Conoce acerca del Alprazolam: ¿Qué es y para qué sirve?

El Alprazolam es un fármaco que forma parte de la familia de las benzodiazepinas, medicamentos psicotrópicos de efectos sedantes entre muchos otros; suele se indicado para el tratamiento de personas que sufren problemas asociados con el control de la ansiedad o los ataques de pánico. Descubre el uso de este producto de manera informativa, ya que le sugerimos que no sea consumido, a menos que le sea recetado por un especialista en trastornos del sistema nervioso.

Alprazolam

¿Qué es el Alprazolam?

El Alprazolam es un medicamento que suele ser indicado para el tratamiento de patologías asociadas con estados depresivos, ansiedad, crisis de angustia, pánico, estrés y agorafobia, que es el miedo a estar en espacios abiertos, en los cuales se puede perder el control con facilidad.

Es un fármaco que suele ser distribuido bajo un nombre genérico conocido como Alprazolam, en dosis de 0,25 y 2 mg; el cual es un químico perteneciente a la familia de la benzodiazepinas, ampliamente conocidas por estar clasificadas como un medicamento psicotrópico.

Este tipo de sustancias, son agentes químicos que trabajan en función de un mecanismo de acción sobre el sistema central nervioso del paciente; lo que ocasiona en consecuencia una serie de cambios temporales en lo relativo a su consciencia, estado de ánimo y percepción; algo similar a la condición presentada por las personas que se drogan de manera voluntaria, pero en este caso se hace en dosis controladas por un especialista dentro del campo de la salud.

Las benzodiazepinas son empleadas en el tratamiento de personas con problemas a nivel del sistema nervioso, ya que cuentan con efectos sedantes, ansiolíticos, hipnóticos, anticonvulsivos, miorrelajantes y amnésicos, que son empleados como parte de las terapias utilizadas para el control de muchas patologías asociadas con problemas de alteraciones nerviosas en las personas.

¿Para qué sirve ?

El Alprazolam, como parte de la familia de los medicamentos identificados como psicotrópicos, tiene una amplia utilidad dentro del campo de la medicina, abarcando terapias para el control de los estados depresivos, epilepsias, trastornos por abstinencia alcohólica, espasmos musculares o incluso con la finalidad de inducir la sedación y anestesia de pacientes que serán sometidos a procedimientos de endoscopias o simplemente un trabajo dental.

Como es posible apreciar, se trata de un medicamento que puede ser administrado en los pacientes con la finalidad de controlar la actividad de sus sistema nervioso, frente a la presencia de crisis de pánico o miedo, incluso cuando estos se deben a la intoxicación por el consumo de alucinógenos.

Cabe destacar que los alucinógenos son drogas que causan alteraciones de la percepción en la persona que las consumen, en función del medio que le rodea; adicionalmente pueden experimentar alucinaciones y sensaciones que son producto de su estado de vigilia, que no es más que la alteración de su estado consciencia.

Alprazolam

El Alprazolam en función de su uso terapéutico se puede clasificar de diversas maneras, sobre las cuales le informamos a continuación:

Anticonvulsivo

Este medicamento tiene la propiedad de prevenir o interrumpir las crisis ocasionadas por las convulsiones y epilepsias en pacientes; estas son patologías donde se presenta de forma súbita una actividad eléctrica anormal en el cerebro, manifestando sacudidas del cuerpo de forma rápida y sin control.

En el mercado existen varios productos a base de benzodiacepinas, y uno de ellos es precisamente el Alprazolam, que suele ser indicado en forma de tabletas de consumo diario, a fin de evitar que el paciente sufra crisis convulsivas, tratando cada uno de los casos de manera específica.

Ansiolítico

Los medicamentos como el Alprazolam son considerados psicotrópicos, que actúan sobre el sistema nervioso de las personas ayudando a reducir los síntomas que les produce un estado de ansiedad. Para ello se indica su uso mediante ingesta por vía oral, pero en caso de un ataque de pánico, es posible que se atienda su emergencia administrando el medicamento por vía intravenosa.

Insomnio

Puede ser considerado como un trastorno en el sistema nervioso de una persona que tiene dificultades para conciliar el sueño; especialmente en la horas en que debe realizarlo. Por lo que algunos médicos sugieren a sus pacientes tratamientos a corto plazo, mediante el suministro de Alprazolam; pero siempre con la precaución de que no debe ser consumido por más de cuatro semanas como máximo.

