≡ Menu




Aprende todo sobre el medicamento Cobimetinib y más

En el presente artículo hablaremos de el cobimetinib que es un medicamento para el tratamiento del cáncer, también hablaremos de sus indicaciones, mecanismo de acción, dosis, precauciones, efectos secundarios, advertencias, interacciones y algo más.

cobimetinib

El cobimetinib ¿qué es?

El cobimetinib es un medicamento que se utiliza para tratar el cáncer, y actúa interfiriendo con el crecimiento y la propagación de las células cancerígenas en el organismo.

El cobimetinib se utiliza para el tratamiento de ciertas clases de melanoma (cáncer de la piel) metastásico, que se ha extendido a otras zonas del organismo y que no se pueden eliminar con cirugía. El cobimetinib habitualmente se aplica en conjunto con otro fármaco llamado vemurafenib (nombre comercial: Zelboraf).

cobimetinib

El cobimetinib se utiliza solo si el tumor tiene un marcador genético específico que el médico deberá comprobar.

El cobimetinib (nombre comercial Cotellic ) es un cohibidor de MEK que fue desarrollado por Exelixis y Genentech (Laboratorios Roche). Se utiliza en conjunto con el vemurafenib, que es un cohibidor de BRAF , para el tratamiento del el melanoma.

En el año 2015,  la FDA (la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU) aprobó el uso del cobimetinib para el tratamiento del melanoma no resecable o metastásico con una mutación BRAF V600E o V600K, en conjunto con el vemurafenib (Zelboraf). El cobimetinib no se encuentra indicado para la terapia de pacientes que tienen melanoma BRAF de tipo salvaje.

El cobimetinib fue aprobado para ser utilizado en conjunto con el vemurafenib (Zelboraf) para tratar los casos de melanoma avanzado con mutación BRAF (ya sea V600E o V600K), que no se puede llegar a eliminar por medio de cirugía o que ya haya presentado metástasis.

¿Qué es un melanoma?

El melanoma es un tumor maligno que procede de los melanocitos. La gran mayoría de los melanomas están localizados en la piel (95 %) y los menos frecuentes (5 %) en la mucosas (oral, tubo digestivo, genital), en la retina y en las meninges. El melanoma solamente representa el 4 % del total de tumores malignos de la piel, pero es el responsable de 80 % de las muertes causadas por esta clase de tumores.

La tasa de incidencia ajustada de melanoma sólo en España está alrededor del 5,2 por cada 100.000 habitantes/año. Se presenta más comúnmente en las mujeres (57,2 %), con una edad promedio para el instante del diagnóstico de 55 años para las mujeres y 57 años para los hombres. La incidencia se ha visto aumentada en los últimos años de una forma continua y que llega a afectar a todas las edades.

Cerca de un 15 % de los pacientes que presentan melanoma llegan a desarrollar estadio avanzado de la enfermedad. Y, un 50% estimadamente de los melanomas metastáticos tienen una mutación BRAF V600, lo que compromete la activación de vía MAPK.

Tratamiento

La terapia que se ha detallado para el tratamiento del melanoma avanzado son la cirugía, la radioterapia y/o terapia sistémica. La resección total de las metástasis aisladas y restringidas a un sólo lugar anatómico puede, en ciertos casos, llegar a prolongar la supervivencia de manera significativamente. La radioterapia mitigante está  indicada para aliviar los síntomas en los casos de las metástasis a nivel cerebral, del tejido óseo y de las vísceras.

La terapia sistémica consiste en la aplicación de inmunoterapia (interleukina-2 -IL-2 e interferón alfa) o de quimioterapia (incluyendo la dacarbazina, la temozolomida, la fotemustina, los platinos y los taxanos o una combinación de estos). Después se han autorizado nuevos fármacos para tratar el melanoma no resecable o metastático.

Entre los que están la inmunoterapia: el ipilimumab, el nivolumab, el pembrolizumab y la terapia dirigida: el vemurafenib y el dabrafenib, las cuales son recetados para aquellos individuos que sufren de una mutación BRAF V600 positiva, así como el trametinib ligado al dabrafenib (también indicado para pacientes que tengan la mutación BRAF V600 positiva).

El cobimetinib ha sido certificado, a finales del año 2015, por la EMA para la utilización en conjunto con el vemurafenib para la terapia del melanoma irresecable o metastático en los adultos cuya mutación es BRAF V600 positiva. En la actualidad, la selección del tratamiento de primera línea es dependiente de los factores de las mutaciones en la ruta MAPK (BRAF V600), el tiempo de la enfermedad y la presencia de síntomas relacionados con el cáncer.

