Propafenona: qué es, para qué sirve, nombre comercial y más.

El medicamento conocido como propafenona es uno de los medicamentos que se encargan de intervenir en los problemas con respecto al ritmo cardíaco, es decir, es un agente antiarrítmico. Conoce todo lo que debes saber y mucho más sobre este medicamento que se encarga de un órgano extremadamente vital para el cuerpo humano y de todas las especies del mundo.

propafenona

¿Qué es la Propafenona?

La propafenona es un medicamento antiarrítmico de clase 1C, que trata enfermedades asociadas con latidos cardíacos rápidos como las arritmias auriculares y ventriculares. Es un fármaco antiarrítmico suministrado en comprimidos marcados y recubiertos con cantidades de 150 y 225 mg para administración oral. La propafenona tiene algunas similitudes estructurales con los agentes betabloqueantes. (Ver artículo: Hidrocodona)

Químicamente, el clorhidrato de propafenona (HCl) es clorhidrato de 2′-[2-Hidroxi-3-(propilamino)-propoxi]-3-fenil propiofenona, con un peso molecular de 377.92. La fórmula molecular es C21H27NO3-HCl, la fórmula estructural de la propafenone HCl se da a continuación:

propafenona

La propafenona HCl se presenta en forma de cristales incoloros o polvo cristalino blanco con un sabor muy amargo. Es ligeramente soluble en agua (20°C), cloroformo y etanol. Los siguientes ingredientes inactivos están contenidos en la tableta: almidón de maíz, hipromelosa, estearato de magnesio, polietilenglicol, polisorbato, povidona, propilenglicol, glicol de almidón de sodio y dióxido de titanio.

Usted no debe usar esta medicina si usted tiene insuficiencia cardiaca congestiva no tratada o no controlada, una condición cardíaca llamada «síndrome del seno enfermo» o «bloqueo AV» (a menos que usted tenga un marcapasos), latidos cardíacos lentos o presión arterial severamente baja, un desequilibrio electrolítico, un desorden respiratorio como asma, o si usted ha tenido recientemente un ataque cardiaco.

El medicamento conocido como propafenona podría en algun caso generar una linea de latidos del corazón que lo hace como nuevo o empeora la situación. Se recomienda llamar lo mpas pronto posible al profesional si se posee dolor de cabeza,  dolor en el pecho con mareos severos, desmayos y latidos cardíacos rápidos o fuertes.

Usos

La propafenona es un medicamento que es utilizado para para los problemas con respecto al corazón, más específicamente con los tipos de latidos irregulares que se puedan presentar, los cuales en ocasiones son considerados mortales, dependiendo de la situación, como la taquicardia supraventricular paroxística y la fibrilación auricular.

propafenona

Se utiliza para restaurar el ritmo cardíaco normal y mantener un ritmo cardíaco regular y constante. La propafenona se conoce como un fármaco antiarrítmico. Funciona bloqueando la actividad de ciertas señales eléctricas en el corazón que pueden causar un latido irregular. El tratamiento de un latido cardíaco irregular puede disminuir el riesgo de coágulos sanguíneos y este efecto puede reducir su riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Indicaciones

La propafenona es utilizada para prolongar el tiempo hasta la recurrencia de la fibrilación/flúter auricular paroxístico (FAP) asociado con síntomas incapacitantes en pacientes sin cardiopatía estructural. Prolongar el tiempo hasta la recurrencia de la taquicardia supraventricular paroxística (TSVP) asociada con síntomas incapacitantes en pacientes sin cardiopatía estructural. Tratar arritmias ventriculares documentadas, como la taquicardia ventricular sostenida que, a juicio del médico, son potencialmente mortales. Iniciar tratamiento en el hospital.

Consideraciones de uso

No se ha evaluado el uso de la propafenona en pacientes con fibrilación auricular permanente (FA) o en pacientes exclusivamente con aleteo auricular o TSVP. No use propafenona para controlar la frecuencia ventricular durante la FA. (Ver artículo: Fentanilo)

Hay personas que padecen de aleteo auricular, y estos se les ha medicado propafenona, logrando desarrollar la conducción 1:1, lo que genera un incremento en la frecuencia ventricular. Se recomienda el tratamiento concomitante con fármacos que aumentan el período refractario nodal atrioventricular (AV) funcional.

