≡ Menu

Descubre todo sobre el medicamento llamado Rotigotina y más

El ser humano, en la actualidad padece de distintas condiciones patológicas que afectan su vida diaria, una de ellas es el Parkinson, con su aparición de esta enfermedad han aparecido también fármacos como la Rotigotina, te invitamos a descubrir todo sobre ella.rotigotina

AVISO: Este artículo es de carácter informativo recuerde siempre consulte a su médico antes de utilizar este u otro medicamento. Evite la automedicación.

Introducción

El sistema nervioso central, es un conjunto compuesto por el cerebro y la médula espinal, que controlan la mayor parte de las funciones corporales,  y su funcionamiento correcto, permite al organismo funcionar correctamente.

Sin embargo, cuando este sistema se ve afectado de alguna manera, el impacto sobre el organismo suele ser evidente y de gran importancia, así ocurre con patologías como el Parkinson, que afecta al sistema nervioso, deteriorando la calidad de vida de la persona que lo padece.

A pesar de ello, con la aparición de patologías como el Parkinson, también se han realizado investigaciones, que han dado origen a fármacos para tratarlas, uno de esos fármacos es la Rotigotina.

El Parkinson fue descubierto y estudiado por primera vez en los años setenta, donde se descubrió su causa y como afectaba al organismo, a partir de allí se comenzó a elaborar estudios para fabricar un fármaco eficiente para su tratamiento. En la actualidad ese fármaco eficaz es conocido como la Rotigotina.

¿Qué es la Rotigotina?

La Rotigotina es un fármaco empleado en el tratamiento del Parkinson, en etapa inicial, y que a nivel químico se comporta como un agonista no ergolínico de la dopamina D1, D2, D3 y D4. En la actualidad es considerado como un tratamiento de primera línea para la enfermedad de Parkinson, por su eficacia en el tratamiento de los signos y síntomas de la enfermedad. Sin embargo, este fármaco dejo de utilizarse en ciertos países desde el año 2008, pero en América latina y  en Europa se siguen utilizando.

rotigotina

Este fármaco hace su aparición a final del año 2003, año en el que se llevaron a cabo diversos estudios clínicos internacionales con seres humanos, específicamente se aplicó el fármaco en pacientes que se encontraban en la etapa inicial de la enfermedad de Parkinson, para evaluar sus resultados.

Durante el desarrollo de dicho estudio, un gran número de pacientes con la enfermedad de Parkinson recibieron tratamiento con el fármaco Rotigotina, a través de la aplicación de ensayos clínicos, donde se puso en evidencia la eficacia del fármaco y su potencial, pero también sus efectos secundarios, reacciones adversas y contraindicaciones.

Farmacodinamia

Su mecanismo de acción se basa en comportarse como un agonista no ergolínico de la dopamina D1, D2, D3 y D4, esto significa que actúa sobre los receptores D4, D3, D2 y D1 del caudado-putamen del cerebro, sin embargo su mayor afinidad es con los receptores D3, y además de los receptores dopaminérgicos, también interactúa con los receptores opiáceos, receptores de la serotonina y receptores alfa adrenérgicos. (Puede que también te interese saber sobre Ziprasidona).

Este fármaco posee una biodisponibilidad del 37% aproximadamente, entendiendo como biodisponibilidad al porcentaje del fármaco que llega intacto, después de su administración, al torrente sanguíneo para efectuar su acción, la acción para la que está diseñado, en este caso combatir los efectos del Parkinson. Sus niveles plasmáticos de concentración se suelen alcanzar a los 2 días de utilización del fármaco.

Farmacocinética

La Rotigotina se une en un 90% a las proteínas plasmáticas y su volumen de distribución en el organismo es de 84l/kg. Su vida media dura un período de tiempo entre 5 y 7 horas, se metaboliza a través de la N-Desalquilación, y posterior a eso se excreta en mayor porcentaje en la orina, y el restante en las heces. También es importante resaltar que gracias a su vía de administración no existen restricciones en cuanto a la ingesta de alimentos al mismo tiempo de la utilización del fármaco.

Indicación

La Rotigotina, es un fármaco que se suele indicar como terapia individual, o monoterapia, en pacientes que se encuentran en la fase inicial de la enfermedad de Parkinson y que ya hayan presentado signos y/o síntomas de la enfermedad. Sin embargo, esto no quiere decir que su uso se limite a la etapa inicial de la enfermedad de Parkinson, ya que este medicamento también proporciona algunos beneficios en etapas más avanzadas de la enfermedad.

Este fármaco también suele ser empleado en el tratamiento de una patología conocida como Síndrome de Piernas Inquietas.

