Fludrocortisona: Para qué sirve, mecanismo de acción y más.

Este artículo es únicamente INFORMATIVO!! Se recomienda SIEMPRE consultar a su médico antes de ingerir cualquier medicamento. NO se automedique. La fludrocortisona o también denominada 9-alfa-fluorocortisol, es un corticosteroide de origen sintético, el cual posee una acción glucocorticoide moderada y una potencia mineralocorticoide mucho más elevada. Sus efectos están limitados a la vasoconstricción y a la retención de sodio.

fludrocortisona

¿Qué es?

La fludrocortisona es considerado un fármaco, el cual pertenece al grupo de los corticoides o corticosteroides, los cuales son hormonas que son producidas en nuestro organismo y que son capaces de realizar múltiples funciones de importancia significativa.

fludrocortisona

¿Para qué sirve?

La fludrocortisona es utilizada normalmente en los casos en los que se presenta hipotonía muscular esencial, es decir, en casos donde el tono muscular se ve disminuido, lo cual a desencadenar que se produzca una condición en la que hace que por ejemplo: un niño pueda presentar una condición como de flacidez.

Es decir, el niño puede estar más lacio y sin interactuar, ésta hipotonía muscular puede verse acompañada de mareos, náuseas, síndromes donde se pierden cantidades excesivas de sodio en la orina, enfermedad de Addison (es una deficiencia de tipo hormonal, la cual es causada producto de un daño en la glándula adrenal, lo cual  va a ocasionar una deficiencia o insuficiencia en la función corticosuprarrenal primaria), entre otros.

(Para conocer un poco mas sobre medicamentos relacionados a las náuseas puede visitar el siguiente artículo: metoclopramida

Nombre comercial

  • Florinef (en Estados Unidos)
  • Lonikán (en Argentina)
  • Astonín (en España, Perú, Colombia, Alemania, Austria, Egipto, Hungría, Luxemburgo y Rumania)
  • Adixone (en Francia)
  • Efenirol
  • Navonel
  • Cortilon (en Egipto)
  • Cortineff (en Polonia)
  • Floricot (en India)
  • Florinef (en Chile, Austria, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Grecia, Irlanda, Islandia, Malasia, Noruega, Nueva Zelanda, Paises Bajos, Reino Unido, Suecia, Suiza y Brasil)
  • Flucortac (en Francia)
  • Fludrocad (en Perú)
  • Fludrocortison (en Alemania)
  • Fludrocortisone aburaihan (en Irán)
  • Fludrocortisone acetate (en Estados unidos y Estado del vaticano)
  • Fludrocortisone AP HP (en Francia)

fludrocortisona

 

Farmacocinética

La fludrocortisona es administrada por vía oral, ella es absorbida de manera sumamente rápida en el tracto gastrointestinal. Las concentraciones a nivel plasmático son alcanzadas en 1.5 horas.

El fármaco que queda circulante se une a la albúmina de las proteínas plasmáticas de una manera muy amplia, también se une a la transcortina, sin embargo, la parte de la dosis que no se une posee actividad.

La fludrocortisona sistémica es distribuida de manera rápida hacia los riñones, intestinos, piel, hígado y músculo. También se ha comprobado que puede distribuirse hacia la leche materna y que además ésta atraviesa la placenta.

Es metabolizada a metabolitos inactivos gracias a el hígado; éstos metabolitos inactivos en conjunto con una pequeña cantidad de fármaco inalterado son excretados en la orina. La vida media biológica que posee la fludrocortisona es de aproximadamente 18-36 horas.

Mecanismo de acción

La acción principal que posee la fludrocortisona es la actividad mineralocorticoide, lo cual significa que esta regula el balance de sales y de agua en el organismo. Los corticoides tienen la capacidad de mejorar la respuesta del organismo al estrés aumentando la frecuencia cardíaca, y de esta manera incrementa el riego sanguíneo a los distintos órganos (músculo, corazón, cerebro) y como consecuencia la producción de energía en el organismo .(Para conocer un poco mas sobre medicamentos relacionados a el corazón puede visitar el siguiente artículo: ramipril)

En la corteza suprarrenal son secretados los corticosteroides de tipo endógenos; los efectos que estos poseen son debido a modificaciones de la actividad enzimática en lugar de actuar directamente sobre la hormona inducida.

