≡ Menu

Econazol: Para qué sirve, mecanismo de acción, indicaciones y más

El econazol es un fármaco de tipo antifúngico imidazólico que se utiliza de forma tópica para el tratamiento de las micosis cutáneas. Si quieres saber más sobre este fármaco, te invitamos a que continúes leyendo, conseguirás toda la información sobre este. Recuerda que este es un artículo de carácter informativo, por lo tanto no debe ser utilizado como guía para comenzar el tratamiento con cualquier medicina, siempre opte por la recomendación de su médico.

econazol

¿Para qué sirve?

El econazol se utiliza para tratar una variedad de infecciones fúngicas de la piel, tales como el pie de atleta y la tiña. Este fármaco igualmente se utiliza para tratar una condición de la piel conocida como pitiriasis (tiña versicolor), una infección causada por hongos que genera un aclaramiento u oscurecimiento de la piel del cuello, el pecho, los brazos o las piernas, y este será de gran ayuda ya que es un antifúngico imidazólico que funciona al prevenir el crecimiento de hongos. Otro artículo relacionados: bifonazol

Nombre comercial

Nitrato de Econazol Bestopic, compuesto con beclometasona, compuesto con gentamicina, fabricado por Systopic Laboratories.  Nitrato de Econazole Cobederm H, compuesto con halcinónido, fabricado por Sarabhai Chemicals. Ecodax – G nitrato de econazol, compuesto con beclometasona, compuesto con gentamicina, fabricado por Unique Chemicals. Ecodax -G Nitrato de econazol, compuesto con betametasone, fabricado por Gentamicin Sulphate J.B.Chemicals & Pharmaceuticals Ltd.

Ecowin G nitrato de econazol, compuesto con gentamicina, fabricado por Mefro Dermacare. Ecowin GB nitrato de econazol, compuesto con beclometasona, fabricado por Gentamicin Mefro Dermacare. Halog -E Econazol, compuesto con halcinónido, fabricado por Nicholas Piramal India Ltd. Nitrato de Econazol, Mediron (5 g), compuesto con Acetónido de Fluocinolona, fabricado por Gentamicina Wockhardt Limited.

Indicaciones

El econazol para uso cutáneo se utiliza en el tratamiento de: micosis causada por dermatofitos, infecciones fúngicas causadas por levaduras o mohos, infecciones compatibles con bacterias gram-positivas, micosis del canal auditivo (sólo cuando el econazol se utiliza en forma de emulsión de la piel), infecciones fúngicas de las uñas y pitiriasis versicolor. Por otra parte, el econazol para uso vaginal se utiliza para tratar: infecciones micóticas vulvovaginales.

Advertencias

Si llegaran a aparecen señales de hipersensibilidad o irritación durante el tratamiento con econazol, el tratamiento con este fármaco debe suspenderse de manera inmediata. El uso del econazol para uso vaginal puede reducir las funciones y eficacias de los anticonceptivos que contienen látex. El econazol sólo debe utilizarse de manera externa, no debe ingerirse y no debe utilizarse tampoco de forma oftálmica.

Interacciones

El econazol para su uso cutáneo y vaginal puede interferir de igual manera con la actividad que ejercen los anticoagulantes orales. Los pacientes que ya se encuentran en tratamiento con este tipo de medicinas y que también deben someterse al tratamiento con econazol, deben realizarse controles regulares de los parámetros de coagulación con más frecuencia de lo habitual. En cualquier caso, deberá informarle a su médico si está tomando o si ha tomado recientemente cualquier tipo de fármaco, incluidos aquellos sin receta y productos herbales y / o homeopáticos.

Efectos secundarios

El econazol puede generar distintos efectos adversos, aunque bien se sabe que no todos los individuos pasen por ellos. Esto va a depender del grado de sensibilidad que cada persona presente hacia el fármaco. Es por esto que se dice que los efectos secundarios no afectan a todos los pacientes ni con el mismo grado de intensidad. A continuación mencionaremos los principales efectos adversos que pueden surgir como consecuencia del tratamiento con econazol.

Patologías de la piel y tejido subcutáneo: el tratamiento con econazol, ya sea para uso cutáneo o vaginal, puede causar: reacciones de hipersensibilidad, angioedema, erupciones, urticaria, picazón y ardor o dolor de la piel. Además, el econazol para uso cutáneo puede llegar a generar dermatitis de contacto, pelazón de la piel y puede favorecer la formación de ampollas. En cambio, el uso de econazol para el área vaginal puede generar ardor, escozor, picazón o favorecer la aparición de eritema en el sitio de aplicación, y posteriormente en las áreas genitales correspondientes.

