≡ Menu

Clobetasol: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

Nota: Consulte a su medico antes de utilizar este medicamento. Clobetasol, en el mercado existen muchos y variados remedios para lesiones en la piel, más sin embargo hoy hablaremos del Clobetasol como un potente y eficaz aliado de los dermatólogos para tratar lesiones en la piel, el Clobetasol pertenece a la familia de los Corticosteroides, medicamentos farmacológicos indicados para tratar distintos tipos de afecciones en la piel, veremos su uso, tipos e indicaciones. 

Clobetasol

¿Qué es y para qué sirve?

El Clobetasol es un medicamento de uso tópico muy potente para la piel, cuyo componente principal es el esteroide, indicado por los dermatólogos a sus pacientes para tratar de manera eficiente patologías cutáneas como los eczemas y psoriasis, que suelen producir las molestas picazones, enrojecimiento, hinchazón, descamaciones, inflamaciones, etc, que pueden presentarse en distintas zonas del cuerpo por alergias o reacción adversa a una determinada situación o condición expuesta por el individuo.

Así pues, tenemos que las terapias a base de Clobetasol de la familia de los corticoesteroides, que es muy similar al Clobetasona, dependerá del tipo o importancia de la afección cutánea de que se trate, la cual será determinada por el médico, toda vez que el Clobetasol viene en distintas densidades o concentración, que van desde 0,025 % hasta 0,05 %, el profesional de la salud, determinará la densidad y periodicidad en su uso.

La función principal del Clobetasol es regenerar los tejidos de la piel destruidos por la afección, ayudando en consecuencia a reponer las sustancias u hormonas naturales de la piel.

El Clobetasol, se puede conseguir en crema, pomada, ungüento, champú, lociones, entre otras presentaciones, es decir, existe una variedad del Clobetasol al alcance de nuestras manos para satisfacer las necesidades y requerimientos particulares de cada quien, y es que sucede, que a las afecciones de la piel por lo general no se les da la importancia que debería dársele, salvo que la lesión sea en la cara o en una zona visible.

En este sentido, las personas no suelen atender condiciones de la piel hasta que la enfermedad se extiende a otras áreas del cuerpo o se teme una infección o cuando se sale del control de estos, es entonces que acuden al dermatólogo, a los fines de recibir un diagnóstico adecuado y el respectivo tratamiento a base de clobetasol, en cuyo caso dada la gravedad de afectación pudiera presentar resistencia o a tratamientos más prolongados.

El Clobetasol, puede ser usado por personas adultas y jóvenes, pero no es aconsejable su uso en niños menores de 12 años, aunque no está lo suficientemente comprobado, los médicos son muy cautos en prescribir el clobetasol a menores, ello en virtud de que este medicamento contiene cantidades considerables de asteroide y pudiera ser absorbido por la piel del esteroide tópico por la piel, y causar efectos secundarios en el crecimiento. (Si quieres conocer de otro tema, puedes leer el siguiente artículo: cloruro de amonio)

Componentes y uso del Clobetasol

El clobetasol, debe ser aplicado sobre el área afectada en pequeñas cantidades, por lo general dos veces al día (mañana y noche), debido a su potente acción, los profesionales de salud indican un máximo de dos semanas y no más de 50 gr a la semana, tampoco se recomienda tapar o cubrir la zona donde se coloca. Si el paciente no presenta mejoría durante este lapso, debe acudir al médico para revisar su diagnóstico y evolución.

Nombre comercial de Clobetasol.

El nombre del Clobetasol con el cual se comercializa se conoce como Clarelux, Clobex, Clavate y Decloban, Dermovate, entre otras, sin embargo todas estas denominaciones pertenecen al grupo de los Corticoides, que están compuestos por hormonas de nuestro propio cuerpo, cuya función en mantener sano el mayor órgano vivo que posee el ser humano la piel.

La piel, como cualquier otro órgano a veces por el estrés u otras circunstancias adversas, puede alterar su normal funcionamiento y pudieran provocar anormalidad en su funcionamiento, tales como inflamaciones, alergias, erupciones, etc, ante lo cual los corticoides reponen o restituyen la normalidad.

Mecanismo de acción del Clobetasol.

El Clobetasol, actúa principalmente como anti inflamatorio a nivel de la piel, por tanto, detiene la propagación de la lesión y el prurito, en términos médicos conocido como cininas, prostaglandinas, histaminas, entre otros, por lo cual la acción de clobetasol, es antimicótica e inmunosupresora debido al corticosteroide que contiene este medicamento.

