Aprende todo sobre el medicamento llamado mitotano

El mitotano es uno de los medicamentos utilizados para el tratamiento del cáncer. Antes de continuar con la lectura de este artículo, te recordamos que la utilización de esta información debe estar estrictamente sujeta a la supervisión de un médico especializado en oncología.

¿Qué es el mitotano?

Este fármaco mayormente conocido como Lysodren, se presenta en pastillas comprimidas biconvexas (redondeadas) contentivas de 500 mg de mitotano. Separadas por una ranura estas pastillas se encuentran gravadas por caras, en una aparecen las letras “BL” y en la inversa “L1”, para tomarlo por vía oral.

El mismo posee un efecto perjudicial y destructivo en las células corticales suprarrenales, con mayor índice en las mitocondrias, disminuyendo la fabricación de una hormona llamada cortisol. Además, desequilibra el metabolismo de los esteroides.

El tratamiento con mitotano puede modificar el metabolismo de los esteroides en las áreas adyacentes, conjuntamente de ejercer la eliminación de la corteza suprarrenal de forma directa. (ver articulo: droperidol). Aunque se desconoce su mecanismo de trabajo en el nivel de la bioquímica, puede ocasionar inhibición suprarrenal sin destruir las células.

El lysodren o mitotano no se encuentra dentro de ningún programa de estudio clínico completo.

La implementación de este fármaco en este tipo de afecciones se basa en estadísticas publicadas, obtenidas tras la receta del mismo en pacientes con tumores suprarrenales que no han podido ser operados o con metástasis.

Algunos ensayos arrojaron que este tipo de terapia no aumenta el índice de supervivencia al padecimiento, a la par que otros presenciaron un aumento en la mejoría de pacientes que presentaron niveles altos de mitotano en plasma superior a 14 mg/l.

Este último ensayo que muestra la posibilidad de relación entre el mitotano en plasma y la supervivencia del paciente, se estudio en el ensayo FIRM ACT. El cual se trató de una investigación abierta, aleatoria y controlada con grupos equivalentes.

Los pacientes cuyos niveles de mitotano en plasma se posicionaron por encima de los 14 mg/l tuvieron una mejoría sobre la taza de control de dicha enfermedad en comparación con los que tuvieron niveles menores a 14 mg/l de mitotano en plasma. Enfrentándose a un 62,9% contra 33,5%.

En el siguiente vídeo conocerá la historia de un paciente que logro sobrevivir al cáncer suprarrenal.

¿Para qué se utiliza?

La utilización del mitotano o Lysodren está dirigida a la administración del tratamiento o terapia a la sintomatología de tumores suprarrenales de origen maligno, que han avanzado al punto de la no extracción.

Es decir, tumores que no puedan ser extirpados o tumores recidivantes (que reaparecen continuamente). También se aplica a los carcinomas inoperables de las glándulas suprarrenales funcionales que han hecho metástasis (que se esparcen por todo el cuerpo).

Al tratarse de un padecimiento que no puede resolverse por medio quirúrgico, se receta un agente antineoplásico como el mitotano para que haga más lento el proceso de crecimiento del tumor o lo haga reducir de tamaño.

Este medicamento estimula un estado de insuficiencia suprarrenal que lleva a la erradicación del síndrome de Cushing en pacientes con carcinoma suprarrenal secretor, de forma que el paciente requerirá de un tratamiento hormonal adicional para reemplazar las perdidas.

Enfermedad de Cushing

De igual forma el fármaco conocido como lysodren, en ocasiones se usa en la lucha contra una afección llamada síndrome de Cushing, donde el organismo genera una mayor cantidad de cortisol.

Es una enfermedad completamente hormonal, hace que el cuerpo produzca en exceso la antes mencionada hormona (cortisol).

Este padecimiento puede ocasionar en el paciente una serie de síntomas algo peculiares, los cuales son:

  • Delgadez en brazos y piernas.
  • Obesidad en la parte de arriba del cuerpo.
  • Fatiga o cansancio severo y músculos débiles.
  • Cara redondeada.
  • Aumento del azúcar en exámenes de sangre
  • Aumentos en la presión arterial.
  • Facilidad para que surjan hematomas.

Mediante un análisis de laboratorio se puede, no solo, diagnosticar esta enfermedad sino que también se encuentra la causa.

Dependiendo del porque la persona está desarrollando cortisol en exceso se le recetara un tratamiento.

