Sulpirida: Toda la información sobre este medicamento

La Sulpirida es un medicamento antipsicótico denominado neuroléptico, por tener una acción sedante en el sistema nervioso central y es empleado como tratamiento en pacientes que sufren de depresión o neurosis. Entérate de todo sobre este fármaco aquí, evitando en todo momento la automedicación.

Sulpirida

¿Qué es la Sulpirida?

La Sulpirida se considera químicamente como un antipsicótico utilizado de manera común en muchos países en desarrollo; algo que en la actualidad se sigue haciendo, lo que le convierte en un fármaco típico generalmente recetado a los pacientes que sufren de trastornos nerviosos.

Su componente activo es la sulpirida y el medicamento cuenta además con lactosa monohidrato, junto con otros excipientes; identificado como un polvo cristalino blanco, que es casi insoluble en agua pero ligeramente soluble en alcohol o en diclometano, compuesto de la familia de los hidrocarburos.

El mecanismo de acción de la sulpirida está basado en ser antagonista de los receptores de la dopamina identificados como D2 y D3. Entendiéndose por dopamina, al neurotransmisor que se encuentra presente en algunas áreas del cerebro, pero que además es muy importante para el control de la función motora de los seres humanos.

La dopamina es considerada una feniletilamina, que tiene la función de ser el neurotransmisor del sistema nervioso central; mediante la activación de los receptores celulares de esta hormona, donde aquellas identificadas como D2 y D3, están estrechamente relacionadas con un efecto inhibidor, mientras que la D1 tiene un efecto activador.

La sulpirida se emplea en la mayoría de los casos, por contar con una estructura similar a la amisulprida, aplicada en trastornos mentales graves, como es el caso de la esquizofrenia; pero además por ser un tipo de medicamento que tiene menos efectos secundarios, en comparación con otros antipsicóticos conocidos.

¿Para qué sirve?

La sulpirida, por ser un medicamento antipsicótico o neuroléptico que puede estar contenido en marcas comerciales como Dogmatil, es empleada para el tratamiento de una serie de enfermedades mentales, entre las cuales se destacan las psicosis, depresiones o esquizofrenia.

Basándose en su acción de antagonista específico de los receptores dopaminérgicos, dentro del organismo del paciente; se enfoca específicamente sobre los D2 y D3, para que sea efectiva la acción inhibidora del medicamento.

Estudios y observaciones clínicas realizadas con pacientes han permitido determinar que cuando el organismo humano manifiesta niveles de dopamina que son considerados patológicamente altos, se suelen mostrar conductas asociadas con enfermedades a nivel mental; por lo cual la medicación antipsicótica está dirigida específicamente al bloqueo de los efectos de la dopamina, en el organismo de estos pacientes.

Sulpirida

Con base en lo antes expuesto, la Sulpirida es empleada como tratamiento en el control de los trastornos y alteraciones mentales, indicados en los siguientes casos:

  • Neurosis, ocasionadas por la vivencia de alucinaciones y delirios, que producen la alteración del paciente a nivel emocional y nervioso, sin que exista un daño físico aparente para este síntoma.
  • Depresión, considerada como un trastorno mental, donde el paciente presenta una serie de síntomas de tristeza, baja autoestima, falta de interés, decaimiento e incapacidad para realizar adecuadamente sus funciones psíquicas.
  • Demencia Senil, el paciente sufre un deterioro progresivo de sus funciones cognitivas, a causa de su avanzada edad.
  • Trastornos Psicosomáticos, cuando la persona manifiesta alteraciones mentales, que no tienen ningún motivo o enfermedad que los justifique.
  • Vértigos, una afección que está asociada con un daño a nivel del oído interno y en consecuencia ocasiona en la persona la sensación de que los objetos a su alrededor se mueven. A pesar de no ser considerado un trastorno mental, sus síntomas pueden mejorar con el uso de la sulpirida.
  • Esquizofrenia, una enfermedad caracterizada por alteraciones de comportamiento y personalidad de los pacientes, quienes pierden el contacto con la realidad y son invadidos por pensamientos erráticos o alucinaciones.
  • Manías, son patologías manifestadas por los pacientes mediante las cuales mantienen una euforia exagerada, se rigen por ideas fijas, obsesivas y se mantienen bajo un estado constante de agitación y delirio.

Sulpirida

Advertencias y precauciones de su uso 

En general todos los medicamentos cuentan con una serie de advertencias y precauciones, debido a que se trata de un componente químico que está indicado con la finalidad de controlar su trastorno nervioso; pero que por otro lado, puede provocar alteraciones graves en su organismo, cuando no se es empleado adecuadamente.

El médico tratante debe conocer la condición física del paciente antes de indicarle el uso de la sulpirida, especialmente si se trata de una persona alérgica a este tipo de medicamento.

De igual manera se debe considerar cualquier otro tratamiento que se esté consumiendo, en vista de que su utilización de manera simultánea puede ocasionar que cualquiera de estos fármacos aumente su potencia, o anule su efecto dentro del organismo del paciente. Incluso cuando se trata de vitaminas o compuestos naturales como es el caso de la hierba de San Juan, que suele ser empleada en forma de infusiones, para el control de la depresión.

