Valganciclovir: Para qué sirve, nombre comercial, indicaciones y más

Existen diversos medicamentos que sirven para tratar la retinitis producida por el citomegalovirus, una afección que es principalmente común en las personas que padecen del síndrome de inmunodeficiencia adquirido (SIDA), entre los cuales se encuentra el valganciclovir.

En este artículo se tocarán los temas más relevantes respecto a este medicamento, así como también algunos factores a tomar en cuenta por las personas que padezcan de la retinitis por el citomegalovirus. (Ver artículo: imipenem)

¿Qué es?

El valganciclovir, es un profármaco que se encarga de inhibir la proliferación y desarrollo del ADN de las distintas bacterias que provienen de los herpes y que causan, a su vez, la creación de enfermedades infecciosas como la retinitis por el citomegalovirus.

Es importante resaltar, que este medicamento está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and DrugAdministration, FDA por sus siglas en inglés), para controlar la proliferación de la retinitis formada por el citomegalovirus en adultos que padezcan de VIH.

¿Para qué sirve el valganciclovir?

Como se mencionó anteriormente, el valganciclovir es un medicamento que se utiliza para frenar el crecimiento desmesurado  del citomegalovirus, el cual es un virus del herpes que es capaz de infectar muchas partes del cuerpo, teniendo como especial objetivo las mucosas.

Este virus es sumamente delicado y puede crear serios problemas de salud, sobre todo en las personas que están infectadas por el virus de inmunodeficiencia humana, pues son éstas las que tienen el sistema inmune debilitado y, por lo tanto, propenso a contraer fácilmente las infecciones. (Ver artículo: cidofovir)

En este sentido, el citomegalovirus busca desarrollarse después del primer mes de su nacimiento en el organismo, y por su rápido crecimiento debe ser monitoreado exhaustivamente. El siguiente video explica detalladamente los alcances de este agente:

A pesar de que puede causar diversos problemas infecciosos en los pulmones, en el tracto gastrointestinal y en el cerebro, la presencia de este virus en los ojos puede acarrear graves consecuencias, entre las que puede destacar la aparición de la retinitis.

Esta enfermedad se caracteriza por hacer que la retina se inflame de manera exagerada, haciendo que la visión se nuble y se produzca una pérdida de la visión periférica, es decir, la persona solo podrá observar óptimamente los objetos que se encuentren en el centro del campo visual.

Es en este caso que el valganciclovir actúa como freno para que no avance la retinitis causada por el citomegalovirus, además de prevenir la afección en las personas que tienen SIDA.

Asimismo, otras de las funciones de este fármaco es también prevenir la formación de enfermedades producto del citomegalovirus pero que afectan distintos organismos, sobre todo en aquellas personas que han recibido recientemente trasplantes de riñón, corazón o páncreas, pues a través de las cirugías es fácil contraer infecciones.

Otra de las funciones del antivírico valganciclovir, consiste en fungir como bloqueador para que la infección causada por el citomegalovirus no se expanda a otras áreas del cuerpo, lo que representa un gran punto a favor de este fármaco que médicos pueden usar para evitar el riesgo de una propagación infecciosa, que pueda comprometer la salud de los otros órganos. (Ver articulo: moxifloxacino)

Cabe destacar, que el valganciclovir pertenece a la familia de los medicamentos llamados antivíricos, los cuales se encargan, como ya se ha evidenciado, de controlar las infecciones y enfermedades causadas por virus de gravedad.

Nombre comercial

El valganciclovir es el título del principal componente de este medicamento, es decir, es el nombre genérico, el cual varía alrededor del mundo dependiendo de la empresa que lo fabrique; no obstante, el más conocido de ellos es el de Valcyte.

Este medicamento viene en la presentación de cápsulas orales de 450 mg y en polvo para solución oral de 50 mg/ ml.

valganciclovir

Indicaciones

Para saber cómo se va a administrar este medicamento, es necesario que el paciente lea el folleto que viene en el interior del envase. Sin embargo, existen ciertas indicaciones estándares que serán explicadas a continuación.

Por su alto contenido químico, es recomendable que el valganciclovir sea ingerido acompañado por comidas 1 o 2 veces al día, dependiendo de lo que indique el médico, claro está. La razón por la que se recomienda que el medicamento vaya junto a los alimentos es porque así el organismo no recibirá un impacto tan fuerte cuando lo consuma.

