Quiropráctica, una terapia alternativa excelente para la espalda

La quiropráctica es una excelente opción para detectar, corregir e incluso prevenir trastornos de la columna vertebral, cuello y articulaciones. Conoce en este post de que se trata esta formidable terapia que ayuda a mejorar la salud de forma natural y segura. Entérate cómo es su tratamiento, su historia y que beneficios brinda.

Quiropráctica

¿Qué es la quiropráctica?

La quiropráctica es una terapia de la medicina alternativa​ que se ocupa del diagnóstico, tratamiento, cuidado e incluso prevención de los trastornos del sistema nervioso y su relación con la columna vertebral.

Todos sabemos que el sistema nervioso es el que hace que funcione todo nuestro cuerpo, por lo que cualquier daño en el mismo o alguna interferencia que se presente en él, el organismo puede dejar de funcionar apropiadamente.

La quiropráctica puede ayudar a solventar esas anomalías, por lo que la visita al quiropráctico, quien es el especialista dedicado a tratar los problemas neuromusculoesqueléticos, se hace imprescindible para poder identificar debidamente en la columna vertebral si ha ocurrido desplazamiento en alguna de las vértebras que esté irritando o presionando los nervios que salen de la misma y sea la causante del problema.

Se convierte así la quiropráctica es una profesión sanitaria que se enfoca en aliviar todo este tipo de dolencia que alteran a este sistema, así como también de mitigar sus efectos sobre la salud general. Tal vez te interese también saber de la Fascitis, que es una afección que puede ser tratada con esta terapia.

A tal fin, se aplican en la quiropráctica principalmente técnicas manuales, tales como ajustes y/o manipulaciones articulares como tratamiento. Se trata de ajustes manuales, indoloros y muy precisos sobre las articulaciones desalineadas.

El quiropráctico se centrará sobre todo en las subluxaciones articulares con la finalidad de restaurar la función de la parte afectada, restablecer la propia comunicación nerviosa y el buen funcionamiento entre el cuerpo y el cerebro.

Estos ajustes normalmente se aplican no solo en la columna vertebral, sino también pueden ser en el cráneo y la pelvis, que son los órganos que protegen el sistema nervioso. Igualmente, se puede hacer el tratamiento en los nervios, músculos, huesos y las articulaciones del cuerpo que estén afectados por el desajuste en la columna.

Quiropráctica

Los médicos quiroprácticos al efectuar los ajustes corrigen problemas de postura, alivian el dolor de articulaciones y contribuyen a que el cuerpo vuelva a su capacidad natural de curarse a sí mismo.

Los ajustes manuales de la columna vertebral son la base del cuidado quiropráctico, aun cuando la mayoría de los especialistas de la quiropráctica pueden hacer uso también de otro tipo de tratamientos. Te recomendamos leer la Hernia Crural para conocer esta patología de la cavidad abdominal.

Por otra parte, la quiropráctica es una terapia que muy bien se puede usar de manera preventiva, para mantener al sistema nervioso funcionando de forma adecuada facilitando al cuerpo sanar por si mismo cualquier ligero desajuste y tener una óptima salud toda la vida.

La quiropráctica es una especialidad sanitaria reconocida en más de 70 países, siendo en EE.UU. la tercera especialidad médica más utilizada.

Quiropráctica

Historia de la quiropráctica

La quiropráctica o quiropraxia, como también se le denomina, fue desarrollada por Daniel David Palmer, fundador de esta disciplina, en septiembre de 1895, en el estado de Iowa, Estados Unidos.

Palmer trabajó primero con técnicas de magnetismo y luego con la quiropráctica, tras estudiar a fondo la relación entre la columna vertebral y el sistema nervioso, creando este nuevo tratamiento centrado en las presiones ejercidas sobre las vértebras.

La historia cuenta que Palmer generó la terapia en una ocasión en la que efectuó el primer ajuste vertebral puntual a un miembro del personal de servicio del sitio donde trabajaba, quien se quejaba de haber perdido la audición tras un accidente.

