≡ Menu




Verapamilo: Qué es, para qué sirve, mecanismo de acción y más.

Siendo indicado especialmente para la hipertensión, el verapamilo es uno de los medicamentos más recomendables; sin embargo, actualmente se le atribuyen otros usos. NOTA IMPORTANTE: Consulte a su médico antes de administrar este medicamento.

¿Qué es el verapamilo?

Administrado a través de la vía oral o intravenosa, el verapamilo es conocido por ser un bloqueador de los canales de calcio (estos bloqueadores también pueden ser conocidos bajo el nombre de antagonistas del calcio). Sin embargo, también ha sido utilizado como un vasodilatador, siendo su función la de relajar los músculos que controlan el tono muscular de los vasos sanguíneos y, por ende, el flujo sanguíneo.

También cabe destacar que este medicamento a sido clasificado como un antiarrítmico del tipo IV, permitiendo así que el cuerpo vuelva a tomar dominio adrenérgico (referido a la adrenalina o epinefrina) de la frecuencia y constricción (disminución) cardíaca.

¿Para qué sirve?

Es un medicamento conocido especialmente por ser indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial.

Sin embargo, también es utilizado para los tratamientos de:

  • Angina de pecho: usualmente, cuando sentimos algún dolor o presión en el pecho, inmediatamente lo catalogamos como «dolor de pecho», sin embargo, no todos los dolores de pecho son meramente eso (de igual forma, no todos los dolores o presiones que podamos sentir en el pecho son necesariamente angina de pecho). Ésta dolencia aparece cuando no existe suficiente inyección sanguínea al corazón y, por consecuente, no le llega el oxigeno necesario.
  • Taquiarritmias o taquicardias supraventriculares: ésta es una de las alteraciones que se pueden presentar en el ritmo cardíaco, se caracteriza por una frecuencia cardíaca acelerada. De forma normal, la frecuencia cardíaca debería estar alrededor de los 70 latidos por minuto, en cambio, cuando se ésta en presencia de taquicardias, la frecuencia cardíaca escala, en un aproximado, desde 175 a 250 latidos por minuto. 
  • Este fármaco también puede ser útil en el tratamiento de la hipertrofia del ventrículo izquierdo: ésta condición resulta de la inflamación o engrosamiento de las paredes del músculo cardíaco (corazón). Usualmente, esto es consecuencia de una hipertensión arterial debido a que, al durar muchos años con ésta enfermedad, el corazón debe «engordar» para poder tener la fuerza suficiente para generar los bombeos necesarios de la sangre.
  • De este fármaco también podemos decir que se ha comprobado su colaboración en la reducción del porcentaje de infartos: aunque generalmente asociamos el infarto con ataques al corazón, debemos tomar en cuenta que no son más que la muerte de un tejido debido a la falta de oxigeno que generó la ausencia de inyección de la sangre que debiera ser necesaria; por lo tanto, los infartos también pueden presentarse en el cerebro (mejor conocido como accidente vascular encefálico), intestino o riñón.

Ahora bien, ya sabemos que el verapamilo es un medicamento de especialidad cardiovascular por excelencia, sin embargo, su acción no termina allí, pues también ha sido utilizado en la administración de tratamientos para controlar las manías y las migrañas.

Nombres comerciales y presentaciones

Conseguir el verapamilo en las farmacias en su forma genérica es la más usual, sin embargo, dependiendo de cada país, podemos conseguir otras presentaciones de este fármaco, algunas suelen combinar otros componentes, sin embargo, todas tienen como principio activo el verapamilo. Alguno de los nombres son:

