La Púrpura, una afección que deja manchas en la piel

La púrpura es una patología que se identifica por la aparición de manchas  en la piel de color rojo o púrpura, el cual es producido por la inflamación y posterior sangrando de los vasos sanguíneos por debajo de la piel. A continuación se presenta una interesante información sobre esta extraña enfermedad.

PÚRPURA

¿Qué es la púrpura?

El padecimiento de la púrpura o también conocido como síndrome purpúrico, se identifica por la aparición de manchas que parecen  como una erupción de color rojo o púrpura,  las cuales no se desvanecen cuando se les aplica presión, las mismas son causadas por la inflamación  de los vasos sanguíneos que genera una acumulación de la sangre debajo de la piel.

En la enfermedad del púrpura se evidencia una baja en las plaquetas o como también se le conoce trombocitos éstos son unos pequeños fragmentos citoplasmáticos que ayudan a curar las heridas a través de la coagulación, tienen una medida  de 2 a 3 µm de diámetro, las plaquetas tiene una vida de 8 a 10 días, un recuentro de plaquetas normales se ubica entre 140000 y 450000 plaquetas por mm3, las plaquetas son almacenadas en el bazo éste es un órgano que es parte del sistema linfático, que contribuye a  batallar en contra de las infecciones y las mismas son liberadas cuando se requieren para efectuar el proceso de coagulación.

Cuando la producción de plaquetas es baja se denomina plaquetopenia por lo que resulta una deficiente coagulación y un sangrado mayor, cuando el conteo es mayor a los valores normales se le designa trombocitosis y puede causar la formación de trombos que son coágulos de sangre en la vena.

La presencia de los moretones en la piel, es causada por niveles bajo de las plaquetas que son las células encargadas de generar los coágulos sanguíneos y contribuyen que el sangrado sea más lento para contribuir a la cicatrización de las heridas y los mismos pueden desaparecer después de un tratamiento médico.

PÚRPURA

Un paciente con púrpura puede tener el conteo de plaquetas normales a esta condición se le denominará púrpuras no trombocitopénicas,  en la cual las células anormales de la hemoglobina se acumulan en los tejidos de los vasos capilares y se le conoce como hemangioma o puede tener un conteo de plaquetas bajas a esta condición se le conoce como púrpuras trombocitopénicas en la cual el sistema inmunitario destruye las células de las plaquetas.

Éste padecimiento puede surgir a cualquier edad, sin embargo es muy común en los niños y se produce luego de una infección viral como por ejemplo la varicelas, hepatitis C o refriado común, en el adulto puede convertirse en una situación crónica, pudiendo aparecer y desaparecer periódicamente, en los adultos la prevalencia es de 70% en las mujeres y 30 % en los hombres entre 25 y 55 años de edad,  el porcentaje de curación es del 70% en los adultos y 95% en los niños.La misma no esta catalogada como una enfermedad genética, no es hereditaria ni contagiosa.

Las lesiones de la púrpura tienen unas dimensiones que van desde los 4 a los 10 milímetros de diámetro, cuando la púrpura mide menos de 4 milímetros de diámetro se le denomina petequias las cuales se forman por la salida de los eritrocitos que son las células que contienen la hemoglobina encargada de transportar el oxígeno a todo el cuerpo.

Cuando la mancha púrpura es mayor a 1 centímetro de diámetro se le denomina equimosis que es la lesión subcutánea en el cual hay depósitos de sangre de manera extravasada por debajo de la piel sin que haya una contusión o golpe previo, a esta condición se le llama también morado.

Cuando los síntomas de enrojecimiento de la piel comienza a aparecer es importante consultar al dermatólogo, que es el médico encargado de las enfermedades producidas en la piel, con la finalidad de identificar cuales son los agentes que producen el padecimiento e iniciar el tratamiento si es necesario.

PÚRPURA

Tipos

La tipología del padecimiento de la púrpura, está establecido según las causas que a continuación se mencionan:

Púrpura de Henoch-Schnlein

La patología de púrpura de Henoch-Schnlein, también se le conoce como vasculitis, púrpura alérgica o púrpura anafilactoide y la misma se genera  como  una reacción a un componente alérgico. se presenta comúnmente en niños menores de 10 años de edad, con mayor frecuencia en los niños que en las niñas, el padecimiento se presenta por la inflamación e irritación de los vasos sanguíneos y la posterior presencia de las manchas rojas, como petequias, moretones o ampollas, aparece regularmente en las piernas, los glúteos,  los codos, los brazos, la cara, en el tronco, en los intestinos y los riñones.

