≡ Menu




Conoce todo sobre el medicamento llamado Lopinavir aquí

El lopinavir es un fármaco  antirretroviral, subterapéuticas (solo no produce efectos relevantes), que forma parte del grupo de los inhibidores de la proteasa y se asocia con el ritonavir para el tratamiento de los pacientes contaminados con el VIH-1 y VIH-2. Para conocer más detalles sobre este medicamento, te invitamos a leer este articulo.

lopinavir

Nota: Antes de iniciar un tratamiento farmacológico es imprescindible consultar a un medico, evite auto-medicarse. Este articulo es informativo.

Inhibidores de la proteasa

Los inhibidores de la proteasa (IP), son sustancias que inhiben o bloquean una enzima del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) llamada proteasa. 

Esta enzima interviene en el proceso de maduración del virus haciendo posible que este haga copias de sí mismo e infecte otras células, explicado esto, se puede deducir la importancia de la acción de los fármacos inhibidores de la proteasa en la supresión del VIH.  Si el virus no madura, no puede replicarse y por lo tanto su presencia en el organismo disminuye.

Entre los fármacos de esta familia mas conocidos encontramos:

  • Atazanavir
  • Darunavir
  • Fosamprenavir
  • Lopinavir/ritonavir (Kaletra)
  • Ritonavir
  • Tipranavir

Lopinavir

Lopinavir es un medicamento que sólo está disponible en asociación con ritonavir, pues su eficacia individual y por separado es bastante baja ya que es metabolizada por el citocromo P450 3A4 o CYP3A, que reduce considerablemente sus niveles séricos y efectos terapéuticos.

Sin embargo al ser combinado con el ritonavir, que bloquea el citocromo, permite mayor presencia del lopinavir en el organismo y un desempeño más eficaz.

Historia del producto

Este producto fue diseñado e impulsado por la empresa farmacéutica Abbott, y aprobado por la FDA el 15 de septiembre de 2000. Indicado para tratar a los pacientes con VIH o SIDA, que presentan resistencia a otros fármacos antirretrovirales  con los que han sido medicados anteriormente.

Indicaciones de lopinavir + ritonavir

Lopinavir / Ritonavir asociado con otros medicamentos, se emplea para el tratamiento de personas desde los dos años de edad que están infectados con el virus de inmunodeficiencia humana, agente causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Marca comercial

-Kaletra

-Aluvia

-RITOCOM

-Emletra

-Lopimune

Todos estos fármacos tienen dos principios activos: lopinavir y ritonavir en diferentes concentraciones. Solo puede ser comprado o adquirido con receta médica.

Presentaciones

Cápsulas blandas

Tabletas

Solución oral

Modo de uso de Lopinavir + Ritonavir

La terapia con este tipo de fármaco debe ser indicada por un médico especialista con experiencia en esta infección. Solo este profesional puede establecer las dosis y el tiempo de administración de las mismas, acompañadas de las recomendaciones de seguridad necesarias.

Dosis sugeridas:

  • Niños pequeños (entre 2 y 12 años): la dosis está sujeta o depende de la extensión corporal y los otros fármacos que esté consumiendo.
  • En adultos y adolescentes de mínimo 12 años de edad o que pesen más de 40 kg: administrar tres cápsulas o dos comprimidos de lopinavir + ritonavir  de 200/50 mg dos veces al día.
  • Adultos (18 años de edad en adelante) que no han sido tratados con anterioridad por VIH: cuatro comprimidos como una sola dosis diaria. Aunque esta dosis puede causar diarrea, malestar estomacal y comprometer la efectividad del fármaco, por lo tanto la dosis que se toma dos veces al día es la opción recomendada.

La forma oral se  indica a pacientes que no pueden consumir las otras formas.

Es importante que este fármaco no importa cuál sea la presentación se ingiera con los alimentos preferiblemente.

Las tabletas y cápsulas no deben ser aplastadas, trituradas, rotas o masticadas, se deben tragar enteras.

Mecanismo de acción

Los dos principios activos: lopinavir y ritonavir, son sustancias llamadas inhibidores de la proteasa, su función principal es aislar y  bloquean la actividad de una enzima llamada proteasa, involucrada en el proceso de reproducción y multiplicación del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Cuando ambas sustancias bloquean la proteasa, el virus no puede replicarse con normalidad, situación que obviamente ralentiza y retrasa la expansión y propagación de la infección.

