Aprende todo sobre el medicamento llamado Tenofovir y más

El Virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una afección que puede traer graves consecuencias (algunas de por vida), si no se utiliza el tratamiento adecuado en el momento adecuado. Los medicamentos que han sido desarrollados para este fin son numerosos y muy variados, y uno de ellos es el tenofovir.

tenofovir

En este artículo se tratarán puntos importantes acerca de este medicamento, los cuales servirán de apoyo y referencias para tratamiento en pacientes infectados con VIH. Sin embargo, es importante destacar que todo el contenido que se explicará a continuación es de carácter netamente informativo, por lo que la ingesta del fármaco debe ser consultada con un médico especialista

¿Qué es?

El tenofovir pertenece a la familia de los fármacos antivirales que se usan para tratar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y algunos casos de la hepatitis aguda, también conocida como hepatitis B. Su diseño está desarrollado para bloquear la transcriptasa inversa, el cual es un tipo de cadena proteica que participa como agente principal en la propagación de virus.

En este sentido, los componentes del tenofovir buscan limitar e interrumpir el desarrollo de las enzimas anteriormente mencionadas, las cuales crean cadenas parecidas a las del ADN para optimizar, de manera acelerada, el crecimiento del VIH y del VHB. (Ver artículo: simeprevir)

Además, es ampliamente conocido bajo el titulo de nucleótido análogo de la transcriptasa reversa y fue diseñado después de meses de investigaciones por dos especialistas en el área de los antirretrovirales, los cuales son Antonín Holý del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica de Praga, y Erik DeClercq del Instituto Rega de Investigación Médica en Bélgica.

A su vez, fueron aprobadas las primeras pruebas de este antirretroviral en los últimos días del mes de octubre del 2011, aproximadamente, como tratamiento contra el VIH. Por su parte, para su participación en el tratamiento de la hepatitis B crónica, fue aceptado el 11 de agosto de 2008.

La organización médica encargada de incluir este antirretroviral en la lista de los más confiables, fue la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (o Food and Drug Administration: FDA por sus siglas en inglés).

¿Para qué sirve?

Ahora bien, para ahondar un poco en los usos que se le da a este medicamento, es importante saber que el tenofovir se usa en el tratamiento del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en adultos y niños de 2 años en adelante, siendo uno de los pocos antirretrovirales capaces de ingresar al organismo de los infantes sin tener mayores consecuencias.

Asimismo, el uso del tenofovir también está indicado en el combate del virus que causa la hepatitis B a largo plazo, especialmente en aquellas personas que han desarrollado resistencia a otros medicamentos en la fase inicial de la afección. En este caso, el consumo está permitido en los niños mayores de 12 años y en los adultos.

Aunque los componentes del tenofovir no son capaces de curar ninguna de las dos afecciones anteriormente mencionadas, sus efectos sí pueden disminuir de manera notable la cantidad de virus presente en la sangre, lo que es un gran avance reducir, de igual manera, los daños de las infecciones en el organismo de la persona afectada.

En este sentido, es necesario que los pacientes sepan de qué tratan los virus mencionados, para de esta manera poder identificarlos cuando aparezcan.

Virus de la hepatitis B (VHB)

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define a la hepatitis B como una enfermedad viral que afecta seriamente al hígado y puede desencadenar un cuadro agudo (que puede desaparecer al poco tiempo sin necesidad de mayores medicamentos), como también una enfermedad crónica que puede durar mucho más tiempo y dejar daños irreparables en el órgano mencionado.

En este sentido, existen cifras importantes respecto a esta afección, las cuales han sido dadas a conocer por la OMS. Esta organización estima que hay, al menos, 257 millones de personas afectadas por la hepatitis B, cuya infección puede considerarse crónica por el tiempo que tiene presente.

Asimismo, aproximadamente 887 mil personas murieron en el año 2015 a causa de las consecuencias de esta enfermedad, entre las que destacan la cirrosis y el carcinoma hepatocelular.

Distribución de la enfermedad

Siguiendo con los datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud, las zonas que en el mundo tienen mayor incidencia de hepatitis B son el Pacífico Occidental y África, en las que el 6,2% y el 6,1% de la población, respectivamente, se encuentran infectados por este virus.