No se ha evaluado el uso de este fármaco en pacientes con fibrilación auricular crónica. Debido a los efectos pro arrítmicos del medicamento, no se recomienda su uso con arritmias ventriculares menores, incluso si los pacientes son sintomáticos, y cualquier uso del fármaco debe reservarse para pacientes en los que, en opinión del médico, los beneficios potenciales superan los riesgos. No se ha determinado el efecto de la propafenona sobre la mortalidad.

Contraindicaciones

propafenona

Primeramente se debe saber que una contraindicación son los aspectos en los que se encuentra una persona en la que no es recomendada que se utilice algún tipo de medicamento en vista de que podría afectar su salud o dependiendo del caso empeorarla.

Ahora bien, con respecto a las contraindicaciones de la propafenona, son bastante amplias, en vista de que este medicamento se usa con mucha precaución ya que afecta directamente a los latidos del corazón y los problemas relacionados al déficit de este mismo.

Entre las circunstancias en las que no se puede usar este medicamento se encuentran:

  • Cantidad alta de potasio en la sangre.
  • Baja cantidad de potasio en la sangre
  • Deficiencia de granulocitos, un tipo de glóbulo blanco
  • Miastenia grave
  • Infarto de miocardio
  • Ataque al corazón en los últimos 30 días
  • Enfermedad grave de las arterias del corazón
  • Bloqueo cardiaco auriculoventricular
  • Bloque de rama de paquete
  • Latidos muy rápidos – Torsades de Pointes
  • Síndrome del seno enfermo
  • Latidos cardíacos lentos
  • Intervalo QT prolongado en el electrocardiograma
  • Insuficiencia cardíaca crónica
  • ECG anormal con cambios en el QT desde el nacimiento
  • Caída repentina de la presión arterial
  • Enfermedad pulmonar obstruida crónica grave
  • Broncoespasmo
  • Problemas hepáticos
  • Enfermedad renal con reducción de la función renal
  • Falla en la Circulación de la Sangre debido a una Condición Cardiaca Grave
  • Trastorno estructural del corazón
  • Metabolizador deficiente de CYP2D6
  • Síndrome de Brugada

propafenona

Mecanismo de acción

La propafenona es un antiarrítmico de Clase 1C con efectos anestésicos locales y una acción estabilizante directa sobre las membranas miocárdicas. El efecto electrofisiológico de la propafenona se manifiesta en una reducción de la velocidad de elevación (Fase 0) del potencial de acción monofásica. En las fibras de Purkinje, y en menor medida en las fibras miocárdicas, la propafenona reduce la rápida corriente interna transportada por los iones de sodio. El umbral de excitabilidad diastólica aumenta y el período refractario efectivo se prolonga. La propafenona reduce la automaticidad espontánea y deprime la actividad desencadenada. (Ver artículo: Dextropropoxifeno)

Estudios en perros anestesiados y preparaciones aisladas de órganos muestran que la propafenona tiene actividad beta-simpaticolítica a aproximadamente 1/50 de la potencia del propranolol. Los estudios clínicos que emplean el desafío del isoproterenol y las pruebas de ejercicio después de dosis únicas de propafenona indican una potencia de bloqueo beta adrenérgico (por mg) de aproximadamente 1/40 la del propranolol en el hombre.

En ensayos clínicos, se observaron disminuciones de la frecuencia cardíaca en reposo de alrededor del 8% en el extremo superior del rango de concentración plasmática terapéutica. A concentraciones muy altas in vitro, la propafenona puede inhibir la lenta corriente interna transportada por el calcio, pero este efecto antagonista del calcio probablemente no contribuya a la eficacia antiarrítmica. Además, la propafenona inhibe una variedad de corrientes de potasio cardíaco en estudios in vitro (es decir, el transitorio hacia afuera, el rectificador retardado y la corriente rectificadora hacia adentro).

La propafenona tiene una actividad anestésica local aproximadamente igual a la procaína. En comparación con la propafenona, el metabolito principal, la 5-hidroxi propafenona, tiene una actividad similar en los canales de sodio y calcio, pero una actividad de betabloqueo 10 veces menor (la N Propil Propafenona tiene una actividad más débil en los canales de sodio pero una afinidad equivalente para los beta receptores).

