≡ Menu




Hidrosmina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La Hidrosmina destaca por ser un medicamento muy recomendado, para proteger los distintos vasos sanguíneos del organismo. “Actúa a nivel de los capilares (pequeños vasos sanguíneos), reduciendo la fragilidad y permeabilidad de los mismos.”

hidrosmina

¿Qué es y para qué sirve?

La Hidrosmina como lo mencionamos líneas más arriba, destaca por ser un medicamento exclusivamente para proteger del todo los distintos vasos sanguíneos; este particularmente actúa sobre los vasos sanguíneos pequeños, de este modo protege reduciendo el riesgo de fragilidad y a su vez la permeabilidad de estos.

Suele ser utilizado ya que mejora en un periodo de corto tiempo, todos aquellos síntomas que están relacionados con la conocida insuficiencia venosa crónica, conocidos como: inflamación severa a nivel de las piernas, tobillos y pies, la retención de líquidos, los distintos calambres, y hasta en ocasiones mejora del todo la sintomatología respecto a las piernas pesadas.

Los medicamentos cardiovasculares son de vital importancia, para el consumo de todas aquellas personas que lleguen a necesitarlos, como lo mencionamos anteriormente, estos son indispensables ante las retenciones de líquidos, que suelen manifestarse en distintas partes del cuerpo.

Al ingerir los mismos estos ayudan al organismo a excretar de él, todos esos líquidos retenidos y a su vez las inflamaciones que pueda esta generar, esto debe ser tratado a tiempo ya que podría acarrear grandes problemas al organismo como tal.

En el presente artículo, nosotros les recomendamos asistir de inmediato con un especialista ante la presencia de alguna sintomatología como tal, no debemos automedicarnos bajo ningún sentido ya que esto podría ser mucho peor, así que acudamos al médico en el momento justo y preciso.

Nombre comercial

La Hidrosmina también suele encontrarse en el mercado con los siguientes nombres: Venolep y Venosmil, como lo mencionamos con anterioridad este se sitúa en un buen cardiovascular, el cual suele ser recetado ante la presencia de retención de líquido, así como también de inflamación, dicho fármaco ayuda positivamente a reducir dichos síntomas.

Consideramos relevante mencionar que en la mayoría de los casos todos los medicamentos, se consiguen en el mercado bajo su presentación genérica, esto no es una limitante para la ingesta del mismo, debido a que la diferencia existente ante el fármaco y su versión genérica, es que su efecto lo surte en un mayor tiempo particularmente.

Además de ello es de vital importancia enfatizar, en que es tan sugerible el medicamento genérico, al que no lo es, partiendo de la distinción líneas más arriba mencionadas, el medicamento bajo su presentación original surtirá un mayor efecto en poco tiempo, es decir que este posee la capacidad de controlar inmediatamente lo que no está en buen funcionamiento, en este caso en particular la conocida retención de líquidos y a su vez la inflamación presentada en distintas partes del cuerpo.

 

Es importante volver a reiterar, que un consumo inadecuado del fármaco que se esté ingiriendo podría perturbar de manera abrupta nuestro organismo, de este modo deteriorándolo, ello provocara que se manifiesten con más firmeza diversos efectos adversos, incluso un tanto severos que los habituales, es por ello que recomendamos que ante el suministro de cualquier tipo de medicamento como tal, debemos asistir antes con un especialista.

Al asistir con un especialista, este a través de un exhaustivo análisis y una detallada evaluación, podrá delimitar el medicamento que debe prescribirnos sea cual sea la condición del paciente como tal, tengamos en cuenta que cada paciente es completamente distinto y es por ello que las prescripciones médicas deben ser iguales, de acorde al caso presentado ante el especialista, nosotros les recomendamos asistir con un especialista y así este nos medicara de la manera correcta.

Como sugerencia final ante el presente punto, les recomendamos acudir al médico ante cualquier tipo de malestar presentado, no debemos caer en el error de automedicarnos, solo el especialista podrá determinar que tipo de medicamento es el indicado ante la situación presentada de cada paciente en específico.

No todos los casos son iguales cada uno de ellos posee su particularidad, y debido a su condición particular lo hace distinto en cuanto a dosis y a prescripción médica se refiere; cuando se trata de nuestra salud no podemos ser irresponsables, es por ello que nuestra recomendación es que acudan con un especialista lo antes posible.

