Sulfasalazina: Para qué sirve, nombre comercial, farmacocinética y más

La sulfasalazina es un fármaco utilizado para casos agudos y el mantenimiento de colitis ulcerosa, además de la patología de crohn activa; pertenece al tipo de medicinas llamadas sulfonamidas. Si quiere averiguar más sobre este fármaco continúe leyendo. Recuerde que este es un artículo estrictamente informativo, por lo que no debe tomar este fármaco basándose en las indicaciones que aquí se mencionan, siempre debe consultar antes con su médico de confianza, no se automedique.

sulfasalazina

¿Qué es y para qué sirve?

La sulfasalazina es una medicina que pertenece al tipo de fármacos llamados sulfonamidas, los cuales son quimioterapéuticos antibacterianos. Sin embargo, esta medicina no se utiliza como un agente antibacteriano, sino como una medicina de tipo antiinflamatoria. Algunos medicamentos que podrían interesarle también: escopolamina.

La sulfasalazina se usa para tratar la diarrea, el sangrado intestinal, la inflamación intestinal, y el dolor abdominal en sujetos que padecen de colitis ulcerosa o de la enfermedad de Crohn. Además, se puede usar para atacar algunos tipos de artritis reumatoide los cuales no tienen una buena respuesta a la toma de otros fármacos que también sirven para tratar la afección. Otras afecciones para las cuales se usa esta medicina son: alopecia, artritis reumatoide juvenil, colitis linfocítica, artritis psoriásica y uveítis.

Nombre comercial

La sulfasalazina se vende bajo distintos nombres comerciales que dependen de los fabricantes y el país donde se venden. El nombre más conocido es la salazopirina. Entre otros nombres conocidos tenemos: Apo-Sulfasalazina, fabricado por Apotex en Canadá. Asasurfan, fabricado por Shiseido Pharmaceutical en Japón. Azulfidina fabricado por Laboratorio Pfizer de Chile en Chile; por Pfizer en Argentina; por Pfizer en Perú; por Pfizer en Venezuela; por Pfizer U.S. en Estados Unidos; por  Pharmacia en Alemania. Azulfidine EN-tabs, fabricado por Pfizer U.S. en Estados Unidos.

sulfasalazina

Azulfidine RA, fabricado por Pfizer en Alemania; por Pharmacia en Alemania. Azulfidine-EN, fabricado por Pfizer Japón en Japón. Azulfin, fabricado por Apsen en Brasil. Bomecon, fabricado por Fu Seng en Taiwán. Chang Jian Ning, fabricado por Qiangji Pharmaceutical Factory en China. Colo-Pleon, fabricado por Henning Berlin en Alemania; por Sanofi-Aventis en Alemania. Colopirina, fabricado por Kahira en Egipto. Colosalazina EC, fabricado por Acdima en Egipto. Disalazin, fabricado por AC Farma en Perú. Eurozina-RE, fabricado por Eurolab en Chile.

Falazine, fabricado por Indunidas en Ecuador. Flogostop, fabricado por Ivax en Argentina. Iwata, fabricado por Cadila en India. Lazafin, fabricado por Novell Pharmaceutical en Indonesia. Pleon RA, fabricado por Sanofi en Alemania. PMS-Sulfasalazina, fabricado por Pharmascience en Canadá; por Pharmascience en Singapur. PMS-Sulfasalazina EC, fabricado por Pharmascience en Canadá. Reumazin, fabricado por Aristopharma en Bangladesh. Saaz, fabricado por IPCA en India. Saaz-DS, fabricado por IPCA en India. Safildine-ES, fabricado por Shiono Kemikaru en Japón.

Salasopirina, fabricado por Pharmacia Upjohn en Omán. Salazar, fabricado por Cadila HC en India. Salazidin, fabricado por AC Helcor en Rumania. Salazine, fabricado por Opsonin en Bangladesh; por Sriprasit Pharma en Tailandia; por Taiwán Biotech en Taiwán. Salazopirina, fabricado por Jaba en Portugal. Salazoprin, fabricado por Cazi en Brasil.

