Virus de Chikunguña: ¿Qué es la Fiebre de Chikungunya ?

En las zonas tropicales se suelen producir enfermedades de carácter viral que son únicas y son poco comunes pero con la globalización se han hecho cada vez más frecuentes, este es el caso del Virus de Chikunguña el cual abordaremos en este artículo.

Chikunguña

¿Qué es el virus de chikunguña?

El virus del chikunguña o conocido popularmente como ​fiebre de chikunguña es una enfermedad producida por un virus del tipo alfavirus cuyo nombre es Chikunguña. Esta enfermedad se transmite por medio de la picadura de los mosquitos de Aedes​, bien sea el  Aedes aegypti el cual es responsable también del dengue como Aedes albopictus.​ Podemos decir que el virus del Chikunguña se transmite de forma muy similar al del dengue.

Esta enfermedad posee diversas fases siendo la primera un cuadro de  fiebre aguda la cual dura de dos a cinco días, luego de esta fase sigue un período el cual se produce un dolor intenso en las articulaciones cuya duración puede ser desde semanas, meses e incluso años siendo el 12% de los contagiados que podrían presentar dolores articulares durante años.

La mejor forma de prevenir al chikunguña es mediante el control general del mosquito, esto implica prevenir la reproducción de la especie realizando procedimientos de higiene y desinfección adecuados. Además es primordial evitar las picaduras de mosquitos infectados haciendo uso de repelentes para insectos o usando camisas manga larga y pantalones.

Hasta los momentos no se ha dado con un tratamiento para el virus del Chikunguña, para tratar esta enfermedad se recetan fármacos que alivianen los síntomas del paciente así como también un reposo absoluto y la ingesta de líquidos. Es importante mencionar que el Chikunguña es una enfermedad que sólo se padece una vez en la vida ya que nuestro sistema inmune se encarga de la producción de anticuerpos con el fin de proteger al organismo contra una nueva infección por chikunguña.

Síntomas

Los síntomas asociados al virus del Chikunguña son similares a los de una crisis de paludismo o bien al dengue aunque es importante recalcar que la fiebre de chikungunya no tiene relación alguna con estas enfermedades a pesar de ser transmitidas por vectores similares.

Inicialmente, el chikunguña cursa con una fiebre fuerte que puede llegar a superar los 40 °C y la duración de esta fiebre es de 3 días. Luego de la fiebre la enfermedad cursa con un eritema que dura cerca de 5 días y prosigue con dolor en las articulaciones. Como comentamos previamente, el dolor en las articulaciones  podría durar de semanas a años.

Es importante siempre tener presente el contexto epidemiológico de cada paciente que llegue a presentar la sintomatología del virus de chikunguña a así como también otros factores que podrían desencadenar el virus como lo son viajes a zonas donde haya habido una epidemia de esta enfermedad o bien en zonas endémicas de esta patología.

Por otro lado, se ha demostrado que las transfusiones de sangre de personas contagiadas con este virus pueden contagiar a aquellos que estén sanos de esta enfermedad. Para evitar esta situación, es necesario que antes de la transfusión se haga una prueba de hemoaglutinación indirecta para detectar si el virus se encuentra en la sangre.

Chikunguña

Se ha descrito que el período de incubación del virus de chikunguña varía entre uno y doce días siendo el periodo promedio de tres a siete días. Por otro lado, se han documentado casos donde la enfermedad cursa sin síntomas pero la gran mayoría de los pacientes presentan síntomas.

Dichos síntomas se caracterizan por presentar un inicio abrupto con la fiebre alta y luego una faceta final donde se producen los dolores articulares. Se han descrito también otros síntomas asociados al chikunguña como lo son el dolor de cabeza, complicaciones digestivas y conjuntivitis.

Datos recientes de la enfermedad

En epidemias que se suscitaron recientemente en Brasil los científicos recopilaron información sumamente importante sobre el Chikunguña.