  • Veral de 80 mg, 30 comprimidos. También existe este fármaco en su fórmula de acción prolongada llamada Veral Retard de 120 y 240 mg. En cuanto a solución inyectable, lo podemos conseguir con el nombre de VERAPAMILO LAFEDAR 5 mg/ml, ampollas con 1 ml.
  • La fórmula de liberación prolongada hace el fármaco dure más tiempo en el organismo. Podemos conseguir Verapamilo Genfar de liberación prolongada, así como también en su formulación normal. Ambas suelen estar presentadas en tabletas y comprimidos de 80 mg o 240 mg.
    verapamilo
  • El mercado nos brinda el verapamilo bajo el nombre de Cardiolen de 20 cápsulas, ya sea en su presentación de 80 mg o 120 mg.
  • En Ecuador podemos conseguir Librapamil de 80 mg, con un contenido de 20 tabletas; así como también Librapamil de 240mg, igual con 20 tabletas pero con su formulación de liberación prolongada.
  • En Estados Unidos existe, entre otros, bajo el nombre de Calan en formulación normal y de liberación prolongada, ambas con presentaciones de 40mg, 80mg, 120mg, 180mg y 240mg, con un contenido de incluso 100 tabletas.
  • En algunos otros países, conseguimos en las farmacias las presentaciones de 80mg y 120mg de 20 comprimidos, bajo el nombre de Coridamol, en su formulación normal y de liberación prolongada. 
  • En las farmacias venezolanas, podemos conseguir verapamilo bajo el nombre de Veracor, ya sea en su presentación de 40mg, conteniendo 30 grageas, o las presentaciones de 80mg, con 20 grageas.
  • También existen en el mercado la presentación de solución inyectables y ampollas, las cuales no solo se aplican por vía intravenosa sino que también podemos conseguir las soluciones oftálmicas que se colocan directamente en el ojo para ayudar a controlar la presión ocular.

Mecanismo de acción

Al igual que otros antihipertensivos, el verapamilo retrae la entrada de calcio a las células mediante los canales, especialmente el canal L, que es conocido también por ser el canal lento, localizando su mecanismo de acción en el miocardio, nodo auriculoventricular y células del músculo liso vascular; actúa sin afectar los canales de sodio.

El verapamilo interfiere en el interior de las células, liberando y reduciendo el nivel del calcio que se acumula en el retículo sarcoplasmático, de ésta forma afecta el mecanismo retráctil de los tejidos del corazón, lo que produce la vasodilatación.

La vasodilatación es lo que en general se conoce como el incremento del diámetro interno entre, las arterias y las venas, lo cual permite que aumente el flujo de la sangre entre ellas. De igual forma, se ha llegado a creer que el hecho de contraerse los vasos sanguíneos del cerebro, es el responsable de que el verapamilo tenga efectos positivos en el tratamiento contra la migraña.

Farmacocinética del verapamilo

Es una rama de la farmacología, la cual se encarga de estudiar todos aquellos procesos por los cuales se somete determinado medicamento mientras hace su recorrido por el organismo.

De acuerdo con lo anterior, podemos decir que verapamilo, al ser administrado por la vía oral o la intravenosa (siendo éstas las las vías más comunes), se llega a absorber de una forma muy rápida; a pesar de que su metabolismo experimenta un proceso más lento y extenso en este primer paso, lo que vendría haciendo que su biodisponibilidad en el organismo sea solo de, aproximadamente, menos del 40%.

También es importante mencionar que la comida reduce la biodisponibilidad de aquellas presentaciones de verapamilo cuya formulación es de liberación prolongada, en comparación a sus presentaciones convencionales, las cuales no se ven afectadas por la alimentación del consumidor.

En cuanto a la semivida de eliminación de este fármaco, se puede calcular que, después de una dosis única, la sustancia se mantiene en el organismo por un tiempo que va entre las 2 y 5 horas desde su administración; cuando se trata de un tratamiento con dosis múltiples, la semivida de ésta droga puede aumentar hasta, incluso, 12 horas.

La eliminación se produce por vía renal, expulsando a través de las heces un 16% de la dosis administrada, y apenas un 5% por la orina. También existe la posibilidad de que una pequeña parte de la dosis sea eliminada por la leche materna.

Dosis

Le recordamos que es sumamente importante que no se automedique y que, por lo tanto, acude a un experto de la salud que le indique exactamente cuales son las dosis adecuadas para usted, dependiendo de las condiciones de la enfermedad y de cómo se presenten.

Sin embargo, seguidamente podemos mencionar algunas de las dosis usualmente recomendadas (tomando en cuenta que la dosis para los ancianos es menor y que, por lo general, el medicamento en su formula de liberación prolongada se toma solo una o dos veces al día).

Presion arterial

FurosemidaEn el manejo de la presión arterial, suele recomendarse que se inicie el tratamiento de verapamilo con una dosis de 80mg, tres veces al día. Con el paso del tiempo, puede ir aumentando, sin exceder la cantidad máxima recomendada, la cual oscila entre los 320mg  tres veces al día.

Angina de pecho

En cuanto al tratamiento indicado para manejar la angina de pecho, es recomendable iniciar el tratamiento con una dosis que puede ir desde los 80mg hasta los 120mg de verapamilo, tres veces al día.