¿Qué es la Enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson o mal de Parkinson, como también se le conoce, es una patología que lleva su nombre, gracias a su descubridor James Parkinson, un británico que proporcionó investigaciones en el año 1817, sobre esta enfermedad que en su momento denominó como parálisis agitante.

Se trata de una enfermedad que afecta al sistema nervioso central, cuando las células cerebrales no producen la suficiente cantidad de una sustancia química denominada Dopamina, la cual es un neurotransmisor que actúa como mediador en las funciones motoras del cuerpo, las sensaciones de placer y la memoria.

Esta patología, principalmente, ocasiona temblores que afectan el movimiento normal del cuerpo y su fuerza muscular, es común que aparezcan primero en un solo lado del cuerpo y que posteriormente se extienda al cuerpo completo de quien la padece.

Al inicio la persona suele presentar temblores leves en las manos, la mandíbula, la cara o incluso en un brazo o una pierna, cierto entumecimiento de un miembro o extremidad, incluso del tronco, perdida de habilidades manuales, enlentecimiento de los movimientos básicos del cuerpo y alteraciones en el equilibrio, la coordinación y la marcha.

rotigotina

Todos estos síntomas iniciales, van aumentando progresivamente con el curso de la enfermedad, a tal punto de incapacitar a la persona que los padece, afectándole para realizar actividades cotidianas que antes podía realizar y ocasionando un impacto psicológico tan importante que pudiese originar cuadros depresivos o de ansiedad.

Diagnóstico

A pesar del avance tecnológico y la creación de innumerables herramientas diagnósticas, la enfermedad de Parkinson no cuenta con un método de diagnóstico en concreto, por lo general su diagnóstico se realiza en base a la entrevista y examen médico, particularmente de un especialista en neurología, donde en muchos casos se toma en cuenta los antecedentes e historial médico familiar del paciente.

Es común que durante la búsqueda de este diagnóstico, se tomen en consideración las inquietudes y manifestaciones del paciente, y que además el médico le pida al paciente realizar ciertas tareas, con la finalidad de evaluar su desempeño.

También se observan las características de los temblores, y el tono y la fuerza muscular, y se realiza un descarte de cualquier otra posible causa, que si tenga métodos diagnósticos ya establecidos, que pudiera estar ocasionando dicha sintomatología en el paciente.

Signos y Síntomas

  • Temblores, son contracciones involuntarias que ocurren en las extremidades, mandíbula o labios.
  • Dificultad para deglutir.
  • Disminución o pérdida del olfato, es usual que la persona se percate de que no puede percibir ciertos olores, que anteriormente eran fácilmente reconocibles.
  • Aumento de la sudoración.
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento.
  • Babeo.
  • Problemas de motilidad intestinal, la persona suele notar dificultad para evacuar, endurecimiento de las heces o estreñimiento.
  • Incontinencia.
  • Alteraciones en el patrón del sueño normal, aparecen problemas para conciliar el sueño y movimientos bruscos y repentinos cuando la persona duerme.
  • Deformación de la espalda, suele presentarse la alteración de la postura, por lo general la persona dobla o lateraliza su espalda.
  • Alteración de la voz, se produce una disminución notable en el tono de la voz y profundización en el color de la misma.
  • Alteraciones en la marcha, aparece el entumecimiento o endurecimiento de las extremidades, lo cual dificulta la marcha para la persona.
  • Episodios de ansiedad o depresión.
  • Dificultad o lentitud al hablar.
  • Alteración del equilibrio, aparecen episodios de mareo repentinos que pueden culminar en desmayo.
  • Disminución del apetito sexual.
  • Alteración de los músculos faciales, se presenta cierta dificultad para gesticular e incluso para parpadear, la cara se torna inexpresiva.
  • Apatía.
  • Temor frecuente a caer.
  • Modificación de la escritura, la persona suele notar que su letra cambia y se torna cada vez más pequeña.
  • Mirada pérdida o fija.
  • Producción elevada en las glándulas sebáceas.
  • Lentitud en los movimientos, la persona nota que cada vez realiza tareas comunes cada vez de forma más lenta y con dificultad.
  • Encogimiento o doblez de los codos y las rodillas.
  • Insomnio frecuente.
  • Somnolencia durante el día.

rotigotina

Tratamiento

Por lo general la enfermedad de Parkinson, es tratada de forma integral, se hace necesario un tratamiento multidisciplinario, el tratamiento consta de:

  • Tratamiento farmacológico: Se emplean medicamentos como la Rotigotina para combatir los signos y síntomas de la enfermedad, y ofrecer una mejora en la calidad de vida del paciente.
  • Tratamiento terapéutico: Con la intención de rehabilitar y mantener las habilidades de la persona, se le indica terapias de lenguaje, terapia ocupacional y fisioterapia.
  • Tratamiento psicológico: Con la finalidad de velar por la salud mental del paciente, se le indica recibir terapia de apoyo psicológico para ayudarle a superar las alteraciones emocionales propias de la enfermedad.

