Trolamina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La Trolamina o como se conoce científicamente Trolamina Salicilato, es un fármaco que se emplea para el tratamiento local de la inflamación y del dolor, como cicatrizante y además tiene muchas otras aplicaciones cosméticas, te invitamos a conocer todo sobre este fármaco.TrolaminaAVISO: Este artículo es de carácter informativo recuerde siempre consulte a su médico antes de utilizar este u otro medicamento. Evite la automedicación.

Introducción

El ser humano, aunque aparentemente sencillo en su exterior, en su interior está compuesto por millones de células vivas con funciones diversas, que les permiten a las personas funcionar como un todo. Ese interior se encuentra contenido o aislado del resto del ambiente gracias a una capa protectora conocida como piel.

La piel, además de ser considerada el órgano más extenso del cuerpo, también se considera como un armazón que protege al cuerpo de los efectos del ambiente exterior. Sin embargo, la piel no es solo un envoltorio, es un órgano complejo que además de relacionarse con el resto del organismo, está compuesto de varias partes.

La piel está formada de varias capas, las cuales son, de la más externa a la más interna, la Epidermis, la Dermis y la Hipodermis. La Epidermis es la capa más externa de la piel y contiene las células que pigmentan la piel y otras que forman parte del sistema inmunológico del organismo, su tamaño puede variar en cuanto a longitud pero mantiene el mismo grosor gracias a un proceso denominado descamación, en el cual las células que han cumplido su ciclo mueren y se cambian por nuevas.

La Dermis, está compuesta principalmente por tejido fibroso de colágeno y elastina, lo cual le aporta a la piel su cualidad de firmeza y flexibilidad al mismo tiempo. Esta es la capa más gruesa de la piel, por lo tanto en ella se alojan todas aquellas estructuras anexas y también las terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos que la nutren.

La Hipodermis, aunque no siempre es considerada como parte de las capas de la piel, está compuesta básicamente de tejido celular subcutáneo, esta capa está compuesta de tejido conjuntivo y tejido adiposo, comúnmente conocido como grasa, la cual es una reserva para el organismo, su extensión y grosor varían de persona a persona. Además la hipodermis aloja fibras, terminaciones nerviosas y numerosos vasos sanguíneos.TrolaminaAdemás de colaborar como soporte estructural en el organismo, la piel posee otras funciones, como servir de protección para el organismo; servir como medio de percepción de la sensibilidad gracias a las múltiples terminaciones nerviosas que posee; aportar la termorregulación o regulación de la temperatura corporal por dilatación y contracción de los vasos sanguíneos.

Otras de sus funciones, son la excreción y absorción de sustancias a través del paso de las mismas por las membranas semipermeables o selectivas y sintetizar vitamina D a través de la captación de rayos UV solares. (Puede que también te interese saber sobre Vemurafenib).

Incluso colabora en muchos otros procesos que se llevan a cabo en el organismo y le sirve de sustento a las estructuras anexas que son las uñas, el pelo, las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas.

A pesar de todas las cualidades de este órgano, también requiere de cuidado, cuando su integridad se ve afectada, se recurre a fármacos especializados para devolverle su estado saludable con la finalidad de que pueda funcionar correctamente, uno de estos fármacos es la Trolamina.

¿Qué es la Trolamina?

Es un compuesto que se origina a partir de la trietanolomina, en su estado individual se considera un cicatrizante, el cual se indica para el tratamiento de lesiones inflamatorias de la piel generadas por la acción de agentes físicos, como por ejemplo calor extremo, frío extremo o incluso los rayos uv del sol, se emplea de forma tópica o local.

Trolamina

De acuerdo con lo anterior, la Trolamina se utiliza para el tratamiento de patologías cutáneas como eritemas derivados como efecto secundario de tratamientos de radioterapia también llamada radiodermitis, quemaduras superficiales de la piel de primer grado y segundo grado, eritema producido por acción a la exposición solar, úlceras por presión y cualquier otra lesión cutánea no infectada y sin exposición de tejido.

Cuando se encuentra solo, a nivel de composición, se utiliza como cicatrizante, sin embargo sus usos varían de acuerdo a su presentación y a cualquier otro compuesto que se le agregue, estas variaciones del fármaco serán descritas más adelante en este artículo.