Efectos secundarios

Como todo medicamento, el Clobetasol debe utilizarse con precaución, es normal hasta cierto punto que cuando se utilice se tenga sensación de picazón, ardor y/o sequedad, sobre todo los primeros días de su uso, la persona que lo usa debe estar atenta ante estos síntomas, lo que quiere decir que si pasado unos días persiste la sensación o empeora la lesión, debe parar inmediatamente su uso y además acudir a su médico a la brevedad.

No obstante lo anterior, el Clobetasol por ser de uso cutáneo no suele presentar efectos secundarios, y cuando llega a suceder obedece al abuso en su uso, en este caso puede incluso empeorar la lesión.

El Clobetasol, pudiera eventualmente causar algún efecto secundario en personas mayores o niños pequeños, debido a lo delicado de la piel de estos, en muy pocos casos el clobetasol puede ser adsorbido por la piel. En este sentido, se debe insistir que si llegare a surgir un efecto no deseado este obedece a abusos en su utilización o usos distintos a lo prescrito por el profesional de salud que indicó el tratamiento.

De igual forma, en ocasiones los médicos son cautos en recetar el clobetasol en mujeres embarazadas, esto debido a que pudiera ingresar al torrente sanguíneo y afectar al feto, pero es una medida preventiva más que una realidad, debido a que el efecto de este medicamento es en la dermis.

Indicaciones

El Clobetasol, está particularmente indicado para las siguientes patologías Dermatosis por Contacto, Dermatitis Atópica, Dermatitis Seborreica, Granulomas, Erupciones Liqueniformes, Lupus Eritematoso Discoide, así como Neurodermatitis localizada, conocida como Psoriasis y erupciones causadas por el sol, todas estas son lesiones inflamatorias y/o prurito en la dermis, algunas de ellas, más agresivas sus lesiones son mucho más profundas y delicadas.

Así mismo, el clobetasol se utiliza como terapia esteroidea en la eritrodermia generalizada. A continuación pasaremos a describir alguna de las lesiones mencionadas.

  • Dermatosis por Contacto: este tipo de lesión es el más conocido, no lo causa ninguna alergia, obedece a una irritación de la piel por la exposición a sustancias como ácidos, jabón o detergente, etc, o simplemente a alguna fricción irritante como telas u objetos, solventes o químicos.

  • La Dermatitis Atópica: es una enfermedad inflamatoria severa de la piel, con mucha cantidad de prurito, afecta principalmente codos, rodillas, cuero cabelludo, la cara y el torso. Es muy común en personas que padecen de dermatitis atópica, asma bronquial, sinusitis, entre otras. Por ello se presume que este tipo de lesiones están asociados a factores hereditarios, disfunciones del sistema inmune y condiciones del medio ambiente.
  • Dermatitis Seborreica: es una condición inflamatoria severa en la piel, caracterizada por una descamación fina como la psoriasis en áreas específicas de la cara y el cuero cabelludo, alternando su aparición. Es una lesión que raramente se da en pequeños, no obstante cuando ataca a menores suele aparecer en recién nacidos y lactantes de 4 meses a 1 año, por lo general aparece en edad adulta en personas propensas a la producción de sebo en la piel, especialmente en el rostro.
  • El granuloma: está conformada por una erupción con tumoraciones circulares rojas en la piel, afecta principalmente a niños y jóvenes, siendo más notable en las niñas. La causa de esta enfermedad es desconocida, esta lesión se ve en personas saludables y vigorosas. Algunas investigaciones apuntan a que puede estar asociada con la diabetes y la tiroides, sin embargo, esta premisa no tiene la suficiente fuerza.
  • Granulomas: son erupciones inflamatorias pruriginosa, se reconocen por la aparición de pápulas planas, violáceas, que pueden formar placas descamativas generalmente asociadas a lesiones en la boca y en las mucosas. Su aparición puede ser abrupta o gradual, al principio persiste durante semanas o meses y se producen recaídas durante años sino se atienden con rapidez.

Las lesiones suelen aparecer en las muñecas, las piernas, en el tronco, en el glande y en las mucosas oral y vaginal, puede llegar a generalizarse, aunque difícilmente toma la cara.

