≡ Menu

Repaglinida: Nombre comercial, mecanismo de acción, y más

La repaglinida es un fármaco utilizado para disminuir los niveles de glucosa en sangre y como un complemento en la dieta y el ejercicio. Si quieres saber más sobre este medicamento, te invitamos a que continúes leyendo. Recuerde que este es un artículo de carácter informativo, por lo cual no debe guiarse de este para tomar la decisión de tomar este medicamento. Recomendamos siempre consultar previamente con su médico de confianza.

La repaglinida es un agente de tipo antidiabético que ayuda al páncreas a generar más insulina y, por lo tanto, a disminuir el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes tipo 2 es una afección en la que el páncreas no genera suficiente insulina para mantener el nivel de azúcar en la sangre o en la que el cuerpo no responde de manera normal a la insulina que produce. De este mismo modo, la repaglinida se usa para controlar la diabetes tipo 2 en adultos a parte de los factores de la dieta y el ejercicio.

El tratamiento normalmente se emplea cuando la dieta, la actividad física y la disminución de peso no son suficientes por sí solas para mantener o bien o disminuir los niveles de glucosa en sangre. La repaglinida igualmente se puede administrar en combinación con metformina, otro medicamento para la diabetes para tratar la misma afección. Igualmente, se ha demostrado que la repaglinida disminuye los niveles de azúcar en la sangre lo cual ayuda a prevenir las complicaciones de la diabetes. (Ver Artículo: Pioglitazona)

Mecanismo de acción

La actividad de repaglinida depende de la presencia de células β y glucosa. Diferenciándose de los secretagogos de insulina de sulfonilurea, la repaglinida no posee efecto alguno sobre la liberación de insulina en ausencia de glucosa. De manera contraria, potencia el efecto de la glucosa extracelular en el canal de potasio sensible al ATP y posee un efecto insignificante sobre los niveles de insulina entre las comidas y durante la noche.

Se espera que los niveles de glucosa en sangre sean más extensos que la duración de la terapia, es decir, aproximadamente un mes. No se espera que incremente el efecto similar a la insulina (3 a 10 mmol / L) y que no incremente la liberación de insulina ya estimulada por altas concentraciones de glucosa (más de 15 mmol / L). La repaglinida parece ser selectiva para las células pancreáticas β y no parece afectar el músculo esquelético o cardíaco o el tejido tiroideo.

Nombre comercial

Eurepa (1 mg), fabricado por Torrent Pharmaceuticals Ltd, presentación de tableta. Eurepa (2 mg), fabricado por Torrent Pharmaceuticals, presentación de tableta. Novonorm (0.5mg), fabricado por Abbott Healthcare Pvt Ltd (AHPL), presentación de tableta. Novonorm (1mg), fabricado por Abbott Healthcare Pvt Ltd (AHPL), presentación de tableta. Novonorm (2 mg), fabricado por Abbott Healthcare Pvt Ltd (AHPL), presentación de tableta. Page (0.5mg), fabricado por Orchid Chemicals & Pharmaceuticals Ltd. (diabetes), presentación de tableta.

repaglinida

Page (1 mg), fabricado por Orchid Chemicals & Pharmaceuticals Ltd. (diabetes), presentación de tableta. Q-Repa (0.5mg), fabricado por Q Check Speciality Care, presentación de tableta. Q-Repa (1 mg) Q Check Speciality Care , presentación de tableta. Q-Repa (2 mg) Q Check Speciality Care, presentación de tableta. Rapamon (2 mg), fabricado por KLINTOZ Pharmaceutical Pvt. Ltd, presentación de tableta. Rapilin, fabricado por Sunrise International Labs Ltd, presentación de tableta.

Rapilin (1 mg), fabricado por Sunrise International Labs Ltd, presentación de tableta. Rapilin (2 mg), fabricado por Sunrise International Labs Ltd, presentación de tableta. Regan (0.5mg), fabricado por Ranbaxy Laboratories Ltd. (Stancare), presentación de tableta. Regan (1 mg), fabricado por Ranbaxy Laboratories Ltd. (Stancare), presentación de tableta. Regan (2 mg), fabricado por Ranbaxy Laboratories Ltd. (Stancare), presentación de tableta. Repamon, fabricado por KLINTOZ Pharmaceutical Pvt. Ltd, presentación de tableta.

Repide (0.5 mg), fabricado por Wallace Pharmaceuticals Ltd. (Lyfestyle), presentación de tableta. Repide (1 mg), fabricado por Wallace Pharmaceuticals Ltd. (Lyfestyle), presentación de tableta. Restrict (0.5mg), fabricado por East West Pharma, presentación de tableta. Restrict (1 mg), fabricado por East West Pharma, presentación de tableta. Restrict (2 mg), fabricado por East West Pharma, presentación de tableta.

