Spinología, método que mejora desajustes vertebrales

La spinología es vista como una técnica en la medicina alternativa pero también como una ciencia que trabaja sobre la columna vertebral con el objetivo de contribuir a que el cuerpo recupere su bienestar de forma natural. En el artículo de hoy realizaremos una exposición de todo lo referente sobre este método medicinal.

spinología

¿Qué es la spinología?

Cuando una vértebra de la columna se encuentra desalineada (lo que se conoce como hernia discal) la misma puede producir algún malestar o dolor alrededor de esa zona, no obstante, en algunas circunstancias no se reporta molestia alguna, a este tipo de des alineamiento se le conoce como “obstrucciones espinales”.

Dichas obstrucciones se pueden generar por diversos motivos, inclusive realizando alguna labor o actividad en el día a día. El trabajo del spinólogo es procurar que esta vértebra vuelva a su estado natural dentro de la columna y ya no genere malestar en el cuerpo.

En este sentido, la spinología se entiende como la ciencia o la técnica que se encarga de que la columna vertebral vuelva a su estado natural. De esta forma, los músculos y los nervios espinales, permiten nuevamente que la movilidad y la estabilidad en la persona.

Es muy común que las vértebras que se encuentran en la base del cráneo (conocidas como la primera y la segunda) se doblen ligeramente, lo que trae como consecuencia que los músculos del cuello se tensen. Según los expertos en el tema, este evento ocurre como un mecanismo de defensa para evitar que el cuello se mueva más de lo debido.

En líneas generales, el cuerpo humano tiene la capacidad de recuperarse con el tiempo de forma natural, sin embargo, en ocasiones necesaria una ayuda. La spinología lo que intenta es ayudar al mismo cuerpo a recuperar dicha movilidad y estabilidad por sí solo, sin recurrir a técnicas como la inmovilización del paciente o a través de medicamentos.

La razón por la cual no se recurre en esta técnica a la inmovilización es por la misma suele hacer que las mismas articulaciones del cuerpo se atrofien a la larga, por lo que en realidad no presenta una mejora.

Historia

La spinología tuvo sus inicios en los años 80 en la ciudad de Filadelfia, Estados Unidos, y fue desarrollada por el Dr. Reginald Gold D.C., Ph.C.

El mismo fue uno de los médicos expertos en quiropráctica más reconocidos del país para aquella época. En este sentido, creó una nueva profesión en la cuales e basaba que la alineación correcta de la espalda siempre era beneficiosa para una persona.

spinologia

A partir de este argumento, expuso que la spinología no solo era recomendada para aquellos individuos que padecían algún tipo de trastorno o lesión en la columna vertebral, sino para todo aquel que quisiera un ajuste.

Por otro lado, la escuela de Filadelfia se eliminaron todas las materias en el ámbito medicinal que se enfocaran en los basamentos de esta técnica, puesto que se alegaba que era preciso que existiera una carrera en la cual la spinología se enseñara de manera amplia.

En un mismo sentido, un año después la enseñanza de esta práctica llegó a España esto se debe a que algunos de los habitantes de este país volvían a él ya habiendo terminado sus estudios en la Universidad de Estados Unidos.

Para el año 1984, quedó visado por el Ministerio del Interior, departamento de asociaciones, la Asociación Filosofía Española de Spinología con su sede en Valencia.

spinología

Al año siguiente, se abren las puertas de la primera escuela de Spinología en España y Europa. En la actualidad, luego de haber pasado 29 años, hay expertos en esta área en algunos lugares del mundo como en España, Irlanda, Australia, México, Argentina y Perú.

La Escuela Europea de Spinología  hoy en día es el único centro capacitado para la formación de spinologista. Según el decreto de Cataluña en España del 31 de enero de 2007, la spinología es la carrera más regulada del país.

Beneficios de la spinología

La spinología trae consigo una serie d beneficios que le propician a la persona tratada una gran sensación de bienestar. Entre los efectos positivos que tiene este método podemos hacer mención de los siguientes puntos:

  • Contribuye a la recuperación del alineamiento de la columna vertebral junto con el sistema nervioso del cuerpo.
  • Ayuda a la apertura de las contracturas.
  • Elimina los dolores vertebrales tanto del cuello como en la espalda.
  • Se ha encontrado muy beneficiosa en el tratamiento de hernias y protrusiones de disco.
  • Ayuda a restablecer la movilidad articular de columna.
  • Contribuye a mejorar el riego sanguíneo en todas las articulaciones.
  • Se ha empleado como un medio eficaz contra la ciática.
  • Recupera la función de los órganos y glándulas.
  • Incrementa la calidad de vida.

¿Para quienes se recomienda?

Este método no presenta algún tipo de limitación de a quiénes está dirigido, puesto que todas las personas pueden llegar a sufrir de algún tipo de lesión o desalineamiento de las vértebras en la columna.

No obstante, la spinología resulta un método de tratamiento eficaz para personas que padecen de hernias discales o que tengan alguna lesión en la columna por accidentes o lesiones deportivas.

Asimismo, los individuos que se encuentran en un trabajo en el cual deben pasar mucho tiempo en frente a una computadora o sentados, la spinología puede llegar a ser maravillas en el mejoramiento de su postura.

¿En qué consiste este método?

A diferencia d otros tipos de terapias físicas como la quiropráctica y la osteopatía, en la spinología no se trabaja o manipula los huesos espinales, sino que se dedica a moldear las fibras musculares circundantes situadas en la espalda.

