≡ Menu

Trimebutina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La trimebutina es un fármaco utilizado en el tratamiento del síndrome de intestino irritable o colitis, ya que presenta una acción antiespasmódica. Si quiere saber más sobre este medicamento, lo invitamos a que siga leyendo. Recuerde que este es un artículo netamente informativo, por lo que debe siempre consultar a su médico antes de tomar este o cualquier otro fármaco, no debe solo regirse por artículos en internet. No se automedique, podría ser perjudicial para su salud.

trimebutina

¿Qué es y para qué sirve?

La trimebutina es fármaco de tipo antiespasmódico, y a su vez es un derivado de la papaverina. La papaverina es una sustancia de tipo alcaloide la cual se obtiene del opio pero que no posee efectos narcóticos, además tiene propiedades vasodilatadoras y antiespasmódicas.

La trimebutina forma parte del tipo de anticolinérgicos sintéticos y su principio activo es la trimebutina. Este fármaco se encarga de regular los movimientos normales del tracto digestivo y, por lo tanto, sirve para tratar distintas afecciones tales como síntomas del síndrome del intestino irritable o colitis, trastornos de los movimientos gastrointestinales y en ocasiones también en cirugías.

Para ir un poco más a fondo, los anticolinérgicos son un tipo de fármacos que son antagónicos al efecto fisiológico de la acetilcolina, lo que significa que bloquea la acción del sistema nervioso parasimpático. Los anticolinérgicos son normalmente de tipo sintéticos, tales como la trimebutina, o bien pueden ser naturales.

En cambio, las medicinas de tipo antiespasmódicas son las que se usan para atacar específicamente los espasmos que se generan en los músculos lisos (aquellos que se contraen o recogen involuntariamente). Los espasmos que normalmente generar más dolor e incomodidad son aquellos de tipo gastrointestinal y genitourinario. Estas afecciones mayormente provienen de otras condiciones como lo son la dismenorrea, el síndrome del intestino irritable, complicaciones con la vesícula biliar, cólicos y cálculos renales y colangitis.

Nombre comercial

El nombre comercial bajo el cual se vende la trimebutina que suele ser más conocido es Trimebutina, de Colmed. Existe muchos otros nombres comerciales que varían en cuanto a los productores y países donde se vende. Algunos de ellos son:

trimebutina

Cineprac, producido por Liferpal en México. Colixane, producido por Sanitas en Argentina. Colixane B (compuesto de trimebutina y bromazepam) producido por Sanitas en Argentina. Colixane Prokin (compuesto de trimebutina y mosaprida) producido por Sanitas en Argentina. Colonix, producido por Medco en Perú. Colospasmyl, producido por ADWYA en Túnez. Colypan, producido por Grupo Farma en Ecuador.

Debricol, producido por Galpharma en Túnez. Debridat, producido por Pfizer en Ecuador, Egipto, Líbano, Polonia, Rumania, Singapur, por Sanofi-Aventis en Egipto, por Sigma-Tau Industrie Farmaceutiche Riunite en Italia. Débridat, producido por Pfizer en Túnez. Debridat AP, producido por Pfizer en Perú. Gast Reg, producido por Amoun en Egipto. Ibuproct (compuesto de trimebutina y ruscogenina), producido por Olvos Science en Grecia. Ibutin, producido por Galenica en Grecia.

Libertrim Pediátrico, producido por Carnot Laboratorios en México. Libertrim SDP (compuesto de trimebutina y simeticona), producido por Carnot Laboratorios en México. Libertrim SII, (compuesto de trimebutina y simeticona), producido por Carnot Laboratorios en México. Miopropan Proctologico (compuesto de trimebutina y ruscogenina), producido por Bernabo en Argentina. Muvett, producido por Procaps en Colombia. Neotina, producido por Rossmore Pharma en Argentina.

