Hexetidina: Nombre comercial, mecanismo de acción, y más

La Hexetidina se conoce como “un fármaco antiséptico con efecto bacteriostático de uso tópico sobre mucosas, utilizado más frecuentemente sobre la mucosa oral en forma de colutorio y enjuague bucal.” Dicho fármaco tiene mucho en común con la clorhexidina.

¿Qué es para y para qué sirve?

Tal cual lo indicamos en el párrafo anterior, la Hexetidina destaca por ser un medicamento excepcional por su “actividad antibacteriana sobre numerosos microorganismos (Streptococcus, Lactobacillus) y hongos (Cándida) que se emplea como colutorio en diferentes patologías bucofaríngeas y odontológicas.” Tal y como lo indica la cita anterior, dicho medicamento suele ser muy utilizado por los odontólogos debido a su gran función antibacteriana.

Es importante hacer referencia, que en cuanto al sentido odontológico destaca la labor al igual que la clorhexidina, en cuanto a sus funciones antisépticas lo que permite mantener una buena salud bucal; sin embargo no debemos hacer uso del mismo si antes no está recomendado por el especialista adecuado.

Reiteramos la importancia que tiene un fármaco al ser ingerido o bien sea suministrado de forma adecuada, debido a que la gran mayoría de los fármacos deben ingerirse estrictamente como lo recomiende el especialista, no podemos hacer uso de ellos de manera irresponsable, ya que esto no estaría permitido, y no de hecho no es la mejor manera de cómo debe tratarse un paciente en sí.

La Hexetidina sirve fundamentalmente para disminuir notoriamente “la disfagia resultante de alteraciones dolorosas de la boca, aceleran la cicatrización de heridas quirúrgicas y otras lesiones orales producidas por traumas o infección.” Lo citado anteriormente es importante de enfatizar debido a que nos muestra que dicho medicamento en estudio, no solo cumple la función de antibacteriano sino que además sirve como cicatrizante.

El fármaco en estudio suele ser recomendado por los adecuados especialistas, debido a su modalidad de acción y de todo aquello que puede mejorar notoriamente, cosa que es bastante relevante de resaltar. Así como ya lo mencionamos además de cumplir la función de atacar aquellas bacterias que se manifiesten a nivel bucal, pues también se perfila como un buen cicatrizante.

Mantener una adecuada y vigilada salud bucal es prioritario para cualquier persona, suele ser frecuente en la actualidad e incluso desde tiempos remotos, que la gran mayoría de personas no asiste al odontólogo a menos que tenga alguna afección de causa mayor, la cual le esté generando un malestar considerable y que de verdad requiera la asistencia con un especialista.

Lo mencionado líneas más arriba, no está bien debido a que nosotros no debemos bajo ningún motivo descuidar nuestra salud bucal, debido a que a futuro nos podría costar caro el descuido; nosotros les recomendamos asistir con un especialista al menos una vez al año, y de ser pacientes que padecen de afecciones periodontales o lo que a ella se refieran, deben acudir con mayor frecuencia con un especialista.

Es relevante hacer referencia, a que dicho medicamento en estudio lograra surtir su efecto deseado siempre y cuando sea prescrito a tiempo, y esto dependerá del paciente, debido a que si es un paciente el cual tiene una salud bucal demasiado deteriorada, pues será tarde para el uso óptimo de dicho fármaco como tal, sin embargo un especialista es la persona ideal para certificar dicha información.

El hecho de mencionar en el presente artículo, la importancia que tiene el paciente mismo sobre su cavidad bucal es relevante, debido a que todo dependerá de él y la prioridad que este le dé como tal a las citas odontológicas. Toda afección detectada a tiempo es mucho mejor a que ya se encuentre en su caso avanzado.

No recomendamos bajo ninguna razón, la automedicación de forma negativa, siempre y cuando esta no esté prescrita por un especialista, es totalmente irresponsable su uso, y por ende no debe hacerse uso del fármaco. Si bien, el presente artículo podría servir como manual informativo, esto no es excusa alguna para no asistir con un especialista al momento de suministrarnos cualquier tipo de fármaco como tal.

Nombre comercial

En este punto en particular hacemos alusión, a que en su mayoría los distintos fármacos ofertados en el mercado, gozan tanto de una presentación original como de una genérica, cosa que desde hace tiempo es frecuente, sin embargo, antes de hacer uso de este tipo de medicamentos siempre es bueno conversarlo antes con un especialista.

