Capsaicina: Qué es, para qué sirve, nombre comercial y más

La Capsaicina, es un compuesto derivado que se obtiene de los pimientos picantes y que se emplea de forma tópica para aliviar el dolor ocasionado por neuropatía diabética, psoriasis y artrosis, te invitamos a descubrirlo. Capsaicina

AVISO: Este artículo es de carácter informativo recuerde siempre consulte a su médico antes de utilizar este u otro medicamento. Evite la automedicación.

Introducción

El cuerpo humano, es un ente complejo, compuesto de muchas partes que forman un todo y que funcionan de forma armónica entre sí para mantener el cuerpo en óptimas condiciones, sin embargo, cuando alguna de estas partes falla, el cuerpo se ve afectado y se hace necesario recurrir a los medicamentos, muchas veces, para restaurar el buen funcionamiento del cuerpo.

Desde tiempos remotos, el ser humano ha tomado del ambiente lo que ha necesitado para sobrevivir y más. Desde el uso de los animales para comida y abrigo, hasta utilizar las plantas y frutos como alimento y fuente medicinal, el ser humano ha explotado al máximo los recursos ambientales de cualquier medio donde haya habitado. (Ver también: Papaína).

Muchos de los fármacos que hoy por hoy se conocen, son sintetizados a partir de compuestos que se obtienen de las plantas, medicamentos como por ejemplo el acetaminofén, se obtienen a partir del procesamiento de una planta.

Si bien en principio, las plantas eran utilizadas mediante la elaboración de té, o triturando la planta en sí, esto muchas veces no permitía aprovechar al máximo los beneficios de la planta, con el pasar del tiempo la elaboración de medicinas a nivel farmacológico ha permitido aprovechar y potenciar las propiedades medicinales de las plantas.

En la antigüedad, incluso se recurría a chamanes y curanderos, quienes a partir de plantas, semillas, brebajes y rituales, buscaban curar los males que afectaban a quienes acudían a ellos, y aunque de forma escueta, estos han sido los orígenes de la medicina que en la actualidad se conoce y se practica.

Estas prácticas, predominaron largo tiempo a través de la historia, hasta que el ingenio y la curiosidad del ser humano, lo llevó a investigar y descubrir nuevas formas de curar a las personas que sufrían enfermedades, incluso a conocer en sí las enfermedades de las que padecían.

 Capsaicina

Más adelante en la línea histórica, personajes como Hipócrates, le dieron un giro más profesional a la medicina, que a pesar de seguir siendo obtenida de las plantas, representaba un ejercicio más elaborado y con mayores bases y sustentos, y cada vez menos empírica. De esta forma, el avance médico científico, ha continuado en constante crecimiento, pero la premisa de obtener del ambiente los elementos necesarios para la elaboración de medicamentos, aún se mantiene.

En la actualidad, aunque la tecnología ha permitido fabricar fármacos sintetizados de forma artificial e incluso obtener medicamentos de diversas fuentes, aún existen fármacos que se utilizan de forma local y que son derivados de vegetales como el pimiento picante, así sucede con la Capsaicina, un fármaco empleado en el tratamiento del dolor derivado de ciertas patologías; te invitamos a seguir leyendo y descubrir todo sobre este fármaco.

¿Para qué sirve la Capsaicina?

La Capsaicina, considerado como perteneciente a la familia de los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, es una oleorresina que se considera como un compuesto de origen químico obtenido de los pimientos picantes o chiles (como se les conoce en algunos países), de los cuales es el principal elemento.

A pesar de ser un elemento que pertenece a este tipo de pimientos, los cuales son altamente irritantes al consumirlos, tanto los seres humanos como los animales (con la excepción de las aves), el compuesto Capsaicina en sí, no posee olor ni color y como fármaco no ocasiona irritación ni ardor al contacto con la piel.

Este fármaco, sirve para múltiples propósitos, a nivel farmacológico sirve como analgésico, antioxidante y anticancerígeno; mientras que en otros ámbitos puede ser utilizado en la elaboración de gas pimienta e incluso se suele utilizar en la gastronomía para aportar la cualidad picante a las comidas.

La Capsaicina, sirve específicamente para tratar afecciones dolorosas y/o eruptivas, que de forma directa o indirectamente, afectan a la piel del paciente. Estas afecciones de la piel pueden ser de etiología propia de la piel o como efecto secundario de otras patologías como por ejemplo la diabetes. Este tratamiento a base de Capsaicina, se centra en la administración local principalmente, cuando se trata del tratamiento en la piel.

