Somazina: Descubre todo sobre este psicoestimulante

Somazina es un medicamento recetado para tratar alteraciones en la memoria y actúa mejorando el funcionamiento cerebral; el cual forma parte de los psicoestimulantes, neuroprotectores y nootrópicos, lo que se conoce como las drogas inteligentes, que ayudan fortalecer la memoria y potencian las funciones cognitivas. Te invitamos a conocer adecuadamente este medicamento que es aliado en el tratamiento preventivo del Alzheimer, evitando en todo momento la automedicación.

Somazina

¿Qué es la Somazina?

La Somazina es un fármaco cuyo componente activo es la citicolina, un químico considerado como psicoestimulante y nootrópico, ya que actúa a nivel del funcionamiento del cerebro, con la finalidad de mejorar todos los procesos presentes en él, con lo cual se aumenta la capacidad de la memoria y las actividades cognitivas por parte de los paciente en los cuales es administrado.

Prácticamente Somazina es una de las presentaciones comerciales de este tipo de componente genérico, que trabaja químicamente como intermediario en la síntesis de fosfatidilcolina, llamada en algunas ocasiones como lecitina y se obtiene a partir de la colina.

Esta sustancia ayuda a la solubilización de los ácidos en la bilis, con ello se permite que las grasas se disuelvan para ser absorbidas por el organismo. Pero por otra parte, mediante estudios se ha demostrado que la citicolina presente en la Somazina, estimula la biosíntesis de fosfolípidos que se encuentran a nivel de la membrana neuronal, que es parte del sistema nervioso central de los seres humanos.

Además posee propiedades antiedémicas, con lo cual consigue la mejoría de pacientes que se encuentran padeciendo patologías de hipoxia e isquemia en su cerebro.

La hipoxia cerebral es un bajo suministro de oxígeno en el cerebro que ocasiona la isquemia, lo que en consecuencia puede llevar a la presencia de un infarto cerebral de manera global, considerado como un trastorno cerebrovascular donde se presenta la muerte de parte de la masa encefálica, a causa de la inapropiada irrigación sanguínea.

Esto trae como consecuencia la aparición de síntomas que generalmente son experimentados por las personas con avanzada edad, donde pueden experimentar debilidad, parálisis del rostro, extremidades o de algún lado de su cuerpo.

Manifestando también dificultades para hablar, entender una conversación, sentir mareos, falta de estabilidad y además una visión débil y borrosa. Todo esto se busca evitar con el tratamiento mediante la Somazina, por ser un neuroprotector eficaz, cuyas dosis estarán determinadas en función de la condición física presentada por el paciente.

Somazina

¿Para qué sirve?

La administración de la citicolina presente en la Somazina, se estima que puede ser útil en el tratamiento de pacientes que presentan una disfunción cognitiva que está asociada con su envejecimiento y durante las primeras etapas de la aparición de la enfermedad del Alzheimer.

Por lo que es empleada para el tratamiento de las alteraciones de la memoria y para mejorar el comportamiento de la funciones cerebrales en pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares, que como hemos comentado, tienen una interrupción del adecuado suministro de sangre a su cerebro, debido a la formación de un coágulo o por estar sufriendo la ruptura de un vaso sanguíneo.

También es posible que este medicamento ayude a aquellos pacientes que han padecido de un traumatismo craneal, debido a un golpe en la cabeza, y por el cual esté enfrentando dificultades para que su cerebro reciba la adecuada oxigenación.

Es incluso indicado como tratamiento para la insuficiencia vascular cerebral, desde el primer momento en que el paciente presente los síntomas, como es la dificultad para mantener su concentración, la falta de memoria o las alteraciones para la realización de sueño placentero y reparador.

Somazina

Advertencias y precauciones del uso de la Somazina

La Somazina cuenta como la citicolina como su principio activo, por lo cual se advierte que puede ocasionar reacciones de tipo alérgico en los pacientes que la consumen, especialmente si son hipersensibles a este componente.

Por otro lado es posible que en pacientes que sean alérgicos al ácido acetilsalicílico, les provoque asma; además que deberá ser evitada en personas con intolerancia hereditaria a la fructosa, pues contiene sorbitol como uno de sus excipientes.