Nombre comercial

El nombre comercial del cobimetinib es: Cotellic que viene en presentación de comprimidos recubiertos de 20 mg para administración oral.

cobimetinib

Mecanismo de acción

El cobimetinib es un cohibidor reversible, de tipo selectivo, alostérico y por vía oral que interrumpe la ruta de las proteínquinasas que son activadas por los mitógenos (MAPK) que se dirigen a la quinasa activada por los mitógenos que regulan la señal extracelular (MEK) 1 y MEK 2, lo que causa una cohibición de la fosforilación de la quinasa que regula la señal extracelular (ERK) 1 y ERK 2. Por todo esto, el cobimetinib interrumpe la proliferación de células inducida por la ruta de la MAPK por medio de la cohibición de la señalización a nivel de MEK1/2.

Indicaciones

El cobimetinib está indicado para utilizar junto con el vemurafenib, (nombre comercial Zelboraf) para el tratamiento ciertas clases de melanoma (que es un tipo de cáncer de piel) que no se puede llegar a tratar con cirugía o que se ha expandido a otras zonas del organismo. El cobimetinib forma parte una clase de fármacos llamados como cohibidores de la quinasa. (Ver artículo progesterona)

Funciona bloqueando la acción de una proteína no normal que se encarga de enviar señales a las células cancerígenas para que éstas se multipliquen. Esto ayuda a retrasar o a impedir la propagación de las células del cáncer.

cobimetinib

Dosis

La presentación del cobimetinib es en comprimidos para consumir por la vía oral acompañado con o sin alimentos. Habitualmente se consume a diario una (1) vez durante los primeros veintiún (21) días del ciclo de veintiocho (28) días. Consuma el  cobimetinib a la misma hora todos los días aproximadamente. Debe seguir con atención las instrucciones que trae el medicamento y puede pedir al médico o al farmacéutico que le aclare cualquier duda que tenga.

Debe consumir el cobimetinib cómo se lo indique el médico. No debe modificar las cantidades de las dosis indicadas, ni se debe alterar la frecuencia de lo que está indicado en la receta del especialista.

Si llegara a vomitar tras el consumo del cobimetinib, no consuma otra dosis. Deberá seguir con el programa regular de las dosis.

cobimetinib

El médico es el único que puede indicar una reducción de la dosis de el cobimetinib, o suspender permanente o de manera temporal el tratamiento. Esto dependerá de qué tan bien esté funcionando el fármaco en su caso y los efectos secundarios que le provoque. Debe asegúrese de indicarle al médico cómo se encuentra durante el tratamiento con el cobimetinib.

La dosis recomendada del cobimetinib es de 60 mg una vez por día, por veintiun (21) días consecutivos, seguido de siete (7) días de descanso para completar un ciclo de veintiocho (28) días.

Precauciones

Antes de comenzar a consumir el cobimetinib, debe informar al médico si es alérgico o hipersensible al cobimetinib, a cualquier otro fármaco o a alguno de los elementos que componen la fórmula del cobimetinib. Debe también informar al médico sobre qué otros fármacos con y sin receta médica, las vitaminas, los suplementos nutricionales y los productos a base de hierbas está consumiendo o tiene pensado consumir.

Debe asegurarse de nombrar cualquiera de estos: los anticoagulantes (llamados también ‘adelgazantes de la sangre’) como son la warfarina (Coumadin, Jantoven), la carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Tegretol), la ciprofloxacina (Cipro), la claritromicina (Biaxin, en Prevpac), el efavirenz (Sustiva, en Atripla), la eritromicina (E.E.S, E-Mycin, Erythrocin), el indinavir (Crixivan).

También el itraconazol (Onmel, Sporanox), el ketoconazol (Extina, Ketozole, Nizoral), la nefazodona, la rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater), el nelfinavir (Viracept), la fenitoína (Dilantin, Fhenytek), y el ritonavir (Norvir, en Kaletra, en Viekira Pak). Es muy probable que el médico deba indicar una modificación de las dosis de los fármacos o vigilar atentamente para ver si padece efectos secundarios.

cobimetinib

Muchos otros fármacos pueden también interactuar con el cobimetinib, por lo que se debe asegurar de informar al médico sobre todos los fármacos que está consumiendo, inclusive los que no se nombraron anteriormente.

Debe informar al médico qué productos elaborados a base de plantas está consumiendo, en especial la hierba de San Juan. No debe tomar la hierba de San Juan mientras que esté consumiendo el cobimetinib.

