≡ Menu

Ácido ibandrónico: Para qué sirve, nombre comercial, indicaciones y más

El ácido ibandrónico es un medicamento a base de bifosfonato, donde se recomienda para el tratamiento de distintas afecciones mediante las cuales todas terminan afectando a los huesos. Este tratamiento se utiliza para la disminución del daño a nivel óseo en personas con cáncer  cáncer de mama que se ha diseminado al hueso, en personas con alta cantidad de calcio en la sangre y Algunas veces para personas con la condición de osteoporosis.Ácido ibandrónico

¿Para qué sirve?

El ácido ibandrónico es un medicamento que contiene lo que se llama bifosfonatos, es decir, un principio activo ácido ibandrónico donde puede llegar a revertir la pérdida ósea, pausando lo que ha perdido el hueso y así aumentando la masa ósea.

Esto es aplicado normalmente en mujeres que lo toman, aunque no se pueda ver muchas veces o sentir la diferencia el ácido ibandrónico ayuda en la disminución de fracturas, tal y como se demuestra en exámenes realizados en personas con fractura en la columna vertebral.

El ácido ibandrónico se receta para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica, ya que es aquí donde aumenta el riesgo de que la persona padezca un mayor riesgo de fracturarse. Siendo así en el caso de la osteoporosis donde una de sus mayores implicaciones es el adelgazamiento y debilitamiento de los huesos, que es más común en las mujeres después de la menopausia.

En caso de la menopausia, los ovarios de una mujer dejan de producir la hormona femenina, el estrógeno, que ayuda a mantener su esqueleto saludable por lo que cuanto llegada la menopausia el riesgo de fracturas en la osteoporosis es mucho más elevada. Otros panoramas que se analizan y que pueden aumentar el riesgo de fracturas son:

  • Insuficiencia calcio y vitamina D.
  • Fumar, o beber alcohol en exceso.
  • No realizar ejercicios a diario como caminar.
  • Antecedentes familiares de osteoporosis.

Hacer ejercicio, junto con un estilo de vida saludable y mantener una dieta estricta también lo ayudará a obtener el mayor beneficio de su tratamiento; se recomienda:

  • Tener y mantener una dieta rica en calcio y vitamina D.
  • Realizar caminatas de 15 o 20 minutos, incluso realizar ejercicios no tan pesados.
  • No fumar, ni consumir demasiado alcohol.

Nombre comercial

Conocido para su venta con distintos nombres: Ácido ibandrónico calox de 150 mg en tabletas; Bonames de 150 mg en tabletas; Bondronat 50 mg de 14, 28, 56 y 84 tabletas; Bonviva de 150 mg de 1 comprimido; Bonviva de 3 mg/3 ml en solución inyectable; Denual 150 mg en comprimidos; Femorel de 150 mg en comprimidos; Ibandromet de 150 mg en tabletas; Ibone de 150 mg en cápsulas; Ibone de 150 mg en comprimidos; Osefor de 150 mg en cápsulas; y Simpla de 3 mg/3 ml en solución inyectable.

El ácido ibandrónico es recetado normalmente en forma de tabletas, pero de igual forma también es recetado como inyección, donde debe ser suministrada por un período de tiempo de 15 minutos a 2 horas. En el caso de ser recetado como inyección, la misma debe ser administrada por un médico o en su defecto una enfermera en una clínica o en un hospital.

acido ibandroico

En el caso de las tabletas, cada comprimido presenta el principio activo es el ácido ibandrónico, es decir, que cada tableta contiene 150 mg de ácido ibandrónico, además de tener otros componentes como los que se mencionan a continuación:

En el núcleo del comprimido se encuentra lactosa monohidratada, povidona, celulosa microcristalina, crospovidona, ácido esteárico purificado y sílice coloidal anhidra.En la cubierta del comprimido se encuentra hipromelosa, dióxido de titanio, talco y macrogol 6000.

En el caso de la solución inyectable se encuentra un vial con 2 ml de concentración para perfusión, que contiene 2 mg de ácido ibandrónico (como 2,25 mg ácido ibandrónico, sal monosódica monohidratada). Los demás componentes son: cloruro sódico, ácido acético, acetato sódico, agua para inyección.

Es importante advertir que la composición de las distintas presentaciones puede variar de un país a otro, por lo que es recomendable que consulte la información proporcionada, de igual forma algunos tamaños de envases solamente pueden ser comercializados.