Contraindicaciones

Evite la administración de repaglinida si padece alguna de las siguientes condiciones: si es alérgico a repaglinida o a cualquiera de los demás excipientes de este fármaco. Si tiene diabetes tipo 1. Si el nivel de ácido en el cuerpo es alto (cetoacidosis diabética). Si padece de una afección hepática grave. Si toma gemfibrozilo (un fármaco utilizado para reducir el nivel de grasas en su sangre).

repaglinida

Precauciones de uso

Debe consultar con su médico antes de tomar repaglinida si presenta alguna de las siguientes condiciones: si padece de problemas de hígado, ya que este fármaco no se recomienda para pacientes con enfermedad hepática moderada y tampoco debe tomarse en caso de enfermedad hepática grave. Si tienes problemas renales, la repaglinida debe tomarse con precaución. Igualmente, si está a punto de someterse a una cirugía mayor o si recientemente ha tenido una afección grave, luego de estos casos, es posible que la diabetes ya no esté bajo control.

De la misma manera, la repaglinida no se recomienda si el paciente tiene menos de 18 años de edad o más de 75, ya que los efectos de este fármaco no se han estudiado dichos grupos de edad. Deberá hablar con su médico si ocurre alguna de las condiciones mencionadas anteriores ya que la repaglinida puede no ser adecuada para usted. El doctor le evaluará y determinará si es pertinente o no su uso.

Si tiene hipoglucemia, es decir, bajo nivel de azúcar en la sangre, podría llegar a sufrir una hipoglucemia. Esto puede suceder si tomó demasiada repaglinida, si hace más actividad física de lo habitual o si ha tomado otros fármacos o padece trastornos hepáticos o renales. Los signos de advertencia de una crisis de hipoglucemia pueden ocurrir inesperadamente y pueden incluir:

Sudoración fría, fuerte sentido del apetito, alteraciones visuales temporales, somnolencia, cansancio y debilidad inusual, piel fría y pálida, nerviosismo o temblores, ansiedad, estado de confusión, dolores de cabeza, latidos cardíacos acelerados, sensación de enfermedad y dificultad para concentrarse. Si su nivel de azúcar en la sangre es de por sí bajo o siente una crisis de hipoglucemia, lo más recomendable es que coma cubos de azúcar, algún bocadillo o una bebida con alto contenido de azúcar, luego descanse hasta que los síntomas pasen.

Cuando los síntomas de la hipoglucemia desaparezcan o bien cuando se estabilice el nivel de azúcar en la sangre, puede continuar con su tratamiento con repaglinida. Para las personas que son diabéticas, si llegasen a desmayarse o a perder el conocimiento debido a una hipoglucemia, las personas a su alrededor deberán acostarlas de un lado y solicitar la intervención inmediata de un médico. No se les debe dar comida ni bebida ya que estos podrían sofocar al afectado.

Si la hipoglucemia grave no es tratada a tiempo, podría llegar a causar daño cerebral, ya sea temporal o permanente, e incluso hasta la muerte. Si padece de hipoglucemia que le hace perder el conocimiento o tiene episodios repetidos de hipoglucemia, consulte con su médico, ya que puede que sea necesario cambiar la dosis, la dieta o el tipo de ejercicio que realiza.

Si su nivel de azúcar en sangre es demasiado alto, es decir, que padece de hiperglucemia, puede ser debido a los siguientes factores: si ha tomado repaglinida en cantidades insuficientes, si tienes una infección o fiebre, si la persona comió más de lo normal o si realizó menos actividad física de lo normal o bien no hace ningún tipo de esta. Las señales de advertencia de un nivel de azúcar demasiado alto aparecen gradualmente, las cuales incluyen: incremento de la diuresis, sed, sequedad de la piel y la boca.

Interacciones

Se recomienda que informe a su médico si está utilizando, ha utilizado hace poco o podría tener que utilizar cualquier otro fármaco además de la repaglinida. Cabe destacar que puede tomar la repaglinida en combinación con metformina, otro fármaco utilizado para tratar la diabetes, si su médico se lo receta. Si toma gemfibrozilo (utilizado para disminuir el nivel de grasas en su sangre) no se recomienda tomar repaglinida. La respuesta del organismo a esta medicina puede variar si toma otros compuestos, específicamente:

Inhibidores de la monoaminooxidasa, usados como tratamiento de la depresión. Betabloqueantes (sirven en el tratamiento de la presión arterial alta y la enfermedad cardíaca). Inhibidores de la ECA (utilizados para tratar la enfermedad cardíaca). Salicilatos (por ejemplo, aspirina). Octreotide (usado para el tratamiento de tumores). Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE, un tipo de analgésico). Esteroides (esteroides anabólicos y corticosteroides: utilizados para la anemia o para el tratamiento de la inflamación).

