≡ Menu




¿Conoces el Nicorandil? Aprendelo más sobre él aquí

Conoce el nicorandil, un fármaco que posee funciones duales y vasodilatadoras. Normalmente se indica para tratar problemas de angina. NOTA IMPORTANTE: Consulte con su médico antes de iniciar un tratamiento con nicorandil.

nicorandil

¿Qué es y para qué sirve el Nicorandil?

Este medicamento se comercializa especialmente para tratar problemas de y relacionados con la angina de pecho. Puedes conseguirlo en muchos países con distintos nombres (tales como Ikorel, Angedil, Dancor, entre otros) o en su forma genérica. Existe una disyuntiva sobre la presencia de nicorandil en Estados Unidos.

Nuevamente, el nicorandil es reconocido por ser un excelente antianginoso, el cual posee cualidades dobles o duales, puesto que tiene participación como agonista de nitrato, al mismo tiempo que es considerado un agonista de los canales de potasio.

Además, cuenta con acciones como vasodilator puesto que, en los seres humanos, la actividad de los nitratos de nicorandil es expandir o ampliar las arterias coronarias, al mismo tiempo que disminuye las concentraciones plasmáticas en las mismas.

Ahora bien, administrado en grandes dosis o presente en el organismo en elevadas concentraciones plasmáticas, este fármaco actúa disminuyendo la resistencia vascular coronaria. Generalmente esta acción se ve relacionada o vinculada al canal K+ATP.

Con respecto a la angina de pecho, esta se puede definir sencillamente como el dolor torácico que se produce tras escenas de isquemia miocárdica de carácter transitorio. Normalmente, el origen de las anginas son ciertas afecciones, algunas de ellas podrían ser la aterosclerosis, estenosis aórtica o la enfermedad de las arterias coronarias.

Lo común de la angina, es su aparición luego de que ocurran vasoespasmos de las arterias coronarias. Para determinar qué es aquello que provoca el incremento de los espasmos o encogimiento del músculo liso que está estrechamente relacionado con el vasoespasmo coronarios, podemos conseguir con diversos mecanismos.

Mecanismo de acción

El nicorandil actúa de manera que estimula o mejora la acción de la guanilato ciclasa, por lo que incrementa la creación o constitución del guanosín monofosfato cíclico. Las concentraciones del guanosín monofosfato cíclico actúa activando la poteína cinasa G, que fosforila y bloquea la trifosfato de guanosina RhoA  y reduce así las acciones de la miosina fosfatasa. Debido a esto, se ve reducida la sensibilidad que posee el músculo liso frente al calcio.

La cinasa de proteína dependiente del guanosín monofosfato cíclico (PKG) acciona la bomba de calcio del sarcolema para excluir o suprimir el calcio activador. La PKG también tiene acción sobre los canales de potasio (K) estimulando el flujo de K+ y la hiperpolarización producida ayuda a bloquear o interrumpir los canales de calcio por tensión.

De manera general, este es el proceso que provoca una laxitud o flojedad del músculo liso y, por lo tanto, la vasodilatación o expansión de las arterias coronarias.

Ahora bien, la propiedad vasodilatadora del nicorandil se debe o es atribuido de manera principal a sus propiedades como nitrato. No obstante, este medicamento es igual de eficaz en aquellas circunstancias donde los nitratos comunes no son efectivos.

Este efecto positivo se debe, o así lo indican ciertos estudios y análisis, a su actividad como agonista del canal K+ATP, puesto que se produce o provoca un preacondicionamiento farmacológico y facilita la acción cardioprotectora en contra de la isquemia.

Isquemia

Ciertamente, no se tiene muy bien claro cuál es el mecanismo que del nicorandil que ayuda a transferir o manifestar los efectos cardioprotectores, sin embargo, este medicamento activa los canales K+ATP en las mitocondrias del miocardio, por lo que se le atribuye a esta acción.

Reacciones adversas

meperidinaEste fármaco puede producir, de manera concurrente, jaquecas, cefaleas o dolores de cabeza, sobre todo cuando se administra por primera vez y se ven intensificados estos efectos los primeros días del tratamiento.

Es importante y un poco aliviador comprender que los efectos adversos del nicorandil son pasajeros, puesto que con el pasar del tiempo y el continuo uso del fármaco, los síntomas molestos van disminuyendo de manera progresiva. También puedes comunicarte con tu médico, quien es el indicado para ayudarte con las recomendaciones para que alivies tus molestias de la manera más segura.

En casos de sobredosis con nicorandil, es común que presenten baja presión arterial. Por otro lado, de manera menos frecuente, es probable que aparezcan ciertos síntomas como náuseas, vértigos, vómitos, enrojecimiento o urticaria en ciertas zonas del cuerpo.

Casi nunca ocurre, pero debes tomar en cuenta que también puede producir en ciertos casos úlceras en la región del ano, la córnea, mucosas digestivas de la piel y en los órganos sexuales. Estos efectos se presentan cuando se ha mantenido un tratamiento, basado en dosis muy altas y se ha prolongado incluso por años.

Contraindicaciones y precauciones

Debe consultar con su médico antes de administrar este medicamento, puesto que puede verse seriamente contraindicado en ciertos casos como:

  • Hipersensibilidad o alergia al fármaco o alguno de los componentes del mismo.
  • Shock cardiogénico.
  • Hipotensión o déficit ventricular izquierda con disminuido gasto cardíaco.
  • Es necesario tener sumo cuidado y mantener bajo vigilancia a los pacientes con depleción del volumen sanguíneo (reducción de las concentraciones).
  • También recomendamos administrar con precaución a los pacientes que posean una presión arterial sistólica menor a los 100 mm Hg.

Interacciones

Es igualmente importante que le haga llegar a su médico una lista con cada uno de los medicamentos que usted utiliza para cuidar su salud, sin importar si son medicamentos sin receta médica o de origen herbáceo o natural.

Uno de los efectos o reacciones más comunes que suceden al consumir medicamentos concomitantes con el nicorandil es la potenciación o intensificación de los efectos vasodilatadores o antihipertensivos, por lo que recomendamos evitar el uso paralelo con ciertos medicamentos como: verapamilo, pentoxifilina, nitrendipino, amlodipina, eplerenona, entre otros similares.

Dejar Comentario