≡ Menu

Eritromicina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La eritromicina es un antibiótico descubierto en Filipinas en el año 1952. Ha sido utilizado para tratar, especialmente, a aquellos pacientes que presentan alergias a los derivados de la penicilina. NOTA IMPORTANTE: Consulte a su médico antes de administrar este medicamento.

¿Qué es la eritromicina?

Siendo el primer medicamento descubierto de la familia de los macrólidos, la eritromicina se convirtió en el prototipo de las mismas. Frente a numerosas bacterias, este fármaco presenta efectos activos, sin embargo, contrario a lo que se creería, esto no la hace aplicable en muchos casos clínicos.

También es reconocida por ser un medicamento alterno utilizado en pacientes alérgicos a los antibióticos betalactámicos; de igual manera, es preferido entre pacientes con gastroparesia diabética.

Además, dependiendo de la bacteria que se vaya a atacar, además de la fase de crecimiento en la que se encuentre y los niveles de concentración alcanzados en el lugar de la infección, la eritromicina puede presentar tanto efectos bacteriostáticos como bactericidas, lo que indica que puede paralizar o inhibir el crecimiento y la reproducción hasta, en ciertos casos, eliminarla por completo.

Aunque su mecanismo de acción puede llegar a producir una muy rápida cura, este antibiótico solo puede ser adquirido bajo una receta médica. Tanto la azitromicina como la claritromicina son derivados sintéticos de la eritromicina.

¿Qué son los macrólidos?

Los macrólidos son una familia de antibióticos que poseen un anillo macrocíclico de lactona con 14 a 16 miembros. Es reconocida por su efecto entre las bacterias gram positivas, siempre y cuando se encuentre en su faceta de replicación o multiplicación.

Todos los antibióticos que forman parte de esta familia (siendo algunos de ellos la roxitromicina, espiramicina, azitromicina, claritromica, entre otros) tienen unos efectos muy similares entre sí, siendo muy común las altas concentraciones logradas en la piel, oído medio, próstata, mucosa gástrica, entre otros.

Historia de la eritromicina

Dr. Abelardo Aguilar

Debido a que su descubrimiento fue en la región de Iloilo en Filipinas, el primer nombre de la eritromicina fue Ilosone, pudiendo incluso conseguirse bajo el nombre de Ilotycin. Este hallazgo se debe al científico filipino Abelardo Aguilar, quién trabajó para una compañia llamada «Eli Lilly and Company» (fundada en el año 1876 por el coronel Eli Lilly).

Aguilar tomo y envió muestras de suelo a la compañía, donde fue estudiada por un grupo de investigadores quienes aislaron la eritromicina desde los productos metabólicos de una cepa hallada en la muestra, denominado inicialmente como Streptomyces erythraeus (actualmente denominada Saccharopolyspora erythraea)

Posteriormente, en varios estudios realizados otros científicos, se descubrieron los derivados de la eritromicina, siendo la claritromicina recordada por ser el resultado de varios intentos para superar la inestabilidad en medio ácido de la eritromicina.

Más tarde, el derivado de la eritromicina conocido por el nombre de mitemcinal fue descubierto bajo la creencia de que podría llegar a presentar efectos procinéticos (para mejorar el tracto intestinal) de manera similar a la eritromicina, sin embargo, este medicamento no contaba con propiedades antibióticas.

Eli Lilly and Company

Si bien es cierto que la eritromicina presenta efectos procinéticos, no es utilizada actualmente para tratar trastornos relacionados al campo de la gastroenterología. De igual forma, se cree que la mitemcinal no implica riesgos de generar resistencia antibiótica, lo que produciría un gran avance de acuerdo a lo mencionado anteriormente.

¿Para qué sirve?

Existe una amplia cantidad de bacterias que son sensibles a la eritromicina, siendo algunas de ellas: Borrelia burgdorferi, Helicobacter pylori, Streptococcus pneumoniae, Listeria monocytogenes, Streptococcus pyogenes, Chlamydia trachomatis, entre muchas otras.

Entre las enfermedades que pueden ser tratadas con eritromicina, están las siguientes:

  • Acné vulgaris, acné vulgar, acné común o simplemente acné: es conocida por ser una enfermedad inflamatoria de la piel, de carácter crónico. Esta enfermedad se caracteriza por la formación de barros, espinillas, distintas lesiones en la piel, cavidades llenas de pus y cicatrices, las cuales aparecen normalmente en la cara, en la espalda, pechos y hombros.

eritromicina

  • Chancroide o chancro blanco: esta es una infección que se transmite por contacto sexual y es producida por una bacteria gram negativa denominada Haemophilus ducreyi. Usualmente es reconocida por las úlceras genitales lo que podría crear una confusión entre la sífilis, pero se diferencian debido a que el chancro blanco tiene un aspecto menos higiénico y es mucho más doloroso.

  • Enfermedad del legionario: también conocida como legionelosis y legionella; esta enfermedad es provocada por un tipo de bacteria gram negativa denominada Legionella pneumophila del grupo de la Legionella. Se manifiesta a través de tos, dolor de cabeza, mareos, dolores musculares, neumonía y fiebre muy alta. Debido a que es posible que durante la enfermedad no se presenten, o sean muy pocos los síntomas, la tasa de mortalidad es medianamente alta, pues el tratamiento ocasionalmente es iniciado de manera retrasada.

  • Clamidia: realmente llamada clamidiasis, es reconocida por ser la enfermedad más común entre las bacteriológicas. Es causada por una bacteria gram negativa denominada Chlamydia trachomatis y es transmitida a través del contacto sexual. Aunque es necesario mencionar que esta bacteria también puede causar otras enfermedades, incluyendo conjuntivitis y neumonía.