En ocasiones el aumento de la hormona se debe a la ingesta previa de otros medicamentos contentivos de hormonas sintéticas que pueden alterar la cantidad de cortisol en el organismo. O sea, que existe un 50 y 50 que no tengas el síndrome de Cushing. (ver articulo: naproxeno)

Si este es el caso, la dosis administrada de mitotano sería menor al recomendado para los casos en donde si existe un tumor que pueda o no ser tratado quirúrgicamente o con mitotano.

Nunca esta demás resaltar que si usted está presentando alguno o todos estos síntomas, es necesario que consulte a su médico y pregúntele sobre los riesgos de recurrir a este medicamento para tratar su afección.

¿Qué síntomas debo presentar para comenzar un tratamiento con mitotano?

Debido a que este tipo de medicamento esta rigurosamente asociado con el tratamiento de tumores cancerígenos en la corteza suprarrenal, su ingesta debe estar completamente supervisada por un Especialista en oncología.

Es por ello que en lugar de comenzar a tomar el mitotano o lysodren al presentar los síntomas correspondientes a esta enfermedad, usted deberá recurrir inmediatamente a un medico calificado en oncología.

Me imagino que al leer esto usted se preguntara ¿Cómo puedo saber si padezco este tipo de cáncer? La respuesta está en los cambios hormonales o la presión que pueda ejercer sobre otros órganos el tumor.

Los síntomas asociados con un carcinoma suprarrenal son los siguientes:

·         Aumento de grasa en el cabello y hombros.

·         Periodos menstruales irregulares en las mujeres.

·         Aumento de peso.

·         Formación fácil de moretones.

·         Concentración alta de azúcar.

·         Crecimiento de bello facial, en el pecho y en la espalda en las mujeres.

·         Debilidad en los huesos.

·         Baja concentración de potasio en sangre.

·         Presión arterial alta.

Estos síntomas son un poco genéricos, es verdad, pero para alivio de usted, no logran ser pruebas concretas de que padezca de cáncer suprarrenal.

Son necesarios algunos estudios más para descartar cualquier otra enfermedad con ambigüedad en los síntomas. Las pruebas necesarias son las siguientes:

Pruebas sanguíneas y de orina:

Muestran un panorama interno más amplio del que los síntomas pueden mostrar, estas pruebas le mostraran a su medicinas sobre el estado de su cuerpo.

Imágenes de resonancia magnética (IRM): 

Este estudio utiliza como examinador las imágenes y las ondas de radio potentes para crear imágenes más detalladas.

Las resonancias magnéticas se usan mayormente para inspeccionar el hígado, la médula espinal y el cerebro.

mitotano

Tomografía axial computarizada (CAT) o tomografía computarizada (CT):

En la siguiente prueba se utilizan radiografías para generar imágenes completas del cuerpo. Las mismas se usan para saber si el cáncer se ha expandido (metástasis).

Biopsia

El medico extrae un pedazo pequeño de tejido en donde se sospeche la presencia de cáncer. Ese tejido se estudia para ver si existen células cancerosas en el.

Sometiéndose a este procedimiento usted podrá saber a ciencia cierta si padece de cáncer, pues es la mejor forma de descubrirlo.

Ecografías:

Durante este estudio se desliza un aparato con forma de varilla sobre la piel. El dispositivo emite ondas sonoras que rebotan en los tejidos en forma de ecos y luego las recoge.

A partir de estos ecos se forma una imagen en la pantalla de un ordenador para la localización del cáncer.

Tomografías por emisión de positrones:

En este procedimiento analítico se emplea una especie de azúcar especial que puede verse en el interior del cuerpo con una cámara especializada.

Si se detecta el carcinoma, este azúcar hace que la zona se muestre como destaca con puntos brillantes.

Al someterse a este examen se estudiara el cuerpo entero, siendo de especial utilidad para descartar la metástasis del cáncer.

Radiografías torácicas:

Este tipo de análisis se utiliza para saber si el cáncer se ha esparcido por los pulmones.

¿Cómo debo tomarlo?

Antes comenzar a tomar este medicamento, debe tener en cuenta que la ingesta del mismo debe estar recetada por el control de un oncólogo que esté llevando su caso, de esta forma el podrá evaluar su proceso de reacción a este fármaco.

¿Usted NO debe tomar mitotano o lysodren si?

  • Si es mujer y está en periodo de lactancia.
  • Si ha presentado un cuadro alérgico al medicamento,
  • Si también ingiere cualquier medicamento con espironolactona.

Lo mas probable es que cuando inicie el tratamiento con lysodren deban hospitalizarle, así el especialista podrá controlar atentamente la evolución del medicamento en el paciente.

IMPORTANTE: Aun cuando se sienta bien y crea que esta completamente recuperado, NO deje de tomar el tratamiento. NO disminuya ni aumente la dosis en caso de sentir el efecto inverso.