Otro de sus usos es el tratamiento de dolores musculares, articulares y reumáticos, de etiología propia o secundaria a otras patologías.

Nombre Comercial

Este producto es comercializado bajo diversos nombres, no solo de acuerdo al laboratorio que los produce, sino también a su presentación, en el mercado se puede encontrar, por ejemplo Qutenza o Parche León que es Capsaicina en presentación de parches, Casacine que es Capsaicina en presentación de crema para uso tópico.

Puedo encontrarse solo o en conjunto con otros compuestos, como es frecuentemente el árnica, otro compuesto de origen herbáceo con propiedades analgésicas y antiinflamatorias, suele conseguirse en presentación de crema o gel de uso tópico, como el Arnik. (Ver también: Bencidamina).

Se puede hallar como componente adicional en fármacos como el Redumax Forte, un medicamento de origen naturista, que contiene diversos compuestos de plantas medicinales y Capsaicina, y que tiene una presentación en cápsulas, se emplea como coadyuvante en la pérdida de peso, ayudando a acelerar el proceso de quemar la grasa corporal.

El Glicoratin, también es un fármaco, en presentación para vía de administración oral, que contiene Boswelia y Capsaicina para potenciar su efecto, se presenta en tabletas y su indicación es como coadyuvante en el tratamiento de la artrosis primaria o secundaria a otras patologías.

Este fármaco suele encontrarse en una amplia gama de productos medicinales, sobretodo del tipo naturista, desde cremas, geles, capsulas y tabletas, su flexibilidad y maleabilidad, son una importante cualidad de la Capsaicina que le ha permitido abrirse paso en el mercado.

Mecanismo de Acción

El mecanismo de acción de la Capsaicina, se centra en inhibir y prevenir la segregación y acumulación del neurotransmisor conocido como sustancia P, neurotransmisor del sistema nervioso periférico que está directamente relacionado a la percepción del dolor en el cuerpo.

Cuando existen patologías como la artrosis, por ejemplo, la sustancia P, es liberada a nivel de las articulaciones, activando respuesta dolorosas e inflamatorias tanto en las articulaciones, como en las terminaciones nerviosas de la piel. Sin embargo, cuando se administra la Capsaicina, esta inhibe la segregación y acumulación de la sustancia P, impidiendo que se produzcas estas respuestas de dolor e inflamación, al impedir que los receptores ejerzan sus funciones de captar al neurotransmisor.

Farmacocinética

Al administrar Capsaicina de forma tópica sobre la piel, su tiempo de acción es de aproximadamente entre 4 y 6 horas, tiempo en el que se liberan aproximadamente el 50% de los capsaicinoides del fármaco. Para alcanzar niveles de concentración suficientes para producir un efecto significativo, la aplicación debe ser de al menos 2 semanas, y para apreciar mejoras visibles, el paciente suele requerir hasta 4 o 6 semanas de tratamiento continuo.

La absorción de este fármaco se hace por vía percutánea, este proceso de absorción se lleva a cabo a una velocidad aproximada de 28 a 30 μg/cm²/h y se metaboliza de forma enzimática a nivel del hígado.

Dosis de la Capsaicina

La dosificación o posología de la Capsaicina varían de acuerdo a su presentación y la patología para la que haya sido indicada, a continuación se describen algunas de las dosis, de los productos más empleados en las patologías más comunes. (Puede que también te interese leer sobre Ácido Zoledrónico).

Vía de administración tópica o local:

  • Osteoartrosis o artritis reumatoide: Se aplica en niños de más de 2 años y adultos capsaicina en crema, gel o ungüento, en concentraciones de 0.025% o de 0.075%, directamente sobre la zona afectada o dolorosa, a razón de 4 veces al día. No se recomienda su uso en niños menores de 2 años, ya que se desconoce el efecto que pueda tener.
  • Mastectomía: Se aplica  a las pacientes en etapa de recuperación post operatoria de mastectomía, se administra capsaicina en crema, gel o ungüento, en concentraciones de 0.025% o de 0.075%, a razón de 4 o 5 veces al día, por un lapso de 4 semanas, en el área dolorosa.
  • Lesiones musculares u óseas: Se aplica en pacientes que presentan dolor del tipo muscular u óseo, como lumbalgia, esguinces, golpes u otros, en niños de más de 2 años y adultos capsaicina en crema, gel o ungüento, en concentraciones de 0.025% o de 0.075%, directamente sobre la zona afectada o dolorosa por lo menos cuatro veces al día.