Taquicardias supraventiculares

Para los adultos que sufran de ésta condición, la dosis recomendada está entre los 240mg y 480mg por día para los pacientes que no estén digitalizados, en cambio, para los digitalizados se recomienda entre 120mg y 360mg por día. En el caso de los niños, no se puede exceder el máximo de 10mg/ por día en varias tomas.

Sobredosis

Independientemente de las razones por las que usted haya ingerido mucho más medicamento del indicado, debe tomar en cuenta los siguientes síntomas para poder confirmar una sobredosis:

  • Mareos.
  • Convulsiones.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Visión borrosa.
  • Latidos cardíacos lentos, rápidos o irregulares.
  • En casos de sobredosis extrema, se puede presentar un edema pulmonar.

También es importante señalar que no existe un antídoto en específico que pueda ayudar en casos de una sobredosis de verapamilo; el tratamiento es de soporte. Lo recomendable en casos de sobredosis es hacer una descontaminación gastrointestinal y una irrigación intestinal completa.

Han existido casos en los que se ha utilizado calcio, inotrópicos, atropina sulfato, vasopresores y marcapasos cardiacos para reducir o revertir la hipotensión. De igual forma, es recomendable que la asistolia deba ser manejada con medidas usuales que incluyan la resucitación cardiopulmonar.

Al momento de administrar

  • Intente tomar el verapamilo todos los días, a la misma hora.
  • Existen múltiples productos con verapamilo, por lo tanto, hay algunos que deben ser tomados en la mañana, en comparación a otros, que deben ser tomados antes de acostarse. Consulte a su médico o farmacéutico cuál es el caso, dependiendo del fármaco que eligió.
  • De igual forma, siga atentamente las instrucciones que se indiquen en la etiqueta del fármaco. En caso de no entender algo de lo allí mencionado, pídale a su médico o farmacéutico que se lo explique. También es necesario que usted tome el verapamilo según lo indicado.
  • No es aconsejable que aumente ni disminuya la dosis, tampoco la tome con más o menos frecuencia que la que fue indicada por su médico.
  • Intente en todo momento tragar las tabletas y las cápsulas de liberación prolongada enteras. Evite masticarlas, tampoco las triture. Podría existir el caso de que se permita abrir cuidadosamente la cápsula y vaciar su contenido en una compota de manzana, o en el caso de que las tabletas sean muy grandes, puede partirlas por la mitad; de igual forma, pregúntele a su farmacéutico todo lo referente, debido que las instrucciones varían según el producto.

Tomar en cuenta antes de la administración

  • Infórmele a su médico si usted es alérgico al verapamilo, a alguno de los componentes del medicamento o a cualquier otro medicamento. En el envase o frasco del fármaco deben aparecer todos los componentes del mismo, de no ser así, pídale al farmacéutico que se lo facilite.
  • Es importante que usted le informe a su médico si está en tratamiento con otro fármaco o si planea hacerlo, de igual forma notifique si usted consume productos herbarios, pues existen medicamentos y sustancias que pueden interactuar de forma negativa con el verapamilo.
  • De haber tenido una obstrucción o estrechamiento del aparato digestivo, al igual que cualquier otra dolencia o enfermedad que produzca el avance más lento de los alimentos a través del aparato digestivo, debe notificárselo a su médico. Así como también debe tener cuidado si usted ha sufrido de alguna enfermedad del corazón, del hígado o de los riñones; distrofia muscular  o miastenia grave.
  • Si usted está embarazada o pretender estarlo, al igual que si se encuentra en el periodo de lactancia, dígale a su médico pues es probable que usted no pueda consumir este fármaco.
  • Tenga el cuidado de notificarle al médico pertinente en caso de que usted se vaya a someter a una cirugía, independientemente de la clase que sea, que está en tratamiento con verapamilo.
  • De igual forma, pregunte a su médico si se le está permitido y es seguro que usted consuma bebidas alcohólicas, puesto que el verapamilo puede reaccionar con el alcohol de manera que los efectos del mismo sean mucho más intensos.

En casos de embarazo y lactancia

El verapamilo entra entre los fármacos de categoría C durante el embarazo, lo cual nos indica que todos los medicamentos incluidos en la categoría deben estar sometidos al análisis de un médico, quien deberá indicarle si existen más beneficios que los posibles riesgos para poder iniciar su administración.

