≡ Menu




Tamsulosina: ¿Para qué sirve?, Nombre comercial y más

La tamsulosina es una molécula que es de tipo antagonista, lo cual quiere decir, que su función es la de evitar  la unión entre las células con su receptor celular, bloqueando así su respuesta biológica.

tamsulosina caja

Este medicamento se utiliza para el tratamiento de los síntomas ocasionados por la hiperplasia prostática benigna, comúnmente llamada próstata agrandada, enfermedad masculina en la cual la próstata aumenta de tamaño gradualmente y presiona la uretra, generando dificultad para orinar.

En este artículo informativo, les presentaremos las características de este medicamento y sus beneficios para los pacientes que están sufriendo de esta enfermedad de la próstata. Siempre debemos consultar a un médico especialista antes de comenzar a tomar cualquier medicamento.

¿Qué es?

La tamsulosina es una molécula antagonista, la cual reacciona de manera selectiva y actúa sobre los receptores Alfa 1A/1D, evitando que se las moléculas unan con su receptor celular, provocando en el organismo una respuesta similar a la que sería una respuesta fisiológica propiamente dicha.

La tamsulosina es parte de un grupo de medicamentos que se llama bloqueadores Alfa, los cuales actúan sobre los músculos lisos de la próstata, relajándolos y ayudando a aliviar la inflamación, y provocando que la orina pase más fácilmente a través de la uretra para ser eliminada del organismo.

Cuando los receptores Alfa uno son bloqueados en la próstata, se genera una relajación de la musculatura y una menor resistencia al flujo cuando se realiza la micción, debido a este alivio de los síntomas mejoran notablemente.

El organismo absorbe la tamsulosina rápida y completamente por el tracto intestinal, se fija de forma casi total en las proteínas plasmáticas teniendo un nivel de distribución muy pobre, el principio activo del medicamento está presente en el plasma como sustancia inmodificada y es lentamente metabolizada por el hígado.

Hiperplasia Benigna Prostática

La próstata es un órgano perteneciente al  aparato reproductivo y genital masculino, el cual trabaja en conjunto con los testículos, los cuales  son los  productor es de los espermatozoides y de la testosterona, que es la hormona sexual masculina, y son la parte más importante del aparato urogenital masculino.

La próstata es un órgano glandular, es decir, es un órgano cuya función es sintetizar sustancias químicas en el torrente sanguíneo,  haciéndolas llegar hasta los órganos objetivos. La ubicación de este órgano es frente al recto, por debajo de la salida de la vejiga urinaria  y es atravesado por los conductos de la uretra.

Este órgano regula el paso del semen por los conductos de la uretra hacia el exterior, y  también cierra el paso de la vejiga durante las relaciones sexuales para que no se libere su contenido durante el acto.

La uretra es el conducto por donde pasa la orina en su viaje desde la vejiga hasta el exterior. En el hombre este conducto también tiene una función en el aparato reproductor masculino, ya que es la vía de paso del semen desde las vesículas seminales hasta el exterior.

tamsulosina uretra

La uretra tiene unos 20 centímetros de largo, sale de la parte inferior de la vejiga, pasa a través de la glándula prostática y luego atraviesa el pene,  su función principal es permitir un paso seguro desde las vesículas seminales hasta el exterior, sin que el semen se contamine con la orina, ya que comparten la misma vía de salida.

Los conductos deferentes de la próstata, se conectan con los testículos para transportar el semen ya maduro, y llevarlo hasta la uretra, la cual lo conduce al pene  para su eventual expulsión.

Para lograr examinar la próstata, el doctor debe hacer una exploración mediante el tacto rectal, con lo cual se palpa alguna irregularidad, como dureza o inflamación en el órgano, también se pueden hacer exámenes de imagen como la ecografía transrectal, tomografía computarizada y resonancia magnética.

La hiperplasia benigna prostática o adenoma prostático, (también llamada próstata agrandada), no es una lesión maligna, no se trata de cáncer.

Se refiere más bien a una inflamación de la glándula prostática, es un síntoma común de los hombres a medida que llegan a la edad madura, ya cumplidos los 40 o 45 años de edad aproximadamente, los cambios hormonales comienzan a generar estas dolencias mientras un hombre envejece.

A pesar de no tratarse de cáncer, la hiperplasia prostática benigna es una enfermedad que afecta notablemente la salud y la calidad de vida del paciente, ya que cambia el funcionamiento normal de su aparato urogenital, esta dolencia produce un descontrol para vaciar la vejiga, dolor, incomodidad e incontinencia.