Palmer palpó la columna de la persona y detectó que una de las vértebras se había desplazado. Seguidamente, efectuó una manipulación raquídea a la misma y corrigió la posición, con lo cual mejoró la audición del individuo.​

Quiropráctica

En virtud de los resultados satisfactorios alcanzados, Palmer diseñó su método curativo y con el apoyo de su hijo Bartlett Joshua Palmer logró expandirla como terapia de curación a principios del siglo XX. A manera de anécdota, él decía que su padre «había recibido la quiropráctica desde el otro mundo».

Como fundamento de su terapia, David Palmer postuló lo que llamó la Inteligencia Innata, que es un concepto quiropráctico que describe las propiedades de organización que tienen los tejidos de los seres vivos desde el mismo momento de la concepción.

Palmer señalaba que esta inteligencia innata regulaba todas las funciones del organismo, siendo el poder curativo de la naturaleza que circula por el sistema nervioso, cuyo flujo al ser bloqueado o interrumpido debido a una subluxación de la médula espinal, que es una lesión muy concreta, ocasionaba perturbaciones de salud.

Palmer aseveraba que el 95% de todas las patologías se derivaba de vértebras desplazadas y el 5% restante por luxaciones en otras articulaciones.

Quiropráctica

Teniendo este concepto básico bien definido y establecido, Palmer desarrolló las técnicas de manipulación que permitían desbloquear el flujo de esta “energía” y alcanzar la autocuración. Sin embargo, es de acotar que ninguna de estas teorías ha sido avaladas por ningún método científico.

No obstante, ha quedado aceptado que la quiropráctica ayuda a que la inteligencia innata se manifieste, dejándola fluir por todo el organismo. Gracias a los ajustes vertebrales es posible liberar al sistema nervioso de las interferencias que lo perturban ocasionadas, por ejemplo, por el estrés diario en el que vive el ser humano.

En otras palabras, cuando el quiropráctico corrige las subluxaciones, la inteligencia innata se manifiesta favoreciendo el funcionamiento de nuestra mente y cuerpo, transfiriendo energía e información a cada órgano, tejido y célula.

En 1897 fundó el Palmer College of Chiropractic, que fue la primera de las 50 escuelas que existen en la actualidad. La mayor parte de ellas se encuentran en los Estados Unidos, donde hasta los años 50 del siglo pasado se concentraba la mayor parte de la práctica de la profesión y se hallaba aislada de la medicina convencional.

Más tarde, en los 60 y 70 se concretaron fundamentos más sólidos basados en resultados obtenidos se logró una mayor aceptación de la profesión. Ello redundó en criterios de formación más claros y concesión de licencias, más estudios, libros de texto y revistas científicas, y reconocimiento legal y regulación en los estados de EE.UU. y en otros países. Ello se tradujo en la apertura de escuelas en otras sedes en países como México, Reino Unido, Dinamarca, Australia, Francia, Brasil, entre otros.

En la actualidad tras más de 100 años después de haber sido fundada, la quiropráctica se enseña y se practica en todo el mundo. Es una profesión que ha consolidado su aceptación por parte del público y de los servicios sanitarios nacionales.

Incluso está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 2005 como la tercera profesión sanitaria de atención primaria del mundo que atiende a más de 30 millones de individuos anuales y se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos del sistema neuromusculoesquelético.

Forma parte del sistema de salud público de muchos países desarrollados, entre los que ca

Quiropráctica

be mencionar a Noruega, Suiza, Francia, Dinamarca, Portugal, Italia y Suecia. Asimismo, la OMS ha divulgado directrices que establecen criterios de formación mínimos para normalizar los servicios de quiropráctica en los sistemas sanitarios nacionales.