Si bien es cierto que la clamidia es la más común de las enfermedades causadas por la bacteria anteriormente nombrada, esta suele tratarse preferiblemente con otros antibióticos como doxiciclina y azitromicina. Los síntomas pueden tardar en manifestarse o pueden ser muy leves, diferenciándose entre hombre y mujer, sin embargo, es común entre ellos: ardor y dolor (al orinar, en la boca, vagina, el ano, respectivamente según la forma de contagio), inflamación del pene o vagina, secreciones desde el tracto urinario, entre otros.

  • Uretritis gonocócica: Normalmente esta enfermedad puede ser causada por distintos factores, entre los cuales están las siguientes bacterias Chlamydia trachomantisUreaplasma urealyticumGardnerella vaginalis y Mycoplasma genitalium.

 También puede ser ocasionada por virus y parásitos, y su principal vía de transmisión es la sexual, sin embargo, también se puede deber a la falta de higiene personal. Entre los síntomas que se manifiestan estan: dolor, irritación, secreción y mal olor de los genitales, así como síntomas generales como fiebre, dolores musculares, entre otros.

  • Gastroparesia diabética: este trastorno consiste en la dificultad o el largo tiempo que le toma al estómago para evacuar, normalmente causado por un daño en el funcionamiento del nervio vago debido a que este se encarga de controlar los movimientos de los alimentos durante su estadía en el sistema digestivo. Si el nivel de glucosa en la sangre permanece mucho tiempo con niveles muy elevados, puede ocasionar cambios químicos en los nervios que terminan por dañar los vasos sanguíneos y, posteriormente, los nervios, entre ellos el nervio vago.

  • Difteria: aunque no es un antibiótico que actúe directamente, ayuda a evitar el establecimiento del estado portador. Esta enfermedad de carácter infecciosa es causada por Corynebacterium diphtheriae (bacilo de Klebs-Löffler). Suele ser reconocida por la aparición de ciertas membranas falsas que se adhieren de manera firme principalmente en las paredes mucosas de las vías respiratorias y digestivas, sin embargo, también se ven afectadas directamente las amígdalas, garganta, nariz, piel, entre otros.

También es utilizada la eritromicina para las distintas enfermedades e infecciones de transmisión sexual, así como del tracto respiratorio, infecciones gastrointestinales, infecciones de las vías urinarias, de la piel, del oído y de los pulmones, heridas por corte o quemadura, entre muchos otros.

Nombres cormeciales y presentaciones

Entre los artículos que podemos conseguir en las farmacias, dependiendo del país, es probable que cambien los nombres pero se seguirán manteniendo las presentaciones. La eritromicina esta ampliamente comercializada ya sea en su presentación de tabletas de 250, 300 y 500 mg. En cuanto a las suspensiones ya sean de 125, 200 y 250 mg, también es común su comercialización en frascos que van desde los 50 y los 120 ml.

Para tratar las infecciones especialmente de la piel, también existen las presentaciones en gel de 4g. Es común, incluso, la venta de polvos para las soluciones inyectables y las soluciones ya preparadas, así como también especialmente para tratamientos oftálmicos. Entre los nombres comerciales, algunos de los más conocidos son:

  • Etilsuccinato de eritromicina: mejora la biodisponibilidad.
  • Aknemycin: para tratar el acné.
  • Ilose: otro nombre para la eritromicina, presentada en tabletas.
  • Emycin: suspensión para preparar jarabe.
  • Eryacne: especialmente para tratar el acné.
  • Eritromicina en solución inyectable.
  • Eritrofteno: ungüento oftálmico.
  • Eitromicina Dynacren: crema para tratar distintas afecciones.
  • Optomicin: ungüento oftálmico.

Es recomendable que consulte a un médico para que le de indicaciones más exactas en cuanto a las marcas más recomendadas y la presentación necesaria para el tratamiento de acuerdo a las condiciones que el paciente presente.

Farmacocinética

Si bien es cierto que la biodisponibilidad de la eritromicina no es exactamente buena, es muy bien absorbida por el tracto gastrointestinal, puesto que la eritromicina es desactivada de manera fácil a través del medio ácido del estómago, por lo tanto, se han desarrollado algunos derivados.

De acuerdo a la absorción, ella tiene especial lugar en el duodeno, aunque de igual manera, va a depender la biodisponibilidad del tiempo que amerite el vaciado gástrico, así como la existencia de alimentos en el duodeno y los derivados de la eritromicina que hayan sido administrados.

Es importante que usted sepa que ninguna de las presentaciones orales en las que se encuentra la eritromicina son absorbidas de manera total. Lo más común en conseguir la eritromicina de base y de manera conjunta con el estearato, lo que produce una inactivación mucho más lenta puesto que es más susceptible a la destrucción cuando se encuentra en medio ácido, liberando el antibiótico activo al ser hidrolizado en la sangre.

La administración parenteral es a través de vía intravenosa o vía intramuscular y, debido a que las preparaciones que se consiguen en el mercado son muy dolorosas, no recomendamos que sean utilizados estos métodos a menos que sean verdaderamente necesarias altas concentraciones de eritromicina en el organismo.

La mayoría de las concentraciones plasmáticas que se producen por la eritromicina al ser administradas por vía oral son similares, a pesar de que hay quienes sugieren que algunas producen concentraciones un poco más elevadas, se cree que todas las concentraciones plasmáticas llegan a sus niveles máximos  entre 0.1-2 mg/ml luego de 1 horas y antes de las 4 horas de una dosis única.

