≡ Menu

Isoflavonas: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

Descubre todo sobre el isoflavonas, una familia de sustancias que presenta una estructura semejante a los estrógenos humanos. Nota importante: Consultar con su médico antes de comenzar a ingerir cualquier alimentos que contengan esta sustancia.

Resultado de imagen para Isoflavonas

¿Qué son las isoflavonas?

Son un grupo de sustancias vegetales que forman parte de algunos alimentos como legumbres, cereales, verduras y frutas, en concreto las isoflavonas se concentran mayormente en las legumbres, el mejor ejemplo en este caso sería el trébol rojo y la soja, que se tratan de las principales fuente alimentaria, ya que 100 gramos de soja puede aportar un aproximado de 300 mg. de isoflavonas, en comparación a las otras legumbres que tienden a aportar apenas entre 5 a 10 mg, pero profundizaremos en ella mucho más adelante. (Ver Artículo: Isoconazol)

Las isoflavonas presentan actividad estrogénica y debido a que tienen una actividad muy similar a los estrógenos, estas proporcionan una serie de beneficios a la mujer cuando está pasando por el período de menopausia, en este mismo orden de ideas, las isoflavonas también pueden permitir regular el balance hormonal en la mujer, logrando prevenir la osteoporosis, así como también actuar como poderosos antioxidantes que ayudan a proteger frente a un posible desarrollo de cáncer de mama. Unas de las más importantes isoflavonas que existen son la genisteína, gliciteína y la daidzeína.

¿Se pueden obtener solo de la alimentación?

isoflavonas

Si una persona toma la decisión de aumentar la ingesta de alimentos que contienen altas cantidades de isoflavonas seguro no le va a bastar, es indudablemente necesario que se ayude con los suplementos que hoy dia comercializan para obtener las dosis adecuadas para así reducir los síntomas de algunas enfermedades como por ejemplo la menopausia, esto lo afirman varios especialistas en la materia. Según las estadísticas en España, han realizado una gran cantidad de suplementos a base de isoflavonas, pero sólo 1 de cada 10 se aprueba.

Ahora bien, muchos médicos expresan que no todas estos productos son semejantes, existen muchos que durante su promoción indican que contienen gran cantidad de isoflavonas pero lamentablemente solo un aproximado del 10% logran ser aprobados como medicamentos, es decir, solo los productos que logran entrar en este 10%, son los que logran cumplir con las exigencias del Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento. Por consiguiente, tomando en consideración las opiniones de los especialistas, las dosis adecuadas de isoflavonas están entre 40 y 80 mg al día y con un contenido mínimo de genisteína de 15 mg.

Ya puede entender un poco mejor porque siempre en nuestros artículos enunciamos la importancia de consultar a su médico especialista antes de tomar cualquier decisión importante y más si tiene que ver con la ingesta de estos complementos, así que por ninguna razón decida comenzar un tratamiento sin antes hacerle una visita al médico para que este lo pueda orientar e indicarle según su caso la mejor dosis y el más idóneo producto, hasta puede darle la posibilidad de que no necesite tomar estos suplementos.

isoflavonas

Ahora bien, uno de los aspectos más importantes en el caso de las mujeres, es conocer en qué momento comienzan a ver los resultados, sobre todo la mejoría en relación a los sofocos, luego de iniciar el tratamiento con alguno de estos suplementos. Algunos ensayos médicos nos indican que la mujer comienza a notar ciertos cambios positivos luego de mantener la ingesta constante durante aproximadamente 2 a 3 meses, esto también tomando en consideración que la persona no esté consumiendo antibióticos en conjunto al suplemento ya que la acción de los mismos sobre la flora bacteriana digestiva en ocasiones puede modificar de cierta manera la absorción de los componentes del suplemento y de esta manera reduce sus efectos, este tiempo también dirigido a las personas que no fuman, así como en el caso anterior los efectos de las isoflavonas pueden reducirse considerablemente, ya que el tabaco detiene la actividad de la enzima llamada aromatasa, que tiene un protagonismo muy importante en la biosíntesis de los estrógenos.

 ¿Qué es la soja?