Es recomendable evitarlo, sobre todo durante el primer trimestre del embarazo, puesto que no existen estudios adecuados y bien controlados que puedan lanzar resultados exactos sobre la acciones que pueda tener sobre el medicamento sobre el feto o el bebé; en cuanto a la reproducción de animales, se pudo visualizar efectos adversos sobre el feto.

En el caso de la lactancia, existen dos posibles alternativas: o usted deja de consumir el medicamento y se somete a una vigilancia más exhaustiva  por parte de su médico especialista, o interrumpe la lactancia materna, en caso de que el uso del fármaco sea imprescindible para su salud.

Conducción y uso de máquinas

Ya que el verapamilo, al igual que otros antihipertensivos, puede reducir su capacidad de reacción ante situaciones de riesgo o imprevisto, es recomendable que usted no conduzca ni utilice ningún tipo de maquinaria (inclusive, se recomienda evitar cualquier tipo de herramienta que sea de sumo cuidado).

No obstante, es importante que usted consulte a su médico y siga las indicaciones que él le de.

Contraindicaciones

A menos que su médico se lo indique, evite administrar este medicamentos en casos de que usted padezca alguna de las siguiente enfermedades (o similares):

  •  Insuficiencia cardíaca izquierda.
  •  Enfermedad del seno (excepto si existe un marcapasos implantado).
  •  Bloqueo auriculoventricular de segundo o tercer grado (excepto si existe un marcapasos implantado).
  •  Flutter o fibrilación auricular.
  •  Hipotensión o shock cardiogénico.

Efectos secundarios o adversos

Es común que los medicamentos puedan producir efectos adversos; en el caso del verapamilo puede provocar efectos secundarios no tan graves, de igual forma, es prudente que usted le avise a su médico si alguno de estos síntomas se presenta de forma muy intensa o no desaparece:

  • Dolor de cabeza.
  • Estreñimiento.
  • Mareos o aturdimiento.
  • Acidez estomacal.

Le recomendamos que acuda de inmediato a su médico o busque un tratamiento médico de emergencia si usted llega a presentar alguno de los síntomas que hemos considerado como graves:

  • Sangrado y/o moretones anormales
  • Fiebre
  • Visión borrosa
  • Sarpullido
  • Náuseas
  • Inflamación de las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • Dificultad para respirar o al momento de tragar.
  • Pigmentacion en la piel o en los ojos de un color amarillo.
  • Latidos cardíacos muy lentos.
  • Dolor en la parte superior derecha del estómago.
  • Cansancio extremo o desvanecimiento.
  • Falta inusual de energía
  • Pérdida repentina del apetito.
  • Síntomas parecidos a los de la gripe.

Interacción con otros medicamentos

  • Pueden percibirse aumento en los niveles plasmáticos tras el consumo paralelo con inhibidores de CYP3A4, ritonavir.
  • En cuanto a la disminución de los niveles plasmáticos, pueden ocurrir por administrar inductores de CYP3A4. durante un tratamiento con verapamilo.
  • Si usted esta consumiendo, además, antiarrítmicos, y/o otros bloqueadores de los canales de calcio, es probable que se vea afectada la potenciación mutua de los efectos cardiovasculares.
  • Utilizando paralelamente otros antihipertensivos (propranalol, lercanidipina, furosemida, entre otros), diuréticos o vasodilatadores, es probable que se vea afectada la potenciación del efecto hipotensor.
  • Se puede aumentar la toxicidad del verapamilo tras haber consumido litio.
  • El efecto hipotensor puede ser disminuido por la administración de rifampicina, sulfinpirazona.
  • Debe tener especial cuidado con los fármacos que se unen a proteínas plasmáticas o con anestésicos inhalatorios.
  • No es recomendable el consumo paralelo de verapamilo con fármacos antiinflamatorios no esteroideos (véase los artículos: acemetacina, naproxeno, meloxicam, ibuprofeno, ketorolaco)

Almacenamiento y desecho del verapamilo

De acuerdo a la presentación que adquiera, van a existir ciertas indicaciones para su uso, conservación y deshecho, sin embargo, hemos reunido las más comunes y útiles al momentos de almacenar y desechar nuestro verapamilo.

Debe mantenerse siempre este fármaco en su envase original, muy bien cerrado y mantenerlo en un lugar que esté fuera del alcance de los niños. De igual forma, debe ser almacenado en un lugar a temperatura ambiente y  que se encuentre alejado del exceso de calor y humedad. NUNCA debemos guardarlo en el cuarto de baño.

