≡ Menu

Ceftriaxona: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La ceftriaxona es un antibiótico que  trata ciertos tipos de infecciones, pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos de cefalosporina de tercera generación, que funciona al matar las bacterias. Se puede administrar como inyección,  en un músculo o por infusión intravenosa (IV) a través de una aguja en una vena. Es un fármaco de uso delicado que debe ser prescrito por un médico; conoce sus beneficios, propiedades, efectos secundarios y más.

Indice De Contenido

Marca comercial de ceftriaxona

Rocephin

Renin

Ceftrex IM

Amcef IM

Tacex IM

Acantex

Aurofox

¿Por qué se prescribe este medicamento?

La inyección de ceftriaxona se usa para tratar ciertas infecciones causadas por bacterias como:

Gonorrea o blenorragia: una enfermedad causada por la bacteria Neisseria gonorrea. Se transmite durante las relaciones sexuales vaginales, anales y orales, se caracteriza por la inflamación de las vías urinarias y los genitales, además de producir un flujo excesivo de moco genital. La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad no tienen síntomas.

Enfermedad pélvica inflamatoria: infección de los órganos reproductores femeninos (útero, ovarios o trompas de Falopio) que pueden causar infertilidad.

Meningitis: infección e inflamación de la membrana que rodean el cerebro y la médula espinal, llamada meninge, puede ser viral o bacteriana. Por lo general ataca a individuos con sistemas inmunitarios débiles y causa sordera, ataque y lesiones  cerebrales.

Profilaxis de meningitis meningocócica: contactos cercanos de pacientes con enfermedad invasora  N. meningitidis tienen gran probabilidad de ser portadores como de contraer la enfermedad en los siguientes siete días.

Infecciones: de los pulmones, oídos, piel, tracto urinario, sangre, huesos, articulaciones y abdomen.

Algunos casos de infecciones sinusales: llamada también sinusitis o rinosinusitis , es la inflamación de los tejidos blandos que recubren  los senos paranasales (cavidades óseas que se encuentran dentro del rostro y cráneo)

Endocarditis: infección del revestimiento interno del corazón y válvulas (endocardio) se origina cuando las bacterias, hongos u otros gérmenes de algunas partes del cuerpo, viajan a través del torrente sanguíneo y se alojan en zonas dañadas del corazón. La falta de tratamiento puede deteriorar o destruir las válvulas del corazón y generar complicaciones que ponen en riesgo la vida del paciente.

Prevención de Endocarditis Bacteriana: se logra tomando antibióticos antes de someterse a procedimientos dentales  y operaciones quirúrgicas  en personas de alto riesgo (que sufren enfermedades del corazón o son portadoras de prótesis).

Chancroide o chancro blando: es una infección de transmisión sexual (ITS )originada por una bacteria gram negativa conocida como Haemophilus ducreyi. Se manifiesta frecuentemente a modo de úlceras o llagas genitales.

Enfermedad de Lyme o  borreliosis de Lyme: es una infección que se transmite por picaduras de garrapatas, causada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Esta puede diseminarse y afectar al cerebro, el corazón y las articulaciones. Los síntomas de la enfermedad de Lyme de diseminación temprana (etapa 2) ocurren semanas o meses después de la picadura de la garrapata y pueden ser: entumecimiento o dolor en la zona del nervio, problemas cardíacos (palpitaciones), parálisis o debilidad en los músculos de la cara, dolor torácico  y dificultad para respirar.

Los síntomas de la enfermedad de Lyme de diseminación tardía (etapa 3) pueden ocurrir meses o años después de la infección. Los síntomas más comunes son el dolor y debilidad muscular, hinchazón y dolor articular, movimiento anormal de los músculos, problemas al hablar, problemas cognitivos o de pensamiento, entumecimiento y hormigueo.

Fiebre recurrente: es una infección causada por varias especies de Borrelia, transmitida por las garrapatas o los piojos. Los síntomas son: episodios febriles seguidos, acompañados de cefalea, mialgia y vómitos que duran 3 a 5 días, con intervalos de aparente recuperación.

Shigelosis: una infección causada por la bacteria Shigella, provoca diarrea acuosa o disentería, excreción seguida y dolorosa de pequeñas cantidades de materia fecal que contiene sangre, pus y moco; lo que genera una deshidratación grave.

Fiebre tifoidea: es una enfermedad infecciosa intestinal producida por la bacteria Salmonella Typhi , causa  la ulceración de los intestinos,  fiebres altas por tiempo prolongado, debilidad, dolor abdominal y de cabeza, pérdida de apetito y hepatoesplenomegalia (aumento del tamaño del hígado y bazo).

Esta infección bacteriana que puede provocar fiebre alta, diarrea y vómitos, en muchos casos puede ser fatal.  A menudo se transmite a través de alimentos contaminados y agua potable, es más frecuente en lugares donde el lavado de manos y otras medidas de higiene son menos frecuentes. También puede ser transmitido por portadores que ignoran estar contaminados por la bacteria y no desarrollan síntomas.

Esta enfermedad es común en países pobres y subdesarrollados, sin tratamiento, es fatal en alrededor del 25 por ciento de los casos. El único tratamiento para la fiebre tifoidea son los antibióticos

Salmonelosis o gastroenteritis por Salmonella: infección del revestimiento del intestino delgado causada por la bacteria salmonella, que  viven en los intestinos de los animales y humanos; se expulsan a través de las heces y contamina los alimentos. Los síntomas comienzan de las 8 a 72 horas de la infección  e incluyen náuseas, vómitos, dolor abdominal (cólicos), fiebre, escalofríos, dolor muscular y diarrea severa.

Enfermedad de Whipple: es un infección crónica causada por la  bacteria Tropheryma whippelii. Esta afecta al tracto digestivo especialmente el intestino delgado, los ganglios linfáticos, el corazón, el sistema nervioso central, las articulaciones, los pulmones y otros tejidos.