En cambio, cuando se administra a través de inyecciones intravenosas, luego de dosis que vayan de los 500 hasta los 1000 mg, se cree que puede llegar a ocasionar niveles máximos de 8 a 12mg/ml.

En cuanto a la distribución de la eritromicina, esta puede llegar a extenderse de manera efectiva justo después de la administración ya sea por vía oral o vía intravenosa. De igual manera, se cree que la unión a las proteínas va a depender puesto que, en la presentación genérica va desde 73 a 81%, en comparación a cuando está unida a la estolato, en la cual el porcentaje de unión a proteínas es de hasta un 96%.

Ahora bien, resulta sumamente importante saber que la eritromicina sí atraviesa la placenta y, de igual forma, es distribuida en la leche materna. En el líquido cefalorraquídeo, solo llega a penetrar muy pequeñas cantidades. La concentración de la eritromicina sucede no solo en el hígado, también en la bilis, puesto que el primero sucede solo en aquellos pacientes que tenga una función renal normal.

La eritromicina también aparece en el semen y en el líquido prostático, siendo los niveles de un aproximado de 33% más elevados que en el suero. Ya que existe un relatividad en cuanto a la absorción cuando se administra por vía oral, se cree que igualmente llega a alcanzar concentraciones verdaderamente significativas al entrar en contacto con el intestino grueso.

Para finalizar este punto, podemos indicarle que la eritromicina suele ser metabolizada en el hígado a varios metabolitos inactivos, siendo la semivida prolongada en aquellos pacientes que padezcan insuficiencia hepática. La excreción de este antibiótico se concibe primordialmente a traves de la bilis, lo que puede ocasionar un poco de reabsorción.

En la orina sólo suelen encontrarse cantidades excretadas muy pequeñas, lo que indica que sólo muy pequeñas cantidades pueden ser eliminadas a través de una hemodiálisis. Cuando el paciente goza de una función renal suficientemente normal o buena, se cree que la semivida en suero es de un aproximado de una hora y media o dos horas.

Los pacientes anúricos son aquellos reconocidos por no ser potenciales candidatos a la realización de diálisis peritoneal, y en ellos, la semivida en suero es de alrededor de 6 horas.

Farmacodinámica

Mecanismo de acción

La eritromicina actúa uniéndose a la subunidad 50S del ribosoma bacteriano, lo que produce la inhibición de la actividad del peptidil transferasa y, por ende, interfiere entre la translocación de los aminoácidos mientras se realiza el proceso de traducción y ensamblaje de proteínas.

Este medicamento es efectivo ante un extenso espectro de microorganismos y, como ya lo mencionamos anteriormente, dependiendo de la bacteria dispuesta a ser atacada, la eritromicina puede presentar efectos bacteriostáticos o bactericidas, pero primordialmente es un antibiótico bacteriostático.

Aunque es utilizado para atacar tanto gérmenes gram positivos como gram negativos, parece tener una mejor penetración en los gram positivos, lo que haría mayor su efectividad en ellos.

Debido a que en los últimos años las bacterias han presentado resistencias ante muchos antibióticos, es recomendable que antes de la administración de este y cualquier otro antibiótico se realice un estudio de susceptibilidad al medicamento; sin embargo, las bacterias que suelen ser atacadas con eritromicina son: Staphylococcus aureus, Listeria monocytogenes, Chlamydia trachomatis, Corynebacterium diphtheriae, entre muchas otras.

A pesar de sus propiedades antibióticas, la eritromicina no solo es actúa de esta manera pues también

Motilina

tiene acción sobre la motilidad gástrica funcionando de manera similar a la motilina, esto gracias a un antagonismo que interactúa sobre los receptores de motilina. Pero eso sí, la eritromicina no tiene acción sobre los receptores dopaminérgicos; tampoco tiene que ver con la incrementación de las concentraciones de acetilcolina que pueden estar presentes en el intestino.

Continuando con lo anterior, los receptores de motilina se encuentran en el duodeno y antrum gástrico; el papel que tienen estos receptores es ayudar en el aceleramiento de la motilidad intestinal mientras transcurren los períodos interdigestivos.

Resistencia

En referencia a la resistencia que han desarrollado múltiples bacterias, existen distintos mecanismos que se han manifestado:

  • En enterobacterias y Pseudomonasspp puede llegar a observarse un efecto adverso a la permeabilidad de la pared celular; sin embargo, se ha demostrado que otros antibióticos, como la azitromicina, podrian llegar a cavar de una manera más efectiva la membrana externa de la pared de aquellos microorganismos gram negativos.
  • Hay ciertas reacciones, como el flujo o bombeo activo del medicamento al exterior, que se cree podría ser de naturaleza plasmídica.
  • Siendo más común entre las bacterias gram negativas, se han reportado efectos de inactivación del medicamento debido a las enzimas bacterianas que pueden hidrolizar el anillo lactónico.
  • Existe un tipo de resistencia causada por una mutación que ha sido demostrada en S.pyogenes, S.aureus y Campylobacter spp, la cual se ha debido a las alteraciones del RNA lo que ha afectado tanto a antibióticos de las familias de macrólido, lincosamidas y estreptograminas. Se da el nombre de alteración en el sitio de la unión con el antibiótico y se define como la transfiguración a niveles de la proteína blanco del ribosoma de un solo aminoácido; en otras palabras, se disminuye la afinidad de la eritromicina (incluso también ocurre con otros antibióticos).

Esta alteración ocurre por la exposición indiscriminada de las bacterias ante concentraciones muy altas y subinhibitorias del fármaco. Puede ser de carácter constitutivo, que significa una expresión de la resistencia en toda la población o inducible.