El bienestar del paciente se ve afectado por los síntomas, y además de eso hay que tratar de aliviar los efectos secundarios que pudieran presentarse.

tamsulosina prostata

Los síntomas que produce el aumento del tamaño de la próstata, son principalmente la irritación de la vejiga urinaria, lo cual produce que el hombre empiece a orinar con más frecuencia, y aumente el número de veces que se tienen que levantar por la noche para ir al baño.

También el hombre afectado por esta dolencia presenta signos de urgencia miccional, o sea debe ir de manera urgente al baño cuando siente la sensación de orinar, no puede aguantar para hacerlo.

Además de estos síntomas, el paciente puede presentar a medida que aumenta el tamaño de la próstata, menor fuerza en el chorro de orina, goteo después de efectuar la micción, sensación de tener todavía más orina pero no poder eliminarla, problemas de retención, e incomodidad para comenzar a orinar.

Esta imposibilidad para vaciar la vejiga se torna peor a medida que crece la próstata, y la obstrucción del canal de la uretra puede llegar a ser total.

Con la ayuda de la tamsulosina se alivian los síntomas de esta condición, los cuales incluyen, dolor al orinar, intermitencia al efectuar la micción, debilidad del flujo de la orina y en la mayoría de los casos el paciente no puede vaciar completamente su vejiga, lo cual mejora notablemente cuando se comienza un tratamiento con tamsulosina. (Ver artículo: Silodosina)

¿Para qué sirve?

La tamsulosina es utilizada principalmente para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, porque trata la sintomatología que produce en los hombres el agrandamiento de la glándula prostática.

Es decir, alivia las molestias producidas por la inflamación descontrolada de la próstata, la cual puede desencadenar consecuencias graves en el organismo, y si no se trata a tiempo puede causar hipertrofia del órgano.

La hiperplasia benigna prostática, es una enfermedad que consiste en el crecimiento no cancerígeno del tamaño de la próstata, la cual obstruye el paso del conducto uretral para que se realice la excreción de orina y semen en el aparato genitourinario masculino.

tamsulosina doctor

El principio activo que tiene la tamsulosina es la de ser un inhibidor antagonista de los receptores Alfa 1A, lo cual provoca un efecto en la contracción muscular de los músculos lisos de la próstata.

A pesar de padecer de hiperplasia benigna prostática, el efecto del medicamento provoca que los conductos de la uretra tengan paso libre, dejando que la orina fluya más fácilmente,  y no se exista una obstrucción por el aumento de tamaño de la próstata.

Este medicamento no reduce el tamaño de la próstata, pero si relaja los músculos de la próstata y de la vejiga, es por eso que ayuda a aliviar los molestos síntomas de la enfermedad.

Al permanecer relajados los músculos de esa zona en particular, se presenta una menor resistencia al paso normal de los fluidos corporales, sin esfuerzo alguno, ni irritación.

La tamsulosina es el medicamento que se indica en los tratamientos de la hiperplasia benigna prostática, la cual es la condición clínica que genera  la mayoría de las enfermedades del tracto urinario del género masculino.

Nombre comercial

tamsulosina generico

La tamsulosina es un medicamento que pertenece al grupo de alfa bloqueadores, los cuales inhiben los receptores alfa que se encuentran diseminados por todo el organismo, y están presentes en las paredes de los músculos de los vasos sanguíneos, por lo tanto también están el los músculos que integran la próstata y la vejiga.

Como nombres comerciales de este medicamento podemos encontrar:

  • Inreq
  • Omnic ocas
  • Omnic
  • Sebrane
  • Urolosin
  • Zuantrip
  • Duodart
  • Vesomni
  • Volutza
  • Urolosin ocas
  • Asoflon
  • Flucisten
  • Hipebe
  • Secotex
  • Uprosol
  • Amzubag
  • Fedpros
  • Jumslim
  • Secadryckel
  • Suprosina
  • Flomax
  • Jalim
  • Tamsulon

 

tamsulosina comercial

Mecanismo de acción

La forma en que actúa la tamsulosina en el organismo, es como un antagonista selectivo de los receptores celulares Alfa 1 que están ubicados principalmente a nivel de próstata.

Cuando el efecto del fármaco se ubica en la zona del cuello vesical y en las paredes prostáticas, provocan una respuesta eficaz en esos órganos los cuales relajan su contractura muscular, brindándole al paciente un alivio al poder vaciar su vejiga sin mayor problema.