Bacteriemia: es la existencia  de bacterias en el torrente sanguíneo, debido a  la infección de determinados tejidos, ya sea por la utilización de sondas gastrointestinales o catéteres venosos, procedimientos odontológicos, digestivos, la curación de una herida u otros procedimientos. Puede causar infecciones metastásicas, entre ellas endocarditis, casi siempre es asintomática, aunque puede causar fiebre, cuando se desarrolla otros síntomas por lo general  indica que hay una infección grave, como septicemia o un shock séptico.

Infección bacteriana: causadas por bacterias despiden sustancias químicas llamadas toxinas,  dañando los tejidos y causando enfermedades, que pueden llegar a ser mortales. Algunas de estas bacterias que causan infecciones  incluyen el estreptococo, el estafilococo y la E. coli. (Ver Articulo:Amoxicilina)

Osteomielitis o infección ósea: causada por bacterias y otros gérmenes que se propagan desde la piel, músculos o tendones hasta el hueso, también puede ocurrir una infección en cualquier parte del cuerpo y desplazarse por el torrente sanguíneo.

La osteomielitis también puede ser el resultado de la diseminación hematógena después de la bacteriemia. Cuando las articulaciones protésicas se asocian con la infección, los microorganismos generalmente crecen en la biopelícula, que protege a las bacterias del tratamiento antimicrobiano y la respuesta inmune del huésped.

Bronquitis: inflamación de los conductos bronquiales que llevan el oxígeno a los pulmones. Causa dificultad  para respirar, fiebre  y presión en el pecho.

Conjuntivitis: este tipo de afección es causada por una bacteria y  puede generar serios daños al ojo si no se realiza un tratamiento adecuado.

Los tipos principales de conjuntivitis, basados ​​en la causa, son:

Conjuntivitis viral Causado por un virus, como el resfriado común. Este tipo de ojo rosado es muy contagioso, pero generalmente desaparecerá por sí solo dentro de varios días sin tratamiento médico.

Conjuntivitis bacteriana: causado por bacterias, este tipo de conjuntivitis puede causar daños graves al ojo si no se trata.

Conjuntivitis alérgica: causado por irritantes a los ojos como el polen, el polvo y la caspa de animales entre las personas susceptibles. La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (polen) o reactivarse durante todo el año (polvo, caspa de mascotas).

Endometritis: irritación o inflamación del endometrio (revestimiento del útero), causada por una infección bacteriana del útero, ya sea por clamidia, tuberculosis, bacterias vaginales comunes o gonorrea.  Puede manifestarse después de un aborto espontáneo, una cesárea, una labor de parto muy prolongada, parto y procedimientos como  biopsias, colocación de dispositivos intrauterinos, legrados e histeroscopia.

Epididimitis, no específica: inflamación del epidídimo o estructura tubular localizada detrás de los testículos donde maduran los espermatozoides, generada  principalmente por bacterias. Se caracteriza por fuerte dolor e inflamación que aumenta con los días, esto aunado a una orquiepididimitis o inflamación testicular y en casos graves fiebre, escalofríos, abscesos y sepsis. Puede originarse por una infección de transmisión sexual, del tracto urinario, prostatitis, prostatectomía  y el uso prolongado de sondas urinarias.

Epiglotitis: inflamación del tejido que cubre la tráquea o epiglotis, sin el tratamiento rápido y adecuado es mortal.  Esta enfermedad requiere por lo general hospitalización y tratamientos con antibióticos, antiinflamatorios, líquidos por vía intravenosa  y métodos para ayudar a la persona a respirar.

Condiciones oculares: estas ocurren cuando microorganismos como bacterias, hongos y virus invaden las partes del globo ocular: superficie anterior transparente del ojo (córnea), la membrana delgada y húmeda que recubre la parte exterior del ojo y el interior de los párpados (conjuntiva) y las zonas que rodean al mismo. Algunos síntomas de estas infecciones son: enrojecimiento de ojos, dolor, secreción del ojo, sequedad ocular, ojos llorosos, sensibilidad a la luz, hinchazón de los ojos y alrededor de ellos, picazón y visión borrosa. Entre algunas infecciones oculares encontramos:

Queratitis viral o herpes ocular, que ocurre por la exposición al virus Herpes simplex.

Queratitis micótica asociada con los hongos Fusarium, normalmente encontrado en la materia orgánica.

Queratitis por acanthamoeba, causada por parásitos, es muy común entre las personas que utilizan lentes de contacto y no toman las medidas higiénicas y de seguridad correspondiente.

Tracoma: es una infección ocular relacionada con la Chlamydia trachomatis, constituye una causa fundamental de la ceguera en ciertas zonas subdesarrolladas del mundo. Las moscas son los principales agentes multiplicadores de la enfermedad, ya que se encargan de diseminar la infección en lugares  insalubres, por lo que, la repetición o recaída es un problema común en lo que se refiere a esta infección.

Endoftalmitis: es una infección  bacteriana que penetra en el interior del ojo y que puede generar ceguera de no contar con un tratamiento adecuado, en general con antibióticos potentes. Este tipo de infección puede originarse por una lesión ocular penetrante o por alguna complicación poco frecuente de una cirugía ocular, como la cirugía de cataratas.

Gastroenteritis: infección o inflamación de la mucosa del estómago y el intestino producidas por  virus, parásitos y bacterias en alimentos contaminados o medicamentos. Produce dolores abdominales, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre y dolor de cabeza. Aunque esta patología no se considera mortal, produce deshidratación extremadamente peligrosa que puede causar la muerte, si no se ingiere la cantidad de líquido necesaria; los signos de deshidratación son mayormente: sequedad bucal, orina de color amarillo oscuro, ojos hundidos, hipotensión arterial, puntos hundidos en la cabeza (síntoma que se reconoce solo en bebes),confusión y vértigo.

Infección gonocócica, diseminada (IGD): también se  conoce como síndrome artritis-dermatitis, es producida por la multiplicación de la bacteria Neisseria gonorrhoeae en el torrente sanguíneo  a partir de una membrana mucosa: la boca, la vagina, el pene o el ano. Se contrae por relaciones sexuales y puede generar síntomas, tales como: fiebre, escalofríos, malestar general, dolor e inflamación articular, dolor en los tendones de las muñecas o de los talones, erupción cutánea con manchas planas entre rosado y rojo, que pueden dar origen con el paso de los días a protuberancias elevadas y llenas de pus (abscesos).