Dosis

La dosis de propafenona requiere ser estimada individualmente en acción de la respuesta y la tolerancia. Se recomienda dar inicio a la terapia con 150 mg de propafenona cada ocho horas (450 mg/día). La dosis puede ser aumentada en un mínimo de 3 a 4 intervalos de día a 225 mg cada 8 horas (675 mg/día). Si se necesita un efecto terapéutico adicional, la dosis de propafenona puede aumentarse a 300 mg cada 8 horas (900 mg/día). No se ha establecido la utilidad y seguridad de las dosis que superan los 900 mg por día.

Para las personas que padecen de insuficiencia hepática o las personas que sufren de ensanchamiento rapido y significativo del complejo QRS o de igual manera del bloqueo AV que podría ser de segundo o tercer grado, si es así se recomienda tomar en cuenta una reducción de dosis.

Al igual que con otros agentes antiarrítmicos, en los ancianos o en pacientes con arritmias ventriculares con un marcado daño miocárdico previo, la dosis de propafenona debe aumentarse más gradualmente durante la fase inicial del tratamiento.

Dosis usual en adultos para fibrilación auricular

propafenona

Dosis inicial:
Liberación inmediata: 150 mg por vía oral cada 8 horas.
Liberación prolongada: 225 mg cada 12 horas.

Dosis de mantenimiento:
Liberación inmediata: Puede aumentarse a intervalos mínimos de 3 a 4 días a 225 mg cada 8 horas y, si es necesario, a 300 mg cada 8 horas.
Liberación prolongada: Puede aumentarse después de 5 días de terapia a 325 mg cada 12 horas. Dosis de hasta 425 mg cada 12 horas son necesarias para algunos pacientes.

Dosis usual para el aleteo auricular en adultos

Dosis inicial:
Liberación inmediata: 150 mg por vía oral cada 8 horas.
Liberación prolongada: 225 mg cada 12 horas.

Dosis de mantenimiento:
Liberación inmediata: Puede aumentarse a intervalos mínimos de 3 a 4 días a 225 mg cada 8 horas y, si es necesario, a 300 mg cada 8 horas.
Liberación prolongada: Puede aumentarse después de 5 días de terapia a 325 mg cada 12 horas. Dosis de hasta 425 mg cada 12 horas son necesarias para algunos pacientes.

Dosis usual en adultos para taquicardia ventricular

Dosis inicial:
Liberación inmediata: 150 mg por vía oral cada 8 horas.
Liberación prolongada: 225 mg cada 12 horas.

propafenona

Dosis de mantenimiento:
Liberación inmediata: Puede aumentarse a intervalos mínimos de 3 a 4 días a 225 mg cada 8 horas y, si es necesario, a 300 mg cada 8 horas.
Liberación prolongada: Puede aumentarse después de 5 días de terapia a 325 mg cada 12 horas. Dosis de hasta 425 mg cada 12 horas son necesarias para algunos pacientes.

Dosis usual en adultos para el Síndrome de Wolff-Parkinson-White

Dosis inicial:
Liberación inmediata: 150 mg por vía oral cada 8 horas.
Liberación prolongada: 225 mg cada 12 horas.

Dosis de mantenimiento:
Liberación inmediata: Puede aumentarse a intervalos mínimos de 3 a 4 días a 225 mg cada 8 horas y, si es necesario, a 300 mg cada 8 horas.
Liberación prolongada: Puede aumentarse después de 5 días de terapia a 325 mg cada 12 horas. Dosis de hasta 425 mg cada 12 horas son necesarias para algunos pacientes.

Efectos secundarios

Se pueden presentar mareos, dolor de cabeza, sabor metálico o salado en la boca, náuseas o vómitos, estreñimiento, ansiedad y cansancio. Si cualquiera de estos efectos persiste o empeora, dígaselo a su médico o farmacéutico inmediatamente. (Ver artículo: Tramadol)

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha juzgado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de efectos secundarios. Muchas personas que usan esta medicina no tienen efectos secundarios graves.

propafenona

Dígale a su médico inmediatamente si alguno de estos efectos secundarios raros pero muy serios ocurre: señales de infección (como fiebre alta, escalofríos severos, debilidad, dolor de garganta persistente), señales de problemas del hígado (como náusea/vómito persistente, dolor estomacal/abdominal, ojos/piel amarillentos, orina oscura), síntomas de insuficiencia cardíaca que empeoran (como falta de aliento, tobillos/pies hinchados, cansancio inusual, aumento de peso inusual/súbito).