Dentro de estos datos valiosos se pudo constatar que esta enfermedad posee una fase aguda la cual se divide en dos etapas, la primera es una  etapa viral que transcurre durante los primeros cinco a siete días de infección y es aquí donde la bacteria se encuentra circulante en la sangre. La segunda etapa de la enfermedad podría durar cerca de diez días y se caracteriza por un empeoramiento de los síntomas en conjunto con la desaparición del virus circulante en la sangre.

Chikunguña

Por lo general,  el chikunguña inicia con una fiebre alta de forma repentina cuya duración es de entre tres a siete días pero se ha descrito que podría llegar incluso a diez días continuos de fiebre en algunos pacientes.  Esta fiebre suele fluctuar entre los 39 a 40 °C caracterizándose por un periodo bifásico donde la fiebre dure un par de días, desaparezca y vuelva de nuevo con la misma intensidad.

Estos estudios han determinado que la fiebre repentina confluye con el inicio del periodo en el cual el virus se encuentra circulante en la sangre. Por otro lado, se debe mencionar que la intensidad de los síntomas está relacionada con la cantidad de virus circulante en la sangre, esto sólo sucede solo durante la fase aguda.

Una vez que el sistema inmune produce los anticuerpos para combatir la enfermedad (Inmunoglobulina M) y estos llegan a la sangre es cuando el virus circulante disminuye. A pesar de esta disminución y progresiva desaparición del virus en el organismo, se mantienen el dolor de cabeza y la fatiga por un periodo aproximado de cinco a siete días.

Una vez que la fiebre cede, se presenta un dolor en las articulaciones que simula rigidez de las mismas, por lo general suele durar unas semanas o meses pero se ha descrito que podría durar incluso años. El dolor de articulaciones puede ser debilitante, resultando a menudo en casi una inmovilidad total de las articulaciones afectadas.

Chikunguña

Este dolor articular suele presentarse en más de una articulación, a pesar de que haya dolor la inflamación de dicha articulación no es común. Con frecuencia las articulaciones afectadas son las de los brazos y las piernas. Se ha determinado que las personas que son más propensas a padecer de este dolor son aquellas que padecen de artritis. El dolor se produce con mayor frecuencia en las aquellas articulaciones que son más usadas como los son las muñecas, los tobillos, las manos y los pies, se han descrito casos de dolor articular en hombros, codos y rodillas.

En lo que respecta al eritema este suele presentarse en el 40 a 50% de los casos siendo frecuente una erupción maculopapular. Esta erupción maculopapular consiste en una erupción cutánea caracterizada por una zona roja plana en la piel la cual se recubre de unas pequeñas protuberancias. Esta erupción de color roja se presenta en personas de piel más clara y su duración es de dos a cinco días luego del inicio de los síntomas.

En más de la mitad de los casos de chikunguña se presentan fatiga significativa y dolor generalizado. Por otro lado, es menos frecuente síntomas como inflamación en los ojos como iridociclitis (Inflamación del iris) o uveítis (Inflación de la capa media del ojo) inclusive se han descrito lesiones en la retina.

En raras ocasiones se han descrito trastornos neurológicos en pacientes con chikunguña, dentro de estos trastornos se destacan el síndrome de Guillain-Barré, parálisis, meningoencefalitis y neuropatía. También se debe destacar que las complicaciones hemorrágicas son nulas en el chikunguña, aunque cuando se presentan estos síntomas se debe considerar la coinfección con dengue o incluso una hepatopatía congestiva.

Evolución de los síntomas

La enfermedad del chikunguña suele limitar por si misma sus síntomas, esto quiere decir que suelen ceder por su propia cuenta. En lo que respecta a la tasa de mortalidad suele ser del 0,4%  pero esta cifra incrementa en personas de edad avanzada que padezcan de enfermedades crónicas.

Hasta los momentos la transmisión directa entre humanos no ha sido comprobada, lo que si es cierto que existe transmisión vertical del virus, es decir, una mujer embarazada y que padezca de Chikunguña podría transmitirle la enfermedad al feto dentro del útero. Cuando el feto se contagia con chikunguña se podrían producir enfermedades neurológicas graves en el feto e incluso podría provocar su muerte.