  • Lupus Eritematoso Discoide: es una enfermedad auto inmune, puede llegar a afectar las células y tejidos sanos por error, además de la piel, puede llegar a afectar muchas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro. Cuando ataca la piel, en muy pocas ocasiones llega a desaparecer por completo.
  • Neurodermatitis localizada o Psoriasis: es una lesión eccematosa de la piel, que varía de un caso a otro, se presume que esto obedece al rascado, frotación para aliviar la comezón intensa. Su comportamiento y severidad varía según la personas.

Los profesionales de la salud creen que la dermatitis es psicogénica, ello en virtud de que en la mayoría de los casos esta condición tiene un alto componente emocional, lo que ha causado que su tratamiento resulte incierto. Por lo general afecta el cuello, nuca, las muñecas, los antebrazos, los muslos o los tobillos.

Clobetasol + Neomicina

Como ya se ha dicho anteriormente, el Clobetasol es un potente corticosteroide, y que se utiliza para tratar distintas afectaciones en la piel, entiéndase: cuero cabelludo, hongos en los pies, zonas íntimas, etc., ahora bien, cuando este producto se fortalece con otro medicamento su efectividad es mucho más eficaz, es este caso particular, cuando se mezcla con la neomicina.

La neomicina por su parte, es un antibiótico de la familia de los aminoglucósidos, y al igual que el Clobetasol se utiliza para las lesiones infecciosas y bacterianas. Y es que este medicamento en cualquiera de sus presentaciones afecta directamente ciertas proteínas que permiten que las bacterias vivan, por tanto, en términos sencillos, aniquila  a las bacterias.

De allí pues, que este tipo de antibiótico no admite la proliferación de las bacterias y bloquea la producción de proteínas anormales y/o defectuosas. Así entonces, el clobetasol + neomicina, es una preparación compuesta para neutralizar las bacterias que causan enfermedades que pueden llega a  infectar la piel.

Esta preparación de clobetasol + neomicina, constituye un producto muy poderoso de corticosteroide indicado para tratar procesos inflamatorios crónicos de la piel, tales como el eccema y la psoriasis que eventualmente no mejoran con remedios más débiles.

La combinación de clobetasol y neomicina, es utilizado y formulado por los dermatólogos para tratar a los pacientes con lesiones infecciosas en la piel. Por ejemplo, si un individuo presenta un cuadro infeccioso en la piel que genere líquido, la indicación de esta fórmula será en crema como mecanismo más idóneo para este tipo; por el contrario si la lesión es seca y escamosa, entonces probablemente su indicación sea en ungüento, por ser de densidad más gruesa, no tan ligera como la crema.

Las afecciones de la piel más comunes y su tratamiento 

Existe diversidades de enfermedades y situaciones de la piel que requieren distintos tratamientos y diversas especialidades, es decir hay enfermedades de la piel que por su magnitud y delicadez deben se diagnosticadas y tratadas de forma más especial y bajo otros esquemas de tratamientos.

No obstante, hay situaciones o afecciones de la piel menos complejas que son tratadas con clobetasol y neomicina, tales como la dermatitis, sarna, quemaduras y psoriasis, hinchazón, inflaciones, ronchas, sarpullido, etc, que son tratadas con cremas, lociones y pomadas que se aplican directamente en el lugar afectado.

Así entonces, se tiene que el clobetasol y la neomicia tienen propiedades anti inflamatorias que coadyuvan con la cicatrización de la piel, alivian la comezón, enrojecimiento y la inflación, cualesquiera sea el problema, el médico determinará cual producto usar y la duración del tratamiento, así como el uso formulado de estos dos productos clobetasol + neomicina, ello dependerá de la causa del la enfermedad.

Como se ha reiterado, el clobetasol y la neomicina se agrupan dentro de los tópicos corticosteroides que recetan los dermatologos para fines terapéuticos de las lesiones en la piel, según estudios efectuados a distintos pacientes con diversidad de afectaciones de la piel, no se ha demostrado que uno sea mejor o más efectivo que otro; no obstante, al combinarse con el Clobetasol, es un medicamento super potente para tratar la piel enrojecida, picazón, hinchazón, parches rojos y/o escamosos, salpullidos, ronchas, psoriasis, entre otros.

En este sentido, el clobetasol y la neomicina tienen efectos anti inflamatorios que no permiten la proliferación de afectaciones en la piel, para ello a continuación pasaremos a describir las enfermedades más comunes de la piel que pueden tratarse con estos medicamentos tópicos, claro está, siempre debe realizarse bajo supervisión e indicación médica:

  • La Dermatitis del pañal, también llamada pañalitis es muy común en la piel de los bebés, por el contacto continuo con los pañales y la orina, las heces, ello hace que piel se ponga enrojecida, caliente, adolorida y con ampollas.