Indicaciones

Como ya se lo mencionamos al principio del articulo, la eritromicina esta presente en el mercado bajo las presentaciones de tabletas, tabletas del medicamento base conjunto con estearato (libera la eritromicina especialmente en el intestino para evitar que los ácidos del estómago puedan llegar a desintegrar el fármaco), en suspensiones para hacer jarabes, polvos para las soluciones inyectables e incluso en presentaciones para tratar especialmente infecciones de carácter oftálmicos.

En cuanto a su administración por vía oral, no es necesario haber comido antes de su ingesta; aunque próximamente le indicaremos algunas dosis recomendadas, las mejores indicaciones que podemos sugerirle es seguir cautelosamente las indicaciones que vienen impresas en los frascos, envases y cajitas,

También es necesario que siga al pie de la letra aquellas indicaciones de su receta médica, de su médico, e incluso le sugerimos que pida a su farmacéutico que le explique cada detalle que no comprende. Administre exactamente como se le ha indicado, ni más ni menos.

Si usted va a administrar la eritromicina por suspensión o el polvo para las soluciones inyectables, le recomendamos que primero agite muy bien el medicamento antes de cada uso, pues esto podría ayudar a que la mezcla se realice de una forma más uniforme.

Nuevamente, si usted va a tomar el medicamento en su presentación de suspensión, es preferible que al momento de hacer la medición no use una cuchara o cucharilla doméstica, es mucho mejor que usted utilice el implemento (cuchara, gotero, copa medidora) que trae el fármaco, o compre algún instrumento que este especializado para la medición de medicamentos.

Si usted va a utilizar la eritromicina en gel, lo primordial es que lave con abundante agua (sin jabón) la zona donde se vaya a aplicar, de igual manera debe lavar sus manos antes y después de aplicar el gel.

Antes de administrar eritromicina

  • Es necesario que usted le informe a su médico y farmacéutico si sufre o no de alergias, de igualforma indicando cada una de ellas y su tratamiento, especialmente si es alérgico a la eritromicina, a cualquier otro ingrediente del fármaco o a algún medicamento distinto en especial. De igual forma, diríjase hasta su farmacéutico para consultar o revisar la información que trae consigo el mismo medicamento, donde podrá consignar desde sus formas de uso, precauciones y lista de ingredientes.
  • La eritromicina puede interactuar con otros medicamentos, sustancias o alimentos (que próximamente le comentaremos), por lo que es necesario que le indique a su médico si usted esta en tratamiento o consume algún otro medicamento, puesto que, en un dado caso, este podría recomendarle otro antibiótico en vez de la eritromicina.
  • El intervalo QT hace referencia a los tiempos entre el comienzo de la onda Q y el final de la onda T cuando se realizado un electrocardiograma; usted debe informarle de igual forma a su médico si tiene o en algún momento ha percibido la prolongación del intervalo QT (esta condición puede ser la causante de desmayos o ritmo cardiaco irregular). También comentele si ha sido paciente por ritmo cardiaco irregular, por enfermedades o problemas hepáticos y bajos niveles de magnesio/potasio en la sangre.
  • Es importante que su médico este al tanto de su embarazo o su periodo de lactancia, así como también debe informarle si planea quedar embarazada en un tiempo próximo a su tratamiento con eritromicina.
  • La eritromicina puede ser utilizada incluso para prevenir infecciones del corazón en aquellas personas que se van a someter a procedimientos quirúrgicos, por lo que es necesario que hable con su médico al respecto, pues  al usar este medicamento existe la posibilidad de ocasionar riesgos en el paciente.  De igual forma, si usted va ser sometido a algún tipo de cirugía, incluyendo las de carácter dental, es necesario que le indique al médico que lo va a tratar, que usted está siendo medicado con eritromicina.

Contraindicaciones

Entre las contraindicaciones más comunes que suelen existir al consumir o administrar la eritromicina, debemos tener especial cuidado en aquellos pacientes que sufran de hiperestesia a cualquiera de los antibióticos, pese a que, especialmente presenta efectos cruzados con aquellos antibióticos de la familia de macrólidos; si bien es cierto que no suele ocurrir con frecuencia, existen posibilidades de que la eritromicina cause una resistencia alérgica, en la cual se pueden identificar anafilaxis o angioedema.

Debido a lo ya mencionado anteriormente, más específicamente en el punto de la farmacocinética, sabemos que este medicamento es eliminado o expulsado por medio del hígado, lo cual implica un mayor cuidado, cautela y prudencia al momento de administrar en aquellas personas que se estén tratando con eritromicina y a la vez presenten un problemas de suficiencia hepática o biliar.

Puesto que el estolato de eritromicina puede presentar una muy alta probabilidad de toxicidad en cuanto a al hígado se refiere, es preferible que no sea administrado este fármaco, especialmente en esa presentación, cuando se vaya a administrar o suministrar durante periodos prolongados.

Si bien es cierto que los pacientes con problemas en el hígado deben tener especial precaución, no son los únicos; aquellas personas que presenten alguna afección gástrica deben tener cuidado al momento de consumir este medicamento puesto que este medicamento suele o puede llegar a interferir con la microbiota intestinal, lo que podría, incluso, producir una super infección por Clostridium.

Alguno de los efectos que trae consigo esta superinfección podría ser la diarrea; esta infección es conocida como «colitis asociada a los antibióticos», pero no es el único posible contagio puesto que otros gérmenes no susceptibles pueden intervenir en el organismo.

De igual forma, se recomienda especial cuidado si usted o el paciente presenta algún problema muscular, para lo que será mejor que informe a su médico, pues este podría suspender su uso.