Salazopirin, fabricado por Kemwell AB en Israel; por Pfizer en Austria; por Pfizer en Australia; por Pfizer en Canadá; por Pfizer en Suiza; por Pfizer en China; por Pfizer en Dinamarca; por Pfizer en Finlandia; por Pfizer en Reino Unido; por Pfizer en Irlanda; por Pfizer en Islandia; por Pfizer en Letonia; por Pfizer en Malta; por Pfizer en Nueva Zelanda; por Pfizer en Polonia; por Pfizer en Suecia; por Pfizer en Sudáfrica; por Pfizer Japón en Japón; por Pfizer Luxemburgo en Bosnia y Herzegowina; por Pfizer en Lituania.

Salazopirina EN, fabricado por Kemwell AB en Israel; por Pfizer en Australia; por Pfizer en República Checa; por Pfizer en Irlanda; por Pfizer en Islandia; por Pfizer en Malasia; por Pfizer en Nueva Zelanda; por Pfizer en Suecia; por Pfizer en Singapur; por Pfizer en Taiwán; por Phrmcia en Egipto; por Kemwell en Serbia; por Pfizer en Canadá; por Pfizer en Suiza; por Pfizer en Estonia; por Pfizer en Finlandia; por Pfizer en Hong Kong; por Pfizer en Croacia (Hrvatska); por Pfizer en Hungría; por Pfizer en Noruega; por Pfizer en Tailandia.

Salazopirina Pfizer, fabricado por Pfizer en España. Salazopirina, fabricado por Pfizer en Bélgica; por Pfizer en Francia; por Pfizer en Países Bajos; por Pfizer en Túnez; por Pharmacia en Líbano. Salazopirina E.C., fabricado por Pfizer en Países Bajos. Salazopirin-EN, fabricado por Pfizer en Turquía; por Pfizer Italia en Italia. Salazosulfapiridina (uso veterinario), fabricado por Kombivet en Países Bajos. Salazosulfapiridina JG, fabricado por Daiko Seiyaku en Japón. Salazosulfapiridina Nichi-iko, fabricado por Nichi-Iko Pharmaceutical en Japón. Salazosulfapiridina Taiyo, fabricado por Teva Seiyaku en Japón. (Ver Artículo: atropina)

Salivon, fabricado por Pharos en Indonesia. Salopirina, fabricado por Adelco en Grecia. Sarazopirin, fabricado por Ilsung en Corea del Sur. Saridina-E, fabricado por Atlantic Lab en Hong Kong; por Atlantic Lab en Tailandia. Slama, fabricado por  Nichi-Iko Pharmaceutical en  Japón. Soaresin, fabricado por Teva Seiyaku en Japón. Sulcolon, fabricado por Bernofarm en Indonesia. Sulfacol, fabricado por Drug International en Bangladesh. Sulfasalazina EN, fabricado por Krka en Bulgaria; por Krka en Rumania. Sulfasalazina EN Krka, fabricado por Krka en Polonia.

Sulfasalazina HEXAL, fabricado por Hexal en Alemania. Sulfasalazina K, fabricado por Krka en República Checa. Sulfasalazina K-EN, fabricado por Krka en República Checa. Sulfasalazina Krka, Krka en Georgia; por Krka en Lituania; por Krka en Letonia; por Krka en Polonia. Sulfasalazin medac, fabricado por Medac en Dinamarca; por Medac en Suecia; por medac en Alemania. Sulfasalazina Bussié, fabricado por Bussié en Colombia. Sulfasalazina Winthrop, fabricado por Genfar en Colombia. Sulfasalazina Actavis, fabricado por Actavis en Estados Unidos.

Sulfasalazina Apotex, fabricado por Apotex en Países Bajos. Sulfasalazina CF, fabricado por Centrafarm en Países Bajos. Sulfasalazina Greenstone, fabricado por Greenstone en Estados Unidos. Sulfasalazina Mylan, fabricado por Mylan en Países Bajos. Sulfasalazina P & D, fabricado por P & D en Malta. Sulfasalazina PCH, fabricado por Pharmachemie en Países Bajos. Sulfasalazina Rosemont, fabricado por Rosemont Pharmaceuticals en Reino Unido. Sulfasalazina Sandoz, fabricado por Sandoz en Países Bajos. Sulfasalazina-En, fabricado por Krka en Eslovaquia.