Anticonceptivos orales (utilizados para el control de la natalidad). Tiazidas (diuréticos o píldoras de agua). Danazol (utilizado para tratar quistes mamarios y endometriosis). Hormonas tiroideas (usadas en caso de niveles bajos de hormona tiroidea). Simpaticomiméticos (utilizados para tratar el asma). Claritromicina, trimetoprima, rifampicina (antibióticos). Itraconazol, ketoconazol (un medicamento para tratar las infecciones por hongos). Gemfibrozilo (utilizado para reducir el nivel de grasas en la sangre).

Ciclosporina (utilizada para suprimir el sistema inmune). Deferasirox (usado para reducir el nivel crónicamente alto de hierro). Fenitoína, carbamazepina, fenobarbital (utilizados para tratar la epilepsia). Hierba de San Juan (medicina herbal). (Ver Artículo:  Ácido tranexámico)

Advertencias

La capacidad de la repaglinida para disminuir el azúcar en la sangre puede variar si el paciente toma alcohol durante el tratamiento. Preste atención a los signos de una posible hipoglucemia. En cuanto al embarazo y lactancia, debe saber que si está embarazada o en periodo de lactancia, sospecha que lo está o planea estarlo, debe hablar con su médico antes de tomar este fármaco. De todas maneras, no se recomienda tomar repaglinida si está embarazada o planea estarlo y tampoco si está amamantando.

En cuanto a la conducción y uso de máquinas, cabe destacar que la capacidad para conducir o utilizar máquinas puede verse interrumpida por niveles bajos o altos de azúcar en la sangre. Tenga en cuenta que podría poner en riesgo su propia vida al igual que la de los demás. Consulte con su médico si puede conducir vehículos si llega a presentar alguna de las siguientes características: sufre de episodios frecuentes de hipoglucemia y si el paciente no logra identificar los signos de advertencia de la hipoglucemia o los siente muy poco.

Dosis

Antes que todo, lo más recomendable siempre será que utilice siempre este fármaco exactamente como su médico le haya indicado. Si tiene dudas, consulte directamente a su médico, ya que será él quien determinará la dosis más adecuada para usted según su afección y condiciones adicionales. La dosis inicial es usualmente de 0.5 mg antes de cada comida principal. Debe tomar  las tabletas con un vaso de agua justo antes de cada comida principal o en los 30 minutos anteriores a la misma comida.

Resultado de imagen para dosis

La dosis puede ser modificada por el médico hasta un máximo de 4 mg, los cuales deben tomarse igualmente justo antes de cada comida principal o dentro de los 30 minutos previos a la comida. La dosis diaria máxima recomendada es de 16 mg. Tampoco debe tomar dosis de repaglinida superiores a las recetadas por su médico. Si llegara a tomar demasiados comprimidos, su nivel de azúcar en la sangre puede bajar excesivamente, hasta podría generarle hipoglucemia. Sea cuidadoso con sus dosis.

Si olvida una dosis de este fármaco, tome la siguiente como de costumbre, pero sin duplicarla debido a la que olvidó. Tenga en cuenta que si deja de tomar repaglinida no se logrará el efecto deseado. La diabetes podría empeorar, así que lo más recomendable es que se ponga en contacto con su médico primero si necesita cambiar su tratamiento. Si tiene más preguntas sobre el uso de este medicamento, consulte a su médico o farmacéutico.

Efectos secundarios

Como todos los fármacos, la repaglinida puede generar algunos efectos adversos, aunque puede que no todas las personas los padezcan. Uno de ellos es la hipoglucemia, siendo el efecto secundario más común, la cual puede afectar hasta 1 de cada 10 pacientes. Las reacciones de este tipo son usualmente suaves o medias, pero ocasionalmente pueden evolucionar hacia un estado de inconsciencia o coma hipoglucémico. Si llegara a suceder, comuníquese con la asistencia médica de inmediato.

repaglinida

Otro efecto es la alergia. La alergia generada por repaglinida es muy rara (puede afectar hasta 1 de cada 10.000 pacientes). Los síntomas tales como hinchazón, dificultad para respirar, latidos cardíacos acelerados, mareos y sudoración pueden ser signos de una reacción anafiláctica. En dado caso, póngase en contacto con un médico de inmediato. Otros efectos secundarios son: entre los comunes (que puede afectar hasta 1 de cada 10 personas), dolor de estómago y diarrea.