Capsaicina

  • Neuropatía: Se aplica en pacientes que presentan dolor neuropático secundario a patologías como la diabetes, se administra en adultos capsaicina en crema, gel o ungüento, en concentraciones 0.075%, ya que ha sido esta la concentración que ha mostrado tener mayor beneficio, directamente sobre la zona afectada o dolorosa, a razón de 4 veces al día, por el tiempo requerido hasta que ceda el dolor.
  • Neuralgia postherpética: Se aplica en pacientes adultos que han padecido de brotes de herpes zoster, se administra capsaicina en crema, gel o ungüento, en concentraciones de 0.025%, directamente sobre la zona afectada o dolorosa, a razón de 4 a 5 veces al día. Sin embargo, a pesar de emplearse en dosis de bajas concentraciones, un porcentaje importante de pacientes no toleran la sensación de ardor que genera la Capsaicina y abandona el tratamiento.

En los pacientes que si toleran el fármaco, suele ser indicado por lapsos no mayores a 4 semanas, tiempo en el que se produce un alivio importante del dolor producido por la patología.

Vía de administración oral

  • Obesidad o sobrepeso: El Redumax Forte es un fármaco en cápsulas que contiene Capsaicina, se aplica en pacientes con sobrepeso u obesidad, para ayudar al proceso de quemar grasas, se indica 1 capsula al día, antes de 1 comida, su uso puede extenderse 1 mes o más, dependiendo de las condiciones del paciente, debe estar en control con un especialista en nutrición para utilizarse.
  • Artrosis: El Glicoratin es un fármaco en capsulas, tabletas o sobres, que incluye Capsaicina, y que se aplica en pacientes adultos que presentan dolor en las articulaciones de etiología propia o secundarios a otras patologías, se indica, por lo general, un mínimo de 1 toma 1 vez al día, por períodos de tiempo variable, de acuerdo a la duración del dolor del paciente.

https://www.youtube.com/watch?v=gB5i9t3zyEg

Indicación

Este fármaco tiene múltiples aplicaciones, la principal, en cuanto al área de la medicina se refiere, es el tratamiento del dolor, principalmente muscular y articular, dentro de la misma rama también se emplea como coadyuvante en los regímenes de pérdida de peso.

También se emplea en el área gastronómica como un condimento que aporta una cualidad picante a la comida, es usual que se emplee en su forma primaria directamente, que es en forma de pimiento o chile, aunque su utilización debe ser comedida, ya que puede ocasionar ardor estomacal e incluso agravar condiciones como la gastritis. Al igual que su principio activo, su cualidad picante es soluble en grasas y no en agua, esto es una recomendación que se toma en cuenta al emplearlo en las comidas.

Otro de sus usos, a nivel policial o de defensa personal es en aerosol, mejor conocido como gas pimienta, este en un artículo de defensa que se emplea rociándolo directamente sobre el rostro de un atacante, para producirle una sensación de ardor, temporalmente insoportable, que se desvanece poco a poco con el tiempo, esto con la finalidad de que la víctima pueda escapar, mientras el atacante se encuentra aturdido y cegado por el ardor que genera la Capsaicina al contacto con la mucosa oftálmica, oral y nasal.

El uso de estos aerosoles, puede ocasionar lagrimeo, dolor, ardor e incluso ceguera temporal, dificultad para respirar y/o deglutir. Por lo general estos dispositivos de defensa personal, contienen concentraciones suficientes para su objetivo y limitadas para que los daños sean reversibles.

En cuanto al área farmacológica, sus usos o indicaciones, que son amplias, se pueden sintetizar en los siguientes rubros:

Analgésico

Un analgésico es un producto farmacológico que reduce o elimina el dolor que padece un paciente a consecuencia de una condición o patología. La Capsaicina, tiene la propiedad de aliviar el dolor, gracias a su mecanismo de acción, en el que limita a la sustancia P, que es un neurotransmisor, que está relacionado con la percepción de la sensación de dolor en el organismo. Se emplea principalmente en patologías como:

Capsaicina

Artrosis o artritis: También conocida como artrosis reumática y artritis reumática. La artrosis es una condición degenerativa de los cartílagos de las articulaciones, que genera dolor en las articulaciones afectadas, mientras que por su parte la artritis es una patología de tipo inflamatoria de las articulaciones.