Sumado a estas cifras, la OMS plantea que el Mediterráneo Oriental, de Asia Sudoriental y de Europa, al menos un  3,3%, un 2,0% y un 1,6% de la población, respectivamente, tienen incidencia del virus de la hepatitis B. Por su parte, América es el continente que tiene menos casos de hepatitis B, a pesar de que la mayor parte de sus países son tercermundistas. (Ver artículo: daclatasvir)

Causas

Las causas de este virus son muy variadas y, a diferencia de la hepatitis C, existen muchos casos donde la transmisión se ha dado por vía parental (de la madre al  niño). A continuación, se explicarán algunas de las causas más comunes de esta infección.

  • Contacto con sangre infectada: Uno de los principales factores que puede provocar la transmisión del VHB es el contacto con sangre infectada con el virus, el cual puede darse a través de jeringas utilizadas por más de una persona, así como también por exposición con drogas u otras sustancias insalubres.
  • Contacto con otros fluidos corporales: A diferencia de la hepatitis C, es posible que el VHB se propague por el contacto con cualquier otro tipo de fluidos corporales y no solo por la sangre, por lo que la exposición con semen, sangre menstrual, fluidos vaginales y saliva pueden ser causantes de la infección.

Es importante destacar que el virus es capaz de entrar al organismo mediante heridas abiertas o las mucosas, por lo que es elemental mantener los niveles máximos de salubridad en cualquier elemento que vaya a tener contacto con las zonas mencionadas.

Asimismo, el tiempo aproximado de incubación de la hepatitis B es de 75 días, pero puede durar de 30 a 100 días y sigue siendo un periodo normal.

A continuación, este vídeo mostrará de manera más explicada las causas de la enfermedad y también sus síntomas:

https://www.youtube.com/watch?v=tfOvZgUkq1Q&ab_channel=SoyMedico

Síntomas

La OMS plantea que la mayor parte de los afectados no experimentan síntomas visibles del virus, lo que aumenta el riesgo de que se convierta en una enfermedad crónica sin que el paciente lo note.

Aun así, existen casos de infectados que sí desarrollan una sintomatología manifiesta, la cual se caracteriza por la aparición de un cuadro agudo conformado por cambios de color en la piel y los ojos (que pueden tornarse amarillentos), orina de color y olor fuerte y fatiga extrema.

Además, también es probable que el paciente sufra episodios de náuseas, vómitos y dolores abdominales causados por el deterior del hígado. En el peor de los casos, la hepatitis B puede sufrir un avance sustancial y se puede transformar en una enfermedad crónica como cirrosis e, incluso, cáncer de pulmón, las cuales pueden conllevar a fatalidades como la muerte.

Tratamiento

Desde el año 1982 existe una vacuna que busca prevenir la infección del virus de la hepatitis B, cuyo margen de eficacia es de un 95 por ciento. Sin embargo, por distintas razones existen personas que no pueden aplicarla y que contraen, en la adultez o la niñez, el VHB. Para estos pacientes existen muchos antirretrovirales, entre los cuales destaca el que se está desarrollando en este artículo: el tenofovir.

Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Por su parte, también es importante informar acerca de otro que puede ser combatido por el tenofovir, el cual es el VIH. A continuación se explicarán algunos de los aspectos más relevantes de esta enfermedad infecciosa.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es un virus que actúa seriamente al sistema inmunológico del paciente, lo que conlleva a que todas las defensas del organismo se vean afectadas y, por ende, éste se vea debilitado de tal manera que no podría proteger al cuerpo humano ni de una simple gripe.

A su vez, el VIH es el principal causante de la aparición de la enfermedad del Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA), la cual permite que todas las infecciones puedan ingresar al cuerpo sin mayores contratiempos puesto que no existe una barrera que defienda al organismo.

Es importante aclarar esto, pues no todas las personas que tienen VIH necesariamente padecen de SIDA, ya que este último debe ser adquirido por otra persona que tenga la enfermedad base.

Causas

Al igual que el virus de la hepatitis B, el VIH se transmite mediante diversos líquidos corporales, siendo el semen, los fluidos vaginales, la leche materna y la sangre infectada los principales. A continuación se explicarán algunas de las vías más comunes por donde se propaga el VIH.