Posibles síntomas de la hipersensibilidad a la eritromicina

Si bien es cierto que debe tenerse un especial cuidado ante la hipersensibilidad a la eritromicina, puede ser posible que usted no sepa con anticipación de la alergia que puede ocasionar, ya sea por causa de la eritromicina en sí o por alguno de los componentes del fármaco; de igual manera, puede ser que usted sea alérgico a algunos o todos los demás antibióticos de la familia de los macrólidos. Para ambos casos, es necesario que usted se asesore con su médico, especialmente si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Ataques asmáticos, con muchos inconvenientes o problemas al momento de respirar.
  • Respiración agitada y rápida, pudiéndose distinguir silbidos muy perceptibles.
  • Posible hinchazón en zonas del cuerpo en general, aunque especialmente en la cara o boca; esta inflamación normalmente no es muy brusca pero sí lo suficiente como para preocuparse, sobre todo si llega a perjudicar las cuerdas vocales.
  • Erupción, picazón, comezón, sarpullido, irritación.
  • Anafilaxia (es un choque alérgico, también conocido como shock anafiláctico), se caracteriza por causar en el paciente pérdida de conocimiento, palidez, etc.

Eritromicina durante el embarazo

Le recomendamos que, independientemente de los consejos que pueda conseguir en internet, incluso en nuestro blog, se dirija a su médico y le informe los medicamentos que esté tomando si se encuentra embarazada, pretender estarlo o en periodo de lactancia.

La eritromicina pertenece a la categoría B de los medicamentos que pueden o no ser consumidos durante el embarazo. La categoría B resguarda a todos aquellos fármacos que, en las respuestas dadas durante los estudios realizados, no presenten efectos adversos o pruebas que den seguridad de un posible riesgo tanto de la madre como del feto.

En relación a lo anterior mencionado, la eritromicina no arrojó pruebas o evidencias que demuestren o indiquen posibles factores mutagénicos, teratogénicos o embriotóxicos, por lo que su receta o recomendación durante el embarazo suele ser común, de ser necesario.

Le informamos que, quizás en todos los países, este fármaco sólo puede ser adquirido bajo una prescripción de un experto de la salud, por lo tanto, le recordamos, nuevamente, consultar con su médico antes de suministrar este medicamento.

Eritromicina durante la lactancia

Como se indicó al momento de explicar la farmacocinética de este medicamento, sabemos que la eritromicina sí es excretada o expulsada a traves de la leche materna, más exactamente en concentraciones similares al 50%, que parece ser un porcentaje suficientemente alto como para interrumpir la lactancia o el tratamiento.

Anfotericina1

A pesar de ello, la American Academy of Pediatrics ha determinado que este fármaco no produce ningún daño y, más bien, es compatible con la leche materna, lo que indica un uso seguro de la eritromicina durante el periodo de lactancia.

Conducción y uso de máquinas

Por lo que se ha podido observar, no hay antecedentes que indiquen una alta probabilidad de perturbación sobre la capacidad o habilidad de conducir o manejar, ya sean automóviles, maquinarias o herramientas de cualquier tipo.

No obstante, sí existen expertos de la salud, conocedores del medicamento, que suelen recomendar que se interrumpa la conducción o el manejo de autos y máquinas hasta que se tenga total seguridad de que los efectos adversos no van producir una afectación mayor y peligrosa al momento de realizar esta actividad.

De igual forma, lo más importante es que usted siga con especial determinación las indicaciones de su médico, ya sea al tomar eritromicina o cualquier medicamento, puesto que las condiciones de los pacientes no suelen ser las mismas.

Dosis

Al momento de administrar eritromicina, debemos tomar en cuenta que las dosis van a variar (la frecuencia de suministro, el tiempo y la cantidad del tratamiento) dependiendo del paciente y de la enfermedad o dolencia que presente, así como también se verá influenciado por la función renal, por lo que le recomendamos se comunique con su médico para que le de mejores y más exactas indicaciones.

Ahora bien, existe una generalidad en cuanto a las recomendaciones que suelen darse al momento de administrar la eritromicina:

  • Lo más común es que se indique administrar cada 12 horas, o sea, por dos turnos al día, dependiendo de la enfermedad que vaya a tratarse.
  • Si la cantidad de veces por día, o las horas alternas son distintas, es recomendable que se distribuyan las dosis de manera similar o coincidente durante el día.
  • Este fármaco puede suministrarse o consumirse sin haber ingerido alimentos o luego de alguna comida (dependiendo del alimento del que se trate), esto no va a ocasionar un especial efecto adverso.
  • Le recomendamos que evite a toda costa ingerir algún antiácido o cualquier medicamento para la indigestión, tanto en las dos horas anteriores a la dosis administrada, como las dos horas posteriores a la misma.
  • Mientras este tratandose con eritromicina o cualquier otro medicamento recetado por su médico, debe procurar ante todo culminar con todo el periodo indicado, a pesar de que usted o el paciente sientan mejoras o alivio total; no interrumpa el tratamiento a menos que su médico se lo indique.
  • Un dato muy importante es que, al interrumpir el régimen de manera prematura, existen mayores posibilidades de que el contagio retorne, volviendo incluso al germen resistente ante el antibiótico.