Otros efectos colaterales: el tratamiento con econazol también puede generar la aparición de sensaciones de incomodidad e hinchazón en el área aplicada. En cuanto a la sobredosis, no se conocen casos de sobredosis de econazol para uso tópico. Sin embargo, si accidentalmente llegara a ingerir el econazol (ya sea para uso cutáneo o vaginal), pueden aparecer síntomas como náuseas, vómitos y diarrea. En caso de ingesta accidental del fármaco, es necesario que contacte a su médico inmediatamente y que se comunique con el hospital más cercano.

Mecanismo de acción

Como se mencionó anteriormente, el econazol es un agente antifúngico de tipo imidazólico y ejerce su función fungicida al interferir con la síntesis de ergosterol. El ergosterol es un esterol y es uno de los componentes de la membrana plasmática de las células fúngicas. Más específicamente, el econazol, como todos los antifúngicos de este tipo, es capaz de bloquear una de las enzimas clave de la síntesis del mencionado ergosterol, la 14α-desmetilasa. Al inhibir esta enzima, hay una acumulación de precursores de ergosterol dentro de la célula fúngica.

econazol

Cuando llegan a niveles demasiado elevados en la célula, los precursores de ergosterol se convierten en tóxicos para la misma célula y, además, generan alteraciones en la permeabilidad de la membrana celular y alteraciones en el funcionamiento de las proteínas contenidas en el mismo, por lo tanto, la célula fúngica está condenada a una muerte segura. (Ver Artículo: Tioconazol)

Dosis

El econazol para uso cutáneo está disponible en forma de crema, spray, polvo, emulsión y solución para la piel. Sin embargo, el econazol para uso vaginal está disponible en forma de crema, óvulos y solución vaginal. Durante la terapia con econazol, es esencial seguir las instrucciones dadas por su médico, ya sea en la cantidad de fármaco que se utilizará, al igual que en la duración de la terapia en sí misma. A continuación dejamos algunas indicaciones sobre las dosis de econazol que se usan generalmente en las terapias.

Tratamiento de micosis e infecciones cutáneas: para el tratamiento de micosis e infecciones de la piel, es recomendable aplicar econazol para uso cutáneo 2 veces al día, una por la mañana y una por la noche, durante un período de 1 a 3 semanas. El tratamiento debe extenderse durante unos días después de que los síntomas hayan desaparecido. En dado caso, si el médico lo considera necesario, puede llega cambiar la cantidad de econazol que se aplicará y la duración de su tratamiento.

Tratamiento de infecciones fúngicas vaginales: para el tratamiento de las infecciones fúngicas vaginales, usualmente se recomienda aplicar econazol por vía vaginal 1 vez al día, preferiblemente antes de acostarse, durante un período de al menos 2 semanas. Si decide utilizar los óvulos, la dosificación seguirá siendo la misma, es decir, que se recomienda utilizar un óvulo por la noche antes de acostarse por un período de 2 semanas. También en este caso, si se considera necesario, el médico puede decidir variar la dosis y la duración del tratamiento.

Embarazo y lactancia

El econazol, ya sea para uso oral o vaginal, no debe utilizarse en el primer trimestre del embarazo a menos que el médico lo considere absolutamente necesario. Sin embargo, en el segundo y tercer trimestre del embarazo, el fármaco sólo se puede utilizar si se sabe que los beneficios potenciales esperados para la madre superan los posibles riesgos para el feto. El econazole debe utilizarse con extrema precaución en las madres que amamantan, ya que no se sabe aún si el fármaco se excreta en la leche humana.

Econazol y oxiconazol

Al igual que el econazol, el oxiconazol es un fármaco que se utiliza para tratar infecciones fúngicas, y que generalmente se prescriben en conjunto para tratar estas afecciones. Ya que conocemos bien de qué trata el econazol, veamos de qué trata ahora el oxiconazol.

El oxiconazol se utiliza para el tratamiento, control, prevención y mejora de las siguientes enfermedades, afecciones y síntomas: infecciones fúngicas del pie y la ingle, infección de tronco, infección de tiña e infección de brazos y piernas. En cuanto a los efectos secundarios, aquí dejamos una lista de posibles efectos adversos que pueden ocurrir durante el tratamiento con medicinas que contienen oxiconazol. Cabe destacar que esta no es una lista completa de los efectos que pueden generarse, y aunque son posibles, no siempre están presentes.