El ritonavir se emplea como un «potenciador» que disminuye la de descomposición del lopinavir por parte del hígado. Esta acción permite incrementar la concentración de lopinavir en el organismo, logrando efectos antivirales eficaces empleando dosis más baja.

Estas principios activos retrasan el deterioro del sistema inmune, y todas aquellas dolencias y enfermedades que se asocian al VIH o el SIDA, sin embargo no curan la infección.

Beneficios de lopinavir + ritonavir

Disminuye las cargas virales de manera eficaz en adultos, adolescentes y niños a partir de los dos años. En combinación con otros medicamentos antivirales evita que la infección se propague rápidamente.

Efectos secundarios

Los efectos adversos o secundarios más comunes observados en pacientes de cualquier edad son:

  • Concentraciones bastante elevadas de colesterol, triglicéridos y gamma-glutamil transferasa (enzima hepática) en la sangre.
  • Diarrea.
  • Ictericia.
  • Náuseas y vómitos
  • Infección del tracto respiratorio
  • Inflamación del páncreas
  • Hinchazón y molestias del abdomen
  • Dolor e inflamación en el estómago, intestino y colon.
  • Flatulencias
  • Indigestión
  • Poco apetito
  • Reflujo  puede causar ardor y dolor.
  • Tensión alta
  • Problemas para metabolizar azúcar
  • Pérdida de peso
  • Descenso de los glóbulos rojos y blancos.
  • Erupción
  • Eczema
  • Mareo
  • Ansiedad
  • Dificultad para dormir
  • Sensación de cansancio por la pérdida de fuerzas y energía
  • Dolor de cabeza, migraña.
  • Molestias en las hemorroides
  • Inflamación del hígado
  • Reacción alérgica
  • Presencia aumentada de nódulos linfáticos
  • Impotencia
  • Flujo menstrual fuerte o prolongado
  • Falta de menstruación
  • Debilidad muscular y espasmos
  • Dolor en las articulaciones y espalda
  • Daños en el sistema nervioso periférico
  • Sudor nocturno
  • Picazón
  • Sarpullido
  • Infección e inflamación de la piel o de los poros capilares.

Los efectos secundarios poco frecuentes son:

  • Sueños anormales y alterados.
  • Lipodistrofia (cambios en la localización de la grasa corporal)
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Caída del cabello
  • Bloqueo auriculoventricular
  • Presencia y aglomeración excesiva de plaquetas en las arterias, lo que puede originar un ataque cardíaco y/o accidente cerebrovascular.
  • Posible inflamación de los vasos y capilares sanguíneos
  • Afección del conducto biliar
  • Estreñimiento
  • Espasmos
  • Formación de coágulos en la sangre
  • Sequedad de la boca
  • Incontinencia
  • Úlcera en el tracto digestivo
  • Sangrado del tracto intestinal o recto
  • Presencia de glóbulos rojos en la orina
  • Grasa en el hígado y aumento del tamaño del mismo.
  • Síndrome de reactivación inmunitaria.
  • Aumento del apetito
  • Niveles elevados de bilirrubina en la sangre
  • Falta de deseo sexual
  • Afecciones del riñón.
  • Problemas óseos por el suministro sanguíneo insuficiente (osteonecrosis)
  • Llagas o úlceras en la boca.
  • Fallo renal
  • Presencia de mioglobina en el torrente sanguíneo
  • Tinnitus (zumbidos, pitidos o silbidos en los oídos)
  • Temblor
  • Cierre anormal de  la válvula tricúspide del corazón
  • Vértigo
  • Trastornos oculares
  • Incremento en su peso.

Es importante que notifique a su médico si padece algún efecto desconocido o no deseado, sea que este o no en esta lista o en el prospecto del medicamento.

Contraindicaciones de lopinavir + ritonavir

No administrar lopinavir + ritonavir  en caso de:

  • Pacientes  hipersensibles o alérgicos  a los principios activos (lopinavir, ritonavir) o cualquiera de los excipientes.
  • Casos de enfermedad hepática severa, esto también incluye hepatitis B o C.
  • Medicamentos con los mismos componente o que se metabolizan de igual forma que ya que son nocivos en altas concentraciones en la sangre.