La tamsulosina es un alfabloqueante, que se utiliza con excelentes resultado en los pacientes que padecen esta enfermedad, ya que inhiben el tono muscular de los órganos que intervienen en el proceso de micción y eyaculación en el hombre.

tamsulosina toma

En relación a la farmacocinética de la tamsulosina la absorción del medicamento es casi un 90%, para que pueda alcanzar las concentraciones máximas deben transcurrir unas 4 a 5 h oras, si se ingirió en ayunas, de lo contrario deben pasar como 6 a 7 horas, ya que la biodisponibilidad es mayor cuando se está en ayunas.

La tamsulosina es totalmente metabolizada por el hígado, la eliminación del medicamento y de sus metabolitos se produce por vía renal, y después del ser procesada cerca del 10% se excreta de manera inalterada.

La duración de la acción del fármaco en el organismo luego de una dosis única,  es de 22 horas, aproximadamente.

Efectos secundarios

La tamsulosina es un medicamento que, antes de comenzar a ingerirlo,  necesita de un examen médico completo y pruebas de laboratorio generales y  específicas antes de comenzar cualquier tratamiento.

Se le debe informar al doctor, si el paciente sufre de alguna condición preexistente cuyo tratamiento pueda modificar o incluso anular el efecto de este fármaco.

También se debe tomar en cuenta los cuadros alérgicos presentes.  Sólo con la información necesaria y pertinente se puede lograr un diagnóstico acertado.

En un tratamiento con tamsulosina los pacientes pueden presentar los siguientes efectos secundarios:

  • Pueden experimentar la sensación de mareo al levantarse o al hacer algún movimiento brusco.
  • Los pacientes pudieran tener trastornos estomacales de leves a moderados, como náuseas, vómito, estreñimiento, dolor abdominal  y diarrea.
  • En algunos pacientes es frecuente el dolor de cabeza, cansancio, debilidad y malestar corporal.
  • El paciente puede presentar lesiones en la piel, como picazón, y  erupciones, en algunas zonas corporales.
  • Algunos hombres pueden sentir retención de la eyaculación.
  • Con menor frecuencia se pueden padecer fallas de memoria  y desorientación, esta condición es muy riesgosa ya que impide la libertad de movilizarse de una persona.
  • Las erecciones involuntarias, pueden ser generadas por el uso de la tamsulosina, pero solo en algunos pacientes, no ocurre con frecuencia.
  • Con la ingesta de este medicamento se puede generar una reacción alérgica, con la cual se puede inflamar la lengua o la garganta. (Ver artículo: Clorotrimeton)
  • Dificultad para respirar, la cual puede ser muy preocupante y afecta mucho al paciente, tanto en su salud física como psicológica.
  • La tamsulosina puede afectar el proceso eyaculatorio tanto en la fase de producción como en la de expulsión, por eso el paciente puede expresar que tiene una disminución de la fuerza eyaculatoria, y una producción más baja de la cantidad de semen.
  • El uso de este medicamento puede producir en un paciente una caída de la presión arterial, llamada presión ortostática, lo cual genera desmayos o síncopes en los pacientes bajo tratamiento.

Lo más recomendable es que al mantener una posición acostado o sentado por mucho tiempo, debe incorporarse lentamente, ir levantándose de a poco, para tratar de lograr la estabilidad y que los mareos no sean tan fuertes, si se toma unos minutos puede aliviar un poco este efecto secundario. (Ver artículo: Dopamina)

tamsulosina anciano mareo

  • Podrían presentarse inflamación de pies, manos o labios causadas por reacciones alérgicas a alguno de los componentes de la fórmula.
  • La Taquicardia es sentida por algunos pacientes, también expresan sentir el corazón acelerado o sensación de latidos irregulares del corazón.
  • Lesiones en las mucosas como por ejemplo la aparición de úlceras, y resequedad bucal.
  • En cuanto al sentido de la vista el paciente puede experimentar visión borrosa.
  • El paciente puede tener la  sensación de sueño durante todo el día, por lo que se recomienda mientras se está bajo tratamiento no operar maquinaria pesada o hacer tareas muy complejas, ya que se corre el riesgo de quedarse dormido.
  • Secreción o congestión nasal, parecido al malestar de gripe.

Indicaciones

tamsulosina paciente

Se deben seguir de manera estricta las instrucciones del médico tratante, y las recomendaciones en el instructivo que viene en en la caja junto con el medicamento.

Se debe informar al médico de los antecedentes clínicos que el paciente pueda tener, como enfermedades, alergias, niveles en los exámenes hematológicos, de orina y heces.