Busque la asistencia médica urgente si alguno de estos efectos secundarios raros pero serios ocurre: desmayo, latido del corazón más rápido/más irregular, mareo severo.

Una reacción alérgica muy grave al fármaco es poco común. Sin embargo, busque atención médica de rápida respuesta si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo: sarpullido, picazón/hinchazón (y muy considerablemente de la cara/lengua/garganta), mareos severos, dificultad para respirar.

Experiencia en ensayos clínicos

Debido a que los ensayos clínicos se llevan a cabo en condiciones muy diversas, las tasas de reacciones adversas observadas en los ensayos clínicos de un fármaco no pueden compararse directamente con las tasas en los ensayos clínicos de otro fármaco y pueden no reflejar las tasas observadas en la práctica.

propafenona

Las reacciones adversas asociadas con la propafenona ocurren con mayor frecuencia en los sistemas gastrointestinal, cardiovascular y nervioso central. Alrededor del 20% de los pacientes tratados con la propafenona han interrumpido el tratamiento debido a reacciones adversas.

Las reacciones adversas reportadas para > 1.5% de 474 pacientes con SVT que recibieron propafenona en ensayos clínicos en EE.UU. se presentan en la Tabla 1 por incidencia y porcentaje de discontinuación, reportado al porcentaje más cercano.

En los ensayos controlados en pacientes con arritmia ventricular, las reacciones más comunes reportadas para la propafenona y más frecuentes que en el placebo fueron sabor inusual, mareos, bloqueo AV de primer grado, retraso en la conducción intraventricular, náuseas y/o vómitos y estreñimiento. El dolor de cabeza también fue relativamente frecuente, pero no aumentó en comparación con el placebo.

Otras reacciones que se informaron con más frecuencia que en el placebo o el comparador y que no se informaron ya en otras partes incluyeron ansiedad, angina, bloqueo AV de segundo grado, bloqueo de la rama del haz, pérdida del equilibrio, insuficiencia cardíaca congestiva y dispepsia.

Las reacciones adversas reportadas para ≥ 1% de 2,127 pacientes con arritmia ventricular que recibieron propafenona en ensayos clínicos estadounidenses fueron evaluadas por dosis diaria. Las reacciones adversas más comunes parecieron estar relacionadas con la dosis (pero tenga en cuenta que la mayoría de los pacientes pasaron más tiempo con las dosis mayores), especialmente mareos, náuseas y/o vómitos, sabor inusual, estreñimiento y visión borrosa.

propafenona

Algunas reacciones menos comunes también pueden estar relacionadas con la dosis, como el bloqueo AV de primer grado, la insuficiencia cardíaca congestiva, la dispepsia y la debilidad. Otras reacciones adversas incluyeron erupción, síncope, dolor de pecho, dolor abdominal, ataxia e hipotensión.

Además, las siguientes reacciones adversas se reportaron con menos frecuencia del 1%, ya sea en ensayos clínicos o en experiencia de comercialización. La causalidad y la relación con el tratamiento con propafenona no pueden juzgarse necesariamente a partir de estos eventos.

Sistema cardiovascular: Aleteo auricular, disociación AV, paro cardíaco, sofocos, sofocos, síndrome del seno enfermo, pausa o paro sinusal, taquicardia supraventricular.

Sistema nervioso: Sueños anormales, habla anormal, visión anormal, confusión, depresión, pérdida de memoria, entumecimiento, parestesias, psicosis/manía, convulsiones (0.3%), tinnitus, sensación olfativa inusual, vértigo.

Gastrointestinal: Colestasis, elevación de las enzimas hepáticas (fosfatasa alcalina, transaminasas séricas), gastroenteritis, hepatitis.

propafenona

Hematológico: Agranulocitosis, anemia, hematomas, granulocitopenia, leucopenia, púrpura, trombocitopenia.

Otro: Alopecia, irritación ocular, impotencia, aumento de glucosa, ANA positivo (0,7%), calambres musculares, debilidad muscular, síndrome nefrótico, dolor, prurito.