Si se trata del valganciclovir en la presentación de tabletas orales, es importante que éstas no se partan ni se diluyan con ninguna bebida, pues perdería parte de sus componentes y, por ende, de sus efectos.

Ahora bien, en el caso de la solución líquida, es necesario que el polvo sea unido con agua purificada y se bata hasta que no queden grumos ni ningún tipo de concentrado del medicamento.

Por otro lado, es importante que no se tenga contacto directo en la piel con este medicamento, bien sea mediante pastillas trituradas o por la solución liquida, y esto es debido a que los componentes pueden crear reacciones alérgicas en los afectados.

Este punto es importante sobre todo respecto a las mucosas, cuyo polvo ni líquido deben entrar, así como tampoco en heridas abiertas. En caso de que esto pasé, es importante que la persona enjuague con suficiente agua la parte afectada hasta asegurarse de que no quedó ningún tipo de residuos del fármaco.

Es importante destacar, de esta manera, que los efectos del valganciclovir son más potentes cuando se recibe una dosis constante del mismo en el cuerpo humano, por lo que se recomienda que los intervalos de tiempo sean por la misma cantidad de horas, es decir, que el medicamento sea administrado en horarios similares todos los días.

Otra indicación que debe ser resaltada es que no se debe modificar la cantidad de la dosis del medicamento sin consentimiento del médico tratante, pues esto podría traer complicaciones indeseadas que pueden afectar seriamente la salud del paciente. (Ver artículo: netilmicina)

Efectos secundarios del valganciclovir

Como todo fármaco, el valganciclovir puede acarrear efectos secundarios si el organismo rechaza alguno de los componentes del mismo. Por esta razón, resulta importante que se conozcan cuáles son algunos de ellos para que se le participe al médico tratante en caso de que aparezcan.

  • Diarrea: Algunos de los componentes del valganciclovir pueden crear reacciones adversas en el tracto gastrointestinal, lo que puede acarrear alteraciones en el proceso de evacuación del paciente.
  • Vómitos: En el marco de lo anteriormente explicado, los vómitos también forman parte de los malestares que puede causar el valganciclovir en el sistema gastrointestinal. Esta reacción adversa en específico debe ser monitoreada con cuidado para prevenir una posible deshidratación.
  • Sed: Es posible que uno de los efectos secundarios del valganciclovir, se manifiestan a través de las ganas recurrentes de tomar agua, las cuales no desaparecen aun cuando la persona ya ha ingerido suficiente líquido.
  • Pérdida del apetito: Alguno de los componentes del valganciclovir pueden mermar el deseo de comer en los pacientes, que están recibiendo este tratamiento, lo que es delicado y, por lo tanto, necesita constante vigilancia para evitar el desarrollo de una potencial anemia.
  • Hinchazón en las piernas: Este efecto secundario es uno de los más molestos para los pacientes que padecen infecciones causadas por el citomegalovirus, pues puede ocasionar una dificultad para cumplir con sus rutinas diarias y también con su caminar.

Todos estos síntomas mencionados forman parte de los efectos secundarios de menor intensidad que puede ocasionar el valganciclovir; no obstante, existe otra serie de malestares que pueden ser perjudiciales para la salud.

Los que se nombrarán a continuación son poco comunes, pero esto no quiere decir que se hayan registrado datos con éstos.

  • Orinar en poca cantidad: Es posible que la cantidad de orina se vea disminuida con el uso del valganciclovir.
  • Dificultad para respirar: Algunos de los componentes del valganciclovir pueden acarrear consecuencias graves, entre las que destaca la dificultad para respirar que puede conllevar, a su vez, a un peligroso desenlace.
  • Piel pálida: El cambio de color de la piel es uno de los síntomas más alarmantes, pues a través de esto se manifiesta un grave problema interno que puede estar ocurriendo en el organismo del paciente afectado.
  • Cambios en la visión: La aparición de figuras borrosas, sensibilidad a la luz o molestias cuando la persona se queda mirando a un punto fijo son otras de las características que indican que algo anda mal con el funcionamiento de la vista, lo que representa una de las consecuencias más graves que puede ocasionar el valganciclovir.
  • Fiebre, escalofríos y tos: Estos síntomas van enmarcados en lo que se reconoce como malestar general; no obstante, la duración y la intensidad de los mismos puede causar daños a la salud de la persona afectada.