Infección intraabdominal (IIABD): la presencia de un proceso infeccioso en la cavidad peritoneal, puede tener origen en cualquier órgano intraabdominal o pélvico. Se clasifican en: HEMATÓGENA, AGUDA, ESPONTÁNEA Y POSTOPERATORIA.  El tratamiento completo y adecuado se basa en cuatro aspectos básicos e importantes:

– ELIMINAR LA CAUSA.

– EXTIRPAR LA CONTAMINACIÓN.

– OPTIMIZAR LOS MECANISMOS DE DEFENSA.

-TRATAR OPORTUNAMENTE SUS CONSECUENCIAS.

Es frecuente la presencia de gérmenes aerobios, anaerobios y el crecimiento de hongos, es decir son infecciones de origen mixto, aspectos que deben ser tomados en cuenta para la selección del tratamiento de antibióticos adecuados, evitando así, que evolucione hacia un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica y sepsis.

Infección conjunta: son enfermedades infecciosas que atacan en conjunto o al mismo tiempo, tal es el caso del VIH/SIDA y  la tuberculosis.  En general la combinación de ambas infecciones es mortal y con un tratamiento integral se pueden sanar.

Infecciones renales o Pielonefritis: es una  infección bacteriana de los riñones, esta  puede extenderse por el tracto urinario a los riñones o los riñones se infectan por las bacterias que circulan en el torrente sanguíneo, caso que es menos frecuente.

Por lo general, estas  infecciones se propagan de la zona genital por la uretra a la vejiga, luego por los uréteres  hasta los riñones. Si las vías urinarias funcionan en completa normalidad, se evita que la infección suba hacia los uréteres y entre en los riñones, todo  gracias a la eliminación de los microorganismos por la presencia del  chorro de orina y por el cierre de los uréteres a la entrada de la vejiga.

Cuando ocurre cualquier obstrucción del flujo de orina, ya sea por una anomalía estructural, cálculo renal, una dilatación de la glándula prostática o el reflujo de la orina desde la vejiga hasta los uréteres,  aumenta la posibilidad de que ocurra una pielonefritis.  Los síntomas por lo general son: escalofríos, dolor de espalda, náuseas, fiebre y vómitos.

Neurosífilis: es una infección bacteriana que afecta el cerebro o la médula espinal causada por el Treponema pallidum, por lo general se desarrolla en personas que han tenido sífilis durante muchos años  y no han tenido tratamiento. Existen cuatro tipos de neurosífilis:

  • Asintomática o que no presenta síntomas, es la forma más común.
  • Parálisis general por daño en el cerebro y al sistema nervioso, causando problemas en la función mental.
  • Meningovascular, ocurre cuando los principales afectados por la infección son el cerebro y la medula espinal, siendo esta una forma crónica de meningitis
  • Tabes dorsal, la bacteria causa  daños en la médula espinal y el tejido nervioso periférico, por lo que se presenta  debilidad muscular y sensaciones anormales.

Neurosífilis

Dependiendo del tipo de neurosífilis, los síntomas incluyen cualquiera de los expuestos a continuación:

  • Anormalidad en la manera de caminar o incapacidad para caminar.
  • Entumecimiento en los dedos, los pies o las piernas.
  • Problemas para pensar: confusión o dificultad para concentrarse.
  • Problemas mentales,  depresión e  irritabilidad.
  • Dolor de cabeza y/o  convulsiones.
  • Falta de control de la vejiga o incontinencia.
  • Debilidad y/o temblores.
  • Alteraciones visuales, puedo  incluso ocasionar ceguera.

Infección de piel o tejido blando: Las infecciones de piel y partes blandas (IPPB) son un motivo frecuente de consulta e ingreso en los centros hospitalarios y  originan una parte importante de las prescripciones de antibióticos a diario. Las IPPB abarcan desde procesos  banales y simples hasta procesos mortales, entre las que destacan las infecciones necrosantes , que originan una alta tasa de mortalidad si no se diagnostican y se atienden correcta y rápidamente.

La infección de piel (piodermitis) comienza  por la ruptura de la epidermis y generalmente es provocada por Streptococcus pyogenes (SP) y Staphylococcus aureus (SA). Este tipo de afecciones  incluyen: impétigo, forunculosis, foliculitis, carbunco, erisipela, celulitis, fascitis necrotizante, miositis, bursitis séptica y tenosinovitis.

Los antibióticos como la inyección de ceftriaxona no funcionan para resfriados, gripe u otras infecciones virales y usarla cuando no se necesita  aumenta el riesgo de contraer una infección futura que sea resistente al tratamiento con antibióticos.

Con este fármaco se tratan infecciones en ciertos pacientes con alergia a la penicilina que tienen un problema cardíaco y que están siendo sometidos a procedimientos dentales o del tracto respiratorio superior (nariz, boca, garganta, laringe).

La ceftriaxona también se administra antes de ciertos tipos de cirugía para prevenir infecciones que pueden desarrollarse después de la operación. También se prescribe a pacientes con fiebre y en alto riesgo para la infección porque tienen muy pocos glóbulos blancos,  los contactos cercanos de alguien que está enfermo de meningitis,  personas que han sido atacadas sexualmente o que han sido mordidas por humanos o animales.

Este medicamento puede recetarse para otros usos; consulte a su médico o farmacéutico para obtener más información y sobre los riesgos de usar este medicamento para su condición. (Ver Articulo: Neomicina)

-Otitis Media: es una inflamación del oído medio y puede ocurrir en uno o los dos oídos al mismo tiempo. Esta afección generalmente no es grave y normalmente no produce problemas de audición permanentes si se trata de forma adecuada. La mayoría de las veces, la otitis media no requiere hospitalización, los cuidados en el hogar con la medicación correcta es suficiente.

-Peritonitis: Es la irritación e inflamación del peritoneo, un tejido delgado que recubre la pared interna del abdomen y que recubre gran parte de los órganos abdominales. Esta afección es causada por la acumulación de sangre, pus  o fluidos corporales en el abdomen.