Dosis en neonatos

En el caso de los neonatos que hayan nacido prematuros, debe ser administrada la eritromicina por vía oral o intravenosa.betametazona24

  • Si el recién nacido tiene un peso máximo de 1Kg:
    • Si el recién nacido no ha cumplido los 14 días desde su nacimiento, la dosis recomendada es de 10mg/Kg, siendo administrada dos veces al día (cada 12 horas).
    • Si ya ha pasado los 14 días desde su nacimiento, es recomendable que la dosis administrada sea de 10mg/Kg con un intervalo de tiempo de 8 horas.
  • Si el recién nacido cuenta con un peso mínimo de 1Kg:
    • Antes de haber cumplido la semana de vida, la dosis recomendada es de 10mg/Kg, alternando la dosis cada 12 horas.
    • Cuando ha cumplido los 8 días o más, sin haber propasado los 28 días, la dosis es igual que la anterior pero con intervalos de tiempo de 8 horas.

Dosis en resto de población pediátrica

En niños, la eritromicina puede ser administrada tanto por vía oral, tópica e intravenosa; no obstante, esta última se reserva para aquellos niños que se les dificulte el consumo de pastillas, tabletas, etc. Así como también, en aquellos casos en los que la infección esté en su etapa más graves, de esta manera, se recomienda que, culminado la fase de gravedad, se cambie la vía de administración por la oral.

  • Si la administración se va a realizar a través de la vía oral, se recomienda una dosis que vaya entre los 30 y los 50mg/Kg, con un intervalo de tiempo, dependiendo de las indicaciones de su médico, que puede ser de 6 o 12 horas.
  • En cuanto a la administración por vía intravenosa, la dosis recomendada va entre los 15 y 50mg/kg, entre periodos de tiempo comprendidos en 6 horas. De igual forma, es recomendable que la dosis sea administrada luego de haber sido diluida en suero salino fisiológico con, un aproximado, de una hora.
  • La dosis máxima que le podemos recomendar en los casos pediátricos es de 4g/día.
  • Cuando la eritromicina es indicada para afecciones de la piel, la vía tópica es la ideal para administrar, se recomienda en niños una aplicación cada 12 horas, lo que sería dos veces al día.

Dosis recomendada para tratar el acné vulgaris

A pesar de ser una afección de la piel, y que lo ideal sea administrar por vía tópica, también se recomiendan dosis administradas por vía oral.

  • Administración a través de la vía oral: se recomienda en adultos, la dosis que generalmente se indica es de 250 mg, administrada 4 veces al día con intervalos de tiempo lo más precisos y similares posible.
  • Administración a traves de la vía tópica: puede ser aplicada tanto a niños como a adultos, y se recomienda aplicar dos veces al día, sobre el área que se vaya a tratar, una loción al 1.5% o 2%, un gel o un ungüento al 2%.

Dosis recomendada para tratar el chancroide

A primera instancia, se recomienda administrar eritromicina en su presentación genérica, por vía oral.

  • Es recomendable tanto para adolescente como para adultos, que la administración de eritromicina a través de la vía oral se realice 4 veces al día, durante un periodo de 7 días. La tratamiento recomendado es de 500mg cada dosis.

Dosis recomendadas para tratar infecciones por Chlamydia

  • A pesar de que la Clamidia, o Clamidiasis, es especialmente tratada con otros antibiótico por ser más efectivos, hay médicos que aun recomiendan tratar la infección con eritromicina, sobre todo si no está en una fase grave. Las indicaciones son similares a la azitromicina, que se recomienda tomar una única dosis por día de 1g, en un tratamiento que dure 7 días.
  • Para tratar casos de conjuntivitis, que este causada por la bacteria, puede administrarse eritromicina a través de la vía oral o la vía oftálmica.
    • El tratamiento con eritromicina, administrado por la vía oral, es recomendado incluso para las mujeres embarazadas, lactantes y niños menores de 8 años; en estos caso, se sugiere administrar dosis de entre 250 y 500 mg, por cuatro veces al día en un tratamiento que dure de 10 a 14 días. En los casos de tracoma, es necesario que el tratamiento se prolongue por más tiempo, entre 3 y 5 semanas.
    • El tratamiento administrado por la vía oftálmica suele ser un complemento para el tratamiento oral; la aplicación de este medicamento debe prolongarse durante meses. Debe aplicarse, una sola vez al día, un poco de pomada en ambos ojos durante 2 meses; otra opción es aplicar dos veces por día, pero solo se realizará el tratamiento los primeros 5 días de cada mes, prolongandose el régimen hasta 6 meses.
  • Para tratar la cervicitis causada por la bacteria mencionada, se recomienda principalmente la administración por vía oral, en la cual debe seguirse las sugerencias distintas tanto en adolescentes o adultos, como en mujeres embarazadas y lactantes:
    • Podemos sugerirle utilizar la eritromicina en cualquiera de sus presentaciones con dosis administradas cuatro veces al día, cada una de 500mg. Le recordamos, que para el tratamiento de esta enfermedad suele recomendarse primero la doxiciclina o azitromicina, siendo la eritromicina una alternativa a las anteriores, sin embargo, en mujeres embarazadas el tratamiento más recomendado (casi siempre) es con eritromicina.
    • En mujeres que estén embarazadas o en periodo de lactancia, es recomendable suministrar dosis igualmente de 500 mg, cuatro veces al día durante una semana. No se recomienda utilizar otro producto que no sea el genérico. En el caso que la eritromicina no sea bien tolerada por la paciente, se recomienda cambiar el tratamiento por amoxicilina, siempre y cuando su médico esté al tanto y lo certifique.

Dosis recomendada para tratar la enfermedad del legionario

Esta enfermedad puede ser tratada con eritromicina a través de la vía oral o la vía intravenosa, dependiendo del paciente y de sus condiciones; en ambos casos se recomienda para los adultos, dosis que pueden ir desde o,5 a 1g, con intervalos de tiempo de 8 horas y por un periodo de hasta 21 días.