  • Vía sanguínea: La sangre es uno de los conductos que más fácil lleva el VIH, el cual llega a ella a través de heridas punzo penetrantes producidas por agujas o jeringas contaminadas o insalubres.

Esto ocurre, la mayor parte de las veces, cuando se comparten inyectadoras en laboratorios clínicos, cuando se expone a sustancias como drogas inyectables y, en menor grado, a través de transfusiones de sangre sin los niveles de salubridad necesarios.

  • Vía sexual: Esta es, quizá, la causa más común de transmisión del VIH alrededor del mundo. El contacto sexual (bien sea por relaciones íntimas orales, anales o vaginales), con personas que han que están infectadas sin protección puede generar que el virus pase a la persona sana, pues en el momento de la penetración (por la boca o las zonas genitales), los fluidos corporales, como el semen y el líquido vaginal, ingresan al cuerpo.

Es común que esto suceda cuando la persona sana tiene heridas abiertas grandes o microscópicas, pues a partir de ahí el virus aprovecha de colarse sin que sea visible por las defensas del organismo. Es sumamente importante, de esta manera, que se use protección con condón cuando se mantienen relaciones sexuales con personas desconocidas o infectadas.

  • Vía perinatal: También conocida como transmisión vertical, ésta ocurre cuando la madre le traspasa al hijo el VIH al momento del nacimiento, en la mayor parte de las veces.

Aun así, existe la posibilidad de que esto suceda durante el embarazo y la lactancia, pues los microorganismos que componen al virus tienen mayor probabilidad de pasar al bebé mediante el contacto con la sangre y, en el caso de que ya haya nacido, mediante la excreción del virus a través de la leche materna.

Según cifras de la OMS, una mujer que no reciba el tratamiento médico necesario durante el embarazo, tiene al menos un 30 por ciento de probabilidades de dar a luz a un niño con VIH, por lo que esta es la causa principal de la incidencia del virus en infantes.

El siguiente vídeo explica un poco más las causas o formas  de transmisión del VIH, por lo que verlo será de gran ayuda para profundizar esta información:

Síntomas

Este virus posee un factor particular que es, quizá, una de las causas de que se propague de manera rápida. El VIH es asintomático, es decir, no tiene síntomas visibles ni físicos que indiquen la presencia de la enfermedad en el organismo de la persona afectada, por lo que la única manera de saberlo es a través de pruebas de sangre especiales en cualquier tipo de laboratorio.

Uno de los más comunes es el test de sangre, el cual se basa en la extracción de la misma y en la detección de anticuerpos pertenecientes al VIH. Es importante destacar que este examen puede realizarse en cualquier laboratorio y no requiere de algún informe médico o prescripción especial, pues existe mucho tabú en relación a esta afección.

Tratamiento

Aunque se han realizado en los últimos meses múltiples pruebas para determinar la cura del VIH, por ahora no existe ningún medicamento que pueda prescribirse medicamento para luchar el virus.

Sin embargo, existen ciertos tratamientos a base de antirretrovirales que pueden disminuir de manera importante los niveles del virus en la sangre, así como también cortar las cadenas de ADN que son partícipes en la reproducción y propagación del VIH. Entre estos medicamentos se encuentra el que se está desarrollando en este artículo: el tenofovir.

Nombre comercial

Ahora sí, para detallar los aspectos importantes del mencionado antiviral, es importante destacar que tenofovir es el título genérico del medicamento, pero que se puede encontrar bajo otros nombres comerciales que pueden variar según la empresa farmacéutica que los fabrique y el país donde se comercialice.

En este sentido, el nombre comercial más común del tenofovir es el Viread ®, y su presentación generalmente es de comprimidos recubiertos con películas de 250 mg, cuyos envases traen 30 tabletas mencionadas.

Dosis

Las dosis del tenofovir van a depender del médico tratante, quien deberá evaluar la situación clínica de cada paciente y la tolerancia del organismo a los componentes del mencionado antiviral. Aun así, a continuación se presentará una lista de cantidades que pueden servir de guía para prescribir un tratamiento a base del tenofovir.