Los objetivos principales de estas directrices contienen aspectos como:

  • “Facilitar la práctica autorizada e inocua de la quiropráctica“.
  • “Establecer los requisitos básicos para la enseñanza de la quiropráctica” cuyo propósito es dar la debida protección al público y a los pacientes”.
  • Revisar las “contraindicaciones para reducir al mínimo el riesgo de accidente“.
  • Proporcionar “asesoramiento en materia de gestión de las complicaciones que ocurren durante el tratamiento“.

Actualmente, aún se conservan las bases teóricas establecidas por Palmer, pero la .a quiropráctica ha evolucionado desde las ideas originales de Palmer.

Quiropráctica

¿Cómo se realiza este tratamiento?

Para realizar el tratamiento, el quiropráctico requiere entrevistarse con el paciente en la primera consulta, que en la mayoría de los casos dura de 30 a 60 minutos. En la misma el especialista prepara la historia clínica con información sobre:

  • Problemas de salud actuales
  • Patologías y lesiones anteriores
  • Fármacos que esté tomando
  • Alimentación
  • Hábitos de sueño
  • Estrés mental que pueda tener
  • Estilo de vida
  • Ejercicio
  • Ingesta de alcohol, cigarrillos, drogas.

Quiropráctica

El paciente deberá aportar la mayor cantidad de datos al quiropráctico sobre alguna afección o problema físico que le esté aquejando y le impida llevar a cabo sus actividades cotidianas.

Asimismo, es importante que le dé detalles en cuanto a debilidad, hormigueo, entumecimiento o problema neurológico. Luego de recopilada esta información, se procede a la auscultación física.

Seguidamente, se procede a realizar un examen físico de la persona para evaluar:

  • Rango de movimiento de la columna vertebral
  • Postura en diversas posiciones
  • Problemas estructurales
  • Fortaleza muscular vs. debilidad.

Quiropráctica

Se harán varias pruebas de la movilidad de la columna vertebral, a fin de detectar si el movimiento es el regular. El quiropráctico también puede revisar la presión arterial y tomar radiografías.

El tratamiento puede contemplar:

  • Examen al paciente recostado sobre una mesa especial, en la que el quiropráctico realiza las manipulaciones de la columna vertebral.
  • Normalmente, el tratamiento común incluye la manipulación por parte del quiropráctico. Éste mueve una articulación de la columna vertebral hasta el máximo de su rango.
  • Luego efectúa una compresión ligera, que es lo que a menudo se refiere como “ajuste”, con el cual se realinean los huesos de la columna vertebral para que estén rectos.

Es posible que el quiropráctico requiera efectuar otros tratamientos, como masajes y, también, trabajos en los tejidos blandos. Asimismo, puede requerir exámenes ortopédicos y neurológicos comunes a todas las profesiones de la salud.

Quiropráctica

Hay casos en los que algunas personas quedan un poco adoloridas y rígidas por unos días después de la manipulación, lo cual significa que su cuerpo se está ajustando a su nueva alineación.

Ahora bien, no es común que el paciente sienta algún dolor a raíz de la manipulación.

Otros tratamientos

En la actualidad, muchos médicos quiroprácticos practicantes aplican los ajustes de la columna junto con otros tratamientos que pueden incluir:

  • Tratamiento con hielo para evaluar la reacción al y al frío
  • Masajes
  • Rehabilitación física y ejercicios generales
  • Terapias de estimulación eléctrica o mecánica
  • Técnicas de relajación
  • Complementos alimenticios
  • Asesoría nutricional para adelgazar
  • Sugerencias sobre el estilo de vida saludable.

Quiropráctica

¿Para qué afecciones sirve la quiropráctica?

El tratamiento quiropráctico se ha empleado para tratar las afecciones a continuación con excelentes resultados:

  • El dolor de espalda subagudo, que es el dolor que ha persistido por tres meses o menos.
  • Afecciones de los discos de la columna.
  • Recurrencias del dolor de espalada crónico.
  • Problemas musculares y óseos, como dolor de cuello, dolor lumbar
  • Osteoartritis.