Prevención

La enfermedad del Parkinson, por tener causas directas desconocidas, no tiene parámetros de prevención claros,  pero se pueden emplear ciertas herramientas para que, posterior a su diagnóstico, se retrase o limite el avance de la enfermedad. Entre las medidas de prevención que se pueden emplear están:

  • Ejercitar la mente con cualquier tipo de actividad que requiera leer, memorizar, utilizar la lógica o concentrarse, por ejemplo juegos como crucigramas, sudoku, sopas de letras, juegos de memoria, entre otros.
  • Ejercitarse a nivel físico, hacer actividades deportivas o físicas de bajo impacto como caminatas, nadar, bailar o cualquier otra actividad suave que le permita mantenerse activo y en constante acondicionamiento del cuerpo para frenar su deterioro.

rotigotina

  • Acudir con regularidad al médico especialista, que en este caso sería el neurólogo, para mantener cierto monitoreo o control sobre la etapa de la enfermedad, sus signos y síntomas.
  • Acudir con regularidad a terapia psicológica de apoyo para tratar todos aquellos síntomas como ansiedad, preocupación, estrés o ansiedad que le genere la enfermedad de Parkinson.
  • Rodearse de familiares y amigos que le brinden apoyo durante el proceso de la enfermedad y le ayuden a superar cualquier dificultad que le genere el Parkinson.
  • Emplear terapias alternativas puede brindarle algunos beneficios, como la risoterapia, acupuntura o medicina naturista.
  • Cuidar su alimentación y patrones de sueño en la medida de lo posible, puede resultar beneficioso para aquellas personas que padecen la enfermedad de Parkinson o cualquier otra patología crónica.
  • Seguir al pié de la letra su tratamiento, puede ser beneficioso y significar cierta limitación de la enfermedad y su avance, además de la disminución o control de los signos y síntomas.

¿Qué es el Síndrome de Piernas Inquietas?

También llamada enfermedad de Willis-Ekbom, es una patología que se considera una alteración neurológica donde se manifiestan sensaciones extrañas e incomodas a nivel de los miembros inferiores en estadios de reposo, esta situación ocasiona en la persona la necesidad incontrolable de moverse.

Con el movimiento repetitivo de los miembros inferiores se suele saciar la incomodidad de la persona, la cual puede afectar a cualquier grupo etario de las personas y presentarse tanto en hombre como en mujeres.

Esta patología puede ser de origen espontáneo o como consecuencia de otras patologías, entre ella se pueden mencionar la anemia y otras patologías neurológicas, pero también puede aparecer por condiciones transitorias como el embarazo o el tratamiento con cierto tipo de fármacos, como efecto secundario.

Esta condición es causada por la alteración en los niveles de dopamina, presuntamente por manejo inadecuado del hierro, lo que a su vez es causado por diversas razones o causas.

Diagnóstico

Para diagnosticar esta patología se emplea la entrevista médica, donde se realiza el análisis de los antecedentes familiares y también la búsqueda de síntomas propios de la condición. Por ser una patología de diversas causas, no existe un método concreto para su diagnóstico, por lo tanto se recurre a métodos empíricos en la medicina, en búsqueda tanto de la causa de la manifestación evidenciada por el paciente, como el posible diagnóstico del síndrome por descarte.

Sin embargo con el avance de la tecnología, se ha recurrido a ciertos métodos complementarios que ayudan al diagnóstico de esta patología, aunque no son exactamente para tal fin, entre ellos están:

  • Estudios de conducción nerviosa para descartar otras patologías.
  • Exámenes sanguíneos donde se puedan evidenciar alteraciones de los niveles de hierro, propios de la patología.
  • Análisis monitoreados de patrones de sueño, donde se puedan evidenciar el movimiento repetitivo de los miembros inferiores.

Síntomas

  • Necesidad inevitable de mover las piernas.
  • Dolor derivado de no mover las piernas.
  • Calambres o entumecimiento de los miembros inferiores.
  • Necesidad que se ve agravada cuando se está quieto o en reposo.
  • Necesidad de movimiento agravada por la noche.
  • Alivio momentáneo de las molestias con el movimiento.