Normopax, producido por Eczane en Argentina. Polybutine, producido por Samil en Corea del Sur. Proctolog (compuesto de trimebutina y ruscogenin), producido por A. Menarini en Portugal; Desma en España; Pfizer en Francia, Rumania, Singapur, Túnez y Turquía. Puridat Forte, producido por Bilim en Turquía. Ruscolog (compuesto de trimebutina y ruscogenin), producido por Opalia en Túnez. Trebutel, producido por Laboratorios Andromaco en Chile. Tribudat, producido por Santa-Farma en Turquía y Sigma en Egipto.

trimebutina

Tribudat forte, producido por Santa-Farma en Turquía. Tributina, producido por Lafedar en Argentina. Trimebutina Anglopharma, producido por Anglopharma en Colombia. Trimebutina Colmed, producido por Colmed en Colombia. Trimebutina Genfar, producido por Genfar en Colombia, Ecuador; Genfar S.A. en República Dominicana, Honduras y El Salvador. Trimebutina La Santé, producido por La Santé en Colombia. Trimebutino Andromaco, producido por Laboratorios Andromaco en Chile.

Trimedat, producido por Life Pharma en Líbano. Trimedine producido por Opalia en Túnez. Altrip producido por Spedrog-Caillon en Argentina. Anytin producido por Ahngook en Corea del Sur. Apo-Trimebutina producido por Apotex en Canadá. Biorgan producido por Ivax en Argentina. Biorgan B (trimebutina y bromazepam), producido por Ivax en Argentina. Bumetina, producido por Galeno en Colombia y Venezuela. Butikinon, producido por Towa Yakuhin en Japón. Cerekinon, producido por Mitsubishi Tanabe Pharma en Hong Kong, Japón; Tianjin Tanabe en China.

Cerekinon 20%, producido por Tanabe Mitsubishi Pharma en Japón. Colonix B (compuesto de trimebutina y bromazepam), producido por Medco en Perú. Colperin producido por Gedeon Richter en Rumania. Coltrim, producido por Novamed en Colombia. Colypan, producido por Farma en Venezuela; Grupo Farma en Colombia. Colypan LP producido por Grupo Farma en Colombia. Crobutin, producido por Daewoo en Corea del Sur. Debretin, producido por Polpharma en Polonia. Debricalm, producido por Pfizer en Francia

Debridat, producido por Enila en Brasil; Laboratorio Pfizer de Chile en Chile; Pfizer en Argentina, Polonia, Portugal, Rumania, Singapur, Turquía, Vietnam; Sigma-Tau Industrie Farmaceutiche Riunite en Italia. Débridat, producido por Pfizer en Francia; Uhlmann-Eyraud Pharma en Suiza. Debridat AP, producido por Laboratorio Pfizer de Chile en Chile; Pfizer en Ecuador. Debridat B (compuesto de trimebutina y bromazepam), producido por Pfizer en Argentina. Fuerte Debridat, producido por Abdi Ibrahim en Turquía.

Debridat Forte, producido por Laboratorio Pfizer de Chile en Chile. Debrum (compuesto de trimebutina y medazepam), producido por Sigma-Tau Industrie Farmaceutiche Riunite en Italia. Digerent, producido por Polifarma en Italia. Diway, producido por Poly Pharm en China. Dolpic Forte producido por Laboratorios Pasteur en Chile.

Esun, producido por Productos Farmacéuticos Medipharm en Chile. Eumotil, producido por Baliarda en Argentina. Eumotil-S (compuesto de trimebutina y simeticona), producido por Baliarda en Argentina. Eumotil-T (compuesto de trimebutina y bromazepam), Baliarda en Argentina. Eumotrix, producido por Lafrancol en Colombia.

Farmacodinamia

La trimebutina es un fármaco de tipo espasmolítico que tiene acción específicamente sobre el músculo liso para regular los movimientos gástricos. Esta presenta una «función dual» que estimula o inhibe las contracciones espontáneas dependiendo de la concentración y actividad contráctil previa en la preparación. La trimebutina inhibe las corrientes de calcio hacia el interior y las corrientes de potasio dependientes de calcio de una manera dependiente de la concentración, dirigiendo los conductos de iones que regulan la motilidad GI.