Sulfasalazina-ES Krka, fabricado por Krka en Georgia. Sulfasalazin-Heyl, fabricado por Heyl en Alemania;  por Heyl en Malta. SulfasalazinKrka EN, fabricado por Krka en Bosnia y Herzegowina; por Krka en Croacia (Hrvatska). Sulfasalazino EP, fabricado por Endokrininiai preparatai en Lituania. Sulfazina, fabricado por Qualitest en Estados Unidos. Sulfazine EC, fabricado por Qualitest en Estados Unidos. Sulfitis, fabricado por Fahrenheit en Indonesia. Weiliufen, fabricado por Sunve en  China. Zopirina, fabricado por Hanlim en Corea del Sur; por Hanlim Pharm en Hong Kong.

Farmacocinética

En cuanto a la absorción, se sabe que la biodisponibilidad de la sulfasalazina es de más o menos un 10 o 15 en una dosis, la cual se integra como medicina intacta en el intestino delgado. También, una parte de la dosis oral de sulfasalazina llega intacta al colon y es cuando el enlace azoico es dividido por la flora intestinal para que posteriormente se pueda formar sulfapiridina y ácido 5-aminosalicílico (llamada mesalamina). La sulfapiridina se integra de manera rápida en el colon, ya que solo se absorbe una parte muy pequeña del ácido 5-aminosalicílico que se encuentra en el colon.

Luego de la toma una dosis unitaria por vía oral de sulfasalazina en adultos sanos, las concentraciones séricas máximas de este fármaco se generan entre las 1.5 y 6 horas, por su lado, las concentraciones séricas máximas de sulfapiridina se generan entre las 6 y 24 horas. Sin embargo, cuando se utilizan tabletas de liberación prolongada, las concentraciones séricas máximas del fármaco se generan entre las 3 y 12 horas, mientras que las mayores concentraciones de sulfapiridina se generan entre las 12 y 24 horas.

En cuanto a las concentraciones plasmáticas, se sabe que la concentración sérica regular de sulfapiridina total (es decir, sulfapiridina y sus metabolitos) suele ser superior en sujetos que presentan fenotipos de acetilador lentos que en aquellos con fenotipos de acetiladores rápidos. En cuanto al grado, se han hecho pruebas en animales, las cuales revelan que las concentraciones considerablemente altas de sulfasalazina se encuentran en el hígado, el líquido seroso y la pared intestinal. Cabe destacar que la sulfapiridina igual se esparce en la mayoría de los tejidos del cuerpo.

También se sabe que la sulfasalazina, la sulfapiridina, sus metabolitos que no han cambiado, el ácido 5-aminosalicílico y su metabolito acetilado correspondiente pueden traspasar la placenta. Solo porciones reducidas de sulfasalazina sin alterar se esparcen en la leche, aunque las  concentraciones de sulfapiridina conocidas en la leche son más o menos el 30 o 60% de las concentraciones séricas comunes.

En cuanto a la unión a proteínas plasmáticas, se sabe que la sulfasalazina está más del 99.3% ligada a la albúmina, mientras que la sulfapiridina está ligada un 70% a la albúmina, y la acetil sulfapiridina (el cual es el principal metabolito de la sulfapiridina) se une más o menos un 90% a las proteínas plasmáticas. En cuanto a la eliminación en relación al metabolismo, este fármaco se fragmenta debido a la flora intestinal que está en el colon para generar sulfapiridina y ácido 5-aminosalicílico.

Luego de la absorción, la sulfapiridina se somete a un proceso de acetilación N 4 hepática e hidroxilación del anillo, seguida de una conjugación con ácido glucurónico. Entonces se absorbe una pequeña porción de ácido 5-aminosalicílico y se somete a acetilación de N 4 y la parte principal se elimina en las heces. La tasa de metabolismo de la sulfapiridina y la acetil sulfapiridina dependen del fenotipo acetilador del sujeto.

Luego, en la ruta de eliminación, la cantidad mayor de una dosis de sulfasalazina se elimina a través de la orina. La sulfasalazina no alterada corresponde hasta a un 15%, la sulfapiridina y sus metabolitos corresponden más o menos al 60%, y el ácido 5-aminosalicílico y sus metabolitos corresponden al 20 o 33% de una dosis. Aunque como bien vimos, la excreción fecal total de sulfasalazina y sus metabolitos están relacionados con el tiempo de tránsito gastrointestinal y de la actividad de las bacterias intestinales, la eliminación fecal puede corresponder más o menos al  5% de una dosis diaria (mayormente como metabolitos de sulfapiridina).