Ocurre en muchas ocasiones en  personas con ascitis (acumulación de fluido entre el revestimiento del abdomen y los órganos) condición que se encuentra en personas con daño hepático por periodos muy largos, algunos tipos de cáncer  e insuficiencia cardíaca.

La peritonitis puede provocada por otros problemas, entre los que encontramos:

Traumatismos o heridas abdominales.

Ruptura del apéndice.

Infección después de cirugías abdominales.

Divertículos (pequeñas bolsas que se forman en la pared interna del intestino) rotos.

-Neumonía: es una infección de uno o los dos pulmones, causadas por gérmenes, bacterias, virus u hongos, también se  desarrollan cuando se inhalan líquidos o químicos. Los síntomas de la neumonía varían desde los más leves, hasta los más severos. Pueden ser: fiebre alta, presencia de escalofríos, mucha  tos con flema que no mejora o empeora, ahogos o  falla de la respiración al hacer sus tareas diarias, dolor en el pecho al respirar o toser, malestar general, entre otros.

Neumonía

-Proctitis: consiste en una inflamación del recto que suele causar molestia, sangrado y la secreción de moco o pus. Existen muchas causas que originan la proctitis: enfermedad inflamatoria intestinal, sustancias dañinas, enfermedad auto inmunitaria, infección que no se transmite sexualmente y enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Este tipo de inflamación causada por enfermedades de transmisión sexual (gonorrea, herpes, clamidia y linfogranuloma venéreo) es habitual entre individuos que practican relaciones sexuales anales.  Las infecciones que no se transmiten por vía sexual son poco comunes.

Prostatitis: inflamación de la glándula prostática, problema que puede ser causado por una infección con bacterias, considerándose  aguda si comienza rápidamente, mientras que la prostatitis prolongada crónica dura hasta 3 meses o más. Las bacterias que causan una infección urinaria pueden  ocasionar  una prostatitis bacteriana aguda.

Las enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y gonorrea, son una de las principales causas de prostatitis. Estas infecciones de transmisión sexual se presentan debido ha:

  • Ciertas prácticas sexuales poco convencionales, como tener relaciones sexuales anales sin usar protección.
  • Tener muchas parejas sexuales.

La irritación de la próstata que no es causada por bacterias, se denomina prostatitis abacteriana crónica.

-Septicemia: es una complicación de una infección, que puede ser mortal y produce cuando los químicos liberados en el torrente sanguíneo para combatir dicha  infección generan respuestas inflamatorias en casi la totalidad del cuerpo, desencadenando una serie de cambios que dañan diversos sistemas y  órganos, lo que provocan las llamadas insuficiencias.

Este tipo de afecciones puede ocurrir en cualquier individuo, sin embargo  los adultos mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados son mucho más propensos a sufrirla. Los síntomas que se presentan además de una infección probable o confirmada son:

  • Temperatura corporal mayor de 101 F – 38.3 C o menor de  96.8 F – 36 C
  • Un ritmo cardíaco de más de noventa latidos por minuto.
  • Una frecuencia respiratoria mayor de veinte respiraciones por minuto.

Se considera un caso grave de septicemia cuando además de los ya mencionados, se suman estos síntomas:

  • Producción notablemente reducida de orina.
  • Cambios abruptos en el estado mental del individuo.
  • Disminución en el recuento de plaquetas.
  • Problemas para respirar.
  • La función de bombeo del corazón es anormal.
  • Presencia de dolor abdominal constante.

-Profilaxis de ETS: se refiere a cuando las personas que están en muy alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual toman medicamentos, para reducir sus probabilidades de infectarse. Si te administran tratamiento contra una ETS, esto servirá para prevenir las complicaciones de esa enfermedad y evitará que la transmita a sus parejas sexuales.

-Profilaxis Quirúrgica: La profilaxis antibiótica quirúrgica se define como el uso de antibióticos para prevenir infecciones en el sitio quirúrgico. La profilaxis se ha convertido en el estándar de atención para la cirugía contaminada y para la cirugía que implica la inserción de dispositivos artificiales.

El antibiótico seleccionado solo debe cubrir los probables patógenos y se debe administrar en el momento correcto. Para la mayoría de los antibióticos parenterales, esto generalmente se produce al inducir la anestesia.

Una sola dosis de antibiótico suele ser suficiente si la duración de la cirugía es de cuatro horas o menos y el uso inapropiado de los mismos para la profilaxis quirúrgica aumenta tanto, el costo como la presión selectiva, que favorece la aparición de bacterias resistentes.

-Sífilis: es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Treponema pallidum. Se transmite a través de relaciones sexuales sin protección, es decir sexo sin preservativo y al compartir juguetes sexuales.

Sífilis

El sexo seguro es la mejor manera de prevenir la sífilis, esto significa que se debe usar un condón cada vez que tenga relaciones sexuales (vaginales, anales u orales). Use un dique dental para el contacto con la vagina o el ano de su pareja durante el sexo oral. Todos los juguetes sexuales deben cubrirse con un condón y lavarse después de su uso. Recuerde cambiar los condones.

Si está preocupado por la sífilis y otras ITS, o ha tenido relaciones sexuales sin protección, asegúrese de hacerse la prueba.

-Infección del tracto urinario (ITU): es una infección de microbios o bacterias. Estos son organismos que son demasiado pequeños para ser vistos sin un microscopio. La mayoría de las infecciones urinarias son causadas por bacterias, pero algunas son causadas por hongos y en casos raros por virus. Las infecciones urinarias están entre las infecciones más comunes en los humanos.

Una ITU puede ocurrir en cualquier parte de su tracto urinario. Su tracto urinario está formado por sus riñones, uréteres, vejiga y uretra. La mayoría de las ITU solo afectan la uretra y la vejiga, en el tracto inferior. Sin embargo, también pueden afectar los uréteres y los riñones, en el tracto superior. Aunque las ITU superiores son más raras que las UTI del tracto inferior, también suelen ser más graves.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La ceftriaxona

La ceftriaxona

La inyección de ceftriaxona se presenta en forma de polvo para mezclar con líquido o como producto premezclado, para inyectarlo por vía intravenosa (en una vena) durante un período de 30 o 60 minutos. La inyección también se puede administrar por vía intramuscular (en un músculo). A veces se administra como una sola dosis y algunas veces se administra una o dos veces al día durante 4-14 días, dependiendo del tipo de infección que se esté tratando.