Nombre Comercial

La Trolamina se puede encontrar en emulsiones bajo el nombre comercial de Biafine, Quemacine y Trolamina o Trolamine. De este fármaco en su estado individual, suelen ser pocas las presentaciones comerciales y las que se encuentran en el mercado son en su totalidad emulsiones.

Este fármaco suele expedirse sin necesidad de ningún tipo de receta médica, y aunque su uso debe ser indicado por un especialista, sus escasos efectos secundarios le han permitido comercializarse libremente, sin que esto pueda significar algún riesgo para la vida del paciente que lo utiliza, en los casos más graves pueden surgir complicaciones, más no una amenaza a su vida.

En su presentación de Sulfacetamida sódica Trolamina se puede conseguir bajo los nombres comerciales de Queimalive y Paraqueimol, en forma de pomada para vía de administración tópica.

Para la combinación de Hidroxiquinolina más Trolamina, se puede conseguir bajo el nombre comercial de Cerumin, en solución, para vía de administración ótica.

En combinación con Salicilato, suele conseguirse bajo el nombre comercial de Reumosan Flex y Bexidermil, en presentaciones de gel y aerosol para vía de administración tópica.

Dosis

Las dosis de aplicación de la Trolamina pueden variar de acuerdo a la patología que presenta la persona y la presentación del fármaco. Por si sola la Trolamina se indica de la siguiente forma:

Tratamiento radioterapeútico o radiodermatitis: Como cuidado preventivo, se aplica Trolamina desde la primera sesión de radioterapia, se puede aplicar al terminar la terapia, de 3 a 5 veces al día; se aplica de forma local en el área radiada y las zonas que se encuentran alrededor de ella, masajeando con suavidad hasta que se absorba el producto. Se debe prolongar su uso durante todas las sesiones de radioterapia, sin embargo, no se debe aplicar en un lapso de 3 horas antes de la sesión, sino posterior a ella.

Cuando se trata de radiodermatitis, los principios de aplicación son los mismos, sin embargo se puede aplicar 5 o más veces al día para ayudar a mejorar la condición más rápidamente. (Ver también: Capsaicina).

Quemaduras de primer grado y segundo grado: Se debe aplicar posterior a cada cura, sobre la zona afectada y a su alrededor, empleando capas del producto de entre 0,5 y 1cm de acuerdo al grado de absorción del fármaco por parte de la piel en las primeras aplicaciones, y posteriormente reduciendo la cantidad conforme la piel vaya sanando.

Trolamina

De acuerdo a la delicadeza de la lesión, se recomienda que la aplicación se realice a diario, solo posterior a la cura para evitar manipular el tejido delicado constantemente, para ellos se aplican capas gruesas.

Heridas en cicatrización y zonas de injerto: Para las zonas donde hay heridas en proceso de cicatrización y las zonas que han recibido un injerto, se debe aplicar una capa gruesa de Trolamina, posterior a la cura, sin masajear y desde el centro de la zona hacia los bordes, extendiendo de forma suave; es recomendable que se realice la aplicación 1 vez al día para evitar la manipulación y contaminación de la zona.

Es importante considerar que en los casos de recepción de injerto, se debe esperar que este comience su proceso de cicatrización y no antes, ya que podría desprenderse o ser rechazado si se le aplica cualquier producto. (Puede que te interese saber sobre Sirolimus).

Cuando se trata de las zonas de donde se ha extraído el tejido para el trasplante o injerto, se debe aplicar un apósito impregnado con abundante Trolamina y cubrir directamente la zona afectada, sin ejercer presión excesiva ni frotar. Lo usualmente recomendado es dejar este apósito por un lapso de 5 a 7 días, cambiándolo solo cuando sea necesario.

Úlceras por presión: La indicación habitual es aplicar después de la realización de cada cura, se debe aplicar una capa gruesa de Trolamina, mantener el área cubierta, limpia y seca. Se debe prolongar su uso hasta que la ulceración seda y se puede mantener si el paciente debe seguir en cama.

Mecanismo de Acción

Gracias a que la Trolamina posee propiedades hidratantes, puede ser aplicada directamente sobre las zonas afectadas de la piel; su mecanismo de acción se centra en atraer las células macrófagas del organismo hacia la zona de aplicación con la finalidad de promover su cicatrización y regeneración.