La automedicación no debería ser una opción para nadie, debido a que podría generar algún tipo de caos en nuestro organismo, es por ello que volvemos a reiterar, que siempre resulta mejor asistir con un especialista ante diversos malestares que se lleguen a manifestarse.

Mecanismo de acción

En cuanto a su mecanismo de acción debemos mencionar que “El mecanismo de acción de hidrosmina no ha sido totalmente esclarecido, pero podría estar en relación con la inhibición de la degradación de catecolaminas, concretamente a través de la inhibición de la catecol-O- metiltransferasa.”

Con la cita anterior, podemos observar que el mecanismo de acción de nuestro fármaco en estudio (hidrosmina), aún no está totalmente esclarecido, si hay una breve noción de cómo podría ser, pero a ciencia cierta no se explica específicamente como debería ser.

En este punto en particular, estamos siendo muy breves ya que al respecto no es mucha la información que se maneja, debido a que es un tanto desconocida, tal cual no los indica nuestra cita anterior. El exacto mecanismo de acción es el mencionado en la cita.

Efectos secundarios

Tanto las contraindicaciones como los efectos secundarios tienen mucho que ver, estos suelen manifestarse, iniciando con ellos es frecuente la presencia de cierta hipersensibilidad (alérgica), además de ello se presentan náuseas, mareos, dolor de cabeza (cefalea), cierta acidez, pérdida del apetito, así como también dificultad para conciliar el sueño (insomnio).

Otros de los varios efectos secundarios que pueden llegar a manifestarse ante la ingesta de hidrosmina son la presencia de algún tipo de erupción en la piel, además de ello prurito, fuerte dolor epigástrico, en casos menores puede manifestarse la fiebre, ciertos calambres propiamente estomacales, con todos los síntomas mencionados con anterioridad debemos tener sumo cuidado, es por ello que consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

Todo lo mencionado anteriormente nos muestra aquellos efectos que pueden hacerse presente ante el uso de la Hidrosmina, volveremos a reiterar en esta oportunidad que ante la presencia de diversos malestares, lo más recomendable es asistir rápidamente al médico tratante y no seguir con la ingesta del medicamento como tal, si este está perjudicándonos. La Norfenefrina a su vez también logra causar distintos efectos secundarios. (Ver articulo: Norfenefrina)

Como lo observamos anteriormente, ante la ingesta de Hidrosmina se hacen presente ciertos efectos pero a su vez, pueden manifestarse unos más persistentes que otros, por ello la automedicación no la recomendamos bajo ningún motivo, siempre resulta más importante acudir con un especialista mucho ante de empezar a ingerir cualquier tipo de fármaco, y cuando se refiere a medicamentos cardiovasculares más prudencia debemos tener aún.

Como recomendación final en este punto en particular, les sugerimos que antes de usar cualquier tipo de fármaco, debemos tener totalmente en cuenta los efectos secundarios que puedan llegar a manifestarse, esta será la mejor manera de estar completamente informados sobre el medicamento que estamos ingiriendo y de este modo nos estaríamos alertando por así decirlo, de lo que pueda llegar hacerse presente.

Reacciones adversas

Cuando nos referimos a las reacciones adversas de la Hidrosmina suelen hacerse presente varios efectos, los cuales en distintos casos suelen ser frecuentes, al igual que la gran mayoría de los medicamentos estos pueden o no manifestarse, por igual recomendamos mantenerse alertas en el caso de estar tomando algún medicamento, y ante posibles reacciones desconocidas, lo recomendable es asistir de inmediato con el especialista indicado.

Por ello muchas veces puntualizamos que la automedicación no está bien, y no se la recomendamos absolutamente a nadie, ya que una mala medicación podría generarnos varios problemas, logrando ser en algunos casos peor el remedio que la enfermedad, y con ello debemos estar totalmente atentos.

Continuando con el hilo de nuestro presente punto, procederemos a mencionar distintos de los efectos adversos que nos puede causar la ingesta como tal de la Hidrosmina; presencia de algunas erupciones cutáneas, así como la dermatitis, la dermatitis exfoliativa, entre  otras.

Muchos de los efectos adversos a los que anteriormente hicimos referencia, suelen ser constantes en el caso de los pacientes que poseen algún tipo de padecimiento renal, así como también los que no son tratados a tiempo y con dosis no recomendadas, volvemos a puntualizar que una mala ingesta del medicamento puede llegar a ser totalmente perjudicial.