Tratamiento

Tratamiento farmacológico: Se emplean fármacos antiepilépticos, opiáceos y dopaminérgicos. Un ejemplo de los antiepilépticos puede ser la Pregabalina. Este tratamiento de tipo farmacológico tiene como objetivo combatir los síntomas y frenar el deterioro ocasionado por la enfermedad, la cual suele ser crónica y de avance progresivo.

Tratamiento complementario: Se emplean otros métodos que ayuden a combatir el progreso de la enfermedad y los síntomas, entre ellos:

  • Evitar el alcohol y los hábitos tabáquicos.
  • Evitar fármacos que puedan agravar los síntomas.
  • Fomentar el sueño y descanso adecuado.
  • Tratar las posibles causas de la enfermedad, como la anemia, la alteración de los niveles de hierro, entre otras.

Para prevenir esta patología no existen medidas en concreto, sin embargo se pueden aplicar las mismas medidas que para la enfermedad de Parkinson.

Nombre Comercial de la Rotigotina

Este fármaco, a nivel comercial se puede encontrar en el mercado bajo distintos nombres, ya que es producido por varios laboratorios, cada uno de los cuales le da su propio nombre, entre ellos es posible mencionar los siguientes: Neupro, Nubrenza, Rotigotina, entre otros.

El medicamento tiene una presentación de parches transdérmicos o de liberación intradérmica, y puede conseguirse en el mercado en presentaciones de 2mg/24h, 4mg/24h, 6mg/24h y 8mg/24h, presentaciones en las que el tamaño del parche varía, de acuerdo a la dosis que contiene.

Este medicamento debe ser almacenado bajo condiciones específicas, no deben estar fuera de su caja, no se deben despegar de su adhesivo sino cuando vayan a ser utilizados, bajo ningún concepto se deben rehusar o intercambiarse entre personas, deben desecharse pasadas las 24 horas que es el tiempo que dura su efecto, deben estar protegidas tanto de la luz como de la humedad y el calor, guardarse lejos del alcance de los niños y en un lugar seguro. rotigotina

Dosis

La dosificación de este fármaco depende de varios factores, entre ellos está el estadio de la enfermedad de Parkinson.

Para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson en la etapa inicial, lo más común es iniciar con una dosis de 2 mg cada 24 horas, por un período de al menos 1 semana, luego se comienza el incremento del fármaco de 2 en 2 mg, con intervalos semanales hasta alcanzar la dosis ideal para el paciente particular que está siendo tratado, considerando que la dosis máxima segura para un paciente son 8mg cada 24 horas.

Es usual que para la etapa inicial sean suficientes de 4 mg a 6 mg cada 24 horas, incluso puede que hayan pacientes que requieran la dosis máxima de 8 m al día para lograr efectividad en su tratamiento, esta efectividad suele alcanzarse después de unas 3 o 4 semanas de recibir el fármaco.

Para etapas más avanzadas de la enfermedad de Parkinson se emplean al inicio dosis de 4mg cada 24 horas con aumento progresivo de 2 en 2 mg en intervalos de mínimo 1 semana entre cada aumento, hasta alcanzar la dosis ideal para el paciente particular, siendo considerada, en etapas avanzada, la dosis máxima como 16mg cada 24 horas, aunque usualmente las dosis efectivas están entre 4mg y 6mg cada 24 horas, alcanzándose las dosis efectivas en un lapso comprendido entre 3 a 7 semanas.

Para realizar el retiro o la suspensión del fármaco, se debe disminuir de forma progresiva, usualmente de forma similar al inicio terapéutico realizado.

La utilización de los parches, debe ser en sitios del cuerpo adecuados para tal fin, por ejemplo en el abdomen, en la parte posterior del hombro, en la cara interna del brazo, en la cara interna del muslo o en la cadera, esto con la finalidad de que no se despegue y que además se encuentre protegido por debajo de la ropa.

Las zonas de aplicación deben rotarse y se recomienda repetirlas, pasadas al menos 2 semanas, además la piel al momento de adherir el parche debe estar limpia, seca y sana para evitar complicaciones posteriores a su uso.

Por lo general estos parches son de color piel y se adhieren a través de una pega similar a la del adhesivo clínico, pero no se recomienda mojarlos, nadar con ellos, ducharse o actividades que impliquen que este se humedezca y corra el riesgo de caerse, perdiendo la dosis, ya que la liberación del medicamento en el parche se hace de forma prolongada a lo largo de las 24 horas completas.