Puede recibir la inyección de ceftriaxona en un hospital o consultorio médico, o puede administrar el medicamento en casa. Si va a recibir inyección de ceftriaxona en el hogar, su proveedor de atención médica le mostrará cómo usar el medicamento. Asegúrese de comprender estas instrucciones y pregúntele a su proveedor de atención médica si tiene alguna duda.

Debería comenzar a sentirse mejor durante los primeros días de su tratamiento con inyección de ceftriaxona. Si sus síntomas no mejoran o empeoran, llame a su médico.

Si va a usar más de una dosis de inyección de ceftriaxona, use la medicina hasta que termine la receta, incluso si se siente mejor. Si deja de usar la inyección de ceftriaxona demasiado pronto o se salta las dosis, es posible que su infección no se trate completamente y que la bacteria se vuelva resistente a los antibióticos.

Farmacología

Mecanismo de acción

Cefalosporina de tercera generación con actividad gram-negativa de amplio espectro; tiene una menor eficacia contra organismos gram-positivos, pero una mayor eficacia contra organismos resistentes; altamente estable en presencia de beta-lactamasas (penicilinasa y cefalosporinasa) de bacterias gram-negativas y gram-positivas; la actividad bactericida resulta de inhibir la síntesis de la pared celular uniéndose a  1 o más proteínas de unión a penicilina.

Ejerce un efecto antimicrobiano al interferir con la síntesis de peptidoglicano (componente estructural principal de la pared celular bacteriana).Las bacterias finalmente se lisan porque la actividad de las enzimas autolíticas de la pared celular continúa mientras se detiene el ensamblaje de la pared celular.

Absorción

Preparación Intramuscular (IM) bien absorbida

Tiempo pico de plasma: 2-3 h (IM)

Distribución

Distribuido por todo el cuerpo, incluida la vesícula biliar, los pulmones, los huesos, la bilis y el líquido cefalorraquídeo (concentraciones más altas que se alcanzan cuando las meninges están inflamadas); cruza la placenta; ingresa líquido amniótico y leche materna

Proteína ligada: 85-95%

Vd: 6-14 L

Metabolismo

Metabolizado en hígado

Eliminación

Vida media: 5-9 h (función hepática y renal normal); 12-16 h (insuficiencia renal de leve a severa)

Excreción

Orina (33-67% como fármaco inalterado), heces

Administración

Incompatibilidades IV

Solución: LR (a concentraciones de fármaco> 10 mg / ml; compatible a 1 mg / ml)

Aditivo: aminofilina, clindamicina, linezolid, teofilina, metronidazol (a metronidazol 15 g / l con ceftriaxona 20 g / l, compatible con metronidazol 7,5 g / l con ceftriaxona 10 g / l)

General: Alatrofloxacina, anfotericina B colesterol sulfato, amsacrina, filgrastim, fluconazol, labetalol, pentamidina, vinorelbina, vancomicina, : drogas que contienen calcio. (Ver Articulo: Cefalexina)

Preparación IV / IM

Las diluciones son estables durante 24 horas a temperatura ambiente

Intravenosa

Reconstituya a ~ 100 mg / mL, luego diluya a 10-40 mg / mL

Envase a granel de 10 g: no para infusión intravenosa directa; reconstituya en 95 mL, luego use porciones apropiadas para una mayor dilución

Paquete a granel de 10 g no para inyección IV directa; reconstituya en 95 mL, luego use porciones apropiadas para una mayor dilución.

ceftriaxona

 

Intramuscular

Diluir con un líquido compatible (por ejemplo, SWI, NS, D5W) a 250-350 mg / ml

IV / IM administración

IV: infusión de forma intermitente durante 30 minutos

IM: Inyectar profundamente en la masa muscular grande

Formas de dosificación y fortalezas

Solución inyectable

1g / 50mL

2g / 50mL

Polvo para inyección

250 mg

500 mg

1g

2g

10g

100 gramos

Infecciones intraabdominales

Complicada, leve a moderada, adquirida en la comunidad: 1-2 g / día IV en una sola dosis diaria o dividida q12hr durante 4-7 días, en combinación con metronidazol

Otitis Media Bacteriana Aguda

50 mg / kg IM una vez

Fallas persistentes o de tratamiento

50 mg / kg IV / IM durante 3 días

Enfermedad inflamatoria pélvica

250 mg de IM como dosis única con doxiciclina, con o sin metronidazol durante 14 días. (Ver Articulo: Indometacina)

Choque séptico / tóxico (fuera de etiqueta)

2 g IV una vez al día; con clindamicina para choque tóxico

Infección Necrotizante de piel y blanda (fuera de etiqueta)

Debido a Aeromonas hydrophilia: 1-2 g IV qDay en combinación con doxiciclina

Debido a Vibrio vulnificus; 1 g IV qDía en combinación con doxiciclina

Continuar con el tratamiento hasta que no sea necesario un desbridamiento adicional, se observe mejoría clínica y el paciente esté afebril durante 48-72 h

Rinosinusitis aguda bacteriana aguda (fuera de etiqueta)

Infección que requiere hospitalización: 1-2 g IV q12-24hr durante 5-7 días

Infección articular protésica

2 g IV q24hr durante 2-6 semanas; continuar el tratamiento hasta que se observe mejoría clínica y el paciente esté afebril por 48-72 h

Meningitis

2 g IV q12hr por 7-14 días

Pielonefritis no complicada aguda

1-2 g IV qDía

Profilaxis Quirúrgica o Profilaxis de infección quirúrgica

1 g IV 0.5-2 horas antes del procedimiento

Infecciones gonocócicas no complicadas

Infección gonocócica no complicada de la faringe, el cuello uterino, la uretra o el recto: ceftriaxona 250 mg IM una vez más azitromicina 1 g PO una vez (preferido) o alternativamente, doxiciclina 100 mg PO q12hr durante 7 días

Asalto sexual

La profilaxis de enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la gonorrea después de la agresión sexual incluye el siguiente régimen de 3 medicamentos:

Ceftriaxona 250 mg IM una vez, MÁS

Azitromicina 1 g PO una vez, MÁS

Metronidazol o tinidazol 2 g por via Oral una vez

Si se ha ingerido alcohol recientemente o se proporciona anticoncepción de emergencia, la víctima puede tomar metronidazol o tinidazol en el hogar en lugar de tomarlo como terapia de observación directa para evitar las interacciones medicamentosas.