La sulpirida es un medicamento de efecto sedante, el cual no debe ser combinado con el consumo de alcohol, ni tampoco es recomendable realizar actividades de conducción bajo su efecto, especialmente asociadas al manejo de maquinarias pesadas, ya que estaría propenso a sufrir cualquier accidente, se recomienda precaución.

Sulpirida

Contraindicaciones de la Sulpirida

La sulpirida no debe ser administrada en pacientes que sean alérgicos a su componente activo al igual que a la lactosa, la cual forma parte de su química, debido a que su ingesta les puede ocasionar una condición clínica bastante grave; por tanto se aconseja al paciente que si padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte previamente con su médico antes de seguir tratamiento con este producto.

Otra de las contraindicaciones se refiere a evitar el consumo simultáneo de la sulpirida con alimentos o bebidas que contengan alcohol, debido a que este elemento potencia el efecto sedante del medicamento.

Tampoco es recomendable tomar zumo de pomelo, en forma simultánea con la sulpirida, ya que podría afectar los resultados esperados tras la ingesta del fármaco.

Embarazo y lactancia 

La Sulpirida no está recomendada durante el embarazo; por lo cual es necesario que sea el médico tratante quien determine la seguridad de su uso en función del beneficio para la madre, frente al riesgo posible para su bebé.

Esta advertencia se realiza en virtud de los estudios realizados en madres de recién nacidos que emplearon Sulpirida durante los tres últimos meses de embarazo, los cuales han servido para determinar que sus bebés al nacer presentaron los siguientes síntomas:

  • Rigidez muscular y temblores recurrentes.
  • Debilidad, somnolencia y agitación.
  • Dificultades para aceptar la alimentación.
  • Problemas respiratorios.

Ante cualquiera de estos síntomas, es importante que el neonato sea adecuadamente evaluado por un pediatra y de manera oportuna.

Efectos Secundarios

La sulpirida es un medicamento antipsicótico con efecto sedante, que cuenta con un mecanismo de acción mediante el cual se regulan los niveles de dopamina dentro del organismo; lo que por otro lado puede ocasionar descompensaciones en los pacientes, que pueden ser manifestadas mediante algunos síntomas, considerados como efectos secundarios.

En la mayoría de los casos la sulpirida es bien tolerada, pero en casos de ocasionar trastornos físicos en los pacientes, generalmente estos son identificados mediante los siguientes síntomas:

  • Trastornos a nivel del corazón, donde se puede presentar una mayor duración del intervalo QT, el que generalmente se visualiza durante los ecocardiogramas. En este caso la persona puede experimentar arritmias, taquicardia y otros trastornos que le podrían ocasionar un paro cardíaco.
  • Descontrol en los niveles de la hormona prolactina, encargada de la secreción de la leche en las glándulas mamarias.
  • Alteraciones a nivel del hígado, debido al incremento de las enzimas hepáticas.
  • Problemas en el sistema nervioso, debido a los efectos de sedación, somnolencia o cualquier otra enfermedad presente en el paciente, cuyos síntomas puedan ser acelerados tras la ingesta de la sulpirida, en pacientes que por ejemplo sufren de Parkinson.
  • De igual manera, en el caso de pacientes que padezcan enfermedades caracterizadas por movimientos involuntarios, al igual que contracciones musculares, el consumo de la sulpirida puede agravar estos síntomas.
  • Es posible observar en pacientes que han seguido medicación con sulpirida durante más de tres meses, una serie de movimientos identificados como discinesia, que se caracteriza por movimientos involuntarios de la lengua o la cara.
  • Otro de los efectos secundarios podría ser la presencia de convulsiones.
  • La sulpirida puede ocasionar trastornos en el aparato reproductor y en las mamas, debido al aumento en los niveles de la prolactina presentes en el organismo de las mujeres, lo que además puede llevar a presentar una ausencia de la menstruación, dolor en el pecho y disfunción orgásmica.
  • Se pueden experimentar trastornos en la piel o en tejido subcutáneo, generalmente ocasionados por el rechazo del organismo del paciente, a la dosis recibida de sulpirida.
  • Como último elemento, pero igualmente importante, está el riesgo de presentar trastornos vasculares que tienen que ver con el proceso de coagulación de la sangre a nivel de las venas; lo que puede ocasionar un embolismo pulmonar, que puede ser mortal.

Cuando el paciente experimente algunos de estos efectos secundarios que han sido mencionados o cualquier otro que considere fuera de la normal; es importante que se dirija a una consulta con su médico tratante, para que pueda evaluar adecuadamente su condición física en función de la influencia de la sulpirida en el organismo.

Se sugiere a todos los pacientes, como medida preventiva, que antes de comenzar a consumir este fármaco lean detenidamente el prospecto adjunto, para que puedan conocer toda la información necesaria y advertencias sobre su uso.

Si este artículo ha sido de utilidad, se recomienda la lectura de los siguientes temas:

(Visited 318 times, 2 visits today)