Levocarnitina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La levocarnitina es una sustancia natural del organismo humano que interviene en los procesos donde se utilizan las grasas y el metabolismo. Si quiere saber más sobre esta sustancia, lo invitamos a que siga leyendo, ya que encontrará toda la información perteneciente a esta. Igualmente debe consultar con su médico antes de tomar este o cualquier otro fármaco o suplemento, no se automedique.

levocarnitina

¿Qué es y para qué sirve la levocarnitina?

La levocarnitina se utiliza para tratar individuos con deficiencia de carnitina y en pacientes que presentan problemas metabólicos, lo cuales a su vez pueden conducir a la disminución de los niveles de esta molécula. Esta sustancia actúa sustituyendo a la carnitina que le hace falta al cuerpo debido a una síntesis insuficiente por parte de este. Algunos fármacos parecidos son: cistina, metionina, agalsidasa y metenolona.

Antes de continuar, queremos destacar que también existen batidos naturales muy efectivos para disminuir el indice de grasa en el cuerpo. en caso que te quieras ir por lo natural, aquí te dejamos un articulo que seguramente te va a interesar: Beneficios de la infusión de perejil 

levocarnitina

Nombre comercial

Existen muchos nombres comerciales bajos los cuales se vende esta sustancia. Entre las principales tenemos: Carnimac, fabricado por Macleods, presentación de tableta. Carnisure-500mg, fabricado por Torrent Pharma, presentación de tableta. Carnivit 500 mg, fabricado por Ranbaxy Laboratories Ltd, presentación de tableta. Lacarnit, fabricado por La Renon Healthcare Pvt. Ltd, presentación de tableta. Nucarnit-500mg, fabricado por Emcure Pharma, presentación de tableta. Carnitor, fabricado por win-medicare pvt ltd, presentación de tableta.

Ree, fabricado por pharmaceuticals ltd, presentación de tableta. Vernace, fabricado por pharmaceutical industries ltd, presentación de tableta. Carnimac, fabricado por macleods pharmaceuticals pvt ltd, presentación de tableta. Levocarnil, fabricado por modi mundi pharma pvt ltd, presentación de tableta. Elkar, fabricado por sun pharmaceutical industries ltd, presentación de tableta. Spermotil, fabricado por meryl pharma, presentación de tableta. Acylcar, fabricado por intas pharmaceuticals ltd, presentación de tableta.

Ubimarc lc, fabricado por marc laboratories pvt ltd, presentación de tableta. Vivagold, fabricado por sanofi india ltd, presentación de tableta. Carnisure, fabricado por torrent pharmaceuticals ltd, presentación de tableta. Carnimed, fabricado por lkem laboratories ltd, presentación de tableta. Carnipil, fabricado por gladstone pharma india pvt ltd, presentación de tableta.

Efectos adversos

Al igual que cualquier otra sustancia o suplemento, este puede traer consigo algunos efectos no deseados a parte de los que se pretenden obtener de él. En términos generales, tenemos que uno de los efectos más frecuentes es el aumento de la presión sanguínea. Entre los menos comunes están los latidos cardíacos acelerados y la fiebre, y entre los efectos raros tenemos las convulsiones.

levocarnitina

Algunos de los efectos adversos de la levocarnitina pueden llegar a aparecer y no requerir atención médica generalmente, ya que estos efectos secundarios puede que desaparezcan  durante el tratamiento a medida que su cuerpo se adapta a la sustancia. Además, médico de confianza es el más indicado para que le informe sobre las distintas maneras de prevenir o reducir algunos de estos efectos adversos. De todas maneras, hable con su médico si alguno de los siguientes efectos continúa apareciendo, es molesto o si tiene alguna pregunta sobre ellos:

Entre los más comunes tenemos calambres abdominales o estomacales, diarrea, dolor de cabeza, náuseas o vómitos. Entre los menos comunes tenemos malestar abdominal, olor corporal fuerte, depresión, mareos, problemas de la visión, pérdida de apetito o de peso, hinchazón en las manos, piernas y pies, sensación de hormigueo y debilidad.