Precauciones

Si se desea tomar propafenona, se debe previamente anunciar a los expertos en el area, como lo son los doctores y trabajadores de farmacias, si se es alérgico a este o si se cree ser alérgico a este o cualquier otro medicamento. Las presentaciones de este fármaco puede que cuenten con ingredientes que no se encuentran activos, lo que puede que causen reacciones alérgicas, o incrementa el riesgo.

Antes de usar esta medicina, dígale a su médico o farmacéutico su historial médico, especialmente de: problemas respiratorios (como asma, bronquitis crónica, enfisema), problemas renales, problemas hepáticos, miastenia grave, una condición cardiaca hereditaria (Síndrome de Brugada).

La propafenona puede causar una afección que afecta el ritmo cardíaco (prolongación del QT). La prolongación del QT rara vez puede causar latidos cardíacos rápidos/irregulares graves (raramente mortales) y otros síntomas (como mareos graves, desmayos) que requieren atención médica de inmediato.

propafenona

El riesgo de prolongación del QT puede aumentar si usted tiene ciertas condiciones médicas o está tomando otros medicamentos que pueden causar prolongación del QT. Antes de usar la propafenona, dígale a su médico o farmacéutico de todos los medicamentos que toma y si usted tiene cualquiera de las siguientes condiciones: ciertos problemas cardíacos (insuficiencia cardíaca, latidos cardíacos lentos, prolongación del QT en el EKG), antecedentes familiares de ciertos problemas cardíacos (prolongación del QT en el EKG, muerte cardíaca repentina).

Los niveles bajos de potasio o magnesio en la sangre también pueden aumentar el riesgo de prolongación del QT. Este riesgo puede aumentar si usted usa ciertos medicamentos (como diuréticos/»diuréticos») o si tiene condiciones tales como sudoración severa, diarrea o vómitos. Hable con su médico sobre el uso seguro de la propafenona.

Esta medicina podría causar sensación de mareo. Mezclarlo con alcohol o marihuana podría incrementar el riesgo de los posibles mares y serían mucho más fuertes. Se recomienda no manejar autos que se consideran de maquinaria pesada, se recomienda esperar a  que se le indique que esta bien usarlos. Limite las bebidas alcohólicas. Hable con su médico si usted está consumiendo marihuana.

propafenona

Antes de someterse a la cirugía, dígale a su médico o dentista que usted está usando esta medicina. Los adultos mayores pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente a la prolongación del QT.

Mientras que se esta en periodo de embarazo, esta medicina solamente debe ser ingerida si el  medico lo considera estrictamente necesario. Discuta cuales son los beneficios que sobrepasan los riesgos de afectar al feto. Este medicamento, tras una realización de estudios se vio que pasa a la leche materna, es por ello que se recomienda no ingerirlo smientras que el bebe este sano.  Esta medicina pasa a la leche materna y puede tener efectos indeseables en un bebé que está amamantando.

Taquicardia supraventricular paroxística

La taquicardia supraventricular paroxística (TSVP) es un tipo de taquicardia supraventricular. Con frecuencia, las personas no tienen síntomas. De lo contrario, los síntomas pueden incluir palpitaciones, sensación de mareo, sudoración, falta de aliento y dolor torácico. Los episodios comienzan y terminan repentinamente.

Se desconoce la causa. Los factores de riesgo incluyen el alcohol, la cafeína, la nicotina, el estrés psicológico y el síndrome de Wolff-Parkinson-White, que con frecuencia se hereda de los padres de una persona. El mecanismo subyacente típicamente involucra una vía accesoria que resulta en el reingreso. El diagnóstico es típicamente por medio de un electrocardiograma (ECG) que muestra complejos QRS estrechos y un ritmo cardíaco rápido típicamente entre 150 y 240 latidos por minuto.

Las maniobras vagales, como la maniobra de valsalva, a menudo se utilizan como tratamiento inicial. Si no es efectivo y la persona tiene una presión arterial normal, se puede probar el medicamento adenosina. Si la adenosina no es efectiva, se pueden usar bloqueadores del canal de calcio o betabloqueadores. De lo contrario, el tratamiento es la cardioversión sincronizada. Los episodios futuros se pueden prevenir con la ablación con catéter.

