación de quemadura en la vagina.

Según el tipo de vaginitis que se desarrollen en el flujo vaginal,  se presentan adicionalmente los siguientes signos:

  • Vaginitis bacteriana, el color del flujo vaginal puede ser blanco grisáceo y con un olor desagradable, el cual se pude intensificar luego de las relaciones sexuales.
  • Vaginitis Candiásica, se caracteriza por presentar mucho picor, se puede evidenciar un flujo vaginal color crema.
  • Vaginitis Tricomoniásica. El flujo que se presenta bajo esta condición es amarillo verdoso y en algunas ocasiones tiene una consistencia espumosa.

Diagnóstico

El médico ginecólogo que es el especialista en las enfermedades relacionadas con el útero, la vagina y los ovario y la infertilidad,  procederá de acuerdo a los siguientes procedimientos:

  • Apertura de la historia clínica, en el cual se indagará sobre los antecedentes médicos de la paciente.
  • Examen físico, se revisará la zona pélvica para palpar si existe alguna inflamación, igualmente se procederá a realizar un examen en el interior de la vagina por medio del instrumento denominado espéculo el cual se introduce por la vagina para poder abrir la cavidad vaginal y poder verificar el grado de inflamación, el flujo vaginal y tomar las pruebas para su posterior análisis.
  • Prueba de laboratorio, se tomará una muestra del flujo vaginal y se remitirá al laboratorio a fin de analizar y determinar el tipo de vaginitis que presenta la paciente.
  • Realizar una prueba del nivel de pH, a través de una tira reactiva al pH, se podrá verificar el nivel del mismo, sí el valor es elevado hay una presencia de vaginosis bacteriana o tricomoniasis, sin embargo es necesario el resultado de la prueba de laboratorio para el diagnóstico final.

Tratamiento

El tratamiento a aplicar será según el tipo de vaginitis que se presente:

Vaginitis bacteriana, el medicamento utilizado para éste tipo de padecimiento será: tabletas vía oral o gel de metronidazol o crema de clindamicina, las cuales se aplicará en la vagina.

Vaginitis Candiásica el medicamento recetado para éste tipo de vaginitis son cremas o supositorios como el miconazol, clotrimazol, butoconazol o tioconazol, también se puede recetar un antimicótico oral como fluconazol.

Vaginitis Tricomoniásica, para esta situación se prescribe tabletas de metronidazol o tinidazol.

Mujeres postmenopáusicas o con atrofia vaginal, se recetará estrógeno en forma de tabletas, cremas o anillos vaginales.

Para la vaginitis no infeccionas, se requiere la identificación de la fuente que produce la irritación o la alergia como por ejemplo: detergentes, toallas sanitarias, desodorantes entre otros y evitar la utilización de los mismos

¿Cómo prevenir la vaginitis?

Aunque la vaginitis es una enfermedad muy común en las mujeres, su prevención es muy fácil, a continuación le indicamos algunas medidas preventivas:

  • Evitar bañarse en bañeras, jacuzzi y realizar  baños de burbujas, en las piscinas públicas asegúrese que cuentan con un buen sistema de conservación e higiene del agua.
  • Evite  quedarse mucho tiempo con los traje de baños húmedos, y ropa húmeda, éste es el ambiente adecuado para la reproducción de los hongos que producen la vaginitis candiásica
  • Evite el uso de elementos irritantes como tampones, lavados vaginales, jabones con mucho aroma, es importante que en el proceso del baño saque o enjuagar bien el jabón que ha  utilizado en la zona genital y séquese la humedad localizada en la vagina y que es  producida por el baño.
  • Al  usar el baño para realizar sus necesidades, al momento de limpiarse hágalo del ano hacia el cóccix, de esta manera se evita que las bacterias fecales lleguen a la vagina.
  • Evite el uso de lavados vaginales, ya que afecta los microorganismos buenos que habitan en la vagina.
  • Utilice los preservativos de poliuretano, de poliisopreno o nitrilo, éstos tipos de condones son libre de látex, están fabricados con un plásticos muy blando, resistente y no contienen el  látex que es un agente irritante.
  • Evite tener sexo anal, ya  su pareja puede trasladar las bacterias ubicada en las heces en la vagina.
  • Utilice  ropa de interior de algodón y para dormir es recomendable hacerlo sin ropa interior.
  • Llevar un dieta alimenticia sana que incluya yogurt, vegetales o cualquier alimento que contenga probióticos ya que los mismos son un antibiótico natural que contribuye a minimizar las probabilidades de padecer de la vaginitis.
  • Realice las actividades sexuales de manera segura con la utilización del condón.

 

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos aquí planteados, en ningún momento establece opiniones médicas, en caso de duda consulte a su médico especialista.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

 

(Visited 34 times, 1 visits today)