En concentraciones más bajas, la trimebutina despolariza el potencial de membrana en reposo sin afectar la amplitud de las contracciones, que se cree que está mediada por la inhibición de las corrientes de potasio hacia afuera. También se evidencia que activa el canal de Ca2 + de tipo T y aumenta el vaciamiento gástrico, la contractilidad intestinal y colónica.

A concentraciones mayores, se cree que la amplitud reducida de las contracciones espontáneas y los potenciales de acción están mediados por la inhibición de los canales de Ca2 + de tipo L y la corriente de calcio hacia adentro. La trimebutina también media una acción anestésica local actuando como un agonista débil en los receptores opioides mu.

En cuanto a la farmacocinética, se obtuvieron niveles máximos de trimebutina en sangre luego de la administración oral de comprimidos después de 1 a 2 horas. La eliminación de trimebutina después de la administración oral de tabletas fue notoriamente rápida y fue principalmente a través de la orina, en promedio el 70% en 24 horas. En cuanto a la toxicología, hay ciertos datos de seguridad preclínicos que deben tomarse en cuenta, si en embargo los estudios en animales no han revelado ningún efecto teratogénico de la trimebutina.

Mecanismo de acción

En altas concentraciones, la trimebutina inhibe la afluencia extracelular de Ca2 + en las células del músculo liso mediante los canales de Ca2 + de tipo L dependientes del voltaje, y una mayor liberación de Ca2 + a partir de las reservas intracelulares de Ca2 +. Se cree que la trimebutina se une al estado inactivado del canal de calcio con bastante éxito y armonía. La disminución de la afluencia de calcio atenúa la despolarización de la membrana y disminuye el peristaltismo del colon.

También inhibe las corrientes externas de K + en respuesta a la despolarización de la membrana de las células del músculo liso GI si se encuentra en descanso a través de la inhibición de los canales K + rectificadores diferidos y los canales de K + dependientes de Ca2 +, lo que genera contracciones musculares inducidas. La trimebutina se une a los receptores opioides mu con más especificidad en comparación con los receptores opiáceos delta o kappa, pero con una armonía menor que sus ligados naturales.

Efectos secundarios

Al igual que cualquier otro fármaco, la trimebutina puede generar otros efectos a parte de los deseados que podrían llegar a ser dañinos para el paciente. Entre los principales tenemos: efectos cardiovasculares, tales como hipotensión (aunque es poco común), bradicardia y taquicardia. Los casos de hipotensión y lipotimia se han presentando mayormente cuando se toma la trimebutina de manera intravenosa que es mayor a los 100 mg y también en los casos cuando la inyección se ha realizado de manera muy veloz.

En cuanto a los efectos centrales tenemos la lipotimia (suele ser muy común), sensación de somnolencia, mareos, sensación excesivo calor o frío, ansiedad y convulsiones. En cuanto a los efectos dermatológicos (de la piel) tenemos la dermatitis (aunque muy poco frecuente) y erupciones cutáneas.

En cuanto a los efectos gastrointestinales tenemos, la sensación tener la boca seca (suele ser muy común), diarrea, náuseas, estreñimiento y dispepsia. En cuanto a los efectos de los órganos sensitivos tenemos únicamente cambios en la audición regular (suele ser muy poco común). Por último, en cuanto a los efectos urogenitales (aunque raros) tenemos, la retención urinaria e incontinencia.

Contraindicaciones

Se recomienda no tomar trimebutina si presenta alguna de las siguientes condiciones: si tiene alergia a la trimebutina o  cualquier compuesto del medicamento, mayormente si tiene alergias a los maníes o la soja. Si sufre de obstrucción de los músculos intestinales como el íleo paralítico, o si sufre de algún otro trastorno que obstruya la movilidad regular intestinal.