Todos estos síntomas mencionados, forman parte de aquellos efectos secundarios que pueden crear graves problemas a la salud del paciente, los cuales se suman con las afecciones propias de la enfermedad que se está tratando y que, si no se tratan con tiempo, pueden ser sumamente perjudiciales para la salud.

Es necesario, entonces, que cuando el paciente observe algún comportamiento indebido del organismo y vea que los síntomas perduran consulten a su médico tratante inmediatamente.

Dosis

Las dosis de este medicamento deberán ser determinadas por el médico especialista, quien después de estudiar las afecciones del paciente y la gravedad de las mismas, podrá indicar cuál es la cantidad necesaria para que éstas actúen de la manera adecuada.

No obstante, existen ciertas medidas estándares que pueden ayudar a que el especialista tenga una guía respecto a las dosis. A continuación se mostrarán algunas de ellas.

Prevención de enfermedades producidas por CMV en trasplantes de órganos

Como se ha mencionado anteriormente, el valganciclovir también es recetado para prevenir enfermedades en pacientes que han tenido trasplantes de órganos recientemente. En estos casos, las dosis recomendadas en

  • Adultos: 900 mg cada 24 horas.

Dosis pediátrica

  • Pacientes pediátricos: Para los niños dependerá de los niveles de creatinina encontrados, los cuales serán determinados de acuerdo a los exámenes especiales que recomiende el especialista. En el caso de los infantes, las dosis deberán ser observadas con sumo cuidado.

Para calcular cuál es la dosis indicada para los niños (en caso de que sea estrictamente necesario el uso de este medicamento en ellos), se puede utilizar la siguiente fórmula matemática:

Dosis (mg)=7 x superficie corporal (m2 ) x aclaramiento de creatinina.

Tratamiento de inducción de la retinitis por el CMV

De igual manera, ya es sabido que el otro uso clínico del valganciclovir está orientado a frenar la reproducción del citomegalovirus y la propagación del mismo a otras partes del cuerpo. Siendo la retinitis la enfermedad más común causada por el mencionado virus, se hace un tratamiento de inducción que consta de las siguientes dosis

  • Adultos: 900 mg cada 12 horas durante, aproximadamente, 21 días.

Tratamiento de la retinitis por el CMV o por lesiones oculares inactivas

Es posible que, en algunos casos, se tenga que usar por mayor cantidad de tiempo el tratamiento de valganciclovir para mantener o mejorar los niveles de infección provocados por la retinitis del CMV, así como también de otras lesiones oculares que están inactivas pero que corren el riesgo de activar. En este contexto, la dosis sería así

  • Adultos: 900 mg por cada 24 horas durante el tiempo que el médico tratante considere necesario.

Cabe destacar, como se explicó al principio de este apartado, que las dosis exactas serán determinadas por el médico encargado de controlar la o las infecciones para las cuales se ha recetado el valganciclovir.

De esta manera, las cantidades antes mencionadas solo forman parte de una guía estándar, por lo que no toma en cuenta los contextos individuales de cada paciente ni la gravedad de las afecciones.

Sobredosis

En todo tratamiento con medicamentos de componentes fuertes, existe la posibilidad de que ocurra una sobredosis. En el caso del valganciclovir, las consecuencias de una sobredosis son fatales, pues se han registrado casos donde el fin último es la muerte.

En ensayos clínicos y durante la comercialización del producto se registraron una serie de reacciones adversas como consecuencia del abuso de la cantidad administrada del valganciclovir, sobre todo por vía intravenosa. Algunas de ellas son:

  • Toxicidad renal: Como ya se ha venido mencionando a lo largo de este artículo, el medicamento valganciclovir tiene especial incidencia en la formación de problemas en el sistema renal.
  • Toxicidad hepática: El abuso de las dosis del valganciclovir puede traer como consecuencia la aparición de hepatitis y de trastornos de la función hepática, cuyos efectos pueden llegar a ser irreversibles.
  • Toxicidad gastrointestinal: La diarrea, los vómitos y las náuseas pueden ser indicio de que el paciente sobrepasó los límites de la dosis recomendada por su médico tratante.
  • Neurotoxicidad: Este síntoma de sobredosis es uno de los más peligrosos, pues produce temblor generalizado y convulsiones, las cuales pueden llegar  a  afectar el sistema nervioso central del paciente.