Ambas patologías, ocasionan dolor en las articulaciones como síntoma principal, las causas de la artritis van ligadas al desgaste normal o elevado de las articulaciones por su uso (debido o indebido), mientras que la artrosis suele ser un estadio agravado de la artritis e incluso llega a ser crónica.

Neuropatía diabética: Es el término que se emplea para definir al daño neurológico que ocurre como consecuencia de padecer diabetes, suele afectar la sensibilidad periférica de las personas que lo padecen gracias al daño que produce en los nervios, ocasionándoles dolor severo, por lo general en las extremidades.

Dolor neuropático: Es un tipo de dolor, que se deriva del daño ocasionado en los nervios del sistema nervioso central o periférico, este puede ser causado por diversas patologías, que puedan generar inflamación, infección, desgaste o trauma sobre algún nervio del organismo, alterándolo y produciendo dolor. Un ejemplo de un dolor neuropático es le neuralgia postherpética.

Neuralgia Postherpética: El herpes zoster es  una patología del tipo infecciosa, que afecta tanto a la piel como a los nervios del organismo, cuando los brotes de herpes desaparecen sus manifestaciones visibles, como por ejemplo la erupción en la piel, aparecen los signos de la neuralgia postherpética, la cual es una sensación intensa de dolor en las zonas que ha afectado el herpes aun cuando el brote haya desaparecido visiblemente, esto a causa del daño que ha ocasionado interiormente en los nervios.

Lumbalgia: También conocido como dolor lumbar, es un dolor que se presenta de forma punzante en la zona de la espalda baja del paciente, ocasionando alteraciones en el movimiento normal de una persona. Suele ser una condición transitoria y reversible con tratamiento.

Por lo general afecta a nivel muscular o de los ligamentos y su causa principal son las acciones mecánicas mal ejecutadas por el cuerpo, pero también puede ser secundaria a otras patologías como hernias o artritis.

Mastectomía: Es un procedimiento quirúrgico en el que se realiza la eliminación total o parcial de la glándula mamaria, de una o de ambas mamas. Las causas más comunes para someterse a este procedimiento son el cáncer o la prevención de sufrir del mismo.

Síndrome del dolor regional complejo: Es un tipo de dolor que suele ser crónico y que se produce como consecuencia de un trauma, una cirugía u otra patología como ACV o infartos, en el que aparece dolor constante en los miembros superiores o inferiores, su causa aún no se ha concretado pero se asocia a la inflamación o alteración de los nervios periféricos.

Anticancerígeno

A pesar de que actualmente, aún se encuentra en estudio la utilización como fármaco de apoyo de la Capsaicina en el cáncer, se cree que las moléculas de ella se unen a las proteínas celulares tumorales en el interior de la célula cancerosa y producen la muerte de las mismas, sin dañar las células sanas. Estos estudios se han evidenciado gracias a ensayos realizados en pacientes con leucemia mieloide, en los que se ha disminuido la velocidad de reproducción de las células cancerígenas, gracias al uso de la Capsaicina.

Capsaicina

Leucemia mieloide: Es un tipo de neoplasia maligna, que puede ser de tipo aguda o crónica y que consiste en la alteración de las células precursoras de la sangre, las cuales son los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas, a grandes rasgos.

Los pacientes que padecen esta patología, evidencian una disminución en la producción de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, debido a la sustitución de las células precursoras normales por células cancerígenas que no ejercen funciones de producción, esto ocasiona, por ejemplo, alteraciones a nivel del sistema inmune, la coagulación y la fragilidad capilar.

Suele ser tratada con quimioterapia, radioterapia, trasplante y otras técnicas tanto médicas como alternativas con el objetivo de restaurar el funcionamiento óptimo de la médula y sus células precursoras. (Puede que también te interese saber sobre Bortezomib).

Antioxidante

Aún cuando esta aplicación se encuentra en estudio, se cree que la Capsaicina, tiene un efecto antioxidante que puede prevenir la formación de coágulos a nivel de la sangre, en el organismo.

Un antioxidante, es una sustancia, que como su nombre lo indica, retrasa o impide que se formen reacciones de oxidación que pueden dar lugar a la degradación de elementos o a la formación de otros nuevos que pueden generar, en este caso, alteraciones en la salud. La Capsaicina, actúa como antioxidante al proteger a las células del daño que pueden ocasionarle los radicales libres, y actuando como anticoagulante natural.