El doctor también debe saber si el paciente está bajo un tratamiento para alguna condición que presente, incluso si está tomando un complejo vitamínico,  ya que las interacciones con otros medicamentos modifican y muchas veces causan reacciones adversas en el organismo.

Es probable que el doctor comience con una dosis más baja y luego vaya en aumento, después de unas 3 a 4 semanas, esto depende de la respuesta que este dando el paciente al tratamiento con tamsulosina.

Por eso no se debe tomar ni más ni menos de la dosis indicada, ni tampoco más seguido de lo preescrito.

Tampoco debemos detener el tratamiento así ya no tengamos síntomas, pues sería interrumpir el tratamiento de manera abrupta y no sabemos que consecuencias puede traer esa interrupción del fármaco en el paciente, así que esa desición la tomará el médico tratante.

A veces el inicio del tratamiento con tamsulosina los pacientes sienten mareos, desorientación y desmayos, también cuando el médico aumenta la dosis, en estos casos se recomienda levantarse lentamente si se está sentado o acostado, apoyar los pies sobre el piso unos minutos antes de comenzar a incorporarse,  para disminuir la sensación de inestabilidad.

Este medicamento puede causar somnolencia, lo más recomendable es que no se maneje ni se hagan actividades muy complejas los días que dure el tratamiento.

Debemos informar al doctor si necesitamos hacernos un tratamiento de emergencia, como por ejemplo un trabajo dental, se tiene que estar seguro que no causará un efecto adverso, o si se debe detener el tratamiento.

Contraindicaciones

tamsulosina efectos

La tamsulosina esta contraindicada en los pacientes con alergia a las sulfamidas, la cual es una sustancia química sintética, y bactericida, derivada de la sulfonamida, ya que puede ocasionar una reacción alérgica fuerte, y complicaciones graves para la salud del paciente.

Los pacientes operados de cataratas presentan problemas en el iris y en otras zonas del globo ocular, por lo cual se recomienda evaluar su uso en estos casos, ya que los músculos del ojo son sensibles al efecto de la tamsulosina, se debe informar al médico de tener esta condición.

Si el paciente padece de insuficiencia renal grave, está totalmente contraindicado el tratamiento con tamsulosina.

La interacción de la tamsulosina con otros medicamentos del mismo grupo, como el diclofenaco, que es un analgésico antiinflamatorio, o la warfarina, que es un medicamento que previene la formación de coágulos sanguíneos,  puede ocasionar una baja drástica de tensión arterial, y también pueden provocar que la tamsulosina se elimine en mayor concentración del organismo.

Los pacientes que han tenido cáncer de próstata o tengan otro tipo de cáncer, así como los pacientes que estén en sesiones de radioterapia o quimioterapia, tienen contraindicado el uso de tamsulosina.

Si hay una condición de insuficiencia renal grave no es recomendable el uso de este medicamento.

Puede causar una inestabilidad en el organismo el uso de tamsulosina, la cual es  una molécula, que actúa como un bloqueante Alfa 1, si se esta bajo el efecto de un anestésico general, o se tiene que someter al paciente a un procedimiento quirúrgico de cualquier tipo, debemos tener cuidado porque representa un riesgo.

No se debe comenzar un tratamiento con tamsulosina si se está tomando un medicamento para la difusión eréctil.

Dosis

tamsulosina dosis

La tamsulosina está indicada en pacientes que tengan síntomas de padecer hiperplasia benigna prostática.

Por lo general viene en una presentación en forma de cápsulas duras de liberación modificada, cada caja contiene 30 cápsulas.

Por lo general la dosis es de 1 cápsula de 0.4 miligramos al día, antes o después del desayuno, esta dosis se puede aumentar a 0,8 miligramos al día, solo con la autorización del médico tratante.

Si por alguna razón el tratamiento es interrumpido por varios días, es recomendable que se vuelva a iniciar con la dosis más baja de tamsulosina, y luego aumentarla si es necesario, es decir, si el paciente no responde a la dosis inferior.

Tamsulosina y el alcohol

El consumir alcohol cuando se está bajo tratamiento es verdaderamente un riesgo, el mezclar alcohol con cualquier medicamento, puede poner en peligro la salud, incluso hasta la vida.

El cuerpo no tiene la respuesta que se espera a la acción del medicamento si se toma alcohol.