Para la infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana

  • Adultos: Un comprimido de 300 mg una vez al día acompañado de alimentos y bebidas ligeras.
  • Adolescentes de 12 a 18 años: 245 mg una vez al día si el paciente pesa más de 35 kilogramos.
  • Niños mayores de 2 años y menores de 12 años: 8 mg por cada kilogramo en una toma única al día.

Para la infección del Virus de la Hepatitis B crónica

  • Adultos: De la misma manera, los adultos deberán consumir una dosis única al día de 300 mg.
  • Adolescentes mayores de 12 años y menores de 18 años: Dosis de 300 mg al día si pesan igual o más de 35 kilogramos.
  • Niños mayores de 2 años y menores de 12 años: No existen datos exactos disponibles en pacientes pediátricos; sin embargo, se puede hacer una guía de acuerdo a las cantidades consumidas para el VIH.

Todas estas cantidades forman parte de guías médicas, pero será el médico especialista el encargado de determinar cuáles son las cantidades más convenientes para el paciente. (Ver artículo: elvitegravir)

Interacciones farmacológicas del tenofovir

Es posible que al momento de ser prescrito el tenofovir, el paciente tenga otras afecciones con otros tratamientos bases, por lo que es de gran importancia que tanto la persona afectada como el médico encargado del caso, sepan cuáles son las interacciones del mencionado antiviral con otros medicamentos, pues así ambos sabrán si su consumo en paralelo es sano o, por el contrario, puede representar riesgos para la salud. (Ver artículo: heparina)

  • Atazanavir: Este fármaco está desarrollado para ser utilizado junto a otros antirretrovirales para el tratamiento del VIH.

Por esta razón, es posible que deba ser administrado junto al tenofovir; sin embargo, estudios médicos han demostrado que no debería ser de esta manera, pues la ingesta concomitante puede ocasionar un descenso en los componentes del atazanavir y un aumento de los ingredientes y, por ende, de los efectos del tenofovir.

  • Didanosina: La didanosina fue el segundo fármaco aprobado para ser utilizado en el tratamiento del VIH. Este medicamento según los expertos no debe usarse junto al tenofovir, debido a que éste puede aumentar las concentraciones plasmáticas de la didanosina, lo cual puede suponer un riesgo para la salud.

Entre las consecuencias de usar estos medicamentos en paralelo se encuentra la aparición de afecciones tóxicas como pancreatitis y neuropatías.

  • Fármacos nefrotóxicos: Los fármacos nefrotóxicos pueden ocasionar, de la misma manera, consecuencias negativas en el organismo del paciente infectado tanto por el VIH como por el VHB.

Debido a esto, se recomienda tener especial precaución cuando se administren fármacos de esta familia, entre los cuales destacan la anfotericina B, aminoglucósidos, vancomicina, antiinflamatorios no esteroideos, aciclovir, ganciclovir, foscarnet y las tetraciclinas en general.

  • Lopinavir/ritonavir: El lopinavir y el ritonavir son fármacos que se usan en conjunto para la prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana, pero al momento de ser administrado junto al tenofovir es sumamente importante que se vigilen los niveles de toxicidad en el cuerpo, así como también se debe detectar la posible presencia de alteraciones en los niveles plasmáticos del paciente.

Los medicamentos mencionados, solo son algunos de la larga lista que pueden coincidir en la administración del tenofovir pero por otras causas. El paciente deberá indicar al médico tratante si está consumiendo otros fármacos al momento de prescribirse el mencionado antiviral, pues de esta manera el médico determinará si debe hacer un ajuste de dosis o debe suspender la ingesta de alguno de ellos.

Precauciones para el consumo del tenofovir

Es sumamente importante tener ciertas consideraciones presentes antes y durante la ingesta del tratamiento a base del tenofovir, pues de esta manera se evitarán posibles consecuencias a futuro. A continuación se mostrará una serie de factores que deben tomarse en cuenta.

  • Disfunción renal: Debido a que los componentes del tenofovir surten sus efectos en el tracto renal, haciendo que se eliminen ciertas células, es posible que esto pueda empeorar o disminuir el funcionamiento de la actividad de los riñones.

Por esta razón, las personas que sufran de insuficiencia renal deberán consultar a su médico antes de ingerir este antiviral, de lo contrario estarían en riesgo de un fallo renal agudo, y también la posibilidad de la aparición del síndrome de Fanconi.