En cuanto a la vida media sérica de este fármaco es de aproximadamente 5.7 horas luego de una dosis unitaria y de 7.6 horas luego de varias dosis. La vida media de la sulfapiridina corresponde a 8.4 horas luego de una dosis unitaria de sulfasalazina y de 10.4 horas luego de varias dosis de sulfasalazina. Por último, se sabe que en sujetos geriátricos que presentan artritis reumatoide, la vida media de la sulfasalazina y sus metabolitos puede incrementar en relación a las cifras anteriores.

Mecanismo de acción

La sulfasalazina es una medicina que transforma las bacterias de la flora bacteriana intestinal en sulfapiridina y también en ácido 5-aminosalicílico (5-ASA). Es por esto que la sulfasalazina se utiliza para tratar afecciones inflamatorias debido a su liberación del derivado salicílico. El 5-ASA genera su efecto antiinflamatorio bloqueando la enzima ciclooxigenasa (o también llamada COX), y más en específico, COX-1 y COX-2. En realidad, estas enzimas están relacionadas con la síntesis de prostaglandinas, los cuales son los mediadores químicos del efecto inflamatorio. En consecuencia, la información se detiene al bloquear su síntesis. (Ver Artículo: lansoprazol)

Indicaciones

La utilización de la sulfasalazina se indica para tratar las siguientes afecciones: como tratamiento adicional para atacar la colitis ulcerosa de nivel grave, para la prevención de recaídas de colitis ulcerosa, tratar la colitis ulcerosa de nivel leve y moderado, para tratar la enfermedad de Crohn, y para tratar la artritis reumatoide.

Efectos secundarios

Como cualquier fármaco, la sulfasalazina puede generar algunos efectos adicionales a los deseados y pueden no ser muy agradables para el paciente. Este fármaco podría generar distintos tipos de efectos secundarios, sin embargo no todos los pacientes los padecen. Esto es producto de las distintas sensibilidades que cada paciente presenta hacia el fármaco. Es por esto que se dice que los efectos secundarios se manifiestan de manera e intensidad distinta en todos los sujetos. Entre los principales efectos adversos tenemos:

La mielosupresión (afección que reduce la cantidad de médula ósea en el cuerpo): al ser tratado con sulfasalazina podría inducirse la afección de mielosupresión, lo cual a su vez podría conllevar a: leucopenia, es decir, la reducción de la cantidad de glóbulos blancos en la sangre, por lo que la persona se vuelve más susceptible a contraer infecciones; plateletenia, es decir, la reducción de la cantidad de plaquetas en la sangre, lo cual puede aumentar el riesgo de hemorragia y / o hemorragia no normales.

Agranulocitosis, es decir, la reducción de la cantidad de granulocitos en la sangre; anemia hemolítica; anemia megaloblástica; anemia aplástica; hipoprotrombinemia, la cual es una afección sanguínea que se caracteriza por la falta de protrombina generando complicaciones para la coagulación; metahemoglobinemia.

En cuanto a las reacciones alérgicas, esta medicina puede producir la llamada enfermedad del suero, angioedema y anafilaxia en sujetos susceptibles. En cuanto a infecciones, puede inducir la generación de infecciones las cuales a su vez podrían llevar a generar meningitis aséptica o colitis pseudomembranosa. En cuanto a patologías del sistema nervioso, la utilización de este fármaco podría generar: dolores de cabeza, encefalopatía, migraña, mareos, cambios del sentido del gusto, neuropatía periférica, cambios del olfato, lesiones temporales de la columna vertebral, ataxia, convulsiones y mielitis transversa.

En cuanto a los trastornos psiquiátricos, el tratamiento con sulfasalazina puede generar insomnio, alucinaciones y depresión.  En cuanto a patologías cardíacas, la utilización de esta medicina puede producir pericarditis y miocarditis alérgica. En cuanto a patologías gastrointestinales, se podrían generar los siguientes efectos: colitis ulcerosa grave, náuseas, vómitos, paperas, dolor abdominal, diarrea, pancreatitis, estomatitis y ardor de estómago.