La soja es considerado como un frijol muy versátil, lo cual lo podemos encontrar en una variedad de alimentos como por ejemplo: la leche de soja, la salsa de soja, el miso (pasta de soja), el tempeh (una especie de torta de soja) y el tofu. Muchas personas optan por agregar este frijol al pan, las carnes, los cereales, en cuanto a las personas que son vegetarianas tienen una gran preferencia por ella, ya que puedan utilizarla como un sustituto de la carne para preparar hamburguesas hasta sirve para preparar los famosos perros calientes.

Los alimentos que contienen soja aportan mucha proteína sobre todo para los vegetarianos como ha sido mencionado anteriormente, ya que contienen una gran parte de aminoácidos que son un tipo de nutrientes que todas personas necesitamos que mantenernos completamente sanos.

Ahora bien, todas aquellas personas que consumen carne obtienen todos y cada uno de los aminoácidos que este producto contiene. Hablando particularmente de un país como Estados Unidos, la gran mayoría de sus habitantes en la actualidad han agregado la soja en sus dietas diarias, debido a los innumerables estudios que se han realizado con referencia a la soja, donde nos indican que la gran cantidad de beneficios que aportan a la salud, entre los cuales podemos mencionar que ayuda a la disminución del colesterol y el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.isoflavonasAunque estudios realizados en el pasado fueron los que dieron como resultado que la soja estaba directamente relacionada con la reducción de los niveles del colesterol LDL, pero cuando el instituto American Heart Association (AHA, Asociación American de Cardiología) realizó el último estudio, investigando las propiedades de la soja, indicaron que la misma no mantiene un impacto directo con la salud del corazón. (ver articulo: Lovastatina).

En consecuencia, la soja tiene un beneficio real y está dentro de su contenido nutricional, considerando que esta puede sustituir sin ningún tipo de problemas otros alimentos que son menos saludables para las personas. Como lo indicamos en los párrafos anteriores, la soja es una rica fuente de proteína, y la cual está compuesta por varios nutrientes muy importantes como la fibra, vitamina B y ácidos grasos omega 3.

A estas alturas puede que se esté preguntando dónde puede conseguir la soja, pues estos alimentos, la leche de soja, las carnes, y los bocadillos se pueden encontrar sin ningún problema en cualquier supermercado y en tiendas que se dedican a vender productos especiales, como las tiendas naturistas, solo tiene que investigar en qué lugares del sector donde vive puede adquirir este esencial producto.

Cuando identifique el sitio donde pueda comprar la soja, al momento de escoger el producto, asegúrese de poder leer las etiquetas para verificar que el producto realmente sea una fuente de proteínas de soja, y una de las cosas más importantes es que sea baja en grasas saturadas y baja es colesterol y azúcar.isoflavonas¿Está interesado en adicionar la soja a su alimentación? Pues le recomendamos que lo haga, hágalo de una manera gradual, puede buscar diferentes tipos de recetas de como preparar este sustituto, es una excelente opción en la cocina para comida sanas y balanceadas, sólo recuerde que la clave de todo es gozar de una extraordinaria salud y poder disfrutar de la gran variedad de alimentos que son muy nutritivos sin necesidad que tenga que limitarse solo a un tipo.

Trébol rojo

Es una planta, su nombre trébol rojo se deriva en gran parte a sus flores, que cuentan con una gran fragancia y pueden cambiar el color blanco a un color rojo oscuro. Forma parte de la familia de las legumbres, es utilizado muy frecuentemente alrededor del mundo como una fuente de heno que se les da a los caballos, a los ganados, a las ovejas, en el caso de los seres humanos, es consumido por su alto contenido proteico que aporta muchos beneficios sobre todo en la etapa de la juventud.isoflavonasSe han realizado muchos estudios que van directamente relacionados a esta planta, todos estos estudios han demostrado que el trébol rojo está compuesto por grandes cantidades de isoflavonas, principalmente la genisteína, que es la que tiene propiedades estrogénicas pero leves.

Los beneficios que aportan los isoflavonas que se encuentran en el trébol rojo son muy semejantes a los que son aportados por  los isoflavonas que podemos encontrar en los productos de soja, es decir, que pueden reducir los síntomas que son generados por la menopausia, por otro lado, ayudan a mantener en buen estado la densidad de los huesos en mujeres menopausal y de la peri-menopausia. Hasta el día de hoy no se ha podido demostrar los efectos que tiene esta planta sobre el colesterol, en contraste con las proteínas de soja.