La fludrocortisona posee algunas acciones similares a las de la aldosterona, el cual es un mineralocorticoide endógeno. Los mineralocorticoides son aquellos que facilitan la reabsorción de sodio y de los iones de hidrógeno y que además de esto, promueven la excreción de potasio a nivel del túbulo renal distal.

Pequeñas dosis administradas por la vía oral pueden producir una marcada retención de sodio y un incremento de la eliminación de potasio vía urinaria, con un resultante incremento de la presión arterial debido a una mayor actividad de la angiotensina y a la retención de líquidos.

Altas dosis de fludrocortisona pueden bloquear a la secreción endógena adrenal cortical, la actividad del timo, y la excreción de corticotropina hipofisaria. Además de lo antes mencionado, pueden promover la deposición de glucógeno del hígado e inducir un balance negativo de nitrógeno si la ingesta de proteínas es inadecuada.

Indicaciones

La fludrocortisona, es un corticosteroide, normalmente es utilizado para contribuir al control de la cantidad de sodio de y líquidos que se encuentran en el organismo. Es utilizado como tratamiento de la enfermedad de Addison y de los síndromes en los que se pierden importantes cantidades de sodio en la orina. Funciona al reducirse la cantidad de sodio que es desechado mediante la orina.

Modo de empleo

Este tipo de fármaco debe ser tomado por vía oral, puede ser ingerido con la compañía o no de alimentos, generalmente una vez al día, o siguiendo las indicaciones de su médico, el cual deberá ajustar la dosis para que sea la más apropiada para usted.

La dosificación va a depender de la afección médica que usted presente y de la respuesta que presente su organismo ante el tratamiento; para de esta manera obtener los máximos beneficios, se debe seguir muy cuidadosamente el régimen de dosificación y tomar este medicamento siguiendo exactamente las indicaciones y recomendaciones dadas por el médico tratante.

Para recordar la ingestión del medicamento con más facilidad, se recomienda ingerir el mismo a la misma hora cada día. Si el paciente sigue un régimen no diario de la ingestión del medicamento (por ejemplo, sólo 3 días a la semana), podría resultarle más útil la utilización de un calendario donde pueda ir marcando los días o más fácilmente con recordatorios tecnológicos como el celular en el cual suene algún tipo de alarma.

No se recomienda aumentar ni disminuir la dosis sin la supervisión del médico tratante, tampoco debe tomarlo más frecuentemente de lo que se le ha prescrito, ni mucho menos lo suspenda sin la aprobación de su médico.

Algunas afecciones pueden empeorar si lo suspende repentinamente. Lo más recomendable en estos casos es la reducción gradual e la dosis, solo en caso de ser necesario. De igual forma se le debe notificar a su médico  tratante la evolución o regresión posterior al inicio del tratamiento, de la afección que usted presente, es decir, si su afección persiste o empeora.

Dosis

Este fármaco está disponible en comprimidos de 0.1 mg de concentración. Frecuentemente es indicado a dosis crecientes desde 1 a 4 veces al día.

Habitualmente las concentraciones de las dosis diarias utilizadas para reemplazar el mineral corticoides están entre 0.05 mg y 0.2 mg. Los niveles plasmáticos de sodio, potasio y renina son constantemente evaluados para ratificar que la dosis ideal sea alcanzada.

Dosis habituales

  • Neonatos y lactantes: 0.1 – 0.2 mg/día.
  • Niños mayores a 2 años de edad: 0.05 – 0.1 mg/ día.

Dosis oral en adultos

En la enfermedad de Addison la dosis que se recomienda administrar es de 0,1 mg al día, esta debe ser administrado en conjunto con un glucocorticoide como por ejemplo: cortisona o hidrocortisona. (Para conocer un poco mas sobre este tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo: hidrocortisona)

En los casos de insuficiencia adrenal con pérdida de sal la dosis recomendada a utilizar es de 0,1 a 0,2 mg al día, esta debe ser administrada en conjunto con un glucocorticoide como por ejemplo: cortisona o hidrocortisona.

Lo mas recomendable es que la administración de los comprimidos de fludrocortisona sea por las mañanas y que sea después del desayuno.

Para el tratamiento de la hipotensión ortostática

Pacientes diabéticos con hipotensión postural, se debe administrar vía oral, en adultos una dosis de 0.1-0.4 mg una vez al día.