  • Efectos en la estructura ósea: Se han registrado diversos casos donde los componentes del tenofovir tienen una incidencia negativa en la densidad mineral ósea, teniendo un descenso considerable en los niveles de la misma.

Estos casos afectan, principalmente, los infantes más pequeños, en comparación con los adolescentes y los adultos. Aunque este no es un indicio común, es necesario que se monitoreen estos valores durante el tiempo que dure el tratamiento con el mencionado antiviral.

  • Aumento en el tamaño del hígado: De la misma manera, se han registrado casos de hepatomegalia severa, lo cual es una afección que afecta al hígado directamente respecto a su tamaño, el cual crece de manera considerablemente anormal.

Asimismo, esta patología puede venir acompañada de una esteatosis hepática, y juntas son capaces crear daños considerables al mencionado órgano.

  • Exacerbación de los síntomas: Otras de las cosas que se deben tomar en cuenta antes de consumir el tenofovir, es que se han registrado situaciones donde se producen exacerbaciones de la hepatitis B, lo que trae como consecuencia el agravamiento de los síntomas y, por consiguiente, molestias mayores para el paciente afectado.

Todas estas prevenciones son respecto a las posibles consecuencias que puede ocasionar el consumo del tenofovir en ciertos tipos de pacientes. Sin embargo, existen otras precauciones generales que deben ser consideradas, de igual manera, antes, durante y después del consumo del producto.

  • Es importante que la persona afectada con algunos de los virus ya mencionados le informe a su médico si es alérgica al tenofovir en su totalidad o a algunos de sus componentes.

Para saber esta información, el paciente deberá pedir la lista de ingredientes químicos presentes en el mencionado antiviral para, posteriormente, asegurarse que ninguno está en la lista de alergias de la persona en cuestión.

  • De igual manera, el médico debe estar al tanto de todas las infecciones que ha tenido el paciente y de cuáles fueron los medicamentos recetados para tratarlas, lo cual proporcionará más seguridad al momento de prescribir el tenofovir.

En este apartado cabe resaltar que los problemas óseos y las enfermedades relacionadas al riñón y al hígado deben ser mencionadas de manera especial pues, como se explicó en los puntos anteriores, es posible que este antiviral tenga ciertas incidencias negativas en estas partes del cuerpo.

  • Por otra parte, absolutamente todos los medicamentos que el paciente esté consumiendo deben ser informados al médico especialista. En ellos deben ser incluidos, incluso, los fármacos que no tengan récipes médicos, que sean a base de hierbas u otros ingredientes naturales, bebidas nutricionales, suplementos alimenticios y cualquier otro tipo de vitaminas, pues es posible que el médico tratante tenga que evaluar las interacciones de ellos con el tenofovir.

  • También es posible que, debido al fortalecimiento del sistema inmune por los efectos del antiviral, que surjan otras enfermedades oportunistas, las cuales deben ser detectadas y tratadas de manera inmediata para evitar que se vea afectado el tratamiento con el tenofovir.
  • Los componentes del tenofovir tienen alto grado de químicos concentrados, los cuales pueden producir mareos; por esta razón, no es recomendable que la persona que lo consuma lo haga cuando tenga que manejar carros particulares ni mucho menos maquinarias pesadas, pues esto podría provocar accidentes automovilísticos indeseados.
  • El medicamento debe mantenerse guardado en su recipiente original, a una temperatura ambiente y fuera del alcance de los niños. Esta última acotación es importante, pues la mayoría de los recipientes de este tipo de medicamentos no vienen a prueba de niños, lo que puede ocasionar una ingesta no deseada y consecuencias negativas para el organismo del infante.
  • En cuanto al uso de anticonceptivos orales, la paciente deberá informar a su médico tratante sobre cuál pastilla está ingiriendo, de manera que se tomen precauciones y el tenofovir no afecte los efectos de la misma dentro del organismo.

Estas son algunas de las recomendaciones a las que se les debe prestar atención antes de consumir este potente antiviral. Si el paciente tiene otras dudas que aquí no han sido reflejadas, deberá consultar con el médico tratante.

(Visited 165 times, 1 visits today)