El padecimiento puede causar molestias y dolor en las articulaciones de las rodilla, tobillos, codos, las manos y los pies, el dolor abdominal se presenta una semana después de la aparición del sarpullido, el mismo puede ser de manera intermitente seguido de vómitos y diarrea, inclusive con sangre en las heces, igualmente a causa de la afectación en los riñones se puede presentar sangre en la orina.

No está bien establecido a que se debe la aparición de la púrpura Henoch-Schnlein, sin embargo está relacionado con reacciones inmunes, infecciones bacterianas o víricas en la región de las vías respiratorias superiores donde se ubican los senos paranasales, la garganta y los pulmones. Igualmente se está estudiando cómo afectan algunos  medicamentos, las picaduras de insectos y  las  vacunas en la la aparición de la púrpura Henoch-Schnlein.

Regularmente la recuperación es de manera satisfactoria en el lapso de un mes y no debería aparecer dificultades a largo plazo, sin embargo los pacientes que presentaron afectación en los riñones deberán controlarse con el especialista en nefrología, a fin de prevenir enfermedades renales.

El 75% de los niños que sufrió de púrpura Henoch-Schnlein,  puede volver a contraerla en un periodo de uno a tres meses del primer episodio, sin embargo las reacciones serán menos intensa que el episodio original.

Púrpura

Síntomas 

Los síntomas que presenta el Púrpura de Henoch-Schnlein, son los siguientes:

  • Petequias de color púrpura, moretones y ampollas.
  • Inflamación de las articulaciones.
  • Dolor abdominal.
  • Problemas en los riñones y sangre en la orina.
  • Fiebre.
  • Cefaleas

Diagnóstico 

El médico tratante hará una observación de las manchas en el cuerpo y procederá de la siguiente manera:

  • Verificará si presenta dolor abdominal y articular.
  • Se solicitará un examen de sangre para verificar el conteo de las plaquetas y descartar otras enfermedades como mononucleosis, dengue, sida, lupus, linfomas entre otros.

Tratamiento 

Este padecimiento no requiere de un tratamiento específico, los síntomas pueden disiparse por sí solo en un mes sin tratamientos farmacológicos y se requerirá de mucho reposo, sin embargo si los signos de continúan o son muy dolorosos se recetarán los siguientes medicamentos:

  • Analgésicos y antiflamatorios, para aliviar el dolor y las inflamaciones en las articulaciones.
  • Para el dolor abdominal se recomendará corticosteroides como  el prednisona.

Si los malestares continúan después del un mes y con el tratamiento médico, el paciente requerirá de una hospitalización para efectuar otros tipos de exámenes que permitan diagnosticar la patología que provocan los dolores y las inflamaciones de zona abdominal y de las articulaciones.

Púrpura

Púrpura trombocitopénica idiopática

En esta tipología del púrpura, se caracteriza por ser autoinmune y se presenta por la  destrucción de plaquetas en la sangre, las cuales están ubicadas en el bazo, las personas más propensas a padecer de púrpura trombocitopénica idiopática,  son los niños y niñas con contaminación viral o hayan sido sujetos a una vacunación de un virus vivo en éste procedimiento se usa el virus de forma debilitada como por ejemplo; en las vacunas de sarampión, paperas, la varicela y rubéola. La prevalencia de ésta patología  es mayor en las mujeres con una edad menor a 40 años.

En este tipo de patología el sistema inmunológico, no tiene la capacidad de identificar los agentes dañinos y ataca a las células sanas destruyéndolas, por lo que los macrófagos que están constituidos por los glóbulos blancos intervienen en el bazo y proceden a destruir a las plaquetas perjudicando su funcionalidad.

Esta situación afecta el proceso de la coagulación presentándose sangrados en la piel y en las mucosas de la zona de la nariz, el padecimiento es poco frecuente en las vísceras sólidas como por ejemplo el hígado, el páncreas y el riñón o en las vísceras huecas como el estómago, intestino delgado, colon, recto y la vejiga.