Para la hipotensión postural secundaria al tratamiento con levodopa, se debe administrar vía oral, en adultos una dosis de 0.05-0.2 mg una vez al día.

Límites máximos de dosis

  • Adultos 0.4 mg/día vía oral.
  • Ancianos 0.2 mg/día vía oral.
  • Adolescentes 0.2 mg/día vía oral.
  • Niños 0.2 mg/día vía oral.
  • Bebés 0.1 mg/día vía oral.

No se requiere ajustar la dosis en pacientes que presenten insuficiencia hepática ni insuficiencia renal.

Dosis olvidada

Cuando la dosis diaria ha sido olvidada se recomienda tomar la dosis olvidada lo más pronto posible, sin embargo, no se recomienda tomar la dosis olvidada si es hora de su próxima dosis regular, ya que de esta manera estaríamos provocando una sobredosis.

Almacenamiento

  • Se recomienda que el fármaco sea almacenado a temperatura ambiente, resguardado de la luz directa, del calor y de la humedad.
  • Todos los medicamentos deben ser almacenados fuera del alcance de los niños.
  • Se recomienda mantenga el fármaco en su envase, herméticamente cerrado para evitar la contaminación y el deterioro del mismo.
  • Aquellos medicamentos de los que ya podemos prescindir o que ya no sean necesarios, deben ser desechados de una manera apropiada para de esta manera asegurarnos de que las mascotas, los niños y otras personas no puedan consumirlos; no obstante no se recomienda desechar los medicamentos por el inodoro.

En lugar de esto, una de las mejores maneras para deshacerse de sus medicamentos es a través de un programa de devolución de medicamentos, sin embargo, pueden ser donados a aquellas instituciones de bajos recursos o a aquellas personas que realmente necesiten del medicamento y tengan prescripción médica.

Precauciones

  • Se debe tener especial precaución y evaluar el riesgo/beneficio en aquellas pacientes que sospechen de estar embarazadas, estén embarazadas o en periodo de lactancia, deben informar a su médico si se encuentra en alguna de esas condiciones. Sin embargo, los datos clínicos no muestran evidencias claras de un incremento del riesgo teratogénico.
  • En aquellos pacientes que se encuentran lactando, aún no se ha demostrado si la fludrocortisona es eliminada por la leche materna en los humanos. Se deben considerar los beneficios y las consecuencias de seguir o discontinuar la lactancia materna y/o el tratamiento con este medicamento, teniendo en cuenta el beneficio de la lactancia materna para el bebé y el beneficio de la terapia con el fármaco en la madre.

  • Se debe informar al médico tratante antes de administrar la fludrocortisona si usted sufre de: presión sanguínea elevada, corazón, hígado, riñón o glaucoma.
  • La medicación con fludrocortisona no debe ser suspendida súbitamente. En caso de que se necesite la suspensión de este, deberá  reducirse la dosis gradualmente, antes de suspenderlo por completo. Recalcamos que no debe suspenderse de manera súbita ya que puede hacerse presente un síndrome de retirada de corticoides, el cual está caracterizado por presentarse como malestar general, debilidad, dolor muscular, dificultad al momento de respirar, anorexia, vómitos, fiebre, nauseas, disminución de la tensión arterial y del nivel de glucosa en sangre.
  • Si ha sufrido de tuberculosis, infección de herpes, o cualquier otra infección debe informar al médico tratante. Este fármaco podría enmascarar los síntomas de infección, o permitir que reciba nuevas infecciones más fácilmente.
  • Debe evitar todo contacto con personas que presenten sarampión o varicela. Si ha estado en contacto con sarampión o varicela debe informar al médico lo antes posible.

  • Como se dijo anteriormente, se debe evitar la suspensión súbita de un tratamiento, sobre todo si este es prolongado; hay que mantener una rigurosa vigilancia de la presión sanguínea y de los niveles de electrolitos.
  • No se recomienda su administración en pacientes con: tuberculosis latente o manifiesta, pacientes que presenten trastornos psiquiátricos graves, especialmente aquellos con psicosis, pacientes que presenten herpes simple oftálmico o determinadas enfermedades víricas como por ejemplo: varicela, herpes simple, o- durante la fase virémica- herpes zoster.
  • Tampoco se recomienda su administración en pacientes que presenten condiciones como: diabetes, úlcera péptica, osteoporosis, enfermedades tromboembólicas, estados infecciosos.