Quiropráctica

Eficacia

El fundamento de la terapia quiropráctica es el tratamiento de los dolores de espalda y cuello, en el que los quiroprácticos se centran principalmente y es allí en donde radica su mayor eficacia.

De igual modo, se han efectuado estudios que han demostrado su eficacia con respecto a los dolores de cabeza y las migrañas.

Sin embargo, algunos especialistas tratan de abarcar otros padecimientos como el asma, los dolores menstruales, los problemas digestivos, e incluso los cólicos de bebé, entre otros. Pero es preciso acotar que no hay pruebas contundentes de efectividad de la terapia en cuanto al tratamiento en trastornos de salud propiamente dichos, exceptuando el alivio demostrado del dolor lumbar crónico, aun cuando en este caso no hay ratificación o negación explícita de que sea más eficaz que tratamientos de la medicina convencional.​

Ahora bien, se han hecho análisis críticos para corroborar en forma global la eficacia de la quiropráctica y se encontró que en cuanto a la manipulación espinal no es efectiva para ninguna afección.

Quiropráctica

Asimismo, en otra revisión se reportó​ una ponderación de la manipulación espinal entre muy poca a moderada la efectividad en comparación con otras técnicas o como tratamiento alterno de lumbago agudo.

En cuanto a la costo-efectividad del uso mantenido de la quiropráctica no se han podido encontrar datos para su debido análisis.

Beneficios de la quiropráctica

Con respecto a las ventajas y beneficios que ofrece la quiropráctica, se dice que puede ser aplicada a todas las personas, en vista de que todos los seres humanos tienen columna vertebral y, por lo mismo, se debe cuidar y la quiropráctica es una buena opción.

Quiropráctica

En tal sentido, se recomienda para bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos, con técnicas especiales para cada rango de edad, ya que:

  • Es la mejor forma para tratar el dolor de espalda.
  • Contribuye a incrementar el nivel de salud.
  • Optimiza el desempeño corporal, de manera de disminuir el desgaste por el paso del tiempo.
  • Mejora la salud natural y efectivamente.
  • No tiene efectos secundarios adversos, no requiere medicamentos.
  • Contribuye a mitigar los dolores de espalda de las futuras madres, así como a estabilizar la pelvis para un parto más fácil.
  • Ayuda a los niños a crecer más sanos y los mayores a envejecer mejor.
  • Incrementa el desempeño de los deportistas, previniendo lesiones.
  • Reduce los niveles de la ansiedad y estrés y sus efectos sobre tu cuerpo.

En definitiva, el cuidado quiropráctico busca mejorar el nivel de calidad de vida de todas las personas, no solo de aquellas que presenten trastornos.

 ¿Quién no debe recibir tratamiento con un quiropráctico?

Por motivos de salud de fuerza mayor, hay personas no aptas para recibir tratamiento quiropráctico en las partes de su cuerpo que estén afectada por una dolencia como:

  • Osteoporosis por la baja densidad del tejido óseo y la fragilidad exagerada de los huesos.
  • Artritis grave, que es la inflamación dolorosa de una o más articulaciones que genera rigidez.
  • Fracturas o tumores óseos
  • Infecciones de huesos o articulaciones

No se prevé que la manipulación del cuello pudiera ocasionar daños a los vasos sanguíneos o generar accidentes cerebrovasculares. o empeorar la situación. No obstante, corresponde, por un lado, al quiropráctico evaluar todas estas condiciones en el momento de la consulta cuando examina a la persona le provee cualquier síntoma que tenga.

Por otro lado, corresponde al paciente cerciorarse de dar al especialista toda la información pertinente sobre su condición de salud en cuanto a síntomas y antecedentes médicos, de manera de que él sepa si debe aplicar el tratamiento o no.