Otras infecciones gonocócicas (fuera de etiqueta)

Conjuntivitis gonocócica: 1 g de IM una vez.

Infección gonocócica diseminada: 1 g / día IV / IM; continuar durante al menos 24-48 horas después de observada la mejoría, luego continuar con 400 mg de cefixima PO cada 12 horas para completar al menos 1 semana de terapia.

Endocarditis gonocócica: 1-2 g IV q12hr durante 4 semanas.

Meningitis gonocócica: 1-2 g IV q12hr durante 10-14 días.

Epididimitis aguda: 250 mg IM una vez con doxiciclina.

Organismos susceptibles

Cocos anaerobios, Bacteroides fragilis, Borrelia burgdorferi, Clostridium spp, Enterobacter spp, Escherichia coli, Haemophilus influenzae, Klebsiella spp, Morganella morganii, Neisseria gonorrhoeae, Neisseria meningitidis, Proteus mirabilis, Providencia rettgeri, Pseudomonas spp, Serratia spp, Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae , Streptococcus

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de usar la inyección de ceftriaxona, informe a su médico tratante  si es alérgico a la ceftriaxona; antibióticos carbapenem; otros antibióticos de cefalosporina como cefaclor, cefadroxilo, cefazolina (Ancef, Kefzol), cefdinir, cefditoren (Spectracef), cefepima (Maxipime), cefixima (Suprax), cefotaxima (Claforan), cefotetan, cefoxitina (Mefoxin), cefpodoxima, cefprozil, ceftarolina (Teflaro), ceftazidima (Fortaz, Tazicef, en Avycaz), ceftibuten (Cedax), cefuroxima (Zinacef) y cefalexina (Keflex);,antibióticos de penicilina o cualquier otro medicamento.

También informe a su médico si es alérgico a alguno de los ingredientes de la inyección de ceftriaxona. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes. Informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales está tomando o planea tomar. Asegúrese de mencionar cualquiera de los siguientes: cloranfenicol y warfarina (Coumadin, Jantoven).

Comente  a  su médico si usted  tiene o alguna vez ha tenido algún tipo de alergia, problemas con su sistema digestivo, especialmente colitis (inflamación del intestino grueso), desnutrición (no come o no puede digerir los nutrientes necesarios para una buena salud), problemas con sus niveles de vitamina K o enfermedad renal o hepática.

Informe a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si queda embarazada mientras usa la inyección de ceftriaxona, llame a su médico. Informe al pediatra si su hijo nació prematuramente o si es menor de 4 semanas de edad. Es posible que su médico no quiera que su bebé reciba una inyección de ceftriaxona.

Fármaco Contraindicado

Acetato de calcio

Carbonato de calcio

Cloruro de calcio

Citrato de calcio

Gluconato de calcio

Interacciones Serias – Uso Alternativo

Argatroban

Vacuna bcg en vivo

Bivalirudin

Vacuna contra el cólera

Dalteparin

Enoxaparina

Fondaparinux

Heparina

Lepirudin

Tinzaparin

Vacuna contra la fiebre tifoidea en vivo

Warfarina

Interacciones que deben controlarse de cerca

Bazedoxifeno / estrógenos conjugados

Cloranfenicol

Demeclociclina

Dienogest / estradiol valerato

Doxiciclina

Base de eritromicina

Erythromicina  ethylsuccinate

Erythromicina lactobionate

Estearato de eritromicina

Minociclina

Probenecid

Picosulfato de sodio / óxido de magnesio / ácido cítrico anhidro

Tetraciclina

Warfarina

Interacciones  Menores

Colina

Trisalicilato de magnesio

Furosemida

Escaramujos

Corteza de sauce

Interacciones medicamentosas: Ceftriaxona y Azitromicina

La Ceftriaxona  junto a la Azitromicina, son medicamentos eficaces para la erradicación de algunas  enfermedades de transmisión sexual  y enfermedades pélvicas abdominales.

La EPI es el resultado de la infección de Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae y Mycoplasmas. La EPI se presenta en una de cada 60 consultas de mujeres menores de 45 años y el tratamiento de forma tardía asegura  el riesgo de secuelas como infertilidad, dolor crónico y embarazos ectópicos. La infección por C. trachomatis es generalmente  asintomática en gran parte  las mujeres.

¿Cómo debe tratarse?

Ceftriaxona 500 mg intramuscular dosis única

Azitromicina 1 gr vía oral por semana por dos semanas

Metronidazol 500 mg vía oral cada 12 horas por 14 días.

Este tratamiento ambulatorio debe ser  inmediato ante la presencia de cualquier signo o síntoma por muy pequeño que sea. Estos son presencia de dolor abdominal bajo, palpación de anexos, movilización del cérvix y al menos uno de los siguientes criterios: flujo vaginal, dolor abdominal de rebote, temperatura de 38ºC o más y si se cuenta con un cuadro hemático, leucocitosis mayor de 10.500 o conteo de neutrófilos superior al 80%.

En casos severos remita para tratamiento intrahospitalario. Se prescribe Azitromicina 1 gr y  Cefixime  400 mg, ambos por vía oral dosis única, a los contactos sexuales.

ceftriaxona

ceftriaxona

Interacciones medicamentosas: Ceftriaxona y Dexametasona, según informes de la FDA

La creciente prevalencia de Streptococcus pneumoniae resistente a penicilina y cefalosporina en todo el mundo ha cambiado la terapia empírica de la meningitis neumocócica. Dado que las CIM de cefotaxima y ceftriaxona para S. pneumoniae fueron 2-4 veces más bajas que las de la penicilina G, estos fármacos se consideraron la terapia de elección para la meningitis causada por organismos con resistencia intermedia a la penicilina.

La eficacia contra cepas neumocócicas con niveles más altos de resistencia es controvertido. El uso de ceftriaxona combinada con vancomicina o rifampicina en adultos y niños se ha sugerido como la mejor alternativa, pero hasta la fecha no se han publicado series clínicas. Aumentar la dosis de cefalosporinas para lograr concentraciones más altas de antibióticos en LCR es una estrategia alternativa, y un estudio previo describió varios casos que se curaron con dosis altas de cefotaxima.

Se ha demostrado que la dexametasona reduce la actividad inflamatoria en la meningitis bacteriana experimental y reduce secuelas neurológicas en casos pediátricos de Haemophilus influenzae y meningitis neumocócica, pero su uso habitual como terapia adyuvante aún no está ampliamente aceptado. En modelos experimentales, se ha demostrado que el uso de dexametasona reduce significativamente las concentraciones de CSF de la vancomicina y también ceftriaxona (aunque no en un grado significativo).

El objetivo de este estudio fue determinar la eficacia del aumento de las dosis de ceftriaxona en el tratamiento de la meningitis causada por S. pneumoniae con CIM ≤ 2 mg / L y establecer el efecto de dexametasona en la terapia con ceftriaxona.

Concentraciones bacterianas

La ceftriaxona a 50 mg / kg / día redujo los recuentos bacterianos en> 3 log ufc / ml a las 24 h, con un log ufc cfu / ml de 1.69 a las 24 h frente a 5.91 a las 0 h. Sin embargo, en dos animales los recuentos bacterianos estuvieron por encima del nivel de detección a las 24 h, y en un animal se detectaron bacterias a las 48 h.

El uso concomitante de dexametasona dio como resultado recuentos bacterianos más altos estadísticamente significativos a las 24 h, con log ufc / ml de 1.69 en animales tratados con ceftriaxona versus 4.61 en animales tratados con ceftriaxona más dexametasona.

La ceftriaxona a 100 mg / kg / día disminuyó los recuentos bacterianos en> 3 log ufc / ml a las 6 h, con una log ufc cfu / ml de 1.68 versus 5.6 a las 0 h. Con este régimen, a las 24 h, 5 de 8 animales tenían recuentos bacterianos por debajo del nivel de detección y, a las 48 h, los recuentos bacterianos en todos los animales estaban por debajo del nivel de detección.

Se encontró un recuento bacteriano más alto con el uso concomitante de dexametasona, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa: el log cfu / ml fue 1.18 en animales tratados con ceftriaxona versus 2.18 en ceftriaxona más animales tratados con dexametasona a las 24 h, y 0 en ceftriaxona animales tratados frente a 1,2 log ufc / mL en ceftriaxona más animales tratados con dexametasona a las 48 h.

¿Qué instrucciones dietéticas especiales debo seguir?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

Antibióticos y Alcohol

La combinación de alcohol y antibióticos puede aumentar el riesgo de interacciones medicamentosas. Algunos de los antibióticos que pueden interactuar negativamente con el alcohol incluyen ceftriaxona, griseofulvina y metronidazol. Estas interacciones pueden causar vómitos, dolores de cabeza y trastornos digestivos. Además, si está tomando antibióticos porque está enfermo, probablemente sea mejor evitar el alcohol hasta que se sienta mejor.

Existe un mito generalizado de que el alcohol hace que todos los antibióticos sean menos efectivos, no es el caso. Si bien puede haber otras razones para evitar el alcohol mientras está enfermo, el alcohol no interactúa con la mayoría de los antibióticos. Hay solo unos pocos antibióticos que se sabe que interaccionan con el alcohol.

ceftriaxona

ceftriaxona

¿Qué antibióticos interactúan con el alcohol?

Los siguientes antibióticos pueden causar efectos negativos cuando se toman con alcohol:

Ceftriaxona (Rocephin)

Griseofulvina (Grifulvin V, Gris-PEG)

Metronidazol (Flegyl, Flegyl ER).

Es de «conocimiento común» que el alcohol y el metronidazol interactúan de manera severa o incluso peligrosa. Incluso la información de prescripción de metronidazol advierte de la posible interacción, indicando que el consumo de alcohol mientras toma este medicamento (o incluso dentro de los tres días de haberlo tomado) puede causar los siguientes efectos secundarios:

Náusea

Vomito

Flushing

Dolores de cabeza

Trastorno digestivo

ceftriaxona

ceftriaxona

Sin embargo, estudios clínicos recientes no han podido demostrar una interacción farmacológica significativa entre el metronidazol y el alcohol. A pesar de la falta de una interacción demostrada, es probable que su proveedor de atención médica y farmacéutico aún le advierta que evite el consumo de alcohol mientras toma este medicamento. Esta es probablemente una buena idea, aunque por otras razones aparte de la supuesta interacción (es decir, no es aconsejable beber alcohol mientras se recupera de una infección).

La mayoría de los supuestos efectos de la interacción metronidazol / alcohol se pueden atribuir solo al metronidazol. También se ha informado que la ceftriaxona y la griseofulvina causan reacciones similares.

Otras razones para evitar la combinación de alcohol y antibióticos

Si está lo suficientemente enfermo como para requerir antibióticos, probablemente no sea una buena idea beber alcohol. En cambio, lo mejor es concentrarse en mejorar. Descanse y límpiese mucho, y guarde el alcohol para otro momento.

Para las personas que toman antibióticos a largo plazo (como para el acné), es posible que no haya necesidad de evitar el alcohol mientras estén tomando antibióticos. Sin embargo, debe hablar con su proveedor de atención médica sobre esto. Usted y su proveedor de atención médica entienden mejor su situación.

En función de lo que desee y espere, así como de su situación de salud actual, los dos podrán tomar una decisión conjunta sobre su consumo de alcohol mientras toman un antibiótico. También puede haber otras razones médicas por las que no debe consumir alcohol.

¿Qué debo hacer si olvido una dosis?

Use la dosis omitida tan pronto como la recuerde. Sin embargo, si es casi la hora de la próxima dosis, omita la dosis omitida y continúe con su horario regular de dosificación. No use una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Qué efectos secundarios puede causar este medicamento?

La inyección de ceftriaxona puede causar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es grave o no desaparece:

-Dolor, sensibilidad, dureza o calor en el lugar donde se inyectó ceftriaxona

-Piel pálida, debilidad o dificultad para respirar al hacer ejercicio

-Diarrea

Algunos efectos colaterales pueden ser serios. Si experimenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:

-Erupción

-Heces con sangre o acuosas, calambres estomacales o fiebre durante el tratamiento o hasta dos o más meses después de suspender el tratamiento.

-Sensibilidad en el estómago, dolor o hinchazón

-Náuseas y vómitos

-Acidez

-Dolor de pecho

ceftriaxona

ceftriaxona

-Dolor severo en el costado y la espalda debajo de las costillas

-Dolor al orinar

-Disminución de la micción

-Orinar con más frecuencia de lo normal

-Orina rosada, marrón, roja, turbia o maloliente

-Hinchazón en piernas y pies

-Fiebre, dolor de garganta, escalofríos u otros signos de infección

-Descamación, formación de ampollas o derramamiento de piel

-Dificultad para tragar o respirar

-Hinchazón de la garganta o la lengua

-Convulsiones

La inyección de ceftriaxona puede causar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Efectos adversos

> 10%

Induración después de la inyección IM (5-17%)

1-10%

Eosinofilia (6%)

Trombocitosis (5%)

Diarrea (3%)

Transaminasas hepáticas elevadas (3%)

Leucopenia (2%)

Sarpullido (2%)

Aumento del nitrógeno ureico en sangre (BUN) (1%)

Induración en el sitio IV (1%)

Dolor (1%)

Sarpullido

<1%

Agranulocitosis

Anafilaxia

Anemia

Basofilia

Broncoespasmo

Micosis

Resfriado

Diaforesis

Mareo

Disgeusia

Flushing (ataques agudos de enrojecimiento y sensación de calor  en la cara y cuello)

Cálculos biliares

Glucosuria

Dolor de cabeza

Hematuria

Anemia hemolítica

Aumento de la fosfatasa alcalina o bilirrubina

Aumento de creatinina

Ictericia

Leucocitosis

Linfocitosis

Linfopenia

Monocitosis

Náusea

Neutropenia

Flebitis

Flebitis

Tiempo de protrombina (PT) prolongado o disminuido

Prurito

Piedras renales

Enfermedad del suero

Trombocitopenia

Moldes urinarios

Vaginitis

Vomito

Cálculos renales

Informes posteriores a la comercialización:

-Pancreatitis, estomatitis y glositis

-Oliguria, obstrucción ureteral, insuficiencia renal aguda post-renal

-Exantema, dermatitis alérgica, urticaria, edema, pustulosis exantemática generalizada aguda (AGEP) y casos aislados de reacciones cutáneas adversas graves (eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson o síndrome de Lyell / necrólisis epidérmica tóxica)

-Convulsión

Embarazo y lactancia

Categoría de embarazo: B

Lactancia: el medicamento entra en la leche materna en bajas concentraciones; usar con precaución.

Categorías de embarazo según la FDA

A: generalmente aceptable Los estudios controlados en mujeres embarazadas no muestran evidencia de riesgo fetal.

B: Puede ser aceptable. O bien los estudios en animales no muestran ningún riesgo, pero los estudios en humanos no están disponibles o los estudios en animales mostraron riesgos menores y se realizaron estudios en humanos y no mostraron ningún riesgo.

C: Use con precaución si los beneficios superan los riesgos. Los estudios en animales muestran estudios de riesgo y en humanos no disponibles o no se realizaron estudios en animales ni humanos.

D: Úselo en emergencias que PONEN EN PELIGRO la VIDA cuando no hay un medicamento más seguro disponible. Evidencia positiva de riesgo fetal humano.

X: no usar en el embarazo Los riesgos involucrados superan los beneficios potenciales. Existen alternativas más seguras.

¿Qué debo saber sobre el almacenamiento y la eliminación de este medicamento?

Su proveedor de atención médica le dirá cómo guardar su medicamento. Almacene su medicamento solo según las indicaciones. Asegúrese de entender cómo almacenar su medicamento correctamente.

Los medicamentos que no se necesitan deben eliminarse de manera especial para garantizar que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos. Sin embargo, no debe tirar este medicamento al inodoro. En cambio, la mejor manera de deshacerse de su medicamento es a través de un programa de recuperación de medicamentos. Hable con su farmacéutico o comuníquese con el departamento local de basura / reciclaje para obtener información sobre los programas de devolución en su comunidad. (Ver Articulo: Ácido mefenámico)

¿Qué otra información debería saber sobre la ceftriaxona?

Mantenga todas las citas con su doctor y el laboratorio. Su médico puede ordenar ciertas pruebas de laboratorio para verificar la respuesta de su cuerpo a la inyección de ceftriaxona. Antes de hacerse una prueba de laboratorio, informe a su médico y al personal del laboratorio que está tomando la inyección de ceftriaxona.

Si es diabético y prueba su orina en busca de azúcar, use Clinistix o TesTape (no Clinitest) para analizar su orina mientras toma este medicamento.

La inyección de ceftriaxona puede interferir con ciertas pruebas de glucosa en la sangre en el hogar. Si prueba sus niveles de glucosa en sangre, verifique las instrucciones de su sistema de control de glucosa en sangre para ver si la inyección de ceftriaxona afectará su sistema. Es posible que deba utilizar un método diferente para evaluar sus niveles de glucosa mientras recibe la inyección de ceftriaxona.

Es importante que mantenga una lista escrita de todos los medicamentos con o sin receta médica que está tomando, así como de cualquier producto como vitaminas, minerales u otros suplementos dietéticos. Debe traer esta lista con usted cada vez que visite a un médico o si ingresa en un hospital. También es información importante para llevar con usted en caso de emergencias.

 

Dejar Comentario