Indicaciones

Primeramente debe saber que siempre debe tomar este medicamento exactamente como su médico de confianza le haya prescrito. En este sentido, la dosis habitual de ácido ibandrónico en tabletas es una vez al mes por lo que le recomendamos lo siguiente:

  • Antes de iniciar el tratamiento, lea la información que se encuentra en la caja, impresa del fabricante y la información que se encuentra en el interior del paquete. Esto le ayudará y le proporcionará más información sobre el ácido ibandrónico.

También le proporcionará la lista de los efectos secundarios que podría experimentar al tomarlo.

  • Si está tomando las tabletas de 50 mg para problemas óseos en el caso del cáncer de mama, la dosis recomendable es una tableta de 50 mg cada mañana, aunque es probable que su médico le pida que tome con menos frecuencia el medicamento si presenta algún problema en la función de los riñones.

Si llega a olvidar tomarse la tableta, no la tome cuando se acuerde, simplemente tome la tableta al día siguiente como de costumbre. Es importante que no ingiera dos tabletas en el mismo día para compensar la dosis olvidada.

  • Si está consumiendo las tabletas de 150 mg para la osteoporosis la dosis habitual es de una vez al mes. Si cuando lo recuerde su próxima dosis debe administrarse dentro de los próximos siete días, entonces no debe tomar la tableta olvidada, simplemente tome la siguiente dosis cuando corresponda.

Dosis

Tome su tableta o comprimido mensual. Siga las instrucciones de forma cuidadosa ya que este medicamento está diseñado para ayudar a que el comprimido llegue al estómago rápidamente, para que no cause una posible irritación. Por subsiguiente tome estos consejos a cerca de como debe ser tomado este medicamento:

  • Si la tableta de ácido ibandrónico es de 150 mg debe tomarla una vez al mes.
  • Elija un día del mes que sea fácil de recordar. Puede elegir la misma fecha como el primero de cada mes o el el primer domingo de cada mes por ejemplo para tomar su tableta de ácido ibandrónico. Elige la fecha que mejor se adapte a tu rutina.
  • Tome su tableta de ácido ibandrónico al menos 6 horas después de haber comido o bebido algo, excepto agua.
  • Se recomienda tomar su tableta de ácido ibandrónico a primera hora de la mañana, y antes de comer o beber algo, es decir, con el estómago vacío.
  • Ingiera la tableta con un vaso lleno de agua o al menos 180 ml del vital líquido. No ingiera el comprimido con una alta concentración de calcio, jugo de frutas o cualquier otra bebida. Si existe una preocupación con respecto a los niveles potencialmente altos de calcio en el agua, se recomienda utilizar agua embotellada con un bajo contenido de minerales.
  • Trague la tableta entera, no la mastique, triture o deje que se disuelva en su boca.
  • Durante la siguiente hora, y después de haber tomado su tableta no se acueste; Si no se mantiene de pie o sentado, parte del medicamento podría volver a infiltrarse en su esófago. No coma nada más, no beba nada a excepción de agua si lo necesita y no tome ningún otro medicamento.
  • Después de esperar una hora, puede tener su primera comida y bebida del día. Una vez que haya comido, está bien acostarse si lo desea y tomar cualquier otro medicamento que necesite. (ver artículo: Teriparatida).

Es importante continuar tomando ácido ibandrónico todos los meses, siempre que su médico se lo indique. Después de haber iniciado el tratamiento dentro de 5 años de usar ácido ibandrónico, consulte con su médico si debe continuar tomando ácido ibandrónico.

Si ha tomado más ácido ibandrónico del que debiera, es decir, más de una tableta por error, tome un vaso lleno de leche y hable con su médico inmediatamente. No se haga vomitar y no se acueste, esto podría hacer que el ácido ibandrónico irrite su esófago.

Si olvida tomar el comprimido de ácido ibandrónico en la mañana del día elegido, no tome una tableta más tarde en el día. En lugar de eso, consulte su calendario y averigüe cuándo su próxima dosis programada.

Si olvidó tomar su tableta en el día que eligió y su próxima dosis programada está a solo 1 día de los 7 días, nunca tome dos tabletas de ácido ibandrónico en la misma semana. Debe esperar hasta la siguiente dosis programada y tomarla normalmente. luego, continúe tomando una tableta una vez al mes en los días programados que haya marcado en su calendario. (Ver artículo: Sumatriptan).