En este caso, si el médico lo determina dado que el clobetasol y la neomicina son bastante fuertes para la piel del bebé, se puede utilizar otros productos alternativos menos agresivos, que también ayudarán a desinflamar y a cicatrizar la piel, tales como el Bepanthen, Beducen, Hipoglós, Kamiloderm, que forman una capa protectora en la piel.

  • La Sarna, también llamada escabiosis, la característica de esta lesión son las manchas rojas en la piel y la picazón, que aumenta principalmente en la noche. Es este caso se puede usar el clobetasol y la neomicina en pomada o crema, no obstante, igualmente debe usarse bajo supervisión médica. Este medicamento se aplica por 3 días, con intervalos de 7 días y luego se retoma por 3 días más.
  • Quemaduras, en este caso debe inicialmente tratarse con pomadas menos potentes, sin embargo las quemaduras tienden a infectarse, y algunos médicos suelen mandar el clobetasol o la neomicina por el efecto anti inflamatorio, cicatrizante y antibiótico para la piel, en este se debe aplicar pomadas de neomicina y el furacín a diario para hidratar los tejidos y reducir la inflamación, al tiempo de promover la cicatrización.

La Micosis, es una enfermedad causada por hongos que pueden afectar la piel, las uñas o el cuero cabelludo, causando picazón y manchas, en este caso se recomienda aplicar clobetasol + la neomicina en pomada o loción en la lesión durante 3 a 4 semanas, siempre bajo supervisión médica.

  • Dermatitis atópica es una inflamación de la piel que puede surgir a cualquier edad, causando síntomas como hinchazón, enrojecimiento, picazón y descamación. Este tipo de lesión no se cura, pero se puede controlar con el uso de clobetasol + neomicina en pomada o crema, debido a los corticoides que contienen y a su vez estimulan la cicatrización.
  • La Psoriasis principalmente aparece por heridas, picazón, descamación y, en los casos más graves, aparecen placas rojizas en la piel. Este tipo de afección no tiene una causa determinada y se controla más no logra curarse del todo. El tratamiento de la psoriasis incluye el uso de cremas hidratantes y pomadas anti inflamatorias, que también disminuyen la picazón y estimulan la cicatrización como el Clobetasol.

Luego de lo anterior descrito, es importante destacar que cualquier problema de la piel debe ser tratado con la orientación de un profesional de la salud o dermatólogo, ya que eventualmente el clobetasol y la neomicina pudieran causar algún efecto no deseado, como alergias o manchas cuando se utilizan de manera inadecuada.

Modo de uso 

Hasta ahora nos hemos referido de manera reiterada al Clobetasol, a continuación nos referiremos a la Neomicina de manera individual antes de su formulación. Tenemos entonces que la Neomicina en forma de propionato,al igual que los medicamentos que hemos enunciado también corresponde a un corticosteroide sintético de uso tópico dermatológico de uso tópico, igualmente funge como antibiótico, antiinflamatorio, antipruriginoso y vasoconstrictora.

 

La Neomicina, como parte de la familia de los corticosteroides, se usa para tratar lesiones en la piel tales como el enrojecimiento, inflamación, picazón e incomodidad entre otros problemas de la piel, incluyendo psoriasis una que son parches rojos y escamosos en algunas áreas del cuerpo) y el eccema reflejada en la piel seca y picosa y, en ocasiones provoca sarpullido rojo y escamoso. También se encarga de activar las sustancias naturales en la piel para reducir la hinchazón, el enrojecimiento y la picazón.

El mecanismo de acción de la Neomicina ol al igual que otros corticosteroides tópicos no ha sido determinado con exactitud, no obstante, se presume que actúan a través de la inducción de proteínas inhibidoras de la fosfolipasa A2, colectivamente llamadas lipocortinas, se cree que estas proteínas controlan la biosíntesis de potentes mediadores que intervienen en los procesos inflamatorios, como son la prostaglandina y leucotrieno mediante la inhibición de la liberación de ácido araquidónico.

Clobetasol vs Halobetasol

Al igual que el clobetasol el halobetasol se utiliza en los procesos de inflamación, enrojecimiento y escozor de la piel, tales como la psoriasis y otras lesiones que pueden aparecer en el cuerpo, de igual modo el halobetasol pertenece a los corticosteroides y su propósito también es el de activar las sustancias naturales de nuestra piel para minimizar la hinchazón, el enrojecimiento y la picazón.