El tema en cuanto a estas dos presentaciones de dichos fármacos, es que la versión original goza del beneficio de surtir su efecto deseado en un menos tiempo de espera, mientras que la versión genérica, tarara un poco en surtir su efecto, pero ello no hace de dicho medicamento una limitante para su consumo.

Es vitalmente importante tener esto en cuenta, debido a que muchas veces asistimos a farmacias, en donde los medicamentos buscados no se encuentran disponibles, pero de pronto si se encuentran en su versión genérica, bueno a falta de uno es viable una segunda opción, pero sin embargo muchas veces carecemos de la información reglamentaria y por ello nos detenemos ante su consumo como tal.

Con ello no queremos decir, que podemos ingerir el fármaco genérico sin supervisión médica pero si es válido tener en cuenta la característica fundamental que los hace distintos; aunque siempre es necesaria la estricta supervisión médica, el presente artículo busca servir de guía en muchos casos a todas esas personas que estén necesitando saber al menos la información básica del medicamento prescrito. Igualmente al referirnos ha antibióticos como Cefadroxilo por ejemplo, poseen también su presentación genérica. (Ver articulo: Cefadroxilo)

En caso de una duda presentada ante el medicamento en estudio, la persona ideal en solventarla será el médico tratante o en su defecto el farmaceuta, absolutamente más nadie estaría autorizado para despejar dicha duda, es por ello que recomendamos consultar siempre con los especialistas adecuados; si bien el presente puede servir de orientación, no está permitido atribuirnos el derecho de ignorar la deseada supervisión médica, sea cual sea el caso de cada uno de los pacientes.

Tengamos en cuenta que el caso en particular de cada uno de los pacientes es totalmente distinto, es por ello que no debemos atribuirnos lo que no nos corresponde y menos que menos tomarnos la ligereza de medicarnos, sin antes consultar con el personal adecuado; una dosificación correcta y un medicamento coherente ante el caso clínico presentado son vitales para una mejora de la patología que se manifieste.

En este caso no estamos haciendo sólo referencia al medicamento en estudio, sino que hablamos de manera mucho más generalizada, la cual aplica para todos los casos; ingerir la dosis adecuada y el medicamento prudente, ayuda eficazmente a mejorar la patología presentada.

hexetidina

A todo lo anteriormente mencionado le sumamos los distintos nombres comerciales, bajo los cuales podemos conseguir en caso de hexetidina: Hextril y Mentamida, ambos fármacos mencionados contienen el principio activo de hexetidina, por lo que son recomendables en tal caso no se consiga la hexetidina.

Como recomendación final en el presente punto, tenemos la prudencia de conocer las características fundamentales del medicamento a ingerir, y la distinción clara y precisa de un medicamento bajo sus dos presentaciones tal y como está arriba descrito. Aunque puede existir el caso de que un medicamento no se consiga a nivel de mercado bajo forma genérica, ante la imposibilidad de conseguirlo el especialista se encuentra en la potestad de recetar otro fármaco, ante el caso clínico presentado.

Mecanismo de acción

Cuando nos referimos al mecanismo de acción de la hexetidina, destaca por ser “un derivado de pirimidina al que se le atribuyen propiedades antisépticas así como la de acelerar la cicatrización post- cirugía periodontal. Su mecanismo de acción es a inhibición de la síntesis de ATP mitocondrial.”

Dicha cita anterior nos muestra, la capacidad que tiene dicho fármaco en estudio para favorecer la cicatrización, además de ello destaca dentro la industria de la medicina odontológica por ser un excelente antiséptico así como también un buen antibacteriano. Así de eficaz es su mecanismo de acción, que suele actualmente recomendarse mucho a este tipo de pacientes, o bien sea suelen ser utilizados en consulta.

Se ha confirmado, según varios estudios realizados que la hexetidina a su vez posee efectos positivos ante la presencia de microorganismos como los conocidos hongos, los cuales tienen mucho en común con la cándida, además de ello se ha corroborado que dicho medicamento funciona de manera eficaz ante la presencia de gingivitis.