Muchos pacientes comenten el grave error de suspender el medicamento cuando presentan una mejoría en su salud, afirmando estar lo suficientemente sanos como para sobrevivir.

A la par de otros pacientes que como no ven una mejora considerable en su estado se atreven a doblar la dosis para ocasionar un efecto mas rápido.

Se debe destacar que cualquiera de estas dos practicas están completamente PROHIBIDAS medicamente, pues el medico asignado a su caso es el único ente con autoridad (basada en sus estudios y trayectoria laboral) en suspender y reanudar, doblar o disminuir cualquier dosis que se le haya recetado. (ver articulo: tramadol)

Precauciones que debe tener al tomar mitotano

A continuación le expondré algunos casos en los que usted deberá informar a su médico si comienza a sufrir alguno de ellos. Estos son:

  • Si usted pasa por cualquier contusión, cosas como shock o traumas graves. Si presenta infección o padece de otra enfermedad al mismo tiempo en el que toma el tratamiento con mitotano. Si este es el caso tal vez su médico recomiende suspender el tratamiento.
  • Si usted presenta fallas hepáticas durante el tratamiento con mitotano, tales como picor y coloración amarillenta en piel u ojos, orina de coloración oscura, dolencias en la parte superior del estómago. Debe acudir por respuestas al médico que le receto tal tratamiento, lo más probable es que mediante un examen de sangre intente comprobar si se trata de algún efecto secundario del medicamento o si en realidad se trata de una señal de alerta.
  • Si usted comienza a sufrir de trastornos de riñón (graves).
  • En caso de ser mujer, si durante el tratamiento con lysodren, presenta molestias ginecológicas, tales como dolor en la pelvis y zonas adyacentes y/o sangramiento anormal (fuera del periodo de menstruación) debe notificarlo a su médico en consulta.

Es importante resaltar, que usted debe notificar al médico si está tomando medicamentos recetados para otra enfermedad, de igual forma debe avisar también cuando tome otros medicamentos obtenidos sin una receta.

Cosas que no debe hacer

Recuerde que bajo ninguna circunstancia debe ingerir cualquier otro medicamento que tenga algún porcentaje de espironolactona cuando este siguiendo un tratamiento con mitotano.

La espironolactona se utiliza como medida diurética en la terapia de padecimientos del hígado, riñones y corazón.

Este fármaco puede aumentar la fertilidad del que lo ingiere, es por ello que las mujeres que tengan la edad de fertilidad deben contar con un método anticonceptivo fuerte y certero.

Por ningún motivo debe tomarse cuando exista un embarazo o se sospeche de él, pues el tratamiento con mitotano puede dañar el estado de salud del bebe.

Es importante que su médico esté al tanto de su estado al momento de recetarle un medicamento como el Lysodren.

Tampoco debe amamantar a su bebe si está bajo el tratamiento del mitotano, ya que el medicamento puede transferirse a su hijo por las mamas produciendo un efecto negativo en el infante.

La terapia contra el carcinoma suprarrenal puede tener influencia en su habilidades motrices, por ende, también lo tiene sobre su habilidad para manipular máquinas y sus capacidades de conducción.

Lo más recomendable en esta situación es llevar un control estable con su médico, usted deberá acatar cualquier instrucción que el especialista le haya indicado, exactamente en el modo que lo haya recetado. Recuerde de su obediencia depende su vida.

Dosis y forma de administración

Al comenzar con el tratamiento con mitotano o lysodren existe una dosis normal que es de 2 a 3 g, es decir 4 o 6 tabletas diarias. Seguidamente y conforme vaya respondiendo usted al tratamiento, su médico le indicara aumentar la dosis, suele ser un aumento de 8 a 12 comprimidos diarios.

Esto con la única finalidad de establecer la dosis adecuada para tratar la enfermedad del paciente, el medico encargado esta en completo control de regular la cantidad de mitotano en sangre.

Si el paciente presenta dificultades o contratiempos (efectos adversos o secundarios) con la cantidad que su cuerpo pueda aguantar, el especialista decidirá lo que es mejor para ello.

El mitotano debe tomarse preferiblemente con las comidas, acompañado de comida y bebida altos en grasas, como la leche, el aceite o el chocolate.

Si el paciente llegase a tratarse de un niño o adolescente, el médico puede que recete al inicio una cantidad diaria de mitotano que ronda entre los 1,5 a 3,5 g/m2.

Esto lo decidirá el peso y el tamaño del infante o adolescente. Aunque los tratamientos con mitotano en pacientes en edades comprendidas entre los 0 a 13 años de edad son poco frecuentes, por no decir casi inexistentes.