En cuanto a términos más específicos, tenemos que si se aplica la levocarnitina a manera de solución inyectable, cápsulas orales, solución oral o tabletas orales, se podrían generar los siguientes efectos:

Gastrointestinal: más frecuentes (es decir, un 10% o más), aparición de diarrea (35%), dolor abdominal (21%), vómitos (21%) y náuseas (12%). Entre los frecuentes (es decir, desde un 1% hasta un 10%) tenemos la generación de estreñimiento, dispepsia y trastornos gastrointestinales. Entre los efectos muy raros (es decir, menos del 0.01%) tenemos los calambres abdominales.

Sistema nervioso: más frecuentes (10% o más), aparición de dolor de cabeza (37%), mareos (18%) y parestesia (12%). Entre los frecuentes (1% a 10%) tenemos, generación de hipertonía, vértigo y perversión del gusto. Entre los efectos de frecuencia no conocida tenemos las convulsiones (con o sin actividad convulsiva preexistente), acompañado del incremento en la frecuencia o severidad de las convulsiones.

Metabólico: existen informes de ensayos clínicos de hipertrigliceridemia significativa relacionada con altas dosis de levocarnitina (es decir, 3 g por día) administradas a pacientes con diálisis urémica. Efectos muy frecuentes (10% o más), la hipercalcemia (15%) y la hipervolemia (12%). Entre los frecuentes (1% a 10%) tenemos la anorexia. Otros efectos de otras categorías que suelen ser muy frecuentes (10% o más) son el dolor general (35%), síndrome de gripe (29%), dolor de pecho (15%), lesión accidental (12%), astenia (12%) y fiebre (12%).

Entre los frecuentes (1% a 10%) tenemos el edema periférico, la disminución de peso o el aumento de peso. Entre los efectos muy raros (menos del 0.01%) tenemos el olor corporal fuerte. En cuanto a las afecciones locales, tenemos como muy común (10% o más), una posible reacción en el sitio de la inyección (38%).

Musculoesquelético: los efectos adversos musculoesqueléticos en pacientes que padecen de hemodiálisis crónica, para la levocarnitina en relación con el tratamiento con placebo incluyeron astenia (de un 8% hasta un 12%) y calambres en las piernas (desde un 4% hasta un 8%). Igualmente se ha generado miastenia leve en pacientes urémicos que reciben D, L-carnitina, más no levocarnitina.

Hematológico: se conocen pruebas clínicas de incrementos considerables en la agregación plaquetaria asociados con altas dosis de levocarnitina (es decir, 3 g por día) administradas a pacientes en hemodiálisis. Los efectos muy frecuentes (10% o más) son la anemia (12%). Renal: efectos frecuentes (1% a 10%), insuficiencia renal (pacientes con hemodiálisis crónica). Endocrino: efectos frecuentes (1% a 10%), trastorno paratiroideo.

Respiratorio: efectos muy frecuentes (10% o más), faringitis (27%), aumento de la tos (18%), disnea (11%) y rinitis (11%). Efectos frecuentes (1% a 10%), bronquitis y sinusitis. Dermatológico: efectos frecuentes (1% a 10%), prurito y erupción cutánea. Ocular, efectos frecuentes (1% a 10%),  ambliopía y trastorno ocular. Genitourinario: efectos frecuentes (1% a 10%), infección del tracto urinario.

Cardiovascular: efectos muy frecuentes (10% o más), hipertensión (21%) e hipotensión. Efectos frecuentes (1% a 10%), fibrilación auricular, arritmia, trastorno cardiovascular, electrocardiograma anormal, palpitaciones, taquicardia y trastorno vascular. Hipersensibilidad: efectos frecuentes (1% a 10%), reacción alérgica. Psiquiátrico: efectos frecuentes (1% a 10%), depresión, ansiedad, dependencia de drogas e insomnio. Inmunológico: efectos muy comunes (10% o más), infecciones varias (24%).