Advertencias

  • Informe a su medico si su método anticonceptivo es oral o parche anticonceptivo. Este medicamento reduce la eficacia de estos métodos para evitar un embarazo, por lo que le indicaran un método adicional o diferente.
  • Estar en tratamiento con este medicamento no reduce el riesgo de transmitir el VIH a otras personas, por lo tanto debe tomar las  precauciones correspondientes para evitar contaminar a otros individuos.
  • Comunique a su medico si esta embarazada.
  • Las mujeres infectadas por VIH no deben amamantar, pues es muy probable que el niño se infecte con el virus a través de la leche materna.
  • No utilice maquinarias o conduzca si presenta efectos secundarios como náuseas, mareos, dolor de cabeza, etc, ya que pueden disminuir sus capacidades.
  •  Tome el medicamento  como lo ha indicado su médico tratante. No inicie, modifique o suspenda el tratamiento sin autorización.
  • Consulte detalladamente la lista de medicamentos que interactúan con lopinavir + ritonavir.
  • Evitar el consumo de alcohol aun en cantidades moderadas, pues las posibilidades de desarrollar problemas de salud contiguo con la ingesta del mismo son mayores.

Interacciones de lopinavir + ritonavir

Debe informar a su médico sobre cualquier fármaco, suplemento o medicina natural que este ingiriendo, antes de iniciar un tratamiento antirretroviral. No ingiera lopinavir + ritonavir en asociación con los siguientes medicamentos:

Astemizol o terfenadina (empleados para  los síntomas de la alergia).

Midazolam, triazolam (alivian la ansiedad y trastornos del sueño)

Pimozida (empleado en pacientes con esquizofrenia).

Quetiapina (esquizofrenia, el trastorno bipolar y depresivo mayor).

Lurasidona (antidepresivo).

Ranolazina (angina de pecho).

Cisaprida (empleado en diversos problemas estomacales).

Ergotamina, dihidroergotamina, ergonovina y metilergonovina (empleados para los dolores de cabeza o cefales, migraña).

Amiodarona, dronedarona (indicado para las irregularidades del ritmo cardíaco).

Lovastatina, simvastatina (disminuye el colesterol en la sangre).

Alfuzosina (empleada para tratar los síntomas del agrandamiento de próstata).

Ácido fusídico (indicado para las infecciones de la piel como impétigo y dermatitis infectada, infecciones de los huesos y las articulaciones).

Colchicina (medicamento para tratar la gota).

Elbasvir/grazoprevir (hepatitis crónica por virus C).

Ombitasvir/paritaprevir/ritonavir con o sin dasabuvir (hepatitis crónica por virus C).

Avanafilo o vardenafil (impotencia).

Sildenafilo  (para el tratamiento de la hipertensión pulmonar y la disfunción eréctil).

Bosentan, riociguat, tadalafilo (hipertensión pulmonar).

Hierba de San Juan (Hypericum perforatum) o cualquier producto que la contenga.

Rifampicina, rifabutina, claritromicina (antibióticos).

Afatinib, ceritinib, venetoclax, dasatinib, nilotinib, vincristina,  vinblastina (anticancerígenos).

Fosamprenavir, indinavir, ritonavir, saquinavir, tripanavir (inhibidores de la proteasa).

Budesonida, dexametasona, propionato de fluticasona, etinilestradiol, triamcinolona (esteroides).

Anticonceptivos de uso oral o parches.

Bupropión (empleado para dejar de fumar).

Fármacos similares a la morfina.

Fentanilo (analgésicos).

Medicinas empleadas para el tratamiento del asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Almacenamiento y conservación

  1. El medicamento debe permanecer en su envase original y  mantener bien cerrado.
  2. No dejar a la vista y al alcance de los niños y mascotas; guarde los fármacos en un lugar oculto y lejos de ellos.
  3. Almacene a temperatura ambiente y evite las temperaturas extremas.
  4. No guarde en lugares donde exista exceso de humedad.
  5. Si por algún motivo debe sacar las tabletas de lopinavir + ritonavir de su envase, debe tomarlas en un lapso de dos semanas.
  6. La solución oral se puede guardar en el refrigerador hasta su fecha de caducidad impresa en la etiqueta, y a temperatura ambiente por dos meses.
  7. Cuando sea necesario desechar el medicamento hágalo de una manera apropiada y segura para que las mascotas u otras personas no puedan consumirlos. Además, no deben ser arrojados en los desechos domésticos o en los desagües para evitar daños al ambiente. Infórmese sobre los programa de devolución de medicamentos de su zona.