Si accidentalmente se le ha pasado por alto ingerir alguna dosis, usted NO deberá por ninguna circunstancia tomar una doble dosis (dos tabletas o más), pues podría correr riesgo de sufrir una sobredosis por mitotano y perder la vida en el proceso.

Lo ideal en caso fallar en alguna dosis es esperar a la siguiente hora asignada de ingesta y continuar con más responsabilidad su tratamiento. Sin olvidar por supuesto informar a su médico de esta eventualidad.

¿Existen efectos secundarios o adversos?

Como es de esperarse este fármaco (al igual que todos los demás) tiene efectos secundarios que en algunos casos pueden convertirse en adversos, aunque claro está que no todos los pacientes reaccionan de la misma forma a este medicamento en específico.

Es importante recordarle que si está siendo tratado con mitotano y observa alguno de estos efectos adversos, acuda de inmediato al médico que está llevando su caso clínico.

Anemia: fatiga muscular, déficit respiratorio, vertigo al levantarse y tez pálida.

Trastornos neurológicos: sensaciones extrañas que afecten el movimiento y la coordinación, pinchazos y/o calambres, fallas de memoria, vértigo, dificultad al caminar, déficit de atención.

Insuficiencia suprarrenal: dolor abdominal, náuseas o vómitos, confusión, fatiga y diarrea.

Alteraciones del hígado: piel amarillenta, ojos amarillos (ictericia), nauseas, picor, diarrea, orina de color oscuro y fatiga.

La aparición de estos síntomas puede significar que existen complicaciones. Dependiendo del caso y bajo supervisión de un medico, usted podrá recurrir a medicación específica para los síntomas especificados. Estos efectos tienen una escala de frecuencia, se dividen entre:

Muy frecuentes, que pueden afectar a más 5 de cada 10 pacientes.

Frecuentes, que afectan a 1 de cada 10 pacientes.

Frecuencia desconocida, esta no puede ser estimada en base a los datos que están disponibles.

Síntomas contrarios muy frecuentes

Ausencia del hambre o falta de apetito.

Pinchazos o calambres.

Vómitos, náuseas o mareos, dolor abdominal y diarrea.

Adormecimiento, cansancio, fatiga muscular al realizar esfuerzos.

Irritaciones cutáneas. Dolor, calor, hinchazón o inflamación de las mucosas.

Vértigo, confusión, trastornos que afecta al movimiento.

Aumento del colesterol, triglicéridos o grasas y enzimas hepáticas presentes en sangre.

Aumento en cantidad de glóbulos blancos.

Trastornos circulatorios o incremento del tiempo de hemorragia.

Descenso del número de glóbulos blancos.

Ginecomastia o desarrollo del pecho en los hombres.

Insuficiencia suprarrenal.

Síntomas contrarios frecuentes

Mareos y dolores de cabeza o cefaleas.

Discapacidad mental, entre ellas la pérdida de memoria y déficit de atención.

Trastornos del sistema nervioso adyacente, atrofia muscular y debilidad, falla de reflejos, ruborización, sudoración y trastornos del sueño.

Bajas en el recuento de glóbulos rojos; anemia, palidez y fatiga. Declive en el recuento de plaquetas; moretones y hemorragias.

Dificultad en la coordinación de músculos.

Hepatitis autoinmune; color amarillento de la piel y ojos, color oscuro en la orina.

Síntomas contrarios de Frecuencia desconocida

Alzas térmicas (fiebre).

Ruborización, altas o bajas de la presión en sangre, vertido y mareos al incorporarse demasiado rápido.

Dolor general.

Trastornos oculares como deterioro de la vista, visión borrosa, doble y distorsionada, ceguera.

Aumento de salivación.

Aparición de infecciones por hongos

Descenso de ácido úrico en pruebas sanguíneas.

Lesiones hepáticas que causan piel y ojos amarillos, orina de coloración oscura.

Perdida de equilibrio.

Sagrado en la orina, proteínas en la orina.

Inflamación de la vesícula con hemorragia

Disposición en el gusto.

Indigestión.

Niveles bajos de androstenediona y testosterona en mujeres, es decir, las hormonas sexuales.

Quistes grandes en los ovarios, dolor pélvico y sangrado.

Bajas de la testosterona libre en estudios realizados a hombres.

Incremento de la globulina fijadora de hormonas sexuales, en análisis de sangre.

Si usted presenta algunos de estos efectos adversos al tomar mitotano, debe visitar a su médico personal o al especialista que lleva su caso con urgencia. Inclusive si usted presenta algún otro síntoma que no hayamos mencionado debe acudir de inmediato a la consulta.