Los valores estándar para el tiempo de  la coagulación sanguínea se ubica entre los 35 y 45 segundos, mientras que el tiempo que permanece el proceso de sangramiento esta ubicado entre los 2 y 4 minutos, con éste padecimiento el proceso de coagulación es mayor, ya que las plaquetas han disminuido a 50.0000 mm3 o no hay una producción adecuada o se ha incrementado el proceso de destrucción de las plaquetas, por lo que el tiempo de coagulación para éstos casos puede estar entre los 10 a los 15 minutos.

Cuando el proceso de coagulación esta comprometido  y  dependiendo del grado de afectación de ésta  enfermedad, se puede presentar   una hemorragia que es la pérdida de la sangre directamente desde el aparato circulatorio por la rotura de los vasos sanguíneos capilares, de las venas o arterias, lo que puede causar la muerte si no es controlada apropiadamente.

Las causas por la que se genera esta enfermedad aún no han sido establecidas, lo que se conoce es que las infecciones suelen descubrir el padecimiento.

Síntomas 

Algunos pacientes con el padecimiento del púrpura trombocitopénica idiopática son asintomáticos, sin embargo los síntomas para esta patología son:

  • Hemorragias cutáneas que es el sangrado dentro de la piel a causa de los vasos sanguíneos rotos, sobre todo si la zona donde lo presenta ha sufrido de alguno tipo de traumatismo.
  • Predisposición a la formación de hematomas sin causa aparentes.
  • Hemorragias por las mucosas estas se presentan en forma de sangrado nasal, menorragia o sangrado vaginal provocando  periodos menstruales con sangrado muy fuertes  por un periodo mayor a 5 días.

Diagnóstico 

Para éste padecimiento no existe un diagnóstico específico, por tal motivo se debe evaluar los tipos de hemorragias, si la misma es cutánea o si es en una zona mucosa, la extensión y el tiempo de evolución, en este sentido se establecerá:

  • Examen clínico de sangre y sí se  determina que el conteo plaquetario esta por debajo de 20000/ul,  el examen será positivo para púrpura trombocitopénica idiopática.
  • Se establece un examen clínico sanguíneo para detectar la ausencia de otras patologías como mononucleosis, dengue, sida, lupus, linfomas entre otros.
  • Examen de coagulación.
  • Examen de anticuerpos para las plaquetas.
  • Identificación de equimosis y petequias en las extremidades superiores e inferiores.
  • Verificar que no hayan complicaciones en sangrados intracerebral, gastrointestinal y sangrado víscerales.
  • Identificación de hematomas en el cuerpo y en especial en las boca y en membranas mucosas.

Tratamiento 

El tratamiento para la patología de la púrpura trombocitopénica idiopática, establece:

  • Prescripción para el uso de corticoides, ya que controlan las funciones del sistema cardiovascular, sin embargo éstos medicamentos pueden controlar las hemorragias, pero no curan la patología.
  • Altas dosis de gammaglobulina intravenosa con concentraciones de anticuerpos, para reforzar el sistema inmunitario de una persona y proteger a las plaquetas.
  • Tratamiento quirúrgico, en algunos casos es conveniente la cirugía para eliminar el bazo, esto incrementará el conteo de plaqueta.

Los pacientes con éste padecimiento no pueden tomar ácido acetilsalicílico (aspirina), ibuprofeno ni warfarina, ya que los mismos son anticoagulantes y pueden ocasionar en el  paciente sangrados o hemorragias.

Púrpura

Púrpura trombocitopénica trombótica

La afectación del púrpura trombocitopénica trombótica, es un padecimiento  hemorrágico que origina el Púrpura  presenta equimosis tipo moretones en la piel, con Trombocitopenia, se presenta una disminución significativa del nivel adecuado de las plaquetas de menos de 100.000 /mm3 en el torrente sanguíneo, lo que puede generar trombocitos que son coágulos de sangre pequeños  en las venas o arterias y adicionalmente se presenta el padecimiento de Trombótica, lo que genera la formación de trombos que es la producción de un coagulo y proteína fibrilar que constituye redes tridimensionales en los vasos sanguíneos y en los  tendones en el interior de un vaso sanguíneo y es la promotora de los infartos al miocardio así como afecciones en cualquier parte del aparato circulatorio.

Esta enfermedad puede ser causada por dificultades de la enzima denominada ADAMTS13, que esta relacionada con la coagulación de la sangre, la carencia de ésta plaqueta causa una acumulación de plaquetas en el bazo y en la medida que éstas se vayan acumulando,  disminuyen las que se requieren en el torrente sanguíneo y son las que ayudan a la coagulación, por esta situación es que se producen sangrados debajo de la piel. El padecimiento relacionado con la encima DAMTS13, se trasmite de padres a hijos, y éstos nacen con niveles muy bajos de la referida encima.