¿Qué hacer en caso de olvidar una dosis?

Si deja de tomar una dosis, hágalo en cuanto se acuerde. Si está próxima la hora de la otra dosis, no tome la olvidada y continúe con su horario habitual. No ingiera dosis dobles para compensar aquellas que no recordó.

Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA, es una afección infecciosa provocada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Este virus ocasiona y deteriora el sistema inmunitario del ser humano, y reduce peligrosamente las defensas del organismo haciéndolo vulnerable al ataque de microorganismos patógenos y demás enfermedades oportunistas.

Con el avance de este padecimiento se genera una mayor susceptibilidad a infecciones graves y algunos tipos de cáncer. Su forma de transmisión más común es por contacto sexual.

Síntomas

Recuerde que solo el medico puede interpretar correctamente los síntomas que manifiesta y cuál sería el origen de los mismos. Esta información no sustituye las indicaciones y opiniones de un profesional de la salud. Los síntomas y manifestaciones mas comunes de la enfermedad son:

  • Anorexia: trastorno de la conducta alimentaria.
  • Astenia: Debilidad y fatiga que inutilizan al paciente.
  • Atrofia testicular: enfermedad que reduce de manera anormal los testículos.
  • Boca seca
  • Caquexia: alteración del organismo que presenta signos de desnutrición, deterioro orgánico y debilidad física.
  • Cardiomegalia: anomalías en el tamaño del corazón (aumento de volumen)
  • Crisis epiléptica
  • Demencia: perdida o perturbación de las facultades mentales.
  • Diarrea
  • Disfagia: problema para tragar.
  • Disgeusia: trastorno en el sentido del gusto,manteniéndose un sabor desagradable en la boca.
  • Disnea: sensación de ahogo o dificultades respiratorias.
  • Dolores musculares
  • Empiema pleural (acumulación de pus en la cavidad de la pleura)
  • Faringitis
  • Fiebre

  • Hormigueo en el brazo izquierdo
  • Hipertricosis o síndrome del hombre lobo (exceso de vello)
  • Desnutrición
  • Ictericia
  • Leucopenia (reducción del número de leucocitos)
  • Leucoplasia (lesión pre-maligna de la cavidad bucal)
  • Ganglios linfáticos agrandados
  • Lengua negra vellosa
  • Delgadez
  • Dolor de garganta
  • Cefalea y migraña (dolor de cabeza)
  • Marasma (desnutrición por carencias energéticas)
  • Protuberancia e inflamación en el cuello.
  • Hinchazón en la ingle
  • Meningitis
  • Mioclono (sacudida de un músculo o grupo de músculos de forma involuntaria)
  • Osteopenia ( reducción en la densidad mineral ósea)
  • Pancitopenia (disminución anormal de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y las plaquetas)
  • Perdida de peso
  • Trombocitopenia (descenso de la cantidad de plaquetas en el plasma sanguíneo)
  • Placas en la garganta

  • Neumotórax (acumulación de aire la cavidad pleural).
  • Comezón en la pierna
  • Rabdomiolisis (desintegración de las fibras de los músculos).
  • Retraso del mental y del crecimiento
  • Sangrado nasal o epistaxis.
  • Presencia de sangre en el eyaculado.
  • Seborrea o secreción de las glándulas sebáceas de la piel.
  • Síndrome nefrótico
  • Sudores nocturnos o sudoración nocturna
  • Tos
  • Uremia (presencia en la sangre y en los tejidos de sustancias procedentes de la orina)
  • Derrame pericárdico y pleural.
  • Secreciones vaginales con olor desagradable.
  • Hipotermia
  • Llagas y burbujas en la lengua
  • Melasma (afección de la piel)

Es importante recordar que los síntomas y manifestaciones del SIDA están sujetos o dependen de la etapa en que se encuentra la infección. Generalmente los signos como la fiebre, dolor de cabeza y de garganta, la inflamación de los ganglios linfáticos y el bazo y la erupción cutánea ocurren a partir de la dos o cuatro semanas de la contaminación, teniendo similitud con la mononucleosis infecciosa o influenza.