Pero si olvidó tomar su tableta en el día que eligió y faltan más de 7 días para su próxima dosis programada, debe tomar una tableta a la mañana siguiente después del día que recuerda; luego, continúe tomando una tableta una vez al mes en los días programados que haya marcado en su calendario.

Pacientes de la tercera edad, es decir, mayores de 65 años no se requiere ajustar la dosis. En el caso de los jóvenes menores de 18 años el uso de ácido ibandrónico no es recomendable ya que no ha sido estudiado en esta población.

Es importante que tome cada tableta de ácido ibandrónico de la manera correcta, ya que de lo contrario pueden causar irritación y daños a medida que se ingieren, no mastique las tabletas de este ácido ibandrónico, ni las disuelva ya que generan potenciales malestares a nivel de la farínge.

Si está tomando las tabletas de Bonviva, no debe comer ni beber nada a menos que sea agua durante los 60 minutos posteriores. Esto se debe a que los alimentos impiden que la tableta funcione y hacen que su tratamiento sea mucho menos efectivo.

Contraindicaciones

No tome ácido ibandrónico:

  • Si es alérgico al ácido ibandrónico, o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento.
  • Si tiene ciertos problemas con su garganta / o esófago, como estrechamiento o dificultad para tragar.
  • Si no puede estar de pie o sentado en posición vertical durante al menos una hora (60 minutos) a la vez.
  • Si tiene, o ha tenido bajo nivel de calcio en la sangre. Por favor consulte a su médico.

Advertencias y precauciones

Algunas personas deben ser especialmente cuidadosas mientras toman ácido ibandrónico. Hable con su médico antes de tomar ácido ibandrónico:

  • Si tiene algún trastorno del metabolismo mineral (como la deficiencia de vitamina D).
  • Si sus riñones no funcionan con normalidad.
  • Si tiene problemas digestivos.
  • Si está bajo tratamiento dental o se someterá a una cirugía bucal, informe a su dentista que está en tratamiento con ácido ibandrónico.
  • Si tiene cáncer, informe también a su dentista.
  • Irritación, inflamación o ulceración de la garganta con síntomas de dolor severo en el tórax, dolor intenso después de tragar alimentos o bebidas.
  • Si presenta náuseas intensas o vómitos, ya que si no toma la dosis completa vaso de agua y / o si se acuesta dentro de una hora después de tomar ácido ibandrónico y sigue sintiendo estos síntomas, deje de ingerir ácido ibandrónico y comuníquese con su médico de inmediato ya que es el especialista que lo puede ayudar.
  • Si su médico le ha dicho que no puede tolerar o digerir algunos azúcares (por ejemplo, si tiene intolerancia a la galactosa, deficiencia de lactasa Lapp o tiene problemas con la absorción de glucosa-galactosa), hable con su médico antes de tomar este medicamento ya que el ácido ibandrónico contiene lactosa

Interacción con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tomar otros medicamentos especialmente:

  • En alimentos con alto contenido de calcio, hierro incluso aluminio o magnesio existe una alta influencia de ácido ibandrónico.
  • El ácido acetilsalicílico y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno, diclofenaco sódico y naproxeno llegan a causar irritación al estómago y el intestino ya que incluso los bifosfonatos como el ácido ibandrónico también pueden hacerlo, por lo tanto, tenga especial cuidado si toma analgésicos o antiinflamatorios mientras toma este medicamento.

Justo después de ingerir este medicamento, debe tener un tiempo de espera de 1 hora para que incluso tome otros  suplementos ya que le ácido ibandrónico provoca mala indigestión. Es importante que sepa que en relación al tratamiento resultaría ser menos efectivo. Pero puede beber agua pero no otras bebidas.

El uso de maquinaria pesada

Puede manejar y utilizar maquinaria pesada, ya que que el ácido ibandrónico no posee ni ha demostrado tener efecto y de ser así el efecto sería insignificante.

Embarazo y lactancia

El ácido ibandrónico es para uso exclusivo de mujeres posmenopáusicas y no debe ser tomado por mujeres que todavía puedan tener un bebé. Por lo que no es recomendable tomar ácido ibandrónico si está embarazada o en periodo de lactancia. De igual forma consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

Efectos secundarios

Hable de inmediato con una enfermera o un médico si nota alguno de los siguientes efectos secundarios graves: es posible que necesite tratamiento médico de urgencia:

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Dolor severo en el pecho, dolor intenso después de tragar comida o bebida, náusea severa o vómitos, dificultad para tragar. Es posible que tenga una inflamación severa de su garganta, o posiblemente presente llagas o constricción de la garganta.