Ponerse en control con un oncólogo es primordial para la prolongación de su vida. (ver también: fentanilo)

¿Cómo debo conservarlo?

A la hora de manejar o manipular este tipo de medicamentos, debe hacerse con sumo cuidado y con plena conciencia de lo que puede suceder si se le conserva o almacena de forma errónea.

Empezando por el hecho de que solo debe estar en contacto con las manos del paciente en cuestión o de la persona encargada de la administración al paciente, como los asistentes médicos o enfermeros particulares.

Este fármaco solo puede ser manipulado con la existencia de guantes quirúrgicos (de látex), por ningún motivo los comprimidos pueden pasar por manos desnudas o sin guantes pues debido a su composición este medicamento puede causar reacciones alérgicas de gravedad.

Destacando que al tomarse sin los previos cuidados, las tabletas pueden contaminarse.

Importante

Como todo medicamento debe conservarse alejado del alcance de los niños, mascotas y mujeres gestantes, así como también de personas que no sufran de cáncer suprarrenal, ya que, se trata de un medicamento potente.

Si se le toma de manera accidental, este podría atentar contra la vida de la persona que lo ingiera estando sano en el caso de este padecimiento. El mitotano atacaría y destruiría sus células corticales suprarrenales, disminuyendo considerablemente la producción de cortisol y alterando el metabolismo de los esteroides.

Lo llevaría por un camino peligroso hacia otro tipo de enfermedad.

Demás está decir, que se le debe dar mucha importancia a su almacenamiento para que nada de lo antes mencionado pueda ocurrir.

Al hablar de almacenamiento podemos indicarle que debe conservarse en su respectivo envase original, para evitar que se contamine con lo que pueda alojarse en algún pastillero.

Cosas como suciedad y restos de otros medicamentos adheridos al pastillero o envase, podrían entrar en contacto con el lysodren y provocar una reacción desfavorable para la salud del paciente, pues el mitotano, al fusionarse con los restos de otras medicinas causaría efectos nocivos no previstos por el medico a cargo.

Este medicamento por lo general viene en un envase hermético, para que el contenido se mantenga completamente cerrado. No se debe tener en un lugar muy caliente ni con exceso de humedad, pues podría arruinarse o alterar su efectividad.

El lugar ideal para su almacenamiento debe ser fresco o a temperatura ambiente, jamás se debe guardar en el baño (demasiada humedad) o en la cocina (demasiado calor).

NO debe consumirse cuando este pasada la fecha de caducado en el embace del lysodren.

Si el medicamento en su posesión se encuentra caducado o vencido, no debe arrojarlo por las cañerías o desagües, ni mucho menos junto a los demás desechos de la basura doméstica. Así, contribuirá con la conservación del ambiente, ya que este fármaco puede resultar incluso más nocivo para el planeta.

Al eliminar los comprimidos no utilizados, en caso de suspensióndefinitiva o fallecimiento del paciente, lo mejor es contactar con un farmacéutico para que le indique la mejor manera de desechar el medicamento de la mejor manera posible.

Y por supuesto, que esta metodología debe estar de acuerdo a lanormativa legal que indique el ente gubernamental de salubridad de su posición geográfica (país, región, estado, ciudad).

Incluso existen programas en donde en lugar de desecharlos o eliminarlos, los devuelven a la farmacia donde los donan a otros que sufran este tipo de padecimiento. También puede usted cambiarlos por otros medicamentos que puedan serle de utilidad.

Recomendaciones finales

1- No debe faltar a ninguna de sus citas con el especialista a cargo de su progreso.

2- Realícese todas las pruebas clínicas o de laboratorio, pues estas le mostraran al médico la evolución del cáncer con relación al tratamiento con mitotano.

3-En caso de que sufra algún accidente que requiera tratamiento inmediato o exámenes de laboratorio, hágale saber al doctor de urgencias que usted está siendo tratado con mitotano. De este modo evitara intoxicaciones o efectos adversos.

4- Recuerde siempre llevar consigo una tarjeta o papel que lo identifique como paciente de cáncer suprarrenal tratado con mitotano.

5- No permita bajo ninguna circunstancia que otras personas y/o paciente use o ingiera sus medicamentos.

6- Lleve un control por lista de todos los fármacos que ingiere bajo receta o sin ella, ya sean vitaminas, analgésicos, antibióticos o complementos dietéticos. Debe llevarla consigo a cada control médico o en caso de hospitalización de emergencia.

7- Usted debe obedecer estrictamente las indicaciones que su doctor le recomiende. Sin hacer trampas ni alterar los horarios. Su vida dependerá de ello.

(Visited 387 times, 1 visits today)