Diagnóstico y tratamiento

Para diagnosticar el chikunguya se pueden hacer uso de varios métodos diagnósticos pero todos ellos son pruebas serológicas. La prueba diagnóstica más usada para esta enfermedad es la inmunoadsorción enzimática (ELISA) la cual permite confirmar la presencia de anticuerpos Inmunoglobulina M (IgM) e Inmunoglobulina G (IgG) contra el virus chikungunya.

Las mayores concentraciones de IgM se pueden encontrar entre las semanas tres y cinco luego del inicio de la enfermedad y suelen mantenerse circulando por hasta unos 2 meses. En caso de que se tomen muestras de sangre en la primera semana de infección es necesaria la aplicación de otros métodos de análisis serológicos y virológicos para poder diagnosticar el chikunguña.

chikunguña

Estos análisis serológicos y virológicos que se realizan durante los primeros días de infección consisten en un aislamiento del virus en la muestra de sangre con el fin de aplicar la prueba de reacción de la cadena polimerasa (PCR por sus siglas en inglés). La sensibilidad de esta prueba es variable y dicha variabilidad va en dependencia a la cantidad de virus que se encuentre circulante.

La prueba de PCR no sólo es usada para el diagnóstico del virus de chikunguña sino que también puede usarse para la  genotipificación del virus, esto permitirá comparar el genotipo del virus con otros genotipos virales que producen síntomas similares al chikunguña.

Tratamiento

Hasta los momentos no se ha podido desarrollar ni se ha encontrado algún antiviral que sea específico para el tratamiento del virus de chikunguña. Es por ello que el tratamiento de esta patología consiste principalmente en apaciguar los síntomas entre ellos el dolor articular que es particular de esta patología.

Para disminuir la fiebre se usan antipiréticos, los analgésicos son usados para aliviar el dolor articular, también se aconseja tomar líquidos puesto que diversos estudios indican que ingerir una buena cantidad de líquidos ayuda a disminuir los síntomas.

Prevención del chikunguña

Aquellas viviendas que están cerca de criaderos de mosquitos son un gran factor de riesgo tanto para el chikunguña como para otras enfermedades transmitidas por estos vectores. La prevención y el control de esta enfermedad se basa en gran medida en la reducción de la cantidad de depósitos de aguas naturales y artificiales que les puedan servir a estos mosquitos como su criadero.

En el caso de comunidades que se encuentren cerca de criaderos naturales de mosquitos es necesario reubicarlas en lugares que no se propicien estos criaderos. En caso de que dicha comunidad se encuentre en pleno brote, es necesario aplicar insecticidas bien sea por vaporización para matar a los mosquitos en vuelo o bien sobre la superficie de los criaderos y lugares donde se puedan posar los mosquitos, es prudente también usar insecticidas en las aguas donde crecen las larvas de los mosquitos para evitar futuros brotes.

Otro consejo para prevenir el chikunguña durante los brotes es que se recomiendan llevar ropa que reduzca considerablemente la exposición de la piel a estos mosquitos. También se podrían aplicar repelentes para la piel y la ropa con el fin de alejar a los mosquitos. Es importante que estos repelentes contengan DEET, IR3535 o icaridina.

En el caso de aquellos que duermen durante el día o al final de la tarde es aconsejable que se apliquen repelentes antes de dormir en caso de que se encuentren en zonas de brotes de chikunguña o también son útiles los mosquiteros con insecticidas en el caso de las entradas de la casa o bien sobre el corral del bebé.

No podemos dejar de lado las espirales insectífugas y los vaporizadores de insecticidas los cuales reducen considerablemente las probabilidades de picaduras en ambientes interiores. En caso de que usted vaya a viajar a zonas de riesgo de chikunguña debe adoptar precauciones básicas como lo son el uso de repelentes así como pantalones y camisas manga larga.

¿Dónde se encuentra el virus?

Antes del año 2013 el virus de chikunguña se encontraba solo en África, Asia, Europa, el Océano Índico y en el Océano Pacífico pero cuando termino ese mismo año se conocieron varios brotes en América y en el Caribe. Un hecho que ha llamado la atención de la comunidad científica es que en América Latina se han encontrado casos de transmisión local del virus de chikunguña. Esto quiere decir que los mosquitos en esta parte del continente portan el virus y lo están contagiando a las personas en vez de ser mosquitos provenientes de otras partes del mundo.