En todos estos casos, el paciente debe suspender inmediatamente el uso del valganciclovir y debe consultar lo más pronto posible a su médico tratante, quien determinará cuáles son los pasos a seguir para reducir los niveles de toxicidad presentes en el cuerpo por la sobredosis.

Cabe destacar que la hidratación y la hemodiálisis, pueden ser beneficiosos para aumentar los niveles plasmáticos de las personas que han recibido una sobredosis del mencionado fármaco.

Precauciones

Antes de que el médico prescriba algún tratamiento con el valganciclovir y de que el paciente lo consuma, es necesario que ambas partes tomen en cuenta una serie de recomendaciones que evitarán que se genere un problema mayor en el organismo de la persona.

  • Los pacientes geriátricos deben tener especial cuidado en la administración de este medicamento, puesto que las dosis altas pueden significar un impacto para sus organismos.

Es necesario que el médico evalúe las condiciones del paciente antes de prescribir valganciclovir, así como también busque otras opciones que tengan el mismo efecto contra la enfermedad, pero cuyos componentes no sean tan fuertes.

  • En mujeres embarazadas, el valganciclovir pertenece a la familia de los fármacos de riesgo tipo C, lo que significa que no debería ser consumido por mujeres en estado de gravidez.

Además, es importante explicar que el valganciclovir es parte de los llamados profármacos, lo que significa que está inactivo, pero, una vez consumido, se convierte en un fármaco activo de nombre en ganciclovir, cuyos componentes contienen altos niveles de toxicidad que podrían afectar tanto al feto como a la madre.

  • Es importante que el paciente le explique al médico si tiene alguna alergia al valganciclovir o al ganciclovir, por lo que deberá pedir al farmacéutica la lista de los ingredientes que componen al mencionado medicamento para, posteriormente, asegurarse mediante estudios médicos que no existe ningún tipo de riesgo con el consumo de ellos.
  • Las mujeres que se encuentran en periodo de lactancia deben indicar esto al médico que esté tratando su afección, esto debido a que no existen pruebas médicas que demuestren que el valganciclovir es seguro para los lactantes.

Asimismo, no se tiene un conocimiento exacto de si los componentes de este fármaco se excretan o no por la leche materna, pero estudios en animales han determinado que este medicamento puede producir granulocitopenia, trombocitopenia y anemia, lo que puede producir reacciones adversas graves para los infantes.

En este sentido, es sumamente importante que el médico estudie el caso para determinar si es indispensable o no el consumo de este fármaco en este contexto.

  • En este mismo orden de ideas, y como este medicamento se prescribe para personas que han sido infectadas con SIDA, lo mejor será que la madre interrumpa la lactancia, además de hacer esto porque no es recomendable que las mujeres infectadas con VIH amamanten a sus hijos, evitando así el riesgo de una posible transmisión postnatal.
  • En el caso de los hombres en edad fértil, es importante que conozcan que el consumo de valganciclovir puede inhibir el proceso de espermatogénesis, lo que puede traer como consecuencia una disminución considerable en la producción de los espermatozoides y, por ende, se puede afectar seriamente la fertilidad.

Por esta razón se recomienda que el médico converse con el paciente sobre las posibles soluciones para evitar el máximo posible los daños.

  • El consumo de valganciclovir para pacientes menores de 18 años no está recomendado, aun así, podría ser prescrito solo  a través de la solución oral. En estos casos, es importante que el médico tratante tome en cuenta los niveles del organismo y su funcionamiento, pues así podrá determinar si puede soportar los componentes del mencionado medicamento.
  • Los pacientes que sufran de insuficiencia renal aguda no deberían consumir el valganciclovir, esto debido a que entre sus componentes se encuentra el ácido benzoico que se asocia directamente a altos niveles de toxicidad.

Es importante que la persona afectada le explique a su médico lo que padece, pues así éste podrá determinar qué otro medicamento prescribir que no afecte de ninguna manera su estado de salud ni empeora la enfermedad de raíz, en este caso, la insuficiencia renal.

  • No se recomienda que los niños menores de 18 años ingieran este medicamento, aun así no está prohibido. Lo mejor será que lo consuman por solución oral, pero bajo la estricta vigilancia del médico tratante, esto debido a que os componentes del valganciclovir pueden ser no tolerados por los infantes.
  • Asimismo, los pacientes que inicien el tratamiento con un estado agudo de deshidratación deberán ser monitoreados constantemente por el médico tratante, sobre todo en el funcionamiento del sistema renal.