En este punto se estará preguntando ¿en qué otros alimentos se pueden encontrar las isoflavonas? La especialista y autora del libro»Menopausia ¡naturalmente!» afirma que hay muchos tipos de fitoestrógenos y que dejando a un lado a la soja y al trébol rojo estas sustancias, las isoflavonas se pueden encontrar en cantidades importantes en los siguientes alimentos: alfalfa, lino, granos integrales de cereales, semillas, bayas y nueces. Esta autora también afirma que las isoflavonas son las más increíbles antioxidantes, son extraordinarias para los tratamientos anti envejecimiento, específicamente la genisteína que es la más potente de todas de las isoflavonas que han sido estudiadas hasta el dia de hoy.

Propiedades de las isoflavonas

Las isoflavonas tienden a favorecer la absorción de calcio, por ende, ayudan a prevenir en gran magnitud la osteoporosis.

  • Una de las propiedades más reconocidas de las isoflavonas es que ayudan a combatir los síntomas de la menopausia, como sabemos algunos de estos síntomas son: ansiedad, sofocos, sudoración, inestabilidad emocional, dolores de cabeza, depresión, etc.
  • También ayudan a la completa absorción del calcio lo que permite combatir la osteoporosis que está directamente relacionada con la menopausia.

isoflavonas

  • Reducen los niveles del colesterol “malo”. (ver articulo: Rosuvastatina)
  • Proporciona una muy poderosa  acción antioxidante.
  • Las isoflavonas son anti cancerígenas y son ampliamente recomendadas para tratar el cáncer de próstata, así como el cáncer de mama y colon.
  • Ayudan a mejorar el sistema inmunológico.
  • Aporta muchos beneficios que pueden ayudar a reducir o eliminar la sequedad vaginal.
  • Favorecen en gran medida a la actividad cerebral.
  • Al consumirlas existe un alto porcentaje de probabilidad de prevenir y evitar la obesidad y la diabetes.
  • Son protectoras de la salud del corazón.
  • Están compuestas de minerales como el  hierro, cobre, magnesio, fósforo, potasio  y vitaminas como la B1.
  • Y no menos importante, proporcionan elasticidad e hidratación a la piel.

¿Para qué sirven?

Estudios realizados con relación a las isoflavonas han demostrado que su consumo juega un papel muy importante en la reducción de los riesgos de contraer enfermedades, ya que las isoflavonas tienen propiedades particulares que ayudan a combatir varias enfermedades. Normalmente son indicadas para ayudar en los siguientes aspectos:

Alivian los síntomas de la menopausia

En estudios muy recientes han encontrado que las isoflavonas reducen ciertos síntomas que produce la menopausia,  como la fatiga, el sudor en ciertos momentos del día, los sofocos y por supuesto los cambios de humor, así que los beneficios de las mismas van mucho más allá que disminuir los posibles riesgos del cáncer a largo plazo. Las isoflavonas también aportan muchos beneficios en cuanto al alza de la densidad ósea en las mujeres.

Algunos especialistas aseguran que la falta de isoflavonas en el cuerpo es una de las causas al tener problemas de salud menopáusicos y post-menopáusicos, muy a pesar de lo que muchos profesionales aseguran, los resultados de algunas investigaciones no son del todo consistentes, aun así las isoflavonas de la soja o el trébol se consideran muy beneficiosas para calmar los síntomas de la menopausia.

Específicamente en el año 2004 se realizó un estudio belga por Test Aankoop, esta investigación se basó en las prescripciones por parte de los médicos a las mujeres que están pasando por la etapa de la menopausia, los resultaron sorprendieron, porque el 44% de los profesionales les indicó a sus pacientes el consumo de las isoflavonas en comparación a un 22% que prescribieron tratamientos hormonales.

Reducen el riesgo de enfermedades de corazón

Pues, si las isoflavonas tienen la capacidad de disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares a través de varias acciones, el primer lugar las mismas pueden inhibir el crecimiento de las células que ocasionan la formación de las placas que son las que obstruyen las arterias, dichas arterias en oportunidades tienden a producir coágulos de sangre, donde las probabilidades de sufrir un ataque al corazón son muy altos.