Esta sintomatología suele desaparecer o retroceder durante unas semanas y el paciente se siente en perfecto estado de salud, solo aparentemente. En esta etapa ya el individuo puede transmitir la infección a otras personas.

En las etapas siguientes el virus del VIH se multiplica en los ganglios linfáticos, elimina progresivamente los linfocitos T cooperadores, glóbulos blancos que coordinan la acción de todo el sistema inmunológico.

Esta fase puede durar entre seis y nueve años, el paciente presenta manifestaciones como fiebre constante, disminución de peso, diarrea, problemas para respirar, tos e inflamación de los ganglios linfáticos.

Cuando la enfermedad está en etapa terminal diez años o más después de la infección, la sintomatología es mucho más seria debido al desarrollo de las infecciones oportunistas, como la neumonía, la candidiasis, la meningitis, el herpes, tuberculosis, toxoplasmosis, etc.

Evolución de la enfermedad

La infección del VIH desde que penetra en el cuerpo presenta varias etapas:

Infección primaria

Cuando el  virus penetra en el cuerpo afecta los ganglios linfáticos y comienza a replicarse de forma activa diseminándose en el organismo, esto origina una infección severa  que generalmente no presenta sintomatología. Son poco frecuentes los casos que presenten signos y síntomas, pero estos tienden a ser subestimados o ignorados por el individuo.

Estos síntomas suele ser muy inespecíficos limitándose a:

  • Aumento de la temperatura
  • Dolor al tragar (faringodinia)
  • Fatiga
  • Debilidad (astenia)
  • Dolor e inflamación de los ganglios linfáticos (linfadenomegalia).
  • Molestias en las articulaciones y músculos.
  • Afecciones gastrointestinales
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea
  • Inflamación del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia).

Esta etapa  de los síntomas se conoce como síndrome de símil mononucleosis, pues es bastante similar a la mononucleosis infecciosa. En pocos casos se presentan manifestaciones específicas, tales como úlceras en la boca o genitales y erupciones parecidas o similares a la rubéola.

También pueden aparecer otras afecciones:

  • Infecciones virales tales como herpes, citomegalovirus, rubéola, adenovirus,
  • Bacterias sobre todo estreptococos.
  • Protozoos: Toxoplasma gondii.
  • Linfomas, leucemia, etc.

En casos muy raros y poco frecuentes:

  • Encefalitis (infección del cerebro).
  • Meningitis (infección severa de las membranas que recubren el cerebro)

Esto puede causar pérdida de la memoria, desorientación y alteraciones del carácter y la personalidad. Esta etapa (infección primaria) puede tener una duración aproximada de dos semanas pero los síntomas pueden mantenerse y  persistir por unos sesenta días. (Ver articulo: Velpatasvir)

Seroconversión

Se denomina seroconversión a la aparición de anticuerpos que actúan como una barrera a una enfermedad infecciosa. En esta etapa de la infección ocurre una reducción en los linfocitos T CD4 +, tornándose un poco más aguda debido a la rápida multiplicación de virus, sin embargo este ataque disminuye rápidamente luego de tres o cuatro semanas posiblemente por la respuesta de las defensas del cuerpo.

Los anticuerpos denominados anticuerpos anti-VIH, aparecen en un lapso de uno a dos meses después de la infección primaria, pero no todos los casos son iguales, pues se han observado seroconversiones luego de lapsos de tiempo mayores.

Antes de la etapa de seroconversión, ocurre el llamado período de ventana, pudiéndose determinar la infección con un examen denominado PCR (Polymerase Chain Reaction o Reacción en cadena de la polimerasa), o aislando el virus en células provenientes de muestras biológicas infectadas.

Etapa temprana de la infección

La infección primaria, generalmente  abarca un período de latencia de seis a nueve años, existiendo casos muy puntuales y desfavorables donde abarca de dos a tres años. En esta etapa el virus se replica con rapidez y tiene altos niveles en el organismo, aun en ausencia de síntomas y manifestaciones clínicas propias de la enfermedad.

Muchos estudios indican que la infección por VIH, elimina alrededor del 5% de la población total de células T CD4 + diariamente, por lo que es necesario producir una cantidad igual de células para mantener equilibrado la cantidad de linfocitos CD4.