  • Se recomienda que la administración del fármaco sea de manera rigurosa; es decir, que el paciente ingiera la dosis diaria correspondiente a una hora determinada; sin embargo, si se le olvida tomar una dosis, deberá tomarla tan pronto como le sea posible; no obstante, si falta poco tiempo para la próxima dosis no debe tomar la dosis que olvidó ya que estaría duplicando la dosis diaria y podría haber consecuencias.
  • Si tiene planeado un tratamiento largo con corticoides, sería conveniente que ingiera una dieta pobre en sal y/o rica en potasio, siempre vigilando las calorías de la dieta para evitar el aumento de peso.
  • Se recomienda asistir al oftalmólogo antes de iniciar el tratamiento para revisar su vista y deberá asistir de nuevo al mismo tras llevar un tiempo con el tratamiento.  Recuerde siempre llevar con usted algún tipo de identificación en la que informe que el paciente toma corticoides.

  • Si se le va a realizar alguna prueba cutánea, una intervención quirúrgica (incluyendo dental) o algún tratamiento de emergencia, en caso de que usted tenga una infección grave, se le debe advertir al médico tratante que usted esta tomando fludrocortisona.
  • Se recomienda no vacunarse sin el consentimiento de su médico, mientras reciba corticoides y durante un tiempo después de terminar su tratamiento. Durante este periodo se debe mantener controlado que las personas que vivan con usted tampoco reciban la vacuna oral contra el virus de la polio, y debe evitar el contacto con aquellas personas que hayan recibido esta vacuna recientemente.

  • Si no nota mejoría o empeoramiento de los síntomas de su enfermedad consulte con su médico tratante.
  • En niños y ancianos es recomendable que el uso de fludrocortisona por tiempos prolongados sea con mucha precaución.
  • La fludrocortisona es una sustancia que puede dar positivo en el control de dopaje, esto se considera una sustancia prohibida en el deporte de competición.
  • Se debe tomar sumo cuidado con  algunas condiciones médicas como las que nombraremos a continuación que pueden verse afectadas si ingerimos fludrocortisone, por lo cual es importante notificar al médico tratante antes de empezar el tratamiento cuando se sufre de alguna de las siguientes condiciones que incluyen:
  1. Enfermedad del hígado (como en cirrosis).
  2. Enfermedad del riñón.
  3. Trastorno de la glándula tiroidea.
  4. Diabetes.
  5. Historial de malaria.
  6. Tuberculosis.
  7. Osteoporosis.
  8. Algún tipo de trastorno muscular como miastenia grave.
  9. Glaucoma o cataratas.
  10. Infección causada por herpes en los ojos.
  11. Úlcera estomacal, colitis ulcerativa, o diverticulitis.
  12. Depresión o enfermedad mental.
  13. Fallo cardíaco congestivo.
  14. Presión arterial alta.

Interacciones

Se recomendamos no utilizar los siguientes medicamentos:

  • Hidrocortisona
  • Dexametasona (Decadron®)
  • Triamcinolona (Aristocort®)

Si ha presentado algún tipo de reacción alérgica a fludrocortisona en algún momento. Es recomendable que consulte periódicamente a su médico tratante, y con más razón aún si presenta algún tipo de infección que sea causada por hongos.

La interacción de este fármaco con inhibidores de la prostaglandina potencia el efecto hipertensivo. (Para conocer un poco más sobre el tema de los antihipertensivos, te recomendamos visitar el siguiente enlace: enalapril).

La interacción que posee la fludrocortisona con los saluréticos, glucósidos digitálicos, laxantes, aumenta la excreción de potasio.

La interacción que posee la fludrocortisona con los agentes antiulcerosos que contengan ácido glicirricínico, aumenta el efecto mineralocorticoide.

La interacción de la fludrocortisona con la dofetilida podría aumentar los efectos proarritmicos causados por la hipopotasemia (disminución de la concentración de potasio en la sangre),  que se produce por los corticosteroides.

Ésta hipopotasemia podría potenciar la inhibición neuromuscular, que es asociada a los inhibidores neuromusculares no despolarizantes. Se recomienda un monitoreo constante, o estricta vigilancia de los corticosteroides cuando son utilizados como inhibidores neuromusculares.