Un año después de la aparición del chikunguña en America Latina se reportaron casos de viajeros que fueron a los Estados Unidos y estos provenían de zonas donde existía una endemia de chikunguña. En base a esto, se origino un pequeño brote en Estados Unidos debido a que los mosquitos picaron a estas personas contagiadas y comenzaron a picar a otras personas sanas portando el virus.

¿Cómo se transmite el chikunguña?

Se sabe que el virus se transmite de una persona a otra por la picadura de un mosquito hembra que se haya infectado con el virus. Los mosquitos que tienen la capacidad de trasmitir este virus son el Aedes aegypti y Aedes albopictus. Es importante recalcar que estos mosquitos pueden trasmitir otros virus como el del dengue.

Por lo general estos mosquitos pican durante el día, siendo su mayor actividad al principio de la mañana y al final de la tarde. Es común encontrar a estos dos mosquitos al aire libre siendo este el ambiente donde suelen picar a las personas aunque es posible que lo hagan igualmente en ambientes cerrados. El chikunguña aparece entre cuatro y ocho días luego de la picadura del mosquito infectado.

Complicaciones

Del virus de Chikunguña se han descrito diferentes complicaciones las cuales perjudican al sistema nervioso, al sistema osteomuscular, al sistema cardiovascular, la piel, riñón e hígado. Tales complicaciones podrían generar alteraciones sistémicas graves que podrían conllevar incluso a la muere.

Estas complicaciones se presentan en aquellos pacientes que presentan enfermedades crónicas y en aquellos que tienen 65 años de edad o más también en este grupo vulnerable se incluyen a los neonatos. A continuación describiremos con detenimiento aquellas complicaciones asociadas al sistema del organismo que se encuentre comprometido.

Neurológicas

Entre las complicaciones que afectan el Sistema  Nervioso podemos encontrar meningoencefalitis, convulsiones, síndrome de Guillain Barré, accidente cerebrovasculares (ACV) , neuropatías entre otras complicaciones. Un hecho que debemos destacar es que el primer reporte de complicación del Sistema Nervioso derivado del virus de Chikunguña fue realizado en un brote que se origino en unas islas localizadas al sur de Tailandia, en esta isla el 10% de las personas que presentaron tales complicaciones neurológicas fallecieron.

Cardiovasculares

Dentro de estas complicaciones cardiovasculares se destacan la insuficiencia cardiaca, arritmias cardiacas, miocarditis y pericarditis y en los casos más extremos se han vinculado infartos agudos de miocardio como complicación del chikunguña.

Renales

En el ámbito de las complicaciones renales podemos encontrar una insuficiencia renal aguda y nefritis asociada al virus de chikunguña, también se ha descrito una secreción descontrolada de hormona antidiurética.

Oftalmológicas

Las complicaciones oculares pueden presentarse tanto en la fase aguda como en la crónica de la infección por chikunguña, las presentaciones de estas complicaciones pueden ser variables las cuales van desde la conjuntivitis hasta la retinitis y en el peor de los casos se presenta neuritis óptica.

Durante la fase aguda del chikunguña los pacientes podrían presentar fotofobia (sensibilidad a la luz) así como también dolor retro ocular, pero los síntomas oculares más predominantes durante la enfermedad es la conjuntivitis y la afectación de la cámara anterior del ojo que se puede presentar como uveítis anterior granulomatosa. Por su parte durante la fase crónica se podría producir una neuritis óptica que debe ser tratado con bastante delicadeza.

En este artículo pudimos aprender sobre el virus de Chikunguña una enfermedad viral bastante reciente transmitida por la picada de un mosquito infectado con este virus, se ha conocido un poco más de este virus con su llegada al continente americano luego de provocar una epidemia en la región. Es una enfermedad que cursa con fiebre alta repentina que puede confundirse con el dengue pero el chikunguña se distingue por un dolor articular que podría ser incapacitante. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 30 times, 1 visits today)