Las células macrófagas del organismo, pertenecen al sistema inmunológico y tienen como función principal combatir y destruir las bacterias que pueden aparecer en las lesiones (o puertas de entrada) de la piel (o cualquier otro tejido), cuando la integridad física de esta se ve afectada. Sin embargo, esa no es su única función, también tienen como función promover el crecimiento celular y mediar los procesos de cicatrización o regeneración del tejido en el organismo.

En presentaciones combinadas, los mecanismos de acción pueden variar de acuerdo al principio activo añadido, sin embargo la Trolamina mantiene sus mecanismos de acción y se potencia con la combinación del otro fármaco, y se le suman los efectos del fármaco añadido.

Indicaciones

Por sí sola, la Trolamina se indica como tratamiento local para profilaxis o tratamiento remedial de los efectos secundarios cutáneos de tratamientos de radioterapia o radiodermitis, quemaduras superficiales de la piel de primer grado y segundo grado, lesiones abrasivas, eritema solar, lesiones en proceso de cicatrización, efectos de intervenciones de trasplante o injerto de piel  y cualquier otra lesión cutánea no infectada y que no presente sangrado o exposición de tejido.

Trolamina

Cuando se trata de presentaciones combinadas de la Trolamina, sus indicaciones se amplían potencialmente, en estos casos serán descritas de acuerdo a cada producto combinado de forma individual, más adelante en el desarrollo de este artículo.

Otra de las aplicaciones de la Trolamina, aunque fuera de lo común, muchas personas la utilizan como alternativa antienvejecimiento, suelen emplearla como mascarilla facial, gracias a sus propiedades altamente hidratantes, quienes la utilizan aseguran que puede disminuir las arrugas que aparecen de forma normal con el avance de la edad. Aunque este no es una indicación oficial, es un uso que se ha derivado de la comercialización del producto.

En el mismo orden de ideas, otro uso común de la Trolamina, es para el cuidado posterior de la piel que ha sido tatuada, no suele ser común pero se presenta, también para cuidado posterior de la piel que ha sido sometida a tratamiento láser para eliminación de algún tatuaje, e incluso para tratar las etapas finales de cicatrización de ciertas heridas quirúrgicas; usos que al igual que el anterior, no se describen dentro del prospecto del fármaco pero que se han derivado de su libre comercio.

Efectos secundarios de la radioterapia o radiodermitis

Este término se refiere al daño cutáneo o de la piel, que se genera posterior a la aplicación de radioterapia, en pacientes que se someten a dicha técnica como parte del tratamiento anticancerígeno.

La radioterapia se basa en la emisión directa de rayos ionizantes sobre el paciente, con la finalidad de destruir las células tumorales o cancerígenas, y aunque suele cumplir su cometido, su paso a través de la piel del paciente, deja su huella. Las lesiones en la piel pueden ir de leves, como enrojecimiento a severas, como la ulceración de la piel.

Aunque parezca una condición sencilla de tratar, de forma detallada no lo es tanto, ya que no solo vuelve más susceptible al paciente a otras condiciones más severas como infecciones, sino que de no ser tratada, esta suele prolongarse en el tiempo y empeorar. Como parte de su tratamiento se utiliza la Trolamina, tanto de forma preventiva como de forma remedial, junto con medidas de aseo y cuidado general de la piel.

Quemaduras de primero y segundo grado

Se refiere a todas aquellas lesiones ocasionadas en la piel por incidencia de factores externos de distinta naturaleza, como por ejemplo el frío, el calor, los agentes químicos y los agentes eléctricos. Este tipo de lesiones, de acuerdo a su extensión pueden clasificarse en leves, moderadas y graves, de acuerdo al porcentaje de extensión corporal que haya sufrido la lesión.

Otra de las clasificaciones de las quemaduras, se realiza en base a la profundidad de la lesión en el organismo, estas se clasifican de la siguiente forma:

  • Quemaduras de primer grado: Cuando la zona afectada o lesionada de la piel se limita a la capa superficial o epidermis de la piel, como por ejemplo resultado de una exposición prolongada al sol.
  • Quemaduras de segundo grado: Las cuales pueden ser superficiales, cuando se ve comprometida o lesionada la epidermis y parte de la dermis (sin afectar las glándulas sudoríparas ni sebáceas), o profundas; cuando se ve comprometida o lesionada la dermis de la piel afectando a las glándulas sudoríparas y/o las glándulas sebáceas y puede haber pérdida de tejido de la epidermis. Por ejemplo verter agua hirviendo sobre el brazo.
  • Quemaduras de tercer grado: Donde se ven comprometidas todas las capas de la piel y se destruyen estructuras como vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas.