En el caso particular de las personas de la tercera edad, las cuales no tienen un movimiento de la mandíbula hace que el aseo de esa área sea un poco deficiente, por lo que en varias oportunidades se les recomienda con el fin de dar cierto bienestar a nivel bucal, y de este modo se permite una pronta cicatrización, por si se consigue alguna llaga en la boca o la conocida aftas.

Además de todo a lo que le ha hecho referencia se le suma que “se ha demostrado que la hexetidina posee una acción inhibitoria y previene la formación de ácidos en boca, quedando retenida en diversas superficies incluso 810 horas después de un solo enjuague.” Es decir, que dicho medicamento se sitúa en una de las opciones más efectivas, ante los casos clínicos manifestados en la brevedad de dicho artículo.

Con todo lo mencionado con anterioridad podemos ver de qué manera la hexetidina, ejerce su mecanismo de acción sobre la salud bucal, de las distintas personas que así lleguen a necesitarlo. No todos los pacientes con candidatos para el uso de dicho medicamento; debido a que hay personas que les cuesta mucho formar placas a nivel de los dientes o bien sea las encías, como existen personas en las cuales esta afección si se reproduce con severidad.

Es por ello, que partimos del hecho de que no todos los casos son iguales, por eso la necesidad de acudir con un especialista en el momento justo, y como recomendación final les sugerimos que no se descuiden con su salud bucal, todo tipo de afección tratada a tiempo siempre resulta mucho más provechoso.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios probablemente lleguen a ser un punto en común, con los distintos fármacos ofertados en el mercado, estos puede que lleguen a manifestarse como puede que no, sin embargo, siempre resulta interesante mencionar esto debido a que nos ayuda a identificarlos en caso tal lleguen hacerse presentes.

Es pertinente mencionar, que el uso inadecuado de los medicamentos puede llegar a acarrear distintas afecciones que se irán haciendo presentes al transcurrir los días, y con ello debemos tener estricto cuidado. Lo positivo sería ingerir el medicamento como sea recetado por el respetado especialista, más no debemos saltarnos las dosis, ni hacer uso excesivo de ellas ni mucho menos extender su uso por tiempo ilimitado.

Ningún medicamento puede ser utilizado por un tiempo inespecífico, ni el medicamento más sutil puede ser ingerido de esta forma, todo fármaco suministrado debe poseer al menos una dosificación prudente y adecuada al caso presentado, ante el especialista. Al excedernos en el uso pueden hacerse presente diversos malestares.

El uso de la hexetidina se ha corroborado gracias a diversos estudios, que el suministro del mismo en su mayoría no afecta a los pacientes, es decir, es poco probable que ante su uso lleguen hacerse presente diversas reacciones secundarias, lo que puede hacerse presente es una hipersensibilidad a las alergias específicamente, de resto hay malestares poco probables.

Dentro de los efectos secundarios no tan probables cuando hacemos uso de hexetidina, tenemos: puede manifestarse una distorsión a nivel del sentido gustativo, pero ello se resuelve solo dejando pasar unos días, además de ello se hacen presentes una variación a nivel de la coloración de los dientes y la lengua, también puede presentarse un aumento en el sarro.

Lo mencionado en el párrafo anterior, son los posibles efectos secundarios pero a su vez poco probables que pueden llegar a manifestarse, el hecho de que sean menos probables hacemos alusión a ellos, debido a que es de nuestra entera responsabilidad conocer sobre el medicamento que podamos llegar a ingerir en cualquier momento de nuestras vidas.

Cada uno de los medicamentos posee su importancia destacada, es por ello que debemos reconocerles sus efectos tanto positivos como negativos, y ante una sintomatología inesperada lo más recomendable es asistir con el especialista adecuado, y no automedicarnos de forma irresponsable.

Podemos afirmar, que ante la presencia en tal caso de los efectos secundarios tales como la pigmentación de los dientes o bien sea prótesis, existen pues varios mecanismos odontológicos que nos ayudan a mejorar dichas afecciones, por lo que esto no debe alarmarnos de manera radicalmente negativa, debido a que posee solución a nivel clínico.

Como ya lo mencionamos si bien, lo efectos secundarios son poco probable que se manifiesten, nosotros hacemos referencia a ellos a modo de alerta, debido a que si alguno se le ocurre aparecer podamos mantenerlo identificado, y podamos saber cómo tratarlo.