Cirugía

Para curar una determinada enfermedad en un paciente, en ocasiones es necesario que mantenga cierto nivel de sedación, a fin de evitar que pueda sentir dolor, moverse y en consecuencia poner en peligro toda la operación quirúrgica. Por este motivo, se administra una dosis de Alprazolam generalmente un par de horas antes de la intervención, para crear una cierta relajación y calma en el paciente.

Tercera Edad

Es una etapa difícil para las personas, en la que muchos terminan recluidos en ancianatos, dentro de este tipo de establecimientos pueden hacer uso del Alprazolam como una forma para calmar la condición nerviosa de algunos de estos ancianos. Pero es necesario advertir que este medicamento suele aumentar el riesgo de padecer demencia o sufrir accidentes y caídas, en virtud de los estados hipnóticos que puede ocasionar el consumo de este tipo de fármaco.

Alprazolam

Problemas Musculares

Son uno de los factores que ocasionan que las personas padezcan de espasmos y fuertes dolores que les impiden realizar las actividades de su rutina diaria normal; por tal motivo es posible que se les indique el uso de Alprazolam como una alternativa, en vista de que es un medicamento que tiene una fuerte acción relajante sobre los músculos.

Sin embargo este no debe ser empleado de manera prolongada, pues a menudo se desarrolla una tolerancia y en consecuencia ya no tendrá los mismos efectos relajantes, que es el motivo por el cual el paciente lo consume, siendo necesario en este caso solicitar a su médico tratante otro medicamento alternativo.

Manías

Son algunas de las características que generalmente se aprecian en las personas que sufren de trastornos bipolares, donde se manifiestan cambios repentinos de humor; es entonces cuando algunos facultativos de la medicina suelen recetar a sus pacientes con este tipo de problema, el Alprazolam, como una medida efectiva para el manejo de la manía aguda a corto plazo.

Alprazolam

Veterinarios

Suelen emplear fármacos para el tratamiento de los animales y en la mayoría de los casos se trata de las mismas sustancias usadas de los seres humanos; pero en dosis que son ajustadas de acuerdo con el tamaño y peso de la mascota.

Generalmente se emplean como tranquilizantes, por tener efectos miorrelajantes, con los cuales se reduce la condición de estrés del animal; evitando de esta manera su estado agresivo, que impide poder realizarle el adecuado tratamiento que esté necesitando.

Marcas Comerciales

El Alprazolam, como se ha indicado, es un psicotrópico de la familia de las benzodiazepinas, que puede encontrarse a nivel comercial o en forma genérica identificado con nombres como Xanax, Niravam, Trankimazin, Tafil, entre otras, las cuales pueden ser pastillas o cápsulas de toma por vía oral o presentarse en forma de solución aplicada por vía intravenosa.

De igual manera son variables los mg en cada una de las presentaciones comerciales, observándose en este sentido desde 0,25 mg hasta unos 2 mg, según cada caso. Cuenta con un mecanismo de acción inmediata que dura aproximadamente 11.2 horas y que mantiene una liberación prolongada de hasta 15 horas; luego de lo cual es excretado por vía renal, mediante la orina.

Problemas de Adicción

El Alprazolam, por ser un químico perteneciente al grupo de la benzodiazepinas, es una droga que puede convertirse en adictiva; por lo cual se recomienda que sea solamente consumida bajo la supervisión de un médico especialista en tratamientos del sistema nervioso.

Este tipo de medicamento generalmente se le indica a los pacientes que requieren cierto tipo de tratamiento psiquiátrico, por ejemplo en el caso de Estados Unidos la mayoría son adolescentes, los cuales terminan convirtiéndose en adictos al fármaco, porque suele estar a su alcance en el botiquín familiar.

Este fármaco tiene la propiedad de desarrollar tolerancia rápidamente, de modo que las personas terminan consumiendo una dosis mayor de la indicada para poder contar con los efectos que alcanzaban de manera inicial, es así como terminan consumiendo entre 20 a 30 pastillas al día, para poder sentirse mejor.

Por otro lado, cuando la persona decide dejar de consumir el Alprazolam puede experimentar una serie de síntomas de abstinencia, entre los cuales se destaca la presencia de temblores, alteraciones de la coordinación y fatiga, todo lo cual indica la dependencia física o adicción creada al consumo del producto.