Otro de los componentes ante los cuales se recomienda prevención es el parahidroxibenzoato, que está en forma de ésteres de propilo y de metilo; los cuales también suelen provocar reacciones alérgicas de tipo retardado.

Contraindicaciones

La Somazina es un medicamento que se puede adquirir a nivel comercial, mediante la presentación de una receta médica autorizada por el especialista de salud; siendo este un producto que se encuentra en forma de soluciones inyectables o mediante comprimidos recubiertos en diferentes miligramos que van aproximadamente de 500 a 1000 mg.

Pero antes de ser empleada por el paciente, se recomienda que lea detenidamente el prospecto adjunto, pues cuenta con importante información que debe ser de su conocimiento, como es el caso de advertencias y precauciones.

Este fármaco está contraindicado en pacientes que sea alérgicos a la citicolina o a la fructosa, pues les podría ocasionar intoxicación y una serie de reacciones alérgicas de graves consecuencias para su organismo.

No deberá ser empleada en pacientes que tengan hipotonía del sistema parasimpático, el cual controla las funciones y los actos involuntarios del cuerpo humano.

Los efectos de la Somazina en niños no han sido adecuadamente estudiados hasta la fecha, por tal motivo su uso será a consideración del pediatra, siempre y cuando considere que es necesario, pero a la vez seguro para este tipo de paciente.

Somazina

Combinación con otros medicamentos 

La Somazina no debe ser empleada de manera concomitante o simultánea con los medicamentos que contienen L-Dopa, los cuales son precursores de la dopamina, usualmente empleados para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson; en vista de que se puede potenciar el efecto de la citicolina.

Tampoco es recomendable que sea administrada de manera conjunta con aquellos medicamentos que contienen Meclofenoxato, que se emplean por su efecto estimulante a nivel mental y para mejorar la cognición en los pacientes.

Embarazo y lactancia 

Hasta el momento, no se cuenta con datos suficientes sobre la utilización de la Somazina en función de su componente de citicolina con las mujeres embarazadas o que se encuentran en período de lactancia.

La recomendación es este caso es manifestarle su condición previamente al médico tratante, antes de iniciar el consumo de este medicamento; a fin de que él determine si el beneficio para la madre es superior al riesgo que se le pueda ocasionar a su bebé.

Dosis de Administración de la Somazina

La Somazina es un fármaco que puede ser consumido con las comidas o fuera de ellas, donde su dosis adecuada es determinada por el médico tratante para cada paciente de manera particular, en función de la patología por él experimentada.

Incluso se puede considerar la necesidad de la administración de este fármaco mediante inyecciones. En cuyo caso generalmente se realiza de forma intramuscular o de manera lenta por la vía endovenosa, con perfusión gota a gota cada dos a cinco minutos.

Con respecto a la dosis cuando es administrado por vía oral, mediante la ingesta de comprimidos, se pueden emplear de 500 a 200 mg al día, de acuerdo con la gravedad presentada por el paciente. Cabe destacar que esto es en el caso de los adultos, ya que no se ha establecido la seguridad de la utilización de este medicamento en niños.

Las dosis del tratamiento a base de Somazina, deberán ser seguidas rigurosamente como le sean establecidas por su médico, en cuanto a cantidad y frecuencia; evitando en todo momento la sobredosis, pues podría ocasionarle graves trastornos físicos.

Somazina

De igual manera se recomienda que mantenga siempre este medicamento adecuadamente guardado en su envase original, en un lugar fresco, libre de humedad y fuera del alcance de los niños.

Les comentamos que la Somazina cuenta con una presentación de 1000 mg en sobres para la preparación de una solución oral. Que debe ser adecuadamente disuelta en un vaso de agua antes de consumirla de forma oral.

La composición de cada uno de estos sobres que son aproximadamente de 10 ml es: Citicolina 1000 mg, Excipientes: 10 ml, Glicerol, Sorbitol Parahidroxibenzoato de Propilo, Esencia de Fresas, Parahidroxibenzoato de Metilo, Glicerol Formaldehido, Citrato Sódico Dihidrato, Sacarina Sódica, Sorbato de Potasio, Rojo Ponceau 4R, Ácido Cítrico, Agua Purificada.