Raras (pueden afectar hasta 1 de cada 1,000 personas):

  • Picazón, hinchazón de la cara, labios, lengua y garganta, con dificultad para respirar.
  • Dolor e inflamación persistente en los ojos.
  • Nuevo dolor, debilidad o malestar en el muslo, la cadera o la ingle. Es posible que tenga signos tempranos de una posible fractura inusual del hueso del muslo.

Muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10,000 personas):

  • Dolor o dolor en la boca o mandíbula. Es posible que tenga signos tempranos de problemas graves de la mandíbula, es decir, presente necrosis en el tejido del hueso de la mandíbula.
  • Reacción alérgica grave y potencialmente mortal.

Otros posibles efectos secundarios

Común (puede afectar hasta 1 de cada 10 personas):

  • Dolor de cabeza.
  • Acidez estomacal, malestar al tragar, dolor de estómago o de barriga (puede deberse a una inflamación del estómago), indigestión, náuseas, diarrea (intestinos sueltos).
  • Calambres musculares, rigidez de las articulaciones y extremidades.
  • Síntomas parecidos a la gripe, que incluyen fiebre, temblores y escalofríos, sensación de malestar, dolor en los huesos y dolor en los músculos y articulaciones. Es importante que hable con un médico si el malestar se vuelve molesto o dura más de un par de días.
  • Erupción.

Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):

  • Mareo.
  • Flatulencia (pedos, sensación de hinchazón).
  • Dolor de espalda.
  • Sentimiento de cansancio y agotamiento.
  • Ataques de asma.

Raras (pueden afectar hasta 1 de cada 1,000 personas):

  • Inflamación del duodeno (primera sección del intestino) que causa dolor de estómago.
  • Urticaria.

Es importante saber lo que debe hacer si presenta estos efectos:

  • En el caso de Indigestión, malestar, dolor de abdomen, evite las comidas grasosas o picantes.
  • Si presenta acidez estomacal, dolor en el pecho, dolor o dificultad al tragar. Estos son signos de que las pastillas le irritan la garganta. Hable con su médico de inmediato y no tome más tabletas mientras tanto.
  • En el caso de dolores musculares y articulares, sentimientos de “gripe”. Esto es normal al comenzar el tratamiento, por lo que no se preocupe ya que pasará pronto. Pero si continúan más allá de los primeros días, informe a su médico.
  • Si presenta dolor de cabeza beba mucha agua y pídale a su farmacéutico que le recomiende un analgésico adecuado. Si el dolor de cabeza continúa, hable con su médico.
  • Si tiene erupción cutánea, sensación de debilidad, hable con su médico de forma inmediata.
  • Si tiene dolor en los muslos, la cadera o la ingle. Esto podría ser signo de una fractura de hueso. Por lo que se recomienda hablar con su médico inmediatamente.
  • Un diente flojo, dolor en la mandíbula con hinchazón o adormecimiento, una llaga en la boca que no sana, podrían ser signos de un problema llamado osteonecrosis de la mandíbula. Llame a su médico o en su defecto odontólogo de confianza ya que son ellos quienes se encuentran capacitados para orientarlo.
  • Presenta dolor de oído, secreción, o infección del mismo, podría ser derivado de un problema llamado osteonecrosis del oído. Por lo tanto llame a su médico y expóngale su inquietud.
  • Si experimenta cualquier otro síntoma que crea que pueda deberse al tratamiento, hable con su médico o farmacéutico para obtener más consejos. (Ver artículo: Ácido ascórbico).

Conservación del ácido ibandrónico

Mantenga este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños. Debe tener en cuenta que este medicamento no requiere condiciones especiales de conservación. Es importante recordar que no debe utilizarse después de la fecha de caducidad que figura en el envase o empaque ya que la fecha de vencimiento se refiere al último día de ese mes que debió ser tomado.

No tire los medicamentos a través de aguas residuales o residuos domésticos. Pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los medicamentos que ya no usa. Estas medidas que le proporcionen le ayudarán a proteger el medio ambiente.