Embarazo y lactancia

Por lo que se sabe, si se puede utilizar la levocarnitina durante el embarazo y durante el período de lactancia, pero siempre y cuando su médico la supervise durante todo el tratamiento. Sin embargo, no se recomienda su uso si no es estrictamente necesario para la embarazada o madre que amamanta. Esta sustancia pertenece según a la categoría de embarazos en la FDA de Estados Unidos a la categoría B.

Cabe destacar que el tratamiento de bloqueo en una mujer embarazada que padezca de deficiencia primaria de carnitina sistémica, puede llegar a generar graves consecuencias, y además, el riesgo de detener el tratamiento puede ser mayor que los riesgos para el feto en sí. Además, los estudios realizados en animales no generaron ninguna evidencia sobre deterioro de la fertilidad o daño fetal, sin embargo, cuando se administraron 600 mg por kg diarios hubo un incremento estadísticamente insignificante en las pérdidas posteriores a la implantación.

Igualmente, aún no existen datos confiables y controlados en el embarazo humano. En cuanto al tema de la lactancia relacionado con levocarnitina, se debe administrar solo cuando el beneficio sea mayor que los posibles riesgos que se puedan generar tras su administración. Aún no existen datos sobre si esta sustancia es excretada en la leche humana, pero si es excretada en la leche animal.

Cabe destacar que la levocarnitina es un componente normal que se encuentra en la leche humana. La concentración de levocarnitina en la leche incrementa en las vacas lecheras luego de una administración exógena de este. Los riesgos para el niño por la ingesta excesiva de de levocarnitina deben sopesarse con los beneficios de la administración de suplementos a la madre.

Dosis

Las dosis que se mencionarán continuación son aquellas que generalmente se indica. Es importante que a pesar de este hecho no se guíe por este artículo para comenzar a tomar esta sustancia o cualquier otro fármaco, es imprescindible que primero consulte con su médico. Las dosis habituales en adultos para la deficiencia de carnitina son las siguientes:

Para trastornos metabólicos, deficiencia de carnitina primaria o secundaria, en solución oral se recomienda una dosis inicial de 1 gramo diario por vía oral en dosis divididas uniformemente, generalmente tomadas cada 3 o 4 horas. La dosis de mantenimiento recomendada es de 1 a 3 gramos diarios por vía oral en dosis divididas uniformemente, generalmente cada 3 o 4 horas.

Si la presentación se trata sobre las tabletas orales, se recomiendan 990 mg por vía oral de 1 a 3 veces por día, dependiendo de la respuesta individual del paciente. Si se trata de solución intravenosa, se recomiendan 50 mg por kg a través de difusión lenta, de 2 a 3 minutos, o bien por infusión, una vez al día, mejor si es en un período de 24 horas específicamente. Cabe destacar que las dosis diarias posteriores deben estar en el rango de 50 mg por kg o según la terapia requiera, según las indicaciones de su médico, y la dosis más alta administrada ha sido de 300 mg por kg.

En pacientes que padezcan de afecciones renales en etapa final de hemodiálisis, a través de solución intravenosa, se recomienda una dosis inicial de 10 a 20 mg por kg como una inyección en difusión lenta, de 2 a 3 minutos en la línea de retorno venoso luego de cada sesión de diálisis. Debe considerarse la terapia para los niveles pre-diálisis de carnitinas plasmáticas por debajo de lo normal (es decir, de 40 a 50 micromol por L). (Ver Artículo: metionina)

Además, los ajustes de dosis deben ser seguidos por los niveles de prediálisis de levocarnitina. Los ajustes de dosis en cuanto a su disminución también pueden realizarse alrededor de la tercera o cuarta semana de tratamiento. Es importante que se aumente la dosis lentamente mientras se evalúa la tolerancia y la respuesta terapéutica. Se debe monitorear constantemente la química de la sangre, los signos vitales, las concentraciones plasmáticas de carnitina y el estado clínico general del paciente.