Algunos de ellos pueden ser raros pero serios. Consulte a su médico si identifica alguno de los siguientes efectos secundarios, especialmente si no desaparecen: picazón severa de la piel, ardor, irritación, dermatitis de contacto alérgica, inflamación de los folículos capilares, enrojecimiento superficial de la piel, aparición de pequeños granos o hinchazón, grietas en la piel, erupciones y acné. El oxiconazol mejora la condición del paciente mediante la realización de la siguiente función:

Antes de utilizar este fármaco, deberá informar a su médico acerca de su lista actual de medicinas, incluyendo aquellas de venta libre (por ejemplo, vitaminas, suplementos herbales, entre otros), alergias, afecciones preexistentes y afecciones actuales (por ejemplo, embarazo, intervenciones inminentes, entre otros). Esto es necesario ya que algunas condiciones de salud pueden volverlo más susceptible a los efectos adversos de este fármaco. Se recomienda tomarlo como lo indique su médico o bien seguir las instrucciones impresas en el prospecto.

La dosificación se basará dependiendo de su condición. Informe a su médico si su afección persiste o empeora, y a continuación dejaremos algunos puntos importantes de asesoramiento: complete el ciclo de tratamiento completo, consulte a su médico si nota signos de alergia e irritación, evitar el contacto con los ojos, la nariz y el área genital y nuevamente, no lo tome si está embarazada o amamantando.

En cuanto a las interacciones farmacológicas, debe saber que si toma otros fármacos o productos de venta libre al mismo tiempo, los efectos del oxiconazol pueden cambiar. Esto puede incrementar el riesgo de efectos secundarios o hacer que su medicamento funcione de manera incorrecta. Informe a su médico sobre los medicamentos, vitaminas y suplementos herbales que está usando para que pueda ayudarlo a prevenir o controlar la interacción de los medicamentos.

En este caso, el oxiconazol solo tiene interacciones conocidas con el miconazol vaginal o tópico. En cuanto a las contraindicaciones, se sabe que la hipersensibilidad al oxiconazol o a cualquier de sus excipientes es una de ellas. Además, el oxiconazol no debe utilizarse si usted padece de alguna de las siguientes condiciones: embarazo, hipersensibilidad conocida y período de lactancia.

Nitrato de econazol

El nitrato de econazol viene en distintas presentaciones, entre ellas tenemos: nitrato de econazol crema al 1%, nitrato de econazol spray para la piel al 1% (solución de alcohol), nitrato de econazol polvo de piel al 1%, nitrato de econazol emulsión de piel al 1% y nitrato de econazol solución de piel no alcohólica al 1%.

El nitrato de econazol es un antimicótico para el tratamiento local de todas las infecciones fúngicas, incluidas las infecciones mixtas con bacterias gram-positivas. La solución de piel no alcohólica nitrato de econazol se ha estudiado especialmente para el tratamiento de la pitiriasis versicolor, el tratamiento en toda la superficie del cuerpo permite eliminar el hongo, incluso cuando la piel todavía es aparentemente sana.

Este producto está indicado en la terapia de: micosis cutáneas generadas por dermatofitos, levaduras o mohos e infecciones combinadas con bacterias gram-positivas, micosis del conducto auditivo (limitada a la forma de emulsión) y de las uñas y la pitiriasis versicolor. En cuanto a las contraindicaciones, el nitrato de econazol no se debe utilizar cuando se padece de hipersensibilidad conocida a la sustancia activa o a cualquiera de los excipientes.

En cuanto a las precauciones de uso, debe saber que todas las presentaciones farmacéuticas del nitrato de econazol están indicadas solo para uso externo. El nitrato de econazol no está indicado para uso oftálmico u oral. En caso de reacción de sensibilización o irritación, deberá suspender el uso del producto. El polvo de nitrato de econazol contiene talco, por lo que debe evitar la inhalación para prevenir la irritación de las vías respiratorias, especialmente en niños y recién nacidos.

En cuanto a las interacciones, deberá informe a su médico si ha utilizado recientemente otros fármacos, incluso aquellos de venta libre. Se han informado casos de interacción con anticoagulantes orales, como warfarina y acenocumarol. En pacientes que reciben anticoagulantes orales, se debe tener precaución y se debe controlar su efecto anticoagulante con mayor frecuencia. El ajuste de la dosis del fármaco anticoagulante oral puede ser necesario durante el tratamiento con econazol y luego de la posible interrupción.