Resulta necesario bajo estas circunstancias, que el paciente acuda de inmediato a una consulta con su médico tratante, de manera que él le pueda establecer una medicación alternativa, con la finalidad de controlar adecuadamente esta adicción.

Contraindicaciones

El Alprazolam es un fármaco que crea dependencia en la personas, pero además está contraindicado de acuerdo con ciertas condiciones personales de cada uno de los pacientes. Por este motivo es necesario informarse antes de que le sea indicado por su médico, y que este además conozca todos los detalles relacionados con su condición física, como es el caso de los siguientes puntos:

  • Se debe dar a conocer al médico tratante si es usted una persona alérgica, especialmente a componentes como el Alprazolam o cualquier otro tipo de benzodiazepinas.
  • Indicar al facultativo todos los medicamentos que se encuentra tomando en la actualidad, incluso en el caso de vitaminas o suplementos nutricionales; así como medicinas naturales similares a la Hierba de San Juan, que se caracteriza por ser antidepresiva.
  • El producto debe ser administrado con cautela en personas con problemas pulmonares, de riñones, hígado o con trastornos de la conducta que les hayan llevado a sufrir intentos de suicidio, alcoholismo o abuso con drogas.
  • No está recomendado en el tratamiento de pacientes con más de 65 años, para evitar los efectos secundarios que pueden ocasionarles y que con ellos corran el riesgo de sufrir lesiones o accidentes físicos asociados a caídas, por falta del control adecuado en sus movimientos.
  • El medicamento está contraindicado en pacientes que sufren de presión ocular, conocida como glaucoma; tampoco debe ser administrado durante el embarazo o lactancia materna, ya que este tipo de productos suelen ser excretados mediante la leche materna.

Efectos Secundarios del Alprazolam

El Alprazolam es un producto químico considerado una droga terapéutica, que actúa a nivel del sistema nervioso central de los seres humanos y puede ocasionar una serie de efectos secundarios. Estos pueden ser considerados normales, pero si se presentan de manera intensa o no desaparecen, pueden ser preocupantes, tal y como los que les indicamos a continuación:

  • Estados de aturdimiento, con somnolencia o presencia de alteraciones poco frecuentes del sueño.
  • Malestar a nivel de la cabeza, condición de cansancio, fatiga o dificultad para concentrarse.
  • Reacciones cutáneas en algunas áreas de la piel, sequedad en la boca o por el contrario, aumento de la salivación.
  • Falta de apetito, náuseas y cambios en el peso corporal.
  • Dificultades para orinar y falta de deseo o capacidad sexual.
  • Estreñimiento, dolores a nivel articular.
  • Mareos, irritabilidad, dificultad para pronunciar las palabras.
  • Falta de respiración, problemas de memoria, cambios de estado de ánimo.
  • Convulsiones, falta de equilibrio, confusión, depresión o alucinaciones.

Es importante que toda persona que se encuentre consumiendo el Alprazolam y observe alguno de los efectos secundarios mencionados anteriormente, suspenda el consumo de este producto y se someta a la evaluación por parte de su médico tratante, a fin de evitar daños mayores a su salud.

Sobredosis

Una sobredosis de Alprazolam puede ser particularmente grave, ya que se trata de una droga empleada con fines médicos para el tratamiento de patologías, generalmente asociadas a problemas de control de estados depresivos como la ansiedad. Pero que tiene la particularidad de crear dependencia y resistencia a su uso prolongado.

Esto hace que el paciente busque consumir una mayor cantidad del medicamento, para así obtener el alivio a su malestar físico o psicológico, lo que en consecuencia le puede conducir a una sobredosis, que debe ser tratada con carácter de urgencia.

Esto puede ocasionar una situación de envenenamiento, ante la cual pone en riesgo su vida. En algunos casos en necesario que se llame rápidamente a los servicios médicos de emergencia, especialmente si la víctima se encuentra desmayada, no puede despertar o está convulsionando.

Por tal motivo, se sugiere que antes de iniciar cualquier tratamiento que le sea indicado en base al consumo de Alprazolam lea previamente el instructivo que generalmente acompaña al medicamento, especialmente en el apartado relativo a las advertencias sobre su adecuado uso.

Si el presente artículo ha sido de utilidad, le sugerimos permanecer en este blog para que pueda conocer más sobre los productos que describimos:

(Visited 39 times, 1 visits today)