Entre los raros tenemos el síndrome coronario agudo (pero este efecto puede no estar relacionado con el fármaco). Entre los muy raros (puede afectar hasta 1 de cada 10.000 pacientes) tenemos los vómitos, el estreñimiento, los trastornos de la visión, problemas hepáticos graves, función hepática anormal y aumento de las enzimas hepáticas en la sangre.

Entre aquellos de frecuencia desconocida tenemos la hipersensibilidad (como erupción, picazón, enrojecimiento de la piel, hinchazón de la piel) y el malestar (náuseas). Si padece de cualquier efecto secundario, incluidos aquellos que no aparecen en este artículo, hable con su médico o farmacéutico.

Repaglinida y metformina

La metformina, al igual que la repaglinida es un fármaco utilizado para tratar la diabetes tipo 2. Ambos se suelen utilizar en conjunto para tratar más eficientemente esta afección, pero por supuesto cada uno difiere en ciertos aspectos. Antes de ver cómo funcionan estas medicinas en conjunto, veamos de qué trata la metformina por sí sola.

Algunos aspectos importantes de esta medicina son que las tabletas orales de metformina están disponibles como fármacos genéricos y como fármacos de marca igualmente. Entre las marcas comerciales tenemos Glucophage, Glucophage XR, Fortamet y Glumetza. La metformina viene en dos presentaciones, tableta y solución, y ambas formas se toman por vía oral. La tableta oral de metformina se utiliza para tratar los niveles altos de azúcar en la sangre generados ​​por la diabetes tipo 2.

La tableta oral de metformina viene en dos presentaciones, de liberación inmediata y de liberación prolongada. La tableta de liberación inmediata está disponible como un fármaco de marca llamado Glucofage. La tableta de liberación prolongada está disponible como los fármacos de marca llamados Glucofage XR, Fortamet y Glumetza. Ambas tipos de tabletas también están disponibles como fármacos de tipo genéricos.

Los genéricos normalmente cuestan menos que las versiones de marca, y en algunos casos, es posible que no estén disponibles en todas las presentaciones que presentan las versiones de marca. Las tabletas orales de metformina se utilizan para tratar los niveles altos de azúcar en la sangre que se generan debido a la diabetes tipo 2, combinados con una dieta balanceada y el ejercicio constante. De la misma manera, este fármaco puede utilizarse como parte de una terapia combinada, lo que significa que puede necesitar tomarlo con otros fármacos.

La metformina forma parte de una clase de fármacos llamados biguanidas. Cabe destacar que una clase de fármacos es un grupo de estos que funcionan de manera similar, los cuales usualmente se utilizan para tratar afecciones similares. La metformina funciona: disminuyendo la cantidad de glucosa (azúcar) generada por el hígado, reduciendo la cantidad de glucosa que el cuerpo absorbe e incrementando el efecto de la insulina en el cuerpo.

Cabe destacar que la insulina es una hormona que ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de azúcar de la sangre, lo cual disminuye estos mismos niveles en la sangre del afectado. Entre los efectos secundarios de la metformina tenemos los problemas estomacales tales como la diarrea, náuseas, dolor de estómago, acidez y gases. Si estos efectos son leves, puede que desaparezcan en unos días o en un par de semanas. Si estos son más graves o no desaparecen, deberá consultar con su médico.

Entre los efectos secundarios graves tenemos la acidosis láctica, y los síntomas de esta pueden incluir: náuseas o vómitos, somnolencia inusual, dolores de estómago, mareos, sensación de cansancio, sensación de debilidad, dolores musculares, respiración dificultosa, frecuencia cardíaca lenta o irregular, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), siendo los síntomas de esta dolor de cabeza, hambre excesiva, debilidad, confusión, irritabilidad, transpiración, temblores o sensación de nerviosismo, somnolencia y frecuencia cardíaca acelerada.

Ahora que sabemos de qué trata la metformina, veamos entonces de que se trata la combinación de este fármaco con la repaglinida. La metformina y la repaglinida son fármacos orales para la diabetes que ayudan a mantener los niveles de azúcar en la sangre. La repaglinida funciona de manera que hace que el páncreas produzca insulina. La metformina actúa reduciendo directamente la producción de glucosa (azúcar) en el hígado y reduciendo la absorción de glucosa por parte de los intestinos.

La combinación de metformina y repaglinida se utiliza en conjunto con la dieta y el ejercicio para tratar la diabetes tipo 2. La metformina y la repaglinida también pueden utilizarse para otros fines que no se mencionan en este artículo. Cabe destacar que algunas personas desarrollan una afección potencialmente mortal conocida como acidosis láctica mientras toman metformina. Es más probable que llegue a desarrollar acidosis láctica si padece de enfermedad hepática o renal, insuficiencia cardíaca congestiva, si está deshidratado o si bebe grandes cantidades de alcohol.