Dosis recomendada para tratar la uretritis

La eritromicina es recomendada para adultos y adolescentes que sufran de esta afección, debiendo seguir un tratamiento de hasta 7 días, que deberá ser administrado por vía oral cada dosis de 500mg, por cuatro veces diarias. El tratamiento puede constar únicamente de eritromicina o puede ir en combinación con metronidazol.

Dosis para tratar la gastroparesia diabética

Este tratamiento es especialmente recomendado para los adultos, y debe ser consumido media hora antes de cada comida, por lo que debe administrarse 3 veces al día. La dosis recomendada va desde los 150 a los 250g, a traves de la vía oral.

Efectos secundarios

Todos los medicamentos suelen presentar efectos secundarios, por lo que no debemos preocuparnos sino más bien tenerlos en cuenta para estar prevenidos. Sin embargo, es importante que usted consulte con su médico si alguno de los efectos secundarios se prolongan o se identifiquen, ya sea para suspender el tratamiento o aconsejarle con qué otro medicamento solucionar las dolencias.

Dependiendo de la presentación (tabletas o cápsulas, suspensión. gel, etc.) puede producirse efectos distintos, pero los síntomas más comunes que puede presentar una persona que se este tratando con eritromicina son los siguientes:

  • Los síntomas digestivos quizás están asociados a las dosis, pudiendo presentarse espasmos o dolor estomacal, náuseas, vómitos, dolor en el abdomen y diarrea.
  • Puede producir una pigmentación amarillenta tanto en los ojos como en la piel.
  • La orina podría tornarse de un color más oscuro o podría aparecer sangre y moco; igual puede suceder con las heces.
  • Dolores y malestar general, especialmente sensación de cansancio inusual y debilitamiento o decaimiento muscular.
  • Problemas en la visión, como vista borrosa o párpados caídos.
  • Dificultad para articular las palabras.
  • Mareos que pueden llegar a ser muy intensos.
  • Desmayos.
  • Aceleración o irregularidad en el ritmo cardíaco (arritmias).
  • Irritación en toda el área de los ojos, cuando se utiliza la eritromicina en su presentación oftálmica.
  • Se han asociado problemas auditivos (suelen ser reversibles), como la tinnitus o pérdida de la audición. Normalmente, o generalmente, este efecto aparece cuando el paciente es sometido a altas dosis de eritromicina a través de la vía intravenosa, sin embargo, puede aparecer luego de la administración oral del medicamento.
  • Otro efecto que puede aparecer durante la administración de eritromicina por vía intravenosa es la irritabilidad de la zona inyectada, así como también  un moderado dolor a lo largo de la vena durante el tratamiento.
  • A pesar de que es considerado el antibiótico predilecto en mujeres embarazadas, lactantes y recién nacidos para ciertas infecciones, se ha asociado la eritromicina con la aparición estenosis pilórica en bebés, sobre todo en los niños que no han cumplido el mes de nacido. No es usual luego de los 3 meses de haber nacido, y mucho menos en adolescentes o adultos; el pronóstico de recuperación es muy positivo.
  • Puede producir una respuesta alérgica como ya lo mencionamos en puntos anteriores, sobre todo en la piel, ocasionando urticaria, picazón, enrojecimiento, entre otros.
  • En ocasiones se ha asociado el uso de eritromicina con la aparición de hepatitis o inflamación del hígado; de igual manera, puede producir problemas o alteraciones en cuanto a la función hepática.
  • También puede llegar a producir una inflamación del páncreas (lo que se conoce como una pancreatitis) así como también puede producir una colitis (que es la inflamación del intestino grueso).

Consideraciones y recomendaciones durante el tratamiento

  • Le recomendamos que no utilice productos o medicamentos que sean antidiarreicos ni analgésicos narcóticos para aliviar los síntomas o efectos adversos puesto que, existe la posibilidad de que se intensifiquen o agraven.
  • El uso de eritromicina por lapsos de tiempo muy largos, prolongados o repetitivos puede llegar a provocar úlceras bucales o alguna nueva infección causada por hongos, por lo que es sumamente importante que usted se mantenga pendiente o atento por si aparecen manchas blancas en la boca, cambios en el flujo vaginal, o cualquier otro síntoma similar. Acuda de inmediato a su médico si esto sucede.
  • Recuerde que los efectos adversos pueden presentarse de manera distinta en cada paciente, por lo que es importante que usted se mantenga en control con su médico para poder aliviar los problemas o posibles nueva infecciones.
  • Es importante que usted y su médico revisen y examinen la evolución de la enfermedad o infección por la cual se ha iniciado el tratamiento con eritromicina; puede ser posible que la infección no esté siendo atacada de la manera que se espera y, por lo tanto, deben evaluarse nuevas alternativas o soluciones.

  • Si algún otro médico le prescribe un medicamento aparte, recuerde mencionarle que se esta tratando con eritromicina y darle todo los detalles de su tratamiento.
  • No debe interrumpir, disminuir ni reiniciar el tratamiento sin antes haberlo consultado con su médico y haber recibido una respuesta positiva, no importa si siente alivio o empeoramiento de los síntomas, para ello debe mantenerse en riguroso cuidado con su médico. De igual forma, no debe indicarle el uso de eritromicina a otras personas, por muy parecida que sean las condiciones y la infección que se vaya a tratar; es preferible que le recomiende un médico y que este se haga cargo de los fármacos.
  • Si por cualquier motivo, independientemente de cuál sea, usted consume o administra más eritromicina de la que su médico le ha indicado, debe dirigirse inmediatamente al centro de atención médica más cercano, llevando consigo el frasco o la caja del medicamento, aun si este se encuentra vacío.
  • En un dado caso que usted o el paciente haya olvidado tomar la eritromicina correspondiente, le recomendamos que tome la dosis siguiente tan rápido como se acuerde y adecúe el nuevo horario; no debe ingerir una dosis doble para compensar la que ha olvidado.