Se recomienda utilizar con precaución a la fludrocortisona en aquellos pacientes que presenten retención de sodio ya que esto conduce a la retención de líquidos y edema, cuando la fludrocortisona es utilizada en conjunto con andrógenos, se debe tener cuidado ya que éstos agentes pueden causar edema.

La interacción de la fludrocortisona con isoproterenol conduce a un riesgo de toxicidad cardíaca en aquellos pacientes que sufren de asma, esto parece aumentar con la administración conjunta de corticoides o metilxantinas. Se ha podido evidenciar que en niños asmáticos tratados con infusiones intravenosas de isoproterenol, refractarios a tasas de 0,05 a 2,7 ug/kg/min han presentado un deterioro clínico importante, infarto de miocardio (necrosis), insuficiencia cardíaca congestiva y muerte.

Fludrocortisona aumenta el efecto tóxico de:

  • Inhibidores de la acetilcolinesterasa (debilidad muscular). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Anfotericina B (hipopotasemia). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Deferasirox (ulceración, irritación, sangrado gastrointestinal). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • AINES y salicilatos (toxicidad gástrica). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Diuréticos (hipopotasemia). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Denosumab, natalizumab (infecciones) Se recomienda vigilancia estrecha
  • Indacaterol (hipopotasemia) Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Leflunomida (toxicidad hematológica) Se recomienda considerar la posibilidad de no administrar dosis de carga de leflunomida y estudiar la posibilidad de modificar la terapia.
  • Bloqueantes neuromusculares no despolarizantes (polineuropatías y miopatías). Debe considerarse la posibilidad de modificar la terapia.
  • Quinolonas (tendinitis). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Roflumilast (inmunosupresión). Debe considerarse la posibilidad de modificar de la terapia.
  • Tacrolimus (tópico). Evitar la asociación.
  • Anticoagulantes orales (hemorragias y hematomas). Se debe vigilar estrechamente.

Fludrocortisona disminuye el efecto de:

  • Aldesleucina. Se debe evitar la asociación.
  • Hipoglucemiantes orales. Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Aripiprazol. Debe considerarse la modificación de la terapia y si no es posible, estudiar la respuesta y ajustar la dosis de aripiprazol.
  • Axitinib. Se debe evitar la asociación.
  • BCG. Se debe evitar su asociación.
  • Calcitriol. Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Hialuronidasa. Se debe aumentar las dosis de hialuronidasa o evitar la asociación.
  • Telaprevir. Se debe considerar modificar la terapia.

Disminuyen el efecto de la fludrocortisona:

  • Aminoglutetimida (aumenta su metabolismo). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Antiácidos (disminuyen la biodisponibilidad oral). Se debe tener en cuenta la modificación de la terapia.
  • Antifúngicos azólicos (aumenta su metabolismo). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Secuestradores de ácidos biliares (disminuyen biodisponibilidad oral). Se recomienda vigilancia estrecha.
  • Barbitúricos. Se debe vigilar estrechamente.
  • Antibióticos macrólidos (excepto azitromicina, fidaxomicina y espiramicina). Se debe tener en cuenta la posibilidad de modificación de la terapia.
  • Mifepristona. Debe evitarse el uso de esta en aquellos pacientes que requieren tratamientos a largo plazo con corticosteroides.
  • Mitotano. Se debe tener en cuenta la posibilidad de modificación de la terapia.
  • Primidona. Se debe realizar vigilancia estrecha.
  • Los derivados de rifamicina. Se recomienda vigilar la terapia.

Otras drogas que afectan a fludrocortisone

  • Aspirin.
  • Amphotericin B (Fungizone).
  • Algún diurético (pastillas para eliminar el exceso de agua en el organismo).
  • Digoxin (digitalis, Lanoxin).
  • Phenytoin (Dilantin).
  • Rifampin (Rifadin, Rifater, Rifamate, Rimactane).
  • Pastilla como terapia hormonal de reemplazo o para el control de la natalidad.
  • Warfarina (Coumadin).
  • Insulina, medicinas para la diabetes que son administradas por la vía oral.
  • Esteroides anabólicos como por ejemplo: oxymetholone (Anadrol-50), nandrolone (Durabolin, otras), entre otros.
  • BarbitúricoS como por ejemplo: amobarbital (Amytal), butabarbital (Butisol), mephobarbital (Mebaral), secobarbital (Seconal), o phenobarbital (Luminal, Solfoton).