La mayoría de los fármacos se procesan en el hígado y los riñones, si se está ingiriendo alcohol este proceso se ve alterado, es sobre cargar a los órganos corporales para tener que metabolizar todas las sustancias que ingerimos y que se mezclan en el torrente sanguíneo.

tamsulosina y alcohol

Para que un medicamento sea seguro y eficaz en su propósito, debe ser ingerido exactamente como lo recetó el médico tratante, con las dosis indicadas, cada vez que se deba, cumpliendo el intervalo de horas y los días que el tratamiento que debe durar.

Si cumplimos al pie de la letra estas indicaciones, para que su efecto llegue a los órganos objetivo,  el cuerpo procesará el medicamento, y cumplirá su función en el organismo y después será  desechado del cuerpo a través de la orina.

Todo este proceso se ve interrumpido por el alcohol, los medicamentos pueden generar reacciones adversas si se consumen bebidas alcohólicas, y la mezcla puede ser mortal.

Al tomar tamsulosina, el cual es un medicamento que se indica para los tratamientos de la hiperplasia prostática benigna, tiene en su composición sustancias que pueden causar efectos secundarios como sensación de latidos cardíacos  irregulares.

Si juntamos eso con el efecto del alcohol, en el organismo se pueden presentar problemas del corazón, como taquicardias, y dificultades para respirar.

Otro efecto secundario que resultaría muy peligroso para el bienestar, y la salud del paciente al consumir alcohol con tamsulosina es el de los mareos, la pérdida de estabilidad,  cosa que puede poner al paciente en riesgo de caídas, también hace que no pueda manejar su automóvil, o simplemente caminar por si mismo.

El alcohol disminuye el campo de acción de los medicamentos, y en muchos casos, anula el efecto en su organismo, lo cual genera fallas en el seguimiento de la prescripción médica, ya que no se está cumpliendo con la dosis indicada.

En los casos donde, el consumo de el alcohol es excesivo podemos llegar a ver en el paciente un cuadro de intoxicación grave, que debe tratarse con urgencia, esto se debe a que la ingesta de alcohol desencadena reacciones en los  componentes del medicamento que no son las adecuadas.

La recomendación es esperar a terminar el tratamiento, para poder consumir alcohol, y no arriesgar la salud por mezclar las dos cosas, e ingerirlas al mismo tiempo.

Tamsulosina Hidrocloruro

La tamsulosina viene en cápsulas, y cada una de ellas  contiene gránulos recubiertos cuyo principio activo es la tamsulosina, comúnmente cada cápsula puede tener 0,4 miligramos de hidrocloruro de tamsulosina, como componente activo principal.

Los demás componentes son: celulosa microcristalina, copolímero de ácido metacrílico, acrilato de etílo, polisorbato, laurilsulfato de sodio, citrato de trietilo, talco.

El modo de administración del medicamento es vía oral, hay presentaciones que son cápsulas de liberación modificada y otros que son comprimidos de liberación prolongada, los cuales deben ingerirse enteros, no deben romperse, no triturarse, ni masticarse, solo se debe introducir la pastilla en la boca y tragarla con un poco de agua.

Este fármaco no se debe administrar a niños o adolescentes, menores de 18 años, tampoco a mujeres, es un medicamento de exclusivo uso masculino.

tamsulosina dosis

La tamsulosina hidrocloruro puede generar reacciones adversas al medicamento, como alergia a los componentes de la fórmula, principalmente hipersensibilidad al hidrocloruro de tamsulosina.

También el paciente puede presentar angioedema, que es la inflamación de la piel, mucosas y otros tejidos, inducido por alergia a un fármaco. (Ver artículo: Celestamine)

Si se tiene o se ha tenido historia clínica de hipotensión postural, condición que produce cuando la presión arterial baja súbitamente al ponerse de pie después de estar acostado o de pasar tiempo sentado, no esta recomendado el uso de este medicamento.

Es un riesgo indicar un tratamiento con tamsulosina, si el paciente padece de insuficiencia renal aguda o insuficiencia hepática, debido a los riesgos relacionados con el mal funcionamiento del órgano, esta contraindicado el uso de este medicamento en ambos casos.

El uso de este medicamento puede presentar como efecto secundario la sensación de mareo, constantes y a veces fuertes, se debe tener precaución al realizar sus labores diarias.

En cuanto a la salud sexual, la tamsulosina puede generar como efecto secundario alteraciones de la eyaculación, tales como eyaculación retardada e insuficiencia eyaculatoria, condiciones que pueden causar trastornos en la vida diaria del paciente.

tamsulosina caja

Dejar Comentario