Si posee algún tipo de inflamación gastrointestinal y más aún si también posee alguna lesión, como por ejemplo colitis ulcerosa. Por último, si usted ha sido diagnosticado con el incremento del tamaño de su colon (megacolon tóxico).

Embarazo y lactancia

Actualmente no existen estudios suficientes para determinar si la trimebutina está o no prohibida en mujeres embarazadas o en período de lactancia, ya que se desconocen los efectos que este fármaco podría tener sobre la madre y el bebé. Es por esto que no se recomienda de todas maneras tomar esta medicina, y en dado caso siempre deberá consultar con su médico de confianza para que determine si es beneficioso o no para usted tomar trimebutina.

Dosis

Las dosis recomendadas a continuación de trimebutina son indicadas en pastillas o tabletas para tragar. Recuerde que la dosis puede variar mucho según la persona y sus afecciones. Es importante que consulte con su especialista antes de comenzar a tomar cualquier fármaco.

La dosis recomendada para adultos es de un máximo de 600 mg diarios de trimebutina repartidos en 3 dosis divididas (lo ideal serían 200 mg 3 veces al día) y siempre antes de cada comidas. Como mencionamos anteriormente, muchas cosas pueden hacer que la dosis de un medicamento varíe según lo que cada persona necesita, estas condiciones pueden ser tanto como el peso corporal como otras enfermedades y choques con otros medicamentos.

En el caso de que su especialista le haya indicado una dosis distinta a la mencionada en este artículo, aférrese a las indicaciones de su médico, ya que él es quien conoce todas sus condiciones y puede determinar mucho mejor que dosis es la requerida por usted.

Si llega a olvidar alguna dosis, intente tomarla lo más pronto posible, en cambio si la siguiente hora de su dosis está muy cerca, omita la dosis que olvidó y pase a tomar la siguiente en su hora correspondiente.  No intente tomar una doble ración de medicamento para compensar la que olvidó. Si tiene dudas consulte con su médico.

Dosis pediátrica

Las mismas advertencias aplican para los niños en el caso de la administración de trimebutina. Las dosis indicadas generalmente para atacar la gastroenteritis en niños y que forma parte de un tratamiento coadyuvante son: para infantes menores de 1 año de edad, se recomiendan 12 mg diarios, cada 12 u 8 horas, siendo cada toma de 2.5 ml aproximadamente.

Para infantes entre 1 y 3 años de edad, se recomiendan 24 mg diarios, cada 8 o 12 horas, siendo cada toma de 5 ml aproximadamente. En infantes de 3 a 5 años de edad, se recomiendan 48 mg diarios, igualmente de 8 a 12 horas, siendo cada toma de 10 ml aproximadamente. Para atacar el síndrome de colon irritable en niños mayores de 12 años de edad, se recomienda como dosis inicial unos 300 o 400 mg diarios. Si los síntomas comienzan a reducirse y a aliviarse, la dosis de mantenimiento puede pasar a ser de 200 mg por día.

Trimebutina simeticona

El tratamiento compuesto por trimebutina y simeticona es sencillamente un agregado al tratamiento regular de trimebutina. Como ya conocemos que es y para qué sirve la trimebutina, veamos para que se utiliza la simeticona.

La simeticona, también conocida como dimeticona, es un fármaco de tipo antiespumante oral, el cual se utiliza para disminuir todos los síntomas molestos relacionados a la presencia excesiva de gas gastrointestinal, tales como dolores de estómago, calambres intestinales, sonidos intestinales, sensación de tensión, eructos, flatulencias, entre otros.

La simeticona, además es un carminativo, por lo tanto no interfiere de manera directa a la formación de gases como tal, pero lo que sí hace es favorecer su vía de salida en forma de eructos y flatulencias gracias a la presencia de aerogel de sílice en la composición de la simeticona. Este fármaco además disminuye la tensión superficial de las burbujas de aire atrapadas en la mucosidad y en el «bolo» gastrointestinal.