Modo de uso

El halobetasol se presenta en forma de ungüento, crema y loción siendo su uso solamente para la piel. El halobetasol tópico se aplica generalmente una o dos veces al día, para ello debe seguir minuciosamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta y el récipe otorgado por el médico.

De la misma manera que los corticosteroides, la indicación y prescripción del halobetasol son las mismas, ello debido al contenido de esteroides en su composición, con la dosificación indicada se estima que la afección de la piel debe mejorar en dos semanas de tratamiento. Sin embargo se debe insistir que los síntomas no mejoran durante este tiempo, se debe comunicar con el médico.

Las porciones de halobetasol tópico que debe aplicarse en el área afectada, debe ser en pequeñas cantidades, bien sea en crema, ungüento o en loción y sólo debe cubrir la zona donde se localiza la lesión, no debe restrujarse, pues pudiera empeorar. Sólo es para usarlo en la piel. (Si te interesa saber más, puedes leer el siguiente artículo: clotrimazol)

No permita que el halobetasol tópico entre en los ojos o boca y no lo trague. Evite el uso en la cara, en las áreas genitales y rectales y en los pliegues de la piel y las axilas a menos que se lo indique el médico; no cubra ni coloque vendas en el área tratada a menos que su médico le indique que debe hacerlo. El uso de estos puede aumentar los efectos secundarios.

Tanto el Clobetasol como el Halobetasol son medicamentos muy potentes y efectivos, ninguno de los dos prevalece sobre el otro, no obstante, cuando estos dos componentes se conjugan su efecto se ve mucho más potenciado y eficiente, para tratar y quizá erradicar muchas de las afecciones que pueden presentar las personas en cualquier momento de su vida, Ambos medicamentos constituyen herramientas medicinales para tratar lesiones de la piel que luego de fracasar con medicamentos más ligeros de uso tópico no resultaron.

Aunque existen muchas investigaciones todavía para determinar las contraindicaciones o efectos secundarios que estos medicamentos pudieran tener en el ser humano, creemos que estos medicamentos facilitan y alivian la vida ante cualquier evento que pudieran sufrir con la piel.

Clobetasol y Clotrimazol

Hasta ahora nos hemos referido suficientemente al Clobetasol, siendo oportuno además acotar que al igual que el clobetasol, el Clotrimazol también está dentro de la categoría de los Corticosteroides, se les conoce por lo general como «Canesten», y es muy común su uso para tratar las infecciones de pie de atleta, candidiasis y la tiña.

El Clotrimazol, también se puede conseguir bajo los nombres de Fungidermo, Canesmed, Clotrimin o Canespie, Clotrasone y Lotriderm, no obstante todos van dirigidos a tratar las infecciones por hongos de diversos tipos, principalmente la candidiasis vaginal y la balanitis candidiásica en el miembro masculino, como se observa, esta indicado para tratamientos en zonas más delicadas y sensibles del ser humano.

Ahora bien, para el diagnóstico de la candidiasis, pie de atleta y la tiña, puede ser tratada e indicada por la medicina en general o un dermatólogo, en caso de la candidiasis oral y la balanitis candidiásica, su tratamiento es por esa misma vía -oral- y para la candidiasis vaginal, se indican óvulos, cánulas, sin descartar la administración vía oral, para la tiña corporal, inguinal y pie de atleta, suele indicarse el tratamiento en cremas.

Asimismo las pastillas para la garganta con clotrimazol se usan para prevenir la candidiasis oral en personas con neutropenia, una enfermedad caracterizada por la baja concentración en sangre de neutrófilos, el tipo más frecuente de los glóbulos blancos, necesarios para la defensa contra infecciones. (También puedes visitar: Fluocinonida)

De igual manera, puede tratarse con clotrimazol la anemia de células falciformes o drepanocitosis. Esta es una enfermedad de la sangre, cuando los glóbulos rojos se vuelven rígidos y toman la forma de media luna, cuya condición incrementa el riesgo de infecciones e infartos, llegando a afectar la esperanza de vida del individuo.

Cuando se formulan estos dos principios activos, como son el Clobetasol y el Clotrimazol con la Uñabase como excipiente, constituye un medicamento, super potente y superior, pudiendo en consecuencia curar de manera definitiva las lesiones de la piel con resistencia a otras fórmulas.

Dejar Comentario