Esta patología se genera por el ataque espontáneo de las plaquetas y generado que los hematíes que es donde se ubica la hemoglobina se destruyan produciendo una hemólisis.

Es importante el diagnóstico oportuno de éste padecimiento, ya que el mismo genera anemia, pérdida de los niveles de plaqueta y alteraciones neurológicas  en el cerebro, en la médula espinal, en el sistema nervioso autónomo y en los músculos.

Síntomas 

Los síntomas que puede presentar el padecimiento de la púrpura trombocitopénica trombótica, se encuentran:

  • Sangrado cutáneo o de las membranas de las mucosas.
  • Confusión , el paciente no tiene claridad sobre las cosas que lo rodean.
  • Fatiga, presentado por un cansancio constante y una molestia al respirar.
  • Fiebre de 39 °C a 40 °C.
  • Frecuencia cardíaca alta sobre los 100 latidos por minutos.

Diagnóstico 

El médico tratante establecerá una serie de exámenes que permitan identificar a la enfermedad entre los que se encuentran:

  • Nivel de la actividad de ADMTS 13.
  • Bilirrubina.
  • Frotis de sangre.
  • Conteo de plaquetas.
  • Análisis de Orina.

Tratamiento 

Según los resultados y la gravedad del padecimiento de la púrpura trombocitopénica trombótica se procede con el siguiente protocolo:

  • Intercambio de plasma, por medio de este procedimiento se remueve el plasma con condiciones anormales por el plasma normal, este plasma es donado por una persona saludable, el tratamiento se repetirá hasta que los exámenes del conteo de plaquetas demuestre mejoría.
  • El procedimiento de  plasmaféresis, en el cual se filtra la sangre para minimizar la superproducción de anticuerpos que pudiera afectar el funcionamiento del organismo .
  • Tratamiento farmacológico con corticosteroide para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Los pacientes a los cuales el tratamiento de intercambio de plasma no sea beneficioso, se someterá a una cirugía para la extirpación del bazo

Púrpura fulminante

La patología del  púrpura fulminante o también llamado meningococemia, esta catalogada como grave y tiene una evolución muy rápida, es generada por varios tipos de meningococos que entre otras enfermedades causa la meningitis, en la púrpura fulminante se presenta cuando el meningococo penetra el torrente sanguíneo.

El púrpura fulminante esta representada por una septicemia que ocurre cuando hay una infección muy violenta y ataca al organismo, éste se inflama y los órganos dejan de funcionar adecuadamente, se presentan hemorragias internas en el interior del cuerpo humano con manifestaciones trombóticas que produce una coagulación intravascular y puede causar la muerte celular de la piel producto de una cangrena, hasta un shock de meningococo en donde hay un rápido colapso cardiovascular presentándose hipotensión, hemorragia suprarrenal y falla de varios órganos.

Esta enfermedad se genera del meningococo, por lo que es importante la aplicación de la vacuna que minimiza las afectaciones producidas, esta enfermedad es muy rara en los países desarrollados, en los Estados Unidos se presenta 1 caso cada 100.000 habitantes, la tasa de muerte es del 10% , el 20% sufre secuelas de amputación de dedos, alguna de sus extremidades, cicatrices en la piel  y problemas neurológico.

Síntomas 

Esta patología en sus inicios es complicada de reconocer ya que las pruebas de los cultivos suelen dar negativas en la fase de inicio de la enfermedad, sin embargo se presentan los siguientes síntomas, que alertan sobre el progreso de la púrpura fulminante:

  • Fiebre de manera súbita a 40°C.
  • Presencia de necrólisis esta es una enfermedad epidérmica grave donde se presentan lesiones exfoliativas en la piel,  con  este tipo de padecimiento se sitúan entre el  20% de los pacientes con púrpura fulminante.
  • Erupción en la piel y manchas petequiales purpúricos y necrosados.
  • Presencia de septicemia generalizada en todo el organismo producto de una infección por el torrente sanguíneo.
  • Hemorragias internas en el cual se evidencien trombosis.
  • Muerte por necrosis en alguna parte del órgano de la piel.
  • Inflamación del miocardio o del músculo del corazón.
  • Prueba del meningococo positiva.