Es debido a esto que entonces se forman burbujas más grandes que las que están ya almacenadas, las cuales contienen gas libre y que son sencillamente absorbidas por la pared del intestino o eliminadas externamente en forma de eructos o flatulencias. Podemos concluir entonces que la acción de la simeticona es completamente física, lo que la vuelve independiente de cualquier otra reacción química o enzimática.

Adicionalmente, aparte de ayudar a aliviar todos los síntomas que se relacionan con la inflamación y la hinchazón intestinal que se producen por un mal proceso digestivo, la simeticona se usa también como ayuda al momento de realizar ecografías del tracto gastrointestinal, por ejemplo, al momento de reducir las sombras vinculados a la presencia de aire en las imágenes radiográficas.

Trimebutina y alcohol

Como bien establecimos antes, la trimebutina es un medicamento de tipo antiespasmódico, y este tipo de fármaco al igual que muchos otros, tiende a presentar interacciones si se toma mientras se consume alcohol. Siempre y cuando se tome alcohol con moderación mientras se está bajo tratamiento de algún fármaco, no deberían existir mayores complicaciones.

Sin embargo, siempre es recomendable evitar consumir alcohol mientras se esté bajo tratamiento, ya que los efectos secundarios tanto del alcohol como de la medicina en sí podrían verse afectados y llegar a empeorar estos efectos o la condición de la enfermedad misma.

Trimebutina y omeprazol

Al igual que la trimebutina y la simeticona, este tratamiento compuesto de trimebutina y omeprazol potencia los efectos de la trimebutina por sí sola. Ya que conocemos de qué trata la primera, veamos para qué sirve el omeprazol.

El omeprazol es un fármaco de tipo inhibidores de la bomba de protones, los cuales toman acción disminuyendo la cantidad de ácido generado por el estómago. En adultos, el omeprazol se usa para atacar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Esta afección se genera cuando el ácido escapa del estómago y llega hasta el esófago (tubo que conecta la garganta con el estómago) y produce dolor, inflamación y acidez estomacal. Algunos medicamentos parecidos a este son: ranitidina, famotidina, magaldrato e hidrocodona.

También se utiliza para atacar úlceras en la parte de arriba del intestino, llamada úlcera duodenal si allí está ubicada, o en el estómago como tal, llamada úlcera gástrica si allí está ubicada. Las llamadas úlceras se producen por la infección de una bacteria conocida como helicobacter pylori. Si usted tiene esta afección, lo más seguro es que su especialista también le indique el uso de antibióticos para atacar la infección y acelerar la sanación de la úlcera.

También se usa para tratar úlceras producidas por medicinas de tipo AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos). EL omeprazol también se puede utilizar para prevenir la aparición de estas úlceras si se requiere tomar un medicamento de tipo AINE. Por último, también se usa para atacar la presencia en exceso de ácido en el estómago generado por el desarrollo de tejido en el páncreas, a lo que se le conoce como síndrome de Zollinger-Ellison.

En infantes que sean mayores de 1 año de edad y que tengan 10 kg o más de peso corporal, el omeprazol se utiliza para tratar igualmente la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Es importante destacar que si se presenta esta afección en niños, podrían generarse otros síntomas distintos a los de los adultos, como lo son el regreso a la boca del contenido del estómago, o regurgitación, malestar general, incluyendo vómitos y muy poco aumento de peso.

En infantes que tengan 4 años de edad o más, incluyendo adolescentes, el omeprazol se puede utilizar para atacar las úlceras generadas por la infección de la bacteria helicobacter pylori. Al igual que los adultos, si el paciente sufre de esta afección, muy posiblemente el médico le recetará antibióticos para agilizar la curación de las úlceras. Otros medicamentos parecidos al omeprazol son: la ranitidina, famotidina, pargeverina y pinaverio.