Con respecto a este tema, también se han realizado varios estudios, en total se han hecho 38, donde incluyen investigaciones relacionadas con la soja y las enfermedades del corazón y en definitiva estos resultados dan por sentado que las isoflavonas son suficientemente capaces de mejorar considerablemente los niveles del colesterol.isoflavonas

Protegen contra los problemas de la próstata

Los beneficios no son solo para las mujeres. En el momento en que el hombre comienza a ingerir los alimentos que son ricos en isoflavonas, comienza el proceso de protección contra el agrandamiento de la glándula prostática. Varios estudios al respecto han demostrado que las isoflavonas ayudan a desacelerar el crecimiento de cáncer de la próstata, así como también ayuda a eliminar las células de este cáncer, se dice que estas sustancias pueden actúan de una manera muy similar a muchas drogas que son indicadas para combatir el cáncer.isoflavonas

Mejorar la salud ósea

Las isoflavonas también contribuyen a tener una excelente salud ósea, es decir, que previene la osteoporosis. Muchas personas aseguran que esta es la razón por la cual las personas oriundas de China y Japón muy extrañamente padecen de esta enfermedad, aunque estas personas no consuman productos lácteos, ahora bien, en Europa y Norteamérica está sucediendo todo lo contrario. Existe evidencia sólida que demuestra que las isoflavonas también colaboran en la formación de huesos nuevos y aunque hay estudios que no son concluyentes, aun no tienen resultados consistentes, hay una evidencia poco probada que el genistein ayudan a prevenir la osteoporosis.isoflavonas

Acción anti tumoral y anti cancerígena

Las isoflavonas siempre están en constante competencia con los estrógenos que son producidos por el cuerpo o los que son ingeridos, las isoflavonas siempre están activan intentando que los receptores de estrógenos no se activen para así reducir las probabilidades de que se pueda desarrollar algún tipo de cáncer que esté relacionado con las hormonas. Además de lo descrito anteriormente, las isoflavonas intervienen en el proceso de formación de nuevos vasos sanguíneos, los que indicados para que creen tumores.

Interviniendo en este proceso, las isoflavonas dejan a los tumores sin ningún tipo de fuente de alimentación, realmente ellas evitan que los tumores puedan crecer y crea un ambiente propicio para que el organismo los elimine. Ahora bien, la genisteína en la actualidad ha dejado demostrado que tiene un efecto positivo en la célula del cáncer de próstata. Como ya se mencionó, las isoflavonas tienen un accionar muy parecido a las drogas que se utilizan para el tratamiento contra el cáncer.

Hay muchos estudios relacionados en la extraordinaria y poderosa unión entre la ingesta de las isoflavonas y la disminución del riesgo de cáncer de mama y del cáncer endometrial, las mujeres que durante este estudio mantuvieron una alimentación con productos de sojas y otros alimentos ricos en isoflavonas lograron reducir el riesgo de cáncer endometrial en un 54%.

Contraindicaciones de las isoflavonas

Entre sus principales contra indicaciones se encuentran:

isoflavonas

  • En las personas que tengan hipersensibilidad o reacciones alérgicas a alguno de sus componentes o principios activos, o que sean alérgicos a la soja.
  • Las personas que padecen de hipotiroidismo no se recomiendan que las consuman ya que si lo hacen existe una alta posibilidad de que se genere una acción antitiroidea.
  • Su contenido en fitoestrógenos puede intervenir eliminando el efecto de los medicamentos que se suministran contra el cáncer de mama. La causa es la interacción entre la soja y el tamoxifeno. Las isoflavonas pueden anular la acción del tamoxifeno y su efectividad contra el cáncer.
  • Las isoflavonas pueden generar ciertos problemas gastrointestinales como por ejemplo gases o flatulencias.
  • Se puede observar en mujeres jóvenes que las isoflavonas pueden producir alteraciones en la menstruación.

Efectos adversos de las isoflavonas

En la actualidad los efectos secundarios que puedan producir el consumo de las isoflavonas no han sido estudiados como debe ser más que todo en el occidente, porque en el Oriente consideran que los efectos son prácticamente nulos, pero si se han registrado una serie de efectos adverso que deben tenerse en cuenta:

  • Se considera que produce alteraciones del ciclo menstrual, especialmente en mujeres jóvenes.
  • Cuando las isoflavonas son consumidas por niños pequeños, tienden a sensibilizar mucho más los posibles efectos secundarios.
  • En ocasiones pueden producir pérdida de yodo y potenciar la aparición de hipotiroidismo
  • Tienden a interferir en la absorción de hierro y zinc, minerales imprescindibles
  • Pueden producir una reducción considerable de los receptores hepáticos de la insulina, esta parte es muy importante para las personas que son insulino dependiente.