Debe indicar al médico si ha padecido o padece alguna otra afección a nivel de la piel aparte del melanoma; si ha padecido problemas de sangrado; alteraciones de la vista; o cualquier enfermedad que afecte los músculos; o si tienen alguna afección cardíaca o hepática.

Se debe prevenir la exposición innecesaria o muy extensa a la luz solar, se recomienda el uso de ropa protectora, de lentes de sol, crema para los labios y utilizar protector solar (FPS 30 o superior). El cobimetinib podría sensibilizar la piel a la luz solar.

Advertencias

En los casos de deficiencia renal grave, en los casos de deficiencia hepática; en los pacientes de otras razas que no sean caucásicos; en los niños menores de 18 años de edad; para los pacientes con retinopatía serosa, en los casos de deficiencia ventrícular izquierda, se recomienda evaluar la FEVI antes de comenzar el tratamiento. (valores de referencia), y, después del primer mes de tratamiento y repetirlo como mínimo, cada 3 meses o cuando sea necesario clínicamente hasta la suspensión.

Modificaciones analíticas hepáticas: incrementos de ALT, AST y fosfatasa alcalina (ALP) se debe vigilar antes de comenzar el tratamiento y cada mes mientras dure el mismo, o con una mayor frecuencia si es necesario clínicamente. Los casos de diarrea, se debe controlar con elementos antidiarreicos y con algunos cuidados complementarios.

Hasta el momento no se ha determinado la eficiencia y la seguridad de la combinación de el cobimetinib y el vemurafenib en los casos de melanoma BRAF V600 positivo con metástasis cerebral. Se debe evitar el consumo concomitante con los cohibidores potentes de CYP3A y mucha precaución si se aplica en conjunto con un cohibidor moderado de CYP3A4.

En los casos de hemorragia y de algunos factores de riesgo de hemorragia, como pasa en las metástasis cerebrales y/o en conjunto con sustancias, que aumentan el riesgo de hemorragia (inclusive la terapia antiagregante o anticoagulante). (Ver artículo tiamazol)

El posible riesgo de rabdomiólisis y alteraciones de la creatinina fosfoquinasa (CPK) en la sangre. Para evitarlo, se deben realizar determinaciones de CPK y creatinina al comenzar el tratamiento (teniendo en cuenta los valores de referencia) y después realizar un control mensual mientras dure el tratamiento, o cuando sea clínicamente indicado.

Efectos secundarios

Se debe buscar atención médica de urgencia si se presentan síntomas de alguna reacción alérgica: como pueden ser ronchas; dificultad para poder respirar; inflamación de la cara, labios, lengua, o garganta.

Debe suspender el uso de el cobimetinib y consultar con el médico de manera inmediata si presenta:

-Si tiene modificaciones de la visión, falta parcial de la visión, la presencia de halos alrededor de las luces.

-Si siente dolor muscular sin explicación, sensibilidad, o debilidad (en especial si también tiene fiebre y orina de color oscuro).

-Si presenta moretones o sangrados con facilidad (sangrado por la nariz o las encías).

-Si presenta signos de un sangrado interno: debilidad, mareo, cefalea, orina de color rojo o rosado, heces con presencia de sangre o alquitranadas, toser con sangre o vómito de color oscuro como café molido.

-Si presenta signos de problemas del corazón: tos excesiva, silbido, dificultad para respirar (aún cuando se realiza una actividad leve), dolor de pecho, latidos cardíacos acelerados, inflamación hinchazón en sus pies o tobillos.

-Cuando se tienen bajos niveles de sodio en el organismo: cefaleas, confusión, arrastrar las palabras cuando habla, debilidad extrema, vómitos, falta de coordinación, sensación de cierta inestabilidad.

-Si presenta problemas del hígado: náuseas, dolor en la parte superior del estómago, sensación de fatiga o cansancio, falta de apetito, orina de color oscuro, heces de color rojizo, ictericia (color amarillento de la piel y de los ojos).

-Si presenta una reacción severa a nivel de la piel: dolor a nivel de la piel, picazón, enrojecimiento de la piel, presencia de granos o bultos, piel gruesa o arrugada, sarpullido extendido que produce ampollas y descamación.

Los tratamientos para el cáncer quizás puedan llegar a ser retardados o suspendidos de manera permanente si llega a presentar algunos de estos efectos secundarios enumerados anteriormente.

Los efectos secundarios más comunes pueden ser: presencia de náuseas, vómitos y diarrea; fiebre alta; quemaduras causadas por el sol o un incremento a la sensibilidad de la luz solar; bajos niveles de sodio; o pruebas de laboratorio que no son normales. En esta lista no menciona todos los posibles efectos secundarios y se pueden presentar otros. Se recomienda consultar con el médico para que le de consejos que se relacionen con los efectos secundarios.