Consulte con su médico sobre su riesgo individual. Igualmente, no se debe utilizar esta combinación de fármacos si es alérgico a la metformina (glucofage) o a la repaglinida (prandin), o bien si padece de diabetes tipo 1, enfermedad del riñón, si también utiliza gemfibrozil (lopid) o insulina NPH (como insulina isofánica) o si se encuentra en estado de cetoacidosis diabética. De la misma manera, si necesita algún tipo de rayos X o tomografía computarizada con un tinte que se inyecte en sus venas, deberá pausar el tratamiento metformina y repaglinida temporalmente.

Para asegurarse de que pueda ingerir este fármaco de manera segura, debe informar a su médico si padece de cualquiera de estas otras afecciones: enfermedad del hígado o si tiene un historial de enfermedad cardíaca. Esta combinación de fármacos se encuentra dentro de la categoría C del embarazo por la FDA, ya que no se sabe si estos causarán daño al bebé. Debe informar a su médico si está embarazada o si planea quedar mientras utiliza este medicamento.

Igualmente, no se sabe si la metformina y la repaglinida traspasan a la leche materna o si le puede hacer daño al bebé que está amamantando. Por lo tanto, no debe amamantar mientras usa metformina y repaglinida. Se recomienda tomar las dosis exactas que su médico le indique.

La metformina y la repaglinida usualmente se toman 2 o 3 veces al día dentro de los 15 minutos antes de cualquier alimento. Siga las instrucciones de su médico y si llega a omitir una comida, no tome su dosis de metformina y repaglinida, de manera contraria, espere hasta tu próxima comida. Su nivel de azúcar en la sangre deberá chequearse frecuentemente y es posible que necesite otros análisis de sangre a lo largo de su tratamiento. Visite a su doctor regularmente.

Si llega a tomar una cantidad muy grande de estos fármacos puede que desarrolle hipoglucemia, de la cual los principales síntomas son: dolor de cabeza, hambre, debilidad, sudor excesivo, temblor, irritabilidad o problemas para concentrarse. Siempre disponga cerca una fuente de azúcar en caso de que tenga síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre.

Es posible que su médico le pida que deje de tomar este fármaco por un tiempo breve si llega a enfermarse, si tiene fiebre o alguna infección o si se somete a una cirugía o una emergencia médica. Pregúntele a su médico cómo ajustar su dosis si es necesario y no cambie su dosis ni su horario sin el consejo de su médico. Puede que se le pida que tome vitamina B12 adicional mientras este bajo tratamiento con metformina y repaglinida.

La metformina y la repaglinida son solo parte de un programa completo de tratamiento que también incluye una dieta balanceada, ejercicio y control de peso. Es importante utilizar este fármaco de manera regular para obtener el mayor beneficio de este. Es importante que reponga su receta antes de que se le acabe el medicamento por completo, al igual que debe guardarlo a temperatura ambiente lejos de la humedad, el calor y la luz.

El uso de bloqueadores de tipo beta tales como el atenolol, carvedilol, metoprolol y propranolol puede hacer que sea más difícil  saber cuándo presente un nivel bajo de azúcar en la sangre. Informe a su médico si usa algún fármaco para el corazón o la presión arterial. Informe a su médico igualmente sobre todos los demás fármacos que utiliza, especialmente:

Cimetidina (Tagamet) o ranitidina (Zantac), ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune), delavirdina (Rescriptor), digoxina (digital, Lanoxin), fluconazol (Diflucan) o ketoconazol (Nizoral), morfina (MS Contin, Kadian, Oramorph), nicardipina (cardeno) o nifedipina (Nifedical, Procardia), procainamida (Procan, Procanbid, Pronestyl), quinidina (Quin-G) o quinina (Qualaquin), rifampina (Rifater, Rifadin, Rifamate), tolbutamida (Orinase), trimetoprim (Bactrim, Septra, Cotrim), vancomicina (vancocina).

Diuréticos tales como amilorida (Midamor), furosemida (Lasix) o triamtereno (Dyrenium) o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) como flurbiprofeno (Ansaid), ibuprofeno (Advil, Motrin), indometacina (Indocin), ácido mefenámico (Ponstel) o piroxicam (Feldene).

Es necesario recordar que este medicamento es netamente informativo. Antes de medicarse, debe consultar con un médico de confianza para evitar efectos secundarios severos que puedan atentar contra su vida.