En cuanto a afecciones de los pulmones y el tracto respiratorio, el uso de esta medicina podría producir: dolor orofaríngeo, infiltración eosinofílica, enfermedad pulmonar intersticial, tos, disnea, y fibrosis pulmonar. La sulfasalazina también puede generar infertilidad en los hombres, al igual que oligospermia. Normalmente, este efecto es temporal y la fertilidad vuelve luego de algunos meses después de que se finaliza el tratamiento.

En cuanto a las patologías de la piel y tejido subcutáneo, el uso de esta medicina puede producir: erupción debido a la interacción con medicinas con eosinofilia y síntomas sistémicos como el síndrome DRESS, dermatitis exfoliativa, picazón, urticaria, alopecia, porpora, síndrome de Stevens Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, erupción y reacciones de fotosensibilización. En cuanto a trastornos hepatobiliares, este fármaco puede inducir ictericia, hepatitis colestásica, insuficiencia hepática, hepatitis fulminante y colestasis.

En cuanto a patologías de los rines y rutas urinarias, el tratamiento con este fármaco puede producir: síndrome nefrótico, nefritis intersticial, proteinuria, nefrolitiasis, cristaluria y presencia de sangre en la orina. Por último, otros efectos adversos que la sulfasalazina podría generar son: pseudo-mononucleosis, lupus eritematoso sistémico, fiebre, edema facial, tinnitus, palidez, artralgia, cambios en la piel y el color de la orina, reducción de la absorción de ácido fólico, síndrome de Sjögren o de las mucosas secas y periartritis nodular.

Interacciones

Como cualquier medicina, la sulfasalazina puede producir ciertas interacciones que modifiquen el funcionamiento original de éste y que podrían generar efectos secundarios. La sulfasalazina podría interferir con los fármacos que se usan en el tratamiento del bocio, en conjunto con algunos tipos de diuréticos y también con hipoglucemiantes orales. El uso combinado de la sulfasalazina y la tiopurina o atropina podría incrementar la posibilidad de riesgo de mielosupresión.

El uso combinado de sulfasalazina y metotrexato para atacar la artritis reumatoide igualmente podría incrementar la posibilidad de riesgo de generación de efectos adversos gastrointestinales. De igual manera, siempre será bueno que le comunique a su médico sobre cualquier medicina o producto que esté tomando actualmente o que haya tomado hace poco tiempo, incluidos los fármacos de venta libre y prospectos medicinales.

Contraindicaciones

Entre las contraindicaciones y algunas precauciones que debe tener en cuenta si se encuentra bajo tratamiento con sulfasalazina son, primeramente, que mientras se encuentre bajo tratamiento debe tomar abundante agua, ya que este fármaco podría generar que su piel se vuelva más sensible de lo normal, al igual que sería bueno tomar precauciones en cuanto a los rayos solares. Igualmente, previo a la iniciación de su tratamiento, es bueno que le informe a su médico sobre lo siguiente:

De las alergias que presente a medicinas o  sustancias activas. De los fármacos, productos herbales y suplementos que tome actualmente, en especial la digoxina, el ácido fólico y vitaminas. Si sufre o ha sufrido en el pasado de asma, porfiria, afecciones de la sangre, bloqueos intestinales o del tracto urinario o enfermedad renal o hepática. De la posibilidad de que esté embarazada o si está en período de lactancia.

El uso de la sulfasalazina está contraindicado en los siguientes casos: sujetos con hipersensibilidad conocida a sulfasalazina o cualquiera de sus excipientes, en sujetos con hipersensibilidad conocida a otras sulfonamidas o salicilatos, en sujetos con insuficiencia renal grave y que también padezcan de hiperazotemia, sujetos con enfermedad hepática grave, en sujetos con porfiria, en infantes menores de 12 años de edad, en mujeres que se encuentren en el último período de embarazo y en mujeres en período de la lactancia.

Embarazo y lactancia

Como sabemos que la sulfasalazina bloquea la absorción y la acción del ácido fólico, se podría generar deficiencia de ácido fólico en mujeres embarazadas. Además, según informes, han habido madres que tomaron sulfasalazina durante su gestación y por lo tanto los recién nacidos han  desarrollado defectos del tubo neural, sin embargo se desconoce si la presencia de la sulfasalazina influyó en dichos defectos. De todas maneras, este fármaco no debe considerarse como una opción durante el embarazo, al menos que su médico lo indique.