Las  dosis más altas deben ser administradas con precaución y únicamente cuando las consideraciones clínicas y bioquímicas determinen la posibilidad de que las dosis más altas sean beneficiosas. En algunos pacientes que padezcan de miocardiopatía, la utilización de suplementos como este puede aliviar rápidamente los signos y síntomas de la afección. El tratamiento debe incluir terapia de apoyo y de otro tipo según lo indique la condición del paciente.

En cuanto a las dosis pediátricas habituales para la deficiencia de carnitina, según trastornos metabólicos tenemos: en solución oral o tabletas, la dosis inicial recomendada es de 50 mg por kilogramo por día, vía oral en dosis repartidas de manera uniforme. La dosis de mantenimiento recomendada es de 50 a 100 mg por kilogramo por día, vía oral, igualmente en dosis uniformemente repartidas siendo la dosis máxima de 3 gramos por día.

En cuanto a la solución intravenosa, se recomiendan 50 mg por kg como difusión lenta, de 2 a 3 minutos o bien por infusión una vez al día, preferiblemente en un período de 24 horas exacto. Cabe destacar que las dosis diarias posteriores deben encontrarse en el rango de 50 mg por kg o según lo que la terapia pueda requerir según las indicaciones de su médico, y la dosis más alta administrada ha sido de 300 mg por kg.

En cuanto a pacientes con afecciones renales en etapa final de hemodiálisis, si es a través de solución intravenosa se recomienda una dosis inicial de 10 a 20 mg por kg como una inyección de difusión lenta, de 2 a 3 minutos en la línea de retorno venoso luego de cada sesión de diálisis.

Mecanismo de acción

La levocarnitina, la cual es el ingrediente activo en sí, es un derivado de aminoácido sintetizado en el hígado a partir de lisina y metionina en presencia de vitaminas del grupo B. En condiciones fisiológicas normales, la cantidad existente en el organismo alcanza para cumplir con lo que el cuerpo necesita de esta molécula, sin embargo, en ciertas condiciones patológicas, tales como la cardiomiopatía dilatada y el síndrome de Reye, las cantidades de carnitina disminuyen considerablemente, lo cual afecta de manera negativa a su actividad biológica.

La importancia de esta sustancia desde un punto de vista metabólico, se debe mayormente a la función de soporte de los ácidos grasos de cadena larga a través de la membrana mitocondrial, y posteriormente, a su transporte al medio ambiente mitocondrial en la que se genera el proceso de oxidación beta, las cuales son una serie de reacciones necesarias para demoler los ácidos grasos para generar energía.

Es por esto que las deficiencias de esta sustancia ponen el peligro el aspecto metabólico de los tejidos vitales, tales como el corazón y otros fundamentales como los tejidos musculares. Afortunadamente, si se consume o administra la levocarnitina de manera oral, esta puede mejorar los síntomas, sin embargo la biodisponibilidad del producto es de un 10 o 20% de la dosis total tomada, ya que posee una impresionante actividad catabólica de la flora intestinal.

Estudios realizados y eficacia clínica

Existen distintos estudios que se han realizado en base a esta sustancia, los cuales veremos a continuación: 1. La suplementación con carnitina en la enfermedad de Huntington.  Niveles séricos de carnitina y suplemento con l’carnitina en pacientes institucionalizados de la enfermedad de Huntington. Cuturic M, Abramson RK, Moran RR, Hardin JW, Frank EM, Vendedores AA.

La enfermedad de Huntington es una afección neurológica que lleva un curso clínico grave y preocupantemente discapacitante, que generalmente se asocia con niveles bajos de carnitina. Los resultados de este estudio muestran que la administración de suplementos de levocarnitina en los individuos que padezcan esta enfermedad puede ser efectiva para mejorar la sintomatología y generar un mejor control motor.