Siempre resulta importante, prestar vital atención a los casos particulares de las personas que ingieren cualquier tipo de fármaco, y que poseen algún tipo de padecimiento renal, debido  a que en varias oportunidades los medicamentos suelen repercutir a nivel de los riñones, y es por ello que debemos mantenernos completamente alerta, y bajo estricta supervisión médica. Una mala ingesta de Lidocaína también puede acarrear diversos efectos adversos. (Ver articulo: Lidocaína)

Consideramos importante hacer referencia, que en cuanto a los pacientes que poseen algún tipo de problema renal debe tenerse mucha más delicadeza, a la hora de suministrársele algún tipo de fármaco, ya que el funcionamiento como tal de su organismo es muy distinto al de las demás personas en general, es decir, ellos se encuentran mucho más sensibles ante el suministro de cualquier medicamento.

Cuando nos referimos específicamente al nivel de la toxicidad, esta suele hacerse presente ante la ingesta inadecuada (excesiva) de las dosis del medicamento como tal, también suele hacerse presente en caso de deshidratación, con un medicamento de fuerte reacción como lo puede llegar a ser la Hidrosmina hay que tener sumo cuidado en los distintos sentidos, al momento de ser ingerido.

Consideramos importante recalcar que las reacciones tóxicas en pacientes que no presentan ningún tipo de padecimiento renal, no son tan frecuentes a menos que se exceda por completo la dosis a ingerir, y por un largo periodo de tiempo sobretodo, esto suele hacerse presente ante el consumo de cualquier tipo de fármacos como tal, si se exceden las dosis es normal que repercuta en nuestro funcionamiento renal específicamente.

La gran mayoría de lo anteriormente descrito suele manifestarse inicialmente como efectos adversos, ante la ingesta de la Hidrosmina, claro está que el hecho de que pueda presentarse no lo hace un patrón, puede que sí como puede que no; cabe acotar que todos estos fármacos al ser elaborados y posteriormente comercializados, es frecuente que en el empaque se les comunique a los pacientes los posibles efectos que pueda llegar a causar, en un momento dado.

En nuestro presente artículo, nosotros consideramos meramente importante resaltar que el fin que tiene el mismo, es informar a todas aquellas personas que lo lean y estén interesadas en saber mucho más sobre la hidrosmina, cuyo medicamento destaca por ayudar a mejorar todo aquello que tenga que ver con los vasos sanguíneos (pequeños).

Para finalizar el presente punto es justo hacer referencia, a que los efectos adversos que suelen manifestarse ante el uso de la Hidrosmina varían enormemente, hicimos referencia prioritariamente a los efectos que puede llegar a causar desde su forma de comprimidos (tabletas o bien sea cápsulas).

Es preciso hacer referencia, a que los diversos organismos no poseen el mismo grado de tolerancia que los demás, hay quienes si poseen un mayor grado de tolerancia pero hay organismos que más bien llegan a rechazar en muchos casos distintos medicamentos, y es con ello que debemos tener total cuidado.

Dosis

Como lo venimos mencionando a lo largo de nuestro presente artículo, la hidrosmina destaca por ser una excelente opción de cardiovascular. En cuanto a las dosis el tema siempre resulta importante, ya que una mala ingesta del medicamento podría deteriorar nuestra salud; el único responsable en prescribir las dosis a ingerir de manera adecuada es un especialista.

Sin embargo, nosotros en esta ocasión procederemos a colocar unas dosis de referencias, en cuanto a su suministro en edades adultas se recomienda “1 cápsula de 200 mg 3 veces al día.” Y en caso de no ver ninguna mejoría se debe acudir de manera inmediata con el especialista. En cuanto a la población pediátrica, no se recomienda bajo ningún sentido la ingesta de dicho medicamento.

Lo frecuente es que el medicamento sea prescrito por aproximadamente dos semanas, con una dosis inicial, si en el transcurso de esas dos semanas no se ve alguna mejoría, debe revaluarse el caso; siendo posible que doblen la dosis, por aproximadamente 2 o 3 meses aproximadamente, volvemos a puntualizar que el único indicado responsable para hacerlo es el especialista.

La dosis va a ir de acorde a la sintomatología de cada uno de los pacientes, es por ello que las dosis a ingerir no serán las mismas, tenemos casos más agudos, así como también hay casos muchos más sobre llevaderos, no todos serán tratados como iguales, sino según su severidad.