Recuerde que este contenido lo debe tener presente antes de consumir el medicamento, especialmente si es una persona alérgica a cualquiera de estos elementos que podrían ocasionarle una reacción anafiláctica.

Efectos secundarios

Este medicamento, cuando es consumido por parte de los pacientes como tratamiento de su trastorno físico relacionado con problemas a nivel cerebrovascular; es posible que ocasione una serie de efectos secundarios, ya que se trata de un psicoestimulante.

La mayoría de los síntomas que han sido apreciados en los pacientes tras el uso de la Somazina, están relacionados con los que mencionamos a continuación:

  • Presencia de posibles trastornos psiquiátricos, mediante los cuales se manifiestan alucinaciones.
  • Alteraciones en el sistema nervioso central, debido a lo cual la persona sufre de constantes cefaleas y vértigos.
  • Trastornos vasculares, representados por elevación de la presión arterial o disminución de la misma; en cuyo caso estaríamos hablando de hipertensión o hipotensión arterial.
  • Molestias gastrointestinales, con la presencia de náuseas, vómitos e incluso algunas diarreas ocasionales.
  • Complicaciones respiratorias, posible disnea.
  • Presencia de alteraciones en la piel y en el tejido subcutáneo, todo ello evidenciado por urticarias, exantemas, rubor o comezón.
  • Presencia de edema en el lugar de administración del medicamento en caso de ser inyectado, seguidas por intensos escalofríos.

Es importante que ante cualquiera de los síntomas anteriormente mencionados o si experimenta cualquier otro que sea una manifestación de su organismo fuera de lo común, se comunique de inmediato con su médico tratante, a fin de que pueda evaluar su condición física y determine si reducir la dosis del medicamento o cambiarlo por otro similar que no le ocasione efectos secundarios.

Eficacia del Uso de la Somazina

A nivel mundial se realizan estudios basados en lo que se conoce como Ictus Isquémico, un término con el cual se hace referencia al infarto cerebral; caracterizado por ser una patología isquémica, debida a la disminución del flujo sanguíneo en el cerebro de una manera brusca.

La eficacia de la Somazina se ha evaluado en función de pacientes que presentan esta condición y los cuales han sido sometidos al tratamiento a base de la citicolina; considerándose que no se encontró suficiente evidencia como para recomendar el uso general de este fármaco para potenciar la acción protectora o reparadora, en el caso de infarto cerebral.

Lo que sí se debe destacar es que la Somazina a base de la citicolina, ha demostrado ser más efectiva que otros medicamentos similares, los cuales han mostrado cierta mejoría luego de un episodio de Ictus; por lo cual la recomendación es que se trata de un medicamento que deberá ser empleado y evaluado con frecuencia, para poder apreciar su efectividad sobre el organismo de cada paciente.

Finalizamos considerando que la Somazina es una alternativa médica dentro de los conocidos psicoestimulantes y nootrópicos, que permiten que se mejore la condición y el funcionamiento cerebral de los pacientes, dándoles la oportunidad de poder controlar su memoria y comportamiento cognitivo.

Si bien puede que no sea efectivo en todos los casos, representa una herramienta al alcance de la medicina, mediante la cual se establece la adecuada oxigenación a nivel del cerebro; un órgano que necesita contar con el nivel de fluido sanguíneo justo, para evitar deterioro de la materia gris, donde están presentes todas las células nerviosas y que se encuentra en la periferia del cerebro y en la médula espinal.

La adecuada condición de estos elementos dentro del cerebro humano es de vital importancia, ya que ellos permiten la rápida transmisión de los impulsos nerviosos y por otra lado, le brindan a las personas la capacidad de pensar y razonar, algo esencial para que se puedan sentir vivos y útiles; cuando estos elementos comienzan a fallar, la salud de las personas se deteriora muy rápidamente.

Si el contenido de este artículo, le ha sido de utilidad para descubrir qué efecto puede tener la Somazina en su organismo, le sugerimos la lectura de otros temas igualmente interesantes:

(Visited 1.356 times, 2 visits today)