Regulación de la quiropráctica

La práctica de la quiropráctica ha sido reconocida y normalizada legalmente en unos 40 países y en muchos se ha establecido como profesión sanitaria y certificado su ejercicio. Para ejercerla se plantean propiedades comunes en la legislación en todas las áreas jurisdiccionales. Estas propiedades son:

  • Se realizará la atención primaria de contacto directo con el paciente
  • Tiene derecho y obligación de diagnosticar, incluyendo la prescripción o toma de radiografías
  • No puede prescribir medicamentos ni practicar cirugía.

Para la normalización de los quiroprácticos se contemplan dos niveles distintos:

  1. Certificación de especialidad otorgada por el Consejo Nacional de Examinadores de Quiropráctica (National Board of Chiropractor Examiners), que aplica ciertos estándares a nivel nacional para practicar la atención quiropráctica.
  2. Licencia profesional que es un procedimiento que se realiza en cada estado según sus leyes estadales, con las respectivas diferencias procedimentales de otorgamiento de la licencia y el campo de acción.
    • Por lo general, se exige completar un examen administrado por el Consejo Nacional de Quiropráctica (National Chiropractic Board) antes de obtener su licencia.
    • Ciertos estados también piden aprobar un examen estatal.
    • La capacitación de escuelas quiroprácticas acreditadas por el Consejo de Educación Quiropráctica (Council of Chiropractic Education, CCE) son reconocidas por todos estados.

Para mantener la vigencia de la licencia, se requiere por parte de todos los estados que los quiroprácticos completen una cierta cantidad de horas anuales de formación continua.

En cuanto a la práctica de la terapia en los países, la misma es reconocida como profesión sanitaria en Reino Unido, Estados Unidos, Noruega, Italia, Portugal, Francia, Nueva Zelanda, Suiza, Finlandia, México, Canadá, Dinamarca, Suecia, Islandia, Sudáfrica Australia, Bélgica, etc.​ En Colombia y Grecia aún no han sido reconocidas.

Críticas a esta terapia

Algunos profesionales de la medicina no está de acuerdo con la aceptación de la quiropráctica como disciplina médica, en virtud de algunos de los fundamentos que la sustentan los consideran como pseudocientíficos.

Se refieren en concreto a concepto como el de la “subluxación vertebral” o el de la “inteligencia innata”, que señalan carecen de sustento científico que los soporten.

Esto ha hecho que haya sido muy controversial el camino que le ha tocado recorrer a la quiropráctica durante su historia para mantenerse. Las críticas recibidas han sido tanto en lo interno como en lo externo del sector quiropráctico.

De hecho, la mayor parte de la existencia de la quiropráctica se ha visto inmersa en una pelea constante contra la medicina científica, siendo señalada por el empleo de ideas pseudo y anticientíficas.

Quiropráctica

Para el fundador de la quiropráctica, Daniel Palmer la “subluxación vertebral” constituía la principal razón que generaba afecciones en el cuerpo humano y solo mediante su debida y correcta manipulación se lograba la sanación de todas las patologías de los humanos.

Sin embargo, en una evaluación controversial que expresaba que la quiropráctica se sustentaba en el misticismo, llevó a confrontaciones internas dentro del mismo gremio, las cuales perduran hasta hoy.

Otro aspecto controvertido entre los quiroprácticos ha sido el tema de las vacunaciones, cuya aplicación ha sido evidentemente efectiva en la salud pública, en ellos ha levantado muchos desacuerdos, lo que ha redundado negativamente tanto en lo que a vacunación se refiere como en lo que respecta a la aceptación de la quiropráctica.

Como un dato histórico que en su momento mermó la aprobación de esta terapia, es de señalar que en un tiempo los quiroprácticos, entre ello Palmer, fueron puestos en prisión por ejercer la medicina sin tener licencia.

En una encuesta realizada entre los practicantes de la quiropráctica acerca de su opinión acerca de la inteligencia innata y lo referente a la causa y sanación de las enfermedades reveló que la mayoría se mantiene en línea con las expresadas por Palmer.

(Visited 85 times, 1 visits today)