Reacciones adversas

Los casos de carcinoma de células basales, de carcinoma de células escamosas a nivel cutáneo, queratoacantoma; anemia grave; fuerte deshidratación, hipofosfatemia (niveles bajos no normales de fósforo en la sangre), hiponatremia (las cantidades de sodio en la sangre son bajas de manera anormal), hiperglucemia (incremento anormal de los niveles de glucosa en la sangre); retinopatía serosa; visión alterada o borrosa, modificaciones a nivel visual; Tensión alta (hipertensión), hemorragias.

cobimetinib

También la neumonitis (inflamación pulmonar limitada al intersticio); diarrea, náuseas, vómitos; sensibilidad a la luz (fotosensibilidad), erupciones, erupción maculopapular, dermatitis acneiforme, hiperqueratosis (engrosamiento de la piel); estado febril (pirexia), escalofríos; incremento de la creatina-fosfocinasa (CPK ) en la sangre;

Incremento de la enzima hepática (ALT), incremento del aspartato aminotransferasa (AST), incremento de la gamma glutamiltransferasa (GGT), incremento de la fosfatasa alcalina (ALP) en la sangre, reducción de la fracción de eyección, incremento de los niveles de la bilirrubina en la sangre.

Interacciones

Se debe evitar el uso en conjunto con cohibidores potentes de CYP3A (por ejemplo: el ritonavir, el cobicistat, el telaprevir, el lopinavir, el itraconazol, el voriconazol, la claritromicina, la telitromicina, el posaconzaol, la nefazodona, el jugo de pomelo). En caso de que no se pudiera evitar la asociación, se debe realizar una vigilancia estrecha. Si el cohibidor se fuera a utilizar durante un periodo corto de tiempo (de unos siete (7) días o menos), se debe considerar un paréntesis de el cobimetinib mientras dure este periodo.

Se debe tener cuidado cuando se coaplica con cohibidores moderados de CYP3A (como por ejemplo: la amiodarona, la eritromicina, el fluconazol, el miconazol, el diltiazem, el verapamilo, la delavirdina, el amprenavir, fosamprenavir, el imatinib), se debe monitorizar por si llegara a aparecer algún signo de toxicidad.

Las cantidades plasmáticas disminuidas por: los inductores moderados y potentes de CYP3A (como la carbamazepina, la rifampicina, la fenitoína y la hierba de San Juan). Las cantidades plasmáticas incrementadas por: la ciclosporina y el verapamilo.

Embarazo

Es importante que sepa que el cobimetinib puede llegar a reducir la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. Debe informar al médico si se encuentra embarazada o si tiene planeado quedar embarazada. Se recomienda el uso de un método confiable anticonceptivo para evitar un posible embarazo durante el tiempo de la terapia, y por dos (2) semanas después de suspender el cobimetinib.

cobimetinib

Discuta con el  médico sobre los métodos anticonceptivos que son más efectivos para su caso. Si llegara a quedar embaraza mientras consume el cobimetinib, llame al médico de inmediato. El cobimetinib puede llegar a dañar al feto.

No existen datos confiables relativos a la  utilización del cobimetinib en pacientes embarazadas. No se debe utilizar durante el tiempo del embarazo, a menos que sea estrictamente necesario y con una minuciosa evaluación de las necesidades que tiene la madre y del posible riesgo para el feto.

Lactancia

Hasta el momento se desconoce si el cobimetinib se elimina a través de la leche materna. No se debe excluir el posible riesgo para los recién nacidos o bebés lactantes. Se debe tomar la decisión de si se requiere suprimir la lactancia o la terapia con el cobimetinib tomando en consideración el beneficio que otorga la lactancia para el niño y el beneficio que otorga el tratamiento para la madre.

Debe informar al médico si se encuentra amamantando. No se recomienda amamantar mientras se está consumiendo el cobimetinib y por lo menos durante las dos (2) semanas siguientes a la última dosis.

Efectos sobre la capacidad de conducir

El cómo influye el uso del cobimetinib sobre la forma para conducir y de usar maquinaria pequeña: se han presentado casos de pacientes con trastornos visuales que están siendo tratados con el cobimetinib, durante las evaluaciones realizadas.