Como recomendación final en el presente punto, tenemos que las dosis a ingerir de cada uno de los medicamentos en particular resulta un tema relevante, debido a que de ello dependerá la mejoría total de cada paciente como tal. Así que el suministro de las dosis adecuadas es totalmente importante para una pronta mejoría rápida y a su vez sana; no debemos automedicarnos de manera irresponsable, siempre resulta mejor acudir antes con un especialista.

Lactancia

En cuanto a la lactancia, debemos mencionar que “No se dispone de datos clínicos relativos al uso de hidrosmina en mujeres en periodo de lactancia. Se desconoce si hidrosmina se excreta por leche materna, por lo que no se recomienda su uso durante la lactancia.”

Así como lo indica la cita anteriormente colocada, a ciencia cierta no se ha realizado un exhaustivo estudio, para corroborar si se excreta o no dicho medicamento por medio de la leche materna, entonces como ello no ha sido comprobado se prohíbe por completo el consumo de dicho medicamento durante el periodo de lactancia.

Sin embargo, un especialista sería la persona indicada para corroborar dicha información, pero nosotros partiendo de las fuentes consultadas para realizar el presente artículo, las mismas arrojaron que el fármaco no debe ingerirse durante este periodo de la mujer.

Reiteramos que nuestra función principal con dicho escrito, es que el mismo pueda servir de guía informativa para las distintas personas que deseen leernos, claro está, que no pretendemos excusarnos bajo ningún sentido; el hecho de que cada una de las personas que ingiera dicho medicamento acuda con el especialista adecuado, el cual será el encargado de prescribir o no dicho fármaco sean cuales sean las condiciones del paciente.

Hidroxicina y alcohol

Este suele ser un punto bastante importante de enfatizar, debido a que el uso inadecuado de las bebidas alcohólicas puede traer consigo consecuencias graves, incluso ante la ingesta de cualquier medicamento en particular, debido a que si nos excedemos con el uso de dichas bebidas el medicamento que tomemos dejará de surtir su efecto.

No es un secreto para nadie que el consumo exacerbado de bebidas alcohólicas, hace posible que cualquier medicamento que se esté ingiriendo quede cortado su efecto, de este modo podrían manifestarse diversos malestares en el organismo en general, y con ello hay que tener sumo cuidado, con ello no queremos decir que está prohibido el uso de estas bebidas durante el consumo de medicamentos, pero si debe hacerse con mucha prudencia.

Podemos hacer uso de ellas pero con un sentido de responsabilidad que no perjudique a nuestro organismo, dejándolo desprotegido y sin el efecto que pueda estar causándole el fármaco que se esté ingiriendo en ese momento, reiteramos que nuestra recomendación final es no excedernos con el uso de las bebidas alcohólicas, bien sea, cervezas, vinos, entre otras.

A su vez, suelen manifestarse diversos efectos rebotes por así decirlo ante la mezcla de cardiovasculares y bebidas alcohólicas, los más frecuentes que suelen hacerse presentes son: mareos, náuseas, fuertes dolores de cabeza y diversos malestares estomacales. Es por ello, que para evitar la presencia de dichos malestares, debe limitarse el exceso de las bebidas alcohólicas, pueden ingerirse pero moderadamente.

Volvemos a reiterar como lo mencionamos líneas más arriba, no es que quede prohibido en totalidad el uso de bebidas alcohólicas ante el suministro de medicamentos, pero si les recomendamos no excederse en su uso, mientras se cumple a cabalidad dicho tratamiento médico.

Hidrosmina y diosmina

Se conoce la diosmina como un antivaricoso, además de ello “es un medicamento que se emplea por sus propiedades de reducir el tamaño de las varices y de proteger los vasos sanguíneos.”

Tal cual como lo explica la cita anterior, este medicamento suele ser recetado para todas aquellas personas que padecen varices por así decirlo, este medicamento se encarga de proteger totalmente todos aquellos vasos sanguíneos pequeños, al igual que la hidrosmina que destaca también por proteger esa parte del organismo. A igual que la Dobutamina, destaca por ser un buen cardiovascular. (Ver articulo: Dobutamina)

Además de ello, son medicamentos completamente eficaces ante la presencia de algún tipo de inflamación, o bien sea retención de líquidos, los mismos se encargan de excretar todos esos líquidos retenidos que se encuentran acumulados en el organismo, de esta manera ayuda también a mantener una salud mucho más sana y saludable.