Aproximadamente 2.3 por cada 1000 personas tienen taquicardia supraventricular paroxística. Por lo general, los problemas comienzan entre los 12 y los 45 años de edad. Las mujeres se ven afectadas con más frecuencia que los hombres. Los resultados en aquellos que de otra manera tienen un corazón normal generalmente son buenos. Se puede realizar una ecografía del corazón para descartar problemas cardíacos subyacentes.

Fibrilación auricular

La fibrilación auricular (FA por sus siglas) es un ritmo cardíaco anormal caracterizado por un latido rápido e irregular de las aurículas. A menudo comienza como breves períodos de latidos anormales que se vuelven más largos y posiblemente constantes con el tiempo. Con frecuencia, los episodios no presentan síntomas. Ocasionalmente, puede haber palpitaciones cardíacas, desmayos, mareos, dificultad para respirar o dolor torácico. La enfermedad está asociada con un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca, demencia y accidente cerebrovascular. Es un tipo de taquicardia supraventricular.

La presión arterial alta y la cardiopatía valvular son los factores de riesgo alterables más comunes de la FA. Otros factores de riesgo relacionados con el corazón incluyen insuficiencia cardíaca, arteriopatía coronaria, miocardiopatía y cardiopatía congénita. En el mundo en desarrollo, la enfermedad valvular cardíaca a menudo ocurre como resultado de la fiebre reumática.

Los factores de riesgo relacionados con los pulmones incluyen EPOC, obesidad y apnea del sueño. Otros factores incluyen el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo, la diabetes mellitus y la tirotoxicosis. Sin embargo, la mitad de los casos no están asociados con ninguno de estos riesgos. El diagnóstico se hace al sentir el pulso y se puede confirmar usando un electrocardiograma (ECG). Un ECG típico en la FA no muestra ondas P y una frecuencia ventricular irregular.

La FA a menudo se trata con medicamentos para disminuir la frecuencia cardíaca a un rango casi normal (conocido como control de frecuencia) o para convertir el ritmo en ritmo sinusal normal (conocido como control de ritmo). La cardioversión eléctrica también se puede utilizar para convertir la fibrilación auricular en un ritmo sinusal normal y a menudo se utiliza de forma emergente si la persona es inestable. La ablación puede prevenir la recurrencia en algunas personas.

Para las personas en bajo riesgo de accidente cerebrovascular, generalmente no se requiere ningún tratamiento específico, aunque ocasionalmente se puede considerar el uso de ácido acetilsalicílico (aspirin) o un anticoagulante. Para las personas con un riesgo más que bajo, generalmente se recomienda un medicamento anticoagulante. Los medicamentos anticoagulantes incluyen warfarina y anticoagulantes orales directos. La mayoría de las personas tienen mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Aunque estos medicamentos reducen el riesgo de accidente cerebrovascular, aumentan las tasas de hemorragia grave.

propafenona

La fibrilación auricular es el ritmo cardíaco anormal grave más común. En Europa y América del Norte, a partir de 2014, afecta a entre el 2 y el 3% de la población. Esto supone un aumento del 0,4 al 1% de la población hacia 2005. En el mundo en desarrollo, aproximadamente el 0,6% de los hombres y el 0,4% de las mujeres se ven afectados. El porcentaje de personas con FA aumenta con la edad, con un 0,1% de personas menores de 50 años, un 4% de personas entre 60 y 70 años y un 14% de personas mayores de 80 años afectadas.

La fibrilación auricular y la fibrilación auricular causaron 193,300 muertes en 2015, en comparación con 29,000 en 1990. El primer reporte conocido de un pulso irregular fue por Jean-Baptiste de Sénac en 1749. Esto fue documentado por primera vez por ECG en 1909 por Thomas Lewis.

Nota importante: si bien se proporciona toda al información posible con respecto a una cantidad numerosa de medicamentos, su uso, la dosis correcta, efectos secundarios, y otros aspectos, es importante consultar a su médico antes de decidir ingerir algún tipo de medicamento  relacionado a cualquier problema que se presente en el cuerpo, en vista de que podría poner en riesgo su vida, los médicos son una fuente confiable que asegura de la mejor manera su salud. Se les recuerda que este artículo tiene fines informativos solamente, la automedicación no es correcta si compromete su salud.

Para una mejor comprensión del texto, se anexa el siguiente video relacionado al medicamento: 

(Visited 2.188 times, 1 visits today)