Como parte del tratamiento de las quemaduras de primero y segundo grado, en las cuales nos centraremos, se indica la aplicación de Trolamina emulsión posterior a la realización diaria de las curas, esto con la finalidad de colaborar en la regeneración y cicatrización del tejido quemado del paciente,.

Sin embargo, el tratamiento no se limita a la Trolamina, las curas, los profilácticos para evitar infecciones, la hidratación y demás aspectos del tratamiento integral del paciente con quemaduras, son fundamentales para que la Trolamina y la recuperación general del paciente tengan un efecto beneficioso para el mismo.

Eritema solar

Es una afección común de la piel, que se produce por la exposición prolongada de la piel al sol sin la utilización de ningún medio de barrera como protector solar o ropa. Se caracteriza por la inflamación y enrojecimiento de la piel, acompañada de sensibilidad aumentada y sensación de dolor y picor en la zona afectada.

Aunque menos grave que una quemadura de primer grado, eritema solar requiere de tratamiento, no solo por el dolor que esto genera en el paciente, sino por las posibles consecuencias que no recibir tratamiento pueden aparecer en la piel, como por ejemplo la aparición de manchas en la piel, conocidas coloquialmente como pecas y el envejecimiento estético de la misma; incluso representan un factor predisponente para el padecimiento de afecciones como el cáncer de piel.

Su tratamiento con Trolamina se centra en la desinflamación, la disminución del dolor, aceleración de la recuperación cutánea y la prevención de posibles efectos o consecuencias del eritema solar. (Puede que te interese saber sobre Retinol).

Cicatrización de heridas o lesiones

La cicatrización es un proceso de cierre y regeneración de tejido que ha sido lesionado. Este proceso puede darse por sí solo o requerir ayuda para ser exitoso. La Trolamina actúa a en las tres etapas de la cicatrización, en la etapa 1 conocida como la fase inflamatoria, la etapa 2 conocida como la fase proliferativa y la etapa 3 conocida como la fase de maduración.

La Trolamina actúa en las tres etapas de cicatrización cumpliendo un papel de apósito oclusivo, que actúa proporcionando un ambiente con condiciones óptimas para que la cicatrización se de forma espontánea y segura en la zona lesionada, otra de las funciones de la Trolamina es que impide la pérdida de agua y protege la zona lesionada de posibles contaminaciones de origen bacteriano.

La aplicación de la Trolamina también estimula la activación de la microcirculación local facilitando la entrada al interior de la piel, lo que instaura consecuentemente elementos celulares reparadores y regeneradores en el área que ha sido lesionada.Trolamina

Efectos Secundarios

Trolamina: Suele presentar pocos cuando se presenta de forma individual. Para conocer los efectos secundarios en presentaciones combinadas, es necesario conocer los efectos secundarios del otro principio activo diferente a la Trolamina.

  • Hiperemia reversible en la zona de aplicación, que es un aumento de la vascularización sanguínea.
  • Dolor leve en la zona de aplicación.
  • Prurito en la zona de aplicación.
  • Edematización leve en la zona de aplicación.

Contraindicaciones

La Trolamina no debe ser aplicada como protector solar, en heridas donde se sospeche infección o en reacciones inflamatorias del tipo eruptivo o secundario a otros medicamentos. Tampoco se debe aplicar en pacientes que hayan sido recientemente vacunados contra la varicela.

En combinación con otros fármacos como los pulverizadores para el asma, el salicilato de trietanolamina, ácido sórbico, alcohol estearílico y más; las contraindicaciones comunes son alergias a cualquiera de los principios activos o excipientes del producto como personas que sufren de rinitis, asma, prurito, etc. Mujeres en estado de gestación o periodo de lactancia materna, personas en ejercicio de la fertilidad y pacientes que pertenezcan a la población pediátrica, esta última puede ser omitida cuando un especialista realice una excepción de la misma.