Para concluir dicho punto, consideramos relevante volver a reiterar que la hexetidina, no suele en su mayoría causar ningún efecto secundario, es decir este fármaco posee un grado de asimilación bastante satisfactorio y ello queda más que claro, cuando hacemos referencia a que no son frecuentes los efectos secundarios.

Con un estudio realizado se pudo observar, que los distintos organismos de los pacientes tuvieron una excelente asimilación del medicamento, lo que hace satisfactorio y 100% recomendado su uso, sin embargo, consideramos una prioridad consultarlo antes con el médico tratante del caso.

Modo de empleo

Refiriéndonos propiamente a su modo de empleo “Adultos y niños mayores de 6 años: después de cepillarse los dientes y haber utilizado la seda dental, aclarar completamente la pasta de dientes antes de utilizar este colutorio.” De esta manera podemos visualizar de qué manera debemos hacer uso del mismo.

Partiendo de nuestra cita mencionada, no debemos hacer uso de hexetidina sin antes cepillarnos de manera eficiente y haber limpiado bien nuestros dientes, es luego de ello que podemos hacer uso de nuestro fármaco; se recomienda que el mismo se utilice inicialmente por 5 días, si en ese periodo de tiempo no se observan los resultados esperados, inmediatamente debemos ir con el especialista.

“Para conseguir una adecuada actuación del producto, es suficiente efectuar lavados bucales o gargarizar con una cucharada sopera de Oraldine puro durante 30 segundos. También puede aplicarse tópicamente sobre la zona afectada mediante una torunda de algodón durante algunos minutos.”            

Consideramos pertinente colocar textualmente la cita anterior, debido a que de esta manera podemos basarnos en estudios pertinentes adecuados, para proceder a explicar el modo de empleo de dicho medicamento en estudio. Les recomendamos hacer uso del mismo 2 o 3 veces al día, claro está que la prescripción médica es la resaltante aquí.

Precauciones

Ante la presencia de alguna sintomatología bien sea fiebre, mareos o nauseas, les recomendamos de inmediato suspender dicho medicamento, debido a que este fármaco posee Azorrubina, lo que puede manifestar la presencia de alergias, e incluso hasta asma, en el caso en particular de los pacientes alérgicos al ácido acetil salicílico. “Las aplicaciones frecuentes pueden producir irritación y sequedad de mucosas.”

Es decir, ante la manifestación de algún tipo de malestar por así decirlo, lo más recomendable es suspender de manera inmediata el medicamento, y no seguir con el uso de este. Es de esa manera cómo podemos resguardar nuestra salud. Las precauciones que debe poseer el paciente son grandemente importantes, debido a que esté ante algún malestar debe suspender de inmediato su uso. Al igual que con el fármaco Meropenem debe tenerse total prudencia y precaución. (Ver articulo: Meropenem)

Hexetidina colutorio

Procederemos primero a definir que es un colutorio “son una solución acuosa que contiene un compuesto gelatinoso para que la solución con propiedades antibacterianas, cicatrizantes y reguladores del pH permanezca más tiempo en la boca. Esta característica los diferencia de los enjuagues bucales, mucho más líquidos.” No podíamos proceder a explicar si antes no definíamos dicha terminología.

Un colutorio se distingue en cuanto a un enjuague bucal, tanto por su textura como por lo que logra causar, una de las diferencias es que este puede conservarse un poco más de tiempo dentro de la boca. Sin embargo, los efectos deseados que logra causar son exactamente parecidos a los de los enjuagues.

Solo un especialista podrá indicarnos si podemos usar colutorio o enjuague bucal, claro está que el uso del enjuague es un poco más recomendado cuando el caso es un poco más serio, este evidentemente es un poco más fuerte su efecto. Tal y como lo hemos venido mencionando no debemos abusar del uso de ningún medicamento en particular, debido a que esto podría ser aún más drástico para nuestro organismo.

El colutorio destaca al igual que el enjuague, en cuanto a que ayuda a prevenir totalmente la aparición de sarro, así como también de placas bacterianas, o bien sea de afecciones o enfermedades periodontales, los mismos tratan diversas patologías que se van desarrollando paulatinamente con el tiempo.