En cuanto a las advertencias, es importante saber que debido a la absorción sistémica, el nitrato de econazol no debe utilizarse durante el primer trimestre del embarazo a menos que el médico lo considere totalmente necesario para la salud del paciente. El nitrato de econazol puede utilizarse durante el segundo y tercer trimestre del embarazo si el beneficio potencial para la madre supera los posibles riesgos para el feto. Igualmente, utilice el nitrato de econazol con precaución en pacientes que se encuentren en período de lactancia. (Ver Artículo: Terbinafina)

Cabe destacar que este fármaco contiene propilenglicol, el cual que puede generar irritación de la piel. El fármaco también contiene ácido benzoico, que puede ser ligeramente irritante para la piel, los ojos y las membranas mucosas. En cuanto a las dosis, a menos que se indique lo contrario, el nitrato de econazol debe aplicarse por la mañana y por la noche a las áreas infectadas de la piel, con un masaje ligero, hasta que la micosis haya desaparecido por completo, es decir, en un período de 1 a 3 semanas.

Igualmente, se recomienda continuar la aplicación del nitrato de econazol durante unos días luego de la desaparición de la micosis. Los espacios intertriginosos (por ejemplo, espacios entre los dedos de los pies o los pliegues de los glúteos) en la etapa húmeda deben limpiarse con gasas o vendajes antes de aplicar el nitrato de econazol. Se recomienda utilizar un vendaje oclusivo para el tratamiento de la micosis de las uñas.

En el tratamiento de infecciones fúngicas del canal del oído (sólo si no existe lesión del tímpano), se recomienda aplicar de 1 a 2 veces por día, 1 o 2 gotas de la emulsión cutánea de nitrato de econazol en el meato auditivo externo, o incorporar una tira de gasa empapada con él. El polvo de piel nitrato de econazol se debe utilizar como una terapia complementaria de la crema de nitrato de econazol y la solución de alcohol en spray para la piel. En el caso de haber infecciones en espacios intertriginosos, la utilización de polvo de piel puede ser suficiente.

La solución cutánea no alcohólica de nitrato de econazol ha sido diseñado especialmente para el tratamiento de la pitiriasis versicolor, la cual se recomienda para espolvorear durante 3 noches consecutivas en todo el cuerpo húmedo al colocar el producto sobre una esponja sin luego enjuague. Este fármaco realiza su acción durante la noche, por lo que deberá eliminarse con lavado a la mañana siguiente. De esta forma, el tratamiento de la superficie de todo el cuerpo permite exterminar el hongo incluso cuando la piel es aparentemente sana.

Si luego de 15 días desde el final de las aplicaciones, la pitiriasis versicolor no está eliminada, se recomienda repetir el tratamiento. Para evitar una recaída, se recomienda realizar el tratamiento nuevamente luego de 1 a 3 meses. El uso regular de acuerdo con las prescripciones del nitrato de econazol es de gran importancia para la curación.

En cuanto a la composición, 100 g de crema contienen: como ingrediente activo, nitrato de econazol 1 g, excipientes, mezcla de ésteres de ácido esteárico con glicoles, mezcla de ácidos grasos con polietilenglicol, aceite de vaselina, butilado, perfume n.4074, ácido benzoico y agua purificada. 100 g de solución alcohólica en spray para la piel contienen: como ingrediente activo: nitrato de econazol 1 g, excipientes, alcohol etílico, propilenglicol, perfume n.4074 e hidroximetil o tris amino metano.

100 g de polvo de piel contienen: como ingrediente activo, nitrato de econazol 1 g, excipientes, sílice precipitada, perfume n.4074, óxido de zinc y talco. 100 g de emulsión para la piel contienen: como ingrediente activo, nitrato de econazol 1 g, excipientes, sílice precipitada, mezcla de ésteres de ácido esteárico con glicoles, mezcla de ácidos grasos con polietilenglicol, aceite de vaselina, butilado, ácido benzoico, perfume n.4074 y agua purificada.

100 g de solución no alcohólica para piel contienen: como ingrediente activo, econazol  1 g, excipientes, polisorbato 20, alcohol bencílico, monolaurato de sorbitán, sal de sodio del ácido N- [2-hidroxietil] -N- [2- (lauril amino) -etil], amino acético del sulfato de 3,6,9-trioxadocosilo, diestearato de polietilenglicol 6000 y agua purificada. En cuanto a las presentaciones, la crema de 1% viene en un tubo de 30 g.

El spray para la piel de 1% de solución con alcohol viene en una botella de 30 g. El polvo para piel de 1% viene en una botella de 30 g. La emulsión para la piel al 1% viene en una botella de 30 ml y la solución de piel no alcohólica de 1% viene en 6 sobres 10 g.

Clotrimazol, econazol, ketoconazol y miconazol

Lo que tienen en común estos 4 fármacos es que todos pertenecen a la categoría de antimicóticos dermatológicos. Ya que conocemos el econazol, pasemos a conocer de qué tratan estos otros 3 fármacos.