Diagnostico 

El médico hematólogo que es el que se encarga de las enfermedades en la sangre conjuntamente con el dermatólogo, procederán a realizar los despistajes para el diagnóstico de la púrpura fulminante, entre los que se encuentran:

  • Exámenes de sangre el cual incluirá hemocultivo para el descarte o confirmación del meningococo, así como el  hemograma y el examen de coagulación.
  • Punción Lumbar, para obtener una muestra del líquido cefalorraquídeo.
  • Coloración de Gram, con la finalidad de tener una prueba bacteriológica.
  • Biopsia de Piel para descartar cáncer de piel
  • Análisis de orina.

Si los síntomas persisten y el hemocultivo del meningococo da negativo, el hemocultivo deberá repetirse en varias oportunidades sobre todo si persisten los síntomas.

En la fase del diagnóstico y mientras se establece las causas del padecimiento, se deberá suministrar un tratamiento empírico  preventivo basado en la experiencia y en los síntomas observados, para evitar  un shock que puedan lesionar otros órganos del cuerpo.

Tratamiento 

El tratamiento de la púrpura fulminante esta direccionado a preservar las funciones vitales, como son el sistema circulatorio, la respiración, la función renal y la cerebral.

  • Se aplicaran antibióticos como la ampicilina, cefalosporinas o aminoglucósidos, para contrarrestar las infecciones  de la meningitis, epiglotis y neumonía entre otros padecimientos.
  • Hemofiltración la cual se utiliza para la filtración de la sangre para los casos de falla renal aguda.
  • Oxigenación por membrana extracorpórea, por medio del cual se suministra un soporte cardíaco y respiratorio, cuando esta afectado el sistema cardíaco del paciente.
  • Plasmaférisis, por medio de este procedimiento se filtra la sangre para minimizar el exceso de anticuerpos que no permite que haya una coagulación eficiente.

Púrpura senil 

El padecimiento del púrpura senil se determina por la manifestación de manchas rojas, moradas y rosadas en el dorso de la manos, puños y los antebrazos, las mismas  no tienen forma definidas, sus bordes son irregulares y se presenta tanto en hombres como en mujeres a partir de los 60 años de edad  y no se relacionan con problemas de violencia familiar, circulación y ni con cáncer en la piel.

La púrpura senil es producto del envejecimiento de la piel, la misma se torna más fina y delicada, la exposición a los rayos ultravioleta debilita los tejidos conectivos que rodean los vasos sanguíneos provocando una inflamación por el cual se presentan las manchas. Es importante destacar que, aunque es una afección por el envejecimiento natural de la piel, aquellas personas que no se cuidan de los rayos ultravioleta tendrán un envejecimiento acelerado y provocará en la piel los mismos efectos.

Igualmente presentarán está patología, los pacientes que por motivo de otras enfermedades consumen fármacos como esteroides, igualmente las personas que sufren de reumatismo, lupus, artritis reumatoide, algunos tipos de cáncer como leucemia pueden padecer de púrpura senil, también puede ser un señal de deficiencias en el colágeno en la piel y en los huesos.

Síntomas 

  • Aparecen en las zonas más expuestas de la piel, como el brazo, las manos y la cara.
  • Los adultos mayores que sufren de hemorragias habituales, tienen mayor probabilidades de presentar mayor cantidad de púrpura senil.
  • Los hematomas presentados por el púrpura senil, tienen una duración de 1 a 3 semanas, antes que la piel la vuelva a reabsorber, sin embargo la pigmentación color morado en la zona tienden a durar por algún tiempo adicional.

Diagnóstico 

El médico dermatólogo realizará un examen visual por todo el cuerpo del paciente a fin de determinar que las manchas son el producto del padecimiento de púrpura senil.

Tratamiento 

Este padecimiento no requiere ser tratado con medicamentos farmacológicos, sin embargo debe de tener en cuentas unas medidas preventivas como las que a continuación se indican:

  • Utilización de ropa que proteja del sol la piel del paciente.
  • Utilización de protectores solares.
  • Utilización de vitamina K, para la disminución de las manchas.
  • Evitar recibir golpes que puedan afectar a los vasos sanguíneos, los cuales producirán hematomas y lesiones en el piel .

NOTA: La información aquí plasmada tiene como objeto informar de manera general sobre los tópicos aquí planteados, en ningún momento establece opiniones médicas, en caso de duda consulte a su médico especialista.

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 32 times, 1 visits today)