Suplementos de isoflavonas en mujeres con cáncer

Según varias investigaciones que se han realizado con relación a este tema, los resultados han indicado que es mucho mejor recomendarle a las pacientes que hayan sufrido de cáncer de mama no tomar estos suplementos de isoflavonas, muchos especialistas reconocen que la soja cuando se consume para fines terapéuticos tiene un cierto conflicto en el organismo de las mujeres que hayan padecido esta enfermedad, ya que las isoflavonas actúan en el receptor de estrógenos, es decir que los suplementos de isoflavonas deben estar contraindicados en tumores estrógeno dependientes.

En definitiva, muchos expertos recomiendan que por favor sean prudentes a la hora de recetar este tipo de medicamentos, aunque es bien sabido que en este tema hay pocas evidencias y por supuesto se necesitan muchos más estudios antes de indicarle este tipo de tratamientos a las mujeres, sin importar que mantengan un tratamiento activo o no con tamoxifeno, que es el fármaco que frecuentemente suele ser prescrito luego de realizar la cirugía de mama.isoflavonas

¿Sirve de algo tomar isoflavonas desde joven?

Muchas mujeres hoy dia que oscilan entre 35 a 40 años aproximadamente, han comenzado el tratamiento con estos suplementos, también han adicionado en su dieta balanceada los alimentos que son ricos en isoflavonas y que hemos mencionado a lo largo de este articulo, todo esto para prevenir los síntomas que son causados por la menopausia.

Muchos expertos afirman que todos estos hábitos se han adquirido después de observar y analizar a las mujeres orientales, específicamente a las mujeres japonesas, que son las más grandes consumidoras de este producto como lo es la soja y que según las estadísticas son las que menos presentan el síntoma de sofocamiento en la etapa de la menopausia.

Ahora bien, en el caso de las mujeres orientales, existe una particularidad, este producto lo han consumido generaciones tras generaciones, ellas consumen la soja durante toda su vida, mantienen una dieta habitual rica en soja en sus embarazos, desde que se encuentran en el vientre de sus madres están consumiendo la soja.

Para muchos otros especialistas, intervienen otros factores, como por ejemplo: en que vivimos en una sociedad que le rinde mucha pleitesía a la juventud y a la belleza eterna, esta manera de comportarse influye enormemente en la capacidad de aceptación de la menopausia y los problemas que acarreó, es decir, que un gran porcentaje de mujeres a nivel mundial ve de manera muy equivocada esta situación, piensan que en esta etapa se va la femineidad y que es el principio de la vejez, en comparación a la mujeres orientales, que nada de esto se ve plasmado, es solo una etapa de la vida normal que hay que afrontar.

Isoflavonas en el embarazo y lactancia

Las mujeres que suelen consumir alimentos de soja, o que sean ricos en isoflavonas durante el periodo de gestación pueden llevar un embarazo a su término sin ningún tipo de complicaciones, seguido de un periodo de lactancia completamente normal. Muchas mujeres han consumido estos alimentos antes del embarazo, durante y después del embarazo y no han tenido ningún tipo de efectos secundarios, específicamente sobre el desarrollo del bebé o en el comportamiento productivo luego de salir de este periodo.

Es válido tomar en consideración, que actualmente no hay ningún tipo de evidencias que puedan indicar que estos alimentos a base de soja y otros sean riesgosos para las mujeres cuando se encuentran en estos periodos críticos, como lo descrito anteriormente, la población asiática lo ha consumido desde hace cientos de años y hasta el dia de hoy no se ha evidencias de efectos teratogénicos. (Ver Artículo: Ácido láctico)

isoflavonas

Durante algún tiempo, existió un indicio de que las isoflavonas suprimían la tiroperoxidasa induciendo al bocio, con lo cual se realizó un estudio clínico en Shenyang, China donde principalmente se enfocaron en los efectos que pudiera producir el consumo de soja en  la función tiroidea materna y en la producción de anticuerpos durante el embarazo, afortunadamente este estudio dio como resultado que no existía ningún tipo de relación entre los niveles de isoflavonas en orina y suero TSH o T4L, es decir, que el consumo de soja durante el periodo de gestación, no esta directamente asociados con el desarrollo de la disfunción de la tiroides o la autoinmunidad.

Dejar Comentario