Los expertos en este tipo de medicina alternativa, no se dedican a diagnosticar a base de síntomas, sino que trabajan directamente en los músculos aplicando presión en las zonas relevantes. Se espera que con la ayuda de tratamientos de sesiones regulares, las obstrucciones en la parte vertebral sean corregidas y el equilibrio de la misma regrese de forma natural.

Contraindicaciones

A pesar que la aplicación de este método no presenta algún riesgo para la persona en cuanto al nivel de presión que se ejerce en el cuerpo. La spinología recomienda que hayan ciertas limitantes para poder garantizar el bienestar de los pacientes.

Además de la contraindicación de las prácticas manuales (como cualquier otro tipo de masaje) la spinología recomienda que no las personas con las siguientes afecciones no sean tratadas por medio de esta técnica: osteoporosis y artrosis avanzadas, espondilolistesis , espondilitis anquilopoyética, enfermedad de Paget, neoplasias de huesos y de articulaciones, tumores óseos, hernias de disco.

En una misma línea de ideas, la técnica tampoco debe ser aplicada en personas que hayan sufrido de forma reciente algún traumatismo, así como cualquier dolor o molestia que imposibilite ejercer la fuerza necesaria para los ajustes.

¿Cómo se trabaja la spinología?

Es importante que antes de iniciar plenamente con la sesión de spinología se le informe de manera detallada al paciente todo lo que consiste la técnica. Luego de esto, se recopila toda la información pertinente de la persona (datos personales, dolencias, enfermedades, historial clínico, entre otros).

De forma general, la base de esta practica es la capacidad del terapeuta en encontrar cuáles son las necesidades que el organismo del paciente requiere para poder trabajarlo de una manera óptima. Por ejemplo, en el caso de una persona con un desajuste vertebral, el organismo desencadena un mecanismo que intenta arreglar el problema mediante la musculatura paravertebral profunda, es decir, el reflejo miotático.

El Vertebraille es el método que emplea generalmente la spinología para encontrar y analizar los desajustes vertebrales. Este medio tiene sus bases en el término fisiológico del reflejo miotático. Cuando se presenta este tipo de desajustes, los músculos paravertebrales profundos comienzan a contraerse de forma repetitiva a causa del sistema nervioso central, con el objetivo de arreglar y poner la vértebra en su posición de dinámica natural.

Dentro de la spinología se emplea la palpación entre los músculos y se ejerce una presión suave para dar con el ajuste. Las manos son las únicas herramientas que el terapeuta utiliza para llevar a cabo esta labor. Adicional a esto, se requiere de un banco o camilla en la cual permita que el paciente se posicione cómodamente para realizar los ajustes vertebrales.

Esta es una técnica en donde no se puede emplear otros instrumentos para dar con el problema vertebral y mucho menos para conseguir el objetivo. Es por este motivo, el la utilización de la spinología se requiere un estudio profundo acerca de la anatomía del cuerpo, centrándose en la parte de la columna.

Técnicas de la spinología

Una vez habiendo explicado el cómo se trabajan las sesiones de este tipo de terapia, nos parece de suma importancia hacer una explicación detallada de los diferentes métodos o técnicas que aplica el terapeuta para llevar a cabo las mejoras.

En líneas generales, estos métodos son cuatro que se centran en las áreas más importantes de la columna vertebral: Cervicales, lumbares, dorsales y el sacro.

Técnica para el área cervical

La característica esencial de esta primera técnica es que busca la abertura del ángulo más óptimo para generar así el ajuste. Dicho ángulo lo genera el spinólogo en conjunto con el paciente, siempre respetando la dinámica de respuesta del cuerpo del mismo. El uso de esta permite dos cuestiones:

  1. Que la sesión sea suave, firme y lo menos dolorosa posible.
  2. Que no se apliquen algún tipo de rotación manual en el área cervical.

Técnica para el área dorsal

La propiedad principal de este método es la compresión acompasada, es decir, en el 90% de los casos en donde el desajuste se encuentra en esta zona de la espalda, la mejora consiste en la aplicación de la compresión.

El paciente debe encontrarse recostado en el banco de ajuste y el terapeuta debe aplicar la compresión en la zona pisiforme sobre el área de unión de los músculos transverso espinosos de las dorsales desalineadas, luego se le pide al paciente que respire profundamente.

Técnica para el área lumbar

Así como en el caso de las cervicales, en el tratamiento de la zona lumbar se debe procurar la abertura del ángulo ideal para el ajuste, igualmente, se aplica el factor de la compresión. El paciente se debe posicionar del mismo modo que en la anterior técnica para dar con este ángulo.

Luego de esto se pide que aspire profundamente, en ciertas circunstancias la acción de aspirar aire es suficiente para que se dé el ajuste de la parte lumbar.

Técnica para el sacro

En el caso de la parte sacra, solo hay dos formas de tratarla, por medio del impulso y por presión caudal mantenida. Para ambas situaciones el paciente debe posicionarse en decúbito prono, mientras que la palma de la mano del terapeuta se ubica en la cara posterior del sacro y:

  1. Se mantiene en la zona con una presión constante siguiendo la respiración del paciente.
  2. Se realiza un ligero impulso manual al final de la respiración del receptor.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Somazina y Amiodarona

(Visited 2 times, 1 visits today)