Clotrimazol

El clotrimazol es una medicina que pertenece a un grupo de fármacos llamados antifúngicos, los cuales son activos contra el crecimiento de hongos. Este fármaco está indicado para el tratamiento de infecciones de la piel y pliegues de la piel generados por hongos (micosis), como pitiriasis versicolor, candidiasis cutánea, tinea pedis (pie de atleta) y tiña corporis. No se recomienda utilizar este fármaco si es alérgico al clotrimazol o a cualquiera de los demás componentes o excipientes de este producto.

En cuanto a las advertencias y precauciones que debe tomar en cuenta, primeramente siempre debe consultar con su médico antes de comenzar el tratamiento con este fármaco. No debe tragar la crema y debe evitar el contacto con los ojos. Si extiende el uso del clotrimazol  durante períodos de tiempo prolongados, este podría generar reacciones alérgicas (sensibilización). En este caso, es necesario detener el tratamiento y contactar a su médico.

Informe a su médico si nota que su afección no mejora después de 3 o 4 semanas de tratamiento o si experimenta un empeoramiento o una reaparición de los síntomas (recaídas). En cuanto al uso infantil, si la afección que padece el niño es la dermatitis del pañal, no se recomienda el uso de este producto. Se recomienda ponerle al niño un pañal no transpirable (con efecto oclusivo) luego de aplicar la crema. El clotrimazol contiene alcohol cetoestearílico, lo cual podría causar reacciones cutáneas locales (por ejemplo, dermatitis de contacto).

Ketoconazol

El ketoconazol es un fármaco que se utiliza para tratar infecciones causadas por algunos hongos, tanto en la piel (dermatomicosis) como en los órganos internos del cuerpo. Las infecciones por hongos de la piel se tratan con formulaciones para uso tópico (a través de cremas dermatológicas que afectan a la piel del cuerpo o el cuero cabelludo). El producto en crema debe aplicarse al área afectada, teniendo cuidado de limpiar y secar bien la zona afectada antes de la aplicación.

También es aconsejable protegerse las manos con guantes y evitar tocar el área afectada con el borde del tubo para no correr el riesgo de propagar la infección a zonas sanas. Los productos para el cuero cabelludo deben usarse en lugar del champú normal de 2 a 3 veces por semana, frotándose y dejándolo reposar durante aproximadamente 10 minutos. En ambos casos, el tratamiento debe continuarse durante un tiempo luego de la desaparición de los signos y síntomas.

El tratamiento oral se deja para micosis cutáneas muy extensas e infecciones fúngicas que han afectado los órganos internos del cuerpo. Las tabletas deben tomarse por vía oral durante las comidas, usualmente en una sola dosis diaria, a menos que el médico indique lo contrario. Si olvida tomar una dosis, tome una dosis tan pronto como sea posible, luego tome la siguiente dosis después de 10 a 12 horas, y posteriormente regrese al patrón indicado por su médico.

La duración del tratamiento va a depender del tipo y la gravedad de la infección y puede extenderse durante muchos meses. Solo el médico puede determinar cuándo es el momento de suspender el tratamiento.

Miconazol

El miconazol es un fármaco que se utiliza para tratar infecciones fúngicas que pueden afectar la piel, la boca y la garganta. Se utiliza, por ejemplo, contra el pie de atleta, otras formas de tiña y candidiasis cutánea. El miconazol es un antifúngico y funciona al incrementar la permeabilidad de la membrana celular de los hongos, lo cual lleva a la liberación del material dentro de las células. También puede interferir con los diferentes procesos metabólicos del hongo.

El miconazol puede aplicarse de manera tópica (incluso dentro de la boca) o por inyecciones directamente en la vena. Entre los posibles efectos secundarios de miconazol tenemos: diarrea, dolor de cabeza, ligera molestia en la cavidad oral, náuseas, dolor de estómago, cambios en la percepción del sabor y vómitos. Es importante contactar inmediatamente a un médico si llegara a presentar: erupciones, urticaria, prurito, dificultad para respirar, opresión en el pecho, hinchazón de la boca, cara, labios o lengua, ardor, dolor o hinchazón en el sitio de la aplicación.

Llagas en la boca o en la lengua y cansancio o debilidad excesiva. En cuanto a las advertencias, el miconazol no debe tomarse si es alérgico a las proteínas de la leche. También está contraindicado en niños y jóvenes menores de 16 años de edad. Antes de comenzar el tratamiento, es importante que le comunique a su médico sobre cualquier alergia a la sustancia activa, sus excipientes, a antifuginas acólicas o cualquier otra fármaco o alimento.

Dejar Comentario