Debido a que muchos de los envases que contienen fármacos (tales como inhaladores, pastilleros, parches, cremas, en fin, todos) no son a prueba de niños, sino más bien, son fáciles de abrir, es sumamente importante que usted mantenga alejado este y todos los medicamentos de los niños pequeños para protegerlos de una intoxicación, que podría resultar más grave en comparación que los adultos.

En cuanto a desechar de manera adecuada los medicamentos que ya acabaron su vida útil, ya sea para proteger a nuestras mascotas, niños y/o personas que no puedan consumirlos, incluso nosotros mismos; desechar el medicamento por el inodoro no es una opción recomendable, por ende, resulta más conveniente desechar los medicamentos a través de un programa de devolución de medicamentos, para ello debe hablar con su farmacéutico, en caso de que no sea posible, póngase en contacto con su departamento de basura y reciclaje local.

Recomendaciones

Estas recomendaciones podrán ser de gran ayuda no solo al momento de estar en tratamiento con verapamilo, sino también al momento de administrar cualquier medicamento:

  • Le recomendamos que usted no falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio.
  • De igual forma, resulta conveniente que usted se mida la presión arterial de manera regular para ver cómo está respondiendo al verapamilo.
  • Es bastante probable que su médico también le ordene o indique la realización de determinadas pruebas de laboratorio para ver cómo está respondiendo y cuál es el proceso en su organismo con respecto al verapamilo.
  • También es importante tener conocimiento de que, si usted está tomando determinadas tabletas de liberación prolongada, es posible que en sus heces pueda observar algo parecido a una  tableta. No se preocupe, se trata únicamente de la envoltura vacía de la tableta, lo cual no quiere decir que usted no haya recibido la dosis completa del medicamento. Es totalmente normal que ocurra.
  • Recuerde siempre que no puede dejar que ninguna otra persona tome sus medicamentos, por muy parecida que sea la condición. Aconsejele que se diriga a un médico para que le indique qué medicamentos debe consumir.
  • Es de suma importancia que usted mantenga una lista escrita de todas las medicinas que esté consumiendo, incluso las que ya dejó de consumir, independientemente de que las haya administrado por orden de una receta médica o las que usted haya comprado sin la misma. Es recomendable que usted lleve consigo la lista cada vez que visita su médico o cuando sea admitido e ingresado a un hospital, puesto que también puede ser una información de gran importancia y ayuda en los casos de emergencia.

Preguntas frecuentes

¿Debo seguir alguna dieta especial durante mi tratamiento?carvedilol, dieta

Por lo general, los alimentos que usted consuma no van a interactuar de forma negativa con el verapamilo, sin embargo, se conocen casos de prohibición de toronja, por lo tanto, es necesario que usted le pregunte a su médico si usted puede consumir ésta fruta, o el zumo de ella, durante su tratamiento con verapamilo.

Olvide una dosis, ¿qué debo hacer?

En caso de que usted haya olvidado o no haya podido cumplir con una dosis, le recomendamos que la tome inmediatamente en el momento que lo haya recordado. En el caso de que usted ya se encuentre próximo a la hora indicada para la dosis siguiente, deje pasar la que olvidó y continúe administrando de manera normal, con su horario indicado. Es importante que usted no tome una dosis doble para compensar la que haya olvidado.

¿Durante mi tratamiento con verapamilo, puedo experimentar un aumento de peso?

Entre los efectos secundario o adversos del verapamilo no se encuentra el aumento de peso. Si usted cree que el aumento de peso inusual o molesto, o de igual forma, si presenta cualquier tipo de hinchazón y crea que se debe al consumo de este fármaco, es recomendable que usted se contacte de forma inmediata con su proveedor de atención médica para saber qué puede estar ocurriendo.

¿Existen consecuencias debido a la ingesta de verapamilo a largo plazo?

Revisando un poco sobre la información y la literatura médica, no pudimos identificar algún riesgo o efecto significativo, de gran importancia o relevancia que se presente tras la administración a largo plazo del verapamilo, por lo que sugiere que los beneficios en el tratamiento de la presión arterial siguen estando por encima. No obstante, esto no quiere decir que estrictamente no haya algún tipo de riesgo asociado con el uso de verapamilo a largo plazo; para continuar con un tratamiento adecuado y libre de riesgos, es preferible que usted consulte con su médico, pues todo va a depender de las características y las condiciones que presente cada paciente.

Dejar Comentario