2. Los efectos de la l’carnitina en pacientes asmáticos. La l’carnitina mejora el control del asma en niños que presentan asma moderada persistente. Al-Biltagi M, Isa M, Bediwy AS, Helaly N, El Lebedy DD. Este trabajo investiga y amplía los posibles efectos terapéuticos que puede tener la levocarnitina a través del experimento de la administración en pacientes pediátricos que tienen asma persistente.

En estos pacientes, el uso de la l’carnitina ha demostrado ser útil para mejorar las concentraciones sistémicas de esta molécula, mejorar la función pulmonar y la sintomatología relacionada.

Deficiencia de carnitina

La deficiencia de carnitina es generada debido a una brecha en la ingesta del aminoácido carnitina, o bien por el hecho de que el cuerpo no es capaz de mantener su metabolismo. Esta condición puede generar toda una serie de malestares que pueden ser muy distintos entre sí mismos. Si el metabolismo muscular llega a estar significativamente dañado, puede generar trastornos tales como la miopatía, hipoglucemia y cardiomiopatía.

Los bebés son los individuos que se ven más afectados por la hipoglucemia, al igual que con la encefalopatía hipocrática. En la mayor parte de los casos, la terapia recomendada más eficaz implica que se tomen suplementos de L-carnitina o levocarnitina y se incluyan en la dieta que se debe seguir. Este aminoácido toma un papel esencial en la ruta que se desarrolla mediante los ésteres de la cadena larga de la coenzima A dentro de la mitocondria de los miocitos, en el cual estos son sometidos a un proceso de oxidación para que se pueda generar energía.

La carnitina igualmente está presente numerosos alimentos, mayormente en aquellos que  provienen de los animales, como también se puede obtener por síntesis endógena. Entre las causas más frecuentes que pueden generar una deficiencia de carnitina, sin lugar a duda son mantener una dieta en la cual la ingesta de este aminoácido sea inadecuada por completo, y en estos casos, el error se puede generar por querer seguir una dieta especial sólo como una moda, bien porque exista una brecha nutricional parenteral total a largo plazo.

Otra causa suele ser falta de capacidad para generar el metabolismo que la carnitina requiere en consecuencia a algunos déficits enzimáticos. En estos casos, las deficiencias suelen ser más en específico aquellas de nivel de carnitina palmitoiltransferasa, al igual que de aciduria metilmalónica o de acidemia propiónica y de acidemia isovalérica. Otra causa de la deficiencia de carnitina, puede ser la reducción de la efectividad de la síntesis endógena, mayormente generado por el desarrollo de una enfermedad grave que ha afectado al hígado. (Ver Artículo: agalsidasa)

De la misma manera, otra causa puede ser la pérdida excesiva de carnitina, la cual puede ser generada por trastornos tales como la diuresis, la diarrea o hemodiálisis. Entre las distintas causas también tenemos un trastorno hereditario, en el que la pérdida de carnitina se genera a partir de los túbulos renales. La utilización de valproato puede conllevar a este efecto, al igual que la disminución en la concentración muscular de carnitina por a la insuficiencia mitocondrial.

Por último, la deficiencia de carnitina también puede ser consecuencia de un incremento de la necesidad de carnitina cuando el paciente llega a sufrir de cetosis o también en el caso en el que la solicitud de oxidación de los ácidos grasos sea especialmente alta, y esto pasa cuando el individuo padece de una afección crónica  como la sepsis o si tiene quemaduras particularmente severas. Este tipo de deficiencia de carnitina puede ser sistémica y, en consecuencia, generalizarse o solo afectar al músculo, y en el segundo caso se le suele llamar miopatía.