Se le debe aconsejar a los pacientes que toman el tratamiento con el cobimetinib que no deben conducir ni utilizar máquinas, si llegaran a experimentan alteraciones visuales o algún otro efecto secundario que pueda llegar a afectar su capacidad para poder conducir y para poder utilizar máquinas.

cobimetinib

Eficacia

En los pacientes adultos que tienen melanoma avanzado o metastásico con mutación BRAF V600, el cobimetinib ligado al vemurafenib ha mostrado tener una mayor eficiencia frente al vemurafenib en solitario, para la variable principal de la supervivencia libre de progresión (SLP). Los datos sobre la eficiencia están hasta el momento por comprobar, aunque en el análisis actual se ponen de manifiesto todas las diferencias que existen entre ambos regímenes de terapia. (Ver artículo dexametasona)

Seguridad

Con respecto a la seguridad, la combinación del vemurafenib y el cobimetinib, con relación a la monoterapia con el vemurafenib, se ligó a una mayor frecuencia de la presencia algunos efectos adversos, inclusive la retinopatía serosa central, efectos adversos de tipo gastrointestinal (como son: diarrea, náusea y vómito), sensibilidad a la luz (fotosensibilidad), incremento de los niveles de las aminotransferasas y de la creatinina quinasa, siendo la gran mayoría de ellos de grado 1-2.

Se presentaron tasas muy parecidas para los efectos adversos grado 3 para los dos tipos de tratamiento.

Cobimetinib y vemurafenib

Los investigadores que estudian el cáncer están desarrollando nuevas maneras de tratamiento para el melanoma avanzado con gran éxito para los pacientes. La terapia dirigida es una nueva forma de terapia para el tratamiento eficaz de este tipo de cáncer, que puede llegar a disminuir las células cancerosas y los tumores y de esa forma ayudar a los pacientes que tienen melanoma a lograr vivir mucho más tiempo.

El vemurafenib (nombre comercial Zelboraf) y el cobimetinib (nombre comercial Cotellic), son un tratamiento de combinación que impide la acción de distintas moléculas que están dentro de las células cancerígenas que son la encargadas de que el cáncer crezca y se propague. Esta combinación de terapias dirigidas trata el melanoma avanzado de una forma más eficaz que los fármacos de manera individual y llegando a producir efectos secundarios de menor gravedad.

El vemurafenib es un cohibidor de BRAF (pronunciado bee-raff ), y el cobimetinib es un cohibidor de MEK (pronunciado meck ).

Este es un tipo de terapia dirigida llamada cohibidores de la transducción de señales, que ayudan a retrasar o a bloquear el desarrollo y la propagación de las células cancerosas del melanoma.

¿Cómo trabajan juntos?

El vemurafenib impide la acción de una forma mutada de una molécula conocida como BRAF. El cobimetinib impide la acción de una molécula conocida como MEK. Las BRAF y MEK son moléculas de proteínas que tienen un papel importante en la regulación del desarrollo celular.

Las mutaciones BRAF V600E y V600K indican que las células crecen de forma no normal y que se dividen de manera descontrolada. Estas células pueden llegar a convertirse en un tumor de melanoma, más o menos la mitad de todos los melanomas poseen una mutación BRAF.

Las MEK recibe señales de las BRAF y de otras moléculas dentro de la célula. En la terapia del melanoma, los investigadores han visto que bloquear BRAF y MEK  en simultáneo resulta ser más efectivo que bloquear MEK solamente. (Ver artículo clorotrimeton)

La combinación de el vemurafenib y el cobimetinib presenta una interferencia en las señales BRAF no normales para retrasar o impedir el desarrollo celular descontrolado:

El vemurafenib impide la vía de señalización de la molécula BRAF que está mutada en V600E.
El cobimetinib suprime la señalización de la molécula BRAF que está mutada V600E o V600K por medio de la molécula MEK.

Este tratamiento de combinación funciona solamente en los individuos cuyo melanoma ha dado positivo para la mutación BRAF V600E o V600K. Si presenta un melanoma avanzado, el médico le realizará una prueba de mutaciones genéticas específicas previamente a recetar esta combinación de fármacos. El médico debe enviar una biopsia (muestra de tejido canceroso) a un laboratorio que se especialice en estos análisis.

En el año 2015, la FDA (la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos) autorizó el uso de el cobimetinib solamente en conjunto con el vemurafenib para tratar pacientes que presentan etapas avanzadas del melanoma:

-La Etapa III que no se puede llegar a resecar (se refiere a no se puede extirpar por completo por medio de cirugía).

-La Etapa IV, también llamada metastásica (cuando las células de melanoma que se han esparcido a los órganos y a otras zonas del organismo).

Este artículo es netamente de carácter informativo, en ningún momento se pretende sustituir la opinión médica, siempre se recomienda consultar con el médico especialista antes de iniciar cualquier tratamiento con fármacos.

Dejar Comentario