El sistema inmunológico se regenera constantemente para tratar de compensar el deterioro originado por la multiplicación del virus, sin embargo la reducción progresiva en el número de linfocitos CD4 + es inminente.

Aparece la linfadenopatía generalizada persistente (LGP), que no es otra cosa que el aumento del volumen de los ganglios linfáticos (encima de 1 cm) de dos estaciones  no contiguas, con una duración de mínimo tres meses. También puede ocurrir la linfadenopatía, que incluye a todas las estaciones linfoglandulares sobre todo en la nuca, zona latero-cervical y axilar.

La mayor parte de los infectados  no presentan síntomas, pero pueden aparecer en algunos:

  • Dermatitis seborreica
  • Leucoplasia
  • Herpes labial y zoster.

La terapia antirretroviral durante esta etapa de la afección, se emplea en las personas que presentan  síntomas o con mucha carga viral.

Etapa media

Se caracteriza por un número de linfocitos CD4 entre 200 y 500 por microlitro, y la aparición de varias alteraciones inmunológicas. Muchos de los individuos pueden permanecer asintomáticos, pero otros presentan ciertos trastornos como:

  • Cándida vaginal
  • Dermatitis seborreica recurrente
  • Diarrea
  • Fiebre (generalmente intermitente)
  • Sinusitis
  • Bronquitis
  • Neumonía.

La presencia de infecciones bacterianas causadas por grupos de microorganismos como Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis y Mycoplasma pneumoniae, son bastante comunes.

Etapa avanzada de la infección

El deterioro y desmejoramiento progresivo del sistema inmunológico, se asocia o  acompaña de afecciones crónicas de la piel y las membranas mucosas, que suelen ser graves y difíciles de eliminar.

Las infecciones por Candida en la cavidad bucal (aftas, llagas), son dolencias repetitivas y constantes y causa también lesiones de las vísceras, como esofagitis por Cándida, candidiasis diseminada, etc., que pueden ser asintomática o presentar un aumento en la temperatura bastante simple.

La candidiasis cutánea, el herpes circinado o tiña de la piel, la tiña del pie, la onicomicosis, etc, también son usuales y molestas. En estas condiciones del sistema inmune un herpes simple es responsable de las lesiones cutáneas graves que se manifiestan con sangrado de vesículas y úlceras, en la zona oral, genital y perianal.

Las ulceraciones y super-infecciones bacterianas son casos muy frecuentes, que implican una diseminación comprometedora de los gérmenes. Es factible también la presencia del virus del papiloma y el molusco contagioso, manifestándose comúnmente en el área de la cara y las manos, resultando molesto y bastante riesgoso.

La aparición de ciertas manifestaciones como: verrugas a nivel genital y ano rectal, leucoplasia oral o leucoplasia vellosa, placas blanquecinas en la lengua y dermatitis seborreica es bastante común.

Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en niños

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es una infección progresiva que deteriora y elimina los leucocitos (glóbulos blancos), y es el causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Es una contaminación que puede ocurrir en la población adulta, adolescente e infantil. En los niños por lo general es transmitida por la madre en el parto.

Sin embargo, esta transmisión de madres a hijos recién nacidos se puede evitar si la mujer recibe terapia antirretroviral, evitando un parto normal y someterse a cesárea y ademas  alimentando al bebé con fórmula infantil, pues en la leche materna hay presencia del virus.

En el caso de los pacientes pediátricos portadores del VIH, pueden recibir tratamiento farmacológico antrirretrovírico con los mismos medicamentos que los pacientes adultos y tener una vida normal y longeva. Los síntomas de la infección en la población infantil consisten generalmente en:

  • Retraso del crecimiento y  desarrollo.
  • Hinchazón y agrandamiento de los ganglios linfáticos en algunas zonas del cuerpo.
  • Infecciones bacterianas recurrentes.
  • Inflamación de los pulmones.

Se estima que un paciente pediátrico afectado por VIH desarrolla el SIDA cuando padece una o más trastornos y enfermedades asociadas a este síndrome o cuando la capacidad de su organismo para combatir y defenderse contra el ataque de las infecciones se ve mermado o disminuido considerablemente. (Ver articulo: Emtricitabina)

Dejar Comentario