Resulta bastante interesante acudir con un especialista, mucho antes de hacer uso de los colutorios de esta manera no nos arriesgamos a comprometer nuestra salud bucal, es importante mencionar que el hecho de que usemos este tipo de sustancias, no quiere decir que nos asumamos el cepillado, el mismo seguirá siendo netamente ideal para mantener una próspera salud bucal.

El uso del mismo se suma como agregado después del cepillado, es de vital importancia desarrollar al transcurso del tiempo un buen cepillado, esto nos permitirá tener un salud bucal sana, y pues no está demás hacer uso bien sea de los colutorios o de los enjugues, los cuales van ayudar a mantener mucho más limpios y sanos nuestros dientes.

Tanto los enjuagues como los colutorios y los enjuagues, poseen además una propiedad cicatrizante, es decir, además de ayudar a mantener nuestros dientes limpios y sanos, ayudan que todas aquellas llagas o aftas presentes, cicatricen incluso suelen ser recomendados a los pacientes que ha tenido algún tipo de intervención a nivel odontológico, ya que ello ayudara a sanar mucho más rápido y de forma positiva.

Actualmente el mercado se encuentra impregnado de este tipo de productos, sin embargo consulte a su médico antes de utilizar este medicamento, esta es la mejor forma de ingerirlos con mucha más seguridad y menos restricción.    

Hexetidina clorhexidina

La clorhexidina al igual que la hexetidina destaca por ser, una de las mejores y más recomendadas opciones por los odontólogos, ante la presencia de ciertas afecciones a nivel bucal, como ya lo hemos venido mencionando a lo largo del presente artículo además de ayudar a cicatrizar distintas afecciones a nivel bucal, suele también evitar la formación de las distintas placas y sarros a nivel de la boca.

Si bien pueden en ciertas oportunidades llegar a manifestar algunos efectos secundarios, esto no le resta su mérito de buenos enjuagues de tipología bucal. Aunque si bien, no siempre suelen manifestarse dichos efectos; partiendo de varios estudios realizados se ha llegado a la conclusión de que dichos fármacos, gozan de un grado de tolerancia bastante aceptable incluso se perfilan un tanto escasos los casos, en donde se hacen presentes estas sintomatologías.

Es importante aclarar acá, la relevancia que tiene asistir con un odontólogo al menos una vez al año, en caso de no poseer ningún caso clínico de relevancia, y en caso de tenerlo será el mismo especialista el encargado de delimitar la constancia de la citas médicas pautadas. Tal y como hicimos referencia anteriormente un buen cepillado es vitalmente importante también para tener una buena salud bucal (dental).

En el caso particular de la clorhexidina, esta posee una función de desinfectante a tal punto que en sus variadas presentaciones, pero en específico es su forma de jabón suele ser recomendado para el aseo de las manos al punto de vista quirúrgico. Para esto ser así, el grado de efecto que logra surtir dicho producto desde diversos puntos de vistas, es totalmente positivos. (Ver articulo: Clorhexidina)

En cambio la hexetidina si suele ser un poco más suave su efecto, sin embargo su uso no está limitado, y lo hemos podido visualizar a lo largo del presente artículo, incluso esta goza de mucho más tolerancia que la clorhexidina, sin embargo, esto no es limitante alguna; solo y únicamente un especialista podrá prescribirnos el enjuague bucal adecuado, según sea el caso clínico de cada uno de los pacientes como tal.

Ya finalizando nuestro presente artículo, no podemos dejar de hacer alusión a la importancia que tiene mantener en buen estado nuestra salud bucal, muchas veces solemos descuidarla y es a posteriori cuando pasa factura dicho caso. También enfatizamos en la relevancia que tiene hacer uso de los distintos enjuagues bucales, que son un complemento a nuestro cepillado diario. Sin embargo, no podemos excedernos en su uso.

Para concluir, la hexetidina se perfila en una opción ideal para su suministro, debido a sus prósperas reacciones, no es un fármaco agresivo que va a generar distintos malestares, más bien se le conoce por ser asintomático, al ser suministrado en su mayoría no se presenta algún malestar alarmante, más bien logra mejorar de manera casi inmediata las distintas afecciones manifestadas.

Finalmente los distintos enjuagues bucales son considerados por los odontólogos, como una herramienta fundamental para mantener una buena salud bucal, en los distintos pacientes, además de la utilización de una buena técnica del cepillado.

(Visited 106 times, 1 visits today)