Aunque aún se encuentra en estudio su mecanismo de acción particularmente para esta propiedad, muchas personas emplean la Capsaicina, como medicación naturista y aseguran que sus efectos son beneficiosos para el organismo, aún a nivel médico existen ciertas reservas en cuanto a la indicación de la Capsaicina como antioxidante para los pacientes.Capsaicina

Otros

Gracias a sus atributos sobre la perspiración o picor, la Capsaicina, también puede ser empleada para aliviar el dolor o la comezón en zonas locales de la piel en pacientes que han sido sometidos a diálisis por insuficiencia renal, pacientes con enfermedades eruptivas como la varicela que produce lesiones locales que ocasionan comezón o cualquier otra condición que pueda producir comezón o dolor local en la piel.

Otro de los usos de este fármaco es el tratamiento coadyuvante en regímenes de pérdida de peso, ya que se considera que aporta beneficios en la quema de grasas absorbidas durante el consumo de los alimentos, su efecto quemador de grasa, se ha relacionado directamente a su propiedad picante generadora de calor que ayuda a calentar y fluidificar las grasa para que sean más fáciles de eliminar por parte del organismo.

Sin embargo, su mecanismo de acción concreto en este particular no está del todo claro, por lo que muchos especialistas se abstienen de indicarlo para tal fin.

Todo esto previa aprobación de un especialista, para tener la seguridad de que el uso del fármaco no represente un riesgo para su salud.

Contraindicaciones

Las personas que presenten alguna de las condiciones descritas, deben evitar utilizar la Capsaicina por precaución:

  • Pacientes alérgicos o sensibles al principio activo del fármaco.
  • Pacientes en edad pediátrica menores a los 2 años, ya que se desconoce el efecto que puede tener sobre esta población.
  • Pacientes que hayan sufrido quemaduras o abrasiones en la piel.
  • Pacientes que presentes lesiones del tipo irritante, supurante o descamante de la piel.
  • Personas que haya practicado ejercicios intensos o sean sometidas a electroestimulación con la aplicación de almohadillas conductoras.
  • Personas alérgicas a los pimientos.
  • Personas que presenten algún tipo de herida abierta o con pérdida de la integridad cutánea.
  • En el caso de la administración oral, pacientes en estado de gestación o lactancia materna, ya que se desconoce el efecto que pueda tener sobre esta población.

Alergia

Las reacciones alérgicas a la Capsaicina, normalmente se derivan o se detectan a través del consumo del pimiento picante o chile, donde la Capsaicina es la protagonista, el principal compuesto de este alimento que le aporta la cualidad del picor. Sin embargo, es posible confundir una reacción alérgica a este compuesto, con la irritación habitual que general la comida picante.CapsaicinaPor lo general, la comida picante al ser ingerida, irrita la mucosa oral y es normal que el organismo se defienda ante esta irritación, activando mecanismos de defensa como aumentar la producción y segregación de saliva para neutralizar el agente picante o haciendo que broten una especie de bultos, que son unas pequeñas glándulas secretadoras de una sustancia mucosa que lubrica y recubre el tejido de la mucosa oral, protegiéndola de los efectos del agente irritante.

Ante una situación de este tipo, la actitud a seguir es consumir algún alimento rico en grasas para que el efecto del picor de la Capsaicina se disuelva, ya que este compuesto es liposoluble y no hidrosoluble, por ello el agua no lo neutraliza.

La reacción alérgica a la Capsaicina, suele manifestarse de forma diferente, aunque puede variar de persona a persona, las reacciones alérgicas pueden manifestar alteraciones gastrointestinales (como la diarrea), o alteraciones respiratorias que pueden incluir edema de glotis por anafilaxis.

En el caso particular de la Capsaicina, se descartan las alteraciones cutáneas, ya que cualquier persona, alérgica o no, al entrar en contacto con la Capsaicina a nivel de la piel, puede presentar erupción o enrojecimiento del área por su propiedad picante.

Efectos Secundarios

  • Irritación de la piel con el uso local.
  • Tos por inhalación del fármaco.
  • Náuseas y vómitos cuando la vía de administración es oral.
  • Diarrea.
  • Alteraciones respiratorias.
(Visited 2.124 times, 3 visits today)