Información sobre el envase de ácido ibandrónico

Los comprimidos de ácido ibandrónico de 150 mg son comprimidos recubiertos con biconvexos oblongos, de color blanco. El Tamaño del envase varía, ya que no todos los tamaños del envase pueden ser comercializados pero este medicamento contiene de 1, 3 o 6 comprimidos recubiertos.

Aspectos que se deben tener en cuenta

No debe iniciar o retomar por propia iniciativa el tratamiento con ácido ibandrónico sin antes consultar con su médico, ni recomendarlo a otra persona, aunque parezca tener los mismos síntomas que usted, ya que cada diagnóstico es distinto. Tampoco es recomendable que interrumpa o reduzca la dosis sin antes considerar la opinión de su médico.

Si mientras toma este medicamento se encuentra enfermo debe consultar a su médico de confianza. En el caso de haber tomado, demasiadas tabletas es recomendable beber una buena cantidad de leche líquida y por consiguiente hablar con médico. No intente vómitar, ni dormir ya que esto podría generar lesionarse en el esófago.

Si por alguna razón no llega a tomar la dosis correspondiente debe saber  que no debe tomar más tabletas para remediarlo por lo que es por lo general que se indica tomar la dosis al día siguiente.

En el embarazo y en etapa de lactancia la mujer que consume estas tabletas no es recomendado ya que solo se prescribe para mujeres postmenopáusicas de 65 años. No existe información suficiente acerca del uso del ácido ibandrónico por las mujeres embarazadas, por lo que  hay estudios en animales que han revelado cierta toxicidad en este medicamento.

No se conocen con exactitud los riesgos por lo que médicos, farmacéuticos y otros profesionales de la salud no recomiendan su uso durante la etapa del embarazo; de igual forma se desconoce si este ácido lo termina  excretando el cuerpo por lo que en estudios científicos se ha podido demostrar la presencia mínima de ácido ibandrónico en la leche materna; por esta razón no se recomienda su uso, además de no saber que otros efectos adversos resulten o si sean irreversibles.

En la fertilidad de la mujer es poco conocido el efecto, pero en estudios con animales realizados por vía oral, el ácido ibandrónico redujo la fertilidad a dosis diarias que sean demasiado elevadas.

Otro aspecto a tomar en cuenta  a momento de conducir se debe tomar como base el perfil farmacocinético junto con las reacciones adversas notificadas, se espera que el ácido ibandrónico no tenga efecto o que sea ésta muy baja e influya  muy poco sobre esta acción.

Existen reacciones adversas en base al resumen del perfil de seguridad una de ellas es la reacción anafiláctica o shock, fracturas atípicas del fémur, osteonecrosis mandibular, irritación gastrointestinal, inflamación ocular, pero entre las reacciones adversas más frecuentemente notificadas son los síntomas pseudogripales; ya que estos síntomas están típicamente asociados a la primera dosis, ya que normalmente dura muy poco, además de ser poco intenso y que por lo general continúan con el tratamiento. (Ver artículo: Ácido láctico).

Información importante durante el tratamiento

  • Recuerde mantener sus citas regulares con su médico para que su progreso pueda ser monitoreado.
  • Deberá realizarse análisis de sangre periódicos durante este tratamiento.
  • La buena higiene dental es importante durante el tratamiento con este medicamento; esto significa que debe lavarse los dientes con regularidad y asistir a los controles dentales de rutina. Si usa dentaduras postizas, asegúrese de que le queden bien. También debe asegurarse de que su dentista sepa que está tomando ácido ibandrónico, ya que es posible que no se le recomienden algunos tratamientos dentales mientras recibe este tratamiento.
  • Si compra algún medicamento, verifique con un farmacéutico si son adecuados para que los tome. Esto se debe a que algunos suplementos minerales, preparaciones de hierro y remedios para la indigestión reducen la cantidad de ácido ibandrónico que su cuerpo absorbe. Esto podría hacer que su tratamiento sea menos efectivo.
  • Tener una dieta bien balanceada y hacer ejercicio regularmente puede ayudar a que sus huesos se mantengan fuertes. Recuerde seguir cualquier consejo dietético o de ejercicio que su médico le dé.
  • Las sustancias químicas del tabaco pueden ingresar al torrente sanguíneo y afectar sus huesos, empeorando la pérdida ósea. Si usted fuma, debe hacer todo lo posible para dejar de hacerlo. Pídale consejo a su médico o farmacéutico para dejar de hacerlo.