Frecuentemente,  la carnitina se añade a distintas dietas con el fin de adelgazar, ya que esta podría  realizar una acción promueva el metabolismo de las grasas y, en consiguiente, suele ser muy útil para quemar una cantidad mayor de calorías. Es por esto que la carnitina podría hacer que las células grasas se quemaran de manera más fácil por lo tanto, que se acumulara una menor cantidad de grasa en el cuerpo y se incrementará la capacidad aeróbica durante el entrenamiento.

Actualmente se pueden conseguir suplementos reales de carnitina, como la levocarnitina, los cuales permiten quemar grasa más rápido, y estos se pueden conseguir en distintas presentaciones, se consigue en píldoras, pero también en polvo y en forma líquida. Evidentemente, esta no puede no puede considerarse como una especie de elixir para perder peso, pero esta si puede garantizar ciertos efectos que lo beneficien únicamente si lo acompaña de una dieta baja en calorías y un buen entrenamiento.

Además, los efectos adelgazantes pueden depender de cada persona, aunque en la mayoría de los casos es recomendable tomar aunque sea 200 gramos de carnitina todos los días durante un mes.

Como ya sabemos, la carnitina puede ser muy eficaz para que se genere un efecto adelgazante, ya que ayuda a quemar grasa velozmente, pero como dijimos, solo pasará si se asocia con una dieta y actividad deportiva sana y correcta. La carnitina también se utiliza para generar un efecto que beneficie la limpieza de estructuras de cetona, también para limpiar los residuos de ácido que se encuentren en la sangre, mayormente como resultado de las dietas que incluyan mucha proteína, ya que pueden causar cetosis.

Estos suplementos nutricionales, acompañados de una dieta balanceada, también pueden ejercer un efecto excelente como aplacador del apetito, reduciéndolo considerablemente. Además, también se puede utilizar por aquellas personas que practican actividades deportivas intensas y de tiempo prolongado, ya que este suplemento ayuda de gran manera a incrementar la fuerza de su cuerpo y mejorar el rendimiento deportivo, minimizando al mismo tiempo la fatiga.

Es por esto que aquellas personas que hacen deportes pueden obtener muchos beneficios al utilizar este suplemento, tales como reservar una buena cantidad de glucógeno, generar una mayor masa muscular e incrementar la energía durante el entrenamiento. Si por otra parte quisiera consumir ácido a través de los alimentos, debe optar por aquellos alimentos de origen animal, ya que poseen una mayor cantidad de este, tales como la carne roja, productos lácteos,  huevos, pescado, conejo y en carne blanca.

Masticable

La levocarnitina viene en distintas presentaciones por sus múltiples y tipos de usos. Una de ellas son las tabletas masticables, las cuales se toman vía oral y liberar sus componentes en la boca del individuo tras ser masticadas y que luego pasan al estómago luego de que la persona trague la pastilla.

Jarabe

La levocarnitina viene en distintas presentaciones por sus múltiples y tipos de usos. Una de ellas es el jarabe, se utiliza vía oral y se recomienda para aquellas personas que se les imposibilita tomar una pastilla o bien para niños que no saben como tomarlas aún. Un jarabe es un compuesto líquido que comprende la sustancia activa en conjunto a sus excipientes y generalmente tiene una alta cantidad de azúcar.

Inyectable

La levocarnitina viene en distintas presentaciones por sus múltiples y tipos de usos. Una de ellas es la solución inyectable, que como dice el nombre, se utiliza a través de las inyecciones. Estas se suelen emplear dependiendo de la condición en la que se encuentre el paciente y de si es más beneficiosa para este que cualquier otra presentación. (Ver Artículo: metenolona.)

Tabletas

La levocarnitina viene en distintas presentaciones por sus múltiples y tipos de usos. Una de ellas son las tabletas. Esta es la presentación mas frecuentada de este y cualquier otro fármaco, ya que son fáciles de tomar y compactas. Una tableta es un compuesto de la sustancia activa del medicamento en conjunto a sus excipientes, compactados en un molde para así darle la forma y que queden como tal.

(Visited 1.075 times, 1 visits today)