Se debe tener precaución con el uso del parche cuando se realizan estudios como resonancias magnéticas o alguna situación donde pueda existir la conducción eléctrica, ya que el parche contiene una capa de aluminio en su interior.

Es clave, que para que la terapia farmacológica, tenga éxito, el paciente cumpla al pié de la letra las indicaciones de su especialista y que además respete las dosis indicadas para el paciente en particular, así como los tiempos de administración, y la frecuencia de aumento de las dosis que se le han indicado.

A pesar de ser un tratamiento que la persona con enfermedad de Parkinson puede colocarse por sí mismo en casa, su prescripción debe ser realizada por un profesional especialista en el área y bajo ningún concepto se recomienda la automedicación.

rotigotina

También es importante respetar las condiciones de uso del fármaco, las cuales suelen estar indicadas en el empaque o en la parte interna de la caja, y además han sido mencionadas con anterioridad.

Efectos Secundarios

Se refiere a todos aquellos efectos no deseados que se derivan del uso del medicamento, entre ellos están:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Somnolencia
  • Alteración en la percepción de los sueños.
  • Sed constante o resequedad en la boca.
  • Mareos o sensación de desmayo.
  • Estreñimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio excesivo.
  • Aumento de peso de causa desconocida.
  • Dolor en las articulaciones o incluso en los huesos.
  • Edematización de los miembros inferiores o miembros superiores.
  • Taquicardia o bradicardia.
  • Sudoración anormal o excesiva.
  • Alteraciones en la visión.
  • Derivado del uso del parche se puede presentar erupción, enrojecimiento, inflamación o prurito en la zona donde se haya adherido el parche extendiéndose alrededor.

Es importante considerar, que no todos los pacientes que consumen Rotigotina presentan todos los efectos secundarios o con la misma intensidad, su aparición y nivel de intensidad depende de las características particulares de cada persona.

rotigotina

Reacciones Adversas

Son todas aquellas situaciones no deseadas que pueden presentarse al utilizar la Rotigotina como fármaco de tratamiento, entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

  • Alucinaciones visuales o auditivas.
  • Alteraciones respiratorias.
  • Aumento anormal de la libido.
  • Elevación de las enzimas hepáticas.
  • Estados transitorios de confusión.
  • Hipotensión ortostática.
  • Vértigo.
  • Convulsiones.

Estas reacciones han sido documentadas a través de casos que se han presentado en pacientes que han utilizado Rotigotina, sin embargo no todos los pacientes presentan reacciones adversas y están pueden variar, incluso de intensidad, entre cada persona de forma individual.

Contraindicaciones

Comprende todas aquellas personas que deben evitar utilizar el fármaco de cumplir con alguna de estas condiciones o que deben realizar un ajuste o cambio en su tratamiento con la Rotigotina, entre estas condiciones están:

  • Pacientes pediátricos, ya que se desconocen los efectos de su utilización en estos casos.
  • Pacientes en estado de gestación o período de lactancia materna, ya que se desconocen los efectos de su utilización en estos casos.
  • Pacientes que hayan presentado o presenten actualmente alguna patología hepática.
  • Pacientes que consuman medicamentos antagonistas de los fármacos dompaminérgicos, ya que podrían darse interacciones farmacológicas, disminuyendo la eficacia del medicamento.

rotigotina

  • Pacientes que consuman fármacos ansiolíticos que depriman el sistema nervioso central para evitar interacciones medicamentosas que disminuyan el efecto del fármaco.
  • Pacientes que consuman fármacos como la Metoclopramida, que interacciona con la Rotigotina.
  • Pacientes que consuman Alcohol de forma regular, ya que altera el efecto de la Rotigotina.
  • Pacientes que consuman otros agonistas dopaminérgicos, ya que esto podría potenciar de forma desmedida los efectos de los fármacos.

Eficacia Terapéutica

La Rotigotina, es un fármaco en el que se ha evidenciado un alto porcentaje de eficacia, en comparación con la utilización de placebos, comunes en los ensayos clínicos, en el tratamiento tanto de la enfermedad de Parkinson, como del Síndrome de Piernas Inquietas. Su presentación en parches transdérmicos, ha sido un factor innovador con respectos a otros fármacos de la misma familia.

Sin embargo, este fármaco es menos eficaz que otros similares, como por ejemplo el Ropinirol, lo cual ha sido considerado un punto negativo en su contra, y le ha significado el desuso por distintos países, como Estados Unidos, que han optado por alternativas diferentes a nivel farmacológico.

A pesar de ello, este fármaco sigue ocupando los primeros puestos de utilización en países de Europa y de América Latina.

Dejar Comentario