Es importante que se tome en cuenta esta precaución también en aquellas personas que reciban otros tratamientos con fármacos nefrotóxicos, pues estos también pueden ayudar a la aparición de insuficiencia renal aguda.

  • Por su parte y en cuanto a los pacientes que han recibido trasplantes hepáticos, el uso del valganciclovir aún no queda claro e, incluso, es bastante polémico.

No obstante, diversos estudios clínicos han arrojado como resultado que existe una alta incidencia de enfermedades por el citomegalovirus, en las personas que han sido receptoras de un órgano nuevo, pero, aun así, no se ha descartado el uso de este fármaco en estos casos.

  • Es importante, de la misma manera, que el paciente evite manejar vehículos particulares y maquinarias pesadas en el tiempo donde consume el valganciclovir, esto debido a que el medicamento puede causar mareos o somnolencia que pueden ser sumamente peligrosos para la persona que va al frente del volante.

Por esta razón, lo mejor será ingerir el fármaco antes de dormir o en algún momento del día que no implique que el paciente tenga que conducir.

Estas son algunas de las precauciones que se deben tomar en cuenta antes, durante y después del tratamiento del valganciclovir para evitar, de esta manera, algún tipo de complicación en el periodo de tiempo que se ha administrado.

Interacciones

Es posible que al momento de ingerir valganciclovir, el paciente esté en tratamiento con otros medicamentos. Por esta razón, es importante que conozca las interacciones farmacológicas del mencionado antivírico y cómo actúa en conjunto con otros fármacos, para así determinar si es posible suministrarse en paralelo con ellos o, por el contrario, se debe dejar de consumir alguno.

  • Didanosina: La didanosina es el segundo fármaco que fue aprobado mundialmente para tratar la infección del VIH. Diversos estudios médicos han determinado que el uso de este fármaco junto al valganciclovir administrado por vía intravenosa ocasiona que los niveles plasmáticos del primero medicamento nombrado aumenten considerablemente.

En este sentido, la concentración plasmática de la didanosina varía entre el 38 y el 67% en presencia del valganciclovir, lo que requiere de una vigilancia exhaustiva y constante por parte del médico tratante para evitar alguna alteración en el sistema de la persona que está en tratamiento.

  • Probenecid: El probenecid es un medicamento creado para que los niveles de ácido úrico a través de la orina. Este fármaco utilizado junto al valganciclovir por vía oral, disminuyó el aclaramiento de los componentes de este último en aproximadamente un 20 por ciento.

Esto significa que la relación de ambos medicamentos es compatible en la competición con la secreción tubular renal, lo que a su vez precisa de una vigilancia médica de cerca para poder detectar a tiempo un posible indicio de toxicidad de algunos de los dos fármacos.

  • Otros antirretrovirales: No existen estudios médicos que determinen alguna incidencia de otros antirretrovirales, en las funciones y los efectos del valganciclovir, por lo tanto no se esperan interacciones adversas farmacocinéticas con inhibidores de virus.

  • Imipenem-cilastatina: La aplicación paralela de valganciclovir con el imipenem- cilastatina, han dejado como resultado algunos casos de pacientes con convulsiones y demás reacciones adversas, que pueden comprometer seriamente el estado de salud del paciente.

Por esta razón, no se recomienda el uso de estos medicamentos al mismo tiempo; no obstante, el médico tratante podrá determinar una posible excepción si los beneficios de los fármacos en paralelo superan los riesgos para el paciente que recibe el tratamiento.

  • Zidovudina: este medicamento pertenece a la familia de antirretrovirales, además de ser el primero aprobado para su administración en pacientes con SIDA.

Ahora bien, en cuanto a su aplicación en paralelo con el valganciclovir, ésta debe ser estrictamente vigilada por el médico tratante ya que ambos fármacos tienen entre sus reacciones adversas la aparición de neutropenia y anemia.

Dicho esto,  es importante destacar que existen pacientes que sí toleran el tratamiento, pero la mayoría no puede hacerlo con las dosis completas. Por esta razón, el médico deberá determinar cuáles serán las dosis de ambos medicamentos que no pongan en riesgo la salud del paciente.

Para finalizar, es oportuno dejar este vídeo que explica el proceso del VIH y la función de los antirretrovirales:

(Visited 76 times, 1 visits today)