Aparte de ello no se recomienda hacer un uso prolongado de dichos medicamentos, suele indicarse primero que todo una dosis inicial y posteriormente se irán ajustando según sea el caso de cada paciente en particular. En caso tal de no ver ningún tipo de mejoría, lo indicado es asistir de inmediato con un especialista para que de este modo, el reajuste la dosis y a su vez revalúe el caso clínico del paciente.

Cuando nos referimos propiamente a medicamentos cardiovasculares, estos nos pueden ni deben ser ingeridos por personas menores de 18 años, esto no está prescrito para ellos, sin embargo, si un especialista llegará a recetarlo, el procederá a prescribir las dosis reglamentaria  y el tiempo por el cual debe ser suministrado.

Sin embargo, en caso tal llegue a manifestarse algún tipo de reacción alérgica ante el uso como tal del medicamento, este debe suspenderse de manera inmediata, debido a que no estaría permitido seguir su suministro, ya que pondría su salud en riesgo.

Para finalizar el presente punto, destacamos la importancia que tiene el acudir con un especialista en el momento justo, ante la presencia de cualquier tipo de malestares, y no recomendamos la automedicación para nadie.

Tabletas

El consumo de la Hidrosmina en forma de tabletas o bien sean cápsulas o comprimidos, se sitúa en una de las formas más efectivas y a su vez eficaces, estas al ser suministradas entran al organismo en su manera totalizada, se recomienda mantener las cápsulas fuera del alcance de los niños, y a su vez deben mantenerse respetablemente envasadas, de esta forma se mantendrán óptimas ante su ingesta.

Una vez destapado el envase donde se mantienen las tabletas, estas deben ser ingeridas de inmediato, tanto su conservación como su uso ya quedan prioritariamente a total responsabilidad del paciente; además no deben mantenerse en un ambiente húmedo ni mucho menos en el baño.

En cuanto a la ingesta de las tabletas de hidrosmina, nosotros recomendamos que las mismas deben ir acompañadas bien sea con agua o algún tipo de jugo, esto hace posible una positiva digestión del medicamento como tal. También recomendamos que las mismas sean suministradas a una hora exacta, ello ayudara a surtir su efecto de manera más rápida y a su vez eficaz.

Nuestra máxima recomendación es que todo tipo de cardiovasculares se ingieran posterior a una comida, debido a que todo cardiovascular puede llegar a ser fuerte para tomarlo sin antes ingerir algo, incluso en varias oportunidades se recomienda ingerir el mismo acompañado de un protector gástrico, lo que va a imposibilitar que dicho fármaco pegue de forma abrupta a nivel estomacal.

Solo el especialista sabe en qué momento enviar el medicamento en forma de tabletas, y en  que momento hacerlo en su forma inyectada, como lo mencionamos líneas más arriba, en cuanto se recomienda el medicamento inyectado es porque la inflamación, o retención de líquido manifestada está bastante severa y solo de este modo podría atacarse de manera inmediata.

En cuanto a las tabletas están también surten rápido su efecto pero sin embargo, más rápido lo hace el tratamiento en su forma intravenosa, claro está que su uso está estrictamente limitado si antes no lo prescribe un especialista.

Con todo lo acotado en el presente artículo, podemos observar la importancia que tienen los medicamentos y en este caso los cardiovasculares, para no salirnos de nuestro medicamento en estudio la Hidrosmina destaca dentro del mercado actualmente, por su gran tratamiento ante la presencia de cierto tipo de inflamaciones a nivel de los pies, tobillos y rodillas, además de la retención de líquido localizada o bien sea generalizada.

Sin embargo, no debemos excedernos en su uso, y antes de ingerirla debemos tener una determinada prescripción médica, como lo venimos acotando una mala dosificación puede perturbar drásticamente la tranquilidad del organismo, y de este modo puede generar distintos malestares o efectos adversos- secundarios.

Como recomendación final agregamos que ante la presencia de cualquier tipo de malestar, siempre resulta mejor antes acudir con el especialista, y no automedicarnos, no debemos ser irresponsable con nuestro organismo. Solo un especialista al examinarnos puede delimitar que tenemos, y que medicamento es el ideal ante el caso presentado y qué dosis debe prescribirnos.

Dejar Comentario