Además, la sulfasalazina si pasa a la leche humana lo cual puede generar efectos adversos en los bebés a los cuales se amamantan, es por esto que las mujeres que se encuentren en período de lactancia tampoco deben tomar esta medicina

Dosis

Una de las presentaciones de la sulfasalazina para tomar vía oral son las tabletas gastrorresistentes, en las cuales se basarán las siguientes dosis recomendadas. Recuerde que estas dosis son generalizadas en cuanto a lo que toma una persona en promedio, lo cual no significa que esta sea la mejor dosis para usted. Consulte con su médico, ya que es él quien determinará dosis de sulfasalazina que usted requiere y por cuánto tiempo debe tomarlo, todo en base a su afección y otros determinantes.

Para tratar la colitis ulcerosa y la enfermedad de crohn, la dosis general en adultos es de 1 a 2 g 4 veces al día. La dosis general para infantes es de  40 a 60 mg por cada kg de peso corporal por día, la cual se dividirá en 3 o 6 dosis separadas. Para tratar la artritis reumatoide debe seguir estrictamente las indicaciones de su médico.

Sulfasalazina y alcohol

Según estudios, no existe ninguna interacción aparente entre la sulfasalazina y el alcohol. Igualmente, lo más recomendable es que consuma alcohol con moderación y no se exceda ya que los efectos por sí solos de este no son muy agradables.

Sulfasalazina mesalazina

La combinación de estos dos fármacos es muy común como tratamiento conjunto para las afecciones que cada uno de estos ataca. Como ya conocemos bastante sobre la sulfasalazina, veamos de qué trata la mesalazina.

La mesalazina es un fármaco de tipo antiinflamatorio no esteroideo que ejerce su acción en el sistema digestivo, específicamente en el tracto gastrointestinal. Este se utiliza para tratar los síndromes gastrointestinales agudos tales como la enfermedad de Crohn y la colitis, o bien para tratar enfermedades intestinales inflamatorias crónicas, tales como úlceras y rectocolitis. Esta medicina forma parte de los salicilatos, es decir que contienen ácido salicílico, un producto que contiene efectos analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios.

La mesalazina también se utiliza para aliviar los efectos adversos como el dolor y la acidez en el estómago, además disminuye la fiebre y ataca los espasmos musculares. Es un fármaco eficiente en las afecciones de salud más comunes también, tales como resfríos, dolores de garganta y gripe. Cuando esta se utiliza para tratar síndromes gastrointestinales, la mesalazina funciona tanto como en las fases activas de la afección como a manera de terapia de prevención de recaída en cuanto a  úlceras.

De la misma manera que todos los fármacos de tipo antiinflamatorio, la mesalazina también puede generar efectos adversos. Los efectos más frecuentes, comunes e indeseados de la toma durante un largo período de tiempo son: el meteorismo, la flatulencia excesiva, los calambres estomacales y la diarrea. Existen otro tipo de complicaciones que igualmente son posibles pero no tan frecuentes, tales como la exacerbación de la colitis y reacciones de hipersensibilidad en la piel, como la generación de la dermatitis, las erupciones en la piel, la urticaria, la nefropatía intersticial y el lupus eritematoso.

Algunos estudios e informes demuestran que en casos muy escasos, este fármaco ha generado la pérdida de cabello en los pacientes al igual que la pancreatitis aguda. Además, no es recomendable tomar la mesalazina en ningún tipo de presentación si la paciente se encuentra en etapa de embarazo o lactancia, al igual que no debe dársela a infantes sin la consulta previa con un pediatra. Por último, la mesalazina está contraindicada en sujetos que padecen afecciones de tipo hemorrágicas en el intestino tales como úlceras gástricas, duodenales y diátesis hemorrágica, es decir, excesivo sangrado en el intestino.

Supositorios y tabletas de sulfasalazina

Los supositorios y las tabletas son las principales presentaciones de este fármaco, ambas se utilizan con el mismo fin y tienen los mismos efectos, contraindicaciones, efectos adversos, entre otros. La tableta es generalmente un comprimido de la sustancia activa en conjunto con sus excipientes que se toma vía oral y es la presentación más utilizada en todo el mundo. los supositorios son unos comprimidos más blandos que deben ser puestos en la vía rectal para que puedan ejercer su acción y liberación del producto. (Ver Artículo: floroglucinol)

(Visited 1.785 times, 1 visits today)