Interacciones

Es bien conocido que los medicamentos suelen interactuar de manera positiva o negativa con otros productos, su médico deberá indicarle cuáles sí y cuáles no debe consumir.

Entre las recomendaciones que le damos, existen ciertos productos o medicamento que deben evitarse durante el tratamiento con eritromicina, algunos de estos son: clindamicina, astemizol, dofetilida, digoxina, astemizol, eletriptán, mizolastina, entre otros.

De igual forma, existen medicamentos que pueden llegar a perjudicar la excreción o eliminación de eritromicina del organismo, pudiendo incluso interactuar con la acción de la misma. Ciertos medicamentos pueden ser: los antifúngicos azoles ( itraconazol, ketoconazol, etc.), algunos bloqueadores del canal de calcio (como diltiazem, verapamilo, entre otros), benzodiazepinas (midazolam, triazolam, entre otros), anticonvulsivos (carbamazepina, fenitoína, etc.),

Es importante también que usted esté al tanto de la interferencia que puede ocasionar la eritromicina en exámenes de laboratorio, arrojando posibles resultados falsos o alterados.

Eritromicina y Alcohol

Existe un debate inmenso sobre el consumo de alcohol durante el tratamiento con antibióticos; realmente no hay pruebas de que pueda ser peligroso consumir bebidas alcohólicas mientras se este tratando con eritromicina, sin embargo, no es recomendable debido a que puede ocasionar una disminución o un retraso en cuanto a la absorción del medicamento se refiere.

Debe consultar con su médico cuáles deben ser las medidas exactas de prevención o reducción con respecto a las bebidas alcohólicas y su tratamiento con eritromicina.

Eritromicina veterinaria

Como ya lo mencionamos, la eritromicina es un antibióticos que ayuda a retraer o reprimir el desarrollo y progresión de ciertas bacterias y la compensación de proteínas. Otra opción para reemplazar la eritromicina en tratamientos veterinarios puede ser la claritromicina.

Ya hemos hablado mucho de los beneficios de la eritromicina en el tratamiento de infecciones en seres humanos, sin embargo, no es en los únicos seres donde presenta gran efectividad. Este fármaco también es reconocido por ser efectivo contra el ataque de una reducida serie de bacterias, especialmente en los perros y gatos.

Usualmente es utilizada para tratar o atacar aquellos gérmenes que dañan especialmente la piel, las vías respiratorias y los senos nasales; por el contrario, la eritromicina no presenta mayor acción en aquellas bacterias que suelen encontrarse en el suelo, agua o plantas (por ejemplo, el grupo de las coliformes) que pueden causar daños principalmente intestinales.

A pesar de que su farmacéutico puede indicar la administración de eritromicina, lo más normal es que este producto médico sea adquirido solo bajo una receta de su veterinario.

Usos de la eritromicina en el área veterinaria

Este medicamento es utilizado solo en perros y gatos, normalmente se indica para el tratamiento de ciertas enfermedades o dolencias causadas por bacterias, en las cuales se puede incluir infecciones de la piel, en heridas, en los huesos y en las vías respiratorias, como pueden ser sinusitis o neumonía.

Si bien es cierto que existen otros medicamentos que pueden ser más eficaces, la eritromicina también ha sido recomendada en algunos casos donde las afecciones han sido originadas por garrapatas, alguna de las más comunes en la enfermedad de Lyme.

Ahora bien, puede que usted consiga otras recomendaciones en las cuales les indiquen la administración de eritromicina para estimular la motilidad intestinal, sin embargo, no podemos hacer la misma recomendación pues solo hay registros de este uso aplicando la eritromicina en dosis muy bajas, puesto que realmente no se ha especificado la administración de este tratamiento para enfermedades de este tipo (intestinal).

En acuerdo con lo anterior, es necesario mencionar que la eritromicina tampoco actúa atacando parásitos, hongos o lombrices.

Efectos secundarios

Recuerde consultar con su veterinario antes de administrar eritromicina, ya que, aunque es un fármaco aparentemente seguro y eficaz, puede ocasionar ciertos efectos adversos en los animales que se estén tratando.

Entre los síntomas más comunes que pueden presentarse tras la administración de eritromicina, el menos grave o el más habitual es el vómito; otros síntomas o efectos pueden ser en su mayoría, intestinales tales como: náuseas, disminución del apetito y diarrea.

A pesar de que en los seres humanos pueden presentarse efectos negativos en cuanto a las funciones hepáticas. en los perros y gatos normalmente no se presentan estos problemas; de igual forma, contraria a los seres humanos, no es recomendable que se administre eritromicina en los animales que estén en etapa de gestación.

Dosificación

Recuerde que es necesario que su veterinario le dé las indicaciones exactas para administrar la eritromicina en su mascota y que, de igual forma, usted debe seguir al pie de la letra estas indicaciones. Sin embargo, entre las dosis recomendadas, le sugerimos que suministre dosis a traves de la vía oral, de 10mg/Kg, en ciertos caso deberá necesitarse más pero no deben excederse los 20mg/Kg, con intervalos de tiempo de entre 8 y 12 horas.

En cuanto al tiempo que deberá prolongarse el tratamiento con eritromicina, va a depender siempre de la afección que se este tratando, de las condiciones en las que se encuentre el perro o el gato y la reacción que tenga el medicamento tanto en contra de la bacteria como en efectos secundarios para el animal.

Dejar Comentario