Hidroxiquinolina + Trolamina

Otra variación de la Trolamina, en la que se combina la Hidroxiquinolamina y la Trolamina, con la finalidad de potenciar su efecto. La Hidroxiquinolina es un compuesto derivado de la quinoleína, que posee propiedades antisépticas. Gracias a sus propiedades antisépticas junto con las propiedades hidratantes de la Trolamina, este fármaco se indica para la remoción de tapones de cera en los oídos.Trolamina

Un tapón de cerumen, es una afección común del oído en la que la acumulación de células epiteliales muertas del conducto auditivo y cerumen espeso se compacta para dar lugar a un tapón, que no sólo incomoda a quien lo padece sino que genera disminución de la audición por obstrucción.

La Hidroxiquinolina más Trolamina, permiten disolver el tapón de cera e hidratar el conducto auditivo para eliminar el tapón y prevenir futuras apariciones de tapones. La indicación habitual es colocar 5 gotas 3 veces al día en el oído afectado, con el paciente acostado y su cabeza inclinada para que el fármaco deslice a través del conducto y ejerza su efecto. Una vez que el fármaco ha actuado, es normal que el paciente expulse el cerumen en forma líquida.

Básicamente la suma de ambos principios activos permiten que la Trolamina activa actúe como agente saponificante de grasas y la cera en el oído, mientras que la Hidroxiquinolina gracias a sus propiedades antisépticas, actúa como fungistático y desinfectante. Estas dos sustancias en combinación ayudan en la eliminación de la secreción del oído.

Este fármaco posee pocos efectos secundarios, los únicos registrados son del tipo dermatitis de contacto en pacientes sensibles a los principios activos del medicamento.

Sulfacetamida sódica Trolamina

Esta es una variación en la presentación de la Trolamina, que incluye Sulfacetamida sódica, que es un antibiótico perteneciente a la familia de las sulfonamidas, y suele emplearse en el tratamiento de abscesos, quemaduras y de patologías dermatológicas como el acné. Además de cumplir funciones antibacterianas, la Sulfacetamida sódica tiene propiedades antiinflamatorias, que sumada a los beneficios conocidos de la Trolamina, le permite tratar de forma exitosa afecciones de la piel.

Trolamina Gracias a la combinación de ambos fármacos, es posible tratar de forma exitoso los procesos inflamatorios derivados de lesiones cutáneas, prevenir la infección bacteriana local y promover la cicatrización y regeneración del tejido que ha sido lesionado. Su aplicación no se limita a las mencionadas, se puede utilizar Sulfacetamida sódica Trolamina en el tratamiento de muchas otras patologías inflamatorias cutáneas donde pueda ser beneficioso su uso.

Salicilato de Trolamina

Este fármaco suele ser a grandes rasgos una variación de la Trolamina convencional, la cual gracias a la combinación con otro principio activo, le ha permitido ampliar sus indicaciones y darle diversos usos, usos que no serían posibles en su forma individual.

El salicilato de Trolamina, es a nivel químico considerada como una sal, un compuesto de origen orgánico que se produce a partir de una reacción entre la trietanolamina (precursor de la Trolamina) y el ácido salicílico (Precursor del salicilato). En combinación, ambos principios activos dan origen a un fármaco catalogado como analgésico no esteroideo, del tipo local o tópico.

Gracias a sus propiedades conjuntas el Salicilato de Trolamina (o Trolamina Salicilato como se conoce también) es empleado en la fabricación de protectores solares, cremas analgésicas y productos cosméticos. Siendo que ya se conocen los beneficios de la Trolamina, es importante resaltar que es el ácido salicílico, o en este caso el salicilato, el que aporta principalmente las cualidades de efecto analgésico y que además colabora  en el efecto de protección solar.Trolamina

Conclusiones

La Trolamina, por sí sola es un compuesto ampliamente versátil, su utilidad puede ser aprovechada de forma individual o acompañada de otros principios activos que potencian su acción y amplían sus posibilidades de indicación en otras patologías. Incluso, actualmente se encuentra en estudio su aplicación para nuevas patologías y condiciones, en combinación de nuevos principios activos.

Otra de sus cualidades es la presentación de escasos efectos secundarios, a pesar de que por el momento su administración se limita a la vía tópica y a la vía ótica.

A pesar de ser un fármaco, relativamente seguro, su utilización, en cualquier presentación, ya sea individual o combinada, debe estar sujeta a vigilancia médica y no se debe bajo ningún concepto emplear el producto a través de una vía de administración distinta a la indicada en el prospecto del producto. A pesar de ser un fármaco de libre venta, es recomendable consultar con un médico especialista la utilización de productos que contengan Trolamina.

(Visited 156 times, 2 visits today)