Algunas contraindicaciones que debe tener en cuenta antes de tomar la trimebutina son: la alergia o hipersensibilidad al omeprazol en sí u otro ingrediente del fármaco. Igualmente si es alérgico a medicinas que incluyen otros inhibidores de la bomba de protones. También si actualmente está tomando un fármaco que tiene en su composición nelfinavir (usado para infecciones por VIH).

Otra cosa muy importante sobre el omeprazol, es que podría esconder los síntomas de otras enfermedades que usted podría tener, es por esto que si llega a tener alguno de los síntomas que se nombran abajo antes de comenzar a tomar omeprazol o bien mientras lo toma, hable lo más pronto posible con su médico de confianza: problemas de pérdida de peso y dificultades para tragar sin motivo alguno. Dolores de estómago o indigestión.

Tener vómitos de comida o de sangre. Tonalidad oscura en las heces (por presencia de sangre). Diarrea grave o constante, ya que el omeprazol puede generar ligeramente el aumento de la diarrea contagiosa. Problemas hepáticos graves. Disminución de las reservas o factores que disminuyen la absorción de la vitamina B12 debido a la toma prolongada de omeprazol. Igualmente que todos los fármacos que disminuyen la acidez, el omeprazol puede disminuir la absorción de la vitamina B12.

Igualmente, si usted debe tomar omeprazol por un periodo  muy extenso de tiempo. Como más de 1 año, su médico seguramente le indicará que se haga chequeos regulares. Igualmente debe estar atento a la generación de nuevos síntomas en su cuerpo, ya que deberá informarle a su medico en dado caso.

Es importante que notifique a su médico si actualmente está usando o ha usado hace poco algún otro remedio, incluidos aquellos que no necesitan receta médica. No debe dejar pasar esto por alto ya que el omeprazol podría generar daños en el funcionamiento regular de otros fármacos si se consumen al mismo tiempo, al igual que otros pueden afectar la acción del omeprazol.

La ingesta de omeprazol está contraindicada si actualmente está siendo tratado con medicamentos que tienen nelfinavir en su composición (un compuesto que se usa para atacar infecciones por VIH). De la misma forma, comunique a su médico si actualmente está siendo tratado con alguno de los siguientes fármacos:

Ketoconazol, itraconazol o voriconazol (utilizado para atacar infecciones generadas por hongos).  Erlotinib (utilizado para algunas clases de tumores). Claritromicina (antibiótico). Digoxin (usado para atacar afecciones cardíacas). Diazepam (utilizado para mejorar la ansiedad, relajar los músculos o para tratar la epilepsia). Phenytoin (utilizado para la epilepsia). Si actualmente está siendo tratado con fenitoína, su médico deberá vigilar su condición tanto como al comenzar como al terminar el tratamiento con omeprazol.

Fármacos que se usan para diluir la sangre, tales como la warfarina u otros bloqueadores de la vitamina K. Al igual que con la fenitoína, su médico lo vigilará su condición tanto al comenzar como al terminar el tratamiento con omeprazol. Rifampicina (usado para atacar la tuberculosis). Atazanavir (usado para atacar la infección por VIH). Tacrolimus (usado en caso de trasplantes de órganos). Hierba de San Juan (Hypericum perforatum) (usada para tratar de la depresión leve).  Cilostazol (utilizado para tratar la claudicación intermitente).

Ampollas, jarabe y tabletas

La trimebutina viene en distintas presentaciones, tales como las ampollas, jarabe y tabletas. Las ampollas se usan mayormente cuando el fármaco se debe administrar por vía intravenosa o intramuscular. El jarabe, también dispensado como gotas, se usa mayormente en niños o en personas con incapacidad de tomar una pastilla normal. Por último, las tabletas son la presentación más frecuentada de este medicamento, vienen de a 100 mg y de a 200 mg.

Dejar Comentario