Contraindicaciones

La fludrocortisona se encuentra contraindicada en pacientes que presenten:

  • Hipersensibilidad a la fludrocortisona o a cualquier excipiente del fármaco.
  • En aquellos pacientes que presenten cualquier enfermedad que implique o predisponga a edemas, como por ejemplo: Insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), cirrosis hepática o nefrosis.
  • En aquellos pacientes que presenten hipertensión arterial no controlada.
  • En aquellos pacientes que presenten esclerosis cerebral avanzada.

  • En aquellos pacientes que tengan o hayan tenido shock hipovolémico.
  • En aquellos pacientes que tengan o hayan tenido hipotensión, debida a enfermedades orgánicas del corazón.
  • En aquellos pacientes que presenten hipopotasemia.
  • En aquellos pacientes que tengan o hayan presentado alguna vez insuficiencia hepática.
  • Esta contraindicado en cualquier enfermedad que implique o predisponga a edemas, como por ejemplo: cirrosis hepática).
  • En aquellos pacientes que tengan o hayan presentado insuficiencia renal, totalmente contraindicado en pacientes que presenten cualquier enfermedad que implique o predisponga a edemas, como por ejemplo: nefrosis.

Efectos secundarios

De manera general, pueden presentarse signos como cefalea; incremento de peso, edemas, pérdida de potasio; hipertensión, no obstante, se recomienda consultar al médico de manera inmediata si el paciente presenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios nombrados a continuación:

  • Ritmo cardíaco irregular.
  • Dolor de ojos.
  • Visión borrosa.
  • Fiebre inexplicable.
  • Dolor de garganta.
  • Dolores musculares.
  • Debilidad muscular.

A pesar de que los siguientes efectos secundarios son menos graves, se recomienda consultar al médico de manera inmediata si el paciente presenta cualquiera de los siguientes signos clínicos nombrados a continuación:

  • Aumento o pérdida del apetito.
  • Malestar estomacal.
  • Dificultad para dormir.
  • Oscilaciones en el estado de ánimo o cambios de personalidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Hinchazón de los pies, piernas, o brazos.

Algunos efectos que se pueden presentar pero son menos comunes son:

  • Problemas en la resolución de heridas.
  • Cambios en la menstruación (por ejemplo, atrasada, irregular o ausente)
  • Erupciones cutáneas.
  • Desgarro de los ojos.
  • Cambios en la visión.
  • Aumento de peso.

  • Enrojecimiento y prurito en la piel.
  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Transpiración excesiva.
  • Venas del cuello (yugular) inflamadas.
  • Hinchazón de párpados, fosas nasales  y cara.
  • Pérdida inexplicable de peso.
  • Agitación.
  • Ansiedad.
  • Ceguera.
  • Confusión.
  • Estreñimiento.
  • Convulsiones.
  • Tos con sangre.

  • Boca seca.
  • Expresión de temor.
  • Los globos oculares sobresalen de las cuencas.
  • Desmayos o aturdimiento al momento de levantarse ya sea de una posición horizontal (la cama) o de estar sentado.
  • Dificultad para tragar.
  • Fiebre.
  • Aumento de los latidos cardíacos.
  • Alucinaciones.
  • Fracturas en brazos y/o piernas sin ningún tipo de lesión.
  • Fracturas en el cuello o la espalda.
  • Acidez.
  • Dolores de cabeza.

  • Indigestión.
  • Aumento de las ganas de ingerir líquido (sed).
  • Aumento de las ganas de ingerir alimento (hambre).
  • Aumento de la micción.
  • Respiración irregular o dificultad para respirar.
  • Dolor de las articulaciones.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de la consciencia.
  • Nerviosismo.
  • Calambres.
  • Caminar de forma irregular (cojera).
  • Resfriado.
  • Dolor o rigidez en el pecho.
  • Disminución de altura.
  • Orina de color oscuro.
  • Heces con sangre o negras y pegajosas.

La información incluida en este artículo tiene como propósito ser útil e instructiva